La encuesta secreta

Dicen que se le mudó la color y el pelo se le puso aún más blanco cuando vio los datos de todas las maneras posibles. Nada, por más vueltas y revueltas que le dio al sondeo sobre la intención de voto en Sevilla, los resultados eran catastróficos según su punto de vista, naturalmente, pues otros hubieran opinado radicalmente lo contrario. Era ‘El hundimiento’ pero con  Monteseirín refugiado en el búnker de la Plaza Nueva como protagonista y al que el 85% de los simpatizantes del PSOE confesaban que no votarían ni locos. Si eso decían los simpatizantes, imaginen qué decía el resto. A la vista estaba la intención de voto: el PP de Zoido, 19 concejales, mayoría súper absolutísima; el PSOE de los restos del naufragio del alcalde, 10 ediles y bajando. IU con Torrijos, 4. Aquello no había forma de precocinarlo ni de cocinarlo, ni mucho menos de maquillarlo. ¿Qué hacer?  Hasta se peleó con su equipo, pero logró meterla en un cajón,  y desde entonces es como la película aquella del espía británico en Huelva en la II Guerra Mundial: la encuesta que nunca existió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *