Buena pesca

Antes de que los noruegos lo domesticaran en sus piscifactorías de los fiordos –yo he visto cómo les echan pienso desde carretillas en plan ‘pitas, pitas’- y pasara de ser lujo escaso a plato habitual, el salmón era tan abundante que los mineros asturianos del XIX se sublevaron hartos de que  lo sirvieran como rancho en el tajo. Las comidas de trabajo, aunque sean manjares, acaban siendo un fastidio, de ahí que el entorno de Mellet, el exdirector general de Mercasevilla, no haya dado mayor importancia a las facturas cargadas a la Visa de la empresa municipal a su servicio: 530 euros en ‘La Buena Pesca’, especializado en marisco; 149 euros en el ‘Asador de Aranda’; 173 euros en  el ‘Oriza’, y 323 de otra comida en  ‘Alcuza’. Ya no sé si estos directivos comen para trabajar o hacen como que trabajan para comer siempre a costa del contribuyente. El  Gobierno estudia quitar la ayuda de 426 euros/mes a los parados de larga duración:   menos dinero aún que una comida en ‘La Buena Pesca’. ¿Y si probara a retirarles la Visa a todos en los que estamos  pensando?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *