Cenicienta

Para celebrar su XX  aniversario, al Maestranza le han reducido el presupuesto en un 18%, y a la Sinfónica, en un 20%. Y como el tijeretazo se aplica sobre recortes previos, llueve sobre mojado. La cultura es la cenicienta cuando los políticos meten la tijera y no saben dónde, como la publicidad es lo primero que recortan las empresas en la crisis pese a que los gurús recomiendan lo contrario. Según la propaganda oficial, el teatro sevillano es una industria  cultural creadora de riqueza, tanta que un estudio revela que por cada euro que recibe de las Administraciones genera tres. Pues ésta es la credibilidad que le dan al informe: en vez de incrementar las funciones para multiplicar la riqueza, las reducen. Así consiguen lo contrario: empobrecimiento cultural –no sólo de pan vive el hombre- y económico. Y esto en la ‘Ciudad de la Música’, según la Unesco, y en la urbe equiparable musicalmente a Viena, según Halffter. Lo que no dijo don Pedro es que mientras en Sevilla sólo se programan  88 representaciones, en Viena se pone en cartel una ópera cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *