La mochila

El dilecto colega Javier Rubio escribe: “Uno de los grandes misterios de la Humanidad en vacaciones, qué llevan los turistas en la mochila. No falla: un turista, una mochila. Y no una bolsita cualquiera, sino un saco…¿Qué llevan los tíos ahí?”. Me alegra que haga esa pregunta porque he sido  cocinero antes que fraile y por estar cansado de los denuestos de los prebostes contra los turistas “de mochila y alpargata”. Veamos: mochila media, con dos departamentos desde la cintura hasta el cuello, más otro menor. Departamento más cerca de la espalda, para preservar del calor o el frío el contenido: varios bocadillos y botellas de agua, alguna pieza de fruta, servilletas de papel y bolsas vacías. Segundo:  paraguas para la lluvia o el sol, rebeca o chubasquero, gorra, gafas de sol, diccionario de bolsillo, plano de la ciudad, mapa del transporte y cámara de fotos. Tercero: pilas recargables, tarjetas de fotos, bloc de notas, bolígrafos, líquido de manos. Ah, y como diría Napoleón, piesen que cada turista puede llevar en su mochila el bastón de un futuro mariscal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *