Único

Llegó, vio y perdió. Me refiero al (sin) alcalde, que llegó a Turquía de gañote con Marset y con la coartada de que su amigo Erdogan, el del zapato, le iba a enseñar cómo se organiza un Mundobásquet; vio el decisivo partido de España contra Serbia y resultó ser  gafe, porque el base balcánico enchufó un triple estratosférico a falta de tres segundos que dejó K.O. a la ‘Roja’. Monteseirín es como el brandy, además de por añejo pese a que se las da de muy ‘modelno’, por ser el único que es único. Sí, porque el (sin) ha sido el único alcalde de todas las ciudades sede del próximo campeonato que se ha ido cinco días a Turquía, mientras que los demás declinaron la invitación o delegaron en segundos o terceros niveles porque tenían cosas mucho más importantes que hacer en estos tiempos de crisis y convulsión. Pero el (sin), como ya es un cero a la izquierda para su partido y está más tutelado que Zapatero por la Merkel, demuestra con sus excursiones que Sevilla está sin alcalde desde hace mucho tiempo. A él le da igual. ‘Carpe diem’. Que le quiten lo viajao.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *