La caída en los contratos juveniles deja en evidencia a la ministra Báñez

Las tablas de contratación en Sevilla capital y provincia que recoge el Servicio Público de Empleo (antiguo Inem) sobre la evolución de los contratos para menores de 30 años registrados en los cinco primeros meses del último septenio revelan que, al contrario de lo afirmado por la ministra Fátima Báñez, Sevilla no es precisamente la “capital europea del empleo juvenil”.

La ministra de Empleo y Seguridad Social hizo esta afirmación durante la firma del convenio con el alcalde, Juan Ignacio Zoido, de adhesión de la ciudad a la Estrategia del Emprendimiento y Empleo Joven 2013-1016. Según Fátima Báñez, esta Estrategia ya ha beneficiado a 1.700 jóvenes en la provincia de Sevilla con medidas como la tarifa plana de 50 euros para emprender como autónomos, y de los 41.400 nuevos jóvenes autónomos que se han dado de alta en España, 8.700 son de Andalucía.

Sin embargo, según los datos oficiales de contratación registrados en Sevilla capital por el Servicio Público de Empleo (antiguo INEM), en los cinco primeros meses de 2013 se han inscrito en nuestra ciudad 283 contratos indefinidos menos que en el mismo periodo de 2012 en el tramo de edad de menores de 30 años; 1.123 contratos menos que en los cinco primeros meses de 2011; 1.556 menos que en el mismo periodo de 2010; 1.929 menos que en 2009; 4.741 menos que en 2008; 5.764 menos que en 2007 y 3.824 menos que en 2006. La comparación abarca, pues, el mismo periodo antes de la crisis económica y durante la misma y demuestra que la Reforma Laboral aprobada por el Gobierno de la nación no está sirviendo para crear empleo para los jóvenes sevillanos.

Si se analiza la evolución de las contrataciones de carácter temporal, se han firmado en los primeros cinco meses del año en curso 736 contratos menos que en el mismo periodo de 2012; 16.208 menos que en 2011; 8.309 menos que en 2010; 10.598 menos que en 2009; 35.384 menos que en 2008; 42.774 menos que en 2007 y 43.387 menos que en los cinco primeros meses de 2006. El balance, pues, es aún peor que en el caso anterior y lleva a la misma conclusión sobre el nulo efecto de la Reforma Laboral para el empleo juvenil.

Esta norma tampoco ha servido para crear 3.170 empleos juveniles en la provincia. Los datos del Servicio Público de Empleo demuestran que en los cinco primeros meses de 2013 se han registrado 634 contratos indefinidos menos que en el mismo periodo de 2012; 1.952 menos que en 2011; 2.597 menos que en 2010; 3.505 menos que en 2009 y 8.506 menos que en 2008.

Si se están produciendo altas de jóvenes como autónomos no es precisamente por la Estrategia del Gobierno en este sentido, sino porque la juventud se ve empujada a esta única opción ante la caída de los contratos laborales tanto indefinidos como temporales. A falta de poder trabajar para terceros, la alternativa es el autoempleo. Dado que este programa de fomento no existía hace un año, es imposible establecer una comparación objetiva a la hora de evaluar el resultado de esta medida, que no se puede contextualizar, lo que le permite a la ministra lanzar el mensaje triunfalista de su comparecencia en Sevilla.

Pero tampoco en este ámbito hay razones para lanzar las campanas al vuelo, ya que de las diecisiete comunidades autónomas de España, Andalucía es la que comparativa y proporcionalmente tiene un menor índice de autónomos, reflejo también de su menor capacidad de emprendimiento. Nuestra comunidad es el farolillo rojo de la estadística de autónomos, por detrás incluso de Extremadura y Canarias, y su 12 ó 13% de población activa autónoma contrasta con el más del 20% que se registran en el País Vasco y Navarra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *