Rentas

La presentación de la declaración de la renta de los consejeros de la Junta y sus cónyuges y ‘cónyugas’, todos y todas, sigue dando juego, y no sólo porque uno de cada tres miembros de nuestro Gobiernillo sea rico conforme a sus propios criterios. Sólo hay cuatro consejeros (atención, lobby feminista, que viene una discriminación de, como dicen, género), todas mujeres, menos Jiménez Barrios, que ganan menos que Susana Díaz. Todos los demás, más que la pobre presidenta. Y todos los consejeros sin excepción, independientemente de su profesión, sexo (que no género) o circunscripción, ganan más que sus parejas en el mercado laboral, que éste sí que es duro. Resalta la enorme diferencia salarial existente entre Susana Díaz y Diego Valderas y sus respectivas medias naranjas, que no pasan de mileuristas y gracias. ¿Qué rentas habría percibido Valderas si se hubiera quedado de repartidor de bombonas en su pueblo en vez de dar un salto adelante más aún que el de Mao? Los IRPF de la Junta demuestran que fuera de la política, como decía el otro del PSOE, hace mucho frío.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *