Dinero del parking de Bami tapará ‘agujeros’ de la Feria de Abril

La decisión del gobierno municipal de adjudicar mediante futura concesión la terminación y explotación del aparcamiento subterráneo de Bami, sito en la plaza Rafael Salgado y con 610 plazas de capacidad, permitirá, merced a una modificación presupuestaria, reutilizar parcialmente una partida existente de 400.000 euros y destinarla a otros fines, como tapar deudas por el montaje de la última Feria de Abril celebrada durante el mandato de Zoido como alcalde.

Espadas ha dado un giro a los planes que tenía su antecesor para el inacabado aparcamiento subterráneo de la plaza Rafael Salgado, en el barrio de Bami, cuyos vecinos están ahora divididos entre partidarios y detractores de la zona azul.

Mientras que con Zoido como alcalde el Ayuntamiento tenía intención de acabar el parking y venderlo, para cuya primera fase del proyecto había reservado una partida de 400.000 euros, el gobierno dirigido por Espadas ha decidido que el concesionario al que se adjudique la explotación del aparcamiento se haga cargo de todo, desde finalizar la parte que falta hasta la gestión de las plazas de estacionamiento.

Este cambio de política permite disponer para otros fines del dinero que se había consignado en los Presupuestos, como pagar las deudas que han aflorado por el montaje de la Feria de Abril y para las que no se habían previsto fondos suficientes en los actuales Presupuestos municipales, elaborados durante el mandato de Zoido.

Según se ha sabido ahora, casi cinco meses después de celebrada la Feria, hay pendientes de pago facturas por valor de 231.798,71 euros, que se sacarán del dinero destinado en principio a acabar con el parking de Bami.

La empresa Ferrovial ha pasado al cobro al Consistorio siete facturas, e Iluminaciones Ximénez, una, por trabajos como el montaje y desmontaje de la portada y en la caseta municipal, instalaciones en casetas de un módulo, pintura de farolas en el Real y reparación de averías eléctricas.

Según el expediente abierto para el abono de los trabajos, se pone de manifiesto que no se siguieron las normas de procedimiento aplicable, habiéndose realizado gastos sin ser previamente intervenidos, fiscalizados y posteriormente aprobados por el órgano correspondiente, antes de su realización.

Estas afirmaciones van en línea con las denuncias previas sobre el presunto descontrol administrativo que existía en el montaje de la Feria de Abril y que pusieron al jefe del Servicio, Rafael Carretero, en el disparadero, hasta el punto de que el Ayuntamiento anunció que elevaría el caso a la Fiscalía por si ésta estimaba la procedencia de abrir una investigación más a fondo al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *