Venta forzosa de solares de la Banca en Sevilla Este

El Pleno del Ayuntamiento ha desestimado los recursos interpuestos por el BBVA como acreedor hipotecario y de Building Center (compañía inmobiliaria en que La Caixa suele aparcar los solares, viviendas y edificios que se ha adjudicado durante la crisis económica) y tras declarar el incumplimiento del deber de edificar en 34 solares de Sevilla Este optará por su venta forzosa para que terceros lo hagan.

Estos solares fueron en origen propiedad de Inmobiliaria Osuna, que tenía por objetivo su desarrollo urbanístico. Por diversas circunstancias acabaron en poder de La Caixa y sus filiales inmobiliarias, Building Center y Servihábitat.

El Ayuntamiento suscribió unos convenios urbanísticos con estos nuevos propietarios para la programación de las actuaciones edificatorias en los terrenos. Como pasaban los años y no se cumplían los términos del acuerdo, el Consejo de Gobierno de la Gerencia de Urbanismo de fecha 18 de junio de 2014 acordó la resolución de los acuerdos, incluir los 34 solares que fueron objeto del convenio en el Registro Municipal de Solares y Edificaciones Ruinosas, declarar el incumplimiento del deber de edificar y optar por la venta forzosa para su ejecución por sustitución.

Contra este acuerdo de la Gerencia interpusieron recursos de alzada el BBVA en su calidad de acreedor hipotecario y Building Center como propietaria sobrevenida. La Gerencia, por su parte, propuso al Pleno municipal la desestimación de los recursos, y éste se ha pronunciado en esa línea, por lo que seguirá adelante el proceso de su inclusión en el Registro y su venta forzosa.

NUEVE AÑOS

La historia ‘maldita’ de estos 34 solares de Sevilla Este viene de lejos, ya que el 16 de febrero de 2006 (mandato de Monteseirín) la Gerencia había acordado un convenio de gestión urbanística con Inversiones Noga, Inonsa e Inmobiliaria Osuna, todas pertenecientes al mismo grupo granadino de Nicolás Osuna.

En virtud de aquel convenio, Osuna se comprometió a la construcción de 2.161 viviendas en los sectores 3,4,5 y 13 de los planes parciales 2,3 y 4.  Sin embargo cuando, ya en 2014, el gobierno local presidido entonces por Zoido hizo balance del convenio constató que en los ocho años transcurridos desde su firma sólo se habían construido 51 de las 2.161 viviendas comprometidas, un paupérrimo 2,36% del total, mientras que el resto ni siquiera se habían iniciado.

Según el convenio, las entidades firmantes debían programar la solicitud de licencia de edificación en los solares  en un marco temporal de ocho años, a razón de, como mínimo, 180 viviendas anuales, un compromiso que no se cumplió ni siquiera tras conceder el Ayuntamiento dos suspensiones del plazo hasta entonces.

La situación no ha variado sustancialmente en este tiempo, en el que el Ayuntamiento admitió alegaciones de las entidades bancarias que habían sustituido a Osuna y pese a que, según su criterio, las presentaron tres días después del plazo legalmente establecido, en diciembre de 2014.

La desestimación de aquellas alegaciones y del posterior recurso de alzada implicarán no solamente la inclusión de los solares en el Registro Municipal para su venta forzosa, sino también la ejecución del aval de 221.963 euros depositado hace años como garantía económica ante posibles incumplimientos del deber urbanístico de edificar.

FIN DE LA MORATORIA

Hay una circunstancia añadida, ya que atendiendo a la crisis económica y al estallido de la burbuja inmobiliaria, el Ayuntamiento acordó hace un año la paralización de los plazos de los procedimientos de valoración de los solares no construidos y de su subasta pública, un acuerdo que expirará antes de que acabe este mes de noviembre.

En ese momento, de no mediar una nueva prórroga, todos los expedientes sobre solares no edificados y que están actualmente ‘congelados’ se reactivarían desde el punto en que estaban y podrían acabar incluidos en el Registro Municipal y en venta forzosa como éstos de Sevilla Este, con lo que se crearía un problema de magnitud desconocida hasta ahora en la ciudad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *