Sevilla es la gran urbe con más viviendas vacías durante la crisis

El debate político sobre las primeras Ordenanzas Fiscales de la era Espadas sirvió para resucitar la cuestión de las viviendas vacías en Sevilla y para que el PSOE apoyara una enmienda de IU y Participa, en la que ambas formaciones de izquierda pedían la imposición de un recargo municipal a los pisos desocupadas. La crisis económica, al contrario que en otras grandes urbes del país, no ha servido para desinflar la burbuja inmobiliaria en nuestra ciudad donde en vez de reducirse se ha incrementado el número de viviendas sin ocupación.

El Instituto Nacional de Estadística (INE)  actualiza cada diez años el censo de población y vivienda de España. En abril de 2013 divulgó los datos recopilados para el periodo 2001-2011, que llega, pues, hasta el primer trienio de la peor crisis económica en la historia reciente.

La estadística revela que en el término municipal de Sevilla existen un total de 337.225 viviendas de todas las tipologías, de las cuales el 79,6% (268.431) son principales al constituir la residencia habitual de alguna persona o familia; el 14,3% (48.223) están vacías y el 6,1% (20.570) son segundas residencias.

Por tanto, las 48.223 viviendas desocupadas en la capital suponen el 38,18% de todas las existentes en la provincia, que ascienden a 126.290.

Más significativo es que mientras el número de viviendas desocupadas ha caído durante el periodo que concluyó a mitad de la crisis en cuatro de las tradicionalmente consideradas como las siete grandes urbes del país (aunque en realidad Bilbao ya ha sido sobrepasada en población por Murcia, Palma de Mallorca y Las Palmas de Gran Canaria), Sevilla ha sido donde más se ha incrementado, ya sea por pérdida de población (cayó por debajo de los 700.000 habitantes y perdió dos concejales en las últimas elecciones municipales), por adquisiciones pensando en su futura revalorización o para residencia durante los estudios de los hijos u otras razones.

En el último decenio estudiado, el número de viviendas desocupadas en Sevilla capital se incrementó en un 10,3%, superando a Zaragoza (+8,8%) y Málaga (+7,75%), mientras que ha caído en Madrid (-14,2%), Barcelona (-12,41%), Valencia (-12,6%), Bilbao (-11,4%) y hasta en las turísticas Palma de Mallorca (-30,3%) y Santa Cruz de Tenerife (-31,1%)..

Además de en Sevilla, el número de viviendas vacías ha crecido en todas las capitales de provincia andaluzas, sobre todo en Almería (nada menos que en un +87%), Granada (+26,4%) y Cádiz (+ 25,60%).

DATOS DE LA PROVINCIA

En cuanto a la provincia de Sevilla, Morón de la Frontera es el decimoquinto municipio de España con mayor proporción de viviendas vacías, con un 22,7% del total, o lo que es lo mismo, 3.266, pero no es allí donde más se han incrementado las viviendas sin ocupación durante el decenio 2001-1011, ya que esta condición corresponde a Mairena del Aljarafe, con un +62,3%, hasta sumar un total de 3.332  (un 17,8% de todas las del término).

El segundo municipio con más viviendas vacías de la provincia de Sevilla es Lebrija, donde tras incrementarse en un 46,3% se eleva al 18,4% del total de las existentes y alcanzan las 2.195.

En números absolutos, los municipios de la provincia con más viviendas sin ocupar son Dos Hermanas (un total de 5.267), Alcalá de Guadaíra (4.101), Mairena del Aljarafe (3.332), Écija (3.286), Morón de la Frontera (3.266), Utrera (3.146), Coria del Río (2.413), Lebrija (2.195), Carmona (1.729) y Los Palacios y Villafranca (1.453).

RECARGO A LAS VIVIENDAS VACÍAS

En el Pleno municipal en que se aprobaron las Ordenanzas Fiscales de Sevilla, las fuerzas de la izquierda acordaron imponer un recargo sobre los bienes inmuebles desocupados de un 50%.

Quedarán exentas las edificaciones destinadas a un uso regulado en la legislación turística, las viviendas cuya propiedad esté a nombre de personas físicas, las viviendas que sean usadas de forma efectiva mediante su arrendamiento como fincas urbanas celebrado por temporadas sea ésta de verano o cualquier otro, y el celebrado para ejercerse en la finca una actividad industrial, comercial, artesanal, profesional, recreativa, asistencial,cultural, o docente siempre que cuenten con los requisitos legales para su ejercicio.

La aplicación queda supeditada al levantamiento de la suspensión cautelar por parte del Tribunal Constitucional de la Ley 4/2013 de 1 de octubre de medidas para asegurar el cumplimiento de la función social de la vivienda de la Junta de Andalucía, por lo que en la práctica este recargo aún no se puede imponer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *