El proyecto de demoliciones en el Alcázar no pasó por su Consejo de Gobierno

El proyecto de demoliciones de las construcciones adosadas internamente a las murallas del Alcázar por el patio del León y de reformas de la Casa del Militar y de la Sala de Justicia, entre otras actuaciones, ha provocado malestar en el seno del Consejo de Gobierno del Patronato del monumento, que no tenía ningún conocimiento al respecto, y en grupos políticos del Ayuntamiento, los cuales ya piden una reunión urgente del Patronato.

El máximo órgano responsable del Real Alcázar, el Consejo de Gobierno de su Patronato, no tenía conocimiento oficial del denominado “proyecto de adecuación del área de recepción en el entorno de la Puerta del León”, que se presentó hace casi dos meses ante la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y que ha adelantado Viva Sevilla.

Esta iniciativa unilateral y al margen del Consejo de Gobierno, cuya responsabilidad asumió ayer el delegado de Cultura, Antonio Muñoz, en un intento de exonerar al tándem formado por el alcaide, Bernardo Bueno, y la directora, Isabel Rodríguez, ha provocado un profundo malestar en miembros del Patronato, los cuales se han sentido orillados y se preguntan si su función es meramente decorativa y de asentimiento a las decisiones que adopte el gobierno municipal.

 

El Consejo de Gobierno del Patronato, que preside Juan Espadas, está compuesto por dieciséis miembros, entre ellos un representante por cada uno de los cinco grupos municipales, exalcaldes como Uruñuela y Del Valle y representantes del mundo de la cultura, como la catedrática Pilar León-Castro y la presidenta de la Real Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría, la marquesa de Méritos.

El descontento se ha extendido a grupos de la oposición municipal, especialmente los de Participa Sevilla  e IU. Susana Serrano, portavoz de Participa y miembro del Consejo del Alcázar, y Daniel González Rojas, portavoz de IU y miembro suplente, han coincidido en criticar las formas del gobierno municipal y la “poca transparencia” de Espadas, al que “se le olvida -dicen- que está gobernando en minoría”.

Participa e IU exigen la urgente convocatoria del Consejo de Gobierno del Patronato del Alcázar para que la directora del conjunto monumental explique oficialmente el proyecto de demoliciones que alteraría la actual fisonomía de este Bien de Interés Cultural, declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.

Por su parte, el Consejo Asesor de la Asociación de Defensa del Patrimonio de Andalucía (Adepa) ha mostrado su preocupación por esta forma de proceder al impulsarse obras impactantes en edificios teóricamente muy protegidos, como las Atarazanas y ahora el Real Alcázar, sin conocimiento previo de las organizaciones representativas de la sociedad civil, y se plantea la petición urgente al Ayuntamiento y a la directora del Alcázar del proyecto íntegro de intervención para analizarlo en profundidad.

 

RESPUESTA DE PATRIMONIO

La Comisión Provincial de Patrimonio, dependiente de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, ha analizado ya el proyecto y ha dictaminado que, previamente a cualquier pronunciamiento por su parte, se deberá realizar una intervención arqueológica puntual, consistente en un análisis de las estructuras emergentes de las construcciones que se pretende demoler, con objeto de que en base a sus resultados se puedan adoptar las correspondientes decisiones sobre su posible demolición o conservación.

La Comisión le recuerda al Ayuntamiento que, en virtud de la Ley del Patrimonio Histórico de Andalucía, la eliminación de algunas aportaciones (arquitectónicas) de todas las épocas existentes sólo se autorizará siempre que quede fundamentado que los elementos que tratan de suprimirse supongan una degradación del bien y que su eliminación fuese necesaria para permitir su adecuada conservación o una mejor interpretación histórica y cultural del mismo.

El Consejo de Gobierno del Patronato

Los dieciséis miembros que componen el Consejo de Gobierno del Patronato del Alcázar, teórico máximo organismo rector de sus destinos, son los siguientes:

Presidente: Juan Espadas, alcalde de la ciudad.

Alcaide: Bernardo Bueno, ex delegado de Cultura de la Junta de Andalucía.

Directora: Isabel Rodríguez

Vocales por los grupos políticos municipales: Juan Ignacio Zoido (PP), Antonio Muñoz (PSOE, y delegado de Cultura del Ayuntamiento), Susana Serrano (Participa Sevilla), Javier Millán (Ciudadanos), Eva María Oliva (Izquierda Unida).

Vocales ex alcaldes: Luis Uruñuela y Manuel del Valle

Resto de vocales: Pilar León-Castro (catedrática de la Hispalense), Román Fernández-Baca (director del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico), José María Cabeza (ex director conservador), Isabel León Borrero (presidenta de la Real Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría), Javier Benjumea Llorente (teniente de hermano mayor de la Real Maestranza de Caballería) y Gustavo Medina (presidente de Aset).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *