El Ayuntamiento de Sevilla desvincula 19 millones del Banco Sabadell de la crisis en Cataluña

COMPETENCIA

El gobierno de Espadas prefirió la oferta de la entidad catalana a la de otros diez bancos

CRITERIOS

Afirma que se basó en criterios técnicos, no políticos, porque era la más barata

DEUDA

El dinero se destinará a inversiones y la deuda municipal se quedará en 326 millones

 

El Ayuntamiento de Sevilla ha descartado cualquier tipo de motivación política en su decisión, adoptada tan sólo trece días antes de que la entidad financiera anunciara su traslado desde Cataluña a Alicante, de adjudicar al Banco Sabadell una operación de crédito de casi 19 millones de euros, en competencia con otras diez entidades financieras. El dinero se destinará a inversiones a lo largo del año 2018.

El Banco Sabadell fue la primera entidad financiera y la primera gran corporación catalana en acordar, el pasado 5 de octubre, el traslado de su domicilio social fuera de Cataluña, en concreto a Alicante, como respuesta a la inseguridad jurídica creada en aquella comunidad autónoma tras el acuerdo de su Parlament, el 6 de septiembre, de aprobar al margen de la Constitución la ley del referéndum del 1 de octubre y la de transitoriedad a una república independiente.

Trece días antes de ese traslado a Alicante y dieciséis días después del golpe institucional en el Parlament, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Sevilla acordó adjudicar al Banco Sabadell, en competencia con otras diez entidades financieras, una operación de crédito por valor de casi 19 millones de euros.

El gobierno de Espadas ha salido al paso de cualquier especulación que tratara de vincular la operación crediticia con la crisis política en Cataluña o sospecha de un posible trato especial al Sabadell por su presumible intención de desmarcarse de la Generalitat y ratificar su españolidad con el traslado de su sede social a Alicante.

Según fuentes municipales, la operación financiera de suscripción de un préstamo se anunció en el mes de marzo pasado y se le dio luz verde en el Pleno de los Presupuestos, cuando nada hacía prever la evolución de los acontecimientos en Cataluña.

La firma del crédito estaba, pues, ya prevista y los 18.839.522,60 euros prestados por el Sabadell se destinarán a inversiones el año próximo en viviendas, instalaciones deportivas del IMD, reurbanizaciones y también para Tussam y Lipasam.

Se ha tramitado a través de un procedimiento público al que presentaron ofertas once entidades bancarias. A juicio del gobierno municipal, la mejor para el Ayuntamiento era la del Banco Sabadell, que habría hecho un esfuerzo especial para adjudicarse el contrato y consolidar su presencia en Sevilla. Ha sido suscrito con un tipo de interés fijo del 0,58% durante diez años y está exento de cualquier comisión. Asimismo, se cuenta con un periodo de carencia de un año.

 

ENDEUDAMIENTO

 

Paradójicamente, el Ayuntamiento suscribe este crédito de 19 millones de euros en números redondos al tiempo que tiene previsto amortizar 40 millones de anteriores créditos este mismo año, con lo que el balance en 2017 será de unos 21 millones de euros menos de deuda municipal.

Entre 2012 (año siguiente del acceso de Zoido a la Alcaldía) y 2016 (año posterior a la toma de posesión de Espadas como alcalde), la deuda viva del Ayuntamiento se ha reducido en 133 millones de euros según los datos del Ministerio de Hacienda a partir de Información de Riesgos del Banco de España.

La evolución de la deuda viva municipal ha sido la siguiente, en números redondos: año 2012, deuda de 480 millones de euros; año 2013, 439 millones; año 2014, 443 millones; año 2015, 394 millones, y año 2016, 347 millones de euros.

Se observa que el año pasado fue en el que más deuda bancaria se amortizó: 47 millones de euros, un tercio de toda la deuda saldada en el último cuatrienio.

Estos datos se refieren exclusivamente a la deuda viva del Ayuntamiento. Para la Intervención Municipal asciende a 411 millones, porque tiene en cuenta las cantidades de la PIE de 2008 y 2009 pendientes de devolución, mientras que si se computaran también las deudas de Tussam y Lipasam, ascendería a 371 millones, en vez de 347 millones, la cantidad válida para Hacienda a efectos del Protocolo de Déficit Excesivo.

El Ayuntamiento, que destaca que la deuda viva de Sevilla por habitante (502,48 euros) es la menor de entre las grandes urbes de España (en Barcelona es de 522,14 euros, y en Zaragoza, de 1.498,74 euros), confía en cerrar 2017 con una deuda viva de unos 326 millones de euros tras la operación crediticia con el Banco Sabadell.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *