El Ayuntamiento de Sevilla rechaza su posible intervención por Hacienda

El Ayuntamiento de Sevilla no ha recibido aún ninguna carta oficial ni advertencia de ser intervenido por parte del Ministerio de Hacienda y rechaza su inclusión en una lista de veintidós grandes corporaciones locales y/o provinciales que serán apercibidas por el departamento que dirige Cristóbal Montoro por incumplir el plazo legal máximo de pago a proveedores, fijado en 30 días en la ley de Estabilidad y Sostenibilidad Financiera.

Al Ayuntamiento hispalense se le atribuye una deuda de 42,1 millones de euros y una demora media en los pagos de 62 días, según la relación del Ministerio, de la que se ha hecho eco el diario El País.

Un portavoz del gobierno de Espadas afirma que no se trata de un problema generalizado en todas las facturas, “sino de una serie de ellas, especialmente antiguas, que incrementan la media”, y que el pago en la mayor parte de las facturas está “normalizado por debajo del límite legal”.

Según la corporación municipal sevillana, la ciudad cumple actualmente con toda la normativa en materia de saneamiento, deuda y regla de gasto, y el desvío en el pago a proveedores es de tan sólo un día y medio en estos momentos, cuando el año pasado era incluso de catorce días por debajo de lo que ocurría en etapas de mandatos anteriores.

Afirma el Ayuntamiento que las medidas adoptadas están dando sus frutos, por lo que “no hay motivo alguno para la amenaza” de Hacienda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *