La Gerencia de Urbanismo de Sevilla devuelve el equivalente a cuatro campos de fútbol en Palmas Altas

TERRENOS

Once parcelas con una superficie conjunta superior a los 31.000 m2

AHORRO

A cambio se libra de urbanizar los suelos, al coste de 23,5 millones de euros

REMANENTE

Se queda con un suelo para vivienda protegida tras el pago previo de 800.000 euros

 

Con su definitiva publicación hace unos días en Boletín Oficial, la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla ha acabado de cumplir el acuerdo al que llegó hace tres meses y medio con la entidad Metrovacesa Suelo y Promoción para resolver de forma amistosa el diferendo que mantenían desde hace años a cuenta del desarrollo urbanístico de Palmas Altas Sur, cercano  al complejo comercial en construcción del mismo nombre, y exonerarse mutuamente de las obligaciones contraídas en otro convenio que firmaron durante el mandato de Monteseirín.

Como resultado de un procedimiento de licitación pública tramitado mediante “diálogo competitivo”, el 24 de noviembre de 2010 Metrovacesa y la Gerencia de Urbanismo suscribieron un convenio de concertación urbanística vinculado al llamado Plan Impulsa para el ámbito de gestión SUS-DBP-02 “Palmas Altas Sur”, del Plan General de Ordenación Urbana.

El objeto del convenio de concertación era la urbanización de 680.000 m2 de suelo propiedad de Metrovacesa y con una edificabilidad residencial cercana a los 350.000 m2/techo, que habrían permitido la construcción de unas 2.900 viviendas, muchas de ellas de protección oficial. La compañía se comprometió a la urbanización de los terrenos y la Gerencia de Urbanismo a financiar las obras a cambio de la recepción de una serie de parcelas.

Metrovacesa transmitió  al Ayuntamiento el 23 de diciembre de 2011 las fincas comprometidas, que tenían un valor de 23.569.848 euros, importe equivalente al del coste de urbanización. Iniciada ésta, las obras acabaron siendo suspendidas a finales del año 2012. Paralelamente, por parte de la Gerencia de Urbanismo se produjo un retraso en el pago de las certificaciones de obra, que en el momento de mayor deuda llegó a importar 419.511 euros. La última certificación pagada fue, con casi dos años y medio de retraso, el 1 de octubre del año 2012. Así pues, en todos estos años la Gerencia de Urbanismo sólo ha abonado un total de 850.001 euros.

Tampoco se habían iniciado ni contratado las obras de ejecución de los sistemas generales que deberían haber dado acceso al sector. La Gerencia consideraba que Metrovacesa había incumplido el convenio de concertación al no haber realizado por su parte más del 3% de las obras de urbanización tras el conflicto suscitado con la UTE Urbanización Palmas Altas Sur, que no pudo resolver, mediante resolución del contrato, hasta septiembre de 2013.

Al final, Metrovacesa acabó interponiendo varios recursos contra la Gerencia, culpándose ambas partes del incumplimiento del acuerdo que firmaron el 24 de noviembre de 2010 y reclamando la compañía cantidades millonarias en concepto de supuestos daños y perjuicios.

 

DIÁLOGO Y ACUERDO

 

Finalmente, en la primavera de 2017 ambas partes entablaron un diálogo con el fin de resolver amistosamente sus diferencias y terminar con el conflicto por la vía jurídica. Fruto de este nuevo clima, el Consejo de Gobierno de la Gerencia de Urbanismo aprobó el 18 de octubre del año pasado la resolución de mutuo acuerdo del convenio urbanístico de gestión de Palmas Altas Sur, que ahora queda completamente materializado con su publicación en Boletín Oficial.

Así, Urbanismo ha devuelto a Metrovacesa un total de once parcelas, conforme a la siguiente relación:

 

-Cinco de 2.389,50 m2 cada una (total de 11.947,50 m2).

-Dos de 2.094,50 m2 cada una (total de 4.189 m2).

-Dos de 1.634 m2 cada una (total de 3.268 m2).

-Una, de uso terciario, de 6.711,08 m2.

-Una, también de uso terciario, de 5.027,09 m2

 

Así pues, las once parcelas miden 31.142,67 m2, el equivalente en números redondos a la superficie de cuatro campos de fútbol como los del Sevilla FC y el Real Betis Balompié. Estos terrenos tenían reconocidos en el Plan General una edificabilidad conjunta de 72.815 m2.

La Gerencia de Urbanismo, que queda exonerada del pago de los costes de urbanización de los terrenos (evaluado en su día en 23,5 millones de euros), retiene la propiedad de sólo una parcela, destinada a vivienda protegida, con imputación al pago del precio de la misma  de las cantidades abonadas hasta la fecha en cumplimiento del convenio de concertación urbanística ahora resuelto.

Dado que la Gerencia ya abonó 850.000 euros, para completar el precio de esta parcela se compromete a pagar en metálico a Metrovacesa la cantidad de 278.479 euros en un plazo de seis meses a contabilizar a partir del 31 de octubre de 2017 (se cumple en abril de este año).

El acuerdo no supone que ambas partes no tengan que cumplir los deberes inherentes a la ejecución del planeamiento, entre ellos la obligación de urbanizar los terrenos y de soportar las correspondientes cargas y cesiones obligatorias, así como la ejecución de los sistemas generales.

En este sentido, el Ayuntamiento debe aprobar el proyecto de ejecución de los sistemas generales en este ejercicio presupuestario de 2018, de forma que las obras puedan comenzar en el primer semestre de 2019 y con la intención de poder simultanear la obra de los sistemas generales con la de urbanización a los efectos de las concesiones de licencia para las edificaciones que se promuevan en el sector Palmas Altas Sur.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *