La Feria se nota el triple que la Semana Santa y abril de 2018 deja 1.486 parados menos en Sevilla

El número total de desempleados es ahora de 71.755

El único dato negativo es una leve subida del paro entre los más mayores

En la provincia se baja de los 200.000 parados por primera vez en los últimos tiempos

 

Si marzo, el mes en que se celebró la Semana Santa, terminó con 561 parados menos en Sevilla, abril, con la Feria de formato larga en su segunda edición, se ha cerrado con 1.486 desempleados menos, una cifra que supone casi el triple que la registrada en el mes precedente, según los datos oficiales recabados en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo (antiguo Inem) y que han sido difundidos por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que dirige la onubense Fátima Báñez. La estadística refleja que el número total de parados en Sevilla capital se queda en 71.755, mientras que en la provincia la reducción es aún mayor y por primera vez en tiempo se baja de los 200.000 desempleados, concretamente hasta 198.031.

Los 1.486 parados menos de abril, el mes de la Feria, mejoran el dato de marzo pero no el de abril del año pasado, cuando abandonaron las listas del paro 2.525 sevillanos en la capital, aunque en puridad debería compararse el mes pasado con otro en el que también hubiera tenido lugar la fiesta que acoge el campo de Los Remedios, para lo cual habría que remontarse a abril de 2016 (última celebración de la Feria con el antiguo formato, del 12 al 17 de dicho mes).

En aquel abril de Feria corta el desempleo cayó casi la mitad que el de este año (892 parados menos). La estadística demuestra que los 1.486 desempleados que han hallado trabajo este abril, en plena recuperación económica, no constituyen un dato mejor que el del mes equivalente en años de crisis, ya que, por ejemplo, en abril de 2015 se registraron 1.779 desempleados menos, y en abril de 2014, una reducción del paro que benefició a 2.355 sevillanos. Por tanto, aun siendo bueno el dato del mes pasado, ha habido mejores abril que el de este año y pese a que la situación económica era peor que la de ahora.

En el balance interanual, de abril de 2017 a abril de 2018, se ha pasado de 75.139 a 71.755 parados, lo que significa una reducción de 3.384 (-4,51%).

En cuanto al balance durante el mandato de Espadas, se ha pasado de los 84.470 desempleados que había cuando tomó posesión como alcalde a los citados 71.755, esto es 12.715 menos en estos casi tres años de mandato (-15,06%).

 

POR SEXO Y EDAD

Aunque, como hemos dicho, podría haberse esperado un mejor dato general, todos los indicadores del pasado abril han sido positivos para el empleo, con una sola excepción: el repunte en 44 parados en la franja de edad de los mayores de 59 años. En todo lo demás el paro se ha reducido.

Así, por sexos, disminuye tanto en hombres como en mujeres y de forma casi equivalente, cuando generalmente encuentran trabajo más varones que féminas. Ahora hay 798 hombres que han salido de las listas del paro (quedan 30.287 desempleados) y 688 mujeres (el total de desempleadas es de 41.468).

Por sectores económicos, el paro se reduce en todos, especialmente en el mayoritario sector servicios, el termómetro de nuestra economía, donde más puede influir el continuado ‘boom’ turístico que se vive en la ciudad. Prácticamente tres de cada cuatro personas (el 71,64%) que han salido de las listas del paro pertenecen a este sector, al que sigue la construcción, en línea con el mayor número de licencias aprobadas por Urbanismo.

La distribución por sectores económicos queda como sigue: Agricultura, 1.457 parados (-54); Industria, 3.877 (-101); Construcción, 5.463 (-162); Servicios, 51.040 (-1.062), y colectivo Sin empleo anterior, 9.918 (-107).

Respecto a los grupos de edad, por primera vez sólo queda uno con más de diez mil parados, el que componen aquellos con entre 50 y 54 años, y el grueso de la caída del paro se concentra entre quienes tienen 25 y 39 años, mientras que la menor cuantía se registra entre los mayores, hasta culminar con un repunte entre quienes están más cerca del final de su vida laboral.

El número de parados por grupos de edad queda de la siguiente forma: menores de 20 años, 1.084 parados (-2); entre 20 y 24 años, 4.156 (-147); de 25 a 29 años, 6.729 (-273); de 30 a 34 años, 7.022 (-236); de 35 a 39 años, 7.823 (-310); de 40 a 44 años, 8.858 (-193); de 45 a 49 años, 9.967 (-159); de 50 a 54 años, 10.407 (-144); de 55 a 59 años, 9.095 (-66), y mayores de 59 años, 6.614 (+44).

DATOS DE LA PROVINCIA
La reducción del paro en el conjunto de la provincia ha sido proporcionalmente más elevada que en la capital, al pasarse de los 204.659 que se registraron en marzo a los 198.031, una reducción de 6.628 que supone un 3,24% (más de un punto por encima de la capital). Es la primera vez en tiempo que se baja de la barrera psicológica de los 200.000 parados, un logro posible gracias a la creación de empleo en el sector Servicios, que por sí solo acapara casi la mitad del total, seguido de cerca de la Construcción y de la Agricultura.

Por sectores económicos, la distribución del número de parados queda de la siguiente manera: Agricultura, 12.182 (-986); Industria, 13.542 (-569); Construcción, 19.101 (-1.347);  Servicios, 131.358 (-3.535), y colectivo Sin empleo anterior, 21.848 (-191).

Por sexos, el paro baja tanto en hombres como en mujeres. Se pasa de los 86.615 varones en situación de desempleo que había en marzo a 82.336 (-4.279), y de 118.044 mujeres desempleadas hace dos meses a 115.695 (-2.349).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *