XXX aniversario de Publicaciones del Sur: la pregunta del millón

El Salón de los Tapices de los Reales Alcázares de Sevilla estuvo lleno a rebosar, hasta con gente de pie en el patio exterior durante los discursos, para asistir al acto conmemorativo del XXX aniversario de Publicaciones del Sur y de presentación de sus nuevas iniciativas, como 7 Televisión. En los corrillos posteriores se comentaba con asombro algunos de los muchos datos que sobre la actividad del grupo se conocieron, como el que ofreció la mismísima presidenta de la Junta, Susana Díaz, la cual desveló que aquél consume el 70% del papel prensa de toda Andalucía para poder alimentar sus más de sesenta ediciones, las cuales actúan como elemento vertebrador de la comunidad. El equivalente a la publicación cada día de un libro de 1.500 páginas sobre nuestra tierra, en palabras del editor, José Antonio Mallou.

¿Cómo es posible que en medio de la crisis económica y en la peor de la historia reciente de la prensa en nuestro país, en la que como se lamentó el alcalde Espadas han desaparecido incluso medios centenarios, prospere y lance nuevos proyectos multimedia, digitales y hasta en papel el en verdad único grupo de comunicación netamente andaluz que existe, Publicaciones del Sur? Esa era la pregunta del millón que se hacían diversos empresarios presentes pero ajenos al mundo periodístico.

Susana Díaz  atribuyó durante su intervención el secreto del éxito a dos factores, claves a su juicio: la experiencia acumulada (para saber interpretar la realidad y adaptarse a la misma) y la capacidad de innovación (para reinventarse continuamente). Ambos son fruto de un tercero que nos remite a aquella frase del genial Picasso de que cuando te venga la inspiración, que te coja trabajando. Y eso es lo que sin desmayo ha hecho durante todo este tiempo José Antonio Mallou, en línea con una confidencia que reveló el director del programa Acento Andaluz, Fernando Pérez Monguió.

 

Contó el periodista a los centenares de asistentes al acto que a la vuelta en coche de un viaje a Granada, ya de madrugada, él le preguntó al editor cómo era posible que el máximo mandatario de una compañía con 300 empleados hubiera estado tan lejos de su hogar, en el otro extremo de la región e implicándose en un proyecto en vez de haber enviado a un ejecutivo en su lugar.

La respuesta de José Antonio Mallou encierra toda una filosofía de vida: “Porque no sé hacerlo de otra forma y porque además me gusta mi trabajo”.

Cuando en vez de fatiga por la labor se disfruta creando e impulsando en primera persona nuevos proyectos desde una punta a otra de Andalucía, el trabajo no es más que un medio para alcanzar la excelencia, esa palabra que puso de moda el gurú Tom Peters y que mientras otros estudian en las escuelas de negocio Mallou la practica con su ejemplo cada día.

Sólo bastaría con echar una mirada al cuentakilómetros de los coches que ha ido quemando por esos caminos de Dios: sumados los recorridos, equivaldrían a dar muchas, muchas vueltas a este bendito extremo de la piel de toro que llamamos Andalucía, la razón de ser de Publicaciones del Sur durante 30 años, y los que quedan por cumplir.

De modo que ésa es la respuesta a la pregunta del millón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *