El Ayuntamiento de Sevilla actuará sobre el alumbrado para averiguar si influye en el nivel de ruidos

PATRÓN DE RESPUESTA

Se trata de determinar la reacción humana a ambos factores conjuntamente

ESTUDIO PILOTO

Durante medio año se ensayará en la calle Pureza y en la Plaza del Altozano

CONCLUSIONES

Se verá si regulando las farolas se puede reducir la contaminación acústica

 

La Agencia de la Energía y para la Sostenibilidad del Ayuntamiento de Sevilla, dependiente del Área de Economía, Comercio y Relaciones Institucionales, licitará a partir de un presupuesto básico de 18.114 euros (IVA incluido) un estudio para determinar si existe un patrón de respuesta al binomio contaminación acústica-contaminación lumínica, para actuar en consecuencia. El estudio recuerda en buena medida las técnicas aplicadas en las calles durante la pasada Madrugada para prevenir o reaccionar ante posibles episodios de pánico colectivo como los registrados a partir del año 2.000.

El objetivo declarado del Ayuntamiento es conseguir una mejora general en la ciudad, tanto en el plano energético como en el ambiental, de ahí que estime la necesidad de realizar un estudio piloto que permita conocer la relación entre el nivel de contaminación acústica, y el comportamiento humano en función del nivel de iluminación existente, con el fin de poder obtener pautas de comportamiento e intentar modular en un futuro los niveles sonoros mediante la regulación de la intensidad lumínica, siempre teniendo en cuenta una graduación lumínica que permita un mayor ahorro energético y que además cumpla con los umbrales que garanticen tanto la seguridad vial como la pública.

Para ello se analizará una zona de la ciudad elegida por su entorno y características no sólo urbanística sino de actividad humana , y siempre garantizando al mismo tiempo unos niveles óptimos de la iluminación exterior, que se pueda hacer extensivo a otras zonas de la ciudad. La zona piloto elegida ha sido la calle Pureza (tramo entre la parroquia de Santa Ana y el Altozano) y la Plaza del Altozano, en el barrio de Triana. El ámbito temporal será de seis meses, con el fin de poder analizar en diferentes circunstancias la correlación existente (fiestas primaverales, de verano y periodos sin eventos en la vía pública).

 

La finalidad fundamental es disponer de un análisis sobre la relación existente entre la contaminación acústica que sufre una determinada área (niveles de inmisión de ruidos existentes en vía pública) y los niveles de iluminación existentes.

 

PARÁMETROS DEL ESTUDIO

 

Para ello se realizará el presente estudio piloto, teniendo en cuenta  factores como los siguientes: obtención y recopilación de datos sobre niveles de inmisión de ruidos en la vía publica en los siguientes periodos en la zona de estudio reseñada :

 

-Semana Santa.

-Periodo de actividad normal (Semana en blanco, periodo de 7 días en el mes de Mayo o Junio en la que no se celebren eventos en vía pública).

-Periodo de celebración de la Velá de Santa Ana (21 a 26 de Julio, ambos inclusive).

-Periodo de actividad normal (Semana en blanco, periodo de 7 días en Septiembre en la que no se celebren eventos en la vía pública).

 

Obtención y recopilación de datos de los niveles de inmisión de ruidos, para los distintos periodos de estudio reseñados anteriormente, usando en el alumbrado público existente, luminarias con distintos tipos de intensidad lumínica y de temperatura de color.

 

Elaboración, a partir de los datos obtenidos, del informe relacionando los niveles de inmisión de ruidos con las luminarias existentes en los periodos objeto de estudio y el aforo.

 

Conclusiones del estudio y propuestas de mejora en el uso del alumbrado público existente a fin de minimizar los niveles de inmisión de ruidos.

 

Con el fin de poder generar estos escenarios de luminosidad y cromatismo diferenciados, habrá que actuar sobre las luminarias existentes, siempre de acuerdo con el departamento que ostente las competencias correspondientes, modificando puntualmente los niveles de luminosidad y temperatura de color. Todos los datos deberán ser recopilados en continuo y transmitidos vía inalámbrica tanto al centro de control correspondiente del Ayuntamiento de Sevilla, como, en su caso, al adjudicatario del contrato.

 

ESCENARIOS

 

El informe deberá contemplar los distintos niveles de contaminación acústica provocada por la actividad humana medida en tiempo real y comparado, siempre, con distintos escenarios de intensidad lumínica y cromática, con el fin, en un futuro de graduar el nivel de contaminación acústica a través del control de la luminosidad.

Para ello, a su vez, habrá que tener en cuenta el aforo existente en cada momento y distinguir las fuentes de contaminación acústica , ya sean del tráfico rodado o de otras actividades. De la gran cantidad de datos resultantes de las mediciones se efectuarán las oportunas comparaciones entre niveles de luminosidad, cromatismo, aforo y ruido que permitan obtener de ello mapas de ruido temporales así como propuestas de mejora y de futuro.

 

El resultado del informe deberá incorporar los oportunos planos con las medidas sonométricas comparadas con los niveles de luminosidad y cromatismo existentes, al menos, uno por cada periodo de estudio. Toda la información deberá estar georreferenciada y ser compatible con la infraestructura de datos espaciales (IDE) del Ayuntamiento de Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *