Caída de los principales indicadores de la Feria de Abril de 2019 pero con mejores promedios que la tradicional

RESIDUOS

Lipasam recogió un 1,40% menos de basura que el año pasado

AUTOBUSES

Tussam transportó 3.400 viajeros menos cada día

METRO

El peor registro del suburbano, con un descenso del 10% de pasajeros

 

Los tres grandes indicadores que usa el Ayuntamiento para medir de forma indirecta la afluencia de personas a la Feria, la recogida de residuos y el número de viajeros transportados por Tussam y el Metro, han arrojado cifras inferiores a la edición del año pasado pero han seguido superando a las de 2016, último festejo con el formato tradicional de seis días.

Se mantiene subyacente el debate sobre qué modelo de Feria es el más conveniente para la ciudad, si el que rigió hasta hace tres años (de seis días, entre martes y domingo, con festivo o no en medio, si bien en 2016 se decretó el miércoles como fiesta local) o el implantado durante el actual mandato de Espadas (con un día más, de domingo a sábado; con un festivo en el ecuador y enlazando de hecho con la Preferia del viernes y sábado para contar con dos fines de semana y que así pueda incrementar su volumen de negocio el sector turístico).

Por eso cobran especial importancia las estadísticas: se trata de apoyarse en los números para proyectar la imagen de éxito y de que la Feria no decae aunque se la estire por delante con la Preferia, por detrás con un día más y hasta por la mitad con el incentivo añadido de un día no laborable: fiesta que unir a la fiesta.

En su balance final, tanto el alcalde como el delegado de Fiestas Mayores no han hecho alusión alguna a la notable caída de viajeros transportados por el Metro durante la semana de Feria, en la que tampoco, al igual que el año pasado, se han facilitado los datos del sábado, presumiblemente todavía peores que los del resto de días. El Metro ha transportado un promedio en los siete días con datos estadísticos disponibles de 109.187 viajeros/día, lo que ha supuesto un 9,9% menos (globalmente, 83.933 menos) que en la Feria del año pasado. No ha habido un solo día en que se superaran los registros de 2018.

Los peores han sido el del “alumbrao”, con 21.517 viajeros menos que en el día equivalente de la Feria de 2018; el viernes, ya en la recta final, con 18.699 menos, y el miércoles festivo, cuando en vez de ir más gente a la Feria en el suburbano acabaron viajando 17.940 menos que en su equivalente del año pasado.

Dado el mutismo al respecto de las autoridades locales no sabemos su interpretación de estos números. No pueden achacarse a la huelga en la empresa porque fue desconvocada el viernes de Preferia y ya el sábado del “alumbrao” funcionaron normalmente los servicios especiales habilitados para el festejo.

Apuntamos una posible causa: el creciente número de municipios del Aljarafe en los que se habilita una lanzadera o autobús exprés hasta el campo de Los Remedios o sus aledaños y el refuerzo de líneas metropolitanas con paradas en el entorno del Real. Este año, por impulso del Consorcio de Transporte Metropolitano del Área de Sevilla (Junta de Andalucía), han sido nueve los pueblos aljarafeños con servicio ininterrumpido de autobús exprés directo a la Feria y que podría estar fagocitando viajeros al Metro. Sería conveniente introducir y analizar la evolución de este factor en las estadísticas de la Feria para medir su impacto.

 

AUTOBÚS

 

También ha bajado en un pequeño pero apreciable 2,14% (a una media de 3.414 diarios) el número de viajeros transportados por Tussam, un descenso que el Ayuntamiento atribuye fundamentalmente a la menor ocupación de la lanzadera que unía el aparcamiento del Charco de la Pava con el Real, estacionamiento en el que se ha registrado una caída del 12% en la ocupación.

 

El número de viajeros en autobús creció diariamente en comparación con el año pasado hasta el martes de Feria (el domingo y el lunes hubo 7.000 pasajeros más en números redondos cada uno de esos días), pero, paradójicamente, a partir del miércoles festivo (-15.780 viajeros ese día), en todas las jornadas hubo registros negativos, siendo el peor día el viernes (-19.670). La deducción es que debió de haber una menor afluencia general de público en el Real a partir del ecuador del festejo.

 

RESIDUOS

 

Por su parte, Lipasam ha recogido un 1,40% menos de residuos que el año pasado, señal de que ha habido menos gente en la Feria o que se ha incrementado nuestra conciencia ambiental y cívica y hemos generado menos desechos. En la comparativa con la edición de 2018 sólo se ha retirado más basura en el día del “alumbrao”, el lunes y, especialmente, el sábado final (+80.238 kilos), día éste que se compensa con los 89.454 kilos menos retirados el domingo en comparación con su equivalente de 2018.

Si observamos sólo la estadística de este año, se aprecia que el día con más residuos recogidos fue el miércoles festivo (288.626 kilogramos) y que a partir de ahí la cifra fue descendiendo cada jornada hasta los 186.218 kilos del sábado. La estadística apunta, al igual que la de viajeros de Tussam y también la del Metro, a una menor afluencia de público en el tramo final de la Feria por acumulación de cansancio como, por otra parte, parece lógico suele ser habitual (la tendencia se observa desde 2016 en este periodo analizado).

 

CONCLUSIÓN

 

Si comparamos las cuatro últimas ediciones de la Feria se comprueba que pese al descenso registrado en la de este año todos los promedios de los indicadores principales (residuos y viajeros) de los festejos con el formato largo actual superan al de la Feria con el formato “corto” o tradicional, por lo que la adición de un día de Feria no se ha traducido en el balance general en una menor afluencia de público.

 

Si la ciudad tiene en la Feria un motor económico y el Ayuntamiento estima (de manera discutible, ya que se limita a actualizar con la mecánica aplicación del IPC un antiguo estudio de la Universidad) que con un día más se pueden generar 90 millones de euros sin que decaiga el ambiente festivo, de momento al menos esta política está dando resultado, pues sólo este año se ha registrado una caída notable en la estadística del Metro y de índole menor en la de Tussam y Lipasam.

 

La Feria larga, sin embargo, no ha podido arrebatar aún un par de récord a la Feria corta o de formato tradicional, los de mayor número de viajeros transportados por Tussam y por el Metro. Como había un día menos de fiesta también había mayores picos de concentración que en el formato actual.

Los récord de la Feria

Empresa                                           Año y día

 

Lipasam                    293.610 kilos de residuos el miércoles festivo de 2018

 

Tussam                     213.261 viajeros el jueves postfestivo de 2016

 

Metro                       150.240 viajeros el jueves postfestivo de 2016

 

Más de 1.100 carruajes de media

El Ayuntamiento suele ofertar del orden de 1.400 matrículas para coches de caballos y 2.500 para jinetes en el Real. En los años del ‘boom’ inmobiliario la Delegación de Fiestas Mayores remitió una carta a los titulares de matrículas de carruajes para explicarles que por motivos de seguridad de los viandantes y enganches y también para propiciar un mayor lucimiento del paseo de caballos se instauraba un sistema según el cual sólo podrían acceder al Real el martes, jueves y sábado si la matrícula era un número par; y el miércoles, viernes y domingo si la matrícula coincidía con un número impar.

Como resultado de esta política restrictiva, el número máximo teórico de coches de caballos simultáneamente en el Real era de 700, con lo que se facilitaba la circulación de las personas y de los propios cocheros, así como se incrementaba la seguridad general.

En plena crisis económica, durante la Feria del año 2013 se empezó a permitir de nuevo la libre circulación de carruajes y se acabó con la distinción entre matrículas pares e impares porque entonces el problema era el contrario. Se trataba así de evitar que el Real pareciera poco concurrido por la caída en el número de coches que se enganchaban.

A medida que en los seis años transcurridos desde entonces se ha ido superando la crisis económica ha vuelto a incrementarse progresivamente el número de carruajes en el recinto ferial. El año pasado se contabilizaron un total de 4.772 en los siete días de la Feria. Este año se han registrado 7.717, es decir 2.945 más paseos, con un incremento de casi el 62%.

Mientras que el año pasado el día con mayor número de enganches fue el jueves, con 818, seguido de los 806 del miércoles festivo, este año se han superado los mil enganches diariamente con excepción del jueves, cuando circularon 825. El día con mayor número fue el martes, con 1.259, víspera del festivo y día en el que apenas se podía cruzar de un lado a otro de las calles del Real por la cantidad de enganches que a duras penas podían avanzar.

Inquirido al respecto, el delegado de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, expresó su oposición a imponer limitaciones o volver a la política de matrículas pares e impares en días alternativos. La elevada concentración de carruajes en el Real proyecta una imagen de afluencia masiva, pese a los agobios que sufren los viandantes, y esa imagen de colapso contribuye de momento a consolidar el formato de Feria larga impulsado por el gobierno municipal en funciones.

 Número de carruajes en la Feria de 2019

 

Día                                         Carruajes

 

Domingo                              1009

Lunes                                    1.118

Martes                                  1.259

Miércoles                             1.240

Jueves                                      825

Viernes                                 1.160

Sábado                                 1.106

Total                                      7.717

Media diaria                        1.102

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *