La consejera de Cultura, Patricia del Pozo, queda retratada en las Atarazanas

Dice ahora que “se encontró” el acuerdo con La Caixa cuando antes alardeó de haberlo “rescatado”

Afirma que el acuerdo era sólo “en aquel momento”, cuando quiso ejecutarlo “cuanto antes” porque no había “ningún problema”

Asegura que La Caixa sólo pone 10 millones, cuando en la nota oficial de la Junta la cifra era de “hasta 12,8 millones”

Asevera que no se pueden cumplir las exigencias de Adepa, cuando se reconoció públicamente que el acuerdo recogía las sugerencias de los conservacionistas

Si el dinero pactado con La Caixa es insuficiente, el error de cálculo es de la consejera, la cual no debe seguir en el cargo

El pasado 6 de septiembre (2020), la consejera de Cultura y Patrimonio de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo, sorprendió a propios y extraños al decir en el curso de una entrevista concedida a la agencia Europa Press que la restauración de las Atarazanas de Sevilla no se puede realizar exclusivamente “con los 10 millones de euros previstos por La Caixa si se quiere cumplir todos los parámetros de conservación de Adepa”.

Patricia del Pozo añadió: “Se pusieron de acuerdo en un determinado proyecto que cumplía las exigencias de conservación de Adepa, un proyecto que hubo que reestructurar por completo, en el que La Caixa y la Junta estuvieron de acuerdo en aquel momento. Pero es un proyecto complicado; han pasado ya muchos años y económicamente no se puede llevar a cabo exclusivamente con los 10 millones de euros que tenía La Caixa previstos, es imposible si queremos cumplir todos los parámetros de conservación de Adepa (….). Estamos haciendo todo lo que se puede para cumplir con todos y sabiendo ya que el presupuesto inicial es inviable…”.

Patricia del Pozo, consejera de Cultura de la Junta de Andalucía

Recordemos que el 29 de diciembre de 2017, cuando todavía el PSOE gobernaba (Susana Díaz) en la Junta de Andalucía, la Consejería de Cultura, la Fundación La Caixa y la Asociación de Defensa del Patrimonio de Andalucía (Adepa) firmaron un acuerdo con el fin de fijar los términos para una nueva redacción del proyecto básico para el centro cultural en las Reales Atarazanas. A cambio, Adepa se comprometió a desistir del procedimiento seguido en el Juzgado de lo Contencioso Administrativo Nº 9.

Y atención a partir de ahora a la cronología.

El 22 de enero de 2019 tomó posesión como consejera de Cultura del denominado Gobierno del cambio (PP-Ciudadanos, con el apoyo parlamentario de Vox) Patricia del Pozo, la cual destacó que “la cultura y el patrimonio son uno de los principales pilares del desarrollo económico y de empleo de Andalucía, y como tal vamos a trabajarlo, para hacer de esa belleza que tenemos uno de los principales motores de nuestra tierra y que los andaluces puedan disfrutar de este patrimonio tan bello”.

El 27 de marzo de 2019, al margen de Adepa y según el portal oficial de Noticias de la Junta de Andalucía  la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y la Fundación Bancaria La Caixa firmaron “el acuerdo definitivo para el inicio de los trabajos de rehabilitación de las Reales Atarazanas de Sevilla con el fin de destinar a centro cultural los antiguos astilleros de l ciudad. El proyecto básico de reforma del histórico inmueble -se decía- se presentará en breve ante el Ayuntamiento de Sevilla para la obtención de la licencia municipal de obras”.

La nota de prensa/noticia de la Junta de Andalucía continuaba en los siguientes términos: “En dicho convenio, la Fundación reitera su compromiso de invertir hasta 12,8 millones de euros en la reforma de las Atarazanas, proyecto diseñado por el arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra que recoge los requerimientos de la Junta de Andalucía a partir de las sugerencias sobre la conservación y el uso del inmueble realizadas por la Asociación para la Defensa del Patrimonio Historico de Andalucía (Adepa).

La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, se ha congratulado por el acuerdo con la Fundación La Caixa, institución que destinará un total de 60 millones de euros en 2019 al desarrollo de programas y actividades de Obra Social en Andalucía. “Al fin hemos logrado desbloquear un proyecto de enorme importancia para Sevilla y Andalucía”, ha señalado Del Pozo, quien ha vaticinado que la apertura del nuevo centro cultural coincidirá con la conmemoración del V Centenario de la Primera Circunnavegación de la Tierra.

La nota/noticia de la Junta sobre la firma del acuerdo entre la consejera de Cultura y La Caixa para las Atarazanas

Según las previsiones, los trabajos de rehabilitación de las Reales Atarazanas de Sevilla podrían dar comienzo en los próximos meses y durarán aproximadamente dos años, por lo que su finalización estaría prevista hacia 2021. “El nuevo centro cultural es un ejemplo más del éxito de la colaboración público-privada por la que apostamos desde la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico”, ha señalado la consejera, quien ha firmado el acuerdo con el director corporativo de territorio y centros de la Fundación, Rafael Chueca.

El proyecto de ejecución y obras diseñado por Vázquez Consuegra para la rehabilitación de las Atarazanas como centro cultural contempla, entre otras actuaciones, la excavación de los niveles 6 y 7 hasta su cota original del siglo XIII y de la muralla almohade que se encuentran al fondo del recinto, que será iluminada y abierta a las visitas del público. En cuanto a la fachada de la calle Dos de Mayo, se acristalarán las actuales para vanos, aunque sólo dos permitirán el acceso”.

http://www.juntadeandalucia.es/presidencia/portavoz/cultura/141230/juntadeandalucia/fundacionlacaixa/acuerdo/rehabilitacion/realesatarazanas/sevilla/patriciadelpozo/consejeriadeculturaypatrimonio

El 12 de julio de 2019, la agencia Europa Press recogió unas declaraciones de Patricia del Pozo en las que ésta explicó que al llegar a Cultura “rescató” el proyecto surgido en diciembre de 2018 del “consenso” de todas las partes -Junta, la Caixa y Adepa- e “infinitamente” mejor que el inicial. Añadió que se puso en contacto con la entidad financiera para “terminar de firmar los últimos convenios y llevar a cabo el proyecto, que supera los 10 millones de euros”.

“Es un proyecto maravilloso -afirmó-que me gustaría que viese la luz antes de la celebración del V Centenario de la Primera Circunnavegación de la Tierra”. Según la consejera, el retraso se ha debido a que “fruto del consenso se requería una intervención arqueológica previa que -destacó-es muy importante para solicitar la licencia y faltaba terminar todos los detalles de esta primera intervención”.

Vista interior de las Atarazanas

Y prosiguió Patricia del Pozo en estos términos: “Tenemos el proyecto, el dinero y muchas ganas de empezar los trabajos de este proyecto precioso de consenso así que el tiempo que se tarde en perfilar esta intervención”. Por último, la consejera de Cultura subrayó que le encantaría que antes de acabar julio (de 2019) estuviera hecha la solicitud de la licencia para “empezar los trabajos cuanto antes”, porque “no hay ningún problema”.

https://www.europapress.es/andalucia/sevilla-00357/noticia-patricia-pozo-dice-cuestion-dias-solicitara-licencia-obras-atarazanas-sevilla-20190712133154.html

CONCLUSIONES

La secuencia cronológica de nota de prensa y declaraciones nos permite comprobar las contradicciones y cambios de versión -por no emplear otra palabra mucho más rotunda-  de la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía en el tema de las Atarazanas:

1.-Ahora dice que está trabajando muchísimo para cumplir el acuerdo firmado entre la Junta, la Caixa y Adepa “con el que yo me encontré”. Trata de desvincularse del mismo y de eludir cualquier responsabilidad al respecto. Sin embargo, en los meses siguientes a su toma de posesión y a la firma del acuerdo de financiación con La Caixa se expresó en términos como “al fin hemos logrado desbloquear un proyecto de enorme importancia” y que fue ella la que al llegar a la Consejería “rescató” el proyecto surgido “en diciembre de 2018 e infinitamente mejor que el inicial”.

2.-Ahora dice que el acuerdo era sólo “en aquel momento” pero que es complicado y han pasado ya muchos años. Sin embargo, en julio del año pasado afirmó que el proyecto surgido en diciembre de 2018 (¿hace de eso muchos años?) del “consenso” de todas las partes era “maravilloso”, que quería empezarlo “cuanto antes” porque “no había ningún problema”.

Patricia del Pozo

3.-Ahora dice que el proyecto no se puede llevar a cabo “exclusivamente con los 10 millones de euros de inversión de La Caixa”. Pero es que no son 10 millones. Si se repasa la nota de la Junta de Andalucía del 27 de marzo de 2019, en la misma se afirma que la Fundación La Caixa “reiteró su compromiso de invertir hasta 12,8 millones de euros en la reforma definitiva de las Atarazanas”.

Son, pues, casi 3 millones de euros más de la cifra que dice ahora la consejera. Ese dinero vale mucho más que antes en un contexto de depresión económica por el coronavirus (el IPC es negativo desde que empezó la pandemia en marzo y el acumulado anual hasta agosto ha sido del -0,52%), en el que las empresas constructoras perdieron 345 millones de euros por cada día que estuvo parado el sector por el confinamiento. Sólo en el primer semestre de este 2020 el impacto negativo en las cuentas de la empresa Acciona fue de 468 millones de euros; el beneficio de ACS cayó en un 30,9%; el de Ferrovial, en un 41,1%, y el de Sacyr, en un 12,9%. Por tanto, las grandes compañías constructoras estarían dispuestas a ajustar sus ofertas al máximo con tal de hacerse con un contrato como el de las Atarazanas.

4.- Ahora dice la consejera que con los 10 millones de euros (la Junta contó en su día que eran 12,8 millones) previstos por La Caixa no se pueden cumplir todos los parámetros de conservación de Adepa. Sin embargo, cuando el 27 de marzo del año pasado firmó el acuerdo financiero con la entidad catalana, en la nota oficial se especificó que el proyecto diseñado por el arquitecto Vázquez Consuegra recogía las sugerencias sobre la conservación y el uso del inmueble realizadas por Adepa y contemplaba, entre otras actuaciones (demandadas por la entidad conservacionista), la excavación de los niveles 6 y 7 hasta su cota original del siglo XIII y de la muralla almohade.

Y ¿cómo hace poco más de un año (julio de 2019) decía Patricia del Pozo que “tenemos el proyecto, el dinero y muchas ganas de empezar los trabajos cuanto antes  porque no hay ningún problema” y ahora se descuelga con la afirmación de que no se puede ejecutar por la falta de suficiente dinero?

La secuencia cronológica de declaraciones de Patricia del Pozo demuestra cómo se ha ido negando a sí misma sobre el proyecto de las Atarazanas, del que dice -ahora- “haberse encontrado” (también lo de que “me he encontrado con una situación muy complicada”), como si no fuera con ella la historia, cuando hasta hace unos meses alardeaba de haber sido ella quien lo había “rescatado” y la que se puso en contacto con La Caixa para “terminar de firmar los últimos convenios” con dicha dotación financiera.

Por tanto, si ahora resulta que el dinero pactado con La Caixa es insuficiente, el error de cálculo (“me congratulo -afirmó- por el acuerdo con la Fundación La Caixa”) es exclusivamente suyo, por haber firmado el convenio en tales términos.

Se trata, pues, de un error que no debe pagar Sevilla y que en política debería tener una clara consecuencia: la dimisión (o destitución por el presidente de la Junta, Juanma Moreno) de la consejera de Cultura, por no haber sabido defender los intereses de la ciudad y de Andalucía y haberse conformado frente a La Caixa con menos dinero del necesario para la restauración de Las Atarazanas.

3 comentarios en “La consejera de Cultura, Patricia del Pozo, queda retratada en las Atarazanas

  1. atarazano

    Ni la Junta ni La Caixa han actuado con firmeza ante el arquitecto, que los ha estado toreando por chicuelinas. Una verguenza. A ningún otro arquitecto le hubieran permitido desplantes continuos con chulería añadida.

  2. Francisco de Jesús Pareja

    Entre todos la mataron y ella sola se murió, lo de las Atarazanas es una auténtica vergüenza.
    Pues si no hay para todo, que lo hagan por fases, como ya se inició en 1994…que ya ha llovido. O mejor aún, que cambie el arquitecto, seguro que Barrionuevo/Molino, se adaptan a los 12,8M€

  3. atarazano

    En las Atarazanas no se va a mover un ladrillo sin que cambie el arquitecto. Es el responsable de todo lo que ha pasado. Su soberbia sin límites y su desfachatez ante la Junta de Andalucía lo inhabilitan para seguir boicoteando la restauración de un monumento de primer nivel europeo. La última ocurrencia de presentar un proyecto por el doble del dinero disponible es de chiste. Es como si yo tengo 100.000 Euros para hacer una casa y el arquitecto me presenta un presupuesto de 20 millones. De risa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *