Archivo del Autor: admin

Noviembre deja 887 parados menos en Sevilla capital

El número total de desempleados asciende ahora a 74.169

El paro baja en todos los grupos de edad y sectores salvo en Agricultura

Descenso también en la provincia, con 1.977 parados menos y un total de 204.630

El mes de noviembre de 2017 ha pasado dejando en Sevilla capital 887 parados menos que los que había en octubre, con lo cual ahora el número de desempleados en la capital de Andalucía se queda en 74.169 según los datos de las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) difundidos de manera oficial por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que dirige la onubense Fátima Báñez. La situación también mejora en el conjunto de la provincia, donde la estadística refleja 1.977 desempleados menos, hasta un total de 204.630.

El número de desempleados ha evolucionado en Sevilla capital de 75.056 en octubre a 74.169 en noviembre, lo que significa 887 menos (un -1,18%). Continúa así la racha positiva en este mes que se inició a partir del año 2014, ya que hasta entonces -y desde el estallido de la crisis económica en septiembre de 2008- en noviembre subía el paro año tras año. Así ocurrió hasta 2013. Fue al año siguiente cuando se invirtió la tendencia.

La reducción en 887 parados del mes pasado no es, sin embargo, la mejor cifra del periodo reciente pese a que ahora se haya acentuado la recuperación económica y el otoño se haya convertido en la mejor temporada turística de Sevilla por primera vez en la historia, superándose los registros de la tradicional temporada alta en primavera. Y es que en 2015, hace dos años, el número de sevillanos que abandonaron las listas del paro en noviembre fue superior a éste: 932 por los citados 887.

En cuanto al dato interanual, de noviembre de 2016 al de 2017, se pasa de los 80.034 parados de hace un año a los 74.169, lo que supone 5.865 desempleados menos (-7,32%).

Mucho mejor es todavía la evolución del desempleo en la ciudad bajo el mandato de Espadas como alcalde, ya que entre su toma de posesión, en junio de 2015, y hoy, el número de parados ha caído en 10.301 personas y hay un 12,19% menos de desocupados que hace dos años y medio en números redondos. Puede decirse que en cada uno de los meses transcurridos con Espadas como alcalde un promedio de 355 sevillanos han salido de las listas del paro.

DESGLOSE

La caída del paro en noviembre beneficia incluso más a las mujeres que a los hombres, cuando normalmente suele ser al revés o incluso cuando hay reducción aquéllas se quedan fuera de la mejoría. Así, se ha pasado de 31.898 varones desempleados en octubre a 31.550 en noviembre: 348 menos. Como decíamos, la evolución es todavía mejor en el caso de las féminas, al pasarse de 43.158 mujeres desempleadas a 42.619, lo que supone 539 menos.

Por sectores económicos, hay descenso del paro en todos menos en la Agricultura, y habrá que preguntarse si el efecto de la prolongada sequía en las labores agrícolas ha tenido esta repercusión negativa también a la hora de las estadísticas del SAE. La evolución ha sido la siguiente: Agricultura, 1.505 parados (+ 63); Industria, 3.976 (-68); Construcción, 5.684 (-43); Servicios, 52.286 (-685); y colectivo Sin empleo anterior, , 10.718 (-154).

En todos los grupos de edad ha caído el paro, lo cual es excepcional, pues raramente se produce esta circunstancia, ya que suele haber alguno que no se beneficia de la mejora de la coyuntura. Varios datos destacan en el conjunto. Por una parte, que la mayor reducción en el número de parados (en torno a 150 personas) se da en los grupos de 20 a 24 y de 25 a 29 años, hecho que denotaría una mayor contratación de jóvenes y, probablemente, en condiciones de precariedad, como viene siendo habitual. Por otra parte, que es en los colectivos que frisan los 50 años o lo superan donde se acumula el mayor número de desempleados, más de 9.000 y de 10.000. Y que donde menos baja el paro es entre los mayores de 59 años, ya con un pie fuera del mercado laboral: tan sólo 18 personas hallaron un trabajo el pasado noviembre en este grupo de edad.

La distribución del número de parados por grupos de edad queda como sigue: menores de 20 años de edad, 1.299 parados (-62); de entre 20 y 24 años, 4.772 (-157); de 25 a 29 años, 6.899 (-141); de 30 a 34 años, 7.303 (-87); de 35 a 39 años, 8.192 (-85); de 40 a 44 años, 9.089 (-79); de 45 a 49 años, 10.315 (-82); de 50 a 54 años, 10.629 (-92); de 55 a 59 años, 9.203 (-84), y mayores de 59 años, 6.468 parados (-18).

LA PROVINCIA

El paro también ha caído en noviembre en el conjunto de la provincia de Sevilla, al pasarse de los 206.607 desempleados de octubre a 204.630 ahora, lo que significa 1.977 menos (un -0,95%). Proporcionalmente, la evolución en la provincia ha sido peor que la de la capital el mes pasado.

También la reducción ha beneficiado tanto a hombres como a mujeres, aunque en este caso ha sido al revés que en la capital, con mayor caída entre aquéllos que entre éstas. Ahora hay 85.454 hombres parados (- 1.104) y 119.173 mujeres en desempleo (-873).

Por sectores económicos, al empeoramiento en la Agricultura, como en la capital, se une en la provincia el de la Industria, el segundo en el que también aumenta la cifra de parados, mientras que en el resto la evolución es favorable, especialmente en los Servicios, que acumulan más de la mitad de los nuevos egresados de las listas de paro.

La evolución ha sido la siguiente: Agricultura, 12.372 parados (+76); Industria, 13.614 (+30); Construcción, 19.482 (-221); Servicios, 135.398 (-1.139), y colectivo Sin empleo anterior, 23.764 (-723).

El tranvía, las Setas bis

El “Metrocentro” costó 93 millones de euros, equivalentes al 67% del coste de las Setas de la Encarnación

El tranvía transporta al día 41.437 viajeros menos que los autobuses a los que sustituyó

 

Portavoces de grupos que más se beneficiaron de las derramas de Monteseirín para comprar el favor de la opinión pública (al final no le sirvió de nada porque fue defenestrado por Griñán mediante aquel teletipo de Europa Press) han tratado de aprovechar el décimo aniversario del tranvía para presentar a aquél como el gran transformador de Sevilla, gracias al cual se acabó con la contaminación que ennegrecía la fachada de la catedral, en contraste, claro está, con Espadas, y reduciendo su ruinosa herencia por sus despilfarros faraónicos a “algunas trampas”.

Algunos todavía piensan que la transformación de una ciudad sólo consiste en destrozar su histórico paisaje con un rascacielos de 178 metros de altura en la Cartuja;

cargarse los jardines del Prado con una ilegal biblioteca de diseño copia-pega salida en serie del estudio de un arquitecto/a-estrella (al igual que ocurre con la torre Pelli);

gastar 138 millones de euros (o más, porque ya se ha perdido la cuenta tras las diversas condenas al Ayuntamiento) en la inutilidad funcional de las Setas

y  93 millones en el tranvía, sin pararse a pensar en la relación coste/oportunidad  de esas decisiones y en la rentabilidad económica y social que habría tenido ese dinero dedicado a otros fines.

Lo triste es comprobar cómo el propio Espadas, contra quien van dirigidos los elogios a Monteseirín, cae en esa trampa al plantearse la ampliación del tranvía a Santa Justa sólo porque “algo habrá que presentar para las elecciones”, sin reflexionar sobre su necesidad o duplicidad (al artículo “Tranvía al cubo” me remito:

Tranvía al cubo

) o sobre que ese dinero podría tener un mayor efecto transformador dotando, por ejemplo, de ascensores a las decenas de miles de viviendas sin ellos, acabando con la infravivienda en Los Pajaritos y otros barrios marginados de la ciudad y creando las condiciones para que salgan de la pobreza (tenemos 7 de los 15 barrios más pobres de España).

Los propagandistas de Monteseirín alardean de que gracias a su supuesta política transformadora peatonalizó el Centro y permitió a los sevillanos disfrutar de una calle San Fernando y de una Avenida de la Constitución sin tráfico.

 

EN CLAVE POLÍTICA

 

Hay que retrotraerse a aquellos años para analizar la actuación con objetividad. Recuérdese que el PP de Soledad Becerril había ganado las elecciones municipales de 1999 con una diferencia de 2.104 votos (118.072 frente a 115.968) y de un concejal (13 frente a 12) sobre el PSOE pero que por su incompatibilidad personal con Rojas Marcos (y viceversa) el PA de éste prefirió entregarle la Alcaldía al PSOE de Monteseirín después de que en las negociaciones dirigidas por Chaves (Monteseirín no pintó nada) los socialistas aceptaran la exigencia andalucista de terminar la abandonada línea 1 del Metro.

Las obras no se reanudaron hasta septiembre de 2003 y sufrieron numerosas incidencias (desde la caída de la viga de un paso elevado sobre la SE-30, que podría haber causado una catástrofe entre los automovilistas, hasta el hundimiento del suelo en la Puerta de Jerez, que se tragó el kiosco existente)

y acentuadas protestas, especialmente de los comerciantes, porque no penetraban hasta el Centro y se limitaban a bordearlo en el tramo Puerta de Jerez-Prado de San Sebastián.

 

Temiendo que la polémica y la mala imagen del Metro y las críticas hacia él por no plantarse ante la Junta (en manos de su mismo partido) y exigirle que el suburbano llegara hasta la Plaza Nueva se la hicieran pagar los sevillanos en las urnas, Monteseirín concibió su particular línea al Centro, pero no como un Metro subterráneo, entre otras razones porque ya no le daba tiempo a tenerlo para las elecciones de mayo de 2007, sino en superficie, de ahí su engañosa denominación de “Metrocentro”. Quería instalar en la mente de los votantes la idea de que era él y no la Junta ni nadie más quien les había logrado una línea de Metro hasta el corazón de Sevilla.

Ese fue el origen y el motivo del proyecto, meramente electoralista y sin pensar en su utilidad, coste y alternativas más baratas. El entonces alcalde no pensó ni en la contaminación del tráfico sobre la catedral, ni en los peatones, pero como había que “vestir” la idea se publicitaron las posibles consecuencias positivas como la génesis del proyecto: un transporte ecológico que permitiría peatonalizar dos calles (San Fernando y la Avenida) , con lo que se daba fundamento al lema de “la ciudad de las personas”.

 

NO LLEGÓ A TIEMPO

Las obras se iniciaron en junio de 2006, once meses antes de las elecciones municipales de mayo de 2007, con el indisimulado objetivo de Monteseirín de presentarse a las mismas con el tranvía como principal activo de su gestión.

Hasta entonces, según la Memoria de Sostenibilidad de Tussam de 2005 (véase el capítulo IV) llegaban hasta la Plaza Nueva once líneas, servidas por 83 autobuses y que transportaron aquel año un total de 19.380.638 viajeros, a una media de 53.097 diarios.

Monteseirín abrió en canal el itinerario entre el Prado y la Plaza Nueva durante casi año y medio, por lo que no llegó a tiempo a las elecciones de mayo de 2007 (el tranvía se inauguró el 28 de octubre), y aunque se mantuvo en el poder cuatro años más gracias al pacto con la IU de Torrijos y hasta consiguió un edil más, por la ley D’ Hont, perdió aquellos comicios, que supusieron el principio de su final político a manos del PP de Zoido  (el PSOE perdió 6.424 votos y el PP ganó 9.381 y tres ediles).

El tranvía cubría únicamente los 1.200 metros entre el Prado y la Plaza Nueva y en la mitad de su trayecto se superponía en superficie con el mismo recorrido subterráneo del Metro (desde la Puerta de Jerez hasta el Prado), con lo que el único tramo que quedaba sin servicio de transporte no duplicado eran los 600 metros y pico a partir de la Puerta de Jerez. Esa mínima distancia suponía un simple paseo a pie de entre 7 y 10 minutos.

 

RENUNCIA A LA FINANCIACIÓN

 

En este sentido, el edil Celis declaró que no hacía falta prolongar la línea 1 del Metro hasta la Plaza Nueva porque la distancia desde la Puerta de Jerez era tan corta que se podía ir perfectamente andando. De esta manera, inconscientemente, confirmó la inutilidad del tranvía, porque su argumento era perfectamente aplicable al denominado “Metrocentro” en superficie, cuya construcción solapándose en un 50% con el Metro se la habrían podido ahorrar, más las molestias añadidas, los contribuyentes sevillanos.

Un ahorro cierto porque la entonces consejera de Obras Públicas, Concepción Gutiérrez del Castillo, con tal de hacerle un favor político a su correligionario Monteseirín, se mostró dispuesta a calificar el tranvía en superficie proyectado por éste como una extensión del Metro de la Junta que prestaría un servicio metropolitano y por lo tanto podría ser costeado por el Gobierno andaluz y gestionado por el consorcio de empresas privadas adjudicatario del Metro.

Temerosos de tal posibilidad y de las exigencias y condiciones de las empresas privadas frente a las laxas que tenían en el Ayuntamiento, sindicalistas radicales de Tussam fueron unas cuantas noches a protestar frente a la casa del entonces alcalde, el cual prefirió plegarse ante aquéllos antes que ahorrarle millones a los sevillanos. Pudiendo salir gratis a Sevilla (aunque el concepto es relativo, dado que el dinero es al fin y al cabo público), como Monteseirín, en su falta de coraje, se negó a adscribirlo al Metro, el tranvía le costó al Ayuntamiento unos 53 millones de euros (la Junta habría acabado financiando sólo unos 30 millones).

 

LA LANZADERA

 

Durante la construcción del tranvía, las líneas de autobuses que rendían en la Plaza Nueva lo hicieron en la Avenida de Roma (entre el hotel Alfonso XIII y el Palacio de San Telmo y los jardines de Cristina), desde donde cada pocos minutos partía una lanzadera que a través del Paseo de Colón y de la calle Reyes Católicos llegaba hasta la Magdalena. Se demostró así que habría sido posible peatonalizar de forma real, con todo el espacio para los transeúntes, San Fernando y la Avenida, poniendo en servicio una lanzadera servida por autobuses no contaminantes, a gas o eléctricos, como los que ya existían en aquella época.

No hace falta irse a Londres, Ginebra u otras ciudades europeas con líneas de autobuses ecológicos. Una semana antes de la inauguración del tranvía de Sevilla, el alcalde de Málaga presentó once autobuses eléctricos-híbridos no contaminantes (reducción del 98,34% de las emisiones) de la marca Iveco y con placas fotovoltaicas en el techo para las líneas circulares malagueñas.

Con tal de tener el tranvía para las elecciones, Monteseirín cortó todos los árboles desde el Prado hasta la Plaza Nueva y destruyó los hornos almohades que había en la Puerta de Jerez. Hoy, los peatones disponen de menos espacio que antes de la supuesta peatonalización, ya que al tranvía por en medio se unen bicicletas, coches de caballo, patinadores y ocupantes de patinetes eléctricos (los Segway), más veladores por doquier.

Como muchos usuarios de Tussam no tomaban el tranvía en el Prado y se iban andando hasta la Plaza Nueva (mejorando el aserto de Celis de que se podía suplir el Metro con un paseo; en este caso, todo el tranvía), para tratar de justificar la necesidad del tranvía que iba, según la expresión popular, “de ningún sitio a ninguna parte”, el gobierno de Monteseirín lo prolongó hasta San Bernardo (con nuevo gasto, hasta un total de 93 millones para toda la línea) a partir del 15 de abril de 2011 (2,2 kilómetros de recorrido).

La paradoja es que desde entonces nunca se han alcanzado los 4,78 millones de viajeros del tranvía en aquel año, con una caída acentuada hasta 2015. En este decenio, el tranvía ha transportado un total de 42,6 millones de viajeros en números redondos, a una media diaria de 11.660, frente a los 53.097 de media de las once líneas de autobuses que rendían en Plaza Nueva.

Conclusión: Monteseirín se gastó 93 millones de euros (el equivalente al 67% del coste de las Setas) en un “Metrocentro” que diez años después transporta 41.437 viajeros menos al Centro que los autobuses.

Emvisesa: sorteo ante notario para ordenar la lista de demandantes de vivienda

PRECEDENTE

El anterior se celebró en marzo de 2016, cuando había 12.989 inscritos

ACTUALIZACIÓN

Desde entonces se han apuntado en el Registro 4.186 personas más

PREVISIÓN

La empresa municipal proyecta ofrecer mil pisos en los dos próximos años

 

El Registro Público Municipal de Demandantes de Vivienda Protegida de Sevilla ha organizado para el martes 12 de diciembre un sorteo ante notario con el fin de ordenar la lista de demandantes inscritos, tal y como aprobó la Comisión Ejecutiva de Emvisesa y en cumplimiento de la normativa existente al respecto.

El anterior sorteo se celebró el 17 de marzo de 2016 para ordenar la lista de demandantes, que en ese momento ascendía a 12.989 personas.  Hasta la fecha, se han estado elaborando las listas de titulares y suplentes seleccionados ante las peticiones de los distintos promotores, sobre la base del resultado de este sorteo.

Conforme a lo dispuesto en el artículo 16. 2. d) del Reglamento del Registro, publicado en Boletín Oficial de la Provincia de Sevilla de fecha 8 de noviembre de 2012, en relación a la periodicidad de los sorteos, ésta se determinará por el órgano competente según las previsiones de vivienda a ejecutar establecidas en el plan municipal de vivienda y, en todo caso, se celebrará un nuevo sorteo una vez que se hayan adjudicado un mínimo de mil viviendas desde el último sorteo celebrado.

Si bien aún no se han cerrado todos los procedimientos de adjudicación de este número de viviendas (que termina con la firma de los contratos de compraventa de las mismas), se han preparado listas y quedan pendientes otras que, en total, contabilizan aproximadamente 1.000 titulares y suplentes para ser adjudicatarios, y que serán completadas (aquellas que no estén cerradas al día del sorteo) con los inscritos ordenados conforme al sorteo celebrado en marzo de 2016.

 INCREMENTO

Puesto que desde la celebración del sorteo de fecha 17 de marzo de 2016, se han realizado 4.186 inscripciones más, además de cancelaciones y caducidades,  se ve conveniente la celebración de un nuevo sorteo que determine un nuevo orden de prelación de demandantes, antes de que se soliciten y posteriormente se elaboren  listas de titulares y suplentes para los nuevos procesos que se vaya a iniciar, además de buscar el objetivo de evitar que se repitan en las futuras listas los mismos inscritos en las listas de titulares y suplentes que se han venido incluyendo hasta la fecha.

El 70% de las personas inscritas como demandantes de vivienda protegida en Sevilla tienen una antigüedad inferior a los tres años en el Registro.

Desde el pasado 20 de noviembre, se está publicando en la página web de Emvisesa la lista de todos los inscritos hasta la fecha, con el número asignado para participar en el sorteo, y se dio un plazo de 10 días para la presentación de posibles alegaciones. Una vez finalizado dicho plazo, se procederá a elaborar la lista definitiva, para la celebración del sorteo ante notario, el próximo 12 de diciembre de 2017.

Emvisesa quiere aclarar que este sorteo no significa que se vayan necesariamente a sortear viviendas ahora mismo, sino que obedece al cumplimiento de  la normativa.

En paralelo, Emvisesa ha constituido distintas mesas sectoriales  con participación de asociaciones, colegios profesionales, expertos y una representación de inquilinos y personas inscritas en el Registro de Demandantes, que tienen como uno de sus objetivos establecer mecanismos y medidas que mejoren el funcionamiento del Registro Público Municipal de Demandantes de Vivienda.

El Ayuntamiento de Sevilla rechaza su posible intervención por Hacienda

El Ayuntamiento de Sevilla no ha recibido aún ninguna carta oficial ni advertencia de ser intervenido por parte del Ministerio de Hacienda y rechaza su inclusión en una lista de veintidós grandes corporaciones locales y/o provinciales que serán apercibidas por el departamento que dirige Cristóbal Montoro por incumplir el plazo legal máximo de pago a proveedores, fijado en 30 días en la ley de Estabilidad y Sostenibilidad Financiera.

Al Ayuntamiento hispalense se le atribuye una deuda de 42,1 millones de euros y una demora media en los pagos de 62 días, según la relación del Ministerio, de la que se ha hecho eco el diario El País.

Un portavoz del gobierno de Espadas afirma que no se trata de un problema generalizado en todas las facturas, “sino de una serie de ellas, especialmente antiguas, que incrementan la media”, y que el pago en la mayor parte de las facturas está “normalizado por debajo del límite legal”.

Según la corporación municipal sevillana, la ciudad cumple actualmente con toda la normativa en materia de saneamiento, deuda y regla de gasto, y el desvío en el pago a proveedores es de tan sólo un día y medio en estos momentos, cuando el año pasado era incluso de catorce días por debajo de lo que ocurría en etapas de mandatos anteriores.

Afirma el Ayuntamiento que las medidas adoptadas están dando sus frutos, por lo que “no hay motivo alguno para la amenaza” de Hacienda.

Inmobiliaria del Sur (Insur), favorita en la permuta por el solar de Ramón Carande

OFERTA

Ofrece a Emvisesa 63 viviendas ya construidas, locales comerciales, suelo y 3 millones en efectivo

VALOR

La valoración de su oferta supera en más de un millón de euros a la segunda más alta

ANOMALÍAS

Podría haber errores invalidantes en las ofertas de dos de las cinco empresas aspirantes al solar

 

 

Inmobiliaria del Sur (Insur) ha presentado la que “a priori” parece la oferta más alta y ventajosa en el concurso convocado por la Empresa Municipal de la Vivienda (Emvisesa) para la permuta del solar de ésta en la Avenida Ramón Carande, al que aspiran un total de cinco compañías del sector inmobiliario. No obstante, serán los técnicos los que evalúen todos y cada uno de los aspectos de las ofertas para que la dirección de Emvisesa adopte la decisión final.

Insur ofrece a Emvisesa por el solar de Ramón Carande 63 viviendas y tres locales comerciales ya construidos -por tanto, podrían ser de ocupación inmediata por los demandantes inscritos en el Registro de la empresa pública-, amén de suelo para equipamiento social y 3.385.000 euros en metálico.

La mayor parte de esas viviendas están en la calle Cátodo, cerca de la Avenida de Andalucía, y la parcela dotacional para equipamiento público y con un valor de 896.221 euros, en la Vereda Pozo del Aceite. En total, estas viviendas, locales, suelo y dinero en metálico tienen una valoración de 11.059.807,75 euros.

Por su parte, Vía Célere ofrece tres parcelas por un valor conjunto de 6.441.094,80 euros, más 3.485.000 euros en metálico, lo que suma 9.926.094,80 euros. Las tres parcelas están en el sector 5 y 13 del Polígono Aeropuerto. Habrían pertenecido anteriormente a Inmobiliaria Osuna e incluso habrían salido a una subasta que quedó desierta. Si los técnicos comprueban que aún están inscritas en el Registro Municipal de Solares, la oferta podría quedar invalidada conforme al pliego de condiciones.

Salvo Global Property ha ofrecido suelo en la calle Clavellinas, Castellar (antigua fábrica de sombreros Fernández y Roche) y Heliotropo por valor de 4.900.000 euros, a lo que añade 2.166.000 euros en metálico, lo que suma en conjunto 7.016.000 euros.

La cuarta oferta en valoración económica es la de Urbanismo y Promoción Meridional, que se compone de suelo en San Nicolás Oeste por valor de 5.762.083,32 euros, pero no se añade ninguna cantidad en metálico.

Por último, hay un quinto concursante, ABU, pero sin propuesta económica conocida por error al incluirla en el sobre equivocado (el número 1 en vez del número 2), circunstancia que podría ser descalificante. En efecto, en el pliego del concurso, página 11, al citarse los contenidos de los sobres se indica lo siguiente: “La documentación correspondiente a cada sobre no puede incluirse entre la que corresponda a otro sobre”.

Y en el párrafo final relativo al contenido del sobre nº 1 se lee: “En esta documentación no se hará referencia alguna a la proposición económica, que se deberá introducir en el sobre Nº 2; el incumplimiento de lo establecido en este apartado dará lugar al rechazo de la oferta”.

El Colegio de Arquitectos de Sevilla recurrirá ante el Tribunal Supremo por las indemnizaciones

La asamblea urgente y extraordinaria del Colegio de Arquitectos de Sevilla, convocada por la nueva Junta de Gobierno para que adoptara la decisión de cómo afrontar el pago de las elevadas indemnizaciones pendientes (entre 500.000 y 700.000 euros, en números redondos) a trabajadores de la entidad despedidos durante el mandato de Ángel Díaz del Río como decano, adoptó el acuerdo de que se presente un recurso de casación ante el Tribunal Supremo, en la esperanza de ganarlo o de al menos conseguir una sustancial rebaja de la cantidad.

Prevista en principio en el salón de actos del colegio (calle Imagen), la asamblea hubo de trasladarse a la sede de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura, en la avenida de la Reina Mercedes, ante la expectación creada y por esperarse una asistencia muy superior a la habitual. El encuentro no estuvo exento de tensión y de acaloradas discusiones, especialmente por la actitud discordante de colegiados afines a la anterior Junta Directiva.

Finalmente se decidió la elevación de un recurso de casación ante el Tribunal Supremo, amparándose para ello en informes jurídicos que avalarían la posibilidad de ganarlo o, en su defecto, de conseguir rebajar la cifra a pagar. La votación se saldó con 265 votos a favor, ninguno en contra y seis abstenciones.

Para el caso de que hubiera que pagar por una sentencia desfavorable se acordó  una cuota extra de 30 euros en diciembre y una aportación mensual de 4,5 euros a partir de enero de 2018 que se sumaría a la actual, resultando  una mensual de 30 euros.

Fuentes del COAS han confirmado este recurso y dicen que  busca la “unificación de doctrina ante la viabilidad de presentarlo que ha manifestado el informe jurídico encargado por el Colegio”.

Sevilla vuelve a tener talleres de empleo al cabo de seis años

 

RESOLUCIÓN

La Junta de Andalucía aprueba las cinco solicitudes cursadas por el Ayuntamiento

FINANCIACIÓN

La subvención global otorgada se acerca a 1,4 millones de euros

RECHAZO

Durante el mandato de Zoido no se dio subvención a 26 solicitudes presentadas

El gobierno de Espadas ha conseguido que la Junta de Andalucía vuelva a subvencionar talleres de empleo en Sevilla después de seis años sin hacerlo y de la mejoría de la situación económica. El anterior gobierno de la ciudad, que presidió el popular Juan Ignacio Zoido, siempre se quejó de que la Junta no le concedió ninguna de las veintiséis subvenciones que pidió para otros tantos talleres de empleo y escuelas-taller.

El Gobierno autónomo, mediante una resolución aún provisional, ha aprobado subvencionar con una cantidad que oscila entre 270.872 euros como mínimo y 274.828 como máximo y hasta un total de 1,36 millones los cinco talleres de empleo solicitados por el Ayuntamiento de Sevilla y que en principio se organizarían en la zona Norte de la ciudad (dos), el Distrito Sur (dos) y Torreblanca (uno).

Tras esta decisión, la capital de Andalucía volverá a contar  con este tipo de instrumentos para la formación laboral, después de que desaparecieran durante el mandato de Zoido.

Hasta ahora se habían venido sustituyendo por programas propios del Ayuntamiento, tales como la Escuela Social de Hostelería de Torreblanca y el Integra, los cuales también se mantendrán para el año 2018, con lo que la formación laboral recibirá un doble impulso, necesario si se tiene en cuenta que según los últimos datos oficiales del Ministerio de Empleo y Seguridad Social nuestra ciudad tiene 75.056 personas en paro. Hay que recordar que también durante este año se ha recuperado por completo el programa Andalucía Orienta.

El PP se ha lamentado siempre de que desde 2012, tras la llegada de Zoido a la Alcaldía, la Junta no concedió a Sevilla ninguna de las veintiséis subvenciones solicitadas para un número equivalente de talleres de empleo y de escuelas-taller, con lo que la ciudad habría perdido según sus cálculos más de 20 millones de euros, que habrían servido para formar a 390 desempleados.

A los populares les parecen pocas las cinco solicitudes para talleres y las dos para escuelas-taller tramitadas por el gobierno de Espadas y han exigido que se vuelva al menos a las once solicitudes de épocas anteriores, por lo que en su opinión se ha producido una renuncia a obtener más recursos para la ciudad.

Hace dos semanas, el edil popular Alberto Díaz anunció una moción de su grupo político con el fin de que el Ayuntamiento solicite para 2018 escuelas-taller en Torreblanca, Barrio Sur, Miraflores, San Pablo, Alcosa y Tres Barrios-Amate, y talleres de empleo en Polígono Norte, Polígono Sur, Amate, Torreblanca y Alcosa.

El vaso vacío de Rus

Cada vez que habla del dragado, el presidente de la CES hace un discurso catastrofista sobre Sevilla

Los datos de Espadas, del Puerto y de nuestra economía dejan en evidencia las palabras del presidente de la patronal

 

El presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES), Miguel Rus, reivindicó en el II Foro Conversa (Coria del Río) la “necesidad” de mejorar la navegabilidad del Guadalquivir “para atraer inversiones” y lamentó “las consecuencias que ya está teniendo en la economía sevillana la no realización del dragado del río”.

Como todos sabemos, el proyecto del dragado está suspendido hasta que los científicos no determinen en su auténtica magnitud su impacto ecológico (Doñana, salinidad del estuario, fauna acuática…) y económico (arrozales, otros cultivos, sector pesquero…). Entre tanto, Rus tiene todo el derecho del mundo a pedir que se ejecute, pero lo que no es admisible, máxime en un cargo institucional como él que debe tener una visión global de la economía sevillana y representar a todos los sectores y no sólo al de la construcción del que procede, es que en esa reivindicación deslice medias verdades, omita datos o deforme la realidad. Analicemos su discurso:

-Las consecuencias que ya está teniendo en la economía sevillana la no realización del dragado: Basta contraponer el discurso de Rus al casi simultáneo del alcalde, Juan Espadas, que con datos y no con palabrería sostiene que Sevilla está en “su mejor momento económico de los últimos seis años, mejorando notablemente el posicionamiento para el desarrollo de nuevos proyectos y la atracción de inversores”. Ha recordado el alcalde que tenemos la menor cifra de parados desde 2011; que las 1.638 licencias de obra pedidas hasta el 25 de octubre movilizarán una inversión de 222 millones de euros (el doble que en 2016), como en la época previa a la crisis y en proyectos como Puerto Triana, Palmas Altas, Astilleros, el centro logístico de Amazon y Cartuja; que hay en marcha 837 nuevas viviendas (más que entre 2011 y 2013) y próximos a desarrollarse Cisneo Alto, Hacienda del Rosario y Palmas Altas Sur, entre otras; que el tráfico del aeropuerto ha crecido en un 6,3%; que Fibes cerrará 2017 con 200 congresos (un 10% más) y su impacto económico en la ciudad será de 100 millones; que los proyectos hoteleros se han duplicado en sólo un año, al pasar de 28 a 44 y que la ciudad recibió 2,5 millones de turistas (se baten récord mes tras mes) y ha sido calificada por Lonely Planet como el mejor destino del mundo para 2018.

-Desde el año 2000 son numerosas las empresas que han tomado sus decisiones de traslado de sedes: Palabras que no pueden ser más inoportunas al establecer, siquiera inconscientemente, un paralelismo con Cataluña, donde hasta la fecha se han ido 2.540 compañías por causa del independentismo. El presidente de la Autoridad Portuaria, Manuel Gracia, no dijo hasta el 16 de marzo pasado que hasta 2020 no se volverá a plantear el dragado y que mientras tanto la estrategia será la de la mejora general del estuario y la de la competitividad del puerto mediante el enlace ferroviario con la Salud y cuantas otras medidas puedan acometerse. Por tanto, la supuesta relación causa-efecto entre la renuncia (temporal) al dragado y al también supuesto abandono de empresas debería establecerse a partir de marzo de 2017 y no (mediando la gravísima crisis económica a partir de 2008) remontándose hasta el año 2000. Para empezar, Rus no especifica ni número real (¿10, 15, 20 ó 3?) ni el nombre concreto de esas supuestas empresas en fuga. De las que tuvimos noticia que se fueron, por ser las más conocidas, o no tuvieron jamás su sede aquí o lo hicieron por razones ajenas al no-dragado, por concentración empresarial o caída de su mercado en Andalucía, casos de Cargill, Yoplait, Danone o Panrico.

 

-En algunos casos han expresado a la CES su preocupación al estar vinculada la continuidad de sus planes industriales a las mejoras de la navegabilidad del río: Que diga Rus el nombre de esas supuestas empresas, porque nunca lo dice. A ver si va a pasar como con las más de cien que según Zoido estaban en lista de espera para instalarse en la Zona Franca apenas se aprobara ésta y todavía las estamos esperando. Enlazando con lo anterior, Rus siempre omite las compañías que han venido desde el año 2000 y siguen viniendo, como Amazon, y que nuestro puerto es cada vez más importante como área logística e industrial que como comercial, de ahí el menor impacto y trascendencia del no-dragado.

 

Si le hubiera preguntado a la Autoridad Portuaria, ésta le habría respondido que, por ejemplo, el año pasado se produjo un hito en la historia del puerto cual fue la instalación de GRI Towers y la ampliación de Tecade en Astilleros. La concesión de GRI Towers es la de mayor superficie otorgada en los últimos 50 años e incluye las gradas uno y dos de la antigua factoría naval, así  como varios edificios en el polígono y en su entorno. Esta compañía fabricará y expedirá desde Sevilla río abajo las estructuras metálicas y torres eólicas “off shore” para instalar aerogeneradores en el mar. Con una inversión de 54 millones de euros en el puerto, empleará a casi 400 personas y fabricará más de un centenar de torres al año.

Además, el espacio logístico e intermodal ubicado en la dársena del Batán recibió en 2016 un fuerte impulso gracias a tres empresas: OPDR (filial de la tercera naviera mayor del mundo, CMA CGM), Boluda (que gestiona la terminal de contenedores) y la socimi Merlin Properties (100% de acciones de Sevisur Logística, la sociedad gestora de la ZAL).

 

Otrosí, empresas ya instaladas en el puerto han pedido la ampliación de sus concesiones, como Sevitrade, para 19.000 m2 en la Zona Franca, donde ha construido una nave de 10.000 m2; Estibadora Sevillana, 5.200 m2; Almacenes y Depósitos Portuarios, que está terminando una nave de 5.000 m2 para cereal; Carbón Puerto, con 20.000 m2 para seis naves; Rocket Logística, que ocupará una parcela de 11.300 m2; Servicios Ambientales Llopis, que ampliará su superficie con 3.697 m2, y Tecade, que usará 2.994 m2 más. Y todo ello es inversión privada sin necesidad del dragado, pese a lo dicho por Rus.

 

-En la actualidad sólo vienen flotas obsoletas y barcos pequeños; hay que acaparar el transporte mediano e internacional, algo que sólo será posible con el dragado: Cuando en noviembre de 2010 se inauguró la nueva esclusa se comunicó oficialmente que permite pasar al 90% de la flota mercante del mundo y que con la misma el puerto aumentaría de forma considerable el transporte marítimo hasta pasar de los 5 millones de toneladas actuales hasta 12 millones, incrementar la actividad económica y crear 15.000 empleos. Que se sepa, entonces Rus no cuestionó ni los datos ni las expectativas.

 

-Airbus tiene una parcela en el puerto que no utiliza; Renault podría fabricar cajas de cambio para todo el mundo y la industria agroalimentaria empezaría a usar grandes barcos congeladores en detrimento del transporte por carretera, que es más costoso y contaminante: Sin abundar más en que nuestro puerto es cada vez más un área logística e industrial que una vía de transporte, la batalla del sector agroalimentario no es el congelado, sino la rápida distribución del producto en fresco, como demuestra Amazon hasta con el uso de drones para el reparto aéreo a domicilio y sus servicios exprés, que están obligando a reaccionar en la misma línea a todas las grandes cadenas comerciales.

 

Y si Airbus tiene una parcela en desuso, ya hemos visto ejemplos de otras empresas que cada vez piden y utilizan más superficie (hay 463.000 m2 de superficie en concesión). En cuanto al aserto de que Renault podría fabricar cajas de cambio para todo el mundo, no cabe mayor grado de ignorancia por parte del presidente de la CES. Este mismo verano, Renault celebró que en su factoría de San Jerónimo se habían fabricado ya 27 millones de cajas. La firma francesa destacó entonces que aquélla produce un tercio de todas las cajas de velocidad del Grupo Renault en el mundo y que exporta el 80% a más de 30 fábricas en distintos países.

-Lo más importante es el transporte de mercancías y no tanto el de cruceros, pues en su mayor parte se trata de turismo “low-cost”: Insisto: nuestro puerto es cada vez más logístico e industrial y menos mercantil (pese a lo cual en 2016 se movieron en el mismo 4,7 millones de toneladas de mercancías, el quinto mejor registro de su historia), pero en materia turística, ¿acaso cree Rus que de los 2,5 millones de visitantes de Sevilla y de los 75,3 millones de España son mayoría los turistas de lujo, o más bien usan vuelos de bajo coste para venir? En el caso de los cruceros a nuestro puerto (76 escalas previstas en 2017), los viajeros parece que tienen más poder adquisitivo que el resto y también vienen cruceros de lujo, como el “Sirena”, que con 635 pasajeros a bordo atracó en el muelle de las Delicias el 24 de julio pasado.

 

A Miguel Rus le puede pasar como a aquellos soldados japoneses perdidos durante 40 años en la selva y que no se habían enterado de que la guerra se había acabado. Aquí, la “guerra” por el dragado se ha terminado por una larga temporada, por mucho que el presidente de la patronal se empeñe en mantenerla viva con unos argumentos que no se ajustan a la realidad y con los que se desprestigia él al tiempo que la institución a la que representa. Rus debería reflexionar al respecto y comparar este discurso catastrofista sobre Sevilla con el esperanzador y totalmente opuesto que aún en plena crisis hizo el 17 de diciembre de 2014 y que figura en la página web de la CES: “Confianza en nuestras posibilidades”.

 

Ese Rus era muy distinto a éste, que cuando habla sobre el dragado no ve el vaso medio lleno, sino por completo vacío y al que cabría aplicarle la frase de aquel entrenador del F.C.  Barcelona, Louis Van Gaal: “¡Siempre negativo, nunca positivo!”.

El Pabellón de la Navegación libera suelo para conectar Triana con San Jerónimo

OBSTÁCULO

La valla que corta el acceso a la orilla de la dársena del Guadalquivir será retranqueada
CESIÓN

Epagsa cede para espacio público de la ciudad la franja colindante con la lámina de agua

PUENTE

Ratificación expresa de que no se financiará el puente entre Torneo y la Cartuja

 

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla y Epagsa, la sociedad pública de la Junta de Andalucía heredera de Agesa como gestora de los activos de la Expo en la isla de la Cartuja, han firmado un acuerdo en virtud del cual la segunda accede a retranquear la valla del Pabellón de la Navegación y a ceder a la ciudad la franja de suelo así liberada para poder conectar Triana con el parque de San Jerónimo de forma ininterrumpida a lo largo de la margen derecha de la dársena del Guadalquivir.

El acuerdo entre la Empresa Pública de Gestión de Activos (Epagsa) de la Junta de Andalucía como heredera y continuadora de la Sociedad Estatal de Gestión de Activos de la Expo-92 (Agesa) se materializará mediante una nueva Adenda al convenio firmado también con Puerto Triana el 16 de marzo de 2005, en particular en lo relativo a la financiación y ejecución de las obras de reurbanización del sistema general de espacios libres de dominio y uso públicos de ribera, así como de las obras de reurbanización del tramo viario del Camino de los Descubrimientos. En esta segunda Adenda al convenio ha intervenido también el representante de la Entidad Urbanística de Conservación de la isla de la Cartuja.

En aquel acuerdo de hace doce años se autorizó a la Gerencia de Urbanismo a que los 4.839.928 euros aportados por Agesa pudieran ser utilizados para la ejecución de cualquier solución que mejorara la movilidad en el entorno. Este punto se ratifica ahora en el nuevo acuerdo, pero con la expresa excepción de que el dinero no se dedicará a financiar el puente de tráfico rodado y peatonal Cartuja-Torneo, previsto en una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) al haber desistido el Ayuntamiento de su realización mediante acuerdo de fecha 25 de septiembre de 2016.

La empresa pública de la Junta, Epagsa, se compromete a retranquear a su costa en el plazo máximo de un mes a partir de la concesión de la licencia la valla del Pabellón de la Navegación y a ceder de manera libre y gratuita a la ciudad una superficie aproximada de 404,30 m2 de su parcela registral, con el fin de que se mejore el espacio libre público circundante y el particular el libre tránsito peatonal por el paseo de ribera.

Por su parte, la Gerencia Municipal de Urbanismo se compromete a acondicionar el vial del Camino de los Descubrimientos que permita la conexión puntual entre el Sur del Pabellón de la Navegación y el nuevo Parque de Magallanes, con lo que habrá un itinerario peatonal sin interrupción desde Triana hasta el parque de San Jerónimo.

Asimismo, la Gerencia de Urbanismo autorizará la concesión de permisos y licencias para el vado o reserva de espacio para uso exclusivo (carga y descarga) de autobuses de visitantes del Pabellón de la Navegación en el carril más próximo y a la reserva de espacio para autobuses de visitantes dentro del espacio dedicado a aparcamiento de vehículos en general en la Avenida Camino de los Descubrimientos, frente al pabellón.

La Gavidia y la marca Sevilla

La antigua comisaría fue una “compra envenenada” por 9,9 millones sin saber qué hacer con ella

Mientras a Sevilla sólo vienen proyectos ligados al turismo y al ocio Bilbao y Madrid los buscan tecnológicos

 

En este año a punto de fenecer y en el que se ha cumplido el XXV aniversario de la Expo-92 viene a cuento volver a recordar la frase del ex comisario de la Muestra, el diplomático Emilio Cassinello, sobre los “regalos envenenados” de pabellones al Gobierno de España por los países participantes.

El Reglamento General de la Exposición imponía a los participantes devolver a su estado original la parcela que les hubiera entregado en la Cartuja la Sociedad Estatal para la Expo, que concibió como permanentes para que quedaran tras la Muestra apenas unos pocos, como los temáticos y el pabellón de España.

Cuando acabó el evento, gobiernos de muchos países participantes mostraron una inusitada generosidad al ofrecerse a donar a empresas, organismos y Gobierno españoles sus pabellones a cambio de una cantidad simbólica como una peseta (entonces aún no existía el euro).

Y el comisario Cassinello, independientemente de lo que acabaron aceptando o haciendo diversas empresas, rechazó amablemente tales ofrecimientos a nuestro Gobierno calificándolos en privado como “regalos envenenados”. El veneno del “regalo” radicaba en que los participantes trataban de ahorrarse los obligados costes de demolición de sus pabellones al transferir la propiedad de éstos al país organizador. Si ya después de la Expo, sobrevenida una crisis económica parecida a la actual, no sabíamos qué hacer en y con la isla de la Cartuja, donde sobrevino el “síndrome de los jaramagos”, cabe imaginar qué habría ocurrido si encima hubiera que haber asumido el coste de mantener en pie un centenar en números redondos de pabellones vacíos.

 

ARTILLERÍA

También de “regalo envenenado” hay que calificar la aceptación por Monteseirín, en 2008, de la Fábrica de Artillería para el Ayuntamiento de Sevilla. El Ministerio de Defensa, el organismo oficial que más ha especulado y más beneficios ha obtenido a costa de la ciudad, le transfirió así a la Corporación Municipal hispalense, merced a la ingenuidad del entonces alcalde, los gastos de conservación de ese enorme edificio industrial, con más de 20.000 m2.

En 2010, la entonces delegada de Cultura, Maribel Montaño, declaró: “Creemos que se convertirá en el mejor espacio cultural de la ciudad con una inversión muy ajustada (de) entre 20 y 30 millones de euros…”. Así pues, el Ayuntamiento, que no podía sostener el patrimonio del que ya era propietario, aceptó un “regalo envenenado” cuya reutilización ya evaluó por entonces en esa ingente cantidad de dinero (hasta 5.000 millones de las antiguas pesetas).

 

Y LA COMISARÍA

 

Peor todavía que el “regalo envenenado” de la Fábrica de Artillería fue la “compra envenenada” por Monteseirín con el dinero de los sevillanos en diciembre de 2006 a Interior de la antigua comisaría de la Gavidia por 9,9 millones de euros, más la cesión de los solares para que el Ministerio erigiera cinco comisarías en la ciudad. Si ese Departamento tiene la obligación de construir las comisarías para la Policía Nacional, más tarde o más temprano las habría acabado haciendo (la operación no la aceleró, como prueba el hecho de que todavía no ha culminado su compromiso once años después), por lo que resulta más incomprensible que Monteseirín asumiera esa responsabilidad al inyectarle 9,9 millones de euros por la Gavidia y sin tener ningún proyecto definido para la misma: su mandato duró cinco años más y no fue capaz de reutilizarla en ningún sentido.

Al contrario, la dejó abandonada a su suerte y deteriorándose por la falta de uso, y en los once años transcurridos desde su “compra envenenada” el Ayuntamiento se ha gastado un millón de euros en su vigilancia y comprobado que el coste de rehabilitarla por el abandono en que se halla sumida supera los 10 millones de euros.

En resumen, la ruinosa operación de la Gavidia legada por Monteseirín a Sevilla tendría ya un coste potencial de 21 millones de euros (compra + vigilancia + rehabilitación), y la asunción de la Fábrica de Artillería, otra millonada igual o superior.

 

DISLATE

Este es el “marrón” que le cayó primero a Zoido y después a Espadas. Una situación sobrevenida o heredada  de la que ninguno de los dos ha sido responsable, pero el hecho es que la “patata caliente” de la Gavidia sigue ahí, para incomodidad del actual alcalde, que incluso lanzó el globo-sonda de que quizás lo mejor sería demolerla porque así habría más posibilidad de colocar el solar a algún inversor y de que el Ayuntamiento se liberara del inmueble y de los gastos que le causa aun sin haber hecho nada en el mismo durante once años. Obsérvese, pues, la magnitud del dislate iniciado por Monteseirín: gastar 9,9 millones en un edificio sin saber qué hacer con el mismo, hasta el punto de que su sucesor socialista pensara en echarlo abajo.

Frenado aquel (des)propósito por la mayoritaria reacción en contra y el recordatorio de la Junta de Andalucía de que la ley del Patrimonio lo impedía por tratarse de un edificio protegido, Espadas ha tratado de endosarle la antigua comisaría a alguna empresa o inversor que le libere de ese cáliz patrimonial, de esa ruinosa herencia monteseirinesca.

Y he aquí que al llamamiento de Espadas han aparecido seis promotores que aspiran a convertir a sus expensas (la condición “sine qua non” del Ayuntamiento, el cual no quiere gastar ni un euro más en el inmueble) la antigua comisaría en un hotel (tres proyectos en esa línea); un complejo deportivo-sanitario; un espacio cultural y de ocio (con el parece que inevitable auditorio y salas de exposiciones, pero también con bares y gimnasios) o un centro de emprendimiento, este último auspiciado por el colectivo de arquitectos sevillanos Entre Adoquines y donde nuestros jóvenes y emprendedores tendrían un espacio para la innovación y la creación de empresas de base tecnológica.

 

EXCESOS Y CARENCIAS

 

Me remito al artículo titulado “Un Fab Lab en la Gavidia”, publicado en esta misma sección el pasado julio.  En mi opinión, Sevilla no necesita que su Ayuntamiento promueva más hoteles, complejos deportivos ni mixtos culturales y de ocio porque hay suficiente oferta de los mismos en la ciudad. Hemos perdido la cuenta de los nuevos hoteles anunciados, está reciente la inauguración del complejo deportivo en la antigua estación de Cádiz y es inminente la apertura en la Cartuja del espacio cultural de la Red Criteria que construyó la SGAE, pero sí hay carencia de proyectos públicos de innovación tecnológica y de equipamiento social en un distrito como Casco Antiguo, en línea justamente de lo preconizado por Entre Adoquines.

La diferencia esencial para el Ayuntamiento es que mientras en el resto de proyectos los promotores le liberan de la Gavidia al comprarla o asumir en una concesión el coste de su rehabilitación para el uso que quieran darle, en el de Entre Adoquines se apuesta por el mantenimiento de la propiedad e incluso de la gestión públicas y se preconiza que el Consistorio la rehabilite gradualmente por fases, con recursos propios o con fondos europeos (curiosamente, el Ayuntamiento, que dice no tener dinero para la Gavidia, sí ha estado dispuesto a pagar a la Junta 17 millones por su sede de Gobernación en la Plaza Nueva y ha adquirido la Casa Fabiola por 4,5 millones de euros).

Con esta especie de subasta del edificio entre promotores, Espadas está demostrando, aunque sea de forma inconsciente, que carece de un modelo para la Gavidia o que no sabe cómo insertarla en su modelo de ciudad, ya que obra al revés, porque  debería haber empezado definiendo el uso que quiere dar a la antigua comisaría en vez de que vengan a proponérselo a él.

Sigue mirando el edificio como un problema en vez de como una oportunidad y no sale al exterior a captar un proyecto que se amolde a un fin predeterminado, como sí hacen en otras ciudades, salvo que se entienda que sus preferencias están en la línea de los que ha recibido.

EJEMPLOS

 

El portavoz de Ciudadanos, Javier Millán, puso el pasado mes de julio a Bilbao como ejemplo de saber lo que quería y de cómo desde la propia ciudad fueron a convencer a Digi Pen, una universidad privada que imparte formación (sus alumnos, aunque pagan unos elevados costes, no conocen el paro porque se los rifan las empresas) para el boyante sector de los videojuegos, a fin de que se instalara a orillas de la ría del Nervión.

En el citado artículo “Un Fab Lab en la Gavidia”, publicado el pasado 10 de julio, escribía por mi parte lo siguiente: “¿Quiere ideas Espadas sobre financiación o incorporación privada para un proyecto en esta línea (tecnológica)? No es casualidad que Leroy Merlin, la firma francesa….haya decidido crear para sus clientes “espacios de fabricación colaborativa” asociándose con la americana TechnoShop…”.

Pues bien, como si se tratase de una premonición, tan sólo siete días después de publicarse aquellas líneas la Fundación Universidad-Empresa, la Cámara de Comercio de Madrid, la Fundación CEIM y la Consejería de Economía e Innovación de la comunidad madrileña organizaron un encuentro en la capital de España con el consejero delegado de TechnoShop, Paul Dugan, para propiciar la instalación de esta empresa americana en Madrid e impulsar así un “ecosistema de innovación”, en línea con el proyecto de Entre Adoquines para la Gavidia.

Bilbao y Madrid han ido al mercado a captar no otro hotel, ni un gimnasio, ni un centro de ocio y deportes, sino proyectos de base tecnológica porque sabían qué querían y lo que tenían que buscar, mientras que en Sevilla no dejan de venir hoteles, probablemente porque no sabemos diversificar nuestra imagen de marca, casi exclusivamente asociada al turismo.