Archivo de la categoría: Deportes

La privatización del IMD reporta tres veces menos ingresos

Los Mares, Fundición y San Jerónimo dejaban 975.000 euros bajo la gestión municipal

 

La concesión de estos centros supondrá en la mejor de las  hipótesis 358.000 euros

 

El Consistorio sólo ha previsto un mínimo garantizado por canon fijo de 144.605 euros

El Ayuntamiento obtendrá menos dinero por la privatización de centros deportivos de la ciudad que el que obtenía cuando los gestionaba a través del Instituto Municipal de Deportes (IMD), según refleja un análisis comparado entre las previsiones de ingresos en los Presupuestos municipales del año 2013 para Los Mares, Fundición y San Jerónimo y el estimado en los pliegos y/o contratos administrativos para la concesión de la gestión de estas instalaciones a empresas privadas.

Los centros deportivos de Los Mares, Fundición y San Jerónimo son los tres casos paradigmáticos de la política de privatización de instalaciones del IMD emprendida por el gobierno de Zoido, al pasar directamente y sin opciones intermedias como las Juntas Rectoras a manos privadas mediante concesiones por un periodo de años prorrogable.

A título de ejemplo, el centro de Fundición ha sido adjudicado a una empresa extremeña, Centro Deportivo de Puerta Palma (la cual compitió por la concesión con Campusport y Medios Acuáticos) por un período de 15 años a contar desde el 1 de marzo de 2014, pero con la posibilidad de prórroga hasta los 25 años.

La política del Ayuntamiento ha sido la de establecer un canon fijo anual a las empresas concesionarias, más un canon variable por tramos de facturación, que se va incrementando en porcentaje en caso de que se superen unas cantidades económicas.

Las condiciones no son homogéneas y varían para cada centro, pero en líneas generales el Ayuntamiento impone un canon del 1% cuando la facturación anual oscile entre 1.400.000 y 1.550.000 euros; del 2% cuando oscile entre 1.550.000 y 1.700.000 euros; del 3% cuando esté comprendida entre 1.700.000 y 1.850.000 euros; y de un 4% cuando, según el caso, se superen cifras que van de 1.700.000 euros a 1.850.000.

En ninguno de los planes económicos realizados para cada centro se estima que se alcancen las facturaciones máximas que justificarían el cobro de ese 4%. No obstante, en este informe hemos aplicado la mejor de las hipótesis (el cobro de ese porcentaje) a la hora de hacer una comparación entre la previsión de ingresos por tasas y otros conceptos que figuraba en los Presupuestos municipales de 2013 para cada centro del IMD y la prevista por la privatización posterior de los mismos. Los resultados son los siguientes:

-Los Mares: Los ingresos previstos bajo la gestión del IMD en el Presupuesto de 2013 eran de 260.120 euros. Con la privatización, el Ayuntamiento ingresa un canon fijo anual de 32.841 euros y, en la mejor de las hipótesis por canon variable (un 4% de 1.800.001 euros), 72.000 euros. Total: 104.841 euros. Balance: 155.279 euros menos con la privatización que con la gestión municipal.

-San Jerónimo: Previsión de ingresos en 2013 bajo gestión municipal: 260.130 euros. Con la privatización, un canon fijo de 26.764 euros, más en la mejor hipótesis por variable (4% de 1.700.001 euros), 68.000. Total: 94.764 euros. Balance: – 192.000 euros.

-Fundición: Previsión de ingresos bajo gestión municipal en 2013: 454.401,11 euros. Con la privatización, un canon fijo de 85.000 euros, más en la mejor hipótesis por variable (4% de 1.850.001 euros), 74.000. Total: 159.000 euros. Balance: -295.401,11 euros.

Así pues, el balance general para estos tres centros emblemáticos es que bajo la gestión del IMD tenían una previsión de ingresos de 974.641,11 euros y que con la operación de privatización pasa a ser de 358.605 euros, por tanto 616.036,11 euros menos  (-271,78%).

El Consistorio reconoce el grave deterioro en los servicios del IMD tras los recortes

La aplicación de las políticas de ajuste ha afectado a prestaciones “prioritarias para la ciudadanía”

Trata de rectificar declarando esenciales seis áreas aunque “optimizando” la plantilla existente

El interventor certifica que el Consistorio ha recortado en personal un 19% más de la cuenta

La gerente del Instituto Municipal de Deportes (IMD), María José Pedrosa Carrera, ha elevado al Consejo de Gobierno una propuesta que supone la admisión explícita de las tesis de la oposición sobre las graves consecuencias que para los Servicios Municipales han tenido las políticas de ajuste decretadas por el Ejecutivo de Rajoy y asumidas por el Ayuntamiento de Sevilla.

La gerente recuerda que se ha acordado:

1) La congelación de retribuciones de los empleados públicos.

2) Tasa cero de reposición de efectivos, salvo para los sectores y Administraciones exceptuadas por ley.

3) Imposibilidad de proceder a contrataciones de personal temporal ni de funcionarios interinos, salvo para casos excepcionales y para cubrir necesidades urgentes e inaplazables.

Según María José Pedrosa, “la aplicación de estas medidas por el IMD ha tenido consecuencias en la plantilla, de forma que ha experimentado una importante disminución de efectivos, provocando, en algunas unidades, un grave deterioro en la prestación de determinados servicios considerados prioritarios para la ciudadanía”.

Por ello, la gerente plantea que se recurra a la excepción prevista en la propia ley: definir como esenciales ciertos servicios para que así no se vean afectados por los recortes de personal. Se trata de que el IMD preste el servicio que tiene encomendado en términos razonables de eficacia, “manteniendo -afirma- su funcionamiento en términos mínimo/necesario…”. Para ello propone que se declaren esenciales seis áreas dentro del IMD:

-Conservación, mantenimiento, adecuación y gestión energética de instalaciones.

-Conservación y mantenimiento, predictivo, preventivo, correctivo y de urgencia de instalaciones.

-Control y analítica de vectores de incidencia sanitaria (legionelosis, torres de refrigeración…).

-Apertura, cierre y control de accesos de instalaciones.

-Atención e información al usuario y desarrollo y mantenimiento de sistemas de información.

-Ejecución, desarrollo y control del catálogo de productos y servicios.

 

Sin embargo, esta propuesta no supone para el Ayuntamiento que haya que realizar contratos temporales, sino “optimizar los recursos humanos” existentes, con lo cual hay entre diez y veinte contratados en estas circunstancias que siguen viendo su situación en peligro.

Este reconocimiento por parte de la gerente del IMD sobre el deterioro del servicio público prestado por este organismo municipal como consecuencia de la política de recortes, se suma al informe de la Intervención Municipal sobre el seguimiento del Plan de Ajuste del Ayuntamiento correspondiente al cuarto trimestre de 2013.

José Miguel Braojos afirma que el Ayuntamiento se había planteado un objetivo de ahorro en este capítulo presupuestario de 26,4 millones de euros pero que realmente ha sido de 31,4 millones, 5 millones de euros de demasía y equivalentes a un 19% más.

La cubierta de la Davis cuesta 10.682 euros ‘extra’ más

La Copa Davis sigue provocando gastos extraordinarios al Ayuntamiento de Sevilla pese a que hace meses que se hizo balance oficial y supuestamente final del evento y se reconoció que se había saldado con un déficit de casi un millón de euros. En el último Pleno del año y que supuso también la despedida de Torrijos como concejal, la Delegación de Hacienda presentó por sorpresa y vía urgente un reconocimiento extrajudicial para el pago de 10.682,87 euros por el almacenamiento de la cubierta.

Aunque no ha desaparecido como la de la primera final disputada en nuestra ciudad, la cubierta de la segunda Copa Davis no ha dejado de deparar sorpresa en forma de gastos añadidos. Como se recordará, el gobierno de Zoido decidió comprarla, extraoficialmente por unos 880.000 euros, con el argumento de que la diferencia entre comprarla y alquilarla era de ‘sólo’ 200.000 euros y así la ciudad podría reutilizarla prácticamente casi gratis.

Según la reconstrucción estimada de los gastos, dada la habitual falta de transparencia del Ayuntamiento en ésta y otras materias, la Appes tuvo que hacerse cargo del almacenamiento de la estructura una vez terminada la final entre España y Argentina. Para ello, y a fin de evitar que fuera robada como su antecesora, decidió ponerla a buen recaudo en el interior de un recinto cerrado y vigilado como es el estadio de la Cartuja, previa firma de un contrato de alquiler de un año de duración (2012) con la Sociedad Estadio Olímpico, a razón de unos 971 euros mensuales.

Como fallaron las previsiones de reutilización por parte del Ayuntamiento, al concluir 2012 la Appes se negó a continuar pagando la factura del almacenamiento, pero la cubierta ha continuado desde entonces en los bajos del estadio de la Cartuja y generando gastos de un alquiler prorrogado tácitamente pero que nadie abonaba a lo largo de 2013 porque nadie quería asumir ese coste en sus cuentas.

El pasado 13 de diciembre, la jefa de servicio de Patrimonio emitió un informe en el que llegaba a la conclusión de que no era la Appes quien debía pagar las facturas, sino el propio Ayuntamiento, y tramitarlas como un reconocimiento de crédito. La Appes, por su parte, alegó que no siquiera había habido un pronunciamiento de la Corporación municipal sobre el destino de los bienes, un argumento que a buen seguro contribuyó a precipitar la decisión del gobierno local de reubicar la cubierta en el Parque de los Príncipes y desechar la idea de PSOE e IU con la primera cubierta de colocarla en Amate u otro barrio menos pudiente de la ciudad,

Una vez empezado el Pleno del pasado viernes, último de 2013, el Area de Hacienda sometió a su aprobación el expediente de reconocimiento extrajudicial “para el pago -decía textualmente la propuesta- de las facturas correspondientes (al) abono de arrendamiento de local para almacenaje de elementos que conforman la estructura de la cubierta que fue utilizada para la celebración de la Final de la Copa Davis 2011”.

Como acreedor figuraba la Sociedad Estadio Olímpico. El coste del almacenamiento, con IVA incluido, 10.682,87 euros, que pasa a engrosar la factura de la cubierta, un capítulo que aún no está cerrado, ni mucho menos.

La factura de la cubierta supera ya el millón de euros

El coste de la cubierta de la Copa Davis y de su reutilización en Sevilla supera ya el millón de euros según las estimaciones que pueden hacerse a partir del análisis de las cifras dispares que se han dado a lo largo de estos dos años, ya que se han barajado todo tipo de datos sin que exista aún una versión oficial y real. Se ha llegado a decir que la cubierta costó 880.000 euros y que a ello había que sumar otros 400.000 por su desmontaje.

La estimación a la baja y posiblemente más acorde a la realidad sería la siguiente: 429.000 euros por la compra; 22.334 por el almacenamiento durante dos años en los bajos del estadio de la Cartuja y 550.000 presupuestados para su futura reubicación en el Parque de los Príncipes. A salvo de que se produzcan otros imprevistos, de momento la factura asciende a 1.001.334 euros.

El IMD cobrará un 36% más por las pruebas deportivas en 2014

La partida del Instituto Municipal de Deportes en los Presupuestos de Sevilla para 2014 refleja unos ingresos de 561.500 euros por el conjunto de carreras populares y juegos deportivos en la ciudad, los cuales suponen un aumento del 35,92% respecto de 2013. Pese a ello, el total de ingresos por los centros deportivos se reduce en un tercio, debido a la política de privatizaciones del Ayuntamiento.

El IMD prevé incrementar sus fondos el año que viene a cuenta de los participantes en las pruebas deportivas que se celebran en la ciudad, salvo en una de ellas, los denominados Juegos de Sevilla. En éstos, los ingresos pasarán de 109.081 euros en 2013 a 52.000 en 2014, una caída de 57.081 euros.

El resto de eventos lo compensan con creces ya que por las carreras populares se pasará de percibir 78.000 euros en este año a 93.000 en 2014 (+ 15.000); por la nocturna del Guadalquivir, de 75.000 a 125.000 (+ 50.000); por la maratón Ciudad de Sevilla, de 151.000 a 267.000 (+116.000) y 24.500 euros por los Juegos de Otoño, que hasta ahora no reportaban nada. Sólo por las carreras, la nocturna y la maratón la recaudación subirá en más del 59%.

Sin embargo, por el conjunto de tasas y otros ingresos, el IMD recaudará realmente 2 millones de euros menos en números redondos (pasa de 6,7 millones en 2013 a 4,7 millones en 2014), una caída del 29,57%, debido a la política de privatizaciones de centros deportivos que está llevando a cabo el Consistorio y cuya consecuencia es la obtención de menos recursos (una muestra, el centro deportivo Fundición, en el Casco Antiguo, que reportará casi 400.000 euros menos en 2014).

Esta política se traduce en los Presupuestos para el IMD de dos maneras. Por un lado, la partida de gastos corrientes disminuye en casi 1,9 millones de euros (pasa de 15,1 a 13,3 millones) al destinarse menos dinero en líneas generales al mantenimiento de los centros que aún quedan en manos del Ayuntamiento. Por otro, se incrementa la de inversiones en 2,4 millones de euros (de 300.000 a 2.759.425 euros), por los concursos públicos para las concesiones administrativas de instalaciones y la prevista ejecución de los dos proyectos más importantes el año próximo: la colocación de la cubierta de la Copa Davis en el Parque de los Príncipes (550.000 euros) y el centro deportivo de Santa Justa pensando en el Mundobásquet (362.706 euros).

GASTOS CORRIENTES

En los gastos corrientes llama poderosamente la atención que la partida para pagar facturas de teléfono pase de 137.112 a 650.057 euros, o sea 512.946 euros más de un año para otro pese a que teóricamente el Ayuntamiento  firmó en su día un convenio telefónico en ventajosas condiciones y a los descensos de tarifas que viene experimentando este mercado por la feroz competencia entre las operadoras.

Mientras la factura telefónica sube en un 474%, la compra de productos de limpieza y aseo baja de los 52.093 euros actuales a tan sólo 6.000, una caída del 868% que no se corresponde con la factura de las tareas de limpieza, que sólo baja en 33.995 euros al pasar de 961.748 a 927.752 euros. En resumen, el IMD va a gastar en teléfono 108 veces más que en productos para mantener limpios los centros deportivos.

Otro hecho llamativo: este organismo no se beneficia de la pregonada menor presión fiscal de Zoido, ya que pagará en 2014 más tributos municipales que ahora: 28.400 euros frente a los 18.400 de 2013. Suben también los gastos en vestuario (+50.000 euros), alquiler de equipos (+41.000), atenciones protocolarias (+10.000), publicidad y propaganda (pasa de 217.800 a 256.000, +32.800 euros), actividades deportivas (+85.000) y anuncios en diarios oficiales (+3.500). Como curiosidad, el IMD destina 10.000 euros a postales, lo mismo que este año.

A menos centros gestionados tras las privatizaciones, se reducen significativamente los gastos en luz (-587.233 euros), gas (-665.451 euros), vigilancia (-342.594 euros), servicios organizativos (-455.873 euros), seguros (-43.000 euros) y conservación (-62.350 euros), entre otros.

Triana-Los Remedios lidera las inversiones

El distrito Triana-Los Remedios será el más beneficiado por las inversiones del IMD para 2014, debido esencialmente al proyecto de instalación de la cubierta de la Copa Davis en el Parque de Los Príncipes, que cuenta con un presupuesto de 550.000 euros. El desglose de las inversiones es el siguiente:

1º) Triana-Los Remedios: 640.000 euros.

2º) San Pablo: 362.706

3º) Casco Antiguo: 347.000

4º) Este: 174.667

5º) Cerro-Amate: 117.435

6º) Norte: 63.000

7º) Sur: 49.023

8º) Macarena: 25.000

9º) Bellavista: 12.649

Además, hay 372.734 euros en obras menores no especificadas por distritos.

El crédito para pagar las pérdidas de la Davis costó 144.704 euros

El déficit de un millón de euros en números redondos que dejó la celebración en Sevilla, en diciembre de 2011, de la final de la Copa Davis de tenis obligó al Ayuntamiento presidido por Zoido a solicitar un crédito bancario para afrontar las pérdidas, pero las vicisitudes con el expediente municipal fueron tales que acabó generando unos gastos desorbitados por valor dde 144.704 euros.

El gobierno local ha tardado casi dos años en cerrar el expediente abierto con motivo de la final de la Copa Davis, que la selección española de tenis ganó al imponerse en la final a la de Argentina, y todo este tiempo le ha ido engrosando la factura a la Appes, el ente que recibió el encargo de organizar el evento deportivo para, paradójicamente, agilizar las contrataciones y el papeleo prescindiendo de los procedimientos administrativos imperantes en el Consistorio, ya que así, supuestamente, se evitaba la ralentización que podría provocar la burocracia municipal.

Aunque Zoido prometió que la Copa Davis no costaría ni un solo euro a los sevillanos porque se iba a financiar mediante patrocinios privados, las expectativas en este sentido no se cumplieron y el balance arrojó unas pérdidas de un millón de euros en números redondos. Mientras se clarificaban las cuentas de ingresos y gastos y el resultado final ante la opinión pública, hubo que afrontar el ‘agujero’ tenístico pidiendo un crédito de un millón de euros a Cajasol, con un plazo de seis meses (mayo de 2012) y al llamativo interés -por elevado- del 7%, que generaría unos pagos de 35.000 euros. A este coste hubo que añadírsele 3.407 de comisión de apertura, 395 en concepto de caja de seguridad y 348,39  de notaría.

Sin embargo, llegado el vencimiento el Consistorio no pudo devolver el dinero, por lo que acordó, ya con La Caixa, una prórroga, otra vez con unos intereses del 7%, que habría de suponerle unos costes de 29.750 euros. A la vista de lo acaecido anteriormente, la entidad catalana se cubrió las espaldas imponiendo 8.139 euros en concepto de intereses de demora para caso de impago en el plazo establecido. Y aunque se trataba de una mera prórroga del crédito inicial y el Ayuntamiento debería ser teóricamente un cliente ‘VIP’ para cajas y bancos, sorprendentemente éste accedió a pagar otra comisión de apertura que incrementaron la factura en 10.000 euros más. Y por gastos de corretaje, 286,47 euros.

Pero el expediente municipal seguía empantanado y sin aprobarse, ya que sufrió dos grandes parones debido a informes técnicos contrarios, por lo que no acabó aprobándose hasta el pasado mes de octubre. En el ínterim vencía la prórroga del crédito y no había manera de librar el dinero desde la Hacienda municipal para afrontar el pago. ¿Solución? Volver a prorrogar el crédito, ya por segunda vez y, obviamente, con La Caixa. Y también se actuó como si se tratara de un préstamo nuevo, ya que hubo que afrontar 10.000 euros como comisión de apertura y otro corretaje, esta vez de 357,89 euros. Con un interés al 7% anual, el coste se incrementó en 47.022 euros.

Al final, el crédito para tapar el ‘agujero’ de la Davis les ha acabado costando a los contribuyentes sevillanos 144.704 euros en gastos financieros, lo que en la práctica supone que el millón de euros se pagó al 14,47% de interés.

El Consistorio pagó 134.794

euros de facturas ‘impropias’

El portavoz del grupo municipal del PSOE, Juan Espadas, ha enviado una carta al alcalde, Juan Ignacio Zoido, en la que le pide que solicite a la Federación Española de Tenis que reintegre 134.704,59 euros que el Ayuntamiento de Sevilla ha pagado en la final de la Copa Davis por gastos que, según los informes emitidos por la jefa de Servicio municipal, no estaban previstos en el pliego de condiciones como obligación para la organizadora.

Entre los gastos imprevistos e impropios del Consistorio se encuentran, según Espadas, todos los correspondientes a la partida 2.11, bajo el epígrafe ‘tras peticiones y mejoras’, y que se desglosan de la siguiente forma:

-Grúa adicional para la cubierta principal:, 7.145,00 euros

-Coordinación del montaje:                         9.756,59 euros

-Ampliación de la pista para publicidad:     9.438,00 euros

-Iluminación de los entrenamientos:         24.401,92 euros

-Zona Village:                                            30.360,00 euros

-Mayores cerramientos:                           50.925,58 euros

-Fotógrafo:                                                  2.677,50 euros

Destacan los 30.360 euros aportados por el Ayuntamiento para la denominada ‘Zona Village’, que en realidad consistió en la habilitación de un área para los ‘Vip’  a petición de la Federación Española de Tenis, que así le cargó otro coste más a la Hacienda municipal.

 

Bach

Este suelto no va sobre Juan Sebastián, el genial músico alemán, sino sobre un compatriota suyo, abogado, de nombre Thomas y que en la bulla de que si Madrid, Estambul o Tokio para los Juegos Olímpicos ha pasado inadvertido como electo nuevo presidente del COI. Hasta que  llegó Sevilla a la carrera olímpica, las ciudades aspirantes desfilaban por la pasarela olímpica, ya fuera en Lausana, ya en otra urbe donde se reunieran los prebostes. Para acallar las críticas sobre el dinero derrochado por los candidatos para luego morir en la orilla, se inventó el periodísticamente conocido como ‘corte’ olímpico, a fin de eliminar aspirantes antes de que se arruinaran y la opinión pública le cogiera ojeriza al COI. Quien con Sevilla inauguró el nuevo sistema de selección fue Thomas Bach, tratado a cuerpo de rey en el hotel Alfonso XIII con su séquito de examinadores. Fue él quien emitió aquel informe diciendo que éramos una ciudad medianita, fuera de las magnitudes requeridas para tan magno evento. Menudo corte nos dio. El muy alemán resultó que había sido campeón de florete.

‘Relaxing cup’

Después del “café para todos” de Clavero, el café más famoso de España ha sido el de Ana Botella cuando, en su defensa de Madrid 2020, pronunció en ‘spanglish’ (mezcla de español e inglés) ante el COI la frase “There is nothing quite like relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor (No hay nada más relajante que tomar un café con leche en la Plaza Mayor)”.

El país, y a los satíricos montajes por las redes sociales y los ‘smartphones’ (probablemente los que así los denominan no saben ni qué significa, aunque se rían de terceros) me remito, se cachondea de la alcaldesa capitalina por haber intentado hacerse comprender en otro idioma, cuando lo más fácil y lógico para ella habría sido expresarse en nuestra lengua materna y que hubiera funcionado la traducción simultánea.

Al reírnos de Ana Botella nos estamos riendo de nosotros mismos, de nuestros complejos lingüísticos y de nuestro paralizante sentido del ridículo, por cuanto en materia de idiomas, el que esté libre del pecado de la ignorancia que tire la primera piedra, desde Zapatero hasta Rajoy y con la excepción de Aznar, que no tuvo miedo en expresarse en un inglés macarrónico que ha ido perfeccionando con el uso.

Benny Lewis, cuya historia creía recordar se produjo en Sevilla pero que al parecer acaeció en Valencia, se promociona en Internet como el irlandés polígloto al tiempo que su método de aprendizaje  ‘Fluidez en tres meses’. Cuenta que era un negado para los idiomas y que sólo hablaba su inglés elemental cuando vino a pasar una temporada a España. Tras medio año entre nosotros sufría una enorme frustración por no avanzar en el dominio del español, por lo que se refugiaba en quienes le podían entender en inglés.

Un día decidió que no volvería a hablar en inglés ni con quienes se dirigieran a él en su lengua nativa; que sólo hablaría en su balbuceante español con los españoles y que en caso de que éstos no lo entendieran al principio se valdría de gestos con las manos y el rostro hasta que interpretaran sus deseos y le indicaran la palabra o frase correcta que debía emplear. Imitó un avión o cualquier otra cosa con los brazos cuando no encontraba la palabra precisa en español, pero a los tres meses acabó dominando nuestro idioma, segundo de los ocho en que ahora se expresa, gracias a que no le importó en absoluto que se rieran de él por decir en rudimentario  español el equivalente al ‘relaxing cup of café con leche’ de Ana Botella en inglés.

Y es que el único método para aprender cualquier cosa es la constancia.

Diferencias

Estuve hace casi veinte años en Lausana, sede del Comité Olímpico Internacional, como enviado especial de un periódico sevillano para cubrir la presentación de la candidatura de Sevilla a los Juegos de 2004. Pelé -Río ya era aspirante entonces, aunque allí no ganó- me confundió con algún gerifalte y me estrechó la mano. A pesar de ser Sevilla la candidata de España, no recuerdo un despliegue mediático y de autoridades como el visto por Madrid 2020, con programaciones especiales desde la mañana hasta la noche. Creo que sólo la infanta Cristina, vestida harto informal, acompañó a Soledad Becerril, Moreno de la Cova y el figurón Monteseirín, que se empotró en la delegación oficial por aquello del Mundial de Atletismo que se impulsaba desde la Diputación, aunque luego todos le largaron el mochuelo del estadio pseudolímpico de la Cartuja a Rojas Marcos como supuesto único culpable del dispendio. Perdimos y nos volvimos para casa sin más. La derrota de Sevilla no mereció ni una esquela en la prensa allende Despeñaperros; la de Madrid se ha vivido como un duelo nacional.

 

Embargo

El alcalde, futbolísticamente de color palangana, ha reaccionado al escándalo suscitado por el contrato de 680.000 euros que le ha regalado al Betis para compensarle por si le da por pagar su deuda tributaria – jibarizada a menos de un millón de euros a base de quitas-  filtrando que desde el 17 de junio existe una orden de embargo de la ciudad deportiva del Sevilla F. C., el cual debe al Ayuntamiento 2,8 millones de euros y tampoco paga. ¡Qué callado se lo ha tenido Zoido, cuando habría sido noticia de portada en todos los periódicos! La medida no tiene mérito porque la ciudad deportiva ya estaba embargada preventivamente desde los tiempos de Monteseirín, bético por más señas futboleras, en la Plaza Nueva. Esto demuestra que los alcaldes se pasan unos a otros la patata caliente pero que ninguno la coge y se quema. No hay bemoles. Dos años ha tardado Zoido en redactar su orden de embargar lo ya embargado, pero sigue corriendo el reloj y el embargo de esta corporación tampoco se ejecuta. Hay cartas que se escriben pero que al final nunca se echan al buzón.

 

Deslealtad

José Antonio Bosch, el consejero del Betis, denuncia “la competencia desleal” en el fútbol español. Según dice, esta competencia desleal la ejercen quienes tengan publicidad pública en sus camisetas; aquellos que tengan un coste cero en el mantenimiento de su estadio; aquellos que tienen subvenciones directas por cualquier concepto; aquellos con publicidad de televisiones públicas…. Para Bosch “todos los que reciben dinero público en estos momentos compiten de forma desleal con el resto”. Habría que recordarle al letrado que el Ayuntamiento le regaló al Betis en el PGOU una zona verde de Heliópolis para financiar las obras del estadio con hoteles y centros comerciales a cambio del paripé de alzar un centro cívico para los vecinos y que le ha cedido gratis por casi un siglo el suelo de la ciudad deportiva, amén de que los dos clubes de fútbol le deben al Consistorio en tributos no pagados más de 4 millones de euros mientras que los ciudadanos procuran abonarlos pese a la crisis. Sí, estamos totalmente de acuerdo: es una competencia desleal….con el resto de los sevillanos.