Archivo de la categoría: Sin categoría

Un profesor de Arquitectura recoge firmas para crear una comisión de investigación sobre los abusos sexuales

El decano de la Facultad de Ciencias de la Educación medita si pone su cargo a disposición del rector

La Junta de Personal Docente e Investigador ha exigido que sea destituido de inmediato

Un profesor titular de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Sevilla, Julián Sobrino, ha iniciado en la conocida plataforma de Internet Change.org una campaña de recogida de firmas para pedir la apertura de un comisión de investigación en la Universidad Hispalense sobre el caso de los abusos sexuales en la Facultad de Ciencias de la Educación, cuyo actual decano se ha dado un plazo de reflexión para decidir si pone su cargo a disposición del rector tras las críticas vertidas a su gestión en relación con este asunto.

Vicente Julián Sobrino Simal, miembro del Departamento de Historia, Teoría y Composición Arquitectónicas de la Universidad de Sevilla, promueve en Change.org una campaña de recogida de firmas después de que, a su juicio, la condena a 7 años de cárcel al catedrático Santiago Romero, de la Facultad de Ciencias de la Educación, por abusos sexuales continuados y lesiones a tres profesoras, haya puesto de manifiesto: primero, que el acoso sexista es una realidad en todas las esferas sociales de nuestro país, siendo especialmente grave en las instituciones educativas; segundo, que las víctimas de machismo no reciben la protección ni el trato adecuado por las instituciones que deben garantizar sus derechos; tercero, que la universidad de Sevilla no ha protegido convenientemente a las dos profesoras y a la becaria objeto de los abusos sexuales del catedrático; cuarto, “que es inaceptable el trato de favor de la universidad de Sevilla hacia este acosador, pues continuó en sus funciones docentes”

Afirma este profesor que la dignidad de las personas y la garantía de sus derechos forman parte del ideario básico de la universidad democrática y que “cuando se conculcan estos principios hay que revisar los protocolos de actuación para que no se reproduzcan, siendo especialmente grave cuando se trata de delitos contra la mujer”.

Por ello, en la plataforma Change.org ha iniciado una campaña de recogida de firmas, abierta a todos los ciudadanos y no sólo a los miembros de la comunidad universitaria, para que la Hispalense abra una investigación interna con el fin de establecer tanto las responsabilidades en las que sus cargos institucionales pudieran haber incurrido, como para actualizar el protocolo de respuesta al acoso sexual en la sede docente e investigadora.

TENSIÓN INTERNA

Por otra parte, el catedrático y actual decano de la Facultad de Ciencias de la Educación, Juan Manuel de Pablos Pons, está reflexionando sobre la conveniencia de poner su cargo a disposición del rector, Miguel Ángel Castro, tras las duras críticas vertidas a su actuación en este caso y el ambiente creado en la Facultad.

La Junta de Personal Docente e Investigador de la Universidad de Sevilla aprobó hace unos días una declaración en la que denunciaba la “deficiente actuación” de los tres rectores que se han sucedido durante los años transcurridos desde que se conocieron los abusos sexuales en Ciencias de la Educación: Joaquín Luque, Antonio Ramírez de Arellano y el actual, Miguel Ángel Castro.

La Junta de Personal pedía en su declaración que el rector destituyera al decano de la Facultad, por su inhibición en el caso. Según los firmantes de la declaración, “desde el actual Decanato de la Facultad de Educación y desde la actual dirección del Departamento de Educación Física y Deporte no se ofreció el apoyo necesario a las víctimas e incluso se promovió la defensa del abusador. Lamentamos el encubrimiento, el silencio y el apoyo que el abusador ha estado recibiendo durante años de algún personal de su Facultad, cuando se era consciente de sus prácticas despóticas y abusivas”.

Los firmantes también exigían responsabilidades al director del Servicio de Prevención, “al no recomendar la aplicación de las medidas cautelares necesarias”. “Cuando se tomaron medidas cautelares -afirman- no fueron las adecuadas, ya que no se suspendió al abusador de empleo y sueldo (como se exigió reiteradamente desde las denunciantes y los sindicatos), y se trasladó a las valientes compañeras, víctimas de los abusos, a otras universidades. Además, se le concedió un año sabático al abusador y se dividió el Departamento de Educación Física y Deporte (donde se produjeron los abusos) en dos subdepartamentos (A y B), de manera que el abusador siguió manteniendo su posición de poder y campando a sus anchas por nuestra Universidad. Aunque separaron el horario de clases de la compañera víctima que siguió trabajando en nuestra Universidad y el del acosador, en turno de mañana y tarde, esto no impedía, como sucedió en ocasiones, que pudieran encontrarse por los espacios comunes”.

En la declaración suscrita por la Junta de Personal Docente e Investigador se exigen responsabilidades  “a todos los gestores implicados de nuestra Universidad”, ya que a su juicio  “no se tomó ninguna medida hasta que se convocaron dos concentraciones y se hicieron públicos varios comunicados sindicales exigiendo medidas cautelares para evitar que continuaran los abusos en nuestra Universidad, protegiendo así a las denunciantes y a otras personas que pudiesen estar padeciendo la misma situación”.

El sevillano que vendió un cuadro de Leonardo da Vinci

El príncipe Adam, que ha vendido a Polonia una colección valorada en 2.274 millones de euros, nació en Sevilla y lleva a gala ser sevillano

Sevilla perdió la oportunidad de acoger “La dama del armiño”, propiedad del noble que ha pedido ser enterrado en El Salvador

 

Ahora que Espadas, influido probablemente por la inauguración en Málaga de un nuevo museo en la antigua Aduana tras una inversión estatal superior a los 40 millones de euros, ha pasado de un año a otro de decir que el gran objetivo de su mandato es la ampliación del museo de Bellas Artes y no del tranvía, con más motivo hay que referirse a la gran noticia acaecida durante la Navidad y que ha pasado inadvertida en Sevilla y prácticamente en el resto de España: un sevillano ha vendido al Gobierno de Polonia uno de los pocos cuadros (se le atribuyen oficialmente tan sólo 23) pintados por el genio Leonardo da Vinci, concretamente “La dama del armiño”.

No sólo ha vendido esa pintura, sino la entera colección de arte acumulada por su familia a lo largo de los siglos y en la que figuraban obras maestras de Rafael, Rembrandt, Jordaens y Renoir, entre otros, amén de cerámicas griegas y etruscas, partituras de Chopin, más de 300 incunables…..un conjunto en suma compuesto por más de 85.000 piezas artísticas y 250.000 libros, documentos y manuscritos.

El pasado 30 de diciembre, Noticias de Polonia se hacía eco de la intervención del ministro polaco de Cultura, Piotr Glinski, en la televisión de su país, donde confirmaba la firma de un acuerdo con el príncipe Adam Karol Czartoryski de compra de la colección de la Fundación de los Príncipes Czartoryski “por aproximadamente -dijo- el 5% de su valor”. Según el ministro, el valor de toda la colección es “de más de 10.000 millones de eslotis”, que al cambio equivalen a más de 2.274 millones de euros, por lo que la transacción se habría cerrado por algo más de 100 millones de euros.

 

VIO LA LUZ EN SEVILLA

 

El protagonista de la venta de esta fabulosa colección de arte, el príncipe Adam Karol, es sevillano de nacimiento, lleva a gala ser sevillano y ha dispuesto que cuando muera sea enterrado junto a sus abuelos en la cripta de la sevillana iglesia del Salvador, sin que la Sevilla oficial se haya dado por enterada de su sevillanía, ni se haya preocupado en los 77 años transcurridos desde su nacimiento aquí ni del príncipe ni de haber gestionado ante él -reside en un palacio en Roma- ni ante su fundación del disfrute, siquiera en una exposición temporal, de algunas de sus obras maestras ni de haber procurado la cesión de alguno de sus fondos a su ciudad natal.

El príncipe Adam Karol no estableció vínculos con Polonia, de donde procedía históricamente su familia, hasta que no cumplió lo 35 años de edad. Hasta entonces, como en el poema de Machado, su infancia y su vida toda podría decirse que eran recuerdos de patios de Sevilla.

Este hijo de la princesa Dolores de Borbón -primo hermano del Rey Juan Carlos-, y Orleans por dos ramas distintas. recordó su biografía en una entrevista concedida a la publicación “Tendencias del Mercado del Arte”.

“Yo nací en España. Siempre digo que soy un polaco-sevillano. Mis padres huyeron de Polonia durante la Segunda Guerra Mundial, perseguidos por el régimen alemán, que los arrestó y envió a un campo de concentración como a tantas otras personas. Mi abuelo, el Infante Don Carlos, solicitó amparo a Franco que a través de sus contactos llegó al almirante Canaris, jefe del espionaje alemán, que logró que los deportaran a Italia y de ahí a España, donde llegaron en diciembre del 1939. Al mes de estar allí nací yo, en Sevilla. Mis padres vinieron, como suele decirse, “con lo puesto”, salvaron la vida, pero perdieron todo lo demás: castillos, museos, bibliotecas, fincas y cuentas corrientes.

 

TRAGEDIA FAMILIAR

 

Mis abuelos, el Infante Don Carlos y la Infanta Luisa, les compraron una pequeña finca de recreo en Dos Hermanas, un pueblo al sur de Sevilla, que dedicaron a la explotación agraria para ganarse la vida. Fueron años duros para mi padre. A la amargura del exilio se le sumaba la de haber perdido todo y tener que vivir “mantenido” por su suegro. Cuando yo tenía apenas 6 años, falleció, y a continuación murió mi hermano menor, los dos con un mes de diferencia, y a mi madre la tragedia vivida le produjo un bloqueo mental. Nunca hablaba de Polonia, ni siquiera me empujó a aprender el idioma, que he tratado de aprender de adulto”.

El noble polaco-sevillano ha sido un entusiasta deportista toda su vida: “He practicado casi todos los deportes -declaró a la publicación especializada en el mercado artístico- pero en especial he disfrutado pilotando coches, tanto deportivos y prototipos como Fórmula III. También he estado muy involucrado en las artes marciales como vicepresidente de la Federación Europea y Mundial de Kárate, y co-fundador de la Federación Española, y esta pasión me llevó a coleccionar armas japonesas antiguas”.

“Viajé a Polonia por primera vez en 1975 como miembro del equipo nacional de la Federación Española de lucha al Campeonato Mundial. Fuimos a Katowice, una ciudad al suroeste del país. Para acompañarme en mi visita a Cracovia -recordaba- me pusieron una guía turística, y ésta, mientras me mostraba la ciudad, me iba diciendo: “Éste es el museo que su familia gentilmente donó a la nación, y éste es el castillo que su familia, amablemente, también donó a Polonia, y éste…” Al escuchar no pude reprimirme y le espeté: “disculpe, mi familia no ha donado nada. Ustedes nos lo han robado”.

 

EN LA EXPO 92

 

Además de su carrera deportiva y de sus negocios como socio en el sector de la hostelería, principalmente restaurantes y discotecas, el príncipe Adam Karol fue comisario adjunto del Pabellón de Polonia en la Exposición Universal de Sevilla, en 1992. “Recuerdo aquello como algo maravilloso. Era la primera vez -rememoraba- que representaba a la nación de mi padre. ¡Y además en mi ciudad, Sevilla!. El comisario polaco me decía asombrado: “Fíjese, todas las autoridades, incluido el alcalde, vienen directamente a nuestro pabellón”, “¡Claro!, le respondía yo entre risas, ¡porque muchos estudiaron conmigo en el colegio y al resto los conozco desde chico!”.

“Cuando cayó el Muro de Berlín, se me ocurrió que sería interesante montar en Polonia algo parecido a la red de Paradores nacionales de España. En Polonia hay muchas casas principescas, porque el título de rey no es hereditario sino que es elegido entre los príncipes, y yo veía a otros primos míos que, al igual que yo, habían nacido en el extranjero, y pensé que sería bonito unirnos para recuperar algunos de los castillos, con sus colecciones de arte, y abrirlos al público. Pero era un proyecto complejo, y decidí volcar mi energía en el museo”.

El museo al que se refiere es el que alberga la colección familiar, muy expoliada por los nazis durante la II Guerra Mundial, en Cracovia, ciudad que ofreció a sus antepasados un antiguo artesanal, al que aquéllos unieron un palacio que se comunicaba con un monasterio a través de un puente.

Bajo el Telón de Acero, los dirigentes comunistas reabren el museo, y pese a que la situación económica es desesperada, sale adelante gracias a la abnegada entrega del profesor Marek Rostworoski. “Había entrado a trabajar siendo muy joven en el museo de mi familia en la época de mi abuelo –explicó a Tendencias del Mercado del Arte  el príncipe Adam Karol- En los años 60, fue nombrado director del Museo Czartoryski confiscado por el régimen comunista en 1945. En aquellos años, vino a verme varias veces, en secreto, a Londres, animándome siempre a regresar a Polonia e involucrarme en el museo, tal como habían hecho mis antecesores. Era una gran idea pero totalmente imposible. ¡Todo había sido confiscado!.

El maravilloso profesor Rostworoski consagró toda su vida a la colección y a mi familia y, en 1991, siendo él ministro de Cultura de Polonia, la Corte Suprema me restituyó, como legítimo heredero y propietario, tanto el museo con todos sus objetos como la suntuosa biblioteca ubicada en un edificio cercano. Fue un momento de gran alegría pero, al mismo tiempo, de preocupación. Ciertamente heredaba los inmuebles con todas las obras de arte, pero no el dinero para mantenerlos. ¡Y una plantilla de 136 personas!. Llegamos a un acuerdo con el Ministerio de Cultura, y decidí constituir la Fundación Príncipes de Czartoryski. Sabía que era importante que la colección quedara salvaguardada por una entidad legal.”

OPORTUNIDADES PERDIDAS

En junio de 2011, el príncipe Adam Karol autorizó a que se expusiera por primera vez en España, en el Palacio Real de Madrid, el cuadro “La dama del armiño”, de Leonardo, en el marco de la muestra “Polonia, tesoros y colecciones artísticas”, que organizó Patrimonio Nacional. Ya que el cuadro estaba a 500 kilómetros de Sevilla y su dueño era un sevillano que se declaraba orgulloso de serlo, era una oportunidad única para pedirle que lo trajera al Museo de Bellas Artes hispalense, idea que transmití al nuevo gobierno local presidido por Zoido, sin resultado alguno.

Con motivo del V aniversario de Viva Sevilla, el 31 de marzo de 2016 enviamos al Ayuntamiento presidido por Espadas un programa conmemorativo cultural que incluía el patrocinio por parte del periódico de la apertura de las Atarazanas a los sevillanos; una exposición del Tesoro del Carambolo en el Museo Arqueológico y traer a Sevilla, previa negociación en Roma de la mano del alcalde con el príncipe Adam Karol, el cuadro “La dama del armiño” y  alguno más de su colección.

Han pasado nueve meses y todavía estamos esperando respuesta a esa oferta de patrocinios culturales. Si el príncipe Adam Karol, en vez de ser sevillano hubiera sido malagueño, ¿habría desaprovechado Málaga esa circunstancia brindada por el destino?

El Gobierno indulta al dueño del bar “El Coyote”, condenado a cuatro años por “ruidos intolerables”

El Boletín Oficial del Estado del pasado 2 de enero de 2017 publicó un Real Decreto del Ministerio de Justicia por el que se concede el indulto a Gabriel Baños Paisano, uno de los dueños del bar “El Coyote”, de Dos Hermanas, que el 9 de marzo de 2012 fue condenado por la Audiencia Provincial de Sevilla como autor de un delito de contaminación acústica a la pena de cuatro años y un día de prisión e inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión u oficio relacionados con la explotación de negocios de hostelería. La pena fue confirmada posteriormente por el Tribunal Supremo, que rechazó el recurso interpuesto.


La Sala Séptima de la Audiencia Provincial consideró probado que, desde agosto de 2007 y hasta mayo de 2008, Gabriel Baños Piasano y Sara B.M. ponían la música en su bar ‘El Coyote’ “a diario en horario nocturno y, en especial, durante las madrugadas de todos los fines de semana”. El volumen “notoriamente excesivo” de la música ocasionó “ruidos intolerables” en el interior de las casas de algunos vecinos, pero a pesar de que los imputados “conocían las graves molestias” que “continuadamente” causaban a los vecinos, “quienes les mostraban sus quejas a causa del ruido nocturno procedente del bar”, los acusados “volvían a conectar la música tras la marcha de los agentes de la Policía Local” que acudían al lugar de madrugada a realizar inspecciones.

Así, los agentes realizaron hasta diez inspecciones en las que comprobaron “el exceso de ruido” e incluso las medidas puestas por los acusados “para no ser descubiertos”. La sentencia recoge que incluso el Ayuntamiento de la localidad abrió al bar un expediente sancionador una vez “comprobados los ruidos abusivos”, todo lo cual llevó a que el 14 de diciembre de 2007 el Consistorio ordenara como medida provisional el precinto del foco emisor de ruidos, lo que fue notificado al procesado. Posteriormente, el 14 de enero de 2008 y “tras comprobar el excesivo acústico y el relatado incumplimiento de las resoluciones del Ayuntamiento”, éste ordenó la suspensión de la actividad del bar, lo que también fue notificado al acusado, a pesar de lo cual ni él ni la procesada “atendieron nunca los requerimientos” del Ayuntamiento.

BURLA A LA POLICÍA

Los agentes, por su parte, comprobaron que para “burlar” la orden de 14 de diciembre de 2007 los acusados, “si bien mantenían el precinto de reproductor de música y el limitador de sonido, habían conectado un ordenador y un televisor a un amplificador para emitir música a elevado volumen sin pasar por el limitador”. A pesar de las reiteradas inspecciones de los policías, que llegaron a precintar el aparato de música y a ordenar la suspensión de la actividad del bar, los agentes constataron el 14 de mayo de 2008 que, “abierto el bar, el precintado y la orden de cierre estaban tirados en el suelo”, por lo que volvieron a precintar el establecimiento delante del acusado.

La Audiencia señala que los vecinos de las viviendas aledañas “se han visto” durante este periodo de tiempo expuestos “reiteradamente” a ruidos que, “por su frecuencia, intensidad, duración, falta de control sobre la fuente y sonoridad han afectado gravemente a su sosiego, descanso nocturno y conducta”.

En el juicio, una psicóloga “fue categórica” al señalar que una de las vecinas afectadas “presentaba malestar emocional, depresión y hostilidad por síntomas que incluyen vivencias disfóricas, de desánimo, impotencia, falta de energía, así como ideas destructivas, alteraciones del sueño y del apetito”, resaltando que a pesar de que los ruidos cesaron en mayo de 2008, esta vecina aún sufría todos estos síntomas en noviembre de 2010.

El acusado, por su parte, denunció error en la valoración de la prueba, pero el Tribunal Supremo le recordó posteriormente  que “casi 20 testigos, funcionarios municipales y peritos han declarado sobre las mediciones, precintos y su retirada”, añadiendo que ambos acusados “fueron advertidos en reiteradas ocasiones y se giraron visitas de inspección con precintos de la actividad que fueron desobedecidas”.

El acusado negó en su recurso, igualmente, que la música superara los decibelios permitidos, punto en el que el Supremo señala que “el relato fáctico refiere que las mediciones efectuadas por los técnicos y la Policía competente en la materia superaban las medidas consideradas como emisión permitida”, así como la indebida aplicación del delito que se imputaba.

Diciembre 2016: 2.407 parados menos en Sevilla capital

QUINQUENIO

El desempleo baja por segunda vez de la barrera de los 80.000 desempleados y afecta ahora a 77.627 sevillanos

POSITIVO

Asimismo se ha registrado el segundo mejor final de año en materia laboral desde 2011

EVOLUCIÓN

Durante el mandato de Espadas como alcalde han salido de las listas del paro 6.843 personas

PROVINCIA

El número de parados provincial es de 215.895, cifra que supone 5.535 menos

 

El mes de diciembre de 2016 ha dejado 2.407 parados menos en Sevilla capital. Su número total queda ahora en 77.627, por lo que es la segunda vez en los últimos 64 meses en que el desempleo queda por debajo de la barrera de los 80.000 parados, según los datos oficiales registrados en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo (antiguo Inem) y difundidos por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que dirige la onubense Fátima Báñez.

Tradicionalmente, diciembre es uno de los meses del año en que baja el paro en Sevilla capital, gracias sobre todo al efecto de la Navidad, y el de 2016 no ha sido una excepción, hasta el punto de haberse convertido en el segundo mejor de los últimos años, sólo superado por el de 2014. En aquel entonces, 2.514 personas salieron de las listas del paro; el pasado mes fueron 2.407 los sevillanos que encontraron un trabajo, al pasar el número de desocupados de los 80.034 que había en noviembre a 77.627 en diciembre, lo que ha supuesto un 3,01% menos.

El dato interanual, o sea de diciembre de 2015 a diciembre de 2016, es todavía mejor, con un descenso de 4.221 parados, que han significado un 5,15% menos.

Y mucho más positiva es la evolución de la estadística del paro desde la toma de posesión de Espadas como alcalde hace año y medio. Entonces había en Sevilla capital 84.470 parados; dieciocho meses después el número ha caído a 77.627, 6.843 menos.

Por sexos, el descenso del paro ha beneficiado tanto a hombres como a mujeres, especialmente a estas últimas. Ahora hay 34.358 varones desempleados (-678) y 43.269 féminas (-1.729).

Por sectores económicos, el desempleo baja en todos menos en la Construcción. Los Servicios es donde más se ha notado el incremento de la actividad laboral, hasta el punto de que aquí es donde se ha registrado el 79% del descenso total del desempleo en el pasado mes de diciembre.

La distribución queda de la siguiente manera: Agricultura, 1.423 parados (-24); Industria, 4.360 (-47); Construcción, 6.602 (+79); Servicios, 53.985 (-1.895), y colectivo Sin Empleo Anterior, 11.257 (-520).

 

GRUPOS DE EDAD

 

Otra vez de forma excepcional, en diciembre la caída del paro en Sevilla capital ha beneficiado a todos los grupos de edad. También en prácticamente los últimos cinco años no hay más de 11.000 desempleado en ninguno de los mismos.

El descenso del paro se ha concentrado especialmente en la franja que va desde los 20 hasta los 34 años y, también de forma notoria, entre los englobados en el segmento de 45 a 49 años.

El mayor número de desempleados, con entre 9.000 y 10.000 o más, se registra entre quienes han pasado de los 35 años y hasta los 59.

Por edades, la distribución del número de parados en diciembre de 2016 ha quedado de la siguiente manera: menores de 20 años, 1.225 parados (-183); de 20 a 24 años, 5.230 (-388); de 25 a 29 años, 7.186 (-426); de 30 a 34 años, 7.718 (-385); de 35 a 39 años, 9.110 (-271); de 40 a 44 años, 9.690 (-213); de 45 a 49 años, 10.979 (-321); de 50 a 54 años, 10.958 (-95); de 55 a 59 años, 9.368 (-118); mayores de 59 años, 6.163 parados (-7).

DATOS DE LA PROVINCIA

El paro también ha descendido en diciembre en el conjunto de la provincia de Sevilla al pasarse de los 221.430 desempleados que había en noviembre a 215.895 al finalizar el año, lo que supone 5.535 menos y un -2,49%, proporcionalmente inferior a Sevilla capital.

Las grandes beneficiarias de la reducción del desempleo han sido las mujeres, con 4.417 desempleadas menos y un total de 120.519, mientras que sólo 1.118 hombres han dejado las listas del paro y ahora la cifra queda en 95.376.

Por sectores, sube en la Construcción, al igual que en la capital, y también en la Industria, mientras que desciende en el resto de sectores económicos, muy especialmente, en un paralelismo con la gran urbe metropolitana, en el sector Servicios.

La distribución provincial queda como sigue: Agricultura, 12.939 parados (-468); Industria, 15.389 (+518); Construcción, 23.094 (+ 668);  Servicios, 138.720 (-4.891) y colectivo Sin empleo anterior, 25.753 (-1.362).

La mano negra

Hablar de una mano negra en el caso de Majarabique es patético cuando fue Sevilla la que no se presentó al concurso

No es convincente un bloqueo institucional a Sevilla con la cantidad de sevillanos en el Gobierno y en la Junta

 

La Plataforma Sevilla por su Puerto se reunió recientemente con carácter de urgencia para expresar su honda preocupación por el riesgo -y competencia desleal- que a su juicio supone la gestión por el puerto de Huelva del nudo logístico ferroviario de Majarabique en detrimento del puerto hispalense; el nuevo descenso del tráfico portuario y la existencia de una “mano negra” que frena de forma constante cualquier proyecto que pueda atraer industrias y crear empleo en la provincia.

Una vez más se lanzan desde la Plataforma mensajes catastrofistas que no concuerdan con la realidad. No es cierto, al menos hasta noviembre -último mes con estadísticas disponibles-, que el tráfico de mercancías haya descendido en el puerto de Sevilla, y muy mal tendría que darse el mes de diciembre para que 2016 acabe en negativo. Hasta el 30 de noviembre se habían movido en el puerto sevillano 4.357.256 toneladas de mercancías, frente a 4.182.422 del mismo periodo del año 2015, lo que significa un 4,18% más. Asimismo, se ha pasado de 16.992 turistas llegados a bordo de cruceros a 20.036 (+3.044 y un 17,91% de incremento).

El argumento de la “mano negra” política o institucional, equivalente a la mano invisible económica reguladora del mercado acuñada por Adam Smith, es patético en este caso y sólo sirve de coartada para tratar de encubrir la incapacidad propia o, en último extremo, la pérdida de influencia política de la capital de Andalucía.

Aquí no ha venido ninguna mano negra externa a quitarle al puerto de Sevilla el nudo ferroviario de Majarabique, sino que ha sido el propio puerto sevillano el que, con una total falta de visión estratégica, renunció a concursar para hacerse con la gestión del mismo y le dejó la vía libre al de Huelva para que lo hiciera. De hecho, ha sido éste el único ofertante en el concurso público convocado a tal efecto. Es más cómodo, sin embargo, escudarse en una especie de confabulación judeo masónica del mundo contra Sevilla para así no tener que reconocer los errores.

EL BATÁN

En la página web de la Autoridad Portuaria de Sevilla (APS) puede accederse al comunicado oficial de prensa emitido el 1 de diciembre de 2016 sobre la Terminal Logística Ferroviaria de Majarabique. En el mismo se dice que el Puerto de Sevilla pretende generar una ventaja competitiva para el territorio y que fundamenta su estrategia en optimizar sus condiciones logísticas para reducir los costes de la cadena de transporte completa.

“En este sentido -añade-, desde la APS se ha impulsado una estrategia basada en la concentración en un mismo espacio de todas las infraestructuras vinculadas al contenedor, con el objeto de maximizar la eficiencia en el transporte y la rentabilidad de las inversiones. Este espacio estratégico logístico e intermodal se encuentra en la Dársena del Batán. En ella, el Puerto de Sevilla reúne la terminal marítima de contenedores, la terminal ferroviaria, el acceso directo a la SE-30 y el primer centro logístico del Sur de Europa: la Zona de Actividades Logísticas de Sevilla.

(….) Por ello, la APS no considera conveniente optar a la licitación de la Terminal Ferroviaria de Majarabique, ya que supondría un incremento en los costes logísticos por la duplicidad de las infraestructuras, la dispersión de la operativa y una pérdida de eficiencia”.

 

CONCURSO PÚBLICO

Más claro, agua. El puerto de Sevilla fue quien no consideró conveniente optar a la explotación de la Terminal Ferroviaria de Majarabique y por tanto no podía vetar que lo hiciera un tercero, ni protestar “a posteriori” por el hecho de que fuera el de Huelva el que presentara la única oferta registrada durante las tres semanas en que estuvo abierto el concurso público por el Administrador de las Infraestructuras Ferroviarias (Adif). ¿Dónde está la mano negra en este asunto?

Al concurso por la Terminal Ferroviaria de Majarabique, que es paso obligado para los trenes que van y vienen al y del resto del país por la provincia de Sevilla, se podría haber presentado cualquiera, incluso teóricamente un operador foráneo. Ahora, cuando el único aspirante es el puerto onubense y el de Sevilla ve el inmenso error cometido de dejar vía libre para que a su espada se instale un competidor directo, entonces y sólo entonces se movilizan y acuden en su auxilio las fuerzas vivas locales con un discurso sobre conspiraciones y manos negras y demandando una solución política a Puertos del Estado.

¿No sería justamente al revés? ¿No deben estar pensando en Huelva, cuyo puerto ha sido el único que se ha presentado a un concurso público, abierto y transparente, que una mano negra sevillana trata de neutralizar mediante presiones políticas y de bloquear institucionalmente cualquier proyecto beneficioso para una provincia que se supone sigue siendo hermana de la sevillana?

 

SALOMÓNICA

 

Ahora, la solución política propugnada por Puertos del Estado es de tipo salomónico: que las dos autoridades portuarias constituyan una empresa común o una especie de UTE para la explotación conjunta de la Terminal Ferroviaria de Majarabique.

¿Y cómo justificar esta participación desde el puerto de Sevilla? Si no tenía antes dinero suficiente para invertir los dos millones de euros que se pedían en el concurso de Adif -un canon anual de 100.000 euros durante un decenio y un millón para modernizar las instalaciones- cómo lo tiene ahora para participar en esa empresa mixta y en todo lo que requiere el proyecto?

Y si la Terminal de Majarabique supone, según el comunicado de prensa, un incremento en los costes logísticos por la duplicidad de las infraestructuras, la dispersión de la operativa y una pérdida de eficiencia, ¿cómo justificar desde el puerto hispalense asociarse con el de Huelva para incurrir en tales disfuncionalidades? ¿Cómo antes la operación no tenía sentido y de repente lo adquiere en cuanto aparece el puerto de Huelva por el horizonte?

Las sociedades humanas, llámense tribus, pueblos, ciudades, regiones o países, siempre han necesitado a lo largo de la historia invocar un enemigo exterior para así no cuestionarse a sí mismas y lograr de paso la cohesión interna frente a esa supuesta amenaza procedente de fuera. Hablar desde Sevilla de una mano negra que bloquea institucionalmente y de forma constante cualquier proyecto cumple esa función cohesionadora al tiempo que exculpadora de las incapacidades y/o errores de su clase dirigente, sea empresarial o política.

Si damos por buena la tesis de la mano negra institucional, cabe preguntarse entonces quiénes han estado o están al frente de las instituciones desde las que supuestamente se bloquea el desarrollo de Sevilla.

 

LÍDERES

 

Todos los presidentes de la Junta de Andalucía a lo largo de casi 40 años han sido sevillanos nativos o de adopción, desde Plácido Fernández Viagas hasta Susana Díaz, pasando por Escuredo, Borbolla, Chaves y Griñán, y casi nunca han faltado uno o más de un consejero sevillano en los Gobiernos de la Junta. Incluso los dos consejeros actuales que manejan los dineros del Ejecutivo autonómico, la de Hacienda (María Jesús Montero) y el de Economía (Antonio Ramírez de Arellano) son naturales de Sevilla.

El sevillano Felipe González fue presidente del Gobierno de la nación durante 13 años y sigue siendo el líder espiritual e intelectual del PSOE, el partido que más años ha gobernado en España. En la nómina de sevillanos que han formado parte del Gabinete desde la Transición hasta nuestros días hay que incluir a Alfonso Guerra, Manuel Clavero, Soledad Becerril, Jaime García Añoveros, Manuel Chaves, Cristina Alberdi, Javier Arenas, Manuel Pimentel y, ahora, Juan Ignacio Zoido. Este último fue previamente delegado del Gobierno en Andalucía, presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias y líder regional del PP.

Un sevillano, Antonio Fontán, fue el primer presidente del Senado democrático. Otro, Fernando Rodríguez Villalobos, preside la FAMP; Santiago Herrero dirigió la patronal andaluza durante años y Soledad Becerril es la Defensora del Pueblo.

Habrá que preguntarles a todos ellos, que han ocupado o aún ocupan puestos de la máxima responsabilidad institucional en Andalucía o España por esa mano negra que bloquea institucionalmente cualquier proyecto que favorezca a su ciudad natal.

¿No será que no existe ninguna mano negra, sino más bien indolencia, conformismo y falta de reflejos, de modelo de ciudad y de estrategia?

Sevilla lleva seis años seguidos perdiendo población

UN CUARTO DE SIGLO

Los 690.566 habitantes actuales equivalen a los que había antes de la Expo-92

NEGATIVO

Es la capital andaluza y la segunda de España con mayor regresión demográfica

INALCANZABLE

Valencia, con 4.012 más, la supera en casi cien mil y se consolida como tercera ciudad

 

El Real Decreto del Ministerio de Economía del pasado 2 de diciembre por el que se declaran oficiales las cifras de población resultantes de la revisión del Padrón municipal referidas al 1 de enero de 2016 revelan que Sevilla capital vuelve a perder habitantes, ya por sexto año consecutivo, y que con sus 690.566 pobladores retrocede al nivel demográfico que tenía en los años previos a la Exposición Universal de 1992, hace un cuarto de siglo.

El panorama de la capital de Andalucía se puede resumir en dos datos reveladores: seis años consecutivos perdiendo población, hasta volver a la cifra que tenía a principios de los años 90 del siglo XX, y cinco años consecutivos superando mes tras mes la barrera de los 80.000 parados. Dos síntomas de una situación cuando menos preocupante.

La ciudad sigue a la cabeza de la estadística demográfica negativa en este 2016 a punto de concluir: es la capital andaluza que más habitantes ha perdido (3.312), por delante de Cádiz (1.549), Granada (1.042) y Huelva (850), aunque proporcionalmente sea la capital gaditana la que ofrezca peor porcentaje (-1,28%), frente al 0,47% de la sevillana.

 

Asimismo, Sevilla es la segunda ciudad española entre las que tienen más de 300.000 habitantes por caída demográfica, sólo superada por Zaragoza (-3.845), aunque proporcionalmente el peor registro es el de Valladolid, cuyos 2.119 habitantes menos en un año, suponen un -0,69%. El caso de la capital aragonesa es aún más preocupante que el de Sevilla, ya que ha pasado de disputarle la cuarta posición como urbe más poblada de España a distanciarse en poco tiempo a casi 30.000. Se ha hundido mucho más que nuestra ciudad.

En el conjunto de España, trece de sus cincuenta capitales de provincia tienen más de 300.000 habitantes. En el año a punto de acabar, la población ha aumentado en seis de ellas y ha disminuido en la siete restantes.

El trío de cabeza, compuesto por Madrid, Barcelona y Valencia, sigue poniendo tierra de por medio respecto de Sevilla. La capital levantina ha vuelto a recuperar población de forma significativa (4.012 habitantes más en un año) y ya supera en casi un centenar de millar a Sevilla: 790.201 frente a 690.566.

MADRID SE RECUPERA

A destacar el cambio experimentado por Madrid. En 2015 era, junto con Sevilla, la ciudad que más habitantes perdió: 23.244. Pues bien, en tan sólo un año ha revertido la tendencia al recuperarlos con creces: 23.550 más. Ha sido un caso similar, aunque en menor medida, al de Valencia, que de perder 235 el año pasado ha evolucionado en positivo al ganar 4.012 en el año aún en curso.

A Málaga le ha ocurrido al revés que a Valencia, ya que ha pasado de ganar población en 2015 (+2.217) a perderla en este 2016 (-121), mientras que tres grandes urbes que crecieron en 2015 (Barcelona, Palma de Mallorca y Murcia) lo han seguido haciendo en 2016.

Atención especial requieren la capital murciana, que va ya camino de los 450.000 habitantes, y Palma de Mallorca, que supera con holgura los 400.000.

Bilbao es un caso aparte. En su día estuvo situada entre las siete grandes ciudades de España por población. Ahora ha descendido a la décima plaza tras otro año en negativo y se queda con 345.122, amenazado por Alicante.

 Evolución de la población de las capitales de Andalucía

 

Ciudad                      2015              2016              Diferencia                %

 

 

Almería                      194.203         194.515         + 312                         +0,16

 

Cádiz                          120.468         118.919         -1.549                        -1,28

 

Córdoba                    327.362         326.609         –  753                         -0,23

 

Granada                     235.800         234.758         -1.042                        -0,44

 

Huelva                       146.318         145.468         –   850                        -0,58

 

Jaén                            115.395         114.658         –  737                         -0,63

 

Málaga                       569.130         569.009         –  121                         -0,02

 

Sevilla                        693.878         690.566         -3.312                        -0,47

**************************************************************************************************

Evolución población grandes urbes

 

 

Ciudad                      2015              2016              Diferencia                %

 

 

Madrid                       3.141.991      3.165.541      + 23.550                    +0,74

 

Barcelona                  1.604.555      1.608.746      +   4.191                    +0,26

 

Valencia                         786.189        790.201      +   4.012                    +0,51

 

Sevilla                            693.878        690.566      –    3.312                    -0,47

 

Zaragoza                       664.953        661.108      –    3.845                    -0,57

 

Málaga                           569.130       569.009       –       121                    -0,02

 

Murcia                           439.889     441.003        +   1.114                    +0,25

 

Palma Mallorca            400.578      402.949        +    2.371                   +0,59

 

Las Palmas                   379.766      378.998        –        768                   -0,20

 

Bilbao                           345.141      345.122        –           19                   -0,01

 

Alicante                        328.648       330.525         +     1.877                  +0,57

 

Córdoba                      327.362       326.609         –         753                  -0,23

 

Valladolid                   303.905       301.786         –      2.119                  -0,69

 

 

 

Presentación del libro “Abencrash. El ocaso de Abengoa”, obra de Carlos Pizá

El pasado 20 de diciembre de 2016 tuve el honor de presentar en el club empresarial Antares, de la Cámara de Comercio de Sevilla, el libro del periodista Carlos Pizá “Abencrash. El ocaso de Abengoa”, con estas palabras:

“Muy buenas noches a todos y especialmente a Francisco Herrero y a todo su equipo de la Cámara de Comercio, que han tenido la gentileza de cedernos este espacio para la presentación del libro que aquí nos congrega.

Yo sólo quiero decir cuatro palabras.

1.- Las primeras, sobre sobre CARLOS PIZÁ

Antes que aquí esta noche y antes que en Viva Sevilla, Carlos Pizá y yo coincidimos en Diario de Sevilla, pero él no estaba entre los fundadores del periódico.

Llegó años después, en las siguientes hornadas de periodistas, y cuando ya habían dividido la Redacción en dos plantas.

El se quedó en el piso de arriba, el más cercano a, como suele decirse, la planta noble.

A mí me dejaron en la planta inferior, la más cercana a la puerta de la calle: toda una premonición.

A pesar de nuestra separación física, supe apreciar que aquel joven periodista, bueno, ya no tanto, apuntaba buenas maneras.

Pero entre que a mí me quitaron del medio y que él se acabó yendo del periódico, no pudimos trabajar mucho tiempo juntos y menos codo con codo, como ahora.

Sin embargo, yo me quedé, como suele decirse en términos coloquiales, con la matrícula de aquel redactor de una sección tan especial y especializada como Economía.

Así que cuando siete años después –siete, el número mágico-. se decidió la creación de la sección de Economía regional en Viva Sevilla, el medio del que ahora soy consejero editorial, pensé en fichar como responsable de la misma a Carlos Pizá.

Tuve que hacer algunas gestiones para conseguir su teléfono y localizarlo en Madrid, y, claro, eso equivalió a levantar la liebre entre mis interlocutores.

Cuando revelé mi intención de incorporarlo, alguien me dijo lo siguiente:

-¡Es que es demasiado osado!

Si hubiera tenido alguna duda, que nunca la tuve, aquel calificativo me las habría disipado de golpe.

Osado deriva del verbo osar, que según el Diccionario de la Real Academia significa “atreverse, emprender algo con audacia”.

En esta hora crítica del periodismo, al que más de uno da por muerto, necesitamos más que nunca periodistas audaces, atrevidos, valientes, incluso rayanos en lo temerario, porque ustedes no estarían aquí hoy si este libro fuera una recopilación de notas de prensa del Ayuntamiento, ¿verdad?, sino porque esperan las revelaciones periodísticas del autor sobre la multinacional por excelencia de Sevilla. Esta es la fuerza del periodismo puro, del puro periodismo.

Recordarán que cuando España ganó el campeonato del mundo de baloncesto en Japón, durante la celebración del título el seleccionador, Pepu Hernández, subrayó pronunciando sílaba por sílaba la palabra BA-LON-CES-TO.

Pues aquí estamos por el PE-RIO-DIS-MO, por el periodismo de investigación, no por otra cosa.

Siendo director de Diario de Sevilla, en cierta ocasión fue a verme a mi despacho un gran empresario de esta ciudad, a quejarse por el tratamiento informativo de uno de mis mejores periodistas, que había revelado la inconfesable intención de aquél dar un pelotazo urbanístico en la Cartuja.

Según el empresario, el periodista tendría que haberse limitado a grabar lo que él declaraba y a reproducirlo literalmente en el periódico, pero nada más.

Y entonces yo le respondí:

-O sea, tú lo que quieres es un periodista “play”, que graba y le da al botón de reproducir y que carece de capacidad de pensar por sí mismo, de analizar y de poner las cosas en su contexto para que las comprenda la gente.

Carlos Pizá no es un periodista “play”, sino de esos periodistas audaces que investigan y sacan a la luz lo que otros no quieren que se sepa.

De los periodistas que se arriman al toro para sacar la noticia y que vuelven a arrimarse de nuevo, no importa las veces que ese toro haya podido empitonarlo.

¡Y qué grandes faenas periodísticas ha hecho Carlos Pizá en este último año! No sólo las numerosas dedicadas a Abengoa, fruto de las cuales es este libro, sino también las de Airbus, cuando reveló el problema de los motores que funcionaban al revés; las de Carbures, las de Covap, las de las luchas de poder en el seno de empresas familiares y muchas otras.

Quiero darle las gracias a Carlos por todo este año en que hemos disfrutado trabajando juntos en aquello con que nos hierve la sangre: haciendo puro periodismo, periodismo de investigación.

No sé qué podrá pasar en el futuro o a dónde nos llevará la vida, pero, pase lo que pase, te digo una cosa, Carlos:

-¡Que nos quiten lo bailao!

2.- PALABRAS SOBRE EL LIBRO

Mis segundas palabras versan sobre su libro.

He sido privilegiado testigo desde primera hora de la intención del autor, con la visión que le caracteriza, de convertir en libro la crónica periodística del derrumbamiento de Abengoa.

Contaba un antiguo colega nuestro llamado Frederick Forsyth que se encerró durante un mes en una habitación, echó la persiana para que nada le distrajera, se colocó delante de un flexo y de una máquina de escribir y que cuando se levantó había acabado una novela que fue un best-seller mundial: Chacal.

Carlos Pizá ha hecho algo parecido el pasado verano. Aprovechó su mes de vacaciones para enclaustrarse y escribir este libro, “Abencrash. El ocaso de Abengoa”, al que le deseo la misma trayectoria que al de Forsyth, porque tiene de todo:

Luchas cainitas entre hermanos, guerras de poder en los Consejos de Administración, traiciones, deserciones, ingeniería financiera, maniobras bursátiles, cuentas irreales, engaños, situaciones ridículas cuando no hilarantes, macroeconomía…. tiene tantos tintes novelescos que podría calificarse hasta como la narración de un Falcon Crest a la sevillana.

Aparentemente corto, es tan sumamente denso que hay que digerirlo con tiempo y tranquilidad para poder absorberlo todo.

Les invito a disfrutarlo como yo lo he disfrutado.

3.- PALABRAS SOBRE EL EDITOR

Mis terceras palabras son para el editor del libro y del grupo Publicaciones del Sur, José Antonio Mallou, al que otros compromisos previos le han impedido estar hoy con nosotros físicamente pero que lo está de corazón.

A Mallou hay que agradecerle que, en la peor crisis económica de nuestra historia reciente y del periodismo, haya sido el único editor de España en lanzar dos nuevos periódicos, Viva Sevilla, del que se cumplen ahora cinco años, y Viva Málaga, amén de dar forma a la cadena de televisión Ondaluz.

Hay que agradecerle su esfuerzo por convertir la prensa local gratuita, en nuestro caso Viva Sevilla, en una prensa de calidad, como prueba el hecho de la creación de nuevas secciones como la de Economía y el nombramiento al frente de la misma de un profesional acreditado como Carlos Pizá.

Desgraciadamente, la prensa gratuita ha tenido muy mala prensa, valga el chiste fácil, porque en su origen fue concebida como un producto anecdótico y superficial, un mero pasatiempo para el trayecto de casa al trabajo en el Metro o en el autobús (estimado en 20 minutos, de ahí el nombre de una de las cabeceras), que se desechaba arrojándola al suelo cuando acababa el viaje y que destacaba aspectos insólitos como esas portadas en que aparecía un agricultor fotografiado junto a su calabaza gigantesca.

No era extraño, pues, que en aquellos tiempos en que coexistían varias cabeceras gratuitas apareciera la calle Tetuán alfombrada de ejemplares arrojados por los ocasionales lectores, algo que afortunadamente no ocurre con Viva Sevilla porque es un medio que ofrece una información local útil y de calidad, si bien muy condensada, y que ha publicado numerosas exclusivas periodísticas.

Hay que agradecerle al editor su disposición desde primera hora a publicar este libro, con un esfuerzo económico añadido, y de distribuirlo no sólo en Sevilla y Andalucía, sino también en Madrid, Barcelona y otras ciudades de España.

Subrayo el hecho de que en el casi siglo y cuarto de historia de El Correo de Andalucía; los casi 90 años de ABC de Sevilla y los 17 años de Diario de Sevilla, ninguno de estos medios, que yo recuerde, ha publicado nunca un libro periodístico de actualidad, en relación con los acontecimientos que estuvieran ocurriendo, sino de recopilaciones de artículos de algunos de sus cronistas mucho tiempo después.

Ha tenido que venir un periódico como Viva Sevilla, gratuito y con sólo cinco años de existencia, para ser el primero en hacerlo con esta obra de Carlos Pizá, “Abencrash. El ocaso de Abengoa”. Ha dicho un alto directivo de Abentel, una de las empresas de Abengoa, que la multinacional todavía no ha salido de la UCI. No ha salido aún de la UCI y ya tenemos aquí y ahora el libro que cuenta las razones de ese ingreso en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Yo invito a José Antonio Mallou a que persevere en esta línea de apuesta por el periodismo de calidad, en la confianza de que más pronto que tarde el mercado le reconocerá su esfuerzo, sobre todo si los aquí presentes leen Viva Sevilla y reconocen que lo leen, porque sólo así podremos seguir investigando y dando a la imprenta libros como éste.

4.- PALABRAS SOBRE LOS DUENDES DE LA IMPRENTA

Mis últimas palabras son para los famosos duendes de la imprenta.

Uno de los misterios que he contemplado a lo largo de mis 40 años de carrera periodística era que tras enviar al taller las primeras galeradas corregidas, cuando me venían de vuelta aparecían nuevas erratas que no figuraban en el texto original.

¿Cómo era posible?

Así que una de las emociones del periodismo consistía en no saber bien qué iba a aparecer escrito bajo tu firma en el periódico del día siguiente.

Cuando revisé mi prólogo al libro de Carlos, corregí el cargo que se me atribuía durante muchos de los más de 20 años que pasé en ABC de Sevilla.

Pero nada, ya sin remedio he comprobado que de forma misteriosa aparezco indebidamente citado como subdirector de ABC, cuando no pasé de Redactor-Jefe, o será que, como a los militares cuando pasan a la reserva, los suben a una escala superior.

He de darles gracias, pues, a los duendes de la imprenta por este ascenso “a posteriori”, y aprovecho la circunstancia para hacer un canto a los periódicos de toda la vida, a los de papel, a los de la galaxia Gutemberg, amenazados de muerte por la prensa digital.

En Internet no operan los duendes de la imprenta, porque éstos se nutren sólo de tinta y de celulosa, no de bytes ni de pantallas táctiles.

Marcel Proust escribió “A la busca del tiempo perdido” al retrotraerse al pasado por el olor/sabor de una magdalena mojada en el té. También hizo otra evocación, no sé si en “Los placeres y los días” u otra obra, de cuando publicó su primer artículo en Le Figaro y cómo se sintió aquella mañana al abrir el periódico y disfrutar de la magia de la letra impresa y del tacto del papel; hasta le pareció percibir el olor de la tinta.

Los periódicos de papel deben sobrevivir para que con ellos sobrevivan los duendes de la imprenta, los cuales son ahora una especie tan amenazada de extinción como el lince ibérico.

Habrá que mantener un Doñana de papel para que puedan seguir haciendo sus travesuras.

 

MMMMMMMMMMMMMM

Durante el coloquio, salieron a colación datos de un informe inédito titulado “Abengoa, un liderazgo no percibido” que redacté en mayo de 2013 y que con motivo de esta presentación transcribo aquí:

“Abengoa es una compañía transnacional sevillana y la más importante de Andalucía, con una facturación superior a los 7.000 millones de euros y que se ha diversificado desde sus iniciales montajes eléctricos y trabajos de ingeniería hasta convertirse en una tecnológica que ofrece soluciones innovadoras para el desarrollo sostenible en sectores altamente especializados como la elaboración de biocombustibles y la generación de energía termosolar.

A lo largo de sus casi tres cuartos de siglo de existencia (el 4 de enero de 2016 se cumplirá el 75 aniversario de su fundación) se ha caracterizado por un bajo perfil informativo, puesto de manifiesto tanto por el relativamente escaso número de comunicaciones que emite para una compañía de su importancia, facturación, número de trabajadores y países en las que está implantada, como en su política de no anunciarse en los medios de comunicación.

Informativamente, pues, Abengoa es un líder tecnológico no percibido socialmente como tal, y más reactivo que proactivo. Como consecuencia, reacciona tarde y sólo cuando ve amenazados sus intereses al crearse estados de opinión o situaciones que podría haber evitado o revertido con otra política de comunicación y otra percepción social.

Así, la compañía se vio obligada hace cinco años, quizás por primera vez en su historia, a insertar anuncios en los medios de comunicación para salir al paso de la campaña que contra el bioetanol estaban azuzando las petroleras y los grandes grupos alimentarios al vincular los biocombustibles con el alza de los precios de los alimentos básicos, especialmente del maíz.

Abengoa inauguró en febrero de 2007 (en 2017 se cumplirá el décimo aniversario) la PS10 en Sanlúcar la Mayor, primera central termosolar en explotación comercial del mundo, y es líder mundial en esta tecnología, que le ha merecido elogios de Barack Obama, presidente de EE UU, país donde está construyendo las mayores centrales en su género.

Sin embargo, este liderazgo termosolar mundial de Abengoa -y por extensión de otras compañías que dominan esta tecnología de vanguardia- que permitiría en el futuro abastecerse de la inagotable energía del sol y acabar con la dependencia de las contaminantes energías de origen fósil –causantes del cambio climático- no ha sido percibido en toda su magnitud, ni siquiera en su territorio natural de Sevilla y Andalucía.

Así, pese a su carácter pionero y a la variedad de sistemas que desarrolla en su complejo de Sanlúcar la Mayor, la imagen de modernidad termosolar ha sido copada en los medios de comunicación por la central Gemasolar, construida por la vasca Sener en Fuentes de Andalucía.

Ni Abengoa ni sus homólogas en el desarrollo de la energía termosolar han sido capaces, con una política de comunicación activa desde el principio y no reactiva con, de nuevo, anuncios en medios nacionales (El País, El Mundo) a través de su asociación Protermosolar, de frenar la campaña de desprestigio de esta energía renovable promovida por las grandes eléctricas tradicionales. Mensajes contra la denominada ‘Triple A’ (Abengoa, Acciona, ACS) y acusaciones de ser las causantes del déficit de tarifa y de las subidas del recibo de la luz han calado en la mente de unos consumidores así mediatizados.

No se les ha sabido contrarrestar transmitiéndoles a diario la importancia de esta tecnología de vanguardia y el ahorro y la riqueza que generan para España, pese a que aún le faltan años para alcanzar la madurez mediante una curva de aprendizaje que, con generosas subvenciones incluso en la actualidad (baste recordar los denominados ‘beneficios caídos del cielo’), sí han tenido los sistemas tradicionales de producción como el carbón, mucho más caro y contaminante que el importado y que está condenado por la estrategia 20-20-20 de la Unión Europea, frente a la energía limpia y de desarrollo nacional que representa la termosolar.

Ese contraste del carbón y su capacidad de movilización política, sindical, económica y social demuestra las consecuencias que para el sector termosolar español en general, y para Abengoa en particular, está teniendo su incapacidad de comunicar a la opinión pública la trascendencia de su actividad, las inversiones que ha realizado en la España menos desarrollada (la mitad meridional) y el empleo que han creado con la construcción hasta hoy de las 45 centrales existentes (más seis aún en ejecución).

De haber concienciado con una política comunicativa mucho más activa a las opiniones públicas de las regiones con centrales de este tipo (Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia, Valencia y Cataluña) y propiciado, por ejemplo, la constitución de una Red de Municipios, provincias y comunidades termosolares, el sector habría contado con una capacidad de influencia y de movilización muy superior al de las regiones hulleras del Norte, e incluso con un ‘lobby’ parlamentario termosolar con capacidad de bloqueo de cualquier iniciativa en su contra.

Se ha visto a UGT y CCOO movilizarse en defensa del carbón, pero ¿acaso lo han hecho a favor de la termosolar que lidera Abengoa? Cabe preguntarse por qué.

Abengoa y sus homólogas han desperdiciado hasta las mejores ocasiones para invertir en su favor y a favor de la tecnología termosolar a la manipulada, por las grandes compañías eléctricas, opinión pública. En pleno debate sobre el cierre de la central nuclear de Garoña, ninguna de las compañías termosolares contrarrestó la campaña pronuclear de Iberdrola/Endesa con el irrefutable dato de que sólo con 22 centrales termosolares de las ya existentes por entonces se suplía la energía que dejaba de producir Garoña. Un hito histórico éste del sol sustituyendo al átomo por primera vez en el planeta y del que pocos se han percatado, ni en España ni en el extranjero, por el silencio acomplejado del sector.

Las consecuencias de este bajo perfil comunicativo saltan a la vista, con un Gobierno libre de presiones sociales y mediáticas a la hora de aplicar continuos recortes a la retribución a las termosolares, en base a las cuales se articuló el programa termosolar español y se captaron las inversiones internacionales para el sector. El quebrantamiento de la seguridad jurídica en España a costa de la termosolar es digno de un país tercermundista.

Un análisis del histórico de notas de prensa emitidas por Abengoa en el año 2012, a fin de tener la visión de todo un ejercicio, nos permite comprobar que se lanzaron 92 noticias, a un promedio de casi 8 mensuales:

-Enero:           5 notas.

-Febrero:       7

-Marzo:         9

-Abril:             8

-Mayo:           7

-Junio:           7

-Julio:             7

-Agosto:          3

-Septiembre: 2

-Octubre:       10

-Noviembre: 15

-Diciembre:   12

Por temática, la distribución fue la siguiente:

-Adjudicaciones de contratos o desarrollo de proyectos: 27 notas (el 29,34%).

-Noticias culturales de la Fundación Focus-Abengoa: 20 notas (el 21,73%).

-Datos económicos propios (junta de accionistas, resultados trimestrales…): 20 notas (el 21,73%).

-Energía termosolar: 11 notas (el 11,95%).

-Premios y distinciones recibidos: 8 notas (el 8,69%).

-Noticias de orden interno: 2 notas (el 2,17%).

-Nombramientos: 2 notas (el 2,17%).

-Artículos del presidente de la compañía: 2 notas (el 2,17%).

A destacar, por ejemplo, que siendo el líder termosolar mundial, Abengoa haya emitido más notas de prensa culturales relacionadas con su Fundación que con la actividad tecnológica y energética de vanguardia: prácticamente el doble a favor de las primeras.

Con este bajo perfil es imposible que la opinión pública pueda estar alineada con la energía renovable que lidera la compañía y es fácil comprender que se impongan los mensajes de las grandes eléctricas”.

 

 

 

Cultura o deporte

El 2 de agosto del año 1995, más de 30.000 personas se manifestaron desde Nervión hasta la Plaza Nueva, ante la sede del Ayuntamiento hispalense. No era una protesta por razones políticas, como podría haber sido la demanda de una mayor autonomía para Andalucía; ni tampoco por razones laborales o contra un proyecto de ley en ciernes. No. La razón era más prosaica: aquellos millares de sevillanos se manifestaban para que el Sevilla F.C. continuara en Primera División y no descendiera de categoría.

El día anterior, la Liga de Fútbol Profesional había acordado no inscribir al club rojiblanco y al Celta de Vigo en la competición por no haber remitido a tiempo, o no remitido siquiera, sendos avales por valor de 85 millones de pesetas (510.860 euros de hoy) y de 45 millones, respectivamente. Esa decisión implicaba que los equipos de fútbol de los dos clubes no podían jugar en categoría profesional y quedaban condenados al descenso a Segunda División B.

Según se dijo en aquel entonces, el Comité Deportivo y/o el de Finanzas de la Liga habría requerido previamente en varias ocasiones a la directiva del club de Nervión a que enviara el dinero o el aval, pero nadie en las oficinas cumplió tal exigencia, entre otras supuestas razones, según la leyenda, porque quien tenía que autorizar la operación se había ido de excursión a París a conocer Eurodisney, inaugurado tan sólo tres años antes, y porque nadie imaginó que en aplicación de la normativa entonces vigente la Liga podía adoptar una decisión de tal calibre contra un club que se había clasificado la temporada anterior para jugar la Copa de la Uefa.

 

DESIDIA

Pero entre la indolencia, desidia, olvido, irresponsabilidad o como quiera calificarse, de los directivos blancos, y la inflexibilidad y deseo de la Liga de dar un escarmiento a los clubes morosos, lo impensable ocurrió: el descenso administrativo del Sevilla F.C. a Segunda B.

Cinco días después de aquella primera manifestación, el 7 de agosto y pese a la ola de calor que venía castigando a la ciudad (el 23 de julio se había registrado en el aeropuerto de San Pablo una temperatura máxima de 46,6 grados), 35.000 personas acudieron al entrenamiento del Sevilla en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán y desde allí se manifestaron ante la Delegación del Gobierno en la Plaza de España.

Una semana después, el día 14, el Sevilla F.C. acreditó el envío del aval de los 85 millones de pesetas. Tras las movilizaciones populares y las presiones políticas recibidas, la Liga de Fútbol Profesional se vio forzada a convocar una Asamblea Extraordinaria en la que se aprobó la readmisión tanto del Sevilla como del Celta en Primera División, aun a fuer del hecho excepcional de que esa temporada la disputaran veintidós equipos.

Las protestas ciudadanas, pues, evitaron que el Sevilla F.C. se hundiera en el pozo de la Segunda División B, con los efectos catastróficos de toda índole que ello hubiera tenido para la entidad blanca. Al contrario, en los veintiún años transcurridos desde entonces, el Sevilla F.C. se aplicó tanto a evitar la comisión de nuevos errores que en vez de tocar el infierno del descenso administrativo ha tocado el cielo con nueve títulos deportivos del máximo nivel: cinco Ligas europeas de la UEFA, una supercopa de Europa, dos copas del Rey y una supercopa de España.

 

POR LA ADUANA

Y ahora, vayámonos 200 kilómetros al Este, a la otra ciudad del recién constituido eje socioeconómico, Málaga, y al 12 de diciembre del año 1997, cuando 5.000 malagueños se echan a las calles para, tras una pancarta sostenida por un grupo de niños con la leyenda “Queremos pintar algo”, exigir algo aparentemente insólito: que el palacio de la Aduana, hasta entonces utilizado como sede de la Subdelegación del Gobierno y comisaría de la Policía (el equivalente a la Gavidia sevillana) se convirtiera en un museo para la ciudad. Los manifestantes corearon una consigna que a partir de entonces y en los años siguientes se convirtió en el grito de guerra de la ciudad: “La Aduana, para Málaga”.

Fue la primera de las cuatro manifestaciones que, cada vez más multitudinarias según la crónicas periodísticas, se celebraron en la capital de la Costa del Sol en años sucesivos para demandar el cambio de uso del inmueble: de policial a cultural.

Como bien recordaba hace un mes el diario Sur, el del palacio de la Aduana, recién inaugurado por el ministro de Cultura y la presidenta de la Junta tras una inversión del Estado de 40 millones de euros, ha sido un museo ganado por los malagueños en la calle.

 

ENTUSIASMO

 

En algo coincide allí todo el mundo: la primera bocanada de aquel movimiento ciudadano, allá por la segunda mitad de 1997, estuvo en el entusiasmo del artista Rafael Alvarado. «Había una serie de asuntos pendientes en materia cultural en la ciudad. Era un momento de reivindicación, de carencias de infraestructuras. Siempre he vivido en el centro, el Museo de Bellas Artes era como una parte de mí y el hecho de que lo cerraran sin plantear una alternativa me parecía muy fuerte», ha declarado Alvarado al diario Sur, en alusión al desalojo del museo provincial en el Palacio de Buenavista para dejar su sitio al Museo Picasso Málaga.

«No se entendía que no se buscara una alternativa al proyecto del Museo Picasso y pensamos que debíamos articular una fórmula para canalizar el movimiento ciudadano que empezaba a gestarse. Por entonces -añadió- desarrollaba una actividad muy intensa en el terreno de lo social. Me comprometí bastante en esto y gracias a la voluntad de otras muchas personas se creó la Comisión Ciudadana. Hicimos un montón de reuniones para ver la manera de movilizar a la gente. Organizamos acciones urbanas, concentraciones, de todo… Creo que logramos que el museo fuera asumido por la ciudadanía y se ha demostrado que cuando la sociedad civil se une, las cosas salen adelante».

«Estuvimos en evolución constante hasta que la sociedad civil y las instituciones nos apoyaron. Hicimos muchísimas manifestaciones en el palacio de la Aduana, en Sevilla y en Madrid. Una vez nos colamos en una rueda de prensa de un alto cargo del Gobierno y nos colocamos detrás con una pancarta reivindicando la Aduana para Málaga… Fueron años apasionantes», ha explicado, por su parte, Francisco Jurado, representante de la Asociación de Artistas Plásticos de Málaga (Aplama) y activo agitador de aquella reivindicación.

ESTRATEGIAS

El Ayuntamiento de Sevilla acordó el pasado mes de octubre la revisión del Plan Estratégico de la ciudad, que nadie sabe en qué consiste. En Málaga, desde los tiempos de Pedro Aparicio como alcalde (1979-1995), todos sus sucesores, hayan sido del PSOE o del PP, han tenido claro que la cultura es la estrategia de la ciudad, por eso no deja de abrir un museo tras otro hasta contar ya con unos cuarenta, mientras que en Sevilla pasan los años y ni se amplían ni reforman el de Bellas Artes, el Arqueológico, el de Artes y Costumbres Populares….

El nuevo museo del palacio de la Aduana en Málaga cuenta con un presupuesto de 2,5 millones de euros sólo para su primer año de funcionamiento, mientras que el Museo de Bellas Artes de Sevilla apenas llega a los 800.000.

En el proyecto de Presupuestos del Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) para 2017 se ha consignado un millón de euros para conmemorar el CD aniversario de Murillo. El Ayuntamiento de Málaga dedica sólo a los tres principales museos de su titularidad 8,7 millones de euros.

Así pues, cada ciudad ha expresado en sus movilizaciones y en sus Presupuestos cuál es su orden de prioridades: a unos les mueve la cultura y a otros, el deporte.

Su Eminencia: de cuartel a urbanización de lujo

PERMISOS

Urbanismo concede licencia para las primeras 90 viviendas en el antiguo almacén regional de Intendencia

DEFENSA HIZO CAJA

El grupo Insur compró las instalaciones militares al Ministerio de Defensa por 6,01 millones de euros
TRAMA URBANA

El futuro complejo inmobiliario extenderá el casco urbano desde Bami hasta el nuevo parque del Guadaíra

 

La Comisión Ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado la concesión de licencia de obras para la ejecución de la primera fase del complejo inmobiliario de “alto standing” previsto en los terrenos del antiguo cuartel de Su Eminencia, que albergaba el almacén regional de Intendencia, en el Distrito Sur, y que fue vendido hace ahora tres años por el Ministerio de Defensa a Inmobiliaria del Sur (Insur) por 6,01 millones de euros.

Para la compra y el desarrollo inmobiliario de estos terrenos, sitos entre Bami Sur, Pedro Salvador y el nuevo parque del Guadaíra, muy cerca del club Pineda, Insur constituyó la sociedad IDS Palmera Residencial S.L., que es la que ha presentado también el proyecto constructivo ante la Gerencia de Urbanismo.

En esta primera fase se prevé la construcción de tres edificios de doce plantas que albergarán 90 viviendas unifamiliares. Además, se incluye la construcción de dos plantas sótano en cada uno de estos bloques, las cuales contarán con un total de 213 plazas de aparcamiento, así como 94 trasteros. Entre las innovaciones del proyecto, con calidades acordes con los nuevos estándares que prescribe el Código Técnico de la Edificación, figuran plazas habilitadas para la carga de coches eléctricos.

La obra con licencia concedida comprende también la urbanización del terreno donde se ubicarán los edificios, así como la adecuación de la parcela colindante, donde se construirán zonas comunes como piscina, local de comunidad y aseos.

Esta actuación inmobiliaria recoge las determinaciones para el ordenamiento de este sector –denominado técnicamente UE-2 “Cuartel de Su Eminencia”- realizadas en el Plan Especial de Reforma Interior “Su Eminencia”, que fue aprobado en abril de 2015. El  proyecto completo propuesto por la entidad promotora en octubre del año pasado, plantea el desarrollo urbanístico e inmobiliario de estos suelos, para incorporarlos definitivamente a la ciudad.

En concreto, propone el reparto de la superficie existente para edificabilidad residencial (28.915 m2) en 238 viviendas, así como el desarrollo de 6.850 m2 de superficie para equipamiento docente, de 10.200 m2de suelo para equipamiento deportivo y, de 330 m2 para Servicios de Interés Público y Social.

De momento, se concede licencia para una primera fase de esta importante operación edificatoria, que supondrá la construcción de 90 viviendas. Sólo la obra de urbanización tiene un coste estimado de de 1.004.280 euros. El presupuesto total del proyecto constructivo y de edificación es de 14,7 millones de euros.

BANCO SANTANDER

La empresa anunció hace más de un año  el inicio de la comercialización de esta promoción exclusiva de viviendas, dotadas con piscina y pistas de pádel “en una instalación militar en desuso desde hacía varios años”. Calificó entonces su operación como “la primera gran actuación tras un largo periodo de escasa actividad” y “la primera venta que cierra el Ejército dentro del Plan de ordenamiento de sus dependencias”.

La demolición del antiguo cuartel y almacén regional de Intendencia permitirá levantar una urbanización cerrada, con vistas al parque erigido sobre el antiguo cauce del río Guadaíra y que tiene un tamaño similar al del Alamillo, en un área próxima a las lagunas del mismo y a las instalaciones del club privado Pineda, de ahí el nombre adoptado para el futuro complejo inmobiliario: Pineda Parque.

La constructora del grupo Insur también anunció que dotará a esta promoción con una arquitectura “en la que primarán la amplitud y versatilidad de las estancias” y que adaptará el proyecto a las necesidades individuales de las familias.

Para la financiación de esta primera fase de 90 viviendas de alta gama, Banco Santander y el grupo Insur, a través de su participada IDS Palmera Residencial, suscribieron el pasado mes de julio un préstamo promotor por valor de 26 millones de euros.

Las obras de urbanización del sector se iniciaron el pasado mes de mayo y han dejado a la vista los nuevos viales y las nuevas zonas verdes que mejorarán las conexiones en la zona y el aspecto del entorno.

Se estima que la construcción de este proyecto residencial generará durante su ejecución más de 180 puestos de trabajo entre directos e indirectos.

SUBASTAS QUE QUEDARON DESIERTAS

El Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa (Invied), perteneciente al Ministerio de Defensa, sacó a subasta pública los terrenos del antiguo almacén regional de Intendencia, en la carretera de Su Eminencia, en mayo de 2013, tal como avanzó Viva Sevilla.

Las instalaciones militares, abandonadas por Defensa desde hacía años, ocupaban una superficie de 47.125 m2, calificada en el vigente Plan General de Ordenación Urbana de Sevilla como suelos urbanos.

Según los términos de la subasta, se partía de un precio mínimo de 8.321.774,50 euros para la primera oferta. El precio bajaría a 7.073.508,33 euros en segunda subasta y a 6.012.482,08 euros en tercera.

Sin embargo, ninguna empresa  pujó inicialmente por el cuartel /almacén. Tras otras dos subastas en las que su precio se redujo a seis millones, Defensa asumió la venta directa a través del portal de intermediación Addmeet.com, y finalmente cerró por 6,01 millones de euros un acuerdo con Inmobiliaria del Sur, que ha esperado durante tres años al repunte del sector inmobiliario para iniciar la construcción de esta urbanización de alta gama.

 

El principio de Bertín

El Puerto de Sevilla ha dejado el camino libre para que el de Huelva se haga con la terminal de Majarabique, en su retaguardia

Ahora el Puerto onubense puede crear allí su propia zona logística, que compita por el tráfico ferroviario de contenedores

Érase una vez un pueblo de la provincia de Huelva donde a un vecino amante de la música y de las canciones del verano al que -quizás por eso mismo y por su admiración al cantante del mismo nombre que las interpretaba apodaban Bertín- le dio por abrir una venta en las afueras del municipio.

El emulador del Bertín jerezano eligió con buen ojo clínico un cercado colindante con un nudo de carreteras en el que confluían un par de vías de comunicación: la que, al Norte,  conectaba con las sierras del interior y la que, al Oeste, llevaba a los lugareños y turistas hacia las playas del litoral.

Como en todos los negocios que empiezan, los principios de Bertín al frente de su venta de carretera no fueron fáciles, pero gradualmente se fue haciendo con una buena clientela. No le faltó el “chorreíto” diario de los camioneros, que hacían allí un alto en su camino; tampoco los madrugadores cazadores cuando se levantaba la veda; los fines de semana, el local se llenaba de domingueros en su ruta hacia la costa o la serranía, y durante el resto del año, albergaba todo tipo de celebraciones: bodas, bautizos, comuniones, aniversarios, comidas de las hermandades del pueblo y de Navidad…

SIN RIVAL

Bertín se convirtió en un próspero hombre de negocios y acumuló un capitalito con el que podía permitirse más de un lujo, desde comprarse un Mercedes hasta un apartamento en esas playas a las que se dirigían muchos de sus clientes que recalaban en su venta antes de proseguir viaje hasta el borde del mar.

Sin embargo, el jovial protagonista de esta historia no se compró nada de eso con los primeros millones que ganó, sino, atención, los terrenos que estaban enfrente de su venta, al otro lado del nudo de carreteras. La decisión de Bertín causó extrañeza en el pueblo. Sus paisanos pensaron que quizás iba a lanzarse a construir una gasolinera, pero no, el ventero no hizo nada. Pasó el tiempo y los suelos seguían baldíos, llenos de maleza.

Un día, alguien se tomó la libertad de preguntarle por qué había tirado el dinero en comprar unos cercados sólo para dejarlos ociosos, sin ningún fin aparente. Y con su respuesta, el ventero demostró su inteligencia innata:

-He comprado los terrenos de enfrente para que nadie pueda venir un día y construir otra venta que me haga la competencia.

LA FRESA

En Huelva, si lo sabré yo, son muy dados a aplicar el que podríamos llamar “el principio de Bertín”. En otra ocasión tuve la oportunidad de oír de labios del entonces presidente de la Caja de Ahorros Provincial, luego conocida como El Monte por aquello de las sucesivas fusiones, que una de las oficinas más rentables de la entidad se hallaba en un pueblo fresero, no recuerdo bien si se trataba de Palos de la Frontera o de Moguer (no cometan el craso error de decir eso de Palos de Moguer, so pena de soliviantar los ánimos de los palermos).

Sin embargo, un día aterrizó como director de la sucursal de una entidad financiera de la competencia un joven muy carismático que en vez de hacer lo habitual que se estilaba hasta entonces, quedarse en su despacho esperando la llegada de los clientes, se dedicó a visitar a los vecinos casa por casa. Más pronto que tarde fue arrebatando clientes a la Caja, cuyo equipo, confiado en su superioridad tradicional, se había dormido en los laureles, en plan camarón.

Obviamente, la bajada del volumen de negocio y del número de impositores no pasó inadvertida en la central de la Caja. Rápidamente, su presidente dio un golpe de mano: fichó al director de la sucursal competidora por el doble del sueldo y lo puso al frente de su oficina en el pueblo fresero. Explicación que dio a su círculo de confianza:

-No puedo consentir que alguien me haga la competencia en mi feudo de toda la vida.

A su manera, el banquero había aplicado el mismo principio que  Bertín, el ventero.

MAJARABIQUE

El pasado mes de noviembre, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) sacó a concurso la terminal ferroviaria de Majarabique, sita a 5 kilómetros al Norte de Sevilla (término de La Rinconada), que al quedar fuera del ámbito del puerto de Sevilla está también al margen de la restricción de precios que impone Puertos del Estado para todos los puertos de España y donde por tanto el mercado es libre.

ADIF ofrecía un contrato de diez años, prorrogables por otros cinco, a cambio del pago de un canon de 100.000 euros anuales durante un decenio, más el compromiso de invertir un millón de euros para crear allí un punto de carga y descarga de mercancías transportadas por ferrocarril.

Hay que tener en cuenta que Majarabique es como el Despeñaperros ferroviario de Sevilla, punto de paso obligado para los trenes de mercancías cargados de contenedores con destino a o salida desde el puerto hispalense para conectar con el resto de España.

En una nota de prensa emitida cuando la cosa ya no tenía remedio, la Autoridad Portuaria de Sevilla (APS) confesó que no consideró conveniente optar al concurso de la terminal ferroviaria de Majarabique porque habría supuesto “un incremento de los costes logísticos por la duplicidad de las infraestructuras, la dispersión de la oferta y una pérdida de eficiencia”. Según la APS, su apuesta consistía en potenciar la dársena del Batán.

NICHO VACÍO

Y, claro, como el puerto de Sevilla renunció a presentarse al concurso por la terminal de Majarabique, se produjo un fenómeno similar al que describen los biólogos en la Naturaleza: cuando una especie animal deja un nicho ecológico vacío, otra tiende a ocuparlo inmediatamente. El Puerto de Huelva, viendo el terreno dejado libre por el de Sevilla, se ha hecho con ese nudo ferroviario estratégico de Majarabique sito en la retaguardia de este último.

Ahora, el puerto onubense puede crear allí, donde los trenes llegan antes que al puerto sevillano, su propia zona logística y enviar o recibir con destino u origen a Huelva capital o cualquiera otra de Andalucía trenes cargados de contenedores llenos de mercancías, la principal ventaja competitiva hasta ahora del puerto de Sevilla, e incluso con costes más baratos porque Majarabique no está sometido a los precios regulados que impone Puertos del Estado y puede incentivar al operador al que le ceda su manejo.

En resumen, gracias a la miopía de la Autoridad Portuaria de Sevilla, que ahora se queja torpemente de que le hacen competencia desleal, el puerto de Huelva se puede convertir en su competidor directísimo y arrebatarle cuota de su tráfico de contenedores por ferrocarril.

Al contrario de lo que bien saben, y practican, en Huelva, a la Autoridad Portuaria no se le ocurrió aplicar el eficaz principio de Bertín: nunca dejes libre el terreno para que otro pueda hacerte algún día la competencia.