Archivo de la categoría: Sin categoría

Sevilla supera los 79.000 parados oficiales en el primer mes del coronavirus

La estadística no refleja a los incluidos en los 11.492 ERTES presentados en la capital y su provincia

El impacto del virus en el empleo aún no llega a los 91.000 parados registrados en la última recesión

Pero hay inscritos en la capital más de 104.000 personas en demanda de un trabajo

El mes de marzo de 2020, que pasará a la historia por el estado de alarma, el confinamiento y la casi total paralización económica de España debido a la pandemia del coronavirus, se ha cerrado dejando en Sevilla capital una cifra oficial de 79.080 parados, 10.018 más que en el mes de febrero, según los datos del Servicio Andaluz de Empleo difundidos por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. La cifra es todavía inferior a la del peor marzo tras el estallido de la crisis económica de 2008, que se registró en el año 2014 con 91.930 desempleados en la capital, e incluso ha habido otros seis marzo peores en los últimos quince años, pero no refleja la auténtica realidad debido a los criterios estadísticos.

La pregunta que surge de inmediato es cómo es posible  este aparentemente relativo impacto del coronavirus en el empleo si desde que el Gobierno decretó el estado de alarma y el confinamiento de la población a partir del 14 de marzo hay un millón y medio de trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo temporales (ERTES) en España y sólo en Sevilla capital y su provincia se han presentado 11.492 durante el pasado mes.

La respuesta es el criterio estadístico. Los trabajadores incluidos en los ERTES no figuran entre los parados registrados oficialmente, pero sí acaban en la lista de demandantes de empleo. Tampoco se reflejan en las bajas de afiliación a la Seguridad Social (aunque sí en el número en suspensión), ni aparecerán como desempleados en la próxima Encuesta de Población Activa (EPA), al ser considerados ocupados que no han trabajado en la semana de referencia.

Por tanto si nos vamos al dato de demandantes de empleo sí podemos entrever el impacto provocado por la pandemia del coronavirus en la economía de Sevilla capital tan sólo en las dos últimas semanas de marzo, ya que el pasado mes se ha cerrado con 104.282 sevillanos inscritos en demanda de un puesto de trabajo, es decir 25.202 más que los apuntados como parados oficiales. Así pues, salvo un drástico cambio en las circunstancias a lo largo de este mes de abril estos datos nos hacen temer que lo peor en materia de desempleo está aún por llegar. 

Demandantes de empleo por oficinas del SAE en Sevilla capital

Sevilla-Este        18.369

Sevilla-Macarena    11.781

Sevilla-Centro          8.485

Sevilla-Amate        18.453

Sevilla-L. Montoto      8.342

Sevilla-Huerta Salud    12.801

Sevilla-Cruz Roja    16.064

Sevilla-Triana          9.987

TOTAL                  104.282

Evolución del paro en marzo en Sevilla capital antes de 2008, durante la crisis económica y ahora

Marzo 2006        46.840

Marzo 2007        45.915

Marzo 2008        47.855

Marzo 2009        66.601

Marzo 2010        73.852

Marzo 2011        79.896

Marzo 2012        86.476

Marzo 2013        91.037

Marzo 2014        91.930

Marzo 2015        86.979

Marzo 2016        83.943

Marzo 2017        77.664

Marzo 2018        73.241

Marzo 2019        70.277

Marzo 2020        79.080

LA ESTADÍSTICA OFICIAL

Pese a que el criterio estadístico sirve para reflejar una visión oficial no tan mala como la inicialmente temida y como la que indica el registro de demandantes, el dato del número de parados no deja de ser demoledor por lo que supone de crecimiento cuantitativo, ya que más de dieza mil sevillanos (concretamente 10.018) han ingresado en las listas del paro en marzo de 2020 en comparación con el mes precedente, febrero, cuando había inscritos 69.062. Los actuales 79.080 suponen un incremento de nada menos que un 14,50% en tan sólo treinta días.

En la comparación interanual, de marzo de 2019 a marzo de 2020, se ha pasado de los 70.277 parados que había hace un año a los citados 79.080, lo que supone 8.803 desempleados más y un incremento del 12,52%.

Y por lo que se refiere al segundo mandato de Espadas como alcalde, se ha pasado de los 67.708 sevillanos parados que había cuando tomó posesión como regidor a mitad de 2019 a estos 79.080 actualmente, es decir un incremento en 11.372 (+ 16,79%).

Esta vez el mayor incremento del número de parados se produce entre los hombres. Se ha pasado de los 28.507 desempleados de febrero a 33.845 en marzo, un incremento en 5.338. En cuanto a las mujeres, de las 40.555 desempleadas de febrero se pasa a 45.235, un incremento en 4.680.

Por sectores económicos, el incremento del paro se ceba en todos, y especialmente en los Servicios, que acumula casi el 82% de todos los nuevos desempleados, seguido por la Construcción, pese a que las obras en Sevilla capital y en todo el país no se paralizaron hasta casi el final del mes. La distribución del número de parados queda de la siguiente forma: Agricultura, 1.530 parados (+48); Industria, 3.939 (+494); Construcción, 5.735 (+ 1.011); Servicios, 58.735 (+8.175), y colectivo Sin empleo anterior, 9.319 (+290).

Por edad, el paro sube en todos los segmentos, especialmente entre los 25 y los 49 años, con un incremento superior al millar de personas en cada franja. Se superan los diez mil parados en los segmentos de mayor edad, que partían con un mayor número de desempleados. La distribución queda de esta forma: parados menores de 20 años, 1.177 (+42); de 20 a 24 años, 4.624 (+797); de 25 a 29 años, 8.197 (+1.783); de 30 a 34 años, 8.252 (+1.569); de 35 a 39 años, 8.575 (+1.597); de 40 a 44 años, 9.651 (+1.595); de 45 a 49 años, 10.223 (+ 1.055); de 50 a 54 años, 10.579 (+783); de 55 a 59 años, 10.152 (+547); mayores de 59 años, 7.650 parados (+250).

LA PROVINCIA

En el conjunto de la provincia de Sevilla el número de parados se ha incrementado en 31.813 personas, por lo que el total asciende ahora a 225.282, cuando en el mes precedente a marzo, febrero, la cifra era de 193.469. Por tanto el aumento porcentual ha sido de 16,44 puntos, casi dos más que en la capital.

El desempleo golpea a todos los sectores económicos, especialmente los Servicios (supone el 64,53% del aumento de marzo) y la Construcción (más del 24% de los nuevos parados). La distribución queda de la siguiente forma: Agricultura, 12.921 parados (+520); Industria, 15.032 (+2.334); Construcción, 24.950 parados (+7.715); Servicios, 151.892 (+20.530); colectivo Sin empleo anterior, 20.487 (+714).

Por sexos, el desempleo crece más entre los hombres que entre las mujeres, aunque globalmente sea superior en las féminas. Así, se ha pasado de 78.228 varones sin empleo en febrero a 97.504 en marzo, lo que supone un incremento de 19.276. Y de 115.241 paradas en febrero a 127.778 en marzo, con una subida de 12.537.

El Plan del Arbolado Urbano de Sevilla

Incumple la promesa de Espadas sobre ningún alcorque vacío al fin del mandato

El miedo a una plaga no puede justificar la erradicación de los típicos naranjos

El Plan Director del Arbolado Urbano de Sevilla (2019-2039) parece un buen documento de diagnóstico del estado de los árboles de la ciudad, que trata de dar respuestas a la creciente y positiva preocupación de los sevillanos sobre el patrimonio verde, tanto por los arboricidios perpetrados por Monteseirín y sus sucesores como por los efectos del cambio climático, y porque, que se recuerde, carece de precedentes. Es decir, nunca antes se habría realizado un trabajo tan exhaustivo como éste, encomienda que hay que reconocerle al gobierno de Espadas. Aun valorando positivamente la labor desarrollada, hay aspectos mejorables o discutibles, siempre desde una óptica constructiva.

Si se va a centrar únicamente en el arbolado, como su nombre indica, se trata de un plan reduccionista. Debería haberse desarrollado un Plan de Vegetación y no sólo arbóreo, aunque contiene apuntes en esa dirección. Como consecuencia de los pesticidas, la contaminación, los monocultivos, las especies invasoras y el cambio climático las abejas, abejorros, mariposas y otras especies polinizadoras, vitales para la agricultura y la supervivencia de plantas y ecosistemas, están reduciéndose de forma tan acelerada en el mundo que la ONU ha declarado el 20 de mayo como Día Mundial de las Abejas y en numerosas ciudades y países han surgido iniciativas para incrementar sus poblaciones, ya que polinizan el 80% de las plantas.


Estructura con plantas para las abejas en Oslo (Noruega)

A título individual se han multiplicado las personas que instalan colmenas en balcones, terrazas y azoteas. Y hay ciudades, como Oslo, donde se han creado las denominadas “autopistas” para abejas e insectos mediante la siembra de plantas melíferas a lo largo de kilómetros (con macizos de plantas al menos cada 250 metros) y aprovechando desde suelos hasta alféizares y tejados para que esas especies beneficiosas hallen alimento y puedan multiplicarse.

BORDES SIN PLANTAS

Miremos a nuestro alrededor en Sevilla. Por ejemplo, a esas praderas de césped o suelos terregosos de parques como el del Guadaíra, en cuyos bordes no se ha sembrado ni una sola planta que pueda servir de sustento y cobijo para abejas, pájaros y otras especies, al contrario de lo que se está haciendo en Europa y Estados Unidos.

Esta política de revegetación debería aplicarse en toda Sevilla como prioridad absoluta, pero parece que los árboles no nos dejan ver las humildes y esenciales plantas, el sotobosque. El Plan del Arbolado se limita en este sentido a las recomendaciones Nº 25 y 26 para algunos parques (Amate, Vega de Triana, San Jerónimo) y calles peatonales, pero a nuestro juicio deberían generalizarse y no constreñirse a sólo unos pocos espacios.


Ni un solo borde con plantas en los caminos y praderas de los parques sevillanos

Como toda la atención se ha centrado en lo que se ha escrito y declarado sobre el supuesto exceso de naranjos en Sevilla han pasado inadvertidos otros aspectos que creemos mucho más importantes, como la existencia de 21.888 alcorques vacíos, aunque luego, en el mismo documento, con datos contradictorios se reducen a 19.369. 

Es más, en la rueda de prensa de presentación del Plan se habría limitado a 12.300 los alcorques a replantar  de árboles con el confuso argumento de que los restantes no cumplen las mínimas condiciones de espacio para ser arbolados. Por tanto, 9.588 alcorques se ensolarían o se taparían con cemento, y se perderían estos espacios verdes para la ciudad. Esta implícita política no debe ser aplicada: alcorque donde supuestamente no quepa un árbol debe ser ocupado por un arbusto o una planta, como alternativa.

Demasiados alcorques vacíos en la ciudad

Además, los redactores del Plan proponen reducir a la mitad el número de alcorques vacíos en un periodo máximo de cinco años, lo cual supondría plantar sólo 6.150 árboles en los mismos y en ese periodo. ¿Por qué dejar otros 6.150 alcorques vacíos  al cabo de un quinquenio y no llenarlos de árboles todos en el menor plazo posible? Recuérdese que Espadas prometió durante la última campaña electoral lo siguiente: “campañas de plantaciones que conlleven al menos 5.000 ejemplares anuales, con un mínimo de 20.000 ejemplares más en los primeros cuatro años, lo que permitirá, además de reponer los alcorques vacíos, incrementar los árboles en los parques….”.  A las palabras del alcalde nos remitimos: no debe quedar ningún alcorque vacío al final del mandato (los 21.888 contabilizados, no los 12.300 de que se habla).

REDUCIR NARANJOS

Los redactores del Plan han contado 45.065 naranjos sólo entre los 182.033 árboles cuyo mantenimiento depende del Ayuntamiento (se han censado 235.000 árboles pero según la cobertura vegetal existente, un 20% del espacio, se estima que en total debe de haber 300.000 en toda la ciudad), luego la proporción de agrios es del 24,76%. “Se trata -dicen- de una excepcionalidad propia de Sevilla, donde supone una especie emblemática ligada a la imagen de la ciudad”. 

En la rueda de prensa, el alcalde y las directora de la empresa redactora del Plan parecieron abogar por no sembrar ningún naranjo más con el fin de que a medida que se planten otros árboles su proporción se reduzca al 10%. “Si tuviéramos un problema grave con los naranjos, como está sucediendo en otras ciudades, sería devastador -afirmó Espadas- porque dependemos en exceso de esta especie, pero no nos planteamos ir a saco ni demonizarlos”.

Sin embargo, en la directriz Nº 9 del Plan puede leerse lo siguiente: “Elaborar un Plan Especial del Naranjo para toda la ciudad que llegue a definir calle por calle aquéllas en las que mantener la especie y en cuáles no. El esfuerzo debe centrarse más en el viario, donde supone el 33%, frente al 11% en zonas verdes”. Este párrafo contribuye a la sospecha de quienes hablan de que Espadas planea un “naranjicidio” en Sevilla.

El Patio de los Naranjos, árbol emblemático de Sevilla

Aunque somos partidarios de incrementar la biodiversidad arbórea de la ciudad con nuevas especies, en todo caso la sustitución de naranjos debería hacerse a medida que los naranjos se fueran perdiendo por razones puramente biológicas, pero no de forma sistemática que recuerde a los arboricidios de infausta memoria. 

No obstante, hay que relativizar la amenaza de plaga bíblica que parece invocarse como única razón contra los típicos naranjos sevillanos. Estos 45.000 naranjos están repartidos por las 8.740 hectáreas del casco urbano y por lo tanto el riesgo de que una plaga acabe con todos a la vez es muy limitado y habría tiempo para combatirla, como ha ocurrido con el picudo de las palmeras.

Hectáreas de naranjales propiedad de García Carrión en la provincia de Huelva

Si se actuara con ese miedo, ¿cómo se justificarían entonces las más de 3.000 hectáreas de cítricos en una sola ubicación de la Río Tinto Fruit  y que constituye la plantación más extensa de Europa? ¿O las 1.500 ha. Íntegramente de naranjos de J. García Carrión en el Andévalo onubense para su marca de zumos Don Simón? En este caso la compañía murciana habla de “millones de naranjos”, resultado de una inversión multimillonaria en euros y que no se ha frenado por miedo a posibles plagas y pese a que el riesgo para tan ingente cantidad de árboles unos junto a otros no es comparable al de los 45.000 naranjos diseminados por toda Sevilla.

OLMOS Y PALMERAS

Plagas ha habido y siempre las habrá, tanto para el naranjo como para otras muchas especies, y lo que hay que hacer es combatirlas cuando se presenten, pero el miedo a las mismas no puede invocarse para tratar de justificar una especie de política preventiva de erradicación de árboles como parece denotar la directriz Nº 9 del Plan.


No se ha invocado la grafiosis para reducir el número de olmos en Sevilla

En contraste, nada similar se preconiza para los olmos, pese a que en su momento se temió que la grafiosis los exterminaran en prácticamente toda Europa. Pues bien, según el inventario en Sevilla aún sobreviven 4.718. Es decir, hay un olmo por cada diez naranjos. ¿Hay que erradicarlos por miedo a dicha plaga? ¿Y qué decir de las palmeras? Aún tenemos 9.748. Los redactores del Plan podrían recomendar eliminar una buena proporción, como de naranjos, por las plagas que sufren, pero en sus directrices de la 53 a la 56 instan a su saneamiento, mantenimiento y vigilancia para detectar amenazas aún no llegadas a la ciudad, como la HLB y Xilella fatidiosa, pero no a su limitación como con el naranjo, cuando equivalen a casi la cuarta parte de esta especie.

Más preocupante es la errónea selección de especies  que se ha hecho hasta ahora en Sevilla: el 35% de las mismas se considera inaceptable. Otrosí, la falta de viveros de calidad para abastecer de árboles a la ciudad. ¿Y los viveros municipales? Aquí tiene Espadas un clarísimo nicho de empleo para reducir el paro y contribuir a la mejora de nuestro patrimonio forestal.

Y atención a lo que se dice en el Plan sobre motivos para la tala de arbolado. Se justifica cortar árboles que provoquen “interferencias que causen daños en elementos de obra civil”. Suele ser al revés: obras que dañan a los árboles porque se proyectan allí donde ya están éstos y porque resulta más barato cortar el árbol que buscar una alternativa. ¿No sería el caso de las melias junto al mercado de la Puerta de la Carne? También se justifica en el Plan cortar árboles “en los casos en que los beneficios de ejecutar una obra de interés público superen a los aportados por el arbolado afectado”.

Tala de plataneros en la Plaza Nueva durante el mandato de Monteseirín

Este párrafo habría servido de coartada a Monteseirín y Zoido para justificar sus arboricidios para el tranvía o por las vistas de la Torre del Oro.

Febrero de 2020 deja en Sevilla capital 36 parados más

El número de desempleados asciende ahora a 69.062

El crecimiento de los nuevos demandantes de empleo, causa de la subida

En la provincia hay 183 parados menos y un total de 193.469

Febrero de 2020 ha prolongado la cuesta de enero en Sevilla capital. El número de parados ha aumentado levemente, pero se ha dado un aumento al fin y al cabo, con 36 sevillanos más inscritos en las listas del paro que elevan el total a 69.062, según los datos oficiales del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) difundidos por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, que dirige Yolanda Díaz (Unidas Podemos). Por el contrario, en el conjunto de la provincia de Sevilla el desempleo ha bajado, también poco pero descenso al fin y al cabo, con un balance de 183 parados menos y ahora una cifra global de 193.469.

No cabía esperar mucho del segundo mes en el calendario, ya que en los últimos años de la serie histórica sólo ha habido un febrero en que disminuyó el paro, el de hace tres años. En los demás, ha habido incremento, con grandes oscilaciones, como demuestra la estadística:

Febrero de 2012:  + 2.017 parados.

Febrero de 2013:  + 1.968

Febrero de 2014:  + 854

Febrero de 2015:  + 146

Febrero de 2016:  + 1.555

Febrero de 2017:        -58

Febrero de 2018:  + 452

Febrero de 2019:  + 153

Febrero de 2020:  + 36

CAUSAS

El leve incremento del paro en la capital de Andalucía  (+36, un 0,05%) se ha debido sobre todo a los 142 nuevos demandantes de trabajo, que sumados a la decena de nuevos parados en la Agricultura  descompensan las caídas registradas en otros sectores, especialmente la Construcción. Mejor balance ofrece la evolución interanual, ya que entre febrero de 2019 y febrero de 2020 se ha registrado una caída del paro que ha beneficiado a 1.327 sevillanos. Se ha pasado de 70.389 desempleados a los citados 69.062, un -1,89%.

Por lo que se refiere al segundo mandato de Espadas como alcalde de Sevilla, desde su toma de posesión en verano de 2019 se ha pasado de 67.708 sevillanos sin trabajo a 69.062, lo que supone 1.354 más (+ 1,99%).

Por sexos, el incremento del paro entre las mujeres es otra de las causas del repunte de febrero, ya que se ha pasado de 40.368 féminas sin trabajo a 40.555 (187 más). Por el contrario, ha bajado el desempleo entre los hombres: de 28.658 a 28.507 (-151).

La distribución del número de parados por sectores económicos ha quedado como sigue:

-Agricultura: 1.482 (+ 10)

-Industria:     3.445 (+ 23)

-Construcción:  4.724 (- 92)

-Servicios: 50.382 (-1)

-Sin empleo anterior: 9.029 (+ 142).

LA PROVINCIA

En el conjunto de la provincia de Sevilla, al contrario que en la capital, ha bajado el paro en febrero de 2020 al abandonar 183 personas las listas del paro. Ahora el número total de desempleados queda en 193.469, lo que supone una décima menos (-0,10%) que en el mes de enero del año en curso.

Al igual que en la capital ha subido el paro entre las mujeres: se pasa de 114.821 a 115.241 (+420). Y ha disminuido entre los hombres: de 78.831 a 78.228 (-603).

Por sectores económicos la caída en la Construcción y la Industria inclina la balanza hacia una mejor estadística, ya que el paro subió en el resto. Ahora la situación queda de la siguiente forma en la provincia:

-Agricultura: 12.401 parados (+89).

-Industria: 12.698 (-291)

-Construcción: 17.235 (-501)

-Servicios: 131.362 (+71)

-Sin empleo anterior: 19.773 (+449)

La otra calle del Infierno de Sevilla

Sevilla tiene una calle del Infierno oficial y otra oficiosa. La oficial es la de la Feria de Abril. Su nombre se debe al infierno de ruidos a la máxima potencia que tradicionalmente han emitido los cacharritos que allí se instalan y que convierten en otro infierno la vida de los vecinos del colindante barrio de Los Remedios, algunos de los cuales tienen que emigrar durante la semana festiva por no poder soportar tal agresión ambiental.

Afortunadamente, la asociación de padres de niños autistas logró en 2019 que el Ayuntamiento decretara una reducción del ruido de cuatro horas durante un día de la Feria de Abril en atención a la extrema sensibilidad de estos niños al impacto del ruido extremo.

Vista de la calle del Infierno en una Feria de Abril de Sevilla

Mientras en la calle oficial del Infierno se empieza a aminorar el ruido ambiental -la diversión en las atracciones no tiene por qué ser sinónimo de contaminación acústica-, en la otra calle del Infierno de Sevilla, que es la Ciudad Deportiva del Real Betis Balompié, hacen alarde de todo lo contrario. Allí, cada dos por tres el Betis organiza algún evento que acompaña de megafonía y música atronadoras para martirio de los colindantes vecinos de Los Bermejales y de Heliópolis.

El último suplicio acústico infligido por el club verdiblanco a su sufrido entorno ha sido con motivo de la Liga Genuine Santander, celebrada en su Ciudad Deportiva el 29 de febrero y el 1 de marzo de 2020 y en la que han participado 18 equipos compuestos por personas con algún tipo de discapacidad intelectual.

¿Necesitan estas personas para jugar al fútbol acompañamiento de música atronadora y de un vociferante “speaker” desde antes de las 9 de la mañana hasta al menos las 20 horas, como ocurrió el sábado 29 de febrero? ¡Once horas seguidas machacando los oídos de los jugadores, sus familiares y los pobrecitos vecinos de Los Bermejales y Heliópolis, sin que al club de las trece barras le preocupara lo más mínimo la situación de enfermos, niños y ancianos! ¿Hace falta que a los atronadores aporreos de los hinchas en los tambores, como en aquella sevillana rociera, se una por megafonía un coro permanente de decibelios rockeros y rumberos?

Ciudad Deportiva del Betis durante la Liga Genuine Santander

¿Mide alguna vez el Ayuntamiento el volumen de la megafonía de la infernal Ciudad Deportiva del Betis, a cuyos responsables les da igual que viva gente al lado? ¿Permitiría el gobierno de Espadas que otras entidades emitieran similar contaminación acústica que el Betis?

Dicen que en la Liga Genuine Santander no sólo se tienen en cuenta los resultados deportivos, sino también las actividades positivas que se realicen durante los partidos. Pues en tal caso al Betis hay que calificarlo con un enorme negativo, por este innecesario y reiterativo despliegue híper sónico, máxime ante personas que se supone son más sensibles al ruido como las que sufren algún tipo de discapacidad y, como ya es costumbre, para los residentes del entorno, sus pacientes  habituales.

Como los clubes de fútbol en esta ciudad tienen bula para todo, y a los antecedentes me remito, los vecinos de Los Bermejales y de Heliópolis tendrán que seguir soportando no sólo los excedentes de vehículos que no caben en el aparcamiento de Lagoh, sino también esta segunda calle del Infierno de Sevilla que es la Ciudad Deportiva del Betis ante la vista gorda y los oídos sordos del Ayuntamiento.

El puerto de Sevilla registra su segundo peor dato de la serie histórica

Su presidente dice que con el volumen de mercancías de 2019 “se mantiene el equilibrio respecto de 2018”
La realidad es que el puerto ha movido 55.795 toneladas menos (-1,26%)
Es el único andaluz, junto con el de Almería y Motril, con balance negativo
Hay que remontarse a 1999 para encontrar un balance anual peor
En los últimos cuatro años el puerto sevillano ha perdido 440.000 toneladas

La Autoridad Portuaria de Sevilla difundió el pasado día 26 de febrero de 2020 una nota de prensa sobre la primera reunión del año del Consejo de Administración de dicho organismo, en la que su presidente, Rafael Carmona, informó sobre el balance anual del puerto sevillano. Según el comunicado oficial, durante su intervención Camona informó a los miembros del Consejo sobre las estadísticas de tráfico y desgranó una serie de datos positivos: ha despuntado el tren…; crecen los graneles sólidos….; y los líquidos…; el contenedor ha registrado un crecimiento….

Y se llega al momento clave, pues se trata de hacer el balance del año pasado. En vez de entrar en detalles concretos y divulgar la cifra exacta de toneladas movidas, en la nota se dice lo siguiente: “En términos generales, en 2019 el Puerto de Sevilla ha movido cerca de 4,4 millones de toneladas y mantiene el equilibrio respecto a los resultados del pasado ejercicio”. Equilibrio es el eufemismo empleado para proyectar una imagen positiva o, cuanto menos, no negativa, del balance del último ejercicio. ¿Qué significa equilibrio? En la segunda acepción de la definición del Diccionario de la Real Academia Española es la “situación de un cuerpo que, a pesar de tener poca base de sustentación, se mantiene sin caerse”.

No hay equilibrio, pese a lo que diga Carmona, porque el volumen de tráfico de mercancías del puerto sevillano ha caído. Ha pasado de 4.436.320 toneladas en 2018 a 4.380.525 en 2019, lo que supone una pérdida de 55.795 toneladas (un 1,26% menos). Es el único puerto andaluz, junto con el de Almería y Motril, que ha perdido tráfico el año pasado.

Rafael Carmona, presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla

La situación es todavía más negativa, por lo siguiente. El de 2019 es el segundo peor dato de la serie histórica en los últimos veinte años (1999-2019), sólo mejor que el de 1999, último en ese periodo en que el volumen de mercancías quedó por debajo de los 4 millones de toneladas. Ni siquiera durante los años de la peor crisis económica de la historia reciente, que estalló en 2008, en el puerto de Sevilla se había registrado menor tráfico general de mercancías que en 2019, el primero de Rafael Carmona como presidente de la Autoridad Portuaria. 

Datos preocupantes que deberían obligar a hacer un serio análisis y una reflexión y a adoptar un plan de impulso de la actividad portuaria, pero como ni se reconocen, ni se divulgan, ni se valoran, resulta mucho más cómodo seguir instalado en la poltrona sin cuestionarse nada (para Rafael Carmona, como para todo político, parece que ello equivaldría a cuestionarse a sí mismo), sin hacer nada y manteniendo un mensaje triunfalista sobre los datos sectoriales positivos a fin de ocultar el negativo global, el que realmente importa y que es el termómetro para medir el estado de salud del puerto.

Vista aérea del puerto de Sevilla

Desde 2016, el puerto de Sevilla no deja de perder tráfico de mercancías, pero en vez de analizar por qué ocurre y cómo reaccionar ante esta evidencia Rafael Carmona se dedica a hablar de Sevilla Park, de la expedición de Magallanes-Elcano, del ruido en La Raza y Tablada…

Recuérdese que el aeropuerto de Sevilla perdió tráfico de pasajeros durante la crisis económica. Sonaron todas las alarmas y se creó una Mesa institucional y con los agentes sociales para ver cómo revertir la situación. Resultado del plan de choque adoptado: ahora se baten récord de pasajeros año tras año, porque no se permaneció de brazos cruzados esperando a verlas venir, sino que se reaccionó y se impulsaron medidas.

En el puerto de Sevilla cae el tráfico general de mercancías desde hace cuatro años y no suena alarma alguna -si acaso, las sirenas de los barcos- porque el presidente de la Autoridad Portuaria, Rafael Carmona, está más preocupado, y ocupado, de dar pelotazos urbanísticos con Sevilla Park y con los tinglados de la avenida de La(s)  Raza(s). 

EVOLUCIÓN DEL TRÁFICO DE MERCANCÍAS EN EL PUERTO DE SEVILLA

(A partir de 2007, cifras en números redondos)

Año        Toneladas

1999        3.961.065

2000        4.492.193

2001        4.892.759

2002        4.704.553

2003        4.846.402

2004        4.540.989

2005        4.904.943

2006        5.339.784

2007        4.765.000

2008        4.629.000

2009        4.545.000

2010        4.401.000

2011        4.633.000

2012        4.601.000

2013        4.428.000

2014        4.398.000

2015        4.689.000

2016        4.820.000

2017        4.559.000

2018        4.436.000

2019        4.380.525

BALANCE DE LOS PUERTOS ANDALUCES (Toneladas de mercancías)

Puerto            2018            2019        Diferencia        %

Almería        7.060.555        5.639.396    -1.421.159        -20,13

Algeciras            107.361.029               109.373.622 + 2.012.593        + 1,87

Cádiz            3.955.515        4.440.842    +   485.327        +12,27

Huelva                  32.966.684              33.848.933    +   882.249        + 2,68

Málaga        3.320.198        3.605.261    +   285.063        + 8,59

Motril            2.852.896        2.773.846    –       79.050        –  2,77

Sevilla            4.436.320        4.380.525    –       55.795        –  1,26

Monteseirín ganó en la Zona Franca de Sevilla más que el alcalde y que muchos ministros

Su sueldo, 75.070 euros en 2019, superó en 11.571 al de Espadas y se quedó a sólo 7.000 del de  Pedro Sánchez

El ex alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, “arrecogido” por el sanchismo como delegado de la Zona Franca hispalense, percibió en 2019 una retribución de 75.070,77 euros, según refleja el Portal de la Transparencia de la Administración General del Estado y pese a que en privado se le ha oído quejarse de que prácticamente desempeñaba el cargo de forma honorífica por, según él, la escasa cuantía de su soldada.

A pesar de sus peseteras lamentaciones, el “arrecogido” en la Zona Franca cobró el año pasado más que muchos ministros, que percibieron del orden de 73.000 euros, y sólo 7.000 menos que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cuya retribución fue de 82.000 euros. Asimismo, el “arrecogido” por el sanchismo ganó bastante más que el alcalde de Sevilla, su correligionario Juan Espadas, que habría percibido entre un mínimo de 57.573 euros y un máximo de 63.499 el año pasado, según las estimaciones realizadas con motivo del Pleno municipal en que se acordaron las retribuciones de la corporación.

Monteseirín, con Viera

Los 75.070 euros del delegado “arrecogido” por el sanchismo en la Zona Franca resaltan todavía más si se tiene en cuenta que según lo publicado por ABC

https://sevilla.abc.es/sevilla/sevi-zona-franca-sevilla-entra-causa-disolucion-llegar-monteseirin-201910022328_noticia.html

Al año de su llegada al cargo ya había puesto a la entidad en causa de disolución por, como ha sido habitual en él allí por donde ha pasado (Diputación Provincial, Ayuntamiento de Sevilla), su manga ancha en el gasto, una prodigalidad que conforme a lo publicado por el rotativo sevillano provocó en la Zona Franca un déficit cercano al millón de euros, dado que sus ingresos apenas llegaron a los 100.000 (su sueldo ha equivalido al 75% de esos ingresos).

Monteseirín, genio y figura siempre….a costa del contribuyente.

Cuatro mil millones más para Cataluña, ochocientos millones menos para Sevilla

El Gobierno de Pedro Sánchez ofrece a la Generalitat 4.000 millones más para infraestructuras mientras trata de ahorrarse los 800 de los túneles de la SE-40

Espadas se equivocó de enfoque: no dijo que con esos 4.000 millones se podrían hacer los túneles y las líneas de Metro pendientes en Sevilla

La actualidad nos ha deparado en los últimos días por un lado la reunión entre el presidente del Gobierno de España (coalición PSOE-Unidas Podemos) y el inhabilitado de la Generalitat catalana, en la que Pedro Sánchez ofreció a Joaquim Torra 4.000 millones de euros más para Cataluña; y, por otro, un pleno extraordinario del Ayuntamiento de Sevilla en el que los socios equivalentes a los del Gobierno central, PSOE y Adelante Sevilla, mostraron su intención de ahorrarle al Ejecutivo de la nación 800 millones de euros en la capital de Andalucía al negarse a reivindicar los túneles de la SE-40 como solución para el paso del Guadalquivir, pese a que fue la elegida y avalada por los técnicos cuando se redactó el proyecto de esta ronda de circunvalación.

El periódico ‘El Economista’ informaba de la reunión entre Sánchez y Torra en los siguientes términos: » La lealtad y la solidaridad entre territorios no parece que sea el espíritu con el que Pedro Sánchez desembarcó este jueves en Barcelona ofreciendo un chorro de dinero público a Quim Torra. Concretamente, 4.200 millones de euros para Cataluña repartido en inversiones, mejores sueldos para los mossos, mejora y nuevas infraestructuras estratégicas, además de un aluvión de dinero para el Aeropuerto del Prat. (…) Luego, la adición de las inversiones que vienen sujetas al PIB catalán (2.312 millones), al incremento salarial de los mossos, más los 200 millones del déficit inversor, a los 375 millones de la mejora de El Prat, los 681 millones de Rodalies, los 319 millones del Corredor del Mediterráneo, y los 124 millones por arreglo de carreteras ascienden a 4.200 millones de euros.».

Conforme a la crónica de El Confidencial, Pedro Sánchez se negó a la pretensión de Quim Torra de tratar del derecho a la autodeterminación de Cataluña, pero al final no llegó a Cataluña con las manos vacías. El presidente del Gobierno hizo una oferta económica difícil de calcular, pero de más de 4.000 millones de euros, ya que incluye más inversión pública en Cataluña, un nuevo sistema de financiación autonómica y más recursos para Mossos y TV3. Todo para que Cataluña vuelva a la senda autonomista y renuncie al ‘procés’.Quim Torra ya replicó que estos puntos no se discutirían en la mesa de diálogo…..

(….) Según fuentes económicas consultadas, eso implica que la inversión del Estado en Cataluña en infraestructuras, excluido el Fondo de Compensación Interterritorial, se equiparará a la participación relativa del producto interior bruto de Cataluña con relación al producto interior bruto del Estado para un periodo de siete años, tal y como señala el Estatut. Dichas inversiones podrán también utilizarse para la liberación de peajes o construcción de autovías alternativas. Como Cataluña supone el 19% del PIB español eso supondría unos 4.000 millones más de inversión.

A lo que hay que añadir, según lo publicado luego por El País, que la empresa estatal AENA está dispuesta a invertir 1.500 millones de euros (casi el doble que el coste de los túneles de la SE-40 en Sevilla) en el aeropuerto barcelonés de El Prat para ampliar los vuelos:

https://elpais.com/economia/2020/02/07/actualidad/1581102883_303563.html

Poco tiempo después de encuentro Sánchez-Torra en Barcelona, se celebró en Sevilla el Pleno extraordinario del Ayuntamiento sobre los túneles de la SE-40, en el que por los argumentos vertidos en el debate tanto el PSOE como Adelante Sevilla (suma de Podemos e IU) dejaron en evidencia que para ellos la cuestión no es técnica, ni ecológica, sino puramente económica. La cuestión para las dos fuerzas de la izquierda, que replican en la Corporación hispalense la alianza en el Gabinete de Madrid con la única diferencia de no compartir aún el gobierno local, no es si los túneles son necesarios o no y si formaron parte desde el principio del proyecto de la ronda de circunvalación tras los estudios técnicos, sino su coste y el ahorro que la renuncia a los mismos por un puente (mucho más barato, y sin entrar en consideraciones como su impacto paisajístico y su afección al puerto y a la base del Copero, entre otros) supondría para el Gobierno, ese mismo Gobierno tan pródigo con la Cataluña secesionista. 

Así, el alcalde Espadas afirmó lo siguiente: “¿Se da cuenta de que en la diferencia de coste entre el puente y el túnel puede estar financiar la línea 2 del Metro? El problema no es puente o túnel, sino cerrar el anillo de la SE-40. Le diré a Sevilla Este que podríamos tener una línea 2 de Metro además de la 3 que se plantea entre Pino Montano y Bellavista, pero que la pague el Estado para que no se pierdan los fondos”.

Creo que Espadas se equivocó con su pregunta, porque podría haber planteado la cuestión de esta manera: “¿Se da cuenta de que con los 4.000 millones de euros más que el secretario general de mi partido y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha ofrecido a Cataluña  se podrían construir no sólo los túneles de la SE-40 bajo el Guadalquivir? Le diré a Sevilla Este y a todos los barrios de la ciudad que también se podrían construir TODAS las líneas de Metro pendientes en Sevilla, es decir la 2, la 3 y la 4”.

Por su parte, la portavoz de Adelante Sevilla, Susana Serrano, también redujo el paso del río a una mera cuestión económica -ni técnica ni ecológica- cuando planteó que con el coste de los túneles “se va a hipotecar a las generaciones futuras” (¿?). Según la portavoz de la coalición de izquierdas, con el proyecto actualmente aprobado el coste de los túneles sería de 850 millones de euros, cantidad que a su juicio se elevaría por encima de los mil millones si se incluyen las instalaciones interiores que necesita el paso subterráneo, más unos 12 millones de euros anuales en concepto de mantenimiento, mientras que un puente se quedaría en una inversión “al menos cuatro veces inferior” (se colige de sus palabras que 212 millones). Para Susana Serrano, “eso también es sostenibilidad: calcular si se puede asumir una hipoteca de esa envergadura”.

Así pues, el Gobierno de España sí puede asumir una hipoteca, otra más, superior a los 4.000 millones de euros para la liberación de peajes o construcción de autovías alternativas en Cataluña pero según los representantes de los partidos de izquierda en el Ayuntamiento sevillano no puede asumir una de 800 millones en Sevilla. O Madrid puede tener ya ¡seis! rondas de circunvalación a un coste total al lado del cual los 800 millones de los túneles de Sevilla suponen una minucia, pero la segunda ronda de la capital de Andalucía lleva un retraso superior a un decenio y de la misma sólo se ha construido menos de la mitad (38 kilómetros de los 77,6 del proyecto). 

Espadas dijo en el Pleno que es necesario esperar a los informes que aún elaboran los técnicos sobre el paso del río para la SE-40. ¿Esperar? ¡Pero si los técnicos ya hablaron en su día y dijeron que la mejor solución para salvar el Guadalquivir eran los túneles? Sin embargo, por razones políticas y con el fin de ahorrarse en la sumisa Sevilla 800 millones de euros, que multiplicados por cinco el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos está dispuesto a regalarle a la secesionista Generalitat de Cataluña, el Ministerio de Fomento está revaluando el proyecto para encontrar cualquier coartada con que darle el cambiazo a los túneles por el puente.

Si en la provincia de Barcelona se hubiera redactado un proyecto de ronda de circunvalación para el que los técnicos hubieran dictaminado la necesidad de invertir 800 millones de euros en unos túneles para salvar el obstáculo del río Llobregat o del río Besós, ¿se atrevería siquiera José Luis Ábalos, titular del Ministerio de Fomento o como ahora se llame, a mantener paralizado el proyecto desde hace diez años y a revaluarlo, a ver si en su lugar puede construir un puente de 200 millones sólo porque es más barato? En tal hipótesis, ¿qué habrían votado en un pleno extraordinario en el Ayuntamiento de Barcelona los podemitas de Ada Colau y los socialistas de Miquel Iceta? ¿Habrían dicho que los túneles bajo el Llobregat o el Besós debían ser revaluados porque suponían una hipoteca para las futuras generaciones de catalanes o, por el contrario, le habrían endosado esa supuesta hipoteca también al Gobierno de España en virtud del agravio comparativo que sienten los catalanes y por aquello de que España “les roba”?.

Por su parte, el portavoz socialista en el Ayuntamiento, Antonio Muñoz, abogó por esperar a pronunciarse sobre la cuestión del paso del Guadalquivir porque “hay que tener en cuenta el impacto que podría tener con los cánones actuales y las nuevas normativas que han entrado en vigor”. Y entonces, ¿por qué Espadas no esperó a la revisión técnica del proyecto de la línea 3 del Metro conforme a esos nuevos cánones y normativas -que es lo que está haciendo el nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía- y negoció con el ministro de Fomento del PP que se construyera el tramo entre Pino Montano y el Prado de San Sebastián? 

Hay una diferencia sustancial empero: el proyecto de la línea 3 del Metro nunca ha pasado más allá del papel, mientras que el de la ronda SE-40 lleva unos tres lustros en ejecución conforme a la normativa vigente en su momento. Si hubiera que aplicar una nueva sería a toda la SE-40 pendiente y no sólo a los túneles, y sin embargo sigue habiendo tramos en obras, en la mejor demostración de que lo de los nuevos cánones no es más que una coartada para ahorrarse los túneles en la sumisa Sevilla (hasta la Plataforma Sevilla Ya ha tirado la toalla) mientras que para Cataluña Sánchez encuentra 4.000 millones suplementarios.

Manzanares y el puente de la SE-40

Con motivo de la presentación en Madrid del libro ‘José Luis Manzanares Japón, humanista y visionario’, en Radio Sevilla le hicieron el 5 de febrero de 2020 una entrevista al protagonista de la obra y presidente de Ayesa, el cual siempre ha ido por la vida presumiendo de su condición de trianero (y, secundariamente, de sevillano) y de hacedor de puentes, de lo que doy fe porque hace decenios que nos conocemos. Era, y es, tal su pasión por los puentes que aprovechó una obligada convalecencia, postrado en la cama tras sufrir un percance deportivo, para diseñar un puente para una isla española, diseño con el que si no recuerdo mal se presentó a un concurso internacional, y creo que lo ganó.

Por ese amor suyo a este tipo de obras de ingeniería le propuse años después de la celebración de la Expo-92 que al amparo de su ya por entonces muy boyante empresa Agua y Estructuras (Ayesa) creara en Sevilla la base de datos sobre todos los puentes del mundo, pasados, presentes y futuros, ya que muchos -y yo pensaba en, por ejemplo, los construidos por los ingleses para sus ferrocarriles mineros en Andalucía y especialmente en la provincia de Huelva- se estaban perdiendo, o ya estaban perdidos, como consecuencia del abandono, los saqueos, las riadas… Esa base de datos mundial debía ser como el Archivo de Indias de los puentes, de manera que investigadores, historiadores, ingenieros, constructores, diseñadores….acudieran a nuestra ciudad para documentarse sobre las diversas soluciones y estilos creados a lo largo de la historia para salvar ríos, estrechos y desniveles. Aunque al principio a Manzanares le gustó la idea, luego, probablemente con un criterio mucho más pragmático que el romántico mío, la acabó desechando.

En esa entrevista en Radio Sevilla

https://cadenaser.com/emisora/2020/02/05/radio_sevilla/1580909439_793058.html

al ser preguntado sobre su preferencia para que la ronda de circunvalación SE-40 salve el río Guadalquivir, si túnel o puente, el ingeniero trianero y presidente de Ayesa ha respondido lo siguiente: “Si yo digo que yo soy el autor del proyecto del túnel todo el mundo pensaría que me decantaría por el túnel, porque yo soy el autor del proyecto del túnel porque a mí me encargaron un túnel. Si yo pudiera elegir entrar en mi tierra por el aire o por subterráneo, preferiría entrar por el aire. Política aparte, inversiones aparte, creo que es mucho más agradable circular por el aire libre que por túneles”.

Así pues, Manzanares ha confesado ante la opinión pública sevillana que él, como padre del proyecto del túnel (túneles gemelos) para la SE-40 ha estado diez años o más sin decir ni pío al respecto, ni abogar por la solución alternativa del puente….mientras mantenía la esperanza de que construyera el Ministerio de Fomento la solución subterránea por él diseñada. Sin embargo, ahora que el ministro José Luis Ábalos, con tal de ahorrarse los 800 millones de euros que costaría el túnel, se inclina por un macropuente como el del Centenario que ocuparía el horizonte para que bajo su tablero pudieran pasar los barcos, resulta que a Manzanares le sale su condición de trianero/sevillano y proclama que en realidad él fue siempre partidario de un puente para entrar en Sevilla.

¿Por qué no dijo nunca antes nada al respecto? ¿Por qué si para él como trianero/sevillano y afamado hacedor de puentes es mucho más agradable circular por el aire libre que en subterráneo para entrar en ésta su tierra no declinó, en línea con su pensamiento, el encargo del túnel cuando se lo planteó el Ministerio de Fomento al ser menos beneficioso para Sevilla? Con sus declaraciones Manzanares ha demostrado que para él era más importante adjudicarse el contrato del Ministerio de Fomento sobre el túnel que esa trianería/sevillanía de la que siempre ha alardeado y que esa vocación suya de hacedor de puentes. Naturaleza y vocación que casualmente sólo afloran ahora, cuando prevé que el Ministerio va a desechar la opción de los túneles. ¿No estará tratando de hacer méritos antes el Ministerio de Fomento de cara a un posible encargo de la nueva obra en forma de puente? 

Dice ahora el ingeniero, pero nunca antes, que es mucho más agradable circular por el aire libre que por túneles. ¿Y por qué no le transmitió ese mismo mensaje ‘in illo tempore’ al Ministerio de Fomento cuando le encargó los túneles de la SE-40? ¿Por qué se calló entonces y ahora se alinea con las tesis del ministro Ábalos?

Y yo me pregunto: ¿qué es más agradable, tener a la vista un monstruoso puente como el del Centenario alterando el paisaje del Sur de Sevilla y desproporcionado para su mera función de salvar la estrecha dársena del puerto o un túnel bajo esa misma dársena que no hubiera causado semejante impacto visual? ¿Y se puede calificar de agradable circular sobre un puente permanentemente saturado de vehículos por los caprichos de su diseñador?


http://www.manueljesusflorencio.com/2019/08/la-clave-del-puente-del-centenario/

¿Qué es más agradable, repetir, corregido y aumentado, el error del macropuente del Centenario aguas abajo en el Guadalquivir, o construir un túnel que no tenga semejante impacto paisajístico ni condicione, como el puente, la navegación por el río?

Le oí decir alguna vez a José Luis Manzanares que no había prácticamente ningún obstáculo natural que la ingeniería no pudiera salvar. Como “homo faber”, Manzanares ha sido siempre un paladín de la tecnología frente a la Naturaleza; y como comparto con él la idea de que la capacidad tecnológica adquirida al presente por el ser humano no tiene parangón en la historia, conforme a sus propias tesis si Fomento no construye los túneles de la SE-40 no es por condicionantes naturales o tecnológicos, sino por puras razones economicistas: trata de ahorrarse el dinero de los túneles con el sucedáneo del puente, como en su día ya se ahorró la segunda pata del puente del Alamillo diseñada por Calatrava porque la normalita ideada por sus técnicos era más barata.

Casualidad o coincidencia, Fomento siempre mira el importe de la factura cuando se trata de Sevilla.

Londres construirá dos túneles gemelos bajo el río Támesis similares a los proyectados para la SE-40 bajo el Guadalquivir

El proyecto tiene un coste inicial de 1.181 millones de euros, frente a los 800 millones de los túneles de la SE-40

El consorcio RiverLinx, formado por Aberdeen Standard, BAM PPP, Cintra, Macquarie Capital y SK E&C, ha sido seleccionado por Transport for London como preferred bidder para el diseño, construcción, financiación, operación y mantenimiento del túnel Silvertown, en el este de Londres. El proyecto incluye dos túneles gemelos de 1,4 kilómetros de longitud bajo el río Támesis, similares a los proyectados para la ronda de circunvalación SE-40 de Sevilla bajo el río Guadalquivir y que ahora el Gobierno de Pedro Sánchez trata de sustituir por un puente, mucho más barato y aunque tenga un mayor impacto paisajístico y afecte con sus estribos a infraestructuras ya construidas en el entorno del río.

La nueva infraestructura londinense conectará la península de Greenwich y el distrito de Silvertown. El contrato se eleva a 1.000 millones de libras esterlinas, equivalentes a más de 1.181 millones de euros, frente a un presupuesto inicial de 800 millones de euros para los túneles de la SE-40. Los trabajos de diseño y construcción del proyecto británico serán ejecutados por una UTE integrada por BAM Nuttall (incluyendo la compañía Wayss & Freytag Ingenieurbau, que proporcionará su experiencia en ingeniería de túneles), la española Ferrovial Agroman y SK E&C.

´Vista del río Támesis donde se construirán los túneles
Vista de la zona del río Támesis, bajo el cual se construirán los túneles gemelos

El proyecto incluye el diseño de dos túneles gemelos de 1,4 kilómetros bajo el río Támesis y de las rampas de acceso de 0,6 kilómetros de longitud. Conectará la ribera sur del río Támesis, desde el acceso al túnel de Blackwall, con la ribera norte, en la glorieta Tidal Basin, en Silvertown, reduciendo la congestión en esta zona de Londres. El túnel estará ubicado en la ampliación de la zona de bajas emisiones (ULEZ en sus siglas en inglés), por lo que, a partir de octubre de 2021, aquellos vehículos que no cumplan los estándares de emisiones establecidos deberán pagar una tarifa adicional por usar la infraestructura.

Se prevé que en el área de influencia del túnel de Silvertown, la población aumente en 650.000 personas y se creen 286.000 nuevos puestos de trabajo hasta 2036.

Mapa de situación de los túneles bajo el río Támesis

La nueva infraestructura constituirá una alternativa al túnel de Blackwall y mejorará los flujos de tráfico bajo el río Támesis y las conexiones de los Docklands y el este con el sureste de Londres. Según las estimaciones, los conductores pierden 1 millón de horas al año en acceder al túnel de Blackwall, con un coste anual de 10 millones de libras para sus bolsillos.

El proyecto también permitirá mejorar las conexiones por transporte público entre ambas orillas del río. Actualmente solo hay una línea de autobús que cruza el río Támesis en el este de Londres, debido a la falta de infraestructuras. El túnel de Silvertown dispondrá de un carril bus por sentido, lo que permitirá incrementar los servicios de autobús entre las dos orillas del río a 37 por hora en cada dirección, todos ellos de cero emisiones, según las previsiones.

Imagen virtual de la entrada a los túneles bajo el río Támesis

El proyecto tendrá un impacto positivo en la calidad del aire, al disminuir la congestión, establecer peajes con el fin de fomentar formas sostenibles de transporte y facilitar el incremento de la oferta de transporte público. El consorcio RiverLinx acometerá mejoras en los espacios urbanos de ambas orillas del río, creando áreas de esparcimiento público para pasear o montar en bicicleta.

Otra imagen virtual del acceso a los túneles bajo el río Támesis

En los próximos meses se espera alcanzar el cierre comercial y financiero del proyecto, tras el que comenzarán los trabajos de construcción. La concesión tendrá una duración de 25 años desde el fin de las obras. Durante este tiempo, RiverLinx será responsable de la operación y el mantenimiento. Según el acuerdo, Transport for London comenzará a pagar cuando el túnel este operativo, limitando así su exposición financiera.

La peor cuesta de enero (2020) de Espadas: 2.034 parados más en Sevilla

El número total de desempleados asciende ahora a 69.026

En ningún enero de los mandatos de Espadas hubo más de dos mil nuevos parados

Desde marzo de 2019 no se sobrepasaban los 69.000 desempleados en la capital

El año 2020 no ha podido empezar peor en Sevilla capital, ya que el número de parados ha crecido en 2.034 (+3,03%) hasta alcanzarse la cifra total de 69.026, según los datos oficiales registrados en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) y difundidos por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, que dirige Yolanda Díaz (Unidas Podemos).

Se trata de la peor y más empinada cuesta de enero en materia de desempleo en la capital de Andalucía que ha tenido que subir hasta ahora su alcalde, Juan Espadas, en los cinco años que lleva en la Alcaldía y ya en su segundo mandato. Nunca antes empezó un año con más de dos mil nuevos parados y con un alza superior a los tres puntos como le ha ocurrido en este enero de 2020, según muestran las estadísticas a lo largo de sus mandatos, en los que ha habido la siguiente evolución:

Enero 2016: + 1.560 parados (+1,90%).

Enero 2017: + 1.053 parados (+,135%).

Enero 2018: +    671 parados (+ 0,92%).

Enero 2019: + 1.802 parados (+2,63%).

Enero 2020: + 2.034 parados (+3,03%).

Por otra parte, se vuelve a sobrepasar la barrera de los 69.000 parados, por lo que cuantitativamente es la peor cifra en los últimos diez meses (desde marzo de 2019, cuando se llegó a los 70.277).

En la evolución interanual se ha pasado de los 70.236 parados que había en enero de 2019 a los 69.026 de enero de 2020, lo que significa que 1.210 sevillanos han salido de las listas del paro en el último año. Con ser positivo, este dato es también el menos bueno en los balances interanuales de los meses de enero durante los mandatos de Espadas, como refleja la estadística:

Enero 2015-Enero 2016:   – 4.580 parados.

Enero 2016-Enero 2017:    -4.728 parados.

Enero 2017-Enero 2018:    -5.310 parados

Enero 2018-Enero 2019:   – 3.114 parados

Enero 2019-Enero 2020:   -1.210 parados

Con estas cifras podemos inferir que el menor ritmo en la bajada del paro en Sevilla capital es consecuencia también de la creciente desaceleración de la economía nacional en los últimos tiempos y que la economía sevillana destruye empleo cada vez que se pasa el efecto de las fiestas navideñas: suele bajar el paro en noviembre y diciembre y repuntar en enero. La diferencia esta vez es que la destrucción de empleo en enero de 2020 (2.034 parados más) no ha compensado la creación de empleo que se produjo durante la temporada navideña previa (1.315 empleados más entre noviembre y diciembre de 2019), al contrario de lo que, por ejemplo, ocurrió el año pasado, en enero de 2019: los 1.802 nuevos parados de entonces quedaron por debajo de los 2.385 empleos que se crearon en los meses de noviembre y diciembre.

Por otra parte, el dato de enero supone que el segundo mandato de Espadas como alcalde de Sevilla arroje un balance negativo en materia de empleo desde su toma de posesión el pasado verano. Cuando por segunda vez fue investido regidor había en la ciudad 67.708 parados. Ahora, ocho meses después, hay 69.026 (+1.318), pese a los continuos récord turísticos que se baten mes tras mes en la ciudad, un ‘boom’ turístico que por ahora no está logrando frenar el alza del desempleo en la capital de Andalucía, cuyo paro se antoja poco menos que estructural y que necesita diversificar su economía para no depender tanto del subsector turístico.

El  número de nuevos parados se ha disparado en el sector Servicios y sólo la Construcción y el colectivo Sin empleo anterior han contribuido a maquillar la negativa estadística de este enero en Sevilla capital:

Agricultura:              1.472 parados ( + 33)

Industria:                  3.468 parados ( + 97)

Construcción:           4.816 parados ( – 106)

Servicios:                50.383 parados (+ 2.177)

Sin empleo anterior:  8.887 parados (-167)

Total:                      69.026 parados (+ 2.034)