Archivo de la categoría: Sin categoría

El aguardo del coche ‘ponemultas’

El Diccionario de la Real Academia Española define aguardo como «sitio desde el cual el cazador acecha la pieza para disparar sobre ella». La fotografía, captada en la tarde del sábado 1 de febrero de 2020 en una rotonda del barrio sevillano de Los Bermejales, demuestra que también el coche ‘ponemultas’ de la Policía Local, acompañado de otro vehículo policial en plan escolta, puede practicar esta técnica cinegética con el fin de sorprender y disparar su cámara inculpatoria contra aquellos incautos conductores que, inadvertidos de su presencia, cometan alguna infracción de tráfico como dejar sus vehículos en doble fila, cansados ya de dar vueltas en derredor del macrocentro comercial Lagoh sin encontrar un aparcamiento. Así que ya lo saben, si sobre todo el fin de semana van de compras por Palmas Altas y su entorno estén ojo avizor porque el gran hermano policial está rondando y yendo de cacería. Y es que en ningún caso está justificado infringir las reglas del Código de la Circulación.

Tranvía: Pimentel, ahora tampoco

Ciudadanos habla del tranvía como derroche pero sólo si lo pagan los sevillanos en vez de la UE

Con la doble ampliación el tranvía costaría 141 millones, un dinero que nunca se halla para los barrios pobres

Gaesco también aprovecha el tranvía para situarse contra Miguel Rus, como ya hizo con el puente de la SE-40

Se aprobará la ampliación del tranvía sin el dinero de la UE como se hizo el estadio Olímpico sin Olimpiadas y la esclusa sin luz verde al dragado

El portavoz del grupo municipal Ciudadanos, Álvaro Pimentel, ha tratado de justificar el veletazo naranja sobre el proyecto de ampliación del tranvía que impulsa Espadas con, entre otros, los siguientes argumentos, que voy a transcribir en letra negrita, y a continuación mi comentario:

Ahora sí es el momento. Ciudadanos siempre se ha mantenido firme en que para respaldar esta ampliación era necesario que cambiaran las circunstancias (….). Ahora sí es el momento, porque al fin este equipo de gobierno empezaría a tomarse en serio los problemas de movilidad en Sevilla con la presentación del avance del Plan de Movilidad Urbana Sostenible que este grupo municipal lleva reclamando desde 2016.

-Ciudadanos nunca supeditó la ampliación del tranvía a la presentación de ese Plan, como demuestra que el anterior portavoz municipal, Javier Millán, nunca lo mencionó cuando votó en contra de la misma hace trece meses. Millán expresó que la ampliación del tranvía “no es una prioridad de Sevilla” y que la “necesidad” de la ciudad es el Metro. El predecesor de Pimentel (Álvaro, que no Manuel) destacó el coste del proyecto, “una inversión de 48 millones de euros que saldrán de los bolsillos de todos los sevillanos para un recorrido que une dos intercambiadores, las estaciones de Santa Justa y de San Bernardo que ya están doblemente conectadas, por superficie con la red de autobuses, y bajo tierra con los trenes de cercanías”.

Por tanto, lo que han cambiado no son las circunstancias, ya que las estaciones de San Bernardo y Santa Justa siguen igual de interconectadas que antes por varias líneas de autobuses de Tussam en superficie y , bajo tierra, por los trenes de Cercanías de Renfe; el que ha cambiado es Pimentel (Álvaro, que no Manuel).


Y en cuanto a su argumento de que el Plan de Movilidad Sostenible (encargado por Espadas, que es el padre de la ampliación ) avala la ampliación del tranvía, sobre la seriedad de este tipo de planes y metaplanes basta recordar un precedente demostrativo de todo lo contrario. Monteseirín también justificó la anterior ampliación del tranvía desde el Prado hasta San Bernardo (que elevó el coste del mismo a 93 millones de euros) invocando un estudio según el cual gracias a dicha ampliación el tranvía pasaría a transportar una media de 18.400 pasajeros diarios y un total por consiguiente de 6.716.000 al año. La auténtica realidad es que el tranvía transporta hoy un millón de pasajeros menos que hace nueve años y que su media ha caído a 10.082 viajeros/día.

¿Y qué decir de la seriedad del estudio justificativo de Ayesa en que se basa el proyecto de ampliación de Espadas y en el que, entre otras cosas, se omitió el dato de la caída de viajeros para así presentar una realidad ficticia acorde con los deseos del alcalde? Remito a mi análisis de dicho informe, por el que no cobré ninguna millonada, al contrario que Ayesa:

-Pero nuestro sí a la ampliación del tranvía lleva aparejadas unas exigencias que persiguen el éxito del proyecto. Ciudadanos tiene claro que esta obra tiene que costar lo mínimo a los sevillanos, que no deben consentir más derroches económicos. Por eso es fundamental que el alcalde pelee por la consecución de los fondos europeos necesarios para financiar la obra.

-Pimentel (Álvaro, que no Manuel) se pone él solo en evidencia cuando se refiere a la ampliación del tranvía en términos de derroche económico que los sevillanos no deben consentir pero del que él sí se va a hacer consentidor y cómplice. En Europa causa asombro el derroche de Monteseirín de gastarse 93 millones de euros en una línea de tranvía que en sus tres cuartas partes tiene un trazado que se solapa en superficie con el de la línea 1 del Metro y que en la cuarta parte restante (Puerta de Jerez-Plaza Nueva) el tramo es tan corto que se llega incluso antes andando. ¿Y no es otro derroche, como bien dice Pimentel (Álvaro, que no Manuel), gastarse otros 48 millones de euros en seguir ampliando esa línea de tranvía redundante por el mismo tramo que ya sirven, y de forma mucho más barata, los autobuses de Tussam y el Cercanías de Renfe?

Objetivamente la ampliación es un despilfarro económico a costa del contribuyente, pero para Pimentel (Álvaro, que no Manuel) el derroche no es tal si lo pagan los europeos en vez de los sevillanos, como si la calificación de una obra dependiera no de su naturaleza, sino de quien la costeara, un paupérrimo argumento que deberían tener muy en cuenta los tecnócratas de Bruselas. En el colmo de los contrasentidos, el portavoz del grupo naranja dice haber puesto como condición a Espadas para la ampliación del tranvía que éste logre fondos europeos para su financiación. ¿Condición? En realidad le ha dado un cheque en blanco, sin condiciones, porque Espadas, sin garantía alguna de que Bruselas libre alguna subvención, ya le ha comprado a Pimentel (Álvaro, que no Manuel) su veletazo y se ha apresurado a llevar a la Gerencia de Urbanismo el próximo 12 de febrero la aprobación del proyecto, el mismo que tumbó Ciudadanos hace trece meses, cuando lo dirigía Javier Millán.

-Nuestra prioridad es la red completa de Metro.

-Prioridad, según el Diccionario de la Real Academia, significa “anterioridad de algo respecto de otra cosa, en tiempo o en orden”. Si la prioridad de Ciudadanos es el Metro, entonces carece de sentido gastarse otros 48 millones de euros en el tranvía redundante, que sumados a los 93 millones derrochados por Monteseirín elevarían la factura a 141 millones, un dinero que se podría haber destinado a pagar parte de lo que le corresponde al Ayuntamiento de la futura línea 3 del Metro, a renovar por completo con modernos autobuses ecológicos la flota de Tussam, a mejorar el servicio en las barriadas del Centro o a otros usos alternativos como a mejorar las condiciones de vida de los más de 100.000 sevillanos que viven en zonas desfavorecidas. ¿Habrá alguna vez 48 millones para el Polígono Sur, Los Pajaritos, etcétera?  Con su apoyo a la ampliación del tranvía, Pimentel (Álvaro, que no Manuel) convierte en prioritaria no la suya, sino la prioridad política de Espadas, y además sin exigir nada a cambio ni obtener contrapartidas. ¿Cuánto tiempo lleva Ciudadanos exigiendo el autobús rápido a Los Bermejales y Bellavista? Pues desde el mandato anterior, y Espadas, ni caso. Y qué decir de su exigencia de la conexión entre el aeropuerto y Santa Justa, que lleva el mismo tiempo sin avance alguno.

En conclusión, Pimentel (Álvaro, que no Manuel) dice tener claro que va a seguir tendiendo la mano a Espadas para desbloquearle otros asuntos,  y políticamente en plan gratis total, porque Espadas no ha hecho ni siquiera amago de desbloquearle proyecto alguno a los naranjas como signo al menos de agradecimiento por su veletazo.

GAESCO, TAMBIÉN

Otra que se ha subido en las últimas horas al tranvía de Espadas es la patronal de la construcción, Gaesco. Según el “lobby” del ladrillo, el proyecto de ampliación del tranvía es “complementario a las diferentes alternativas de tráfico actualmente existentes”. Y añade: “El proyecto tiene un carácter estratégico y prioritario junto con el Metro para la mejora de la movilidad en la ciudad”. 

Como hemos visto hasta la saciedad, el proyecto no es complementario, sino REDUNDANTE, pero Gaesco aplica el “principio de la esclusa”. ¿En qué consiste? Como se recordará, las fuerzas vivas sevillanas se llevaron años y años clamando por el dragado del río Guadalquivir y presionaron para que el puerto, sin tener ninguna garantía de recibir luz verde por parte de la Administración española y de los organismos internacionales, construyera la esclusa para tener así un hecho consumado con que inclinar la balanza a su favor, aunque ello supusiera un gasto de unos 200 millones de euros que ha dejado hipotecada a la Autoridad Portuaria (debe aún del orden de 100 millones, cuyo abono se come el 40% de su presupuesto anual) hasta el año 2035.

En esta tierra en la que no impera la lógica ni la racionalidad sino la ilógica, la irracionalidad y los intereses políticos y económicos, se hizo la esclusa antes de tener permiso para el dragado, como se hizo el estadio ‘Olímpico’ antes de obtener unas Olimpiadas y está previsto (12 de febrero en la Gerencia de Urbanismo) aprobar la ampliación del tranvía antes de obtener los fondos de la Unión Europea, esa condición que Pimentel (Álvaro, que no Manuel) dice haber puesto a Espadas.

Cuenta la leyenda que a raíz del fiasco del dragado, algunos empresarios dijeron lo siguiente: “Lo importante no era que la esclusa fuera o no necesaria, sino que se hiciera y que el dinero nos lo lleváramos nosotros”. 

Con la ampliación del tranvía se aplica ahora el mismo principio que con la esclusa: la cuestión no es si se necesita o es redundante con la línea del Cercanías y perfectamente sustituible y de forma más barata por una plataforma reservada para autobuses de Tussam (como ha hecho Toscano en Dos Hermanas al sustituir el tranvía por un ‘Metrobús’ : tres kilómetros a un coste de 3,1 millones de euros, frente a los 48 millones de euros para 2,1 kilómetros del tranvía de Espadas), sino que se van a gastar 48 millones de euros, un pastel demasiado goloso como para que Gaesco entre en otro tipo de disquisiciones sobre el coste de oportunidad.

El veletazo de Gaesco es tan clamoroso como el de Ciudadanos, ya que hasta ahora había seguido la doctrina oficial marcada por el órgano superior al que pertenece, la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES) y el presidente de esta última, Miguel Rus, el cual también lo fue de Gaesco. En las últimas asambleas anuales de la CES, Rus ha dicho y repetido que la ampliación del tranvía “no es prioritaria en estos momentos para la ciudad porque su recorrido ya está cubierto de forma suficiente por tres líneas de Cercanías y por los autobuses de Tussam”.

La disidencia de Gaesco respecto de la línea marcada por Miguel Rus en la CES demuestra que éste no dejó atada y bien atada su sucesión en la patronal del ladrillo, en la cual parece que se está gestando un núcleo opositor a su figura y gestión que puede disputarle el liderazgo de la patronal sevillana. Y es que en los últimos tiempos Gaesco hace alarde de llevarle la contraria públicamente a Rus. Así, su eterno gerente y que en realidad es quien manda, Juan Aguilera, contradijo a Rus respecto de la idoneidad de sustituir los túneles de la SE-40 por un puente. A nadie se ocultó que para tratar de llevar al hombre fuerte de Gaesco al redil, la CES le concedió pocos días después uno de sus Premios Empresariales. 

Miguel Rus, en el centro, con Juan Aguilera (izquierda) y Rafael Sánchez Alcalá (derecha)

Ni por esas. Ahora, Gaesco aprovecha de nuevo la ocasión para darle con la ampliación del tranvía una patada en el trasero a Miguel Rus, el cual había vuelto a reiterar hace unos días que la prioridad de Sevilla debe ser el Metro y no el tranvía del alcalde. Así pues, las infraestructuras se han convertido en campo de batalla interno en el seno del empresariado sevillano, que habla ya con dos voces distintas y en el que se han creado dos facciones a cuenta de la SE-40 y del tranvía.

Y mientras, Espadas viendo cómo los planetas se alinean en torno a él. Nunca fue más fácil gobernar en minoría en Sevilla. De hecho Espadas parece que lleva gobernando con mayoría absoluta, la que no tiene, desde hace más de cuatro años al aprovecharse de la fragmentada oposición existente en el Ayuntamiento y también de la (inexistente) sociedad civil sevillana.

Ciudadanos, en plan veleta, da un viraje político para apoyar el tranvía de Espadas que bloqueó hace 13 meses

El 19 de diciembre de 2018, el gobierno de Espadas llevó al Consejo de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla, en el punto cuarto del orden del día, la siguiente propuesta de acuerdo para elevarlo al Pleno municipal: Aprobación definitiva del Plan Especial de la Plataforma Reservada del Metro Ligero en superficie. Tramo San Bernardo-Santa Justa. Como se recordará, a Espadas le traicionó el inconsciente cuando en unas declaraciones periodísticas se refirió por primera vez al que iba a ser su proyecto estrella de su primer mandato al frente del Consistorio sevillano aseveró que “algo había que hacer para las próximas elecciones municipales”. Por tanto, Espadas carecía de argumentos técnicos para justificar la ampliación del tranvía, a un coste superior a los 48 millones de euros, y desvelaba en plan freudiano que eran razones puramente electoralistas las que le llevaban a seguir con el sucedáneo socialista de Metro lanzado, con la misma motivación, en su día por Monteseirín, de ahí la misma denominación del punto planteado en la Gerencia: “Metro ligero en superficie”. El eufemismo Metro ligero trataba de ocultar que en el fondo se trataba de un mero tranvía.

La oposición en bloque tumbó la propuesta del PSOE con similares argumentos a los que dio el entonces portavoz de Ciudadanos, Javier Millán, el cual expresó que la ampliación del tranvía “no es una prioridad de Sevilla” y que la “necesidad” de la ciudad es el Metro. Millán destacó el coste del proyecto, “una inversión de 48 millones de euros que saldrán de los bolsillos de todos los sevillanos para un recorrido que une dos intercambiadores, las estaciones de Santa Justa y de San Bernardo que ya están doblemente conectadas, por superficie con la red de autobuses, y bajo tierra con los trenes de cercanías”.

Tan sólo trece meses después, el grupo municipal de Ciudadanos, por boca de su nuevo portavoz, Álvaro Pimentel, ha dado un viraje en toda regla a su posición y se ha subido al tranvía de Espadas al anunciar que apoya el proyecto del alcalde socialista. Como en el chiste de la madre del recluta, que hablaba de lo bien que desfilaba su niño porque era el único que no llevaba el paso cambiado, el portavoz del partido veleta naranja afirma que no es Ciudadanos el que ha cambiado, sino las circunstancias: “Ciudadanos no ha cambiado de posición (¿?), sino que ha habido un cambio de circunstancia: los avances en el Plan de Movilidad Sostenible de la ciudad. No se daban antes las circunstancias ni los requisitos. Y si la Junta está apostando por desbloquear la movilidad en Sevilla con la línea 3 (del Metro) y el tranvía de Alcalá, este Ayuntamiento se tiene que sumar”. 

Más claro, agua. El bandazo de Ciudadanos se produce justo al día siguiente de la foto en que el Gobierno de Espadas da su apoyo a la instalación de la Ciudad de la Justicia en Palmas Altas, el proyecto estrella del partido naranja para Sevilla desde la Consejería de la que es titular el líder andaluz de Ciudadanos, Juan Marín. Así pues, sólo hay razones puramente políticas, que no técnicas, en el cambio de posición del grupo municipal, porque las estaciones de San Bernardo y de Santa Justa siguen estando igualmente de interconectadas en superficie y bajo rasante que hace trece meses, cuando lo decía Javier Millán, y el coste de más de 48 millones de euros de ampliar el tranvía no sólo no se habrá rebajado sino que lo más probable es que acabe incrementándose.

Nos hallamos, pues, ante un trueque político, un “do ut des” conforme a la máxima de la antigua Roma: tú me apoyas mi proyecto estrella, la Ciudad de la Justicia, y yo te apoyo el tuyo, la ampliación del tranvía, total si la factura no la vamos a pagar ni tú ni yo, sino los sufridos contribuyentes. La addenda a este matrimonio de conveniencia será probablemente el apoyo de Espadas a que la línea 3 del Metro discurra en superficie a partir de la avenida de la Palmera para que la Junta se ahorre el coste de hacerla en subterráneo, tal como estaba proyectado inicialmente, y así se reedite el antiguo tranvía a Heliópolis bajo el mismo eufemismo de “Metro ligero en superficie”.

Según Pimentel, Álvaro que no Manuel, en el nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible se contempla el tranvía como proyecto “importante” y “complementario” de la red de Tussam y de los trenes de Cercanías. ¿Y eso justifica el veletazo de Ciudadanos? ¿Cómo no va a calificarlo de tal manera si se redacta por encargo del Gobierno de Espadas, que es el padre de la criatura? ¿Puede considerarse serio un partido que cambia de criterio sólo porque en el Plan se califique la ampliación del tranvía como “importante”? ¿Dónde están las razones técnicas, urbanísticas y económicas? Salta a la vista, como bien lo veía Javier MIllán, que la ampliación del tranvía no es complementaria del Cercanías de Renfe, sino REDUNDANTE, ya que cubriría en superficie el mismo trayecto que ya cubren en subterráneo los trenes de Renfe y que utilizan decenas de miles de sevillanos al cabo del año, pero como quien paga es el contribuyente, da igual gastarse ahora más de 48 millones de euros en ampliar en 2,16 kilómetros en superficie el tranvía (que ha perdido más de un millón de viajeros en el último decenio, como prueba de su frascaso) que realiza el mismo viaje que bajo tierra el Cercanías. Así se despilfarra el dinero de los sevillanos.

Esta apuesta por la ampliación del tranvía en Sevilla contrasta con la decisión, mucho más lógica y económica, del Ayuntamiento socialista de Dos Hermanas de sustituirlo en su término municipal por una plataforma reservada para autobuses que por esa afición del PSOE por los eufemismos ha sido denominada “Metrobús ecológico”, plataforma reservada que se podría hacer igualmente en Sevilla con cualquiera de las actuales líneas de autobús de Tussam que dan servicio al tramo San Bernardo-Santa Justa.

Con una longitud de 4,6 kilómetros, la plataforma para autobuses ecológicos de Dos Hermanas conectará la línea 1 del Metro en Olivar de Quintos con el núcleo nazareno. Los cruces se salvarán gracias a un sistema semafórico automático que permitirá a los autobuses circular a una velocidad máxima de 60 kilómetros/hora. Esta obra se realizará en tres fases, de las cuales la primera (ya acabada) y la tercera (de tres kilómetros de longitud y con un presupuesto de 3,1 millones de euros) las acometerá el Ayuntamiento que preside el histórico socialista Francisco Toscano, mientras que la segunda fase será financiada por la Junta de Andalucía.

Y atención al dato: tres kilómetros de plataforma reservada para autobuses ecológicos cuestan 3,1 millones de euros, mientras que 2,1 kilómetros de la ampliación del tranvía proyectada por Espadas costarán más de 48 millones de euros y para cubrir el mismo trayecto que ya bajo tierra cubre el Cercanías de Renfe, el cual se conecta con la línea 1 del Metro en la estación de San Bernardo.

¿Dónde queda, pues, la racionalidad técnica y económica en el proyecto de Espadas y en el viraje de Ciudadanos?.

El tranvía de Monteseirín pierde más de un millón de viajeros en nueve años

Transportó 3,68 millones en 2019

Su media es de 10.082 diarios

Monteseirín prometió 6,7 millones/año y 18.400/día

La inversión en un tranvía sólo se justifica con una demanda mínima de 30.000 diarios

El pasado 11 de enero de 2020, el Ayuntamiento de Sevilla difundió una nota de prensa en la que destacó que la empresa municipal de transportes, Tussam, había cerrado el año con un balance de 1,86 millones de viajeros más (incremento del 2,3%), hasta lograr un total de 83,36 millones (83.362.555).

En la información se incluía la T1, correspondiente al tranvía, entre las líneas con mayor demanda de la ciudad junto con la 2 (Barqueta-Heliópolis), la 27 (Sevilla-Este / Plaza del Duque), la 32 (Polígono Sur-Plaza del Duque), las circulares C2 y C1 y la 13 (Pino Montano-Plaza del Duque), pero sin ofrecer en el caso del tranvía ningún dato sobre su balance de viajeros en el año precedente.

Esta omisión ocultaba que con sus 3,68 millones de pasajeros transportados en 2019 el tranvía,  eufemísticamente denominado Metrocentro para tratar de presentarlo como el Metro al Centro que Sevilla sigue sin tener y que a coste multimillonario construyó de forma electoralista Monteseirín, ha perdido 130.000 viajeros en números redondos respecto de 2018 y ha continuado en la línea descendente que arrastra desde 2016.

Aún más significativo es que los 3,68 millones de viajeros de 2019 están por debajo de los 4,70 millones de 2010 y de los 4,77 millones de 2011. Así pues, en los últimos nueve años el tranvía de Monteseirín se ha dejado por el camino más de un millón de viajeros, concretamente 1,2 millones, a un promedio superior a los 133.000 anuales. Actualmente su promedio es de 10.082 viajeros/día, cuando según expertos en transporte la inversión en un tranvía sólo se puede justificar cuando su demanda diaria es de al menos entre 30.000 y 150.000 usuarios. Por tanto, el tranvía de Monteseirín  tiene una demanda tres veces inferior a la mínima necesaria y podría y debería haber sido sustituido por una simple línea de autobús, muchísimo más barata para los contribuyentes sevillanos.

Monteseirín y Fran Fernández, junto al tranvía

Como se recordará, para tratar de justificar el gasto en la ampliación de la línea desde el Prado de San Sebastián hasta San Bernardo, que elevó el coste total hasta la fecha a 93 millones de euros, el entonces alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, aseguró que conforme a los estudios previos realizados el tranvía llegaría a transportar una media de 18.400 pasajeros cada día. Por tanto, un total de 6.716.000 anuales. La realidad ha convertido aquellas cifras y aquel estudio, nunca mostrado en público, en pura ciencia ficción.

Ahora Espadas pretende gastar 49.012.736 euros para prolongarlo hasta Santa Justa, un trayecto que, aparte del Cercanías de Renfe en subterráneo, cubren en superficie (sin contar la línea especial al aeropuerto, más para los turistas) estrictamente tres líneas de Tussam: la Nº 28 , la C1 y la C2. Las dos últimas son la cuarta y quinta con más viajeros transportados en 2019, con lo que no parece justificable gastar 49 millones de euros en sustituirlas por un tranvía. 

El gobierno de Espadas parece tratar de justificar la existencia de un tranvía con cada vez menos usuarios quitando las líneas de autobuses, mucho más baratas y que pueden ser servidas por vehículos ecológicos, para que los usuarios no tengan más opción que subirse a los vagones de aquél. De materializarse el plan de Espadas, la línea del tranvía desde la Plaza Nueva hasta Santa Justa costaría un total de 142 millones de euros. Piénsese en lo que se podría hacer con ese dinero en Tussam o en cualquier otro aspecto de la ciudad, como la conexión de Santa Justa con el aeropuerto de San Pablo, que costaría del orden de 30 millones de euros.

Número de viajeros del tranvía

          (en millones)

Año                Viajeros

2008              4,46

2009              4,50

2010              4,70

2011              4,77

2012              4,54

2013              4,30

2014              4,15

2015              3,93

2016              4,03

2017              3,97   

2018              3,81

2019             3,68

Más información, en el siguiente enlace:




Cincuenta barrios se convierten en candidatos para el nuevo albergue municipal de Sevilla

Son los comprendidos en el radio de 4 kilómetros desde el Prado de San Sebastián

El Ayuntamiento deja fuera graneros socialistas como el distrito Este y Bellavista

También Jardines de Hércules, escenario del conflicto por el depósito de la grúa

Medio centenar de barrios, en números redondos, han sido convertidos automáticamente por el Gobierno del socialista Juan Espadas en candidatos a acoger el nuevo albergue municipal para personas sin techo que sustituya al actualmente ubicado en el Hogar Virgen de los Reyes, del Distrito Macarena, según las condiciones de las bases de licitación convocada a tal efecto.

El Ayuntamiento impone en los pliegos a las empresas potencialmente interesadas en hacerse con el contrato, por valor de 1.481.800 euros, dos condiciones esenciales. La primera es que el futuro albergue nocturno para personas sin hogar no se construya ni en los distritos Macarena, Triana, ni Casco Antiguo; ni tampoco en el Polígono Norte, Polígono Sur ni en ningún polígono industrial de la ciudad. De los tres distritos exonerados, el PSOE ganó en las últimas elecciones municipales en Macarena y Triana, y el PP, en Casco Antiguo.

La segunda condición es que el albergue se sitúe en una zona residencial que quede comprendida en un radio de 4 kilómetros de distancia a contar desde el Prado de San Sebastián, equivalente al kilómetro cero del proyecto. Esta distancia como referencia supone en la práctica marcar como frontera en líneas generales el trazado de la ronda SE-30 por el Norte y el Este; por el Oeste, la avenida Carlos III en el punto más distante de la isla de la Cartuja, que queda exenta por albergar el Parque Científico y Tecnológico y carecer de zonas residenciales, y allende el río Guadalquivir, ya fuera de los límites del término municipal; y por el Sur, el barrio de Los Bermejales.

Juan Manuel Flores, delegado de Bienestar Social


Este criterio geográfico restrictivo desmiente las declaraciones del delegado de Bienestar Social, Juan Manuel Flores, tras la aprobación del concurso, el cual dijo lo siguiente: “Este gobierno local está trabajando desde la seriedad y el rigor para que los recursos municipales puestos a disposición de las personas sin hogar se distribuyan por toda la ciudad de Sevilla, evitando la concentración en determinados barrios…”. 


Radio de 4 kilómetros desde El Prado de San Sebastián hacia el Sur

Y es que con el límite máximo de tan sólo cuatro kilómetros a partir del Prado de San Sebastián se libera de la posibilidad de acoger el futuro albergue municipal para personas sin techo a, por ejemplo, todo el distrito Este-Alcosa-Torreblanca, feudo electoral tradicional del PSOE, al igual que Bellavista. Asimismo, se deja fuera a Jardines de Hércules, cuyo vecindario ya se rebeló contra el gobierno de Espadas por el intento de éste de colocar allí el depósito de vehículos retirados por la grúa, que lleva años de forma provisional en el Parque de Los Príncipes, en Los Remedios.

Radio de 4 kilómetros desde El Prado hacia el Este

LISTA DE BARRIOS

Tras los condicionantes impuestos por el Ayuntamiento de Sevilla, los barrios que, salvo error u omisión, cumplen las condiciones para acoger el futuro albergue municipal son los siguientes:  Pineda, Elcano, Los Bermejales, Heliópolis, Pedro Salvador, Guadaira, La Palmera, Las Palmeritas, Reina Mercedes, Tablada, Los Remedios, Avenida de la Paz, Bami, El Juncal, Híspalis, El Plantinar, El Porvenir, El Prado, Felipe II, Los Diez Mandamientos, Giralda Sur, Huerta de la Salud, Ciudad Jardín, Huerta del Pilar, La Buhaira, La Calzada, La Florida, Nervión, San Berrnardo, San Roque, Amate, El Cerro, Juan XXIII, La Plata, Los Pájaros, Rochelambert, Santa Aurelia, Árbol Gordo, El Fontanal, Carretera de Carmona, Huerta de Santa Teresa, La Corza, Las Huertas, San Carlos, Tartessos, San José Obrero, San Pablo, Santa Clara y Zodiaco. 

Radio de 4 kilómetros desde El Prado hacia el Norte de Sevilla


El Ayuntamiento ha impuesto como condición dejar fuera al Polígono Norte, pero no a todo el distrito Norte, por lo que en tal caso también serían candidatos a acoger el albergue zonas como Pino Montano, Aeropuerto Viejo, Valdezorras, Los Arcos, Las Almenas y Las Naciones.

Radio de 4 kilómetros desde El Prado hacia el Oeste


CARACTERÍSTICAS

El gobierno municipal califica el futuro albergue como “centro de noche de alta tolerancia”. Deberá tener su sede en la planta baja de un local de al menos 500 m2 y  con salida a la calle. Se compondrá de una sala de acogida, comedor, sala para televisión y lugar de reunión, dos despachos para el personal, habitaciones con camas para cuarenta usuarios, ya sea en literas, ya en habitaciones para ocho personas conjuntamente como cifra máxima, baños con duchas, cocina equipada con electrodomésticos, lavandería y almacén para ropa, y consigna.


El ‘Black Friday’ de Miguel Rus

Después de años reivindicando los túneles de la SE-40 el presidente de la CES y líder de Sevilla Ya se conforma con un puente

Mientras Teruel existe empieza arrancando 30 millones al Gobierno, Rus quiere ahorrarle  entre 500 y 1.000 millones de los túneles

Si dice que cambia de opinión tras consultar a los técnicos, entonces su discurso anterior careció de base técnica y se queda sin credibilidad

El ‘Black Friday’ (literalmente, ‘Viernes Negro’) es la denominación anglosajona del viernes con el que se abre la temporada de compras navideñas y que se caracteriza por la aplicación de importantes rebajas por la inmensa mayoría de los comercios.

Pues bien, el presidente de la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES) y líder de la plataforma cívica ‘Sevilla ya’, Miguel Rus, aprovechó el ‘Black Friday’ del año 2019 para ofertar una sorpresiva e importantísima rebaja en las reivindicaciones del también conocido como “lobby del ladrillo”, especialmente en lo referido a los túneles de la ronda de circunvalación SE-40.

Miguel Rus, presidente de la CES y líder de la plataforma Sevilla Ya

Dijo Miguel Rus al hacer el primer balance de las actividades de la Plataforma que habían mantenido en estos meses contactos con los principales técnicos del proyecto (se supone que de la SE-40) y que la mayoría de ellos no ve factibles los túneles planeados para que la autovía salve el cauce vivo del Guadalquivir, amén de que la opción del puente es “más sencilla” y su coste “muy inferior”.

El presidente de la CES recordó cómo se había rescindido uno de los contratos para la construcción de los túneles y se había actualizado el proyecto antes de sacarlo de nuevo a licitación, así como las “complicaciones técnicas y de ingeniería”, por lo que se provocaría una desviación presupuestaria desde los aproximadamente 800 millones del coste inicial de los túneles a más de 1.300 ó 1.400 millones de euros.

Por tanto, según Rus, la sustitución de los túneles por un puente se antoja ahora “más sencilla, factible, realista, práctica y barata, ya que sólo requeriría unos 350 millones de euros y su plazo de ejecución se reduciría bastante”.

El ‘Black Friday’ o rebajas navideñas de Rus equivale a la caída de Saulo del caballo camino de Damasco, después de haberse llevado años y años exigiendo el paso subterráneo del Guadalquivir y descalificando con su verbo a quien aún no lo ha ejecutado.

José Luis Ábalos, ministro de Fomento

Si dice ahora que su conversión a la nueva fe del paso en altura sobre la lámina de agua del río se debe a que ha hablado “con los principales técnicos de este proyecto” (pero no dice ni los nombres de los técnicos ni cuándo habló con ellos, ¿o es que sólo hace seguidismo de las opiniones del presidente de Ayesa, José Luis Manzanares?), entonces ¿qué credibilidad merece un dirigente empresarial que ha estado durante años clamando por una solución constructiva (él, que para colmo preside una empresa constructora y que ha sido el presidente de la patronal del sector) sin haberse asesorado previamente por los técnicos, que supuestamente abogan por la solución contraria o alternativa? ¿Tienen la misma falta de fundamento técnico el resto de reivindicaciones de la plataforma Sevilla Ya? 

Si se tira de hemeroteca se puede comprobar la magnitud del giro copernicano de Miguel Rus, para satisfacción del Gobierno y especialmente del Ministerio de Fomento (del que ha acabado convertido en el mejor aliado objetivo) a los que tantísimo había criticado en el pasado por lo que él calificaba como “maltrato presupuestario” a Sevilla. Veamos algunas declaraciones de Rus en diversos foros y/o medios de comunicación en los últimos años, en las que exigía una y otra vez los túneles de la SE-40 como condición “sine qua non”:

Marzo 2016, en la inauguración de su segundo mandato como presidente de la CES: Miguel Rus hizo en su discurso un repaso a los proyectos empresariales y a las inversiones públicas y privadas que, en su opinión, permanecen bloqueadas por problemas achacables a la Administración. Entre ellos citó los edificios de la Gavidia, Altadis, Sevilla Park -zona comercial y de ocio prevista en el puerto-, las Atarazanas, la Ciudad de la Justicia, el Metro, el dragado y los túneles de la SE-40

Marzo 2017, en la asamblea general de la CES, celebrada en el Club Antares: “¿Se imaginan -dijo- que el nuevo puente de Cádiz no se hubiera hecho o estuviese parado como los túneles de la SE-40? ¿Se imaginan que el aeropuerto de Málaga no estuviese conectado con la red de trenes AVE? ¿O que no se hubiesen terminado las obras del Metro de Granada? (…) Mientras la futura autovía metropolitana SE-40 sólo cuenta con algunos tramos que llevan a “ninguna parte” al no haber empezado siquiera los túneles del río o no haya planificación para las tres líneas de Metro pendientes, lo cierto es que en Sevilla no pasa nada”. 

Miguel Rus, ante la asamblea de la patronal sevillana (CES)

Julio 2017: En una entrevista concedida a Europa Press “pide que comiencen ya los túneles de la SE-40 y considera “una vergüenza” que la capital de Andalucía esté “bloqueada, como mínimo tres veces al día, por el cuello de botella que supone el puente del V Centenario. Por todo ello vuelve a pedir que comiencen ya los túneles de la SE-40….”. 

Septiembre de 2018: La Confederación de Empresarios de Sevilla ha dirigido cartas al ministro de Fomento y al delegado del Gobierno en Andalucía en las que pide un pronunciamiento claro sobre los túneles de la SE-40 y expresen públicamente si van a seguir adelante con el proyecto bajo el río Guadalquivir.

Al principio de su carta, el presidente de la CES, Miguel Rus, expresa tanto a José Luis Ábalos como a Alfonso Rodríguez Gómez de Celis la preocupación del empresariado sevillano ante “la cascada de informaciones por la posible paralización del proyecto de túneles bajo el río Guadalquivir, obra necesaria e imprescindible para la conexión de los tramos de la SE-40, sin la que no tiene sentido su configuración…

(….) Para la CES, el hecho de que el Ministerio vaya a primar, y dotar presupuestariamente, el estudio para la ampliación del puente del Centenario puede entenderse como “una maniobra de distracción” y que vayan a dejar en el olvido uno de los proyectos necesarios para nuestra provincia; los trabajos sobre la SE-40 deben ser una prioridad en los Presupuestos Generales del Estado, incluyendo la obra de los túneles del río”.

6 Marzo 2019. Intervención del presidente de la CES, Miguel Rus, ante la Asamblea General en la Sala Machado de la Fundación Cajasol: “En el mes de septiembre del pasado año dirigimos al ministro de Fomento una carta en la que le especificábamos la necesidad de retomar las obras de los túneles de la SE-40 bajo el río. No hemos tenido noticias oficiales al respecto, pero sí que se había destinado una importante partida en los Presupuestos Generales del Estado que le han tumbado al actual Gobierno. Con lo que, seamos realistas, seguimos sin ese paso bajo el río. Una obra de gran envergadura pero necesaria y urgente para la vertebración viaria de Sevilla y su área metropolitana. Seguiremos, por tanto, sufriendo el calvario del puente del Centenario y con una SE-40 sin conectar entre sí”. 

25 Junio 2019: Presentación de la plataforma Sevilla Ya (Por una Sevilla con futuro) en el Salón de Grados de la Facultad de Ciencias del Trabajo. “No vamos contra nadie, pero reivindicamos ante nuestros políticos, porque queremos que nos oigan y actúen”, aseveró Miguel Rus poniendo su mirada en los próximos Presupuestos Generales del Estado para 2020, al objeto de que dicho documento presupuestario suponga ya un punto de inflexión en las “infraestructuras estratégicas” que necesita Sevilla, como la finalización de la SE-40, con todos los túneles proyectados en el tramo comprendido entre Dos Hermanas y Coria del Río….

Presentación de la Plataforma Sevilla Ya

1 Julio 2019. Entrevista a Miguel Rus:
Pregunta: Dentro de la lista de infraestructuras e inversiones pendientes que reclama la Plataforma (Sevilla Ya), ¿hay alguna(s) que consideren más urgente (s)?

Respuesta de Miguel Rus: ….como ya he mencionado, la construcción de la Red completa de Metro, la finalización de la SE-40, especialmente el “arco Sur” con los túneles para la conexión Huelva-Cádiz….

Los agradaores de Rus califican su renuncia a los túneles de la SE-40 como «un ejercicio de pragmatismo». Entonces, conforme a esta nueva doctrina de aceptar lo más baratito que se despache para Sevilla y su provincia, cualquier rebaja que también en plan ‘Black Friday’ apliquen las Administraciones Públicas al Metro, el Museo de Bellas Artes, el Museo Arqueológico, la conexión entre el aeropuerto de San Pablo y la estación ferroviaria de Santa Justa, etcétera, etcétera, deberá ser calificada no como hasta ahora, en que se tachaban de ejemplos palmarios del evidente y tradicional maltrato a Sevilla desde los tiempos de la Expo-92, sino como ejercicios de pragmatismo presupuestario que permitirán al Gobierno y/o la Junta de Andalucía ahorrar recursos económicos que se detraerían de Sevilla para su inversión en otra parte menos conformista.

Para este viaje, y viraje, de Miguel Rus no hacían falta las alforjas de la Plataforma Sevilla Ya….(te veré).

Declaró el presidente de la CES y líder de la Plataforma Sevilla Ya…(veremos): “Aquí no tenemos un Teruel existe, pero sí un Sevilla Ya al que van a tener que escuchar” (¿?).

El diputado de Teruel existe

La gran diferencia demostrada objetivamente por la realidad es que mientras Teruel existe ha conseguido de Pedro Sánchez como precio a su investidura 30 millones de euros de inversión inicial para su provincia (el equivalente al coste de la conexión ferroviaria entre San Pablo y Santa Justa), la plataforma Sevilla Ya de Miguel Rus quiere hacerle perder a la capital de Andalucía y a su provincia -y por tanto a ahorrárselos al Gobierno socialista- entre 500 y 1.000 millones de euros con la renuncia a los túneles de la SE-40 a cambio de un puente, para felicidad del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, quien ha encontrado en Rus el mejor e inesperado aliado para sus tijeras y su política de recortes.


La sentencia del caso ERE tumba la línea de defensa del Grupo Joly

La Audiencia de Sevilla fija que los beneficiarios reales de las ayudas son las empresas y no los trabajadores

El editor gaditano viene sosteniendo que no recibió los 8 millones de euros, sino los 36 empleados a los que aplicó el ERE

El grupo periodístico apoyó ante la Audiencia que se imputara a la asociación de sus ex trabajadores

La sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Sevilla en el caso ERE y por la que se condena a antiguos dirigentes de la Junta de Andalucía, con los ex presidentes Chaves y Griñán a la cabeza, tumba de paso la tesis que viene sosteniendo el grupo Joly (editor de Diario de Cádiz y de Diario de Sevilla, entre otros), beneficiario de 8 millones de euros en números redondos en ayudas sociolaborales de los Gobiernos socialistas recién condenados en el juicio, según adelantaron en exclusiva el 22 de octubre de 2013 los periódicos de Publicaciones del Sur ( https://andaluciainformacion.es/sevilla/349642/el-fondo-de-reptiles-de-guerrero-financio-un-ere-del-grupo-joly/   y  https://andaluciainformacion.es/sevilla/350006/el-primer-plazo-del-ere-de-joly-salio-de-la-faja-piritica/ ).  El grupo editor gaditano ha mantenido que no tuvo implicación alguna en el escándalo ni se benefició del dinero público porque los fondos no pasaron por su caja sino que fueron a parar a los 36 trabajadores a los que aplicó el ERE en aquel entonces (lo presentó ante la Delegación Provincial de Empleo el 27 de octubre de 2004 y le fue aprobado por el entonces delegado provincial, Juan M. Bouza, el 19 de noviembre de dicho año).

Sin embargo, en la página 313 de la sentencia de la Audiencia Provincial de Sevilla (la Nº 490/2019; Rollo 1965/17, de 19 de noviembre de 2019) se afirma textualmente lo siguiente: “En los expedientes de concesión de  subvenciones sociolaborales, la indemnización pactada en el ERE, a la que la empresa se compromete, es la constitución de un seguro de rentas a favor del trabajador, correspondiendo a la empresa el pago de la prima del seguro. Por consiguiente, aunque el pago de la prima fuera realizado por la Consejería de Empleo, la única beneficiaria de la subvención concedida es la empresa y no el trabajador, aunque el pago de la prima fuera abonado directamente a la aseguradora sin pasar por las cuentas corrientes de la empresa”.

Los jueces dedican una parte específica de la sentencia a abordar justamente la naturaleza de las ayudas otorgadas en el caso ERE (de la página 307 a la 331, sin perjuicio de otras citas al respecto) para rebatir la tesis de algunos de los abogados defensores. En este sentido asumen las conclusiones del informe de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE)  y destacan que sus peritos son los únicos que han tenido una visión global de la materia por haber analizado todos los ERE.

Previamente, en la página 254 destacan cómo uno de los condenados en el juicio, el exconsejero de Empleo Antonio Fernández, cuando estaba al frente del IFA decidió “sustraer al conocimiento del Consejo Rector, y por tanto de su aprobación provisional, todas aquellas ayudas cuyo importe superase 1.200.000 euros, y lo hizo con la fórmula de considerar que en las ayudas sociolaborales el beneficiario real no era la empresa, sino cada uno de los trabajadores, y que por tanto la cuantía de la ayuda debería calcularse en función de lo que cada trabajador recibiera, y no por el total. Con ello -puede leerse en la sentencia- se evitaba que se pasaran al conocimiento y aprobación provisional del Consejo Rector y se evitaba la intervención del Consejo de Gobierno; también se evitaba que fuera publicada la ayuda en el diario oficial”.

Los jueces sostienen que eran las empresas, y no los trabajadores, las auténticas beneficiarias de las ayudas en el caso de los ERE apoyándose además de en los peritos de la IGAE, en:

-La Guardia Civil (página 324 de la sentencia): “Las declaraciones de los agentes de la Guardia Civil que han depuesto en el plenario, los cuales han manifestado de forma clara y contundente que en las investigaciones que llevaron a cabo, del análisis documental y de las declaraciones tomadas llegaron a la conclusión que el beneficiario real era la empresa, posibilitando con ello, en algunos casos, que ésta, una vez “adelgazada” su plantilla con fondos públicos, se beneficiaría del mantenimiento de importantes beneficios en el ejercicio de su actividad empresarial, o incluso a través de la venta de las instalaciones e inmuebles en los que se ubicaba el centro productivo”.

-La Junta de Andalucía (página 325): “En la propia documentación aportada por la Junta de Andalucía en relación a las cantidades reclamadas….en la columna de situación actual se recoge: “según sentencia no existe concesión al trabajador, el beneficiario sería la empresa o el tomador”.

-Fax del Gabinete Jurídico, aportado por María José Rofa (página 330): “El punto 8 aborda el recurrente asunto de la consideración de estas ayudas como ayudas de Estado a efectos comunitarios. Obviamente si se consideran beneficiarias a las empresas, serían ayudas incompatibles salvo por la cuantía si se tratara de mínimis (sic). Por ello los beneficiarios han de ser los trabajadores, nunca las empresas. Consecuente con este criterio, la Consejería de Empleo nunca efectuó el pago directo a la empresa, sino a la aseguradora, aunque dicha empresa apareciera como tomadora de la póliza. En otros casos, la tomadora fue la asociación de ex trabajadores, las secciones o federaciones sindicales, o incluso la propia Junta. En todo caso, se sigue el criterio del Gabinete del Consejero de Empleo, de mantener la apariencia de que la subvención es concedida al trabajador y no a la empresa”.

Y en el resumen de la sentencia, en el punto número 11 se dice que “la Consejería de Empleo disponía de los fondos públicos del programa 22E/31L sin sujeción a procedimiento alguno, sin control de la Intervención, sin exigir la más mínima acreditación de una situación que legitime la percepción de la supuesta ayuda, sin necesidad de justificar el empleo o uso del dinero que se recibía. En definitiva, permitía el enriquecimiento de empresas, a través del ahorro de gastos, y de terceros, ajeno a cualquier interés social o público debidamente acreditado”.

LA TESIS

La línea fundamental de defensa del Grupo Joly para presentarse como ajeno a la trama de los ERE es que no recibió directamente ninguna ayuda vinculada a la partida 31L, conocida como “el fondo de reptiles”, de los Gobiernos socialistas de la Junta de Andalucía. Así, entre otras, el  10 de julio de 2019 publicó una información con el titular ‘Grupo Joly acredita a la Audiencia que no recibió ayudas de los ERE’  ( https://www.diariodesevilla.es/juzgado_de_guardia/Grupo-Joly-acredita-Audiencia-no-recibio-ayudas-ERE_0_1371762928.html )

porque las mismas fueron concedidas, siempre según su tesis ahora tumbada por la propia Audiencia Provincial de Sevilla, a los 36 ex trabajadores afectados por el ERE de 2004 a través de la Asociación de Trabajadores de la Prensa de Cádiz, constituida por aquéllos.

A pesar de la carta enviada por el ex director general de Empleo de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Guerrero (condenado a 7 años y 11 meses de prisión y a 19 años y 6 meses de inhabilitación) al presidente del grupo editor, José Joly, aludiendo a las negociaciones mantenidas al efecto con la Dirección del Grupo, en la información citada se sostiene que “jamás solicitaron ni obtuvieron ninguna ayuda”.

Para desviar la atención y no asumir ninguna responsabilidad en la obtención de los 8 millones de euros de la Junta de Andalucía, el Grupo Joly reconoce en esa información que apoyó que se tuviera como investigado en la causa judicial no a él mismo, sino a la asociación constituida por sus 36 antiguos empleados, despedidos mediante un ERE, como “entidad receptora de las ayudas”.

FISCALÍA ANTICORRUPCIÓN

La sentencia de la Audiencia Provincial en el sentido de que eran las empresas las realmente beneficiarias de los ERE aprobados por la Junta bajo el mandato del PSOE y no sus trabajadores coincide también con la tesis de la Fiscalía Anticorrupción, la cual recurrió un auto de la juez María Núñez Bolaños, sustituta de Mercedes Alaya, por el que en el caso del ERE de Joly aquélla sólo llamó como investigado al presidente de la Asociación de los antiguos empleados del grupo editor y no emprendió acción alguna contra este último.

Según la información publicada por ABC el 5 de julio de 2019 con el título La Fiscalía sostiene que la Junta “enriqueció” al Grupo Joly “de modo fraudulento” ( https://sevilla.abc.es/andalucia/sevi-fiscalia-sostiene-junta-andalucia-enriquecio-grupo-joly-modo-fraudulento-201907042338_noticia.html )

el Ministerio Público afirmó que la subvención del Gobierno socialista andaluz sirvió “para enriquecer de manera injusta” y “de modo fraudulento” a empresas pertenecientes al grupo editor y no fue “una ayuda individual en favor de los miembros de la Asociación de Trabajadores de la Prensa de Cádiz”.

Estimó la Fiscalía Anticorrupción que el hecho de que la ayuda se concediera “formalmente” a dicha Asociación por la Dirección General de Trabajo de la Junta (cuyo titular era Francisco Javier Guerrero) no era más que “un artificio para ocultar al auténtico beneficiario de las ayudas: las sociedades ya citadas pertenecientes al Grupo Joly”. Tales hechos “pudieran ser constitutivos -estimaba la Fiscalía- de sendos delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos”, por lo que el Ministerio Público pidió que fueran incluidos como investigados cinco ex altos cargos de la Consejería de Empleo y el presidente del grupo editor, José Joly Martínez de Salazar.

Para la Fiscalía Anticorrupción no cabe duda de que el “beneficiario real” de las ayudas eran las empresas del grupo editor, y el objetivo, según se hizo eco ABC, “financiar una serie de compromisos económicos adquiridos por tales sociedades con los trabajadores que se vieran afectados por la aplicación del Plan Social diseñado para el proyecto de consolidación y expansión del grupo”.

Un supuesto proyecto de expansión sobre el papel, que contrastó con la auténtica realidad de la reducción de plantilla en el grupo editorial y otras medidas opuestas a cualquier expansión, como fue la de dejar de utilizar rotativas de Ingrasa en que se imprimían periódicos del Grupo.

SIN LA EDAD REQUERIDA

El 14 de julio de 2018, en respuesta a las informaciones de ABC sobre el ERE que por valor de 8 millones de euros en números redondos financió la Junta de Andalucía con cargo a la  partida 31L, el Grupo Joly publicó ( https://www.diariodesevilla.es/andalucia/Grupo-Joly-mentiras-falsedades-ABC_0_1263174266.html )

que podría acreditar “cuando sea necesario” que todos los trabajadores afectados por la medida extintiva cumplían el requisito de la edad ( debían ser mayores de 52 años, según la carta de Francisco Javier Guerrero a José Joly), “como no podría ser de otra manera”.

Sin embargo, cuando conforme a lo pactado con el entonces director general de Empleo, Francisco Javier Guerrero, y siguiendo las instrucciones recibidas los trabajadores que iban a ser incluidos en el ERE se constituyeron como Asociación de Trabajadores de la Prensa de Cádiz para beneficiarse de la póliza a suscribir por la Junta (26 de octubre de 2004), al menos cinco de ellos tenían 51 años porque habían nacido en 1953. Es más, en el caso de uno de ellos se hace a mano una anotación en la lista, del siguiente tenor: “? 1 año + (y luego una palabra que podría interpretarse como “vale”).  Este trabajador había nacido el 19 de noviembre de 1953 por lo que no cumpliría los 52 años hasta 2005, un año después de la tramitación del ERE, pese a lo cual fue incluido en el mismo, al igual que otros cuatro en similar circunstancia. Veamos con más detalle:

Si D.P.B., incluido en el ERE, nació el 19 de noviembre de 1953, ¿qué edad tenía cuando el delegado de Empleo de la Junta aprobó el ERE extintivo del Grupo Joly el 19 de noviembre de 2004?

Si A.R-T.S., incluida en el ERE, nació el 23 de junio de 1953, ¿qué edad tenía cuando se aprobó el ERE del Grupo Joly el 19 de noviembre de 2004?

Si R.C.C., incluido en el ERE,  nació el 30 de mayo de 1953, ¿qué edad tenía cuando se aprobó el ERE del Grupo  Joly el 19 de noviembre de 2004?

Si J.L.N.G., incluido en el ERE, nació el 18 de enero de 1953, ¿qué edad tenía cuando se aprobó el ERE del Grupo Joly el 19 de noviembre de 2004?

Si J.F.A., incluido en el ERE, nació también el 18 de enero de 1953, ¿qué edad tenía cuando se aprobó el ERE del Grupo Joly el 19 de noviembre de 2004?

Teniendo en cuenta las primas a financiar por la Junta de Andalucía en la póliza del seguro, el coste por estos trabajadores que no cumplían el requisito de superar los 52 años (el criterio marcado por el director general de Empleo de la Junta, Francisco Javier Guerrero) pese a lo sostenido por el editor gaditano  ascendió inicialmente a 1.609.313,83 euros, el 21% de los 7.661.168,16 euros del coste total también inicial (luego incrementado) para el Gobierno andaluz. Así pues, éste fue el dinero que presuntamente tendría que haber pagado Joly si el ERE de esos cinco trabajadores lo hubiera financiado íntegramente su grupo editorial en vez de la Junta de Andalucía con dinero de todos los andaluces.

En este sentido, la Fiscalía Anticorrupción tampoco compartió la decisión de la juez María Núñez Bolaños de incriminar sólo a miembros de la Asociación constituida por los empleados a los que se aplicó el ERE, porque no se había creado cuando se suscribió el protocolo en octubre de 2004.

Por su parte, en una reunión mantenida con periodistas el día 17 de septiembre de 2018 como antesala a una entrevista televisiva, el entonces vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios, afirmó que todo el mundo sabía que Joly se había beneficiado de los ERE y que a su Gobierno le constaba que en su momento no todos sus trabajadores cumplían el requisito de superar los 52 años de edad para su inclusión en el expediente de regulación de empleo.

CONTRADICCIÓN

En la información de réplica a ABC, Diario de Sevilla decía: “ La realidad es que el Grupo Joly no ha recibido ni un solo euro de las ayudas públicas…fueron a parar directamente a los trabajadores que habían salido del Grupo Joly sin que en ningún momento pasaran por la contabilidad de estaempresa”. En realidad los trabajadores sólo aceptaron salir de la empresa una vez que el grupo Joly y la Dirección General de Empleo de la Junta pactaron la financiación del ERE, en su mayor parte por el Gobierno andaluz y con cargo a los fondos públicos, de manera que Joly se ahorró el pago de esos millones de euros.

Pago con el que tendría que haber corrido si no hubiera alcanzado el pacto con la Junta, presidida entonces por Manuel Chaves. No recibió el dinero directamente en su contabilidad, pero como se ahorró pagarlo, a la postre el resultado ha sido el mismo, como ha establecido la Audiencia Provincial de Sevilla en su sentencia sobre el caso ERE: “en definitiva -fija el fallo judicial-, permitía el enriquecimiento de empresas, a través del ahorro de gastos”.

Por otra parte, Diario de Sevilla afirmaba que “las ayudas concedidas a la Asociación de Trabajadores de la Prensa de Cádiz (la que constituyeron los trabajadores del Grupo a los que se aplicó el ERE) siempre han sido legales. Así -continuaba- se reconoce en el decreto-ley 4/2012, de 16 de octubre, de “medidas extraordinarias y urgentes en materia de protección socio laboral a ex trabajadores y extrabajadoras andaluces afectados por procesos de reestructuración de empresas y sectores en crisis”, que avala “la legalidad de esas ayudas, que a día de hoy siguen percibiendo los ex trabajadores”.

Que las ayudas (otorgadas a dedo y sin ningún procedimiento de información pública para que pudieran optar a las mismas las 9.461 empresas andaluzas que en aquella época presentaron ERES que afectaron a 120.829 trabajadores, según se recoge en las páginas 291 y 292 de la sentencia) eran legales es una interesada opinión de Joly, ya que en tal supuesto no se habría celebrado el juicio por el caso de los ERE, en el que ha quedado sentado el fraude cometido. ¿No resultaba anómalo que hubiera que recurrir a un decreto-ley de octubre de 2012 cuando la Junta financió el ERE de Joly en octubre/noviembre  de 2004, ocho años antes? Además, ese decreto se refiere a empresas en crisis, y ¿cómo iba a estar Joly en crisis si alardeaba en la misma información de réplica a ABC de que ha financiado su desarrollo “exclusivamente con recursos propios, el esfuerzo de sus accionistas y acudiendo al mercado crediticio”? Y si las ayudas a sus empleados que constituyeron la Asociación de Trabajadores de la Prensa de Cádiz eran legales, ¿cómo entonces el Grupo Joly ha apoyado (Diario de Sevilla, 10 de Julio de 2019, página 27) que se impute a la misma en la causa de los ERE?

LAR rebaja en dos millones su previsión de visitas al centro comercial Lagoh

Pasa de los más de 14 millones de clientes a 12 millones

La rebaja de expectativas se produce pese al “efecto apertura”

José Manuel Llovet, director general de Terciario del grupo LAR, propietario del centro comercial Lagoh en Palmas Altas, ha rebajado a 12 millones la previsión de visitas durante el primer año de funcionamiento, en unas declaraciones realizadas al diario ABC  ( https://sevilla.abc.es/sevilla/sevi-centro-comercial-lagoh-negocia-alquiler-parcelas-para-aparcamientos-201912112013_noticia.html ), cuando oficialmente hasta ahora el objetivo marcado eran más de 14 millones. La nueva cifra supone una caída superior al 14%.

El alto cargo de LAR, al ser preguntado por las expectativas de futuro del centro comercial, se muestra convencido de que “el primer año se superará la previsión de los doce millones de visitantes”. En la información citada se afirma que desde el pasado 27 de septiembre de 2019 (fecha de la apertura) ya se han recibido más de dos millones de clientes y que todavía queda la campaña de Navidad y las rebajas de invierno. “Llegará un momento -afirma el señor Llovet- en el que la afluencia será estable, pero todavía se nota el efecto de apertura”.

Pues aun notándose todavía el efecto inaugural, la cifra de 12 millones de visitas durante el primer año supone una rebaja de más de dos millones (más de un 14%) en las previsiones iniciales de la compañía, que no sólo reflejaron todos los medios de comunicación en su momento sino también la propia empresa.

Así, en el ‘Informe de Resultados 9M 2019’ (Cifras clave tercer trimestre de 2019), de LAR España Real Estate SOCIMI SA, a partir de la página 14 se dedica un capítulo a la apertura de Lagoh y una pequeña crónica a su inauguración oficial con la asistencia de Juan Manuel Moreno Bonilla, presidente de la Junta de Andalucía.

Y se dice textualmente lo siguiente: “El centro comercial abre a pleno rendimiento, con sus 200 superficies comerciales ya alquiladas (casi el 100% de ocupación) y operativas. Reúne en sus más de 100.000 metros de superficie de ocio y entretenimiento una oferta exclusiva de comercios y marcas de referencia, muchas de ellas inéditas hasta ahora en Sevilla. Con 17 millones de euros de ingresos anuales y una zona de influencia de 1,5 millones de habitantes se espera la visita de más de 14 millones de visitantes anuales”. 

La rebaja de más de 14 millones a 12 millones de visitas, según las declaraciones del director general de LAR, confirma el  análisis que publicamos el pasado 28 de octubre de que no se estaban cumpliendo las expectativas de Lagoh en su primer mes de funcionamiento ( https://andaluciainformacion.es/sevilla/857028/lagoh-no-cumple-sus-expectativas-en-su-primer-mes-de-funcionamiento/ ).

Para llegar, que no superar, a los 14 millones de visitas/año, Lagoh debería estar recibiendo una media de 38.356 personas/día. Al rebajarse el objetivo a 12 millones, la media diaria debería situarse en 32.876 personas.

Según las declaraciones del señor Llovet a ABC, desde la apertura de Lagoh a los clientes (27 de septiembre) hasta la fecha se han recibido más de dos millones de clientes. De esta cifra se colige que la media en estos dos meses y medio sería del orden de 27.000 visitas/día en números redondos y con una estimación al alza, es decir unos 11.000 menos que en el objetivo inicial.

Si pese a este incumplimiento de expectativas y rebaja en la previsión de visitas se sufren colapsos en los aparcamientos y LAR quiere alquilar más parcelas con este fin además de la ya contratada a Abengoa (800 plazas), la situación demuestra la infradotación de plazas de estacionamiento con que se ha construido el centro comercial, aunque los atascos puedan proyectar la imagen de un desbordamiento de clientes que no concuerda con la rebaja en la previsión de visitas hecha por el director general de LAR.


Sin cambio político en Sevilla

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Sevilla, Beltrán Pérez, lanzó tras la celebración de las recientes elecciones generales del 10 de noviembre el siguiente mensaje en la rede social Twitter: “Los resultados del 10N suman una Mayoría del Cambio en Sevilla capital liderada por el PP de Sevilla, igual a lo que hizo Presidente de la Junta a JuanMa Moreno. La remontada de los populares ha empezado con pablo casado. Ilusión de seguir trabajando duro por Sevilla”.

Acompañaba el tuit con estos supuestos datos de los resultados electorales en Sevilla capital:

-PP + Vox + Ciudadanos: 183.179 votos = 16 concejales.

-PSOE+ Unidas Podemos: 179.569 votos = 15 concejales.

Nos hallamos ante el típico juego político y periodístico de las extrapolaciones y de la mezcla de churras con merinas o de peras con manzanas, a pesar de que, como decía el antiguo presidente del PP y del Gobierno, Mariano Rajoy, “un vaso es un vaso y un plato es un plato”.

SITUACIÓN IDÉNTICA

Parafraseando al político gallego, unas elecciones generales son unas elecciones generales y unas elecciones municipales son unas elecciones municipales, evidencia o perogrullada que se resisten a aceptar los políticos empecinados en tratar de hacernos ver que la situación ha variado en favor de sus intereses, cuando en verdad tras las elecciones del 10 de noviembre de 2019 la situación en el Ayuntamiento sevillano es la misma que antes.

Hay que recordar la obviedad de que las elecciones municipales, que deparan el gobierno de la ciudad, se celebraron el pasado 26 de mayo, hace menos de medio año;  que Espadas tomó posesión como alcalde el 15 de junio, hace cinco meses y que hasta 2023 no se renovará la actual Corporación Municipal.

Espadas toma posesión como alcalde para un segundo mandato

Por tanto, a la vista del tiempo que queda por delante y de lo mucho que puede acaecer hasta entonces parece un tanto prematuro que tras los resultados de unas elecciones generales, que sólo afectan al gobierno de la nación y no al de la ciudad de Sevilla, Beltrán Pérez hable ya de que aquí hay una mayoría por el cambio.

El problema añadido para el portavoz del grupo Popular en el Ayuntamiento es que sus afirmaciones no concuerdan con la realidad.

RESULTADOS

Empecemos por el bloque de centro-derecha. Respecto de las anteriores elecciones generales de abril del año en curso, el PP ha ganado 11.863 votos al obtener 84.042 en total; Vox, 14.435, al lograr 67.424, y Ciudadanos ha perdido nada menos que 37.111, al caer hasta 31.713. El balance global de estos tres partidos es una pérdida de 10.813 (183.179 sufragios en conjunto frente a los 193.992 del pasado abril), que son los que en Sevilla capital han abandonado al partido naranja pero que no han recaído ni en el PP ni en Vox y que lo más probable es que hayan engrosado la abstención.

Veamos ahora el bloque de la izquierda, en el que hábilmente Beltrán Pérez omite de su ecuación a Más País, la facción desgajada de Unidas Podemos, con el pretexto de que no ha obtenido un porcentaje suficiente como para aspirar al menos a un edil. En este grupo el PSOE ha perdido 10.576 votos al obtener en total 123.016; Unidas Podemos, 9.854, al lograr 56.553, y los errejonistas  de Más País que se separaron de las huestes de Pablo Iglesias, 10.031. 

Si se contabilizan los sufragios de Unidas Podemos y de Más País, el resultado (66.584 votos) supera, por poco, pero al fin y al cabo es superior, a los 66.407 sufragios obtenidos por Unidas Podemos en las elecciones generales de abril. Y la suma de votos de las tres formaciones de izquierda es de 189.600, con una pérdida global de 10.399, que es inferior a los 10.813 perdidos por el bloque de centro-derecha.

Por tanto, no hay, diga lo que diga Beltrán Pérez, una mayoría del cambio en Sevilla capital. Esa supuesta mayoría es todavía más minoritaria si se cuentan los votos de otras formaciones que no parecen de centro-derecha precisamente, como el Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (Pacma), incompatible con Vox por el apoyo de éste a las corridas de toros, Andalucía por Sí, Por un Mundo Más Justo, Recortes Cero, etcétera.

SISTEMA D’ HONDT

En su afán por verse ya como alcalde al frente del Ayuntamiento, Beltrán Pérez tampoco acierta al extrapolar los resultados de las elecciones generales a un número de concejales en vez de a diputados, pese a que ambos se rigen por el sistema (más que ley) de D´Hondt. La aplicación ideada por el jurista y politólogo belga Víctor D’ Hondt al número de votos obtenidos por cada partido en la ciudad de Sevilla en las pasadas elecciones generales arrojaría el siguiente número de concejales en este juego de las extrapolaciones: PSOE, 11 ediles; Unidas Podemos, 5. Total bloque de izquierdas, 16. PP, 7 ediles; Vox, 6; Ciudadanos, 2. Total bloque de centro-derecha: 15.

Conclusión: en una corporación municipal con 31 concejales como la de Sevilla, con unos resultados como los del pasado 10 de noviembre la izquierda retendría el gobierno de la ciudad y, contrariamente a lo afirmado por Beltrán Pérez, no se ha producido ni una mayoría por el cambio ni una remontada del centro-derecha. El panorama no variaría ni aunque los errejonistas de Más País volvieran al redil de Unidas Podemos, ya que sus 10.000 votos no le reportarían un edil más a los seguidores de Pablo Iglesias.

Es más, el pacto de gobierno nacional entre PSOE y Podemos contribuye a reforzar la alianza alcanzada en el Ayuntamiento entre Espadas y el grupo de Adelante Sevilla para los Presupuestos de 2020 y que podría extenderse para el resto del mandato. Más que una mayoría del cambio en Sevilla capital, como afirma Beltrán Pérez, nos hallamos ante una mayoría para la consolidación del statu quo.

Extrapolación de los resultados del 10N al Ayuntamiento de Sevilla

Partido Votos % Ediles Faltan       Margen

PSOE 123.016     33,91 11       0         6.732

PP   84.042     23,17   7         5.424       10.045

Vox   67.424     18,59   6         10.857         3.996

U. Podemos             56.553     15,59   5         10.542         3.700

Ciudadanos 31.713       8,74   2           1.836       10.572

Faltan: Votos que se necesitarían para conseguir el último edil o, en su caso, llegar al límite necesario. El partido que ha conseguido el último edil tiene valor cero.

Margen: Votos que tendría que perder para quedarse sin el último edil. No tiene por qué ser idéntico al que tiene que ganar otro partido para superarlo.


Evolución del voto en las elecciones generales Sevilla capital 2019

Partido 28 Abril 10 Noviembre Balance

PSOE 133.592 123.016 -10.576

U. Podemos   66.407   56.553 –  9.854

Más País       –   10.031 +10.031

(Total Izquierda 199.999 189.600 -10.399)

PP   72.179   84.042 +11.863

Vox   52.989   67.424 +14.435

Ciudadanos   68.824   31.713 – 37.111

(Total centro-derecha 193.992 183.179 – 10.813)



Noviembre de 2019 deja 291 parados menos en Sevilla capital

El número total de desempleados se queda ahora en 68.016

El descenso entre las mujeres compensa el incremento masculino

Hay más desempleados que cuando Espadas tomó posesión como alcalde

Incremento en 920 parados en la provincia, que llega a 188.176

El mes de noviembre de 2019 ha dejado en Sevilla capital 291 parados menos de los que había en octubre, con lo que el número total de desempleados en la capital de Andalucía se queda ahora en 68.016, según los datos de las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo (SAE) difundidos de manera oficial por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, que en funciones dirige Magdalena Valerio.

Magdalena Valerio, ministra de Trabajo


El número de desempleados ha evolucionado en Sevilla capital de los 68.307 existentes en octubre a 68.016 en noviembre, lo que significa 291 menos (-0,43%). El leve descenso parece demostrar una desaceleración de la economía local, ya que por ejemplo en noviembre del año pasado la reducción del desempleo benefició a 1.204 sevillanos (caída del paro en un 1,70%). Además, la evolución del paro en los once primeros meses del año (enero-noviembre) ha sido cada vez más decreciente. Así, en dicho periodo, en el año 2017 salieron de las listas del paro en total 4.491 sevillanos; el año pasado el número fue de 3.735, y en lo que va de año la cifra es de 2.220. Por tanto, tan sólo en un bienio el ritmo de reducción del desempleo se ha reducido a la mitad.

Por lo que se refiere al dato interanual, esto es de noviembre de 2018 a noviembre de 2019, se ha pasado de 69.615 desempleados a los citados 68.016, por tanto 1.599 menos (-2,30%).

Juan Espadas, en su toma de posesión como alcalde


En cuanto al segundo mandato de Espadas, el balance a estas alturas, camino de su medio año, es negativo. Tomó posesión el pasado verano cuando había en la ciudad 67.708 parados, por lo que los actuales 68.016 suponen 308 más (+0,46%). 

DESGLOSE

Un dato bastante significativo de la estadística de este noviembre es que por primera vez en bastante tiempo el paro desciende de forma mucho más acusada entre las mujeres. Es lo contrario de lo ocurrido con los hombres, entre los que ha subido. En concreto hay ahora 27.951 varones parados, 111 más que en el mes de octubre, y 40.065 féminas, 402 menos que en el mes precedente.

Por sectores económicos, el desempleo baja en Servicios, Industria y el colectivo Sin empleo anterior y sube en Agricultura y Construcción. La distribución del número de parados queda como sigue: Agricultura, 1.475 desempleados (+9); Industria, 3.374 (-73); Construcción, 4.781 (+89); Servicios, 49.008 (-234), y colectivo Sin empleo anterior, 9.378 (-82).

Por grupos de edad, de nuevo no se registra ninguno con más de 10.000 desempleados, aunque hay tres en los que se superan los 9.000, fundamentalmente a partir de los mayores de 45 años. El grupo con mayor descenso es el de quienes se hallan entre 25 y 29 años, donde se registran 205 menos, prácticamente dos tercios del total de la reducción de este noviembre.

El número de parados por edades queda de la siguiente forma: menores de 20 años, 1.234 parados (-11); de 20 a 24 años, 3.799 (+8); de 25 a 29 años, 6.066 (-205); de 30 a 34 años, 6.431 (+5); de 35 a 39 años, 6.888 (+10); de 40 a 44 años, 7.950 (-75); de 45 a 49 años, 9.125 (-4); de 50 a 54 años, 9.780 parados (-35); de 55 a 59 años, 9.506 (+13); mayores de 59 años, 7.237 (+3).

DATOS DE LA PROVINCIA

Por otra parte, en el conjunto de la provincia de Sevilla el número de parados en este noviembre de 2019 se ha incrementado en 920 personas, ya que se ha pasado de 187.256 en octubre a 188.176 en noviembre (+0,49%).

También en la provincia, al igual que en la metrópolis, baja el paro entre las féminas y crece entre los varones. Ahora hay 75.551 hombres inactivos (+1.198) y 112.625 mujeres desempleadas (-278).


Por sectores económicos, sólo se salvan la Agricultura y el colectivo Sin empleo anterior. La distribución del número de parados queda como sigue: Agricultura, 11.543 (-44); Industria, 11.969 (+322); Construcción, 17.304 (+465); Servicios, 127.028 (+313), y colectivo Sin empleo anterior, 20.332 (-136).