Archivo de la categoría: Sin categoría

La tasa (turística) encubierta

La tasa turística que pide Espadas ya la aplica en las entradas al Alcázar

 

Las subió en dos euros con idea de dedicar tres millones al patrimonio

Espadas, en su discurso inaugural del IV Foro del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), abogó por que los ayuntamientos españoles, previa reforma de la ley reguladora de las Haciendas Locales, gocen de autonomía “para fijar marcos propios de financiación a través del turismo”. Por tanto, el alcalde, que hasta ahora se ha enfrentado a la negativa en tal sentido de la Junta de Andalucía incluso cuando la gobernaba su propio partido, confía en que el nuevo Gobierno de España, se forme cuando se forme, le dote del instrumento legal para imponer una tasa turística que, según sus propias palabras, se dedicaría a la rehabilitación del patrimonio histórico-artístico, sería de un euro por noche de pernoctación y por tanto se podrían recaudar tres millones de euros anuales, si bien posteriormente elevó su estimación a los cinco millones.

Este asunto ya lo abordamos aquí en noviembre de 2016, en un anterior análisis titulado ‘La tasa (turística) de la discordia’, al que remito. Desde entonces a la fecha se ha producido un significativo cambio en el discurso municipal: ya no se habla de destinar el dinero que se recaude a la promoción de Sevilla y por tanto a captar más turistas mientras se dice de forma contradictoria que hay que luchar contra la masificación de visitantes, sino a la preservación del patrimonio.

Pues en tal caso hay que destacar que en Sevilla ya existe una tasa turística encubierta con tal finalidad y con esa misma previsión de recaudación de tres millones de euros: la subida del precio en dos euros de las entradas del Alcázar (de 9,5 a 11,5 euros), que entró en vigor en enero del año en curso con esa justificación patrimonial de que así se obtendrían más fondos para rehabilitar monumentos de la ciudad.

 

DINERO DEL MONUMENTO

 

Pero, ¿qué garantía existiría de que el dinero de esa tasa turística añadida que ahora pretende Espadas se destinaría a tal fin y no a otro muy distinto? Rememoremos. En 2005, con Monteseirín como alcalde, el Ayuntamiento decidió que con los fondos del Real Alcázar se pagara la conservación de las Casas Consistoriales, motivo por el cual presentó su dimisión como miembro del Patronato del monumento la ex alcaldesa Soledad Becerril, la cual fue secundada por algún que otro personaje ilustre de la ciudad.

El término conservación se convirtió en un cajón de sastre en el que cabía todo, hasta el pago de la reposición de las bombillas que se fundían en la sede de Plaza Nueva.  Cuatro años más tarde (2009), Monteseirín ordenó que seis millones de euros del superávit acumulado en las cuentas del Alcázar se destinaran sin disimulo alguno al pago de gastos corrientes del Consistorio.

Tras el malestar del Patronato por esta política, Monteseirín cambió aparentemente de táctica en 2011 y decidió que el Alcázar transfiriera cada año un millón de euros para la conservación de bienes patrimoniales municipales (concretamente, el Antiquarium, el castillo de San Jorge y el Centro de la Cerámica).

En los ocho años transcurridos desde entonces se debería haber invertido ocho millones en los monumentos citados y tenerlos de dulce en vez de descuidados hasta el extremo de que una de las puertas del Antiquarium se desplomó sobre un grupo de visitantes y causó serias heridas a algunos de ellos y  que ha habido que cerrar durante diversos periodos los bienes sitos en Triana por la falta de aire acondicionado, filtraciones de humedad u otras incidencias.

Y es que los fondos que aparentemente se iban a destinar al patrimonio municipal acabaron, como denunció Ciudadanos, en las cuentas del Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS), que lo utilizó a su antojo y conveniencia, también para el pago de sus gastos corrientes. O sea, lo mismo que había hecho Monteseirín anteriormente en las Casas Consistoriales. Simplemente se cambió el destino del dinero pero no la forma de manejarlo.

 

NUEVO ACUERDO

 

Tras estos antecedentes y debido a la firme posición de los miembros independientes del Patronato del Alcázar, el delegado de Cultura, Antonio Muñoz, declaró en septiembre del año pasado lo siguiente: “La aportación que hacía el Alcázar hasta ahora era de un millón, pero como consecuencia de la subida de las entradas se incrementa a tres (millones) y donde antes iba a la caja común del Presupuesto, ahora se vincula a la rehabilitación de edificios históricos. No se va a poder destinar ni un euro -añadió- a ninguna cuestión que no sea ésta”.

Y es que el Patronato del Alcázar se opuso a que el exceso de recaudación por la subida del precio de las entradas en dos euros se destinara de forma genérica a la promoción de la ciudad y exigió que se empleara en edificios propiedad del Ayuntamiento, preferentemente declarados bien de interés cultural, en situación de conservación delicada, con proyectos ya redactados por Urbanismo para acelerar los trabajos y no concentrándolo todo en un solo inmueble (por ejemplo, en Santa Clara o en Artillería) sino repartiendo el dinero por varios.

Según el texto que se preparó del convenio, el Patronato del Alcázar, una vez formalizadas las recaudaciones mensuales por venta de entradas, ingresará en la entidad bancaria y en la cuenta que le señale el ICAS el importe correspondiente a la liquidación de tres euros por cada entrada general vendida.

 

RETRASO

Se previó en el acuerdo la creación de una Comisión de Seguimiento del destino y uso del dinero que debe estar compuesta por tres miembros del Patronato del Alcázar y por tres del Ayuntamiento, sin que nueve meses después de la subida del precio de las entradas al monumento en dos euros con fines teóricamente patrimoniales se tenga noticia de la constitución de la misma.

Item más, en otra demostración del grado de preocupación del gobierno por el patrimonio en cuyo nombre pide otra tasa turística que añadir a la que ya sin tal nombre aplica a las entradas al Alcázar, ha tardado más de la cuenta en designar a los nuevos miembros del Patronato del monumento declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Tradicionalmente la composición del Patronato se acordaba en el primer Pleno del Ayuntamiento tras el de constitución de la nueva Corporación emanada de las elecciones municipales. Han tenido que pasar más de tres meses desde la toma de posesión de Espadas como alcalde para tal designación, por lo que en este tiempo el órgano de gobierno del principal monumento de la ciudad ha estado tan en funciones como Pedro Sánchez y su gobierno, a la espera no se sabía si de Godot, el personaje de ficción de Samuel Beckett, o de que Benito Navarrete, el principal asesor cultural de Zoido (PP), aceptara por fin su nombramiento como patrono por el alcalde del PSOE, Espadas.

 

INCÓGNITAS

 

Si todo esto ha ocurrido desde hace años con el dinero del superávit del Alcázar, utilizado por el Ayuntamiento para cualquier cosa (mantenimiento de ascensores, equipos de aire acondicionado…) antes que para rehabilitación del patrimonio, ¿qué garantías existen de que no ocurriría lo mismo con la tasa turística patrimonial que propugna Espadas? ¿Quién controlaría el uso del dinero recaudado? ¿Por qué tendrían que recaudarla sólo los hoteleros y pagarla sus clientes y no quienes se alojaran en apartamentos turísticos? La conservación del patrimonio parece una coartada para implantar otros instrumento recaudatorio en la ciudad. Total, como la pagarían los turistas….

Dos euros más por entrar en el Alcázar, uno añadido por cada miembro de la familia y noche de pernoctación en un hotel… ¿Y si un día a los turistas les da por echar cuentas y comparar Sevilla con otros destinos, cercanos o lejanos, más baratos, allí donde no impere sobreprecio alguno?

Cardenal Ilundáin, la calle más rica de Sevilla

INGRESOS

La renta de los hogares allí constituidos supera los 70.000 euros

INDIVIDUAL

Plaza de la Contratación, donde hay más renta por persona

REGIÓN

Avenida, Contratación, Asunción, la Palmera y Plaza de Cuba, entre las más ricas de Andalucía

Cardenal Ilundáin, sita en la zona de Tabladilla y dentro del distrito Sur es, salvo error u omisión, la calle de Sevilla cuyos hogares gozan de una mayor renta, superior en su caso a los 70.000 euros. La sigue la avenida de Italia, en el barrio de Los Bermejales (distrito Bellavista-La Palmera), ya a bastante distancia con 50.000 euros de renta por hogar, según se colige del Atlas de Distribución de Renta en Hogares publicado recientemente por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con datos de las declaraciones de la renta del año 2016 obtenidos tanto de la Agencia Tributaria como de las Haciendas Forales del País Vasco y de Navarra, el INE ofrece en su Atlas información sobre renta media , tanto por persona como por hogar, de ámbitos geográficos de más de cien habitantes. Quedan excluidas las rentas del 0,5% de los hogares más ricos y del 0,5% de los más pobres para evitar distorsiones. Por tanto, el mapa abarca más del 99,8% de la población residente.

Según el estudio, en España hay 150 vecindarios con rentas medias superiores a 29.000 euros y otros 150 que no llegan a 3.000. Entre estos extremos hay más de 35.000 secciones censales (áreas en las que al menos viven 1.500 vecinos).

El diario económico Cinco Días ha desarrollado a partir del Atlas un mapa para destacar las diferencias entre regiones y dentro de una misma ciudad. También ha calculado el percentil de cada sección (dentro de España y dentro de su comunidad autónoma) para averiguar dónde se sitúa entre los más ricos, entre los más pobres o cerca del valor mediano. Así es posible ver que zonas no especialmente ricas en Madrid o Barcelona, por ejemplo, pertenecen al 20% más pudiente de España.

Hemos aplicado esta herramienta a calles de Sevilla elegidas aleatoriamente, ante la evidente imposibilidad material y temporal de ir viendo una por una, para ver el nivel de renta de los hogares que las componen. Salvo error u omisión por nuestra parte, la calle Cardenal Ilundáin, sita en el distrito Sur y cerca de las avenidas de la Palmera y de Manuel Siurot y de los pisos de la Estrella, es la que tiene los hogares con un mayor nivel de renta de la ciudad, superior a los 70.000 euros.

En el segundo lugar de la estadística aparece una calle situada más al Sur, concretamente en el barrio de Los Bermejales (distrito Bellavista-La Palmera), cuyos hogares tienen 59.035 euros de renta. El tercer lugar en el podio lo ocupa la comercial calle Asunción, en el distrito de Los Remedios, donde la renta por hogar se eleva a 58.951 euros. El cuarto puesto es para la avenida de la Palmera, con 54.258 euros por hogar.

A continuación figura un grupo de cinco vías públicas en los que la renta por hogar es de 51.192 euros: la calle Porvenir, en el barrio del mismo nombre; San Fernando, Luis Montoto, la avenida de La Buhaira y Ramón y Cajal.

La zona con más renta por persona es la Plaza de la Contratación. Con sus 20.657 euros por individuo residente supera los 20.111 de la calle Cardenal Ilundáin.

Media docena de calles sevillanas pueden englobarse en el exclusivo grupo del 1% de las que tienen hogares con más renta de Andalucía: Cardenal Ilundáin, Asunción, Avenida de la Palmera, Plaza de la Contratación, Plaza de Cuba y Avenida de la Constitución.

Por otra parte, la Plaza de la Contratación está en el 3% de las calles con hogares de más renta de España. Las calles Cardenal Ilundáin y Asunción, en el 4%. La avenida de la Constitución, la avenida de La Palmera y la Plaza de Cuba figuran en el 5% de las españolas con hogares de mayor renta.

Las calles con más renta de Sevilla

Calle Renta Persona Hogar España Andalucía

Card. Ilundáin 20.111 70.175 En el 4% En el 1%

Avda. Italia 15.858 59.035 En el 10% En el 4%

Asunción 19.920 58.951 En el 4% En el 1%

Avda. Palmera 18.288 54.258 En el 5% En el 1%

Porvenir 17.910 51.263 En el 6% En el 2%

San Fernando 15.808 51.192 En el 10% En el 4%

Luis Montoto 15.808 51.192 En el 10% En el 4%

Avda. Buhaira 15.808 51.192 En el 10% En el 4%

Ramón y Cajal 15.808 51.192 En el 10% En el 4%

Pza. Contratación 20.657 51.063 En el 3% En el 1%

Pza. de Cuba 18.583 50.912 En el 5% En el 1%

Ava. Constitución 18.811 47.623 En el 5% En el 1%

San Jacinto 15.936 43.589 En el 10% En el 3%

Bueno Monreal 15.936 43.589 En el 10% En el 3%

Rca. Argentina 15.643 40.020 En el 11% En el 4%

Tetuán 12.611 34.106 En el 26% En el 11%

Velázquez 12.611 34.106 En el 26% En el 11%

Antioquía 11.622 32.442 En el 35% En el 14%

Sierpes 12.670 32.397 En el 26% En el 10%

Alameda 10.271 31.754 Mediana En el 22%

Betis 13.445 31.506 En el 20% En el 8%

Pza. Nueva 11.086 30.569 En el 41% En el 17%

Gran Plaza 9.972 30.559 Mediana En el 25%

Avda. Andalucía 9.972 30.559 C. mediana En el 25%

Monsalves           10.722 29.806 C. mediana En el 19%

Pza. Duque           10.808 28.530 C. mediana En el 19%

Tajo           10.808 28.530 C. mediana En el 19%

Eduardo Dato 9.043 26.773 En el 36% En el 31%

Pza. Encarnación 9.712 26.231 C. mediana En el 27%

Genaro Parladé 9.700 24.346 C. mediana En el 27% 

Reina Mercedes   10.151 23.097 C. mediana En el 23%

Sevilla versus Cracovia

En la ciudad polaca vaciaban las papeleras del parque hasta los domingos por la tarde

Triple limpieza de una plaza: dos con agua a presión y otra más con barrido manual

 

La suciedad se ha convertido, brote de listeriosis aparte, en el gran tema de debate en la ciudad tras la vuelta de las vacaciones de verano. La percepción general es que Sevilla está más sucia que nunca, aunque por lo que se lee y lo que se oye esta suciedad parece de origen desconocido, como si los sevillanos no tuvieran arte ni parte en la misma y la responsabilidad de este estado de cosas fuera únicamente de Espadas, de su gobierno y de Lipasam.

Al parecer, ninguno de nosotros arrojamos papeles u otro tipo de residuos a la vía pública, dejamos  cáscaras de pipas al lado de los bancos en los parques, no recogemos los excrementos de las mascotas (hay más de 50.000 en la urbe, entre perros, gatos y otros animales), abandonamos las bolsas de basura fuera de los contenedores ni tenemos ninguna otra conducta incívica de la larga lista relacionadas con el ahora denominado medio ambiente urbano. Eso siempre lo hace un tercero con el que no tenemos nada que ver.

No es de extrañar que se haya recrudecido el debate sobre la suciedad/limpieza de Sevilla tras las vacaciones de verano porque es la época en que los sevillanos tienen más tiempo y oportunidad de viajar fuera, de conocer otras urbes en España y/o en el extranjero y de comparar el aspecto que presentan sus calles, plazas y parques con el de los nuestros. Generalmente acaban con un sentimiento de pesadumbre e indignación al ver la diferencia. A favor de las ciudades que visitan, obviamente.

CRACOVIA

 

Veamos el caso de Cracovia (Polonia), una urbe un poco más grande que Sevilla (767.348 habitantes frente a los 688.711 sevillanos) que ha ostentado la capitalidad europea de la cultura gastronómica, de la que salió su cardenal Karol Wojtyla para ser elegido Papa bajo el nombre de Juan Pablo II (es una figura carismática y de culto allí) y cuyo Casco Antiguo y su contiguo barrio judeo-cristiano de Kazimierz están declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Sólo en estas dos zonas hay al menos doscientos bienes patrimoniales de interés histórico-artistico dignos de conocer.

El Casco Antiguo, coronado por la colina de Wawel con vistas al río Vístula y en la que se asientan el castillo y la fastuosa catedral, es la almendra de la ciudad. Mide unos 1.700 metros de longitud de una punta a otra y  unos 740 de anchura, algo así como el equivalente a la distancia entre la Puerta de Jerez y la Plaza de San Lorenzo por un lado y entre la Plaza de la Encarnación y el puente de Triana por otro.

 

ANILLO VERDE

 

Las murallas que protegían esta almendra fueron demolidas en su mayor parte, como las nuestras, pero en vez de construir sobre el espacio resultante una ronda de circunvalación para el tráfico, como aquí, allí crearon un anillo verde denominado Planty, lleno de árboles, plantas y flores. Está articulado por un sendero asfaltado -lástima lo del alquitrán- para el paseo de viandantes y ciclistas y flanqueado por bancos dedicados a figuras de la cultura polaca y universal. Por ejemplo, hay uno que lleva el nombre del poeta argentino Juan Gelman.

En este anillo verde de 21 hectáreas de superficie y unos 4 kilómetros de longitud, para sorpresa de mis acompañantes y mía propia, este verano no se veían siquiera hojas secas caídas en el sendero, en las praderas, en las rosaledas y en las lagunas del parque. El aspecto, en todas las veces que lo recorrimos en distintos días y horas, era impoluto y no tuvimos más remedio que comparar la diferencia con el parque de María Luisa.

En Planty hay papeleras artísticas de hierro forjado giratorias. Pues bien,  un domingo hacia las 19 horas vimos pasar una cuadrilla de operarios de la limpieza armados con grandes bolsas negras. Con un simple movimiento de mano daban la vuelta a las papeleras y vaciaban su contenido en las bolsas. Todo de una forma rápida y sencilla. Y subrayo: un domingo a las 7 de la tarde. ¿Qué pasa en Sevilla un domingo a esa hora en materia de limpieza?

Cracovia es una ciudad mucho más turística que Sevilla. Recibe unos 10 millones de visitantes  al año, casi cinco veces más que nosotros. Pese a esa masificación y a que la denominada ruta real (desde la iglesia de San Florián, en la que estuvo de párroco Juan Pablo II, hasta la colina de Wawel pasando por la enorme Plaza Mayor, de 200 x 200 metros) está habitualmente de bote en bote de gente no se veían residuos por el suelo.

 

COMO LA EXPO

 

Aparte del mayor civismo y amor por su ciudad de los nativos, atribuyo este grado de limpieza a lo que denomino el efecto Expo en los turistas. Recordarán que el recinto de la Exposición Universal de 1992 en la isla de la Cartuja se mantuvo con una limpieza exquisita hasta casi el final. Los responsables de la Muestra dispusieron un sistema de barrido y de recogida de residuos prácticamente en continuo, de modo que los visitantes, al ver todo tan pulcro, sentían pudor de pensar siquiera en arrojar un papel al suelo.

Fue el resultado de un factor de psicología colectiva. Si la gente veía limpieza a su alrededor se comportaba de manera cívica  para no señalarse ante los demás, pero si se dejaba que las calles de la isla presentasen visos de suciedad, gradualmente los visitantes perdían el impulso de reprimirse y empezaban a dejar huellas de su paso en forma  de basura. Por tanto, en esta cuestión creo que impera bastante el dicho de “donde fueres, haz lo que vieres”. Si te ves rodeado de un ambiente limpio, instintivamente te contienes para no ensuciar. Así vimos también que funcionaban en Lausana (Suiza) cuando acompañamos a la entonces alcaldesa Soledad Becerril a la presentación de la candidatura olímpica de Sevilla: nos admiramos todos al ver la pulcritud que reinaba en la ciudad, en la cual ¡ni siquiera había papeleras en las calles!

CABALLOS

Volvamos a Cracovia. Allí también tienen coches de caballos para pasear a los turistas por el Casco Antiguo. Los animales, tipo percherones y no tan estilizados como los nuestros, van enjaezados a coches blancos decorados con diversos motivos o de vistosos colores, y los cocheros van perfectamente vestidos con una indumentaria típica de aquellos lares, en comparación con el desaliño de los cocheros sevillanos.

Los coches se alinean en una larga fila en la Plaza Mayor (Rynek Glówny) y casi enfrente de la maravillosa basílica de Santa María. Allí no había ni rastro ni olor de excrementos de caballo, ni tampoco a lo largo de la ruta habitual por la calle Glodzka hasta Wawel. Cómparese con el aspecto del entorno de nuestra Catedral y del Archivo de Indias y con los cagajones que habitualmente nos encontramos allí y en la calle de San Gregorio, en la ruta al Alcázar.

En la plaza del pintor Jan Matejki, que salvando las distancias y estilo podríamos equiparar en longitud a la sevillana de San Francisco, se hallan el monumento conmemorativo de la batalla de Grundwal y, a sus pies, la tumba del soldado desconocido, donde a principios de agosto se depositaron decenas de coronas y de ramos de flores.

Al día siguiente, hacia las 13 horas, se presentó allí una cuadrilla de trabajadores de la limpieza. Dado que la plaza aparecía ante nuestros ojos perfectamente limpia pensamos que habían ido a retirar los ramos de flores antes de que deslucieran marchitos, pero no. Apoyados por una cuba y armados con una máquina que esparcía el líquido a presión, primero le dieron una pasada al suelo a toda pastilla  con una sustancia jabonosa.

Una vez enjabonada la superficie la aclararon también con agua a presión y dirigieron la mezcla resultante hacia las alcantarillas de evacuación. Y, por último, un barrido manual para que no quedara resto alguno. Una triple actuación que dejó refulgente tan emblemático lugar. Y una vez más nos acordamos de Sevilla, donde parece que se ha perdido hasta la conjugación del verbo baldear.

 

Y no vimos allí a ningún operario, como los nuestros,  con sopladora en ristre, esos artefactos antiecológicos por el ruido que hacen, la contaminación que causan y la alérgica polvareda que forman para agrupar las hojas y otros residuos en las calles, como si nunca hubieran existido las escobas de toda la vida.

 

¿Por qué Cracovia estaba limpia y vemos, como tantos otros convecinos, Sevilla sucia a nuestro regreso? Primero, porque los cracovianos y sus visitantes no ensucian la urbe polaca como nosotros la nuestra y, segundo, porque Cracovia es limpiada con mucha mayor frecuencia e intensidad que Sevilla.

El tranvía de Sevilla ha perdido en el verano de 2019 un 2% de sus viajeros

CONTRASTE

En comparación, la demanda general de las líneas de Tussam ha subido un 4%

EVOLUCIÓN

La media sigue siendo inferior a 10.000 pasajeros diarios

INCUMPLIDO

Se anunció que con la ampliación a San Bernardo llegaría a 18.400

 

La empresa municipal de transportes Tussam ha transportado durante los meses centrales del verano, julio y agosto, 9,78 millones de viajeros, lo que ha supuesto 379.776 más que en el mismo periodo del año anterior (un +4,04%). La línea 2, Barqueta-Heliópolis, con casi 900.000 usuarios, ha sido la más demandada, y la especial al aeropuerto de San Pablo, la que más ha crecido, con un 14%.

El reverso negativo de la moneda continúa siendo, balance estadístico tras balance, la línea del tranvía entre la Plaza Nueva y la estación de San Bernardo, que no deja de perder viajeros. De los 241.585 que transportó en julio del año pasado se ha evolucionado a 236.375 en julio del año en curso (5.210 menos, con una caída del 2,16%). Y de los 181.293 de agosto de 2018, a 177.228 el mes pasado, con una pérdida de 4.065 (-2,25%):

El problema añadido es que durante el mismo periodo de 2018 también se registró una caída en el número de usuarios en comparación con el año precedente de 2017: 10.082 en total (9.275 entre ambos meses este año).

En el acumulado del año en curso sólo hay dos meses en los que ha crecido la demanda de viajeros del tranvía en vez de bajar, marzo y abril, lo que se corresponden con las grandes fiestas primaverales de la ciudad. En el resto de los meses hasta ahora la cifra de usuarios ha caído, en línea con la tendencia general que se viene observando en este medio de transporte en los últimos años.

Como se recordará, para tratar de justificar el gasto en la ampliación de la línea desde el Prado de San Sebastián hasta San Bernardo, que elevó el coste total hasta la fecha a 93 millones de euros, el entonces alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, aseguró que conforme a los estudios previos realizados el tranvía llegaría a transportar una media de 18.400 pasajeros cada día. Por tanto, un total de 6.716.000 anuales.

La realidad ha sido la contraria. En lo que va de año la demanda ha bajado a 9.777 diarios desde los 10.291 de enero-agosto del año 2017. La conclusión es obvia: el número de usuarios es prácticamente la mitad de lo prometido en su día por Monteseirín invocando aquellos estudios previos. Y en vez de 6.716.000 viajeros anuales, el tranvía acabó el año pasado con 3.816.022 (un 43% menos de lo previsto).

Dado que en los ocho primeros meses del año en curso ha transportado 2.375.882 viajeros, para igualar al menos la cantidad del año pasado en los cuatro meses que faltan para que termine 2019 del tranvía tendría que transportar 1.440.140, a un promedio de 11.804 diarios. Es decir, 2.027 pasajeros más cada día, un reto que depende de la afluencia estudiantil con el regreso a las aulas a partir del otoño y de la de personas al Centro con motivo de las fiestas navideñas.

Demanda de viajeros del tranvía

(Enero-Agosto)
Año 2017 2018   2019
Enero 333.553 319.749 314.939
Febrero 321.939 315.109 307.199
Marzo 398.140 354.674           356.591
Abril 367.896 325.573           331.258
Mayo 329.605 359.867 350.202

Junio 316.555 303.255 302.090

Julio 244.061 241.585 236.375
Agosto 188.899 181.293 177.228
TOTAL        2.500.648         2.401.105         2.375.882
Media/día   10.291     9.881     9.777

SAS unirá Sevilla y Estocolmo con un vuelo directo semanal desde febrero de 2020

El trabajo conjunto realizado por el Ayuntamiento, a través de Turismo de Sevilla, y la compañía aérea Scandinavian Airlines (SAS) para el lanzamiento de una ruta directa entre el área geográfica escandinava y el Aeropuerto de San Pablo ha dado sus frutos. Así, a partir del 29 de febrero de 2020, las ciudades de Sevilla y Estocolmo estarán unidas por un vuelo semanal todos los sábados hasta el 16 de mayo de 2020. Se trata de la primera ruta regular entre Sevilla y Suecia, informa en un comunicado la Corporación Municipal hispalense.

El avión que operará esta nueva ruta será un Airbus 320neo, con 180 asientos. Se trata de un avión de nueva generación, con una reducción del 20% en las emisiones contaminantes y una cabina más confortable, con enchufes USB en cada asiento, WiFi de alta velocidad, luz ambiente y un 50% menos de ruido. En la temporada de invierno (Febrero-Marzo), el vuelo saldrá los sábados del aeropuerto de Estocolmo a las 13.25 y llegará a Sevilla a las 17.50, y saldrá del Aeropuerto de San Pablo a las 18.40, con llegada a Estocolmo a las 22.55 horas. En la temporada de primavera (abril-mayo), el horario será de salida del aeropuerto de Estocolmo a las 15.00 horas, mientras que desde Sevilla con destino Suecia saldrá a las 20.15 horas. SAS ha optado así por comenzar con esta temporada específica y, en función de los resultados, prevé extender la temporada del vuelo en el futuro, así como estudiar otras rutas desde Escandinavia hacia Sevilla.

El trabajo conjunto entre Turismo de Sevilla y SAS se inició el pasado mes de abril durante la cita profesional de la aviación Routes Europe, que se  celebró en Hannover, donde Turismo de Sevilla mantuvo reuniones de trabajo con aerolíneas y distintos aeropuertos para reforzar la conectividad aérea de la ciudad. Este encuentro se produjo además pocos días después de la celebración del Consejo Mundial de Viajes y Turismo, (WTTC, por sus siglas en inglés) en Sevilla, donde el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, mantuvo más de una veintena de reuniones de trabajo con empresas hoteleras, turoperadores, aerolíneas, agencias de viajes o navieras para reforzar la conectividad de la ciudad.

Con esta ruta, Sevilla se convierte en el séptimo destino español para SAS, tras Málaga, Alicante, Mallorca, Gran Canaria, Tenerife y Barcelona y desde la compañía consideran que el periodo de primavera en que operará la ruta es “altamente atractivo para los turistas escandinavos interesados en la práctica del golf y otras modalidades deportivas”. A ello se suma el objetivo de la aerolínea escandinava de promocionar la asistencia a grandes eventos como la Semana Santa o la Feria de Abril.

Con vistas a esta conexión aérea, que se ha retrasado más de lo esperado, publiqué  ‘Mi Guía práctica de Estocolmo para ahorrar tiempo y dinero’, accesible a través de Amazon:

Mi Guía práctica de Estocolmo para ahorrar tiempo y dinero

 

 

Sevilla tiene en marcha 15 nuevos hoteles de cuatro o cinco estrellas con una inversión de 63 millones

PRINCIPAL

Casi 17 millones costará uno de nueva planta en el barrio de San Bernardo

ENCARNACIÓN

Sacyr se suma a la fiebre con un proyecto para la antigua Hacienda municipal

EXCÉNTRICOS

Cuatro establecimientos se construirán fuera del distrito Casco Antiguo

El ‘boom’ turístico que vive Sevilla desde hace varios años es causa/efecto para el desarrollo, en distinto grado de tramitación/ejecución, de quince nuevos hoteles de cuatro o cinco estrellas, según los datos registrados por la Gerencia de Urbanismo. La mayor parte de estos proyectos se basan en la rehabilitación de edificios en desuso o deteriorados y supondrán una inversión de 63.370.000 euros sólo en obras, sin contar las cantidades que se destinen a mobiliario, interiorismo y otros. Un aspecto descatable es que la fiebre hotelera empieza a extenderse más allá del Casco Antiguo, a otros distritos de la ciudad.

De los quince nuevos proyectos, once se materializarán en el Centro (Casco Antiguo), cifra que supone el 75% del total; dos, en Nervión, uno en San Pablo-Santa Justa y otro en el distrito de Los Remedios. La relación de proyectos hoteleros que van a multiplicar la oferta de alto nivel de Sevilla es la siguiente:

CASCO ANTIGUO

Calle Lagar Nº 2 (Antiguo edificio Vilima). Hotel de 4 estrellas. La Gerencia de Urbanismo concedió licencia de obras para la rehabilitación de este edificio el 7 de marzo de 2018.  Está pendiente de licencia de ocupación. El proyecto recoge la adecuación de este inmueble a un nuevo uso como hotel de cuatro estrellas con 72 unidades de alojamiento y una inversión estimada de 5 millones de euros, cantidad correspondiente al presupuesto del proyecto original (sin el reformado).

Plaza de la Magdalena 1 y Edificio anexo en calle Rioja Nº 26  (Edificio antiguo Anexo de El Corte Inglés). Hotel de 5 estrellas. Urbanismo concedió el 7 de noviembre de 2018 licencia de obras de rehabilitación de edificio terciario existente, con uso anterior comercial, para destinarlo a uso de hotel de cinco estrellas y local comercial. El hotel contará con 89 habitaciones, de las que 12 serán suites de lujo, así como con amplias zonas comunes, varios restaurantes y un gimnasio, así como un bar y un rooftop. Entre las transformaciones que plantea el proyecto de nuevo hotel se encuentra la modificación por completo de las fachadas del edificio, a la Plaza de la Magdalena y las calles Itálica, O´Donell y José de Velilla, adaptándose a los criterios generales del PGOU. La inversión estimada para las obras del proyecto constructivo original (sin incluir el reformado) de este nuevo hotel ronda los cuatro millones de euros. Las obras se encuentran actualmente en ejecución.

Calle Fernández y González, 4 (Antiguo Banco Andalucía). Hotel de 4 estrellas. La Gerencia de Urbanismo concedió licencia de obras para la rehabilitación de este edificio con destino a uso hotelero el 8 de agosto de 2017. Debido que se trata de un inmueble fuera de ordenación no se pueden acometer obras de ampliación que suponga un incremento de edificabilidad. Bajo esta premisa, se adecuará el edificio a la actividad de establecimiento hotelero con bajo comercial. El edificio, de estilo racionalista, conceptualmente imita al edificio que lo colinda respondiendo tipológicamente a una arquitectura del siglo XIX donde la planta baja tiene grandes alturas con un lobby de tipo señorial, incorporando un vestíbulo de grandes dimensiones presente en edificios representativos de la ciudad como hoteles, teatros, etc. La propuesta que se plantea mantiene y refuerza la coherencia del edificio en base a su diseño original.  Presupuesto, 4.100.000 euros. Las obras están actualmente en marcha y en un alto grado de ejecución.

Calle Ortiz de Zúñiga, 8, esquina a Morería 2 y 4. Hotel de 5 estrellas. Urbanismo concedió el 7 de febrero de 2018 licencia de obras, conservación y mantenimiento para adecuar el edificio al uso hotelero, con restaurante en planta baja. Se diseñará buscando funcionalidad y confort, dotándolo de personalidad y elegancia para un entorno en pleno centro histórico de Sevilla con mucho potencial turístico. El hotel constará de 35 habitaciones. Se repartirán entre planta primera, segunda y tercera y tendrán espacios muy amplios. El hotel estará dotado de mobiliario de diseño y materiales de alta calidad. Tendrá todo tipo de instalaciones, equipamientos y tecnologías. Además tendrá una amplia gama de servicios como restaurante, salón social, un gran vestíbulo-recepción en planta baja, bar-cafetería, piscina, y solarium. Presupuesto, 2.500.000 euros. Las obras están iniciadas.

Calle Reyes Católicos 23. Hotel de 4 estrellas. La Gerencia de Urbanismo concedió el 30 de mayo de 2018 licencia de rehabilitación del edificio existente en dicha dirección (del siglo XIX), desarrollado en 3 plantas más ático, para destino a establecimiento terciario hotelero (en las tres plantas) y local para uso recreativo (sala de fiestas) en planta baja. Presupuesto,  1.600.000 euros. Las obras están en ejecución.

Calle Puente y Pellón, 22 y calle Buiza y Mensaque, 3 Antiguos Almacenes Arias). Hotel de 4 estrellas. La licencia de obras fue otorgada el 27 de marzo de 2019. El proyecto plantea la reforma de este inmueble, compuesto de dos edificios unidos, en su conjunto.. La edificación cuenta con planta baja, planta primera y planta segunda, con patios interiores de diverso tamaño y tres escaleras principales. La reforma con licencia concedida se ha planteado sin alterar fachadas, superficies construidas, volúmenes, escaleras ni patios del edificio existente. No se interviene a nivel estructural. La actuación se centra en la redistribución de los espacios interiores y en la adecuación de las instalaciones existentes, además de otras que resulten necesarias, así como nuevos revestimientos.  El futuro establecimiento hotelero, impulsado por la entidad Hotel Cetina, S.L. contará con 38 habitaciones y tendrá su entrada principal por la calle Puente y Pellón. El presupuesto de ejecución material de las obras planteadas asciende a 600.000 euros. Obras actualmente en ejecución.

Plaza de San Francisco 11 y 12. Hotel de 5 estrellas.  La actuación se pretende realizar sobre los tres edificios que ocupan la totalidad de las parcelas 11 y 12 de la Plaza de San Francisco (antigua sede de Bankia), más la parcela 36 de la calle Álvarez Quintero (a la espalda de las anteriores). El establecimiento contará con 28 habitaciones, spa, gimnasio, cafetería y restaurante. El presupuesto de ejecución material es de 2.500.000 euros. La licencia de obras está en tramitación. La Comisión Provincial de Patrimonio de la Junta de Andalucía ha pedido a la promotora, Millenium Hotels Real Estate, más información al surgir dudas sobre la agregación de inmuebles y la edificabilidad.

Plaza de Molviedro 1,2,3,4 y Santas Patronas 47 y 49. Hotel de 4 estrellas. Licencia otorgada el 27 de diciembre de 2018. La propuesta técnica incluye recuperar parte de la muralla islámica que se encuentra dentro de las parcelas para su integración en el proyecto como elemento principal. La actuación a llevar a cabo no incrementa la superficie construida ni la edificabilidad existente. Están previstas un total de 70 unidades de alojamiento. Presupuesto, 4 millones de euros. Obras iniciadas.

Calle Monsalves, 4. Hotel de 4 estrellas promovido por Hygge Sevilla S.L.U. La Gerencia de Urbanismo concedió el 5 de abril de 2018 licencia de obras de rehabilitación del actual edificio desarrollado en tres (3) plantas, para su cambio de uso de residencial a terciario (hotel). Una vez iniciadas las obras, Urbanismo emitió una orden de paralización de las mismas (16 de julio de 2018) tras detectar que se habían demolido en el inmueble elementos protegidos sin la debida autorización para ello. Entre las demoliciones ejecutadas se encuentran el núcleo zaguán-escalera-patio y el tipo de cubierta, elementos ambos a proteger según la ficha de catálogo. En consecuencia, la Gerencia incoó el correspondiente expediente sancionador. El promotor de la actuación presentó un proyecto reformado para la legalización de lo realizado. Dicho proyecto de legalización ha sido autorizado por la Comisión Ejecutiva de Urbanismo el 23 de julio de 2019 (previo informe favorable de la Comisión Provincial de Patrimonio). El mismo consiste en la reconstrucción de las partes del inmueble que fueron demolidas sin ajustarse a la licencia de obras. En la actualidad, la orden de paralización de las obras se ha levantado por Urbanismo, y se ha autorizado la continuación de las mismas.

La intervención se realiza sobre una casa señorial de principios del siglo XX. El planteamiento es que el futuro hotel de cuatro estrellas acoja un total de 15 habitaciones. El presupuesto del proyecto original, más el reformado para legalización de lo ejecutado al margen de la licencia, asciende a 1.500.000 euros.

Plaza de la Encarnación 24 (Antigua sede de la Hacienda municipal cedido por el Ayuntamiento a Sacyr en el proyecto de las Setas de la Encarnación). Hotel de 4 estrellas promovido por Sacyr Construcción Plaza de la Encarnación SLU. La Gerencia de Urbanismo ha concedido el 19 de agosto de 2019 licencia de obras de reforma del edificio existente para la adecuación de parte de las plantas baja y sótano y las plantas sobre rasante al uso de hotel de cuatro estrellas con 94 habitaciones, piscina en cubierta en el nivel de planta sexta, siendo los usos previstos bajo rasante complementarios del hotel y garaje con un total de 11 plazas de aparcamiento para vehículos de cuatro ruedas. Presupuesto, 2.570.000 euros.

Calle Trajano, 2 (antigua sede de la Cámara Agraria) . Hotel de 5 estrellas gran lujo, promovido por Novosinda SL. Licencia en tramitación. En el proyecto se prevé la rehabilitación de este edificio del siglo XIX de estilo clasicista decimonónico. El programa se desarrolla en todas las plantas que tiene disponibles actualmente el inmueble, es decir Baja+3. Se proyecta además la ejecución de un sótano para instalaciones. El presupuesto de ejecución material asciende a 2.100.000 euros.

DISTRITO SAN PABLO-SANTA JUSTA

Calle Vara del Rey, 8. Hotel de 4 estrellas. La Gerencia de Urbanismo concedió el 30 de mayo de 2018 licencia de obras de nueva planta desarrollada en planta baja más dos mediante la reconstrucción de la tipología edificatoria histórica preexistente en el solar (corral de vecinos) para uso de hotel de 4 estrellas y dos plantas de sótano para aparcamientos y servicios complementarios, así como obras de reforma parcial para vinculación funcional en planta baja y mancomunación de las dos plantas de sótano con el hotel existente de la parcela colindante.

El proyecto a desarrollar en la parcela sita en la Calle Vara del Rey, 8 y Calle Arroyo, 43, colindante con la finca sita en la Calle José Laguillo, 8, en la que existe el hotel de 4 estrellas Catalonia Santa Justa, consiste en una ampliación del programa de éste, por el cual se propone la construcción de nuevas habitaciones, 51, zonas comunes para clientes, sala, gimnasio y SPA, y 32 plazas de aparcamiento de vehículos. La nueva edificación se comunicará con la edificación actual en tres puntos. El presupuesto de ejecución material de las obras previstas asciende a 3.700.000 euros. Las obras están en marcha.

DISTRITO NERVIÓN

Calle Juan de Mata Carriazo s/n (barrio de San Bernardo). Hotel de 4 estrellas promovido por Pontegran SL. que obtuvo licencia de obras el 30 de julio de 2019. El edificio se levantará en una parcela, de 2.683 m2 de superficie localizada entre las calles Juan de Mata Carriazo, Pintor Juan Miguel Sánchez, Jardineras y la Avenida de Málaga. Se dispondrá alineado a estos cuatro viales que delimitan la parcela y contará con un espacio libre interior de superficie algo superior al 20 % de la total. La nueva edificación, que se destinará en su totalidad al uso hotelero, se desarrollará en seis plantas sobre rasante (baja +5) en las crujías alineadas a las calles Juan de Mata Carriazo y Pintor Juan Miguel Sánchez, y cinco plantas sobre rasante en las crujías alineadas a las calles Jardineras y Avenida de Málaga.

Las habitaciones del futuro hotel se dispondrán entre las plantas segunda a quinta, contando cada una de ellas con 42 habitaciones. En la planta baja, por su parte, se localizarán los accesos, la recepción, servicios, cafetería, restaurante y zonas generales de uso público. La entrada principal al edificio se realizará desde la calle Juan de Mata Carriazo. Presupuesto,  16.700.000 euros.

Calle San Alonso de Orozco, 4 (antiguo convento de San Agustín). Hotel de 4 estrellas. Para poder desarrollar el  proyecto hotelero era preciso la redacción y aprobación de un Plan Especial de Protección del antiguo Convento (instrumento de ordenación urbanística necesario para la realización de obras de reconstrucción y/o ampliación para la puesta en valor de inmuebles catalogados con el mayor nivel de protección patrimonial (nivel “A”), cual es este caso). Dicho Plan Especial de Protección fue aprobado definitivamente por el Pleno del Ayuntamiento de Sevilla de fecha 29 de marzo de 2019. Ese mismo mes, la Gerencia de Urbanismo concedió a la entidad Convento de San Agustín SL  una licencia de obras para llevar a cabo trabajos de movimiento de tierras en la finca para una intervención arqueológica de carácter preventivo. No consta que se haya presentado el proyecto de ejecución de las obras del futuro hotel en la Gerencia de Urbanismo. El presupuesto previsto de la rehabilitación es de seis millones de euros.

DISTRITO LOS REMEDIOS

Avenida República Argentina Nº 23. Hotel de 4 estrellas promovido por Insur Patrimonial SLU.  Urbanismo concedió el 28 de abril de 2019 licencia de obras de reforma parcial de edificio existente, con cambio de uso de oficinas a hotel de 4 estrellas.  Contará con 133 habitaciones. Entre las actuaciones previstas se incluye la redistribución interior de todas las plantas para adaptar el edificio al nuevo uso hotelero, la apertura de patios interiores para  dotar de iluminación y ventilación natural a las estancias habitables y, la redistribución de los espacios existentes en la planta sótano para adecuarlos a nuevas actividades previstas como gimnasio, spa, cuartos técnicos y otros. Presupuesto, 6.500.000 euros. Las obras ya se iniciaron.

Inversiones en nuevos proyectos hoteleros

Proyecto Inversión

Antiguos almacenes Vilima 5.000.000

Antiguo El Corte Inglés Magdalena 4.000.000

Antiguo Banco de Andalucía 4.100.000

Calle Ortiz de Zúñiga 2.500.000

Calle Reyes Católicos 1.600.000

Antiguos Almacenes Arias   600.000

Plaza de San Francisco 2.500.000

Plaza de Molviedro 4.000.000

Calle Monsalves 1.500.000

Antigua Hacienda Municipal Encarnación 2.570.000

Antigua Cámara Agraria 2.100.000

Antiguo Convento de San Agustín 6.000.000

Calle Vara del Rey 3.700.000

Calle Mata Carriazo         16.700.000

Avenida República Argentina 6.500.000

TOTAL         63.370.000

Nota.- Cifras, en euros.

El caso Magrudis

Su inscripción en el Registro Alimentario de la Junta dotó a Magrudis de apariencia de legalidad

El doble control de la Junta y del Ayuntamiento ha servido para una anulación mutua

 

Susana Serrano, portavoz del grupo Adelante, ha declarado que la empresa Magrudis, fabricante de la carne mechada y de otros productos cárnicos contaminados que han causado el brote de listeriosis, operó sin licencia municipal durante los últimos años (desde 2013 a 2015) del gobierno de Zoido y prácticamente durante los primeros cuatro (2015-2019) del mandato de Espadas “sin que saltara una alarma”. La portavoz ha exigido la creación de una comisión de investigación para determinar si se han producido una cadena de errores y un fallo de los protocolos existentes, a fin de evitar su repetición en el futuro.

Partiendo de la base de que Magrudis es el responsable de los efectos de la carne mechada contaminada por la bacteria de la listeria y no el Ayuntamiento ni la Junta de Andalucía, vamos a tratar de seguir su rastro.

El Registro Mercantil refleja que se constituyó el 20 de junio de 2013 con un capital de 3.005 euros; con el objeto social del comercio al por mayor y menor de carne, embutidos y derivados y con domicilio en el polígono industrial El Pino.

Tras el estallido del brote de listeriosis el Ayuntamiento de Sevilla ha revelado que Magrudis logró darse de alta en el Registro de Empresas Alimentarias de la Junta de Andalucía en el año 2015 pese a que carecía de la preceptiva licencia de actividad municipal.

 

AÑOS OSCUROS

 

La primera cuestión que se plantea es qué ocurrió en los dos años que pasaron entre la constitución oficial de la empresa y su inscripción en el Registro de Empresas Alimentarias de la Junta, ya que la misma es obligatoria para todas las empresas y establecimientos alimentarios, sin la cual teóricamente Magrudis no podría haber desarrollado ninguna actividad entre 2013 y 2015, salvo que hubiera esperado inactiva esos dos años hasta su inscripción en el Registro dependiente de la Junta de Andalucía o hubiera actuado de forma clandestina.

Ý es que el Decreto 61/2012, de 13 de marzo, que firmaron Griñán como presidente de la Junta y María Jesús Montero como consejera de Salud, regulaba el procedimiento de la autorización sanitaria de funcionamiento y, atención, la comunicación previa de inicio de actividad de las empresas y establecimientos alimentarios, además de la creación del propio Registro de Empresas (Boletín Oficial de la Junta Nº 60, del 27 de marzo de 2012, página 20 y siguientes).

En los formularios de inscripción que acompañan al Decreto en el Boja no se exige expresamente la acreditación de ningún permiso  municipal previo. Parece que, como el valor en el Servicio Militar, se presupone que ha sido ya obtenido por la empresa solicitante, porque en caso contrario se piensa que no se le ocurriría pedir su inscripción en el Registro Alimentario. Sólo hay un apartado, a cumplimentar por la propia empresa, titulado ‘Autorización documentos en poder de otras Administraciones’, en que se autoriza a la Junta a que pueda recabar de otras Administraciones Públicas los siguientes documentos (pero no se enumera ninguno, ya que el apartado está en blanco) o la información contenida en los mismos y disponible en soporte electrónico.

 

CUESTIÓN CLAVE

 

Por tanto, es clave verificar cómo cumplimentó – y si la Consejería de Salud de la Junta aceptó o no- Magrudis la solicitud de Autorización Sanitaria de Funcionamiento e Inscripción en el Registro General Sanitario de Empresas Alimentarias y Alimentos si no acreditó que contaba con la licencia de actividad municipal, ¿o sí?. De lo que expresamente se preocupa el formulario de la Junta es que se acredite la representación legal (en este caso, de Magrudis) que ostenta; copia debidamente autenticada del acto constitutivo de la sociedad (su creación ante notario y/o inscripción en el Registro Mercantil) y el pago de la tasa correspondiente.

Así pues, esencialmente basta con inscribirse en el Registro Mercantil para obtener a continuación la inscripción en el Registro de Empresas Alimentarias de la Junta y poder operar en el mercado ya con este papel oficial, sin necesidad de obtener ninguna licencia previa del Ayuntamiento. Y, efectivamente, en ese mismo año 2015 un inspector de la Junta de Andalucía visita la fábrica de Magrudis y la califica con la letra B por su nivel de riesgo.

Al año siguiente, en noviembre de 2016, inspectores del Ayuntamiento le realizan una inspección ordinaria y le suben la calificación a la letra A. Por tanto, los inspectores municipales no habrían verificado previamente si la empresa tenía todos los permisos municipales y si estaban en regla. Lo presupondrían, porque habrían inferido que en caso contrario Magrudis no habría logrado su inscripción en el Registro de Empresas Alimentarias de la Junta de Andalucía. Y vemos entonces cómo el teórico doble control de las Administraciones Públicas, en vez de funcionar como mecanismo complementario de seguridad en realidad habría servido para anularse mutuamente una a la otra. La Junta habría supuesto que el Ayuntamiento había dado luz verde a Magrudis, y el Ayuntamiento, que la Junta habría verificado toda la actuación administrativa de la empresa. En este sentido, el Decreto faculta a los ayuntamientos a acceder a la totalidad de los datos existentes en el Registro de Empresas Alimentarias. ¿Lo consultó el de Sevilla?

 

AUTOCONTROL

 

En julio de 2017, los técnicos municipales realizan una nueva inspección y comprueban que Magrudis cuenta con plan de autocontrol (es decir, la propia empresa se obliga, mediante la realización de análisis, al cumplimiento de la normativa sanitaria), por lo que le rebajan su calificación o nivel de riesgo a la letra C. Esto sería una incongruencia, por cuanto para su inscripción en el Registro Alimentario de la Junta y conforme al Decreto de ésta, Magrudis  ya debió declarar su compromiso de implantación del sistema de autocontrol (es una exigencia de la UE), basado en los principios de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control “en el momento -reza el texto legal- de obtener la autorización sanitaria de funcionamiento”. Así se exige en la documentación preceptiva que debió presentar. Por tanto, ¿cómo no se percataron de su supuesta inexistencia el inspector de la Junta en 2015 y los técnicos municipales en su inspección de 2016 cuando calificaron a Magrudis con el nivel A? ¿Por qué la Inspección de la Junta la califica como B y luego el Ayuntamiento como A y después éste como C? ¿A qué se deben estas discordancias?

Según Facua, los inspectores municipales rebajaron el nivel de riesgo de Magrudis -de la A a la C- por considerar que había dejado de distribuir sus pedidos a una escala supramunicipal y que se limitaba sólo al municipio de Sevilla, cuando luego su administrador único declaró a Canal Sur que distribuía a toda Andalucía, y la Consejería de Salud habría averiguado que lo hacía a escala nacional. Es más, hay personas que ahora recuerdan haber comprado hace años su carne mechada incluso en cadenas de hipermercados de implantación nacional. ¿Comprobaron los albaranes de Magrudis los técnicos para ver si no distribuía más que en Sevilla?

La consecuencia de esta rebaja en el nivel de riesgo fue una ampliación del plazo para las siguientes inspecciones, que pasó de 12 meses a (habrían correspondido otras en julio de 2018 y de 2019) a 18, con lo cual tocaba en enero de 2019, pero no existe constancia de una nueva visita hasta el pasado agosto, ya tras la detección del brote de listeriosis y, supuestamente, con ocho meses de retraso por parte de los inspectores municipales.

 

AMPLIACIÓN

 

El Ayuntamiento informa en estos días de que Magrudis no presentó hasta diciembre de 2018 una declaración responsable sobre inicio de actividad, que al no corresponderse con lo que hacía en sus instalaciones fue declarada nula. ¿Y cómo entonces le había enviado en los años anteriores sus inspectores y éstos le habían rebajado el nivel de riesgo? ¿Y por qué no fue declarada nula hasta el 28 de agosto, es decir ocho meses después de presentada y cuando ya había estallado el brote de listeriosis? Dicho de otro modo: ¿qué habría ocurrido sin el episodio de la carne contaminada? ¿se habría percatado alguien de la irregular declaración responsable? ¿se habría analizado siquiera para ver si estaba en orden?

La listeriosis sorprendió al Ayuntamiento de Sevilla conm 9 inspectores menos de Consumo

IMPEDIMENTO LEGAL

Las plazas no se pueden cubrir debido a la tasa de reposición cero que decretó Rajoy

INTERÉS GENERAL

El Laboratorio Municipal hace los análisis a la Junta pese a no tener obligación legal

INSPECCIONES

El Consistorio tiene trece inspectores veterinarios coordinados con el Gobierno andaluz

 

La tasa de reposición cero de funcionarios que para reducir el déficit público tras el estallido de la crisis decretó el Gobierno de Rajoy (PP) ha provocado que al Ayuntamiento de Sevilla le haya sorprendido la crisis alimentaria de la listeriosis con tan sólo el 61% de la plantilla de inspectores de Consumo operativa, ya que de las veintitrés plazas existentes hay nueve que no se han podido cubrir aún, aunque estos inspectores no se dedican específicamente a la vigilancia de los establecimientos alimentarios. Sí se mantiene al completo la del Laboratorio Municipal y, por otra parte, hay trece inspectores veterinarios, casi el doble que en Málaga.

Hace unos días, el portavoz del PP, Beltrán Pérez, alertó, con motivo de la listeriosis provocada por la carne mechada contaminada elaborada por la empresa Magrudis, de que el Servicio de Salud y Consumo del Ayuntamiento, encargado de las inspecciones, está reducido “a la mínima expresión”, con tan sólo trece inspectores. Según Pérez, suponen una ratio de uno por cada 54.000 habitantes, cuando la media de la provincia es de uno por cada 8.000.

En realidad son catorce, no trece, los inspectores de Consumo (que no se dedican a vigilar fábricas alimentarias como la de Magrudis) existentes de una plantilla máxima posible de veintitrés, número que se ha visto reducido en un 39% por un detalle que se le olvidó citar al portavoz del PP: la tasa de reposición cero que decretó el Gobierno de Rajoy durante la crisis económica y que al seguir vigente ha impedido al Ayuntamiento de Sevilla, tanto en tiempos de Zoido como de Espadas, cubrir las vacantes que se han ido produciendo. Actualmente son nueve las plazas sin cubrir.

Donde no hay vacantes es en el Laboratorio Municipal, cuya plantilla se mantiene en doce personas y que en contra de las acusaciones iniciales de la Junta de Andalucía sobre su supuesta falta de colaboración y suministro de información “a cuenta gotas”, en realidad ha suplido la falta de recursos de aquélla al realizarle los análisis de la carne mechada y de otros productos cárnicos pese a no tener ninguna obligación legal para ello, ya que no está vigente el convenio regulador que se firmó en su día.

 

SIN CONVENIO

 

En el año 2015, siendo Juan Ignacio Zoido alcalde de Sevilla, el Consistorio firmó con la Junta de Andalucía un convenio de colaboración para el desarrollo de las competencias autonómicas en materia de salud, al carecer el Gobierno autónomo de un laboratorio autorizado en la provincia para el análisis de sus muestras.

El convenio estuvo vigente durante dos años y se prorrogó hasta 2018, pero no se renovó para el actual año en curso, 2019, justo en el que ha estallado la crisis alimentaria por la listeriosis. Pese a no estar obligado por acuerdo alguno y aun quedando por tanto fuera de sus competencias, el Laboratorio Municipal, en aras del interés general de los ciudadanos ha mantenido la línea de colaboración con la Junta y  ha realizado los análisis solicitados por el Gobierno autónomo.

La Consejería de Salud remitió al Laboratorio Municipal la primera muestra de carne mechada tomada en un municipio de la provincia, ni siquiera en la ciudad de Sevilla, y además otra muestra que pertenecía a una empresa radicada en otra provincia andaluza. Asimismo, el Laboratorio del Ayuntamiento también ha mantenido su colaboración en el control sanitario de los alimentos que se sirven en los comedores escolares de la ciudad pese a estar fuera de sus competencias.

Por otra parte, el Ayuntamiento cuenta con un cuerpo compuesto por trece inspectores veterinarios (a título comparativo, Málaga tiene siete, adscritos a Consumo), singularidad mantenida de forma excepcional pese a que en 1981 se transfirieron a la Junta de Andalucía las competencias en sanidad.

De esta manera, la primera autorización y revisión inicial de un establecimiento alimentario la realiza la Consejería de Salud, y la inspección posterior la lleva a cabo el equipo de veterinarios del Ayuntamiento. Este modo de actuación es el que se siguió también para la empresa Magrudis, fabricante de la carne mechada contaminada por la bacteria de la listeria.

Paro Agosto 2019: Sevilla inicia el nuevo curso político con 897 parados más

El número total de desempleados se eleva hasta 67.943

El paro crece en todos los sectores menos en Agricultura

Ningún grupo de edad se libra del aumento del desempleo

En la provincia se registran 2.507 parados más y un total de 185.913

 

El nuevo curso político empieza en Sevilla capital y en su provincia con un incremento del paro pese a los récord turísticos: 897 más en la metrópolis y 2.507 más en el conjunto de los municipios, según los datos oficiales registrados en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo (antiguo Inem) y difundidos por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social que en funciones dirige Magdalena Valerio.

 

Agosto es un mes tradicionalmente malo para el empleo en la capital de Andalucía. De hecho, desde el estallido de la crisis en septiembre de 2008 sólo se ha registrado un agosto con descenso del paro: el del año 2013, con el inicio de la recuperación económica, cuando treinta sevillanos abandonaron las listas del paro.

 Al principio de la crisis  se superó el millar de nuevos desempleados en agosto de 2009 (1.617),  2010 (1.128 parados más entonces) y 2012 (1.237 más). Paradójicamente, a partir de 2013, cuando hubo un incremento (hasta ahora único) del empleo en agosto, el dato no hizo más que empeorar pese a que en paralelo la coyuntura económica iba mejorando y teóricamente podría haberse esperado lo contrario: de algo más de dos centenares de nuevos parados se pasó en 2016 a 700 más y, en 2017, a 1.600. Agosto de 2018 se cerró con 590 desempleados más y el del año en curso ha acabado dejando a 879 sevillanos más inscritos en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo, por lo que la cifra oficial de parados en la capital de Andalucía se queda ahora en 67.943 (aumento del 1,33%, el segundo  más alto del año tras el de enero, con un 2,63%).

Aun así el balance interanual (de agosto de 2018 a agosto de 2019) ofrece un saldo positivo, ya que se ha pasado de 70.484 desempleados de hace un año a los citados 67.943. En el último año, pues, hay 2.541 desempleados menos (-3,61%).

 

En cuanto al segundo mandato de Espadas, que se inició oficialmente a mediados de junio pasado, la tendencia se ha invertido tras haberlo comenzado con buen pie en materia de empleo. A la disminución en 395 parados de su primer mes le han seguido dos subidas consecutivas: 338 en julio y 897 en agosto. De momento su balance es de 1.235 desempleados más (subida del 1,85%). El año pasado también subió el paro en septiembre y octubre y hubo que esperar a la recta final del año, con la campaña de Navidad, para que menguara la cifra en noviembre y diciembre.

 

SECTORES

 

El desempleo en la capital sevillana ha crecido en todos los sectores económicos excepto en la Agricultura, aunque en este caso la reducción ha sido modesta. La clave, una vez más, ha radicado en el sector Servicios, que ha aportado casi el 82% de los nuevos parados en la ciudad.

 

La distribución por sectores queda como sigue: Agricultura, 1.510 parados (-54); Industria, 3.405 (+49); Construcción, 4.623 (+75); Servicios, 49.408 (+732) y colectivo sin empleo anterior, 8.997 desempleados (+95).

Por sexos, el desempleo ha vuelto a afectar tanto a hombres como a mujeres, esta vez en una proporción muy parecida, aunque el número total de féminas en paro supera con creces al de varones. En agosto quedan 27.405 hombres paro (aumento de 490) y 40.538 mujeres (incremento en 407).

 

GRUPOS DE EDAD

 

El paro se ha incrementado el mes pasado en todos y cada uno de los grupos de edad, aunque tampoco hay ninguno en los que se supere el número de diez mil desempleados. Esta vez los segmentos más afectados han sido los de mediana edad, especialmente de 30 a 34 años y de 40 a 44 años, pero el grueso de desempleados se concentra en los grupos a partir de 45 años.

 

La distribución del paro por edad es la siguiente: menores de 20 años, 1.103 parados (+3); de 20 a 24 años, 3.354 (+105); de 25 a 29 años, 6.198 (+59); de 30 a 34 años, 6.556 (+190); de 35 a 39 años, 7.032 (+70); de 40 a 44 años, 8.189 (+138); de 45 a 49 años, 9.181 parados (+79); de 50 a 54 años, 9.849 (+77); de 55 a 59 años, 9.404 (+116), y mayores de 59 años, 7.077 (+60).

 

Se observa, pues, que hay 35.511 parados mayores de 45 años y que suponen más de la mitad (uno de cada dos) de todos los desempleados de Sevilla capital (concretamente el 52,26%). En el lado opuesto, el paro juvenil es un fenómeno menos extendido: hay 10.655 parados con menos de 30 años, que suponen el 15,68 % del total (uno de cada seis).

 

LA PROVINCIA

 

En el conjunto de los municipios de la provincia de Sevilla el paro también ha subido y proporcionalmente algo más que en la capital (1,36% frente a 1,33%), ya que se ha pasado de los 183.406 desempleados del mes de julio a 185.913 en agosto, con un balance cuantitativo de 2.507 más.

 

Al igual que en la capital y de forma excepcional, ya que suele ocurrir habitualmente al contrario, el desempleo ha afectado más a los hombres que a las mujeres. Esta vez hay 1.312 varones más en desempleo, hasta alcanzar un total de 73.313, y 1.195 féminas más, con un total de 112.600.

 

Por sectores económicos también se registra una tendencia similar a la de la metrópolis, ya que sube en todos menos en la Agricultura y muchísimo más en el sector Servicios (casi el 82% del total). La distribución queda como sigue: Agricultura, 12.331 parados (-485); Industria, 11.689 (+173); Construcción, 17.074 (+614); Servicios, 125.123 (+2.050), y colectivo Sin empleo anterior, 19.696 (+155).

Los salmones de Villalobos

El presidente de la Diputación de Sevilla destinará 100 millones a frenar la despoblación que afecta a la mitad de la provincia

Hace medio siglo Noruega desarrolló la acuicultura del salmón para fijar la población rural y contener el éxodo a Oslo

Hoy es normal acudir a una pescadería y encontrar a la venta salmón fresco o congelado a un precio digamos más o menos asequible, pero hace cuarenta años este pescado era un producto que podía ser calificado casi de lujo, una exquisitez a precios elevados por su escasez, ya que no es una especie que se pesque de forma masiva en nuestras costas o/y ríos, aunque antiguamente no era así. Consta que en tiempos pretéritos, que siempre se tienen por mejores, los trabajadores de una explotación minera asturiana se sublevaron contra la empresa propietaria, hartos de que en el menú que les ofrecía, un día tras otro se repitiera el salmón como plato principal. De esa extraordinaria abundancia se pasó al extremo contrario, hasta el punto de que en el año 2000 se pescaron en todos los ríos de Galicia tan sólo 58 salmones.

Sin embargo, a finales del siglo pasado el salmón pasó de rareza a inundar nuestras pescaderías y a convertirse en un producto habitual en la cesta de la compra de los hogares españoles. Aquel aparentemente repentino cambio de tendencia tenía un responsable, Noruega. El país nórdico, con 21.612 kilómetros de costa si se contabilizara su millar de  fiordos (son a modo de valles, con paredes en forma de acantilados, inundados por el mar, alguno, como el de Sogn, penetra 200 kilómetros tierra adentro y tiene una profundidad máxima de 1.308 metros), se había dedicado desde los años 70 del siglo XX al desarrollo pionero de la acuicultura del salmón a partir de una partida de ejemplares salvajes que fueron capturados en 41 ríos diferentes del país para asegurar la variabilidad genética y tener mayores garantías de supervivencia.

Así que al cabo de veinte años Noruega ya exportaba salmones al por mayor. El Gobierno del país nórdico (nunca mejor dicho, ya que el nombre propio del país es Norgue, que significa camino hacia el Norte) estaba muy interesado en que en la prensa internacional se hablara del fenómeno de la acuicultura del salmón, para prestigio de la nación y fomento añadido de su consumo. Por eso, hacia 1990, si mal no recuerdo, formé parte de una delegación de periodistas españoles que fuimos invitados por el Ejecutivo de Noruega a un viaje organizado para conocer cómo había sido posible realizar el “milagro” nórdico de la cría masiva de salmones, con los que estaba invadiendo el mercado.

Al margen de los espectaculares paisajes del país, con sus inmensos bosques, cascadas y fiordos, el viaje resultó interesantísimo. Los noruegos estaban desarrollando, en distintas fases, tres tipos diferentes de cría del salmón: en espacios acotados de los fiordos, en enormes  tanques de agua construidos en tierra firme y también en grandes jaulas sumergidas en mar abierto. Para nuestra sorpresa en aquella época, antes de entrar a ver cualquier instalación acuícola nos obligaban a vestirnos como si fuéramos a ingresar en un quirófano, recubiertos desde la cabeza a los pies, calzado incluido, con el fin de evitar cualquier tipo de contaminación que pudiera provocar enfermedades o incluso la muerte de los animales.

Recuerdo particularmente la visita a un lejano fiordo, donde el acuicultor noruego pasaba a lo largo de una pasarela de madera y metal que se extendía sobre el agua con un carrillo de mano lleno de una especie de pienso, compuesto por un prensado de cereales, verduras y descartes de pescado; pienso en cápsulas del tamaño de la falange de un dedo que iba arrojando a derecha e izquierda, al agua, como el granjero que entre nosotros echa grano a sus gallinas y otras aves de corral. El agua se poblaba de salmones que ascendían desde las profundidades con sus enormes bocas abiertas para engullir su diaria ración de comida.

Con la ayuda de un intérprete de la delegación expedicionaria entablamos conversación con el acuicultor noruego. El diálogo se desarrolló en los siguientes términos:

-Este fiordo es maravilloso, con un paisaje espectacular. Usted debe sentirse aquí, en medio de esta Naturaleza fantástica y entre sus peces que acuden a su llamada a la hora de comer, como si fuera el rey de la Creación.

La respuesta del acuicultor nos dejó atónitos, por inesperada:

-Sí, todo esto parece muy bonito, pero ya quisiera yo verles a ustedes aquí, en invierno, con temperaturas a bastantes grados bajo cero, con todo recubierto de nieve y con meses y meses sin ver el sol porque es prácticamente de noche durante todo el día. A  mí, donde realmente me gustaría estar sería en España, en las islas Canarias o en Alicante, disfrutando del sol y del clima que tienen ustedes, y no aquí criando salmones.

Fue entonces cuando uno de los acompañantes que teníamos nos contó que una de las principales razones por las que el Gobierno de Noruega había fomentado la acuicultura del salmón en fiordos tan apartados como aquel en que nos encontrábamos era para combatir la despoblación del país, tratar de fijar la población rural y evitar su cada vez mayor concentración en la capital, Oslo.

Por aquel entonces, Noruega, con 385.203 Km2 de superficie, tenía 4.233.000 habitantes y Oslo, sin contar su extensa área metropolitana, 460.000. Por tanto, uno de cada diez noruegos vivía en la capital (otro 10%, en el extranjero, principalmente en España) y la densidad era de 11 personas por kilómetro cuadrado.

Así pues, medio siglo antes que nosotros los españoles el país nórdico ya había tomado consciencia y tratado de paliar el fenómeno de la “Noruega vacía”, equivalente al nuestro de la “España vacía”, tan tristemente ahora de actualidad. En los treinta años transcurridos desde aquella visita periodística, la población de Noruega ha crecido hasta 5.295.619 personas y la densidad es ahora de unos 14 habitantes por Km2. El número de habitantes de la capital, Oslo, es ya de 673.469 (1.546.706 contando su área metropolitana), por lo que suponen el 12,71% del total (casi tres puntos más que hace tres decenios).

POTENTE SECTOR

El Gobierno noruego, por tanto, no ha conseguido frenar el crecimiento de la capital mediante, especialmente, la emigración procedente del interior del país, pero sin la acuicultura del salmón la despoblación de la Noruega rural y pesquera se habría acelerado muchísimo más. Gracias a ese programa de cría de dichos peces en condiciones de semilibertad hay más de 22.000 personas directamente ocupadas en el sector acuícola, que se ha convertido en el segundo más importante para su economía, hasta el punto de que cada día se sirven 14 millones de raciones de salmón noruego en más de cien países del mundo y el valor del salmón exportado asciende al equivalente a 2.385 millones de euros anualmente.

Sevilla se enfrenta ahora al mismo problema de despoblación que Noruega, ya que la mitad de los municipios de la provincia, capital incluida (aquí sucede al contrario que en Oslo), pierde habitantes de forma continuada desde hace al menos un decenio, de ahí el valor político y el interés objetivo que tiene el anuncio del presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, de destinar al menos 100 millones de euros durante este nuevo mandato -y de invitar al resto de Administraciones a aportar una cantidad similar hasta llegar a los 300 millones- a tratar de frenar y revertir el fenómeno de la Sevilla vacía.

¿Cuál será la solución que se arbitre para ello? De momento no hay ninguna receta mágica encima de la mesa, pero el primer paso, quizás el más difícil, está dado: el reconocimiento de la gravedad del problema y la dotación económica para afrontarlo. A su manera, Villalobos busca sus particulares salmones “made in Sevilla” con los que fijar la población rural. Quizás el remedio esté más cerca de lo que imaginamos y consista en mirar hacia nuestros recursos naturales como Noruega miró hacia los suyos para crear uno de los sectores acuícolas más importantes del mundo a partir de aquellos primeros salmones capturados en 41 ríos del país.