Archivo de la categoría: Sin categoría

Polémica sobre la posibilidad de reconvertir el mercado de Heliópolis en otro de tipo “gourmet” como el del Barranco

Vecinos denuncian que un grupo empresarial estaría comprando los derechos sobre los puestos vacíos

A la presidenta de los comerciantes no le consta tal operación y sólo un traspaso por valor de 3.500 euros

Vecinos de Heliópolis me transmiten su inquietud por el proceso de reconversión en ciernes del tradicional mercado del barrio en otro de tipo “gourmet”, como el de las naves del Barranco, ante la supuesta inhibición del gobierno local, que preside el socialista Juan Espadas.

He aquí el texto recibido: “El mercado de abastos de Heliópolis es un mercado pequeño que lleva años en “stand-by” por varias razones. Una es su situación no centrada en el barrio, en una zona poco poblada y que coge lejos a zonas algo más densamente pobladas como Reina Mercedes o Bermejales, que tienen sus propios servicios. Pero otra muy importante y relacionada con lo que viene a continuación es el elevado precio de traspaso que piden los placeros que en años anteriores se han hecho con los diferentes puestos. Existe una lista de espera para montar algunos negocios tradicionales y otros más innovadores, pero nadie puede montar una frutería o pescadería si el traspaso que tiene que pagar es de 30.000 euros.

Por ello, de los 10 puestos que tiene este mercado, en la actualidad sólo funcionan tres negocios: un ultramarino, un puesto de comida para llevar y una floristería.

Interior del mercado de Heliópolis

Sin embargo, algo ha cambiado con el beneplácito del Ayuntamiento, tanto a nivel político como funcionarial. Un grupo empresarial ha comenzado a comprar los derechos sobre todos los puestos vacíos, consiguiendo en estos momentos al menos cuatro de ellos…….

De esta manera, en poco tiempo, 8 de 10 puestos de este mercado pertenecerán a un único grupo empresarial, que tiene el objetivo de hacer desaparecer su uso tradicional como Mercado de Abastos y convertirlo en un nuevo Mercado del Barranco con la connivencia y el beneplácito tanto de los cargos políticos en la Delegación de Consumo como de los funcionarios responsables.

Muchos vecinos vemos con horror esta situación: perder un servicio tradicional y público como un Mercado de Abastos para convertir un edificio histórico de 1929 en un centro de ocio, copas y eventos privados al estilo del Barranco sin pasar por las correspondientes licitaciones públicas. A la hora de la verdad se va a hacer un fuerte cambio de uso del mercado pasando casi al 100% a estar dedicado a la restauración, sin ningún servicio de los tradicionales para lo que fueron creados (como una frutería, pescadería o carnicería), el 80% pertenecerá a un único dueño y todo esto sin consultar a los vecinos.

El reconvertido mercado del Barranco

Nos oponemos frontalmente a esta recalificación encubierta y conversión del mercado en un nuevo centro de ocio que el barrio no necesita y monopolizado por un único dueño que podrá actuar a su antojo en un edificio público. Nos sentimos desprotegidos ante lo que está sucediendo y lo que pueda suceder”.

RESPUESTA DE LA PRESIDENTA

Ana Torres, presidenta de la Asociación de comerciantes del mercado de Heliópolis, donde regenta una pastelería y una escuela de cocina, ha salido al paso de la denuncia de vecinos del barrio, que cree exagerada y no acorde con la realidad. A la presidenta de los comerciantes no le constan pagos de 30.000 euros por el traspaso de puestos en el mercado. Asegura que en lo que ella ha podido comprobar tan sólo se ha negociado un traspaso y por una cantidad diez veces menor, de 3.500 euros.

Actualmente, según Ana Torres, hay ocho puestos operativos en el mercado, de los que están ocupados seis. Quedan libres dos, dependientes del Ayuntamiento de Sevilla, por lo que en su opinión si los vecinos desean, como dicen, que haya frutería, pescadería, carnicería y otros negocios tradicionales, tienen la oportunidad de solicitarle a la Corporación Municipal cualquiera de los dos puestos libres existentes para montar alguno de los servicios comerciales que demandan.

La presidenta de los comerciantes afirma que en los últimos cuatro años no se ha abierto ningún nuevo puesto en el mercado y que si hubiera mayor afluencia de público al mismo para comprar, probablemente todos los puestos estarían ocupados y no se daría pábulo al temor sobre supuestos desembarcos de grupos empresariales para su transformación en uno de tipo gourmet, “algo de lo que no se tiene constancia -afirma Ana Torres- entre los comerciantes”.

Ana Torres desmiente que la floristería vaya a cerrar o a traspasarse, ratifica que sólo ha podido comprobar un traspaso por valor de 3.500 euros, confía en el mantenimiento de las actividades actualmente existentes y pide que los vecinos del barrio compren más en el mercado para garantizar así su continuidad en el presente y en el futuro.

También me ha llamado el dueño de la floristería del mercado de Heliópolis para desmentir de forma rotunda a los vecinos que han expresado el temor de que su negocio no siguiera en activo. Todo lo contrario: continúa abierto con plena normalidad y seguirá atendiendo a sus clientes habituales y a las hermandades con las que trabaja.

LAS PROMESAS DE ESPADAS

En la campaña de las pasadas elecciones municipales, el candidato a revalidar el cargo, Juan Espadas, acompañado de Carmen Castreño y Juan Manuel Flores, destacó  la “apuesta” realizada por el gobierno local socialista por mejorar los mercados de abastos, con proyectos como el ejecutado en el mercado de la Candelaria, donde se invirtieron 34.000 euros para la reforma de la cubierta, pintura, arreglos de arquetas y distintas reparaciones, lo que supone una primera fase de una actuación más amplia proyectada para los próximos años en esta plaza de abastos de Los Pajaritos, en respuesta a las necesidades de los placeros y clientes.

Para estos años, Juan Espadas anunció que se ejecutará un nuevo programa de inversiones en las plazas de abastos, para el que ya hay preparados y en tramitación proyectos por un importe de “más de dos millones de euros” para el primer año en Cerro del Águila, San Jerónimo, Palmeritas, Triana, San Gonzalo y Pino Montano, a los que se añadirán nuevas fases de intervenciones en años siguientes.

Espadas, además, anunció que se pondrán en marcha nuevas campañas de promoción del comercio de barrio y de proximidad en los mercados que vayan orientadas tanto a la captación de clientes y al fomento del consumo, como a generar las condiciones adecuadas para que autónomos y emprendedores se instalen en los puestos que se encuentran sin uso en algunos mercados.

“Hay que continuar con las inversiones y lanzar nuevas acciones de promoción con el objetivo de lograr que mercados de barrio como el de La Candelaria, Cerro del Águila, Pino Montano, Tiro de Línea o San Jerónimo sean ejes de la dinamización social y la actividad económica de sus entornos, algo que tiene especial importancia en aquellas zonas con mayores dificultades económicas”, explicó Juan Espadas, el cual señaló que se realizarán también actuaciones en algunos entornos siguiendo el modelo que se ha llevado a cabo en el mercado de Los Remedios y se convocarán líneas de ayudas y subvenciones que respondan a esta estrategia y que complementen el millón de euros destinado a estos programas en los últimos años.

Visita de Espadas a una plaza de abastos sevillana

Del mismo modo, el candidato socialista a la reelección como alcalde subrayó que hay “un plan ya preparado” para la modernización de las plazas de abastos, con medidas como la instalación de puntos abiertos wifi o la colaboración con la asociación de mercados de abastos para proyectos que faciliten la venta on line y la entrega a domicilio de productos.

Beltrán Pérez exige a Espadas el plan de empleo que no le pidió a Zoido con miles de parados más durante cuatro años

Tres días antes de que se conocieran los datos de paro del mes de octubre, el portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Sevilla, Beltrán Pérez, exigió al alcalde, el socialista Juan Espadas, un plan de empleo “por tener los peores datos de las cinco grandes capitales”. ¿Por qué se lanzó a la palestra Beltrán Pérez en vísperas de la difusión oficial de los datos de desempleo de octubre y no una vez se conocieran? Probablemente por si resultaba que el paro bajaba y en tal caso el gobierno local le podía responder que la situación había mejorado. Pero no, empeoró aún más, pero ya Beltrán había disparado su bala, antes de tiempo.

En definitiva, el portavoz del PP esperó al 1 de noviembre, ya casi con los datos de octubre en puertas, para atacar a Espadas por el número de parados de septiembre de 2020, que fueron 80.490 en Sevilla capital. Beltrán aprovechó el pésimo dato para decir que la ciudad necesita un alcalde “que esté menos preocupado en recoger por escrito sus experiencias personales sobre el confinamiento y ser más reivindicativo ante el Gobierno”.

Es curioso ver cómo Beltrán Pérez exige a Espadas la elaboración de un plan de empleo amparándose en que Sevilla tenía en septiembre 80.490 parados y, sin embargo, no dijo nada durante los cuatro años del gobierno de su correligionario Juan Ignacio Zoido, del que por cierto él formó parte.

El silencio cómplice de Beltrán es aún más clamoroso cuando se miran las estadísticas del paro y se comprueba que de los 49 meses del mandato de Zoido (incluyendo el de su toma de posesión y el de su cese como alcalde, a mitad de mes en cada uno) ¡tan sólo en cuatro hubo menos de esos 80.490 desempleados que él ha considerado como cifra mínima para exigir un plan de empleo! Y en uno de esos cuatro meses no se llegó a ese número por tan sólo veinte parados de diferencia.

Los únicos meses del gobierno de Zoido, con Beltrán Pérez formando parte del mismo, en que no se superaron los 80.490 desempleados fueron los siguientes del año 2011: junio (76.689 parados), julio (77.007), agosto (77.825) y septiembre (80.470). Y nada menos que en 45 de los 49 meses de gobierno de Zoido se superó el límite de los 80.490, pese a lo cual Beltrán nunca alzó su voz para exigir el plan de empleo que ahora reclama a Espadas, lo cual no significa que Sevilla no lo necesitara, tanto entonces como ahora.

Beltrán Pérez, a la izquierda, con Juan Ignacio Zoido

Más significativo aún es que Zoido se presentó a aquellas elecciones municipales con la promesa de que él sería el “alcalde del empleo”, pero su anunciado plan de choque contra el paro se quedó en agua de borrajas, como tantas otras promesas suyas. Es más, el gobierno del PP renunció a seguir participando en programas como Andalucía Orienta y Epes con la excusa de que por haberse acogido a un plan de ajuste para sanear las cuentas municipales no podía cofinanciar políticas de empleo, si bien ello no fue óbice para el mantenimiento de varias escuelas-taller.

Una vez más se vuelve a comprobar la doble vara de medir de los políticos según se encuentren en el gobierno, como le ocurrió a Beltrán Pérez entre 2011 y 2015, o en la oposición, como le ocurre ahora. ¿No habría sido más coherente y oportuno que Beltrán Pérez hubiera seguido ahora tan callado como lo estuvo entonces para evitar que tirando de hemeroteca o de estadística lo pudieran dejar en evidencia? Por la boca muere el pez: en evidencia queda.

Octubre (2020) deja 809 parados más en Sevilla capital

Los 81.299 desempleados nos retrotraen a la crisis económica de 2008

Un total de 221.368 desempleados en la provincia, 2.150 más

El mes de octubre de 2020 -octavo desde la aparición del coronavirus- deja 809 parados más en Sevilla capital y nos retrotrae a niveles de la crisis económica de 2008, según se deduce de los datos registrados en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo y que han sido difundidos de manera oficial por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, que dirige Yolanda Díaz.

Se ha pasado de los 80.499 desempleados registrados en septiembre a 81.299 en octubre, lo que supone el citado incremento en 809 personas y, porcentualmente, un punto más.

El aumento del paro en la capital de Andalucía ratifica que octubre es un mes tradicionalmente malo para el empleo en la ciudad, al confluir el final de la temporada turística de verano (reducida este año a la cuarta parte por el impacto de la pandemia) y de algunas campañas agrícolas. Así, desde el estallido de la crisis económica de 2008 hasta hoy se ha superado la barrera de los 80.000 parados en el mes de octubre desde 2011 hasta 2016, ambos inclusive, amén de en este 2020. Peor aún: en 2012 y 2013 se superaron los 90.000 desempleados. Los datos empezaron a mejorar a partir de 2017 (75.056 parados), hasta llegar a los 68.307 del año pasado, pero el Covid nos ha devuelto a los tiempos de la anterior crisis económica.

El impacto de la pandemia se percibe con más nitidez al observar el dato interanual, es decir la comparación entre el paro del pasado mes de octubre con el que se registró en octubre de 2019. El balance es de 12.992 parados más, con un crecimiento del 19,02%.

Espadas y Zoido, alcaldes que han sufrido los efectos de las últimas crisis

En cuanto a este segundo mandato de Espadas como alcalde, está teniendo con el Covid similar mala suerte a la que tuvo Zoido en su época con la anterior crisis económica. Tomó Espadas posesión cuando había en la ciudad 67.708 desempleados, por lo que los 81.299 actuales suponen 13.591 más y un incremento del 20,07%.

DESGLOSE

El paro en octubre ha subido en todos los indicadores con la excepción de en tres grupos de edad (desde los 25 hasta los 39 años), en que se ha reducido. Especialmente llamativo es el notable incremento en el colectivo Sin empleo anterior, que aporta casi las tres cuartas partes de los nuevos parados. Es de las raras ocasiones en que el sector Servicios no encabeza el incremento del desempleo, si bien en números absolutos sigue siendo, con gran diferencia, el que concentra al mayor número de parados de Sevilla capital.

Por sectores económicos, el paro de octubre se distribuye de la siguiente forma:

-Agricultura:  2.095 parados (110 más que en septiembre).

-Industria: 3.762 parados (29 más que el mes anterior).

-Construcción: 5.230 parados (21 más).

-Servicios: 58.792 (48 más).

-Sin empleo anterior: 11.420 (601 más que en septiembre).

Por sexos, de nuevo hallamos una rareza. Esta vez crece más el paro entre los hombres que entre las mujeres, cuando habitualmente es al revés, pero en cifras absolutas las mujeres siguen a la cabeza del paro en la capital de Andalucía. Veamos la evolución:

-Hombres: 34.151 parados (552 más que en septiembre).

-Mujeres: 47.148 (257 paradas más que en septiembre).

Parados ante una Oficina del Servicio Andaluz de empleo

Por grupos de edad, en línea con el dato de que el colectivo Sin empleo anterior ha liderado el crecimiento del paro en octubre, también se nota más la subida del desempleo en los segmentos más jóvenes, si bien el mayor número de parados (cifras superiores a los 10.000) se suele registrar entre las personas de más edad. Así ha quedado el paro por edades:

-Menores de 20 años: 1.417 parados (141 más que en el mes anterior)

-De 20 a 24 años: 5.568 (435 más)

-De 25 a 29 años: 8.391 (-30)

-De 30 a 34 años: 8.287 (-34)

-De 35 a 39 años: 8.526 (-59)

-De 40 a 44 años: 9.467 (+90)

-De 45 a 49 años: 10.157 (+20)

-De 50 a 54 años: 10.731 (+71).

-De 55 a 59 años: 10.486 (+99)

-Mayores de 59 años: 8.269 (+76).

DATOS DE LA PROVINCIA

En el conjunto de la provincia de Sevilla el paro ha pasado de afectar a 219.218 personas en septiembre a 221.368 en octubre, es decir 2.150 más y un crecimiento del 0,98%, apenas dos centésimas menos que la capital. La mayor parte de los desempleados los han aportado la agricultura y el colectivo Sin empleo anterior, mientras que de forma excepcional esta vez el paro baja en el sector Servicios. La distribución por sectores económicos es la siguiente:

-Agricultura: 15.561 parados (+ 1.139)

-Industria: 13.413 (+ 239)

-Construcción: 19.024 (-14)

-Servicios: 147.849 (-274)

-Sin empleo anterior: 25.521 (+ 1.060)

Por sexos, al igual que en la capital esta vez el paro se incrementa más entre los hombres (más del doble) que entre las mujeres:

-Hombres: 90.054 parados ( + 1.462).

-Mujeres: 131.314 paradas (+ 688).

Diez colectivos denunciarán ante la Justicia al IDAE si concede una subvención “a la carta” para ampliar la línea del tranvía

Califican de “torticera” y contraria a la norma la respuesta del Gobierno de que no hace falta que la solicitud de subvención esté amparada por un Plan de Movilidad


La Ley de Economía Sostenible y el Real Decreto obligan a que cualquier subvención al transporte público derive de un PMUS previo


El Ayuntamiento de Sevilla ha mentido al IDAE al afirmar en su solicitud que la
ampliación está amparada por el Plan de Movilidad municipal


El Gobierno anuncia un trato de privilegio a Espadas al esperar a que redacte un
nuevo PMUS que justifique “a posteriori” la concesión del dinero

Diez de las entidades que se oponen a la arboricida, redundante y
despilfarradora ampliación del tranvía -línea en la que el Ayuntamiento puede acabar
gastando 148 millones de euros para el hipotético transporte de un número de viajeros
similar al de la línea de autobús Barqueta-Heliópolis- expresan en una nota pública su estupor por la respuesta parlamentaria que ha dado el Gobierno de España a dos diputados del grupo Más País (Íñigo Errejón e Inés Sabanés) sobre el proyecto impulsado por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y su intención de querellarse contra el IDAE si otorga una subvención “a la carta” al Ayuntamiento con tal finalidad.

Suscriben la iniciativa el Grupo de Investigación ADICI HUM 810 de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad Hispalense; la Plataforma Salva tus Árboles Sevilla; Tranvía Verde; Ecologistas en Acción Andalucía; la Plataforma Sociedad Civil de Sevilla; A Contramano; Red Sevilla por el Clima; Asociación Parque Vivo del Guadaíra; Ni un árbol menos y la Asociación de Defensa del Patrimonio Artístico de Andalucía (ADEPA).

Protesta ciudadana contra la ampliación del tranvía, que obligará a la tala de al menos 128 árboles en Nervión

Según estos diez colectivos sociales, desde la aprobación de la ley 2/2011, de 4 de marzo, de Economía Sostenible, rige en España la exigencia de que la concesión de que cualquier ayuda o subvención destinada al transporte público o metropolitano está condicionada a que la entidad beneficiaria disponga del correspondiente Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) y a su coherencia con la Estrategia Española de Movilidad Urbana Sostenible.


El Gobierno de España reconoce en su respuesta parlamentaria que, en virtud del Real
Decreto 616/2017, de 16 de junio, el Ayuntamiento de Sevilla pidió una subvención de
19.608.000 euros para la ampliación del tranvía el 5 de diciembre de 2019, fecha en la
que -al igual que hoy- dicha iniciativa no figuraba incluida en el vigente Plan de
Movilidad Urbana Sostenible de la ciudad, el cual fue aprobado en el año 2012.” Por
este motivo -exponen las colectivos sociales- dicha solicitud de subvención no debió ser admitida a trámite”.


La petición de la subvención no sólo incumple la Ley de Economía Sostenible, sino
también lo dispuesto en el Real Decreto regulador de estas subvenciones, el cual
ratifica que “las actuaciones elegibles serán aquellas que se deriven de un PMUS o
Plan Director” y que “no se apoyarán actuaciones aisladas que no sean de ejecución de
un Plan o estrategia global de movilidad urbana”.

Documento sobre la Estrategia Española de Movilidad Sostenible y el papel de los Ayuntamientos


Asimismo, atenta contra la Estrategia Española de Movilidad Sostenible, conforme al
documento publicado por la Federación Española de Municipios y Provincias y la Red
Española de Ciudades por el Clima, en el que se exige la plena participación social y la
implicación de toda la comunidad en la redacción de los PMUS. El Ayuntamiento
hispalense no sólo ha presentado una solicitud de subvención para ampliar el tranvía
aunque no está prevista en el vigente PMUS, sino que de esta manera ya trata de
condicionar y predeterminar el que pudiera suceder al actual, al dar por hecha tal
iniciativa sin haberla sometido al preceptivo debate ciudadano. El gobierno de Espadas
trata de que su futurible PMUS cuelgue de la ampliación del tranvía, sin esperar a ver si
los ciudadanos consideran esta opción u otras de movilidad en el proceso de
participación.

El IDAE es el organismo que debe conceder la subvención con fondos europeos para ampliar el tranvía de Sevilla


La Estrategia Española de Movilidad Sostenible insiste repetidamente en la importancia
de que los PMUS configuren “paquetes de medidas” y no medidas aisladas, como ésta de ampliar el tranvía al margen del debate ciudadano y del actual contexto económico y
social de Sevilla. Además, la Estrategia Española exige que se consideren los “efectos
indeseables” de cualquier medida, y pone como ejemplo la cuestión de si el incremento
del 5% de la flota de autobuses de un municipio es una medida beneficiosa desde el
punto de vista de la movilidad sostenible.

Según el documento (página 47), la respuesta dependerá de si los autobuses circulan llenos o vacíos o a qué población se ha dado servicio. En esta línea, se preguntan los colectivos sociales, ¿puede considerarse acorde con una estrategia de movilidad urbana sostenible acabar gastando 148 millones de euros en una línea tranviaria con una hipotética demanda de viajeros futurible similar a la de una línea de autobús y que por tanto puede ser satisfecha de forma mucho más barata y eficiente por una simple línea BTR (autobús de tránsito rápido) y sin necesidad de cortar todos los árboles que se hallen por el camino?

Hipotéticamente el tranvía ampliado tendría una demanda de viajeros similar a la de la línea 2 de autobuses


En resumen, pese a que la petición del Ayuntamiento de Sevilla vulnera la ley de
Economía Sostenible, el Real Decreto regulador y la Estrategia Española de Movilidad
Sostenible, el Gobierno de España ha hecho en su respuesta parlamentaria una
sesgada interpretación de las normas al decir que a la fecha (5 Diciembre 2019) en la
que el Consistorio sevillano solicitó la subvención para el tranvía “no resultaba
imprescindible” que la ampliación estuviera integrada dentro de un Plan de Movilidad
Urbana Sostenible y que basta con que el Ayuntamiento redacte un nuevo PMUS
(emplea el eufemismo “reelabore”, para mantener la ficción de que es el mismo) que
esté listo para la fase “de ejecución y certificación del proyecto”.


Los colectivos sociales denuncian esta interpretación “torticera” de la ley, que parece
así redactada “a la carta” de los intereses políticos del Ayuntamiento de Sevilla, “única y
exclusivamente para darle tiempo a amparar con un nuevo PMUS el despilfarro
económico de la arboricida y redundante ampliación tranviaria”.

Espadas, en un mitin con Pedro Sánchez

Los diez colectivos sevillanos que se oponen a este “irracional” proyecto confían en la
probidad de los técnicos del IDAE que han de informar sobre si la solicitud del
Ayuntamiento de Sevilla se ajusta a la legalidad y esperan que aquéllos no sean
cómplices de los intereses políticos tanto del Ejecutivo central como de la corporación
Municipal sevillana. En caso contrario, afirman que no dudarán en denunciar ante los tribunales de justicia cualquier decisión arbitraria y contraria a las normas que se adopte en relación con la ampliación del tranvía, la cual no estaba amparada por el vigente PMUS de la ciudad en el momento en que se cursó la solicitud de subvención, que es el que administrativamente y afectos jurídicos hay que tener en cuenta.

Monteseirín quiere poner puertas electrónicas al vacío campo de la Zona Franca

El político “arrecogido” por el sanchismo en la Zona Franca de Sevilla, el gran despilfarrador Alfredo Sánchez Monteseirín https://sevilla.abc.es/sevilla/sevi-zona-franca-sevilla-entra-causa-disolucion-llegar-monteseirin-201910022328_noticia.html

presume ahora de que se va a gastar (en materia de gasto hay que reconocer que es todo un experto) 120.000 euros en una “fortificación electrónica” para controlar los “accesos no deseados y la gestión de amenazas”.

¿Accesos no deseados? ¡Pero si en la Zona en la que ahora se gasta el dinero de los sufridos contribuyentes el “arrecogido” apenas ha accedido una nueva empresa desde que se creó en 2015!

En cinco años, según una información reciente de ABC, sólo se han otorgado dos concesiones adminitrativas: una, a la farmacéutica VIR en octubre de 2018 (aún no ha presentado proyecto alguno ni construido instalaciones); otra, a Ecoser Innova Logistics en diciembre de 2019 (todavía está dedicada al proyecto de ejecución).

Alfredo Sánchez Monteseirín

Lo más preocupante para el gran despilfarrador de recursos públicos es que encima se le están yendo empresas que ya estaban dentro del recinto portuario, como CEN Solutions, la cual, en vez de ampliar sus instalaciones en la Zona del “arrecogido”, ha preferido hacerlo en el parque logístico Megapark (Dos Hermanas), donde se ha hecho con una parcela de 30.100 m2. Peor aún para el “arrecogido”: el dueño de CEN no descarta trasladar allí también la planta que todavía conserva en la Zona Franca. Cuando le han mostrado cierta extrañeza por ello y le han recordado las ventajas fiscales de que gozan las empresas en el recinto portuario sevillano, el propietario de CEN ha declarado que no percibe ese régimen especial como una ventaja y que apenas se beneficia de bonificaciones.

¡Vaya torpedo en toda la línea de flotación de la Zona Franca de Sevilla! ¿Ha reaccionado el “arrecogido” a estas declaraciones? De momento, ni está ni se le espera.

Por ello, creo que el “arrecogido” debería cambiar urgentemente el objeto del contrato éste en el que se va a pulir 120.000 euros en tratar de ponerle puertas electrónicas al campo: en vez de fortificar la Zona Franca para evitar los accesos (¡ya quisiera él que los hubiera!), debería ser para evitar más fugas de empresas. No para que no entren, sino para que no salgan.

Más información en los siguientes enlaces: http://www.manueljesusflorencio.com/2018/07/zona-franca-la-de-zoido/

El Gobierno de Pedro Sánchez retuerce la interpretación de la normativa para que Espadas pueda hacer su tranvía

Sostiene que en la fase de solicitud de la subvención no hace falta que el tranvía figure en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS)

El Real Decreto estipula que la ampliación de la línea debe derivar de un PMUS, y no está incluida en el vigente, de la época de Zoido

La norma obliga a que la solicitud se justifique documentalmente “ex ante” y no “a posteriori” en un PMUS reelaborado como pretende el Ejecutivo

Si Moncloa dice que no hace falta el PMUS, ¿por qué le exigió a Espadas que subsanara su falta y aportara al expediente el de Zoido?

Los diputados Íñigo Errejón e Inés Sabanés, del grupo político Más País, elevaron el pasado 13 de septiembre una pregunta al Gobierno de Pedro Sánchez en el Congreso de los diputados, en la que planteaban si el Ayuntamiento de Sevilla, regido por el socialista Juan Espadas, ha aportado “el correspondiente Plan de Movilidad Urbana Sostenible, con la verificación de su aprobación en el pleno y los procesos de información y participación previos al mismo”, en su solicitud de subvenciones estatales para la primera fase del proyecto de ampliación del tranvía hispalense.

Íñigo Errejón e Inés Sabanés, de Más País

El Gobierno de España ha respondido ahora a la pregunta en los siguientes términos, según informaciones de agencia:

-“Actualmente, la solicitud (de subvenciones) se encuentra en fase de evaluación de la documentación presentada, tanto de la presentada junto con la solicitud como de la presentada en las subsanaciones e información complementaria solicitada de conformidad con las bases que rigen la convocatoria”.

-El Gobierno invoca las citadas bases, precisando que “en la fase de solicitud no resulta imprescindible que la actuación planteada se encuentre integrada, a la fecha de la solicitud, en un Plan de Movilidad Urbana Sostenible existente, pudiendo la misma recogerse en la reelaboración del plan existente”. Empero, el Gobierno aclara que el proyecto objeto de la petición de ayudas “sí deberá estar recogido en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible en la fase de ejecución y certificación del proyecto”.

– A tal efecto, el Gobierno central explica que tras la “última subsanación requerida”, el Ayuntamiento hispalense ha aportado el plan de movilidad urbana sostenible actualmente “vigente” en Sevilla y fechado en julio de 2012, toda vez que el Gobierno local socialista promueve desde hace años un nuevo documento de esta naturaleza. El plan de 2012, según recuerda el Gobierno, “no recoge aún” el proyecto de ampliación del tranvía, que “deberá ser objeto de inclusión en la reelaboración del plan de Sevilla, de conformidad con lo establecido en las bases del programa” de ayudas estatales a la que concurre la iniciativa.

Juan Espadas, abrazado a Pedro Sánchez, de quien depende la financiación de su proyecto estrella, el tranvía

La respuesta del Gobierno es un escándalo más en su línea de retorcimiento a la hora de interpretar las normas con tal de conseguir sus fines políticos o, como en este caso, los de su correligionario Espadas. En resumen, la tesis del Ejecutivo central es que da igual que la ampliación del tranvía no esté amparada por un Plan  de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), tal como exige el Real Decreto regulador de las subvenciones europeas,  porque el IDAE va a esperar el tiempo suficiente para que Espadas redacte un nuevo Plan en que ya figure la ampliación y así se le pueda justificar la financiación con fondos Feder.

Analicemos la respuesta “a la carta” de las necesidades de Espadas que ha dado el Ejecutivo “amigo” en Moncloa de Pedro Sánchez:

1.-“En la fase de solicitud no resulta imprescindible que la actuación planteada se encuentre integrada en un Plan de Movilidad Urbana Sostenible”: Una vez más, como he explicado en diversas ocasiones, aquí la trampa de trilero de ambas Administraciones, la local de Espadas y la central de Sánchez, es tomar la parte (el tranvía) por el todo (el Plan de Movilidad) y jugar, según convenga, con el PMUS de Zoido (descalificado en su día por Espadas pero al que ahora da validez jurídica para que le sirva de pantalla), que no incluye la ampliación del tranvía, hasta que a Espadas le dé tiempo a tener redactado otro (con el que, como en las bolitas del trile, darle sobre la marcha el cambiazo al de Zoido) en el que sí pueda incluir la prolongación de la línea para que el IDAE le conceda el dinero europeo.

La normativa reguladora de estas subvenciones se compone de dos Reales Decretos, el 616/2017, de 16 de junio:

https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2017-6897

y el que lo modifica en parte, el 316/2019, de 26 de abril

https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2019-6350

En este último, Medida Nº 8 del Anexo, referida a Implantación de Planes de Movilidad Urbana Sostenible, se especifica sin género de dudas que lo que se debe subvencionar no es una medida aislada, como sería la ampliación del tranvía, sino la implantación de un Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) en el que se incluyan actuaciones que deriven del mismo  y que evalúen la reducción de emisiones y los ahorros energéticos. El Real Decreto insiste en que “no se apoyarán actuaciones aisladas que no sean de ejecución de un Plan o estrategia global de movilidad urbana”. Y atención al punto 5 de esta Medida Nº 8. Dice así: “Justificación documental de la actuación a realizar «ex ante». La justificación se realizará mediante la presentación de la documentación que, con carácter general, se establece en el artículo 12.4 de este real decreto.

Ex ante” es una locución latina que significa “antes del suceso”. Por tanto, la norma exige claramente (y remito al artículo 12.4 del Real Decreto 616/2017, de 16 de Junio) que el Ayuntamiento justifique documentalmente y previamente que la ampliación del tranvía (“el proyecto singular subvencionable”) es acorde al procedimiento regulado, o sea, que deriva de un Plan de Movilidad Urbana Sostenible.

La petición municipal al IDAE en la que se miente sobre la inclusión de la ampliación del tranvía en el vigente PMUS

Y el Ayuntamiento falsea la información al decir en la solicitud que la ampliación del tranvía está incluida en el PMUS vigente, el de Zoido, cuando no lo está. Sólo por esta falsedad e incumplimiento de lo dispuesto en la norma, la solicitud de subvención tenía que haber sido rechazada, porque el segundo Real Decreto es concluyente al respecto: lo que se debe evaluar es el contenido del PMUS existente, no la aislada ampliación del tranvía (que no figura en el mismo) ni su inclusión en un futurible Plan de Movilidad (el que ahora prepara Espadas), tal como a la medida del alcalde de Sevilla interpreta el Gobierno de Sánchez.

Zoido tuvo que aportar previamente de forma urgente un PMUS para poder solicitar subvenciones para Tussam

Que la existencia de un Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) en el que se incluya la actuación prevista es condición previa “sine qua non” lo ha entendido todo el mundo hasta ahora. Fue el propio caso de Sevilla durante el mandato de Zoido, como se ve en el expediente de elaboración: “Habiéndose aportado el Plan Municipal de Movilidad Urbana Sostenible por la empresa Tussam y siendo un documento cuya disposición ha de acreditarse en la solicitud de la subvención al transporte colectivo urbano interior, iníciense las actuaciones correspondientes para su aprobación por vía de urgencia”. http://www.acontramano.org/dmdocuments/plandetrafico.pdf

Así lo vimos también en el caso del Ayuntamiento de Benalmádena, en el que el delegado responsable explicó que lo elevó al Pleno por la vía de urgencia “porque las subvenciones en materia de transporte a percibir por el Ayuntamiento están condicionadas a la aportación de un Plan de Movilidad“. http://www.manueljesusflorencio.com/2020/06/no-es-el-tranvia-sino-el-plan-de-movilidad-estupidos/

2.- “Tras la última subsanación requerida, el Ayuntamiento hispalense ha aportado el plan de movilidad urbana sostenible actualmente “vigente” en Sevilla y fechado en julio de 2012, toda vez que el Gobierno local socialista promueve desde hace años un nuevo documento de esta naturaleza. El plan de 2012, según recuerda el Gobierno, “no recoge aún” el proyecto de ampliación del tranvía…”: Atención a la flagrante contradicción del Ejecutivo de Sánchez: si según su tesis en esta fase no hace falta que la ampliación del tranvía figure en un Plan de Movilidad Urbana Sostenible, pese a que su implantación es la figura jurídicamente subvencionable, ¿por qué le exige al Ayuntamiento de Sevilla una subsanación? Subsanar, según el Diccionario de la Real Academia Española, significa “reparar o remediar un defecto”. ¿Y cuál era el defecto que debía reparar o remediar el Ayuntamiento de Sevilla? Presumiblemente, la no presentación de ese Plan de Movilidad Urbana Sostenible, un PMUS que debía acreditar aquello de lo que carece, carencia que sin embargo queda acreditada y que reconoce el propio Gobierno: el actualmente vigente, el aprobado en la era Zoido, no incluye ningún proyecto de ampliación del tranvía (“no recoge aún”, afirma la respuesta parlamentaria del Ejecutivo central). ¿Cómo que aún? O hay PMUS del que derive la ampliación del tranvía o no lo hay, y si no hay proyecto que derive de un PMUS, tal como estipula el segundo Real Decreto, no se puede dar validez a la solicitud municipal, pero como…..

El Ayuntamiento tuvo que cumplimentar los requisitos del artículo 12.4

3.- “…pudiendo la misma (la ampliación del tranvía) recogerse en la reelaboración del plan existente“. Imaginen que alguien presenta solicitud de licencia para un proyecto arquitectónico pero que no existe todavía y que el Ayuntamiento le concede la licencia de obras a la espera de que presente aquél cuando la obra ya esté en ejecución. Mutatis mutandis, a esta aberración jurídica se presta el Gobierno de Sánchez con el Ayuntamiento de Espadas y el ignoto nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible con tal de que meta, aunque sea a la remanguillé, la ampliación del tranvía.

4.- “el proyecto de ampliación del tranvía, que “deberá ser objeto de inclusión en la reelaboración del plan de Sevilla, de conformidad con lo establecido en las bases del programa” de ayudas estatales a la que concurre la iniciativa”. Otra flagrante contradicción. El Gobierno de Pedro Sánchez reconoce que las bases del programa de subvenciones europeas exige la inclusión de la ampliación del tranvía en un PMUS, en el PMUS vigente en el momento de solicitar la subvención, un PMUS en el que no existe nada referente al tranvía, pese a lo cual el IDAE admite la solicitud como admitirá también (ya lo ha anunciado el Gobierno) “la reelaboración del PMUS” con el tranvía incluido. O sea, que cuando conviene, vale el PMUS de Zoido con tal de aparentar que hay uno, y cuando no, el nonato y futurible de Espadas. Se cumple así el famoso dicho de Marx (Groucho) respecto de los principios pero aplicado al tranvía: “Este es el PMUS de Zoido, pero si no le convence, señor IDAE, en la chistera tengo otro, nasciturus”.

5.- “el proyecto objeto de la petición de ayudas “sí deberá estar recogido en el plan de movilidad urbana sostenible en la fase de ejecución y certificación del proyecto”. Y como el plazo de ejecución regirá hasta el 30 de septiembre de 2023, el Gobierno de Sánchez está dispuesto a darle a Espadas hasta ese trienio más de tiempo para que acabe de redactar con total tranquilidad el nuevo Plan de Movilidad con “su” línea de tranvía ampliada incorporada.

Así se las ponían a Fernando VII, perdón, quería decir a Juan Espadas.

Sevilla ha perdido más de medio millón de turistas en el verano del coronavirus

La cifra supone casi las tres cuartas partes de los que la visitaron en el verano de 2019

La caída del turismo extranjero ha sido del 89 por 100

Un millón doscientas mil pernoctaciones hoteleras menos

Como media se han perdido casi tres mil empleos en los hoteles

Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre el sector turístico español confirman el hundimiento del mismo en la ciudad de Sevilla, como consecuencia de la pandemia del coronavirus, que ha ahuyentado especialmente al turista extranjero.

En el verano de 2019 (julio-agosto-septiembre), el que podríamos calificar de la “vieja normalidad” y cuando todavía la capital andaluza disfrutaba de las mieles del ‘boom’ turístico, llegaron a Sevilla un total de 789.069 viajeros, el 62% de ellos desde otros países. Un año después, ya bajo el impacto del Covid 19, la cifra de visitantes se redujo a 220.247, es decir 568.822 menos. Especialmente llamativa es la caída en el número de turistas foráneos: del casi medio millón del verano anterior se pasó a tan sólo 53.398, es decir una disminución del 89%. En números redondos, pues, Sevilla ha perdido nueve de cada diez viajeros foráneos.

Por tanto, prácticamente el turismo nacional ha sido el único que ha sostenido la cuarta parte a la que ha quedado reducido el negocio turístico sevillano durante el estío del año 2020 y aun así el número de españoles que vinieron a la urbe andaluza fue de tan sólo 1666.849, un 44% menos que en el mismo periodo del año 2019.

Estas cifras han tenido su repercusión en las pernoctaciones hoteleras, inferiores en nada menos que 1.214.469 a las del verano anterior. Este dato supone que los hoteles sevillanos que han abierto durante el pasado estío han sobrevivido con tan sólo la cuarta parte de las pernoctaciones registradas un año antes. La fuga de turistas extranjeros ha supuesto casi un millón de pernoctaciones menos, concretamente 971.775.

Y de nuevo el turista nacional ha sustentado la ocupación hotelera, pese a que su número de pernoctaciones se ha reducido en 242.694 en comparación con el verano anterior (-46,23%).

El impacto del coronavirus se ha traducido en el cierre de más de la mitad de los hoteles, como media, el pasado verano si se toma como referencia el mismo periodo de 2019: han abierto de media 139 frente a 279. Como consecuencia, también ha caído la media de habitaciones ofertadas (5.478 menos) y la de plazas hoteleras (11.326 menos).

El hundimiento de la demanda y en consonancia la reducción de la oferta se ha traducido en una caída en la media de ocupación de habitaciones y de plazas cercana al 40%, incluso durante los fines de semana.

Toda esta catarata de cifras negativas ha tenido su efecto en el empleo en el sector. Si en el verano de 2019 los hoteles sevillanos tenían una media de 4.098 empleados en conjunto para atender a sus clientes, en el verano del coronavirus la cantidad se ha reducido a una media de 1.314, o sea 2.784 personas que se han quedado sin ocupación.

A continuación se pueden ver las estadísticas comparadas de los tres meses de verano mes por mes. Llama la atención el hecho de que en septiembre no sólo no han mejorado los datos de los meses estivales anteriores sino que han empeorado, con menos afluencia de turistas y menos pernoctaciones hoteleras.

El hundimiento del turismo internacional en la ciudad (tan sólo 13.739 viajeros foráneos en septiembre), a cuyo reflotamiento no parece que vaya a contribuir precisamente la declaración de un nuevo estado de alarma en todo el país hasta el próximo mes de mayo, deja prácticamente como única opción estratégica a corto y medio plazo la captación del turista geográficamente más cercano: el andaluz y el español.

Recursos de alzada contra la ampliación del tranvía

La iniciativa de Adelante Sevilla y de varios colectivos ciudadanos obligará a debatir de nuevo el proyecto en el seno del Ayuntamiento

Dos entidades ciudadanas podrían intervenir en el Pleno municipal según el nuevo Reglamento, aprobado en Abril de 2019

Es falso que la ampliación esté amparada por el Plan General de Ordenación Urbana

El Ayuntamiento miente sobre la demanda real de viajeros del tranvía

Hay tramos de Nervión en los que se perderían más de 8 metros de acera, en contra de la normativa urbanística

La destrucción de los árboles se remite a un futurible e ignoto Apéndice Paisajístico

La ampliación del tranvía no está incluida en el vigente Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS)

Diversos colectivos sevillanos, al igual que hace unos días decidió el grupo político Adelante Sevilla, han presentado recursos de alzada contra la desestimación por parte del gobierno local de Juan Espadas (PSOE) de las alegaciones que hicieron el pasado mes de septiembre al proyecto de ampliación de la línea del tranvía:

http://www.manueljesusflorencio.com/2020/09/analisis-del-documento-en-que-el-ayuntamiento-desestima-las-alegaciones-al-proyecto-de-ampliacion-del-tranvia/

Las entidades recurrentes son Tranvía Verde Sevilla, Red Sevilla por el Clima, ADICI grupo de investigación de la Universidad de Sevilla, A Contramano, Plataforma Sociedad Civil de Sevilla y Asociación Parque Vivo del Guadaíra.

Representantes de entidades sevillanas muestran sus recursos de alzada ante el Registro Municipal del Prado

La presentación de estos recursos provocará un nuevo debate político sobre el proyecto de prolongación de la línea tranviaria, ya que el Pleno del Ayuntamiento deberá decidir sobre los mismos. Por otra parte, según el artículo 28.3 del nuevo Reglamento Orgánico de Organización y Funcionamiento del Pleno del Ayuntamiento de Sevilla (publicado en Boletín Oficial de la Provincia el 20 de Abril de 2019, página 29 y siguientes) podrían intervenir en el debate hasta dos entidades ciudadanas que tengan la condición de “interesadas” en el asunto, por lo que es muy probable que se produzca esta circunstancia por primera vez en el seno del máximo órgano del Consistorio.

Artículo 28 del Reglamento del Pleno Municipal publicado en el Boletín Oficial de la Provincia de Sevilla

En líneas generales, los recurrentes se basan en los siguientes argumentos:

1.-El proyecto no está amparado por el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) vigente: La Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente afirma que “la actuación queda amparada por el Plan General de Ordenación Urbana, donde se establece la conexión entre los distintos centros intermodales como objetivo”. Según los recurrentes, “no es cierto que el PGOU establezca la conexión entre San Bernardo y Santa Justa a través de Nervión. Basta con atender a la memoria de ordenación del Plan General donde se plantea una red de tranvías para el área central de Sevilla, pero en los siguientes términos:

“La primera línea de tranvía en superficie conectará con la línea 1 de Metro en El Prado de San Sebastián, continuando hasta el interior del Centro Histórico, llegando a Plaza Nueva por la calle San Fernando,  Avenida de la Constitución, y continuando hasta la Puerta Osario a través del interior del Centro Histórico…

El esquema final consistiría en dos líneas de tranvías Norte-Sur y Este-Oeste cruzándose entre sí, y prolongando sus extremos hasta conectar con la estación de Santa Justa por el Este, y con la estación de autobuses de Plaza de Armas por el Oeste, como dos de los principales intercambiadores metropolitanos que deben tener conexión entre sí…”

En el Plano de Ordenación Estructural o.e.06 “Accesibilidad y movilidad: transporte colectivo” del PGOU queda manifiestamente claro cual es el trazado que se plantea para el ‘Metrocentro’. Por lo tanto, la actuación no queda amparada por el Plan General de Ordenación Urbana”.

2.-Datos parcialmente falsos de demanda de viajeros: El Ayuntamiento sostiene que la curva de flujos de viajeros del tranvía se ha recuperado a partir de 2015 tras el descenso sufrido en los dos años previos debido al impacto de la fuerte crisis económica. Según los recurrentes, que toman los datos de explotación de Tussam, sólo existe un ligero repunte en el año 2016, pero la caída de usuarios ha continuado desde entonces, tal como se demuestra en el siguiente cuadro y gráfico y hemos visto de forma reiterada en este blog:

3.-Incumplimiento de la normativa urbanística sobre itinerarios peatonales: La Gerencia de Urbanismo niega que el proyecto vaya a suponer una reducción de los acerados y un empeoramiento de los itinerarios peatonales de la zona afectada por la ampliación del tranvía. Según los recurrentes, en la hoja 01 del Plano 2.5 del proyecto de ampliación la acera se reduce en un 50% y pasa de más de cinco metros a dos metros y medio. Esta situación también se ve refrendada en la hoja 02 del citado plano, donde se pierden más de ocho metros de acerado. En este sentido, el artículo 2.2 de la Normativa Urbanística General de la ciudad estipula que la anchura mínima de las aceras será de 8 metros en las calles pertenecientes a la Red de Itinerarios Peatonales Principales. En el mismo artículo, se recomiendan anchuras de acera de 10 metros y mínima de 7 metros para el Viario Urbano Principal, al que pertenece el viario del proyecto. Asimismo, en el Artículo 3.4 de las citadas Normas se indica que “los proyectos de reurbanización de vías urbanas o los planes de adaptación del viario del casco histórico o áreas consolidadas tenderán a ampliar los itinerarios peatonales principales existentes y conectarlos con las zonas limítrofes”, lo cual tampoco se desarrolla convenientemente en el proyecto recurrido.

4.-Oscurantismo sobre el arbolado: La Gerencia de Urbanismo ha contestado a algunos alegantes que “para mayor claridad de compresión de lo proyectado, se incluirá apéndice paisajístico dentro del Anejo 13 Análisis Ambiental, donde se integrarán todos los apartados relativos al arbolado existentes en el proyecto”. En este caso, a juicio de los recurrentes no entra en el fondo de la cuestión ni se está motivando el rechazo a su alegación y únicamente se habla de una futurible inclusión de un nuevo apéndice, con lo que se incumple el requisito recogido en el artículo 35 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.

Protestas ciudadanas contra la tala de árboles motivada por la ampliación del tranvía

Tampoco se da información sobre ese nuevo apéndice “para mayor claridad de compresión”, por lo que se atenta contra el principio general de transparencia, tal y como recoge el apartado c del artículo 3.1 la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público.

5.-La ampliación del tranvía no está incluida en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS): Ante la alegación sobre la falta de un Plan de Movilidad Urbana Sostenible que ampare la ampliación del tranvía se afirma que  “actualmente existe Plan de Movilidad Urbana Sostenible vigente, así como que la implantación del Metro Ligero del Centro de Sevilla, se recoge en la nueva revisión del mismo en redacción”.

Proyecto de Espadas para ampliar la línea del tranvía hasta El Corte Inglés y luego Santa Justa

El Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) vigente es el aprobado en el año 2012 (número de expediente 652/12), durante el mandato de Juan Ignacio Zoido (PP), y en el mismo no se recoge la ampliación en cuestión del denominado ‘Metrocentro’.

http://www.manueljesusflorencio.com/2020/09/espadas-quiere-que-se-admita-pulpo-como-animal-de-compania-da-validez-al-pseudo-plan-de-movilidad-de-zoido-con-tal-de-ampliar-el-tranvia/

http://www.manueljesusflorencio.com/2020/06/no-es-el-tranvia-sino-el-plan-de-movilidad-estupidos/

Además, según los recurrentes que se afirme que el proyecto objeto del proceso de exposición pública se basa en dicho PMUS es contradictorio con la solicitud presentada al IDAE para el Programa de subvenciones a proyectos singulares de entidades locales que favorezcan el paso a una economía baja en carbono en el marco del programa operativo FEDER de crecimiento sostenible 2014-2020, ya que, por ejemplo, en el “Estudio energético ligado al PMUS” se afirma lo siguiente:                                                                       

En el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Sevilla (PMUS) se incluye la ampliación del tranvía del centro de Sevilla (Metrocentro) como una de las actuaciones prioritarias.

También en el Capítulo 3: “ESTRATEGIAS RELACIONADAS CON LA MOVILIDAD”, Apartado 3.1.2 “Estrategias específicas”, Subapartado 3.1.2.5 “Transporte Público”, página 41 en la estrategia de transporte público se incluye: “Ampliación del Metrocentro hasta Santa Justa y hasta Plaza del Duque”

En el PMUS vigente ni existe dicho capítulo, ni ese apartado, ni esa página, ni se incluye -obviamente- esa propuesta de ampliación.

El martirio de cada año: la renovación de títulos de viaje de Tussam (2ª parte)

Este artículo es la continuación del primero del mismo título, que estuvo dedicado a la imposibilidad de renovar a través de la página web de Tussam la Tarjeta Estudiante anual: http://www.manueljesusflorencio.com/2020/10/el-martirio-de-cada-ano-la-renovacion-de-titulos-de-viaje-de-tussam/

La historia continúa desde el momento en que ante tal situación, y como a la fuerza ahorcan, ya sólo te dejan la opción de acudir en persona a la oficina que la compañía municipal de transporte tiene en el Prado de San Sebastián. No desespero (quizás peco de optimista) de que “a quien corresponda” tome cartas en el asunto para corregir las insuficiencias/deficiencias/errores del procedimiento y que, mejor aún, los experimente por sí mismo.

Oficina de Tussam en el Prado de San Sebastián

En la anterior entrega conté que el contestador del número de teléfono municipal 010 me había dado la opción durante una de mis llamadas de tomar nota de mi teléfono para que un agente, como les denominan ahora, me llamara a su vez cuando ya no estuvieran tan ocupados. Y al respecto escribí lo siguiente: “Todavía estoy esperando la llamada”. Esa conversación, por calificarla de algún modo, acaeció, si mal no recuerdo, el martes 6 de octubre por la mañana. Ya me había olvidado de la historia cuando el domingo 11 de octubre hacia las 22 horas, si la memoria no me falla, un familiar me tendió mi teléfono móvil al tiempo que me decía con gran extrañeza:

-Una llamada del Ayuntamiento.

¿Una llamada del Ayuntamiento a las 10 de la noche de un domingo? Al otro lado de la línea alguien me preguntó si se había resuelto la incidencia pendiente con Tussam. Como habíamos tomado una cita previa para tramitar presencialmente la renovación de la tarjeta de viaje el viernes 9 de octubre (y ya estábamos en el domingo 11) la respuesta fue que la incidencia se había resuelto. Lo que no imaginaba en aquel momento era que debí haber añadido “supuestamente”.

Lectura positiva de la devolución de la llamada un domingo a las 10 de la noche: el 010 municipal acabó respondiendo porque, como me dijo uno de mis varios interlocutores telefónicos a lo largo de esta historia, el sistema está operativo las 24 horas del día, los 365 días del año.

Lectura negativa: si tardan cinco o seis días en responder a un usuario eso puede significar al menos dos cosas:

1.-Que Tussam ha registrado una gran cantidad de incidencias, quejas, llamada, solicitudes…..

2.-Que esa avalancha ha desbordado la capacidad normal de respuesta de la empresa municipal, hasta el punto de tardar cinco o seis días en devolver una llamada a la que se había comprometido.

Desde el punto de vista que se mire la conclusión es la misma: es necesario reforzar el servicio de atención a los ciudadanos, especialmente en épocas de alta demanda como el inicio del nuevo curso.

El martes 6 de octubre acabé aceptando la sugerencia de Tussam de resolver la renovación de la Tarjeta Estudiante mediante una cita previa en la oficina del Prado de San Sebastián, que fue concertada para el viernes 9 a las 17:22 horas. Como con cada conversación con un “agente” se acababa uno enterando de algo nuevo, se me dijo entonces que el/la solicitante debía llevar consigo un documento acreditativo que tuviera el sello original de la Universidad, para acreditar así su autenticidad. O sea, que Tussam no consideraba suficiente el digamos impreso validado mecánicamente de la matriculación en la Facultad, por carecer de un estampillado e instaba a aportar incluso un certificado de matriculación expedido por la Secretaría.

De este requisito no enteramos el martes por la mañana y la cita previa con Tussam había sido fijada para el viernes por la tarde. En plena pandemia del Covid 19, y aún con todo el proceso de resolución de problemas ligados a las matriculaciones universitarias, a duras penas pudimos lograr que nos hicieran un hueco el jueves por la mañana en la Facultad para obtener un papel sellado que mostrar a la empresa municipal de transportes. Reflexionemos: si Tussam va a exigir un impreso sellado originalmente (nada de validaciones mecánicas ni de fotocopias) por las universidades sevillanas a la hora de tramitar un título de viaje estudiantil, ¿por qué no se coordina previamente con la Hispalense, la Pablo de Olavide y la Loyola para que éstas, DE OFICIO Y POR SISTEMA, sellen el impreso de matriculación o/y un duplicado del mismo que se pueda presentar así en las oficinas de la empresa municipal de transportes? ¿Tan difícil es que aquélla y las universidades dialoguen entre sí y se coordinen?

Si resulta que miles de universitarios que ya se han matriculado deben presentar luego ante Tussam un certificado o impreso con sello original de su Universidad para acreditar la veracidad de la matriculación, eso supone que de nuevo han de pedir cita en Secretaría o ponerse en cola ante la ventanilla para repetir prácticamente el proceso, con la correspondiente sobrecarga de las labores administrativas al inicio del curso y con los riesgos añadidos en plena pandemia del coronavirus.

Sello de la Universidad Hispalense

Aunque el/la titular de la Tarjeta Estudiante no iba a pedir un nuevo título de viaje sino que iba a seguir utilizando la misma del curso anterior, acudió en la tarde del viernes 9 al Prado con todo tipo de papeles, “por si las moscas” (fotos de carné, fotocopias del DNI, certificado de matriculación…). Y, por fin, tuvimos en nuestro poder un impreso con el sello de la Corporación de Empresas Municipales, fechado el 9 de octubre y con la leyenda ‘Recibido en PAC Prado’, acreditativo de haber cursado la solicitud de renovación conservando la tarjeta de viaje del curso anterior. A partir de ese momento, según la información recibida, sólo quedaba esperar a que llegara al correo electrónico la carta de pago con la que ingresar el dinero en la cuenta de Tussam y, finalmente, validar de nuevo la Tarjeta Estudiante en una máquina en la misma oficina.

Formulario para solicitar la Tarjeta Estudiante de Tussam

Día 20 de octubre. Han pasado once desde la tramitación de la solicitud de renovación y seguimos sin noticias de Tussam, por lo que a última hora de la mañana vuelvo, como Sísifo, a la condena de llamar al 010 para preguntar qué ocurre. El diálogo transcurre más o menos de la siguiente forma:

-Mire, llamo porque presentamos la solicitud el día 9 y nos dijeron que en tres o cuatro días recibiríamos la carta de pago, pero han transcurrido ya once y nada.

-¿Tres o cuatro días? ¡Imposible que le dijeran eso! ¡Si el proceso tarda por lo menos diez! A ver, déme usted de nuevo los datos del/la solicitante de la tarjeta para comprobar si se ha cursado ya.

(Tras un tiempo de espera)

-¿OIga? Mire, el sistema me informa de que la solicitud se vio y fue aprobada y que ya le fue enviada la carta de pago al correo facilitado. ¿Es éste, no?

-Sí, señorita, pero le repito que no nos ha llegado nada.

-Quizás el correo lo haya derivado a ‘Spam’. Debería usted mirar en el ‘Spam’ (correo basura, para entendernos, porque el sistema interpreta que se trata de, por ejemplo, una publicidad no deseada). De todos modos voy a intentar enviarle un duplicado de la carta de pago pero, ya le digo, cerciórese de que no ha acabado en la papelera.

Tras esta conversación indagué en el ‘Spam’ del correo electrónico, así como en los correos calificados como Principal, Social y Promociones, con el mismo infructuoso resultado que antes. Así que, de nuevo en plan Sísifo, vuelta a llamar al 010 y a contar la misma película que anteriormente.

-Pero, ¿mi compañera le ha enviado el duplicado de la carta de pago?

-Si la ha enviado no la hemos recibido. En realidad no sé si la iba a remitir o no, ya que habló de intentarlo, y me parece que el asunto ha quedado como en el limbo.

-Bueno, voy a intentarlo yo.

-¿Y no podría remitirme a mi correo copia del duplicado para así tener más posibilidades y comprobar que el envío ha llegado?

-No puedo. Sólo podemos enviarla al correo del solicitante de la tarjeta. Bueno, pues ya he enviado el duplicado de la carta de pago.

(Se supone que el correo electrónico es instantáneo, pero pasan los segundos y nada).

-Seguimos sin recibir duplicado alguno.

-Pues el sistema me da como enviado. Probablemente esté en cola para salir. Si no le llega en un par de horas como mucho, nos vuelve a llamar. Aquí estamos las 24 horas.

Pues más de 24 horas después el dichoso duplicado sigue sin llegar, pero en el ínterin alguien más ducho que yo en informática logra averiguar que, efectivamente, en el ‘spam’ se había almacenado un correo electrónico en el que se remitía a un enlace desde el que descargarse una carta de pago a nombre del/la titular de la tarjeta, con sus datos personales y un código de barras.

Y, atención, ¿no dijo una de las agentes que era imposible el envío de la carta de pago en tres o cuatro días porque se necesitaban al menos diez? Pues ese correo fue recibido el día 9 de octubre a las 17:51 horas, es decir ¡el mismo día de la cita previa, concertada para las 17:22 horas!. Hagámonos, pues, algunas preguntas:

-¿Tiene sentido que hablen de tres o cuatro días para la recepción del documento por correo electrónico -diez, según el 010- cuando ha quedado demostrado que podían cursarlo en tan sólo 30 minutos?

-¿Tiene sentido que Tussam sepa que sus correos pueden acabar en el ‘Spam’ pero que no alerte previamente a sus usuarios de tal posibilidad sino sólo cuando éstos, preocupados, llaman para tratar de averiguar qué está pasando?

-¿Tiene sentido que un solicitante que ha realizado todos los trámites presencialmente en la oficina del Prado no tenga allí mismo la posibilidad de abonar el dinero y validar directamente el título de viaje en vez de que se le siga complicando el procedimiento con la espera del correo notificador y de lo que viene después?

Publicidad de Tussam de la Tarjeta Estudiante

Y lo que viene después del ‘Spam’ (diez días de retraso, tiempo en que el/la titular podría haber usado la Tarjeta Estudiante en vez de bonobuses ordinarios, con el correspondiente gasto añadido) es que hay que imprimirse la carta de pago por duplicado e ir con la misma a una oficina de Caixa Bank (no se permite otra, para que así Tussam y este banco hagan su negocio aun a costa de complicarle la vida a los usuarios en cuyo entorno no haya una oficina de dicha entidad y tengan que ir a buscarla a otro barrio).

¿Saben en Tussam el horario de apertura de Caja o/y de pago de recibos de los bancos? Desde hace tiempo se limita, al menos en las entidades que conozco, a un par de horas al día o incluso en días alternos por la mañana, es decir en el horario habitual de clase de los estudiantes, con lo cual éstos pueden verse necesitados de enviar a un familiar para que en su nombre y lugar vaya al banco a hacer cola para pagar por ventanilla o por el cajero automático, si es que logra enterarse de cómo valida éste los documentos.

¡Y todavía no hemos acabado!

Una vez abonado el dinero de la renovación el estudiante debe volver a validar el título de viaje en una máquina existente en la oficina del Prado de San Sebastián, ante la cual a cierta hora “a priori” favorable había al menos catorce personas en cola. Y me pregunto: ¿no podría activarse automáticamente la tarjeta -renovada “de facto” una vez hecho el abono en Caixa Bank- en cualquier autobús, ya que la maquinita del mismo es capaz de detectar si un bonobús normal tiene saldo o no?

En resumen, el SISTEMA de Tussam, que parece ideado por el Gran Burócrata a modo de Gran Hermano, no sólo bloquea la renovación por Internet, sino que también obliga a las siguientes gestiones si se pretende hacerla de forma presencial:

1.-Petición de un certificado de matriculación con sello original de la Facultad de turno.

2.-Tener que ir en persona a la oficina del Prado u otra de Tussam.

3.-Tener que ir a pagar de forma obligada a una sucursal de Caixa Bank, entidad a la que ha otorgado el monopolio.

4.-Tener que ir a validar la tarjeta renovada en la oficina del Prado u otra.

Así juega Tussam con el tiempo de los sevillanos.

El barrio más rico de Sevilla es cinco veces más pobre que el más rico de España

La diferencia entre el barrio con más renta de la capital andaluza (Casco Antiguo) y el de menor renta (Bellavista/Cerro-Amate/Este) es de 26.187 euros

La Moraleja, barrio/distrito perteneciente al municipio madrileño de Alcobendas, es el que tiene mayor renta bruta de toda España, con una media de 214.276 euros por habitante, cantidad que prácticamente quintuplica (4,77 veces) la renta bruta de la zona más pudiente de Sevilla capital, comprendida dentro del Casco Antiguo y cuyos habitantes disponen de 44.894 euros antes de impuestos. Así se desprende del informe de la Agencia Tributaria ‘Estadística de los declarantes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de los mayores municipios por código postal’, elaborado a partir de los datos fiscales del ejercicio de 2018.

La selección de los municipios se ha hecho según tres criterios de los que ha de cumplirse al menos uno de ellos: tamaño de la población (más de 200.000 habitantes según el Censo de Población), tamaño fiscal (más de 100.000 declaraciones de IRPF en el ejercicio fiscal) y renta bruta total (tener una renta bruta agregada superior a los 2.200 millones de euros). En la mayoría de los casos los tres criterios se cumplen simultáneamente, pero hay unos pocos casos en los que es válido solo alguno de ellos. 

Los distritos y barrios de La Moraleja (Alcobendas, en Madrid), Vallvidrera-Tibidabo i Les Planes (Barcelona), junto a Somosaguas-Humera (Pozuelo de Alarcón), Salamanca-Goya y Aravaca (Madrid), son las zonas que presentan las mayores rentas brutas medias de todo el país.

Códigos postales de Sevilla capital

El estudio de la Agencia Tributaria toma como base los códigos postales, siendo el 41001 (que abarca parte del Casco Antiguo) el de mayor renta bruta de Sevilla capital, con los citados 44.894 euros de media por habitante. En esta zona están calles y/o plazas tan conocidas como Adriano, Albareda, Alfonso XII, Almansa, Almirantazgo, Arfe, Arjona, Barcelona, Bobby Deglané, Campana, Canalejas, Carlos Cañal, Castelar, Avenida de la Constitución, Dos de Mayo, Federico Sánchez Bedoya, Julio César, Magdalena, Méndez Núñez, Molviedro, Monsalves, Plaza Nueva, O´Donnell, Patio de Banderas, Puerta de Jerez, Rioja, Sierpes, Velázquez y Zaragoza.

En el lado opuesto, como código postal más pobre de la capital de Andalucía aparece el 41016, situado en parte de los distritos municipales de Bellavista-La Palmera, Cerro-Amate y Este y con una renta bruta por cada habitante de tan sólo 18.707 euros, con lo cual la diferencia de renta bruta entre el barrio más rico de Sevilla y el más pobre es de 26.187 euros. En el código postal menos pudiente de la ciudad aparecen calles como Acebo, Alanís, Alcolea del Río, Badolatosa, Cervera, Escapulario, Linotipia, Litografía, Machichaco, Madre de la Iglesia, Medina Azahara, Parque Sevilla Industrial, Parsi, Pero Mingo, Pino Albar, Badolatosa, Somosierra, Tabarca, Tipografía, Torrecilla, Torres del Río, Torres Quevedo, Tres Avemarías, Vía Latina, Virgen de las Aguas y Virgen de la Soledad.

La clasificación de los barrios por su grado de riqueza (renta bruta) y de mayor a menor figura en el siguiente cuadro. Para ver las calles comprendidas dentro de cada código postal se puede consultar el siguiente enlace (parte inferior de la pantalla que le aparezca):http://distritopostal.es/sevilla/sevilla