Palmas Altas y Metro

El campus de Palmas Altas permite una Ciudad de la Justicia  de uso casi inmediato

Surge un nuevo escenario para dar prioridad al tramo Bermejales-Prado de la línea 3 del Metro

 

 

El viceconsejero de Justicia, Alejandro Cardenete, ha avalado el campus tecnológico de Abengoa en Palmas Altas para Ciudad de la Justicia, en línea con lo que ya publicamos en  diciembre de 2016, con el siguiente titular: “Palmas Altas, para la Ciudad de la Justicia de Sevilla”.

En aquella información decíamos, entre otras cosas, lo siguiente: “El complejo, construido sobre una superficie superior a los 40.000 m2, consta de siete edificios de entre tres y cinco plantas que ocupan unos 47.000 m2. Dos, con unos 16.000 m2, están ocupados por la Universidad privada Loyola Andalucía (…).

Abengoa ocupaba los cinco restantes, a los que había que sumar un área de servicios compartidos compuesta por comedores con capacidad para 700 personas simultáneamente, guardería, centro médico y otros. A ello hay que sumar 1.300 plazas de aparcamiento bajo rasante, sin contar las existentes al aire libre. La multinacional sevillana invirtió unos 132 millones de euros en su construcción.

Actualmente, Abengoa sólo ocupa dos edificios y parte de otro de sus cinco iniciales y si, como se teme, continúa la reducción de plantilla (inciso: ha  continuado, por última vez el pasado 13 de febrero, cuando se anunció otro ERTE, para la filial Abenewco1, que afectará a 47 empleados) le sobraría todavía alguno o algunos más. La Universidad Loyola Andalucía, que tiene contrato de permanencia hasta el año 2019 en dos de los siete inmuebles, proyecta trasladar a partir de ese año sus instalaciones al término de Dos Hermanas.

 

COMPLEJO VACÍO

 

Ante la perspectiva de que en un plazo máximo de tres años el campus se quede prácticamente vacío (nuevo inciso: extremo confirmado por Cardenete, ya que Abengoa o lo que queda de ella se irá de allí el próximo verano y la Loyola, para el inicio del nuevo curso) de no aparecer un comprador o inquilino de la envergadura que tenía la antigua Abengoa, algo muy improbable en el panorama económico de Sevilla, la nueva dirección de la compañía ha pensado en la Administración Pública y baraja como opción ofrecer el campus a la Junta de Andalucía para sede de la futura Ciudad de la Justicia (…)

La banca sería la primera interesada en que se diera una salida satisfactoria al campus de Palmas Altas, en grave riesgo de quedarse vacío tras una inversión de 132 millones de euros. Las entidades acreedoras ya estuvieron a punto de quedarse con las llaves hace cinco meses, pero en el último minuto decidieron paralizar la ejecución hipotecaria que iba a iniciar un Juzgado Mercantil de Sevilla.

El complejo de siete edificios está aún gravado por una hipoteca de 78,6 millones de euros otorgada en su día por un ‘pool’ bancario, a cuyo frente figuran La Caixa y el banco francés Natixis, que concedieron 15 millones de euros cada uno”.

 

EL PREACUERDO

 

El pasado 19 de febrero, mi querida compañera Mercedes Benítez desveló en ABC cómo el Gobierno  de Susana Díaz había negociado en este tiempo con la banca acreedora la compra del campus de Palmas Altas al precio, en función de los tipos de interés, de entre 63 y 66 millones de euros, cantidad a la que habría que sumar 15 millones en obras de adaptación para los nuevos usos judiciales, con lo que podría resultar un coste total de entre 78 y 81 millones.

La operación tiene visos de magnífica si no la frustran los intereses creados, ya que el complejo costó en su día 132 millones y fue diseñado por Richard Rogers, premio Pritzker (equivalente al Nobel de arquitectura) con criterios de sostenibilidad que suponen un importante ahorro operativo.

No sólo se compraría por un máximo de 66 millones un campus que costó el doble, sino que sumando los ahorros en los alquileres de las sedes judiciales actualmente dispersas (Viapol, Noga y la Buhaira), en vigilancia y en gastos generales (6,08 millones de euros anualmente en total), en un decenio la operación se amortizaría prácticamente. ¿Cuánto costaría hoy construir de nueva planta un complejo equivalente? ¿Doscientos millones? Al coste habría que sumar los gastos por el tiempo de espera. Por ejemplo, la Ciudad de la Justicia de Málaga tardó en construirse cinco años. A 6 millones anuales de gasto en alquileres y otros, el coste de perder esta oportunidad se incrementaría en 30 millones.

 

La idea inicial de la Junta consistía en trasladar en una primera fase todos los juzgados a Palmas Altas (un total de 112), salvo los instalados en el Prado.

 

RECHAZO

 

Como era de esperar y cual si gozara de un autoconcedido derecho de veto sobre el mismísimo Gobierno andaluz, el “lobby” judicial se ha opuesto a semejante posibilidad, con argumentos tales como que prefiere un lugar más céntrico y que no esté “donde Cristo perdió el mechero” (sic); que no se garantiza el acceso y la movilidad de los ciudadanos y profesionales a Palmas Altas y que si sólo se trasladan los órganos judiciales unipersonales pero no todos, aumentaría en kilómetros la dispersión del conjunto.

Empecemos por el final. El viceconsejero Cardenete ha dicho: “hay un informe y un estudio para ver si cabrían todos los juzgados, y caben todos, pues hay incluso posibilidad de crecimiento con edificios no ocupados en una primera fase, y posibilidad de expansión en las instalaciones”.

 

A lo que cabría añadir otras, tal como reflejamos en aquella información de hace tres años: en algún solar del mismo campus dotado aún de edificabilidad y usado  como mero aparcamiento y, conectada por la pasarela sobre la SE-30, la cercana parcela (12.437 m2) de Los Bermejales a la que finalmente renunció la Universidad para la Politécnica y donde podrían ubicarse los juzgados del Prado, con cuya venta financiar esta posible segunda parte de la operación.

 

CENTRO Y PERIFERIA

 

Despreciar Palmas Altas diciendo que está “donde Cristo perdió el mechero” es la demostración de la visión reduccionista y centralista que de Sevilla tiene el “lobby” judicial, para el que la urbe se reduce al Centro y los 60.000 vecinos que lo habitan, sin tener en cuenta los 600.000 sevillanos restantes, en cuyos barrios parece que únicamente se pueden instalar lo que no quieren o no cabe en el Casco Antiguo, como tanatorios, mezquitas, depuradoras malolientes, el depósito de coches de la grúa y otras incomodidades, pero no algo digamos más “noble”. Según la visión centralista del “lobby”, si los 600.000 vecinos de los barrios  deben desplazarse al Centro para trabajar o realizar cualquier gestión no hay ningún problema; el problema es si son los miembros de la carrera judicial quienes han de ir a trabajar o a hacer alguna gestión a Palmas Altas.

 

Si, según la teoría del “lobby”, no está garantizado el acceso allí, ¿cómo entonces ha sido posible, y lo sigue siendo, que durante todos estos años se hayan podido desplazar diariamente a trabajar o estudiar, respectivamente, los miles de empleados que ha tenido Abengoa y los 1.200 estudiantes de la Loyola?

De momento hay tres líneas de autobuses (3,  34 y 37) que pasan por Los Bermejales y sigue pendiente  la línea exprés hasta dicho barrio y Bellavista que se acordó en el Ayuntamiento y que Espadas aún no ha implementado. El refuerzo y/o modificación de estas líneas para prolongarlas hasta Palmas Altas o la creación de otras no debería ser mayor problema. Además hay línea ferroviaria de cercanías en el entorno y hasta la del puerto pasa al lado del campus.

 

ACCESIBILIDAD

 

El “lobby” judicial confunde  distancia con accesibilidad: se puede llegar más rápidamente desde el Prado hasta Palmas Altas por la Palmera y la Avenida de Jerez, o la de la Raza (en cuya prolongación se construye un nuevo acceso al centro comercial Lagoh del que se beneficiaría la Ciudad de la Justicia), que a otros sitios menos distantes pero sembrados de semáforos.

El escenario es tan cambiante que ya se puede haber quedado desfasada la prioridad dada por Espadas a la construcción del tramo de la línea 3 de Metro entre Pino Montano y el Prado. Cuando en 2011 se redactó el proyecto  para dicha línea, se estimó una demanda potencial de viajeros para todo el trayecto ( y no sólo la mitad) de entre 40.000 y 50.000 diarios.

Todavía entonces no se había inaugurado en Los Bermejales una macrosede de la Junta que moviliza a miles de personas y funcionarios. Tampoco se había empezado a construir el centro comercial Lagoh en Palmas Altas, con una previsión de 14 millones de visitas anuales, a un promedio de 38.356 diarias (piénsese también en el Sevilla Park, a medio camino), ni se había planteado allí, como ahora, la Ciudad de la Justicia. Si a todo ello sumamos el poder de atracción del hospital Virgen del Rocío y del campus universitario de Reina Mercedes, ¿no sería más lógico empezar la construcción de la línea 3 al revés de lo que se había pensado, es decir, desde Los Bermejales hasta el Prado y así ya se dejar sin excusa alguna al “lobby” judicial?

 

Llevamos 15 años buscando suelo o haciendo dibujos sobre el papel para una Ciudad de la Justicia meramente virtual. ¿Cuántos más vamos a seguir de esta manera, pintando edificios imaginarios y deshojando la margarita? La gran ventaja de Palmas Altas es que ya está todo construido y se puede empezar a utilizar en un plazo mínimo de tiempo. ¿Va a perder Sevilla esta oportunidad? Corre el riesgo de que le pase como a Yaser Arafat, de quien se decía que nunca perdía la oportunidad de perder una oportunidad.

El Ayuntamiento de Sevilla desbloquea la compra de la casa del poeta Luis Cernuda

DINERO

Usará parte de los cinco millones del canon inicial por los suelos de Ramón Carande

ORGANISMO

La adquisición será realizada a través de la Gerencia de Urbanismo

PATRIMONIO

También reactivará la rehabilitación de la antigua iglesia de San Laureano

 

El dinero fresco (cinco millones de euros) obtenido por el Ayuntamiento el pasado viernes en concepto de canon inicial por la concesión de los suelos de la Avenida Ramón Carande para la construcción de una residencia universitaria servirá para el inmediato desbloqueo de la compra de la casa natal del poeta Luis Cernuda y para la rehabilitación de la iglesia de San Laureano.

La Gerencia de Urbanismo realizó el pasado fin de semana una de las mayores operaciones económicas que se recuerdan con el suelo municipal, ya que obtendrá a lo largo de los 78 años que durará la concesión de un derecho de superficie sobre 4.135 m2 de la avenida Ramón Carande un total de 70,2 millones de euros (a una media de 900.000 euros anuales). En dichos terrenos el grupo Mayoral proyecta la construcción de una residencia universitaria con 800 plazas.

La Gerencia ya ha percibido un canon inicial de cinco millones de euros, dinero que se asignará al Patrimonio Municipal de Suelo y que va a servir para desbloquear cuanto antes dos operaciones que estaban enquistadas.

La primera va a ser la compra de la casa natal del poeta Luis Cernuda, la cual fue acordada por unanimidad de los cinco grupos políticos en el Pleno municipal de enero del año 2017, tras la voz de alarma dada por Adepa sobre el riesgo de su posible adulteración una vez salida al mercado inmobiliario. Para evitarlo, la Junta de Andalucía reaccionó y la incluyó en el Catálogo General del Patrimonio Histórico como Bien de Interés Cultural.

El Ayuntamiento, por su parte, acordó la adquisición por 400.000 euros, sin que en los más de dos años transcurridos desde aquel acuerdo plenario haya materializado aún la compra, un tiempo en el que el precio del inmueble se habría incrementado hasta el medio millón de euros, según las pretensiones de la propiedad.

La casa, a la que dado su estado ha habido incluso que realizarle obras de emergencia de forma subsidiaria por la propia Gerencia de Urbanismo para evitar que se acentúe su deterioro, se alza sobre una parcela de 167 m2 y tiene un total de 450 m2 construidos, repartidos en tres plantas.

La segunda operación pendiente que se desbloqueará con los cinco millones de euros ya ingresados por el canon de Ramón Carande serán las obras de rehabilitación de la antigua iglesia de San Laureano, que fueron licitadas con un presupuesto inicial de 264.904 euros y adjudicadas pero que no pudieron acometerse porque quedaron afectadas por la prórroga del Presupuesto municipal.

El objetivo de las obras es resolver las filtraciones de agua que sufre la cubierta, en pésimo estado al igual que el conjunto de la antigua iglesia, cuya total rehabilitación tendría un coste superior al millón de euros.

Ciudad de la Justicia: Palmas Altas, Bermejales, parcela de Las banderas y solar del tranvía, las propuestas

SALIDA A HUELVA

La parcela de las banderas de la Expo-92 dista tres kilómetros del Prado

DISTRITO JUDICIAL

El solar del tranvía ya entró en la alternativa de los arquitectos y abogados

DESTINO CAMBIANTE

El suelo de Los Bermejales iba a acoger la mezquita y luego la Politécnica

 

El Ayuntamiento de Sevilla ha ofrecido a la Junta de Andalucía cuatro opciones para albergar la futura Ciudad de la Justicia una vez desechada la de Los Gordales porque implicaría el traslado de la Feria de Abril: la ya conocida del campus tecnológico de Palmas Altas, que Abengoa y la Universidad Loyola abandonarán a lo largo del año en curso; la cercana parcela a la misma donde se proyectó primero la mezquita y luego la Escuela Politécnica de la Universidad Hispalense, en Los Bermejales; el solar situado junto a las cocheras del tranvía, entre las avenidas de Málaga y de Cádiz, y la parcela de las banderas de la Expo-92.

 

La parcela de las banderas de la Expo 92 debe su denominación a que en la misma se plantaron los mástiles con las enseñas de todos los participantes en la Muestra Universal que se celebró en Sevilla hace veintisiete años. Se encuentra a continuación de la torre Pelli, en la salida hacia el Aljarafe y Huelva, entre la avenida de Carlos III y la banqueta del río Guadalquivir, a unos 3.300 metros en números redondos de distancia por las avenidas que conducen hasta la misma desde la actual sede judicial sita en el Prado de San Sebastián (avenida de María Luisa, Paseo de las Delicias, Paseo Colón, Reyes Católicos, Marqués de Paradas….).

En realidad está compuesta por cuatro parcelas catastrales distintas, con las siguientes superficies: 19.600 m2; 3.791; 706 y 3.902 m2. En total, pues, 27.999 m2. En el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) vigente (plano 11-14 de Ordenación Pormenorizada Completa) figura como un Sistema General, calificada como Servicios de Interés Público y Social (SIPS) y la altura máxima de construcción permitida es de cuatro plantas.

Como es SIPS, la edificabilidad no es relevante. Ahora bien, la superación del límite de las cuatro alturas exigiría cuando menos un Estudio de Detalles. Actualmente no está incluida en ningún Plan Parcial ni en ninguna Unidad de Ejecución.

Esta opción, de ser elegida, implicaría saturar aún más la entrada/salida de Sevilla hacia el Aljarafe y Huelva, sobre cuyo elevado nivel de tráfico se viene alertando desde antes de que entrara en servicio el rascacielos de la Cartuja y el complejo comercial situado a sus pies. La situación se complicaría aún más de construir en la cabecera de esta zona un nuevo foco de atracción que movilizaría cada día a millares de personas.

La segunda opción, aunque no necesariamente en este orden, presentada por el Ayuntamiento a la Junta de Andalucía es un solar en forma de trapezoide delimitado por la calle Felipe Hauser, Avenida de Cádiz, calle Juan de Mata Carriazo y Avenida de Málaga, que separa la antigua estación de Cádiz de la actual del tranvía y del edificio denominado Metrocentro.

Es la parcela más pequeña de las cuatro seleccionadas, ya que mide del orden de unos 7.000 m2 de superficie, pero la que “a priori” más satisface a los miembros del digamos mundo jurídico (jueces, abogados, procuradores) por su cercanía a los Juzgados y la Audiencia, sitos en el Prado de San Sebastián, del que queda a un tiro de piedra.

De hecho, fue incluida en su propuesta de Distrito Judicial presentada el pasado mes de enero a Espadas y Muñoz por el decano del Colegio de Abogados y la decana del Colegio de Arquitectos, José Joaquín Gallardo y Cristina Murillo, respectivamente. Pensaron erigir aquí un edificio de seis plantas de altura (los de los alrededores tienen de ese orden o una menos) y un total de 48.000 m2 construidos. Su inconveniente, que no habría posibilidades de ampliación futura salvo recreciéndolo en plantas.

 

BERMEJALES/PALMAS ALTAS

 

La tercera opción, no necesariamente en tal orden, propuesta por el Ayuntamiento a la Junta de Andalucía tiene una doble dimensión, ya que puede servir tanto de alternativa al campus de Palmas Altas como de complemento al mismo para una futurible ampliación, porque se encuentra a escasa distancia de la pasarela que, salvando la ronda de circunvalación SE-30, la conecta con la sede actual de Abengoa.

 

Se trata de la parcela central de tres bolsas de suelo existentes al Sur de Los Bermejales, una de forma triangular (con un lado curvado) comprendida entre las avenidas de Finlandia, Estonia e Irlanda y de 12.437,32  m2 de superficie, donde se proyectó en época de Monteseirín la polémica mezquita y, posteriormente, la nueva sede de la Escuela Politécnica de la Universidad Hispalense más un centro cívico para el barrio, aunque finalmente la Universidad, por ahorro de costes, se decantó por la isla de la Cartuja. La Universidad estimó en 2011 una inversión de 36 millones de euros para la construcción de un inmueble de 32.000 m2 que iba a tener 32 aulas, dos aulas de grado, 48 laboratorios, una nave-taller para prácticas y salón de actos.

 

Al lado de esta parcela, que dista unos 5.000 metros del complejo judicial del Prado vía Paseo de las Delicias, Avenida de la Palmera, Avenida de Jerez y Avenida de Finlandia, hay otras dos, una junto al colegio Marie Curie y otra a espaldas de la clínica Fremap. En esta última se proyectó en tiempos de Zoido una escuela de golf que se redefinió durante el actual mandato de Espadas.

 

El Consejo del Instituto Municipal de Deportes aprobó el proyecto básico y de ejecución, los estudios de seguridad y salud y la reurbanización, pero lo cierto es que ni en el mandato de Zoido ni en el actual se ha puesto un solo ladrillo de la escuela de golf, por lo que en caso de que no se materialice, su espacio también podría ser una alternativa o un complemento futuro para la Ciudad de la Justicia si se construyera en Palmas Altas.

 

Item más, al otro lado de la avenida de Finlandia y de la de Jerez existe una bolsa de suelo mucho mayor, junto a los antiguos cuarteles y el Hospital Militar y que al no tener planeamiento desarrollado podría ser objeto de una modificación en el PGOU en caso de necesidad. En resumen, el binomio Palmas Altas-Los Bermejales es el que “a priori” más posibilidades ofrece, ya que el campus tecnológico está construido y listo para ser usado con pocas obras de adaptación y las bolsas de suelo en el colindante Bermejales más los antiguos terrenos militares permitirían cualquier ampliación futura, algo imposible en las otras opciones.

 

DESTINO CAMBIANTE

 

El suelo de Los Bermejales iba a acoger la mezquita y luego la Politécnica

Sanción ejemplarizante del Ayuntamiento de Sevilla: 117.000 euros por dejar tirada una obra

MERCADO DE TRIANA

La empresa adjudicataria no acabó la impermeabilización en los cinco meses de plazo

INFORMES JURÍDICOS

El Consultorio ha contado con el preceptivo aval del Consejo Consultivo de Andalucía

AVISO A NAVEGANTES

Trata de evitar que las empresas se presenten a los concursos y luego dejen los trabajos

 

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Sevilla ha acordado el inicio del procedimiento para resolver un contrato con la empresa ICC Ingeniería de la Construcción Cordobesa y exigirle una indemnización de 117.571 euros a la ciudad en concepto de daños y perjuicios por sus injustificados retrasos en la ejecución de unas obras en el mercado de Triana.

El gobierno de Espadas, que ha contado previamente con un informe jurídico favorable del Consejo Consultivo de Andalucía, ha acordado una sanción ejemplarizante, una de las mayores que se recuerdan en proporción a la cuantía del contrato (que fue del orden de unos 400.000 euros), como aviso a navegantes y para evitar así que las empresas se presenten alegremente a los concurso municipales y luego dejen tiradas las obras sin más, como ha ocurrido en este caso.

Concretamente, el Consistorio adjudicó en su día a la empresa citada los trabajos de mejora de las condiciones de seguridad y de estanqueidad del mercado de Triana, que debía ejecutar en el plazo de cinco meses.

Sin embargo, según un portavoz del Ayuntamiento, pasó el tiempo estipulado sin que se terminaran los trabajos en un sitio tan especial como es el mercado, con el consiguiente perjuicio a la actividad económica de los placeros y las molestias para los clientes habituales y los turistas que acuden a visitarlo.

A la vista del incumplimiento del contrato y de acuerdo con el Consejo Consultivo de Andalucía, el Ayuntamiento ha acordado resolver el contrato de las obras y exigir a la empresa, tras el informe de valoración realizado por los técnicos municipales, una indemnización de 117.571,09 euros, en concepto de daños y perjuicios.

Como primera medida, el Consistorio se ha incautado la garantía que depositó la empresa por valor de 11.248,45 euros, a fin de hacer efectiva la indemnización acordada, y le exigirá que satisfaga los 106.322 euros restantes.

 

INICIO DEL MANDATO

 

Las del mercado de Triana fueron una de las primeras obras que adjudicó el gobierno de Espadas tras la toma de posesión de la nuevA corporación municipal, en el verano del año 2015. Según anunció en aquel entonces la delegada del Distrito, Carmen Castreño, los trabajos incluso se iban a desarrollar en turnos de tarde-noche y durante los fines de semana, con el fin de molestar lo menos posible a los placeros y a los usuarios del mercado  de Triana.

Primero se iban a reforzar las cerchas o armazón de la cubierta, y luego colocar una nueva capa sobre esta última que eliminara de forma definitiva el problema de las goteras en el edificio. Parte de la cubierta sería acristalada en las zonas más próximas a la calle Castilla.

El objetivo era que los trabajos se culminaran en un plazo de cinco meses y antes de que terminara el año 2015, pero no se cumplió, debido a lo cual el Ayuntamiento tuvo posteriormente que volver a adjudicar las obras, con un incremento del 13% de la inversión inicial, hasta un total de 455.139 euros y ampliando la protección del conjunto arqueológico del antiguo castillo de San Jorge, conocido popularmente como el de la Inquisición.

La demora en la ejecución del proyecto inicial provocó humedad en algunos puestos del mercado, debido a las filtraciones, que obligaron a continuos trabajos de conservación y de mantenimiento por parte del Area de Edificios Municipales.

Mi Guía práctica de Estocolmo para ahorrar tiempo y dinero

Que nadie deje de ir a Estocolmo por razones económicas mientras pueda aprovechar un vuelo de bajo coste. Este podría ser el “leitmotiv” del libro electrónico ‘Mi Guía práctica de Estocolmo para ahorrar tiempo y dinero’, que he publicado en Amazon.

 

Aunque  está en formato kindle puede leerse en cualquier dispositivo (lector electrónico o e-reader, ordenador, tableta, teléfono móvil) descargándose la aplicación kindle, bien para Windows bien para Macintosh, desde el propio portal de amazon (basta escribir en su buscador las palabras aplicación kindle) o desde Google Play (Play Store). Dejo aquí de todas maneras un enlace a un texto que lo explica con mayor detalle:

https://blog.ebrolis.com/2016/02/18/como-leer-libros-para-kindle-en-tu-tablet-e-reader-o-telefono/

Efectivamente, la capital de Suecia tiene fama de ser una de las ciudades más caras de Europa, pero con la información que ofrezco en esta Guía se pueden obtener precios asequibles en comida y estancia a una calidad razonable conociendo desde las aplicaciones sobre comida callejera hasta alojamientos en sitios tan dispares como antiguos aviones y hoteles flotantes; y llegando hasta la cúspide gastronómica, los restaurantes galardonados con estrellas Michelin, para quien quiera o pueda elegir. Desde lo básico hasta el “delicatessen”.

La Guía quizás debería empezar a leerse por el final, por el capítulo dedicado a mapas, audioguías y aplicaciones de la máxima utilidad en Estocolmo. Es la respuesta a la falta de material existente en España sobre la bellísima capital de Suecia. En su día sólo pude conseguir, y por encargo especial de la Casa del Libro, un insuficiente plano de Estocolmo que se reducía a su casco antiguo, la isla de Gamla Stan, y poco más.

Por eso, en la Guía ofrezco enlaces a sitios donde consultar o descargarse más de 60 mapas de todo tipo con los que preparar el viaje y manejarse una vez allí, desde planos de la ciudad hasta del aeropuerto de Arlanda, estaciones ferroviarias y de autobuses, red de Metro, trenes de cercanías, puertos, líneas de ferries, carriles-bici, aparcamientos, rutas… sin contar documentación sobre museos, como el fabuloso dedicado al barco Vasa (extraído del fondo del mar más de 300 años después de su hundimiento, en una aventura digna de Indiana Jones), palacios y castillos; audioguías y aplicaciones para hacerse la vida más fácil y disfrutar de la enorme oferta cultural, patrimonial y de eventos de la ciudad.

Y este material se complementa con un capítulo dedicado al cuadrante horario de los museos, isla por isla, que permite obtener una visión rápida y global del tiempo en que aquéllos permanecen abiertos, para así poder adoptar decisiones de forma rápida sobre qué visitar y cuándo y estirar al máximo las horas de estancia en la ciudad.

Aprendiendo a combinar toda la oferta (se especifica lo que es gratis totalmente o parcialmente, medio gratis y de pago) se puede gozar de un programa de primer nivel por el equivalente a 60 euros, comida y alojamiento aparte.

En la Guía se abordan cuestiones que son claves, como la elección de las fechas del viaje, de la cual depende poder aprovechar al máximo la estancia en Estocolmo o de forma limitada, debido a las peculiaridades del calendario sueco.

Asimismo, es fundamental saber cómo funciona el proceso de compra de la tarjeta turística y de las de transportes, ya se realice a distancia por Internet o bien una vez llegados a Estocolmo; y las singularidades de los diferentes medios de locomoción, para no verse obligados a pagar tasas inesperadas.

En la Guía se incluyen diversas tablas con los datos meteorológicos mes por mes en la capital sueca, para saber a qué atenerse en materia de lluvia, nieve, niebla, sol, temperaturas, horas de luz…y enlaces a portales meteorológicos suecos para la predicción del tiempo.

Otra cuestión esencial es el dinero, ya que Suecia es el país del mundo donde más se paga con tarjeta, hasta un simple helado, y menos con dinero en efectivo, razón de más para saber por qué, a pesar de ello, hay que llevarse u obtener en la ciudad y dónde coronas suecas, la divisa del país, especialmente en monedas.

Hay un capítulo dedicado a disfrutar de la ciudad con niños, para quienes es un paraíso (desde Junibacken,  dedicado a Astrid Lindgren,  la autora de Pipi Calzaslargas, hasta el museo del Juguete, habilitado en antiguos túneles militares, pasando por el fantástico Museo de Historia Natural, donde pueden verse películas en formato Imax como en el Omnimax de la Expo-92 de Sevilla)  y otros a las excursiones que se pueden hacer por el lago Mälaren y por el Archipiélago de las 24.000 islas. Con la información facilitada, que abarca todos los museos y excursiones incluidos en la tarjeta turística (cerca de 70),  el lector puede planificarse su propio programa, si bien le ayudo con tres capítulos de recomendaciones paso a paso sobre a dónde ir en un día sin lluvia,  en un día lluvioso y en un tercer día, con todo tipo de claves para sacar el máximo partido a cada jornada y estirar el tiempo. Además, hay un capítulo dedicado a las compras en la ciudad, desde ropa a “souvenirs” y genuinos productos de diseño sueco, incluyendo cómo poder ir gratis a una de las tiendas de Ikea más grandes del mundo, situada a 30 kilómetros de Estocolmo.

En las 386 páginas ( con 176 fotos y multitud de enlaces a otras fuentes de información) de la obra se incluye un capítulo con datos útiles, desde cómo actuar en caso de un problema de salud (médicos, farmacias) o de seguridad a cómo usar las consignas para  dejar equipaje, a fin de facilitar el viaje y la estancia en Estocolmo, la “Venecia del Norte”.

https://www.amazon.es/pr%C3%A1ctica-Estocolmo-ahorrar-tiempo-dinero-ebook/dp/B07P1CQ3BY/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1551172766&sr=8-1&keywords=mi+guia+practica+de+Estocolmo

 

 

 

Parkings versus PGOU

Los parkings rotatorios en Torneo y Marqués de Paradas anunciados por Espadas no figuran en la lista permitida por el Plan General

La Junta ya tumbó los que proyectó Zoido en la Alameda y el Prado por alterar de forma sustancial la ordenación urbanística

 

El alcalde anunció la semana pasada, cuando faltaban 103 días para las próximas elecciones municipales, algunas novedades (relativas) en materia de aparcamientos:

-La inminente licitación para la terminación y explotación del estacionamiento de Bami, paralizado durante ocho años por la quiebra de la empresa constructora. Se estima que el proceso para su puesta en servicio tardará un año más y que tendrá 311 plazas para los vecinos del barrio y 296 rotatorias.

-La Gerencia de Urbanismo ha concluido el diseño de dos aparcamientos rotatorios tras asegurarse de la existencia previa de inversores privados dispuestos a pujar por su explotación: uno en la calle Torneo y otro en Marqués de Paradas.

-El estacionamiento de Torneo se construiría en la zona más cercana al río, en una franja sin árboles y paralela al tramo comprendido al otro lado entre las calles Curtidurías y Narciso Bonaplata. Tendrá capacidad para 171 plazas.

-El de la calle Marqués de Paradas, a la altura de Reyes Católicos y Julio César, tendrá 258 plazas, distribuidas en tres plantas subterráneas.

-Y además el Ayuntamiento va a estudiar la construcción de otro aparcamiento en el Prado de San Sebastián por el interés de inversores privados en explotarlo al ser una zona de gran densidad de tráfico.

REACCIÓN DE LOS VERDES

Inmediatamente, Ecologistas en Acción emitió un comunicado en el que calificó los anuncios de Espadas sobre nuevos aparcamientos rotatorios como “la certificación del fracaso en política de movilidad”. Los verdes han recordado que Espadas comenzó su mandato promoviendo una Mesa de Movilidad que estudiaría las medidas necesarias para la mejora de la misma y de la sostenibilidad en Sevilla -Mesa de la que hace mucho tiempo que no se sabe nada- y lo ha acabado alardeando de la puesta en marcha de infraestructuras que potencian el uso del coche porque “de otros modos de transporte hay poco de que presumir”.

Ecologistas en Acción ha destacado que los aparcamientos rotatorios anunciados en Torneo y Marqués de Paradas no están incluidos en el Plan General de Ordenación Urbana y, por lo tanto, “explícitamente prohibidos” en la norma urbanística. Amenazan los verdes con que si el alcalde sigue en su empeño emprenderá acciones legales “para que estas barbaridades no se cometan”.

Para los verdes este tipo de aparcamientos (rotatorios) no mejoran el tráfico en la zona donde se impulsan, sino todo lo contrario, ya que a su juicio sirven de “atractores de coches”, cuyos conductores, antes de introducirse en aquéllos, de pago, intentan dar vueltas por los alrededores a la busca de estacionamiento gratuito. Según Ecologistas en Acción, Espadas pretende terminar su mandato como Zoido al promover aparcamientos rotatorios y favorecer el uso del coche privado en una ciudad ya congestionada, cuando la tendencia en Europa es la contraria: limitar el uso del vehículo privado por los graves problemas de contaminación que crea y por la distorsión en el uso de las ciudades. Esta nueva política restrictiva del tráfico se refleja – destacan los verdes- en los anuncios de la prohibición del coche como lo conocemos en el plazo de 20 años en varios países de nuestro entorno e incluso en España, lo cual debería servir para diseñar “una ciudad que no estuviera al servicio del coche, pero vamos en dirección contraria”.

LA LEY DE HUBBLE

La dirección en que se va recuerda a lo que en astronomía se conoce como la ley de Hubble de corrimiento hacia el color rojo en el espectro de los astros en el firmamento, que denotaria su alejamiento respecto de la Tierra. Si equiparamos el verde al rojo, toda política que suponga un corrimiento hacia aquel color sería calificable de ecológica, y cuanto más se oriente en sentido contrario y se distancie del verde pues ya sabemos su significado. En este sentido no parece que la construcción de aparcamientos rotatorios que estimulen la utilización de vehículos privados, como los anunciados por Espadas, supongan un corrimiento hacia el verde, sino más bien hacia el negro de todo lo que va asociado al tráfico: congestión, contaminación, ruido….

Por otra parte, este anuncio de más aparcamientos rotatorios se produce sin esperar a tener concluida, e incluso puede que condicionándola, la revisión del Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Sevilla, que adjudicó el Ayuntamiento a finales de 2017 y para cuya elaboración se iban a hacer decenas de miles de encuestas para conocer los hábitos de los sevillanos, los flujos del tráfico, el uso del transporte privado y del público…en fin, para tener un diagnóstico actual sobre el que diseñar una nueva política de movilidad.

Según la UTE de consultoras adjudicatarias del trabajo de revisión (TEMA Grupo Consultor y VS Ingeniería) tras la toma de datos y recopilación de información básica se fijarían los objetivos, prioridades y ejes vertebradores y se desarrollarían las propuestas operativas. Sin esperar siquiera a contar con el estudio y las propuestas, ya se han condicionado las mismas al decidir previamente la ejecución de más aparcamientos rotatorios, que van a influir en la movilidad de sus zonas cercanas e incluso de más allá por el poder de atracción del centro.

AUSENTES EN EL PGOU

El propio Espadas ha confirmado que ha sido la Gerencia de Urbanismo, o sea la encargada de aplicar en la ciudad las disposiciones del PGOU, la que ha diseñado los nuevos aparcamientos rotatorios de Torneo y de Marqués de Paradas que, como denuncian los verdes, no están previstos en la normativa de la ciudad y por tanto podrían ser declarados fuera de ordenación por los tribunales, a los que aquéllos amenazan con recurrir. Y no es para tomárselo a broma, ya que Ecologistas en Acción viene de tumbarle a la Junta de Andalucía y a Cobre las Cruces el segundo modificado del Plan Especial de la mina.

¿Tiene fundamento lo que denuncian, de momento sólo en forma de comunicado, los verdes? Si se repasa el PGOU vigente (año 2006) se comprobará que en el texto se prevé la construcción de 17 aparcamientos, 12 de ellos intermodales, vinculados generalmente a infraestructuras de transporte (aeropuerto, estación de Santa Justa, apeaderos ferroviarios…) y tan sólo cinco de carácter rotatorio: en el canal del lago de la Expo-92, avenida de San Francisco Javier, muelle de las Delicias, puerta de la Barqueta y calle José Laguillo.

Como se ve, no aparece en la lista bendecida por el PGOU ninguno de los dos anunciados por Espadas, aunque el alcalde tratara de hacer pasar el de la calle Torneo por el de la Barqueta con la coartada de que así no se cortarían más árboles.

MODIFICACIÓN O REVISIÓN

El aparcamiento rotatorio de Torneo (sector 27.1 del Conjunto Histórico) y el de Marqués de Paradas (sector 13), al no figurar en las ubicaciones previstas en el PGOU en vigor deberían ser objeto de al menos una modificación previa del Plan, con la tramitación administrativa y el tiempo que ello entrañaría, o incluso de una revisión. A ver si ahora va a resultar que Espadas acaba incurriendo en los mismos errores que Zoido de omisión o desconocimiento de la normativa urbanística (todavía se recuerda aquello que dijo Zoido de que él arreglaba lo de Ikea en tan sólo dos meses).

Hay precedentes. La Junta de Andalucía ya desestimó las pretensiones del anterior gobierno de los 20 concejales del PP de construir aparcamientos rotatorios bajo la Alameda y la glorieta del Cid (Prado de San Sebastián) mediante modificaciones puntuales del PGOU o addendas al mismo en vez de proceder a su revisión.

En el caso de la Alameda, la Junta entendió que la modificación puntual proyectada alteraba el modelo de accesibilidad al Conjunto Histórico, y en el proyecto de aparcamiento rotatorio de 250 plazas en régimen de concesión administrativa durante 40 años pensado para el Prado (como lo que ahora plantea también Espadas), la Comisión Provincial de Patrimonio dijo exactamente lo mismo que ahora los ecologistas sobre los de Torneo y Marqués de Paradas: no estaba incluido en el sistema de aparcamientos del PGOU, “por lo que se está alterando sustancialmente la ordenación defendida en el mismo para el emplazamiento de los parkings públicos”.

La pregunta que cabe hacerse y a la que alguien del Ayuntamiento debería responder es cómo los ecologistas conocen mejor el Plan General de Ordenación Urbana que los técnicos de la Gerencia de Urbanismo, encargados de su aplicación y que han redactado los proyectos de esos aparcamientos rotatorios al margen de la propia normativa urbanística.

 

Las Cruces producirá 25.000 toneladas menos de cobre tras el derrumbe

PLANTA HIDROMETALÚRGICA

First Quantum estima que obtendrá 45.000 toneladas durante 2019, un 36% menos

 

REDUCCIÓN SIMILAR

La previsión para el año próximo, último de la mina a cielo abierto, también se reduce en 25.000 toneladas

 

First Quantum, la multinacional canadiense propietaria a través de su filial Cobre las Cruces del yacimiento minero del mismo nombre radicado fundamentalmente en el término municipal de Gerena, ha hecho una primera estimación del impacto que en la producción del metal rojo tendrá el derrumbamiento de parte de los taludes de la corta a cielo abierto acaecido el pasado 23 de enero: una reducción de 25.000 toneladas.

 

La multinacional minerometalúrgica presentó en Toronto (Canadá) los resultados económicos del año 2018 y sus previsiones para el primer trimestre del año en curso, en una jornada que en su mayor parte estuvo centrada en su nuevo gran proyecto, denominado Cobre Panamá, localizado en este país centroamericano.

 

A Cobre las Cruces, al menos en el comunicado de la multinacional, apenas se le dedicaron unos párrafos, aunque aportó algún dato más en su página web. Según la matriz, la previsión de producción de cátodos de cobre en la planta hidrometalúrgica de Gerena reflejará las consecuencias del deslizamiento de tierras acaecido hace ahora casi un mes, con una pérdida estimada actualmente de 25.000 toneladas para este año 2019. Como se recordará, tras el cierre de la explotación minera decretado por la Junta de Andalucía durante un periodo de seis meses por motivos de seguridad, la planta hidrometalúrgica se está nutriendo de mineral que había sido almacenado previamente.

 

En su página en Internet añade que la producción para el año en curso sea de 45.000 toneladas. Las cifras dadas permiten colegir que la previsión era de 70.000 toneladas en números redondos. Por tanto, el recorte será de un 36%.

 

Asimismo, First Quantum estima que la producción en su filial sevillana también se reducirá en otras 25.000 toneladas en 2020 a partir de las cantidades previamente calculadas como mineral de alta ley extraíble a cielo abierto.

 

ESTIMACIONES

 

Aunque la minería no es una ciencia exacta porque generalmente se hacen nuevas investigaciones y sondeos que pueden derivar en descubrimientos de más vetas de mineral extraíble o con mayor ley y por tanto más rentable, First Quantum estimó al finalizar el mes de mayo de 2015 que le quedaban 5,5 años de reservas de mineral, de los que podría extraer 42.040 toneladas más de cátodos de cobre hasta la finalización de ese ejercicio; 72.500 toneladas en cada uno de los cuatro años siguientes (2016 a 2019, ambos incluidos) y 53.890 en 2020.

 

Luego resultó que cerró 2015 con 71.029 toneladas, superó las 73.000 en los dos años siguientes y obtuvo 70.738 el año pasado, si bien en este caso sus ventas (71.523 toneladas) superaron a la producción.

 

En términos de fases trimestrales de producción, First Quantum estima que la mayor bajada se producirá en la explotación que tiene en Zambia durante este primer trimestre, y reconoce que el primer y segundo trimestres también se verán afectados por una menor producción en Cobre las Cruces como consecuencia del derrumbamiento.

 

En el resumen de hechos y estadísticas de 2018, la multinacional informa de que la ley media del mineral de cobre procesado fue del 4,95%; que tiene 250 empleados y hay 650 operarios que trabajan en contratas y que la vida actual del yacimiento a cielo abierto se acabará en 2020. El futuro dependerá, por tanto, del proyecto de explotación en subterráneo.

 

Producción cátodos de cobre en Las Cruces (Estimación)

Año                                 Toneladas

2009                                      5.421

2010                                   28.453

2011                                   42.140

2012                                    67.700

2013                                     69.300

2014                                      71.090

2015                                      71.029

2016                                      73.643

2017                                      73.644

2018                                      70.738

Nota.- Estimación a partir de informaciones divulgadas en diversas épocas. En 2009 la planta hidrometalúrgica sólo tuvo medio año de actividad y su grado de operatividad fue incrementándose con los años hasta alcanzar el 100%.





 

Adiós a Jesús Vozmediano, el paladín de Doñana

Nos ha dejado Jesús Vozmediano, el abogado ecologista, el paladín de Doñana. Desde nuestra natal provincia onubense, él de la luminosa costa, yo del profundo y minero Andévalo, estábamos predestinados a encontrarnos en aquella Sevilla de la Transición, cuando quien suscribe empezaba en esto del periodismo y antes que por otras ideas me sumí en los quijotescos ideales de aquellos verdes que denunciaban lo mismo que con horror ya había visto y sufrido en mi tierra, desde la contaminación como “precio a pagar por el progreso” del Polo químico, hasta el masivo arranque de miles de hectáreas de encinares para convertir la Huelva interior en un inmenso eucaliptal mero suministrador de materia prima barata para la Celulosa de San Juan del Puerto, llevándose por delante con aquellos quercus indefensos toda una cultura tradicional campesina.

Y así fue cómo acabé conociendo a aquel abogado ayamontino, que con el paso del tiempo, tanto en espíritu como en apariencia física, me pareció cada vez más un Don Quijote, luchador indesmayable contra tantos molinos gigantescos que se interpusieron en su camino a lo largo de la vida. Fue en la sede de una modesta asociación llamada Andalus, cuyo símbolo era la figura de un pato malvasía, especie de la que entonces apenas sobrevivían unas decenas de ejemplares en la laguna cordobesa de Zóñar. Aquella sede estaba en la calle Marqués de Paradas, casi junto a la estación de Córdoba.

No sólo estaba Jesús, sino también su afable alter ego, un técnico de Telefónica llamado Anastasio Senra, prematuramente desaparecido -¡cuánto le afectó su muerte a Vozmediano!- y a quien tanto debemos todos los andaluces la preservación de las Marismas del Odiel con sus espátulas, marismas que por aquella época querían convertir en un apéndice más del complejo industrial onubense. En honor de Senra acabaron bautizando con su nombre un pequeño catamarán que años después surcaba la dársena del Guadalquivir retirando los plásticos y todo tipo de residuos que lanzaba al agua la opulenta sociedad desarrollista, la cual pensaba que nuestro planeta era un recurso infinito que esquilmar y desperdiciar. Ese catamarán fue conocido como “el Anastasio”.

Y también estaba allí, en Andalus, Antonio Camoyán, grandísimo fotógrafo de la Naturaleza y al que se empecinaban por conocer más que por sus méritos profesionales y artísticos por su condición de familiar del que fue presidente de la Junta de Andalucía, José Rodríguez de la Borbolla y Camoyán. Y con Jesús, Anastasio, Antonio….muchos otros pioneros del ecologismo sevillano y andaluz, a cuyos nombres ya no alcanza mi memoria después de tantos decenios pero sin los cuales no se habría creado el caldo de cultivo propicio para que se lograra la ampliación de Doñana, con aquella ley de Reclasificación del Parque Nacional; la creación de santuarios en Aroche para la protección del buitre negro; la preservación de lagunas endorreicas que en otras circunstancias habrían acabado, como muchas otras anteriormente, condenadas a su desecación para la agricultura intensiva; y también hasta para la creación de la Agencia de Medio Ambiente, convertida posteriormente en Consejería de primordial importancia en la Junta de Andalucía y para nuestra comunidad, departamento ahora tristemente engullido en la reorganización del nuevo Gobierno autónomo.

Entre todos aquellos pioneros, que ofrendaban desinteresadamente -e incluso costándoles el dinero y el sacrificio de sus vidas personales y familiares- su tiempo en pro de la defensa de la Naturaleza destacaba Jesús Vozmediano, por su preparación técnica como abogado que no sólo dominaba la incipiente legislación ambiental española, sino también los convenios internacionales, como por ejemplo el de Ramsar (ciudad iraní) sobre las zonas húmedas, con lo cual siempre podía fundamentar jurídicamente cualquier denuncia contra tantos y tantos desmanes como los que se cometían entonces y se siguen cometiendo hoy día, y a la sobreexplotación del acuífero de Doñana mediante innumerables pozos ilegales ante la pasividad de la Administración -sólo reacciona cuando interviene Bruselas- me remito.

Vozmediano, pese a su asma crónica, se expresaba con enorme pasión y poder de convicción, rasgos de su carácter que no le abandonaron a lo largo de su vida. Como pasa en todas las organizaciones, con el tiempo y las vicisitudes personales y laborales, aquel grupo de pioneros se fue disgregando y dispersando, pero Jesús siempre se mantuvo en primera línea de combate del ecologismo, a pesar de que podría haber vivido infinitamente mejor sin complicarse la existencia merced a su pujante bufete profesional. Alternó la abogacía con la ecología, o más bien se apoyó en la primera para dar rienda suelta a su pasión, que era la Naturaleza, especialmente Doñana, máximo símbolo en Europa de la lucha entre dos conceptos por entonces antitéticos, conservación y desarrollo, hasta que merced a la labor de tantos como él la sociedad ha empezado a comprender que la conservación es el desarrollo. Además, Vozmediano tuvo la visión, también pionera, de avanzar en la denominada ecología urbana, cuando la mayoría sólo identificaba la ecología con lo que ocurría allende las ciudades pero nunca dentro de las mismas. En esa evolución o mirada interior era lógico que su campo de preocupaciones se extendiera a la defensa del patrimonio histórico, también como miembro de Adepa.

Vozmediano formó un tándem esencial con otro gigante de la conservación en nuestra tierra, el exdirector de la Estación Biológica de Doñana, Javier Castroviejo, otro gallego como el ilustre historiador y astrónomo José Luis Comellas que nos vino del húmedo Norte y que ha acabado siendo más defensor de Andalucía que muchos de nosotros, los nativos. Jesús y Javier, Javier y Jesús, han luchado durante años codo con codo desde el Patronato del Parque Nacional.

Dentro o fuera de este organismo, como vicepresidente del Comité Español del Programa MAB de la Unesco y como fundador del Club Doñana, Jesús Vozmediano ha estado en todas las batallas dadas, y hasta en las dejadas de dar pero que él continuó en plan llanero solitario, en defensa de este Patrimonio de Andalucía y de la Humanidad, desde la oposición a la carretera costera Huelva-Cádiz, permanente espada de Damocles, hasta el proyecto especulativo de Costa Doñana.

Vozmediano tocó tantos palos en sus facetas jurídica y ambiental que su currículo ocupa 69 páginas, y porque ya no tuvo fuerzas para seguir actualizándolo. Más allá de su docena de libros y de su labor investigadora hasta como recopilador del léxico empleado por los habitantes de Doñana y su entorno, destacaría particularmente su empeño en lo que llamaría sus Memorias-río, un libro electrónico que fue escribiendo a lo largo de los últimos años de su fecunda vida y del que antes de su irreparable pérdida ha dejado escritas nada menos que 4.130 páginas.

En cada capítulo-año de esta auténtica enciclopedia ya más que libro, fue narrando sus recuerdos y vivencias, como acuñó Ortega y Gasset, en, con, por y para Doñana durante más de medio siglo de simbiosis y de amor a este paraíso andaluz, siempre acechado por infinidad de peligros. Estas Memorias-río son como un acta notarial levantada sobre tantos incumplimientos políticos y administrativos, y al mismo tiempo un testimonio esencial para la historia de nuestro primer espacio natural.

Como pequeño homenaje a esta ingente labor se bautizó con su apellido un par de especies tras su descubrimiento, una rana en Venezuela y una diatomea en su amado parque. Su recuerdo no sólo perdurará asociado a aquéllas, sino también entre quienes tuvimos el honor de compartir al menos una pequeña parte de su quijotesco batallar y nos honramos con su amistad más allá de los avatares del día a día.

Fundido para siempre con la Naturaleza que tanto amó y por la que tanto luchó, Jesús Vozmediano ya forma parte, al igual que su añorado Anastasio Senra,  de una marisma infinita desde la que en espíritu seguirá velando por que Doñana no deje de ser el edén andaluz.

El aeropuerto de Sevilla gana casi dos millones de viajeros en sólo dos años

El motor del boom turístico que vive Sevilla en los últimos años, donde no pasa un mes sin que se conozcan nuevos proyectos hoteleros o/y de transformación de edificios en apartamentos para visitantes, es el aeropuerto de San Pablo. El año pasado recibió 1.755.151 viajeros más que hace tan sólo dos años y volvió a batirse un récord, al registrarse un total de 6.380.465 usuarios. Estos datos justifican con creces el proyecto de ampliación de la terminal, tras la cual tendrá capacidad de acogida de diez millones de pasajeros al año.

Ningún gran aeropuerto español creció tanto como el de Sevilla (24,9%) en 2018. Aunque hay otros que lo superaron en porcentaje, se trata de pequeños aeródromos con cifras absolutas de pasajeros de pocos miles o decenas de miles, o de meros helipuertos. Son los casos del aeropuerto más bien invernal de Huesca-Los Pirineos, que creció un 473,2%, pero con tan sólo 1.473 pasajeros en todo el año, y los helipuertos de Algeciras, con un 194,5% más (31.129 usuarios) y de Ceuta, con un 192,8% de subida y un total de 52.180 pasajeros.

Para aeródromos de mayor importancia hay que fijarse en el de Vitoria, que creció un 67,3%, hasta un total de 140.945 usuarios; el de Granada-Jaén, con el mismo 24,9% que el sevillano pero con la sexta parte de usuarios, un total de 1.126.389; el de Pamplona, con un 24,1% de incremento y 205.503 pasajeros, y el de la isla canaria de El Hierro, con una subida del 24% y un total de 247.203 pasajeros registrados el año pasado.

Lo más significativo de la evolución del aeropuerto de San Pablo es que su tremendo despegue, que le lleva a batir un récord tras otro (exceptuando el singular periodo ligado a la Exposición Universal de 1992), se produce en los dos últimos ejercicios, cuando primero se sobrepasan los cinco millones de pasajeros y, sin respiro, los seis millones. El año pasado además se logró que más de la mitad de los viajeros procedieran de vuelos internacionales. Estos números son los que alimentan en gran medida al sector turístico sevillano y motivan el paralelo incremento de la planta hotelera de la ciudad para dar respuesta a la afluencia masiva de gente.

Si se analiza la estadística del último decenio, coincidente con el de la peor crisis económica de la historia reciente, se observa que los efectos de esta última se notaron especialmente en San Pablo en el bienio negro 2012-2013. Sólo en este último año perdió 1.271.645 usuarios respecto de los que tuvo en el año 2011.

La caída del 14,1% fue una de las mayores, si no la que más, de entre los medianos aeropuertos de la Unión Europea y se dispararon todas las alarmas, hasta el punto de que se creó una Mesa compuesta por Aena, las Administraciones Públicas sevillanas y el sector turístico local, con el objetivo de diseñar un plan que permitiera reflotar el aeródromo.

Esas medidas, que se han traducido en la captación de más conexiones internacionales especialmente, son las que han permitido una significativa recuperación a partir de 2014. Ahora bien, difícilmente podía imaginarse que San Pablo superaría los 6 millones de viajeros en tan sólo un lustro después de que tocara fondo con 3,6 millones en 2013. En el quinquenio transcurrido desde entonces se han registrado 2,69 millones de usuarios más en un año respecto de aquél, un crecimiento sin precedentes.

Estos magníficos números han propiciado que Aena licitara el pasado mes de noviembre, por 32.995.538 euros, las obras de reforma y ampliación de la terminal, las cuales arrancan en este primer semestre del año en curso, tendrán un periodo de ejecución de treinta meses y permitirán incrementar la capacidad de acogida hasta un total de diez millones de viajeros anualmente.

El Distrito Judicial

Abogados y arquitectos proponen ocupar parte de los jardines del Prado en su alternativa a la Ciudad de la Justicia

Olvidan que el Tribunal Supremo obligó a restituir otra zona de esos jardines y a demoler la biblioteca universitaria

 

A Gobierno nuevo en la Junta de Andalucía, ideas viejas disfrazadas de originales merced a variantes sobre las antiguas. Es el caso del denominado Distrito Judicial en el Prado de San Sebastián que hace ocho años presentó Zoido como sustituto de la nonata Ciudad de la Justicia en Los Gordales (junto al campo de la Feria) y que en alguna de sus opciones (llegó a tener hasta tres) incluía un largo inmueble de doce plantas de altura frente a los jardines del Alcázar, conjunto declarado Patrimonio de la Humanidad, justo después de la polémica por la torre Pelli y la promesa a la Unesco, para que no le retirara el título a Sevilla, de no eclipsar ni por asomo nuestro Patrimonio Mundial.

El aún decano del Colegio de Abogados, José Joaquín Gallardo, y la decana del Colegio de Arquitectos, Cristina Murillo, presentaron a finales de enero al alcalde, Juan Espadas, y a su delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, un proyecto para un Distrito Judicial en el Prado que, en esencia, recoge el espíritu del de Zoido con diversas variantes que permitirían disponer de una edificabilidad de 135.055 m2, de los que 40.000 m2 serían bajo rasante.

Según las declaraciones de Gallardo, ambos colegios profesionales coinciden en que el Prado es “la mejor opción y la única que hace viable una construcción por fases”, ya que lo compondrían distintos edificios cuya erección no tendría por qué ser simultánea, ya que podría acometerse por fases. En este sentido, ninguna novedad respecto al complejo planteado en su día por Zoido. Como tampoco es novedoso el argumento de que se trata de una zona muy bien comunicada por transporte público, con estaciones de Metro, tranvía y autobuses.

 

EL PROYECTO

 

En el renovado proyecto de Distrito Judicial en el Prado sustituto de la Ciudad de la Justicia en  Los Gordales se prevén los siguientes edificios:

 

-El actual de los Juzgados de Instrucción, al que se añadiría una planta (pasar de cuatro a cinco) para conseguir un total de 15.385 m2 construidos.

 

-El existente de la Audiencia, que se mantendría con sus seis plantas y un total de 12.696 m2.

 

-Uno nuevo, de seis plantas, en el solar del antiguo Equipo Quirúrgico, con 8.536 m2.

 

-Otro nuevo, de la misma altura, en un solar de la Avenida de Cádiz, con 48.041 m2.

 

-Y aquí viene la parte más polémica de la propuesta: consistiría en permutar la parcela que existe detrás del edificio de la Audiencia y que se extiende en paralelo por un lado a la estación de autobuses y, por otro, a la Avenida de Carlos V y llega hasta la confluencia con la calle Diego de Riaño, por una franja también paralela (al otro lado de la Avenida de Carlos V) de los Jardines del Prado y hasta casi donde se alzó la demolida, tras su declaración como ilegal, biblioteca universitaria que diseñó la arquitecta anglo-iraquí Zaha Hadid a costa de la ocupación de otro trozo de los jardines. En aquella franja verde, que equivaldría “grosso modo” a una quinta parte de los jardines y cuyo lado Oeste mira al edificio central de la Universidad (antigua Fábrica de Tabacos) se construiría un inmueble de cuatro plantas de altura y con 26.495 m2.

 

COMPENSACIÓN

 

Por otra parte, en la franja de suelo paralela a la estación de autobuses, propiedad de Tussam y que sería objeto de dicha permuta, se construiría un aparcamiento de tres plantas bajo rasante (15.371 m2) que daría servicio al Distrito Judicial y dicen que también al vecindario. Para compensar aparentemente la pérdida de la quinta parte de los Jardines del Prado, sobre el parking se construiría lo que llaman un parque urbano y que mucho me temo sería algo así como un espacio duro tipo Plaza de Armas con maceárboles para tratar de disimular su impacto.

El argumento de José Joaquín Gallardo y de Cristina Murillo para tratar de justificar esta amputación a los Jardines del Prado es que en este área de la ciudad ya hay suficientes zonas verdes: el Parque de María Luisa, los jardines frente a y de San Telmo, los propios del Prado y los de Murillo.

 

La segunda tesis es que así se evitaría lo que califican de perjuicio arquitectónico, porque en la franja propiedad de Tussam (la que se permutaría) se podría construir en un futuro un edificio de una altura máxima de doce plantas que “dejaría siempre en sombra” a la estación de autobuses del Prado y a las viviendas existentes.

 

Que, supuestamente, la estación de autobuses quedara a la sombra de un futurible edificio de doce plantas en sus aledaños no sé yo si más que un perjuicio sería un gran beneficio en la ciudad del calor por excelencia que es Sevilla, y máxime con el cambio climático en que ya estamos sumidos. Aparte de que como la Tierra se mueve alrededor del sol la posición de los edificios no es fija respecto de aquél ni tampoco la sombra que proyecten, si se diera validez a este argumento entonces no se podría haber construido en la ciudad, ni construir en el futuro, ningún inmueble con ese número de plantas o superior, caso de la torre de Los Remedios, de la de Bami y del hotel de la Buhaira, por citar sólo unos ejemplos.

 

NUEVO ARBORICIDIO

 

A los señores decanos de los abogados y arquitectos habrá que decirles que en una ciudad nunca hay demasiadas zonas verdes como para justificar la mutilación de los Jardines del Prado, consolidados desde hace treinta años y en los que habría que cortar al menos un centenar de árboles de gran porte sólo porque el “lobby” jurídico sevillano tiene sus intereses en torno al Prado y le parece una incomodidad suprema tener que tomar el Metro o el autobús para desplazarse a la futurible Ciudad de la Justicia al final de Los Remedios.

 

Además, la permuta no sería igualitaria porque la franja de los jardines tiene unos 900 m2  más de superficie que su contraparte al otro lado de la Avenida Carlos V. Se mutilaría de forma inadmisible unos jardines rompiendo su trazado regular. ¡Qué gran ejemplo para sustentar la candidatura de Sevilla como capital verde de Europa!.

 

Ambos decanos olvidan que con motivo del proyecto similar de amputación de la zona Este de los jardines para la biblioteca universitaria de Zaha Hadid,  tanto el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía como el Tribunal Supremo fallaron a favor de los vecinos y de la recuperación y mantenimiento de los jardines. Subrayaron la importancia de las zonas verdes en cuanto que “hacen habitable y respirable la calle” e incrementan la calidad de vida de los ciudadanos. Es más, el Tribunal Supremo dijo justamente lo contrario que los dos decanos partidarios de un nuevo arboricidio en Sevilla: recordó que la UE pide a las ciudades que además de proteger su patrimonio cultural e histórico no reduzcan la extensión de sus zonas verdes.

 

Esta propuesta que incluye cargarse unos 4.000 m2 de jardines con un centenar de árboles de gran porte para construir en su lugar un edificio ¿sería concebible hoy en día en una moderna ciudad de Europa y máxime existiendo la alternativa de una gran parcela vacía en Los Gordales a tan sólo 1.630 metros de distancia?

 

LOS GORDALES

 

Los argumentos digamos positivos que exponen los dos decanos sobre el Prado son equiparables a los que pueden darse sobre la parcela en Los Gordales: está bien comunicada (Metro, autobuses) y se pueden construir los edificios por fases. Y carece de los negativos, porque no hay que destruir ningún jardín y permite satisfacer mejor las necesidades de espacio, actuales y futuras.

Recuérdese que en su día los técnicos de la Junta de Andalucía estimaron que la Ciudad de la Justicia, en función de la población y del número de asuntos judiciales, debería tener capacidad para acoger más de 400 órganos judiciales, por lo que en los 40.000 m2 de parcela de Los Gordales se reservó una edificabilidad de casi 221.000 m2, esto es casi 86.000 m2 más que en el Distrito Judicial propuesto por los decanos del colegio de Abogados y de Arquitectura. El día que en el futuro se necesitara ampliar en el Prado ese hipotético Distrito Judicial, ¿cuál sería la solución? ¿Cortar más árboles y seguir destruyendo  los jardines?