El coste global de ampliar el tranvía superará en 117 millones a los ingresos

PROYECCIÓN A 2052

Para justificar la obra se valoran conceptos difusos como el ahorro de tiempo y el de emisiones atmosféricas

VALORACIONES

El tiempo ahorrado se valora en 245 millones, 35 más que toda la inversión, operación y mantenimiento

ARGUMENTO SOCIAL

Se quiere justificar la ampliación no por su resultado económico sino desde la óptica del conjunto de la sociedad

AÑO 2050

En 30 años el tranvía ampliado transportaría 6 millones de viajeros menos que el autobús sólo en el corredor de Nervión

DESFASADOS

Omitidos los datos de viajeros del tranvía hasta 2017 para ocultar la caída progresiva de la demanda

Los costes globales de ampliar en 1,7 kilómetros la línea del tranvía desde San Bernardo hasta Santa Justa, más los de operación y mantenimiento hasta el año 2052 (212.386.167,10 euros) superarán en 117.456.539,06 euros los ingresos (83.929.628,04 euros), por lo que para tratar de justificar el proyecto se recurre a valorar el ahorro de tiempo que supondría (245 millones de euros) y de emisiones de gases contaminantes (10,4 millones), según el Plan Especial de Plataforma Reservada del Metro Ligero en Superficie del Centro de Sevilla (Tramo San Bernardo-Santa Justa) y el Estudio Ambiental Estratégico,  sometidos a información pública durante un mes (el plazo acaba el 13 de mayo) por el Ayuntamiento el Viernes de Preferia y redactados con significativas omisiones por la ingeniería Ayesa, que preside José Luis Manzanares.

Los redactores del estudio hacen suyo un texto del Plan de Infraestructuras para la Sostenibilidad del Transporte en Andalucía 2020 (PISTA), de la Junta, según el cual “en el caso del Metrocentro de Sevilla los datos de explotación están poniendo de manifiesto cómo este nuevo modo de transporte ha conseguido incrementar, de manera notable, su participación en el transporte de personas dentro de la ciudad”, y ofrecen un gráfico sobre la evolución del número de viajeros en el tranvía sevillano que sólo abarca el periodo 2009-2011.

Llama poderosamente la atención que estando firmados los estudios de ampliación del tranvía a fecha 16 de marzo de 2018, Ayesa use estadísticas hasta hace siete años para así presentar el tranvía sevillano como un medio que crece en viajeros y justificar su ampliación. Omite toda la serie histórica, demostrativa de lo contrario, ya que a partir del último año referido, salvo una excepción, el impropiamente denominado Metrocentro no ha hecho más que perder viajeros, conforme demuestran los datos año por año: 4,54 millones de pasajeros en 2012; 4,30 (2013); 4,15 (2014); 3,93 (2015); 4,03 (2016) y 3,97 millones en 2017.

LAS ALTERNATIVAS

A la hora de plantear la conexión entre la estación de San Bernardo y la de Santa Justa, los redactores de los estudios analizan cinco posibilidades, que definen de la siguiente forma:

-Alternativa 0: Sería dejar la situación como está ahora y no hacer nada, con lo que se ahorraría el coste de la ampliación del tranvía.

-Alternativa 1a: Extender las vías por las avenidas San Francisco Javier, Luis de Morales y Kansas City, con un coste estimado de 31.173.612,33 euros (sin el material móvil, que se paga aparte).

-Alternativa 1b: El mismo itinerario que el anterior pero con un paso subterráneo para acceder desde Ramón y Cajal a la Avenida de San Francisco Javier. Es la opción recomendada por Ayesa, por razones de velocidad comercial, y costaría 35.294.278,53 euros.

-Alternativa 2: A través de La Buhaira y Pablo Picasso, a un coste de 26.014.140,76 euros

-Alternativa 3: A través de La Buhaira, Eduardo Dato, Luis de Morales y Kansas City, con un coste de 34.762.753,80 euros.

LA SITUACIÓN ACTUAL

Los autores reconocen (página 14 del Estudio Ambiental) que en comparación con la alternativa que propugnan (la 1b), en la situación actual, en ese corredor “se produce una importante confluencia de líneas de autobús urbano (líneas 22,25,26,28,29,38,52, B4, C1, C2 y EA) que tienen parada en San Bernardo y en Prado de San Sebastián. Dichas líneas -añaden- hacen, en su gran mayoría, también la ruta en los ejes conformados por San Francisco Javier y Luis de Morales, contando actualmente con servicio de las líneas 22,28,29, B3, B4, C1 y C2, a las que hay que añadir las líneas 32 y 52, que tiene paso por Eduardo Dato, y la línea 21, que tiene paso por Luis Montoto. De esta manera, dicho eje supone el corredor actual más potente en cuanto a demanda de transporte público, con un tráfico de 47 autobuses en la hora punta que transportan más de 50.000 viajeros al día”.

Por tanto, esa cifra supone más de 18.250.000 viajeros/año sólo en los autobuses de Tussam. Como en 2017 la empresa transportó 79.864.153 viajeros, eso significa que por el corredor previsto para la ampliación del tranvía los actuales autobuses transportan casi la cuarta parte del total de viajeros de Tussam (un 22,85%).

MERA ENUMERACIÓN

Los redactores de los estudios se limitan a enumerar (página 26 del Plan Especial) todas las líneas de transporte público ya existentes en el área de influencia de la proyectada ampliación del tranvía (línea 1 del Metro, red de Cercanías de Renfe, siete líneas del Consorcio Metropolitano de Transportes, que conectan con el área metropolitana) pero no dan cifras de viajeros.

Así, por ejemplo no se profundiza en el número de usuarios de los trenes de Cercanías de Renfe: cinco líneas, que dan servicio tanto a la capital como a 23 municipios de la provincia y que cuentan con diez estaciones o apeaderos en nuestra ciudad que permiten conectar San Bernardo y Santa Justa con numerosos barrios y con la isla de la Cartuja mediante una oferta de 198 trenes diarios (115 los fines de semana y festivos) y 119.000 plazas (más de 69.000 los festivos).

Pues bien, de los 7,6 millones de viajeros que usaron el Cercanías el año pasado, 2.890.000 se subieron o bajaron en la estación de San Bernardo, y 2.880.500 en la de Santa Justa.

Si unimos estos 2.880.000 viajeros en números redondos del Cercanías a los 18.250.000 de Tussam, tenemos que por el corredor previsto para la ampliación del tranvía ya circulan 21.130.000 personas al año.

Al omitir profundizar en las cifras y el análisis, Ayesa demuestra su carencia de visión global de los sistemas de transporte de la ciudad, ya que se limita a poner el tranvía en relación únicamente con los autobuses de Tussam, para tratar así de justificar la ampliación de aquél.

Tampoco tiene en cuenta el estudio de viabilidad de la Junta de Andalucía que aboga por conectar en aeropuerto con Santa Justa mediante la prolongación del Cercanías de Renfe a partir del Palacio de Congresos (Fibes), con lo que los pasajeros del aeropuerto podrían seguir a continuación hasta San Bernardo por los Cercanías sin necesidad de un tranvía.

SÓLO DOS LÍNEAS

A la hora del análisis, los autores del informe se limitan a comparar la frecuencia media de tan sólo dos líneas de autobuses de Tussam, la C-1 y la C-2, con las distintas opciones para la ampliación del tranvía y concluyen que sólo pueden utilizarse un total de 14 autobuses a la hora en números redondos, con una capacidad de transporte de 1.600 viajeros, frente a los 2.614 que transportaría el tranvía.

Y en la estimación de la demanda potencial de viajeros, dicen (página 89 del Plan Especial) que “la ampliación proporcionará unos 10.800 viajeros adicionales a los que actualmente utilizan la línea”.

Dado que en los estudios se especifica que el tranvía ampliado va a funcionar 350 días del año durante 17 horas diarias (de 6 a 23 horas, como los autobuses), esos 10.800 pasajeros adicionales equivalen a una media de tan sólo 635 más cada hora.

Al año resultarían 3.780.000. Así pues, se va a realizar una inversión inicial  superior a los 49 millones de euros para restarle en gran medida a Tussam ese número de viajeros de los 18.250.000 que ahora transporta con sus autobuses y sin llegar todo el futurible tranvía ampliado desde la Plaza Nueva hasta Santa Justa (7,75 millones, con una demanda diaria de 22.143 pasajeros) al 43% siquiera de  aquella cantidad (en la que no se incluyen los viajeros que mediante otras líneas de autobús penetran hasta el Centro, hasta la Magdalena y el Duque, para hacer una comparación equitativa), y sin considerar los casi 3 millones de viajeros de los Cercanías.

Esa cifra no se alcanza ni con las proyecciones a futuro de una demanda supuestamente creciente (como vimos al principio, la demanda del  tranvía no ha hecho más que caer a partir del año 2011). Así, Ayesa estima una demanda de 22.143 pasajeros diarios para el año 2022, cuando funcione al completo la ampliación; de 25.000 diarios para el año 2025 (8.750.000 en total); 30.000 diarios en 2040 (10.500.000 anuales) y de 35.000 diarios en 2050 (12.250.000 en total y aún lejos de los más de 18 millones que ahora transporta el autobús en el mismo corredor).

EVALUACIÓN ECONÓMICA

Los redactores del informe afirman, siempre según sus propios criterios, que la alternativa 1b (conexión San Bernardo-Santa Justa por San Francisco Javier, Luis de Morales y Kansas City) obtiene la mejor valoración global de entre todas las estudiadas.

En la proyección realizada para el periodo 2017-2052, los costes de inversión (consultoría y asistencia técnica, construcción y material móvil), de operación y mantenimiento de la línea ampliada ascenderán a un total de 212.386.167,10 euros, que no podrán ser compensados por los ingresos, los cuales ascenderán a 83.929.628,04 euros. El balance negativo sería de 117.456.539,06 euros.

Para tratar de justificar la ampliación, Ayesa valora intangibles como el ahorro de tiempo de viaje de los usuarios por la mayor velocidad comercial del tranvía (que evalúa en nada menos que 245.176.199,40 euros, más dinero que el total de la inversión) y la reducción de gases contaminantes (10.462.870,89 euros), sin que esos supuestos ahorros genéricos vayan a aparecer en la cuenta de resultados de Tussam.

 

En las conclusiones de la evaluación (página 96 del Plan Especial) se trata de justificar la viabilidad de la ampliación del tranvía no por su resultado económico concreto, sino “desde la óptica de la sociedad en su conjunto”. Y a continuación se afirma: “Al resultado obtenido deben añadirse otros aspectos de difícil cuantificación pero que, en cualquier caso, se producirán y sumarán al beneficio de la ciudad, como son la mejora de servicios para el sector turístico con la conexión del centro económico e histórico de la ciudad con la estación de Santa Justa, así como el uso de un modo de transporte más sostenible y con menor impacto en el entorno”.

El tranvía fagocitará pasajeros a los autobuses de Tussam
Los redactores de los estudios de ampliación de la línea del tranvía acaban reconociendo (página 93 del Plan Especial) que “la captación de viajeros será prácticamente de otros modos de transporte público, concretamente del autobús”.

Ello, según Ayesa, implicará “una reordenación de las líneas de bus que se ajuste a la nueva demanda, por lo que el ahorro efectivo en costes de mantenimiento y operación sería amortiguado con esta reordenación”.

Este reconocimiento en detrimento de la propia Tussam contrasta con la previa estimación (página 89) sobre la demanda que, decía la consultora, va a tener la ampliación de la línea y el origen de los viajeros captados:

 

-Viajeros que anteriormente utilizaban para sus desplazamientos a lo largo del corredor alguna de las líneas de transporte público de autobús, dado que la ampliación tendrá una velocidad comercial superior a la del autobús. Además los usuarios actuales muestran un mayor nivel de satisfacción global con el Metrocentro que el reflejado para las líneas de TUSSAM (8,33 frente a 7,48) según los datos reflejados en el estudio de satisfacción de clientes de Metrocentro realizado por TUSSAM en el año 2017.

-Viajeros que anteriormente utilizaban para sus desplazamientos a lo largo del corredor la línea 1 de Metro de Sevilla. Tal y como se refleja en su balance anual de los últimos años el trayecto Puerta Jerez-Nervión es uno de los más utilizados por los usuarios de metro. Este trayecto será servido por la ampliación, teniendo el tranvía la ventaja de un acceso más directo al vehículo (paradas en superficie).

-Viajeros que anteriormente utilizaban para sus desplazamientos a lo largo del corredor el vehículo privado.

-Viajeros nuevos que serán inducidos por la aparición de la nueva alternativa de transporte.
Las elecciones municipales, en lontananza

Los redactores de los estudios de ampliación de la línea del tranvía han propuesto una programación de inversiones que permitiría a Espadas llevar en su balance del mandato el inicio de la obra de cara a las elecciones municipales de la primavera de 2019:

-Años 2017/2018: Redacción de Plan Especial y Proyecto Constructivo de Fase 1 (San Bernardo – Centro Nervión).

-Años 2018-2019: Construcción Fase 1

-Año 2020: Puesta en servicio Fase 1

-Años 2019-2020: Redacción Proyecto Constructivo Fase 2 (Centro Nervión – Santa Justa).

-Años 2020-2021: Construcción Fase 2

-Año 2022: Puesta en servicio Fase 2

Por tanto se prevé que en el año 2022 el  “Metro Ligero” preste servicio desde San Bernardo hasta Santa Justa.

Más de 49 millones de euros para arrancar

Los costes de inversión incluyen tanto los generados por los servicios de Consultoría y Asistencia Técnica en fase de Proyecto y Obra como los propios de la construcción de la infraestructura, superestructura e instalaciones, así como la adquisición del material móvil necesario.

-Gastos de Consultoría y Asistencia Técnica: 900.000 euros

-Construcción: 35.612.736,54 euros

-Material móvil: 12.500.000 euros

Total inicial: 49.012.736,54 euros

En el caso de la adquisición del material móvil, se prevé la compra de 3 unidades para la puesta en servicio de la Fase 1 y otras dos en el año 2022, una vez se complete la actuación

Datos del tranvía

-Longitud ampliación desde San Bernardo a Santa Justa:  2.004,4 metros

-Tramo entre paradas: 500 metros

-Tiempo de parada: 30 segundos

-Velocidad comercial: 21,55 kilómetros/hora

-Población servida: 35.468 personas

-Capacidad viajeros/hora: 2.614

-Reducción aparcamientos: 98

Feria 2019: ¿Abril o mayo?

Los delegados Muñoz y Cabrera han expresado en público sus discrepancias sobre la fecha de la próxima Feria

El de Turismo es partidario de adelantarla una semana y el de Fiestas Mayores, de iniciarla dos semanas después de Semana Santa

 

No se habían acabado de desmontar todavía las casetas de la Feria reciente y ya teníamos una nueva polémica a cuenta de la fecha de celebración de la del año próximo, y protagonizada por dos miembros del propio gobierno local.

Por una parte, el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo y portavoz del equipo de Espadas, Antonio Muñoz, declaró que se está barajando un posible adelanto de la fecha de inicio de la Feria de 2019 en una semana, de modo que se incluya en la misma el festivo nacional del 1º de mayo y sirva de colofón a la celebración en nuestra ciudad de la denominada cumbre mundial del turismo, el World Travel & Tourism Council.

Mientras Muñoz se expresaba de esta forma en una rueda de prensa para hacer balance de la caseta del turista, su compañero de gobierno y delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, declaraba que su recomendación al alcalde ya ha sido “que haya dos semanas entre ambas fiestas para dar un mejor servicio a la ciudad, tener tiempo de que todo esté listo y garantizar el éxito de planificación”. Y añadió: “será el alcalde quien decida tras escuchar a las partes”.

La situación es insólita: dos miembros del gobierno de Espadas expresando públicamente sus discrepancias sobre un asunto capital para los intereses de la ciudad y la oposición, todavía entonces en la resaca de la Feria, sin enterarse o sin hurgar en esa división interna. Así de fácil puede gobernar el alcalde con tan sólo once concejales.

En el mejor de los casos, la exhibición de opiniones contrarias en el equipo de gobierno denota cuanto menos descoordinación y proyecta la imagen de una jaula de grillos. En el peor (¿no suele decirse que en política nada ocurre por casualidad?), nos hallaríamos ante un pulso de poder entre los dos delegados, pensando en el puesto en la lista para las elecciones municipales del año que viene y después de que tras la reciente remodelación y reasignación de funciones decidida por el alcalde Antonio Muñoz saliera debilitado y Cabrera, reforzado.

¿Quién tiene razón de los dos?

 

LA ORDENANZA

Veamos primero qué estipula la Ordenanza Municipal de la Feria de Abril, la cual fue modificada por la Corporación el 28 de octubre de 2016 tras el referéndum sobre la misma promovido por Espadas y que concluyó el 23 de septiembre de aquel año:

Artículo I. Fecha de celebración de la Feria:

 

1.- La Feria de Abril de Sevilla se celebra cada año desde el segundo domingo posterior a la Semana Santa hasta el sábado siguiente, ambos inclusive.

 

2.- En aquellos casos en que el incumplimiento de esta norma obligara a celebrar la Feria de Abril íntegramente en el mes de mayo, se adelantará su celebración una semana comenzando, por tanto, el primer domingo posterior a la Semana Santa.

 

3.-En los supuestos en que fuera imposible el cumplimiento de lo dispuesto en los preceptos anteriores, se faculta a la Junta de Gobierno de la Ciudad de Sevilla para que acuerde la fecha de celebración de la Feria de Sevilla en el caso concreto.

 

EL CALENDARIO

 

Vayamos ahora al calendario de 2019. El Domingo de Resurrección será el 21 de abril, luego si se respetan las dos semanas estipuladas en la Ordenanza, la Feria debería celebrarse desde el domingo 5 de mayo hasta el sábado 11 de dicho mes (las fechas defendidas por Cabrera) y por tanto íntegramente en el denominado mes de las flores, pero  para que hiciera honor a su nombre de Feria de Abril y conforme al punto segundo de la Ordenanza, debería adelantarse su inicio una semana y la fecha de comienzo tendría que ser el domingo 28 de abril (la fecha defendida por Muñoz).

Obsérvese que el punto 1-3º de las Ordenanzas sólo especifica que en los supuestos en que fuera imposible el cumplimiento de lo dispuesto en los preceptos anteriores, se faculta a la Junta de Gobierno para que acuerde otra fecha de celebración.

¿Se conoce algún supuesto que permita calificar de imposible el cumplimiento del punto 1-2º, según el cual habría que adelantar la Feria una semana para que sea de Abril en vez de Feria de Mayo? En principio, no. Las razones que esgrime Cabrera son muy genéricas, esas de “dar un mejor servicio a la ciudad, tener tiempo de que todo esté listo y garantizar el éxito de planificación”, pero al mismo tiempo transmiten un mensaje a la opinión pública local y foránea de que el gobierno de Espadas es incapaz de organizar la Feria con tan sólo un margen de una semana tras la Semana Santa.

PRECEDENTES

Porque otros gobiernos anteriores sí fueron capaces. Mi compañero Moisés Ruz me apunta, sin necesidad de remontarnos a épocas más pretéritas en que incluso llegaron a coincidir en algunas fechas ambas fiestas primaverales, que en 2011, el último año del mandato de Monteseirín y con Rosamar Prieto de delegada de Fiestas Mayores, el Domingo de Resurrección se celebró el 24 de abril (la Semana Santa más tardía de los últimos tiempos) y el lunes del ‘Alumbrao’ (en el antiguo formato festivo) iluminó el Real el 3 de mayo.

Item más. En el año 2000,  también con Monteseirín en la Alcaldía y con el andalucista Juan Ortega como delegado de Fiestas Mayores, la Semana Santa terminó el 23 de abril y para que la Feria “pisara” al menos una hora del mes que hace honor a su nombre, la prueba del ‘Alumbrao’ se fijó para las 23 horas del día 30 de abril, con lo que técnicamente hubo un día (de una hora) más de fiesta de lo habitual, antes de que se le ocurriera a Espadas.

Así pues, en el aire queda planteada la cuestión: si con Monteseirín se pudo organizar dos veces la Feria tan sólo una semana después de la Semana Santa, ¿por qué, según Cabrera, Espadas necesita al menos dos semanas? ¿Va a ser Espadas menos que Monteseirín?

PROS Y CONTRAS

Si, tal como propugna Cabrera, la Feria se celebra dos semanas después de Semana Santa y por tanto del domingo 5 al sábado 11 de mayo de 2019, coincidiría con el inicio de la campaña electoral (6 de mayo) para los comicios locales, previstos para el 26 de dicho mes y obligaría, conforme al referéndum de Espadas, a sacrificar de nuevo el Día de San Fernando para decretar festivo local el miércoles 8 de mayo, tan sólo siete días después del festivo nacional del 1º de mayo (también un miércoles).

Asimismo, coincidiría con la Feria del Caballo de Jerez (del 4 al 12 de mayo), declarada de interés turístico internacional y que podría restar un mismo tipo de público a la de Sevilla.

Item más, como en paralelo a la Feria se desarrolla la temporada taurina en la Maestranza, si aquélla se celebrara del 5 al 11 de mayo, como propone Cabrera, las corridas de toros sevillanas tendrían que competir con las de Madrid, donde la temporada suele iniciarse una semana antes del día de San Isidro (15 de mayo). Por ejemplo, este año el ciclo taurino madrileño se compone de 34 festejos, que se inician el 8 de mayo y concluyen el 10 de junio.

 

Si, tal como desea Muñoz y en línea con la Ordenanza Municipal, la fiesta se adelanta una semana y se celebra del domingo 28 de abril al sábado 4 de mayo, pasaría lo siguiente:

 

1.- Al ser el miércoles 1 de mayo festivo nacional habría un día de fiesta a mitad de la Feria y se podría declarar festivo el Día de San Fernando, el jueves 30 de mayo.

 

2.- Al ser el jueves 2 de mayo fiesta en Madrid se propiciaría la ocasión de un desembarco de madrileños en Sevilla, para alegría de nuestro sector turístico, oportunidad que se perdería con la otra opción.

3.- La Feria se libraría de la campaña para las elecciones municipales (inicio, 6 de mayo), siendo indiferente a mi juicio la cumbre mundial del turismo, porque se celebraría con mucha antelación (del 2 al 4 de abril).

 

Pero como según el filósofo Giambattista Vico rige la ley del eterno retorno, este tipo de debates ya lo hemos vivido antes. Sin ir más lejos en 2013 para el año 2014, y entonces ¿qué hizo el gobierno de Zoido? Pues pedir la venia a las patronales turísticas, que prescribieron dejar dos semanas de margen “para hacer -dijo el delegado de Fiestas Mayores- un uso más estratégico de las dos “excusas” que Sevilla ofrece al exterior en primavera para atraer visitas”.

 

Así pues, aquí no se va a hacer lo que preconicen Muñoz o Cabrera, sino lo que recomienden Cornax (presidente de los hoteleros) y Arenas (presidente de los hosteleros). Ellos aconsejarán y Espadas ejecutará. De paso, uno de sus dos delegados quedará desautorizado, salvo que luego salga algo mal y pueda esgrimir: “si ya lo decía yo”.

Ascua de luz

Sevilla desaprovecha la oportunidad de convertir la Feria en una mayor Fiesta de la Luz al modo de Lyon y otras 70 ciudades del mundo

La única innovación tecnológica en el Real han sido las cámaras de conteo de personas instaladas en la portada

En tan sólo las dos semanas de rigor que transcurrieron entre el final de la Semana Santa y el inicio de la Feria de Abril se ha pasado de la aplicación de las nuevas tecnologías en la primera, para convertirla en lo que Espadas llamaría un evento “smart” (inteligente), al uso de los métodos tradicionales de siempre en la segunda.

Recuérdese que en la Semana Santa más tecnologizada de la historia se emplearon vallas “antipánico”, luminarias LED de intensidad variable, cámaras especiales para el conteo de personas y el control del movimiento de las bullas, GPS en los pasos de las cofradías….

Llegó la Feria de Abril, apenas unos días después de que el alcalde presentara Sevilla Futura para convertir la ciudad en un laboratorio tecnológico, y hete aquí al delegado de Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, recurriendo a indicadores indirectos para tratar de cuantificar el número de asistentes al festejo: los kilos de basura recogidos por Lipasam, el número de viajeros transportados por los autobuses de Tussam y los vagones del Metro, los coches aparcados en el Charco de la Pava….o sea, lo mismo de cada año.

La única innovación han sido esas cámaras colocadas en la portada y que permitían contar el número de personas que pasaban por debajo, pero ¿han tenido capacidad de discernimiento? Decía Heráclito que nadie se baña dos veces en el mismo río, pero sí ha podido pasar las veces que ha querido bajo la portada de la Feria. A efectos estadísticos, ¿se han contado todas o una sola?

INNOVACIONES

¿Hasta qué punto se puede o se debe innovar en la Feria sin que pierda su esencia o haya que remitirse a la juanramoniana frase de “no la toquéis más que así es la rosa”? Lancemos algunas ideas más o menos heterodoxas al riesgo de ser descalificados por ellas y tomando como referencia la tópica expresión con la que en los periódicos se titulaba la anual portada sobre, valga la redundancia, la portada de la Feria: “ascua de luz”.

Aquí se alardea de que la Feria es una ciudad efímera que cuenta con todos los servicios de una ciudad real y con una iluminación propia compuesta por más de 200.000 bombillas, en la que destaca el “ascua de luz” de la portada. La magnífica de este año, inspirada en las antiguas casetas del Círculo Mercantil, se ha iluminado con 24.000 bombillas, pero la luz y su tonalidad han sido siempre las mismas, al igual que en todo el Real. Todo inmutable.

Si en la Semana Santa se han utilizado luminarias de intensidad variable, ¿por qué no intentar convertir la portada en un espectáculo lumínico distinto en formas y colores a lo largo de la noche para romper la monotonía? Y no sólo la portada. Podría ser todo el
Real (o una contraportada experimental junto al puente de las Delicias)  el que tuviera una iluminación cambiante que dotara al recinto de un nuevo atractivo y de ese modo convertir la Feria en una mayor  Fiesta de la Luz, al modo de la que durante varios días a partir del 8 de diciembre, Día de la Inmaculada, se celebra desde 1852 (tan sólo cinco años después de la primera Feria de Abril) en la ciudad francesa de Lyon y que atrae a centenares de miles de turistas de todo el mundo.

LYON COMO MUESTRA

Toda la ciudad de Lyon se presta a convertirse en un gran escenario en el que más de un centenar de artistas multimedia convierten los muros de sus casas, monumentos y templos (basílica de Nuestra Señora de Fourvieres, catedral de San Juan) en los lienzos sobre los que proyectar sus creaciones (véase en Youtube cualquier vídeo sobre la Fiesta de la Luz, como, por ejemplo, éste sobre la del año pasado: https://www.youtube.com/watch?time_continue=2&v=diWy8OzspAU ).

Aquéllos combinan todo tipo de recursos técnicos a partir de la luz ( rayos láser, efectos especiales, música clásica, música electrónica…) con el añadido del espejo multiplicador de las luces que realizan las láminas de agua de sus dos ríos, el Ródano y el Saona, por donde han llegado a “navegar” trirremes romanas que no eran más que fantásticos juegos de luces, de forma mucho más avanzada que en el recordado espectáculo del lago de la Expo-92. Y recordemos que nuestra Feria se celebra junto a la dársena del Guadalquivir, desaprovechada a estos efectos salvo para albergar en sus orillas el castillo de fuegos artificiales, siempre en riesgo de no ser lanzados por la lluvia, algo que “a priori” no ocurriría con un espectáculo lumínico.

Esta Fiesta de la Luz en honor de la Virgen (los lioneses, aunque cada vez menos, decoran sus ventanas con cristales multicolores iluminados con velas) puesta al servicio de la creatividad artística no es exclusiva de Lyon (en Chartres, con su fabulosa catedral, celebran la suya a lo largo de seis meses, entre la primavera y el otoño), pero ha generado allí y en su entorno toda una potente industria lumínica que da empleo a 10.000 personas.

UNA RED MUNDIAL

Por eso no es de extrañar que fuera en esta urbe francesa donde en 2002 se fundó la Red Mundial de Ciudades de Luz (Lighting Urban Community International, o LUCI, por sus siglas en inglés), en la que se han integrado los municipios que otorgan a la iluminación un papel relevante, tanto artístico como económico, y que han sabido ver en la misma una fuente de cultura y riqueza, hasta el punto de que se dotan de una especie de PGOU de la luz, como el Plan Maestro de Iluminación Escénica Arquitectónica de San Luis de Potosí (México).

LUCI otorga un premio mundial, el “The International City People Light Award’, que patrocina la multinacional holandesa Philips y que falla un jurado compuesto por expertos en la materia (técnicos, historiadores, arquitectos, escenógrafos…).

En estos dieciséis años se han integrado en la Red Mundial 70 ciudades de los cinco continentes. Antes de seguir leyendo, ¿adivinan cuáles de España han adquirido la condición de miembros de pleno derecho de este club? Pues una de ellas es la ciudad cuyos dirigentes han demostrado a lo largo de los tiempos que tienen una estrategia clara y definida de futuro,  basada en la apuesta por la cultura en todas sus expresiones y el turismo: Málaga. Así pues, Sevilla presume de su Feria con más de 200.000 luminarias y que consume electricidad equivalente a la de una ciudad de 50.000 personas, pero a la hora de la verdad quien está en foro mundial de la luz es la urbe de la Costa del Sol, que habrá hecho valer su iluminación especial navideña.

Y la otra española es Valladolid, justa ganadora del premio internacional ‘City People Light’ en 2011 por su ruta Ríos de Luz, inspirada en el río Esgueva, y que permite realizar un paseo nocturno guiado (y de pago) por una treintena de edificios históricos que se van iluminando con colores dotados de una simbología (verde azulado, rojo imperial) y que en el caso de las iglesias varían en función del calendario litúrgico (morado, blanco, rojo y verde).

FAROLILLOS

Decía el alcalde Espadas cuando presentó Sevilla Futura que sería cuestión de plantearles a las empresas avanzadas que componen dicha asociación, con proyectada sede en las antiguas naves de Renfe en el barrio de San Jerónimo,  problemas de índole urbana para que aquéllas los resolvieran aplicando la innovación y las nuevas tecnologías.

Pues podría empezar él mismo pidiéndoles una solución para que la lluvia no destroce, como ha vuelto a ocurrir este año, los farolillos a las primeras de cambio y deje el Real sin este sencillo pero vistoso exorno de papel, cuyo diseño se atribuye al pintor Gustavo Bacarisas, el cual se habría inspirado en las lámparas chinas.

Ha pasado un siglo y los farolillos siguen siendo las primeras víctimas de las inclemencias meteorológicas, como si en este tiempo no hubieran surgido nuevos materiales que permitieran confeccionarlos de una forma más resistente sin que pierdan la flexibilidad del papel.

En Valencia, por ejemplo, la Universidad Politécnica está desarrollando para las Fallas un filamento compuesto por paja de arroz y serrín con el que imprimir en 3D los clásicos ninots y resolver el problema ecológico de los arrozales (no saben cómo librarse de los tallos una vez desgranado el arroz) y del desperdicio de madera en el modelado tradicional de las figuras.

Si en Valencia la Universidad aplica el I+D+i a las Fallas no vemos por qué en Sevilla no habría de aplicarse a la Feria de Abril.

La Feria larga de Sevilla se consolida en 2018 pero se desfonda el último día

BALANCE

Leve repunte de los indicadores en comparación con la del año pasado
EL SÁBADO

Caída del 28% en la portada, del 38% en Tussam y del 52% en Lipasam

TUSSAM

Transporta sólo un 0,21% más de viajeros que en la de 2017

SIN RÉCORD

No logra batir el récord del Jueves de Feria de 2016, con 213.216 pasajeros

LIPASAM

Crece la recogida de residuos en un 3,89%, con 205.000 kilos de media diaria

MARCA

El miércoles logró el récord absoluto, al superar los 293.000 kilos

METRO

Los datos provisionales apuntan a más viajeros transportados que el año pasado

INFERIOR

El suburbano tampoco logra batir el récord de viajeros en un día de la Feria de 2016

PORTADA

Casi 100.000 personas accedieron cada día a la Feria por la portada

La segunda Feria larga del mandato de Espadas, la aprobada por los sevillanos en referéndum bajo la fórmula de un día más (con el ‘alumbrao’ en la medianoche del domingo en vez del lunes) y con una fiesta a mitad de semana (miércoles) ha tenido una leve mayor afluencia de público que la de 2017, a tenor de los indicadores de viajeros transportados por Tussam (y probablemente también por el Metro conforme apuntan los datos conocidos hasta el viernes) y de recogida de residuos por Lipasam, pero no se han batido dos récord de la Feria corta (un día menos) de 2016 y se ha desfondado de forma significativa el último día, el pasado sábado, en comparación con el viernes precedente. El gobierno achaca la caída a la lluvia, pero también llovió al principio y la lluvia es siempre un factor de riesgo con el que hay que contar en primavera, por lo que queda en el aire la cuestión de si son seis o siete días la medida exacta para la Feria de Abril.

Al igual que dijimos el año pasado, a la hora de analizar la Feria de 2018 y de compararla con las de años anteriores nos enfrentamos al problema estadístico. Los datos varían en función de quién y/o cuándo se ofrezcan, o faltan. En un tema se mide una cosa y en el equiparable, otra. En algunos casos se contabiliza la Preferia y en otros hasta digamos la Posferia.

Por ejemplo, sólo ahora hemos podido completar la serie estadística del Metro en la Feria de 2017, pero nos ha sido imposible aún hacerlo en la de 2016. Una empresa tan potente como la gestora de este sistema de transporte es incapaz año tras año de facilitar los datos del fin de semana si no es hasta entrada la siguiente a la Feria, y en tal caso puede que dé un número global que incluya días que técnicamente no forman parte del festejo.

Esta táctica, en la que a veces también incurre el Ayuntamiento, de ofrecer al final datos globales pero sin especificar el último o los últimos días, lleva a incongruencias como que se pretenda que el sábado, el día más desangelado de la Feria tal como reflejan el resto de indicadores, Lipasam haya recogido más kilos de residuos que el día del ‘alumbrao’ o el martes.

TRES EDICIONES

Hechas estas observaciones y salvedades, hemos tratado de comprar las tres últimas Ferias: la de 2016 (el modelo tradicional, con un día menos y equiparable a la de este año porque también el miércoles fue entonces festivo local), la de 2017 (primera larga o con un día más y también con un festivo, entonces nacional como fue el lunes 1 de mayo), y la de este año , en la que se ha repetido el formato de domingo a sábado y en la que se han producido variadas circunstancias meteorológicas: lluvia, frío, sol y calor, como puede esperarse de una estación inestable como la primavera.

Por tanto, no debería recurrirse a las inclemencias meteorológicas para tratar de justificar la significativa caída de los indicadores del último día, porque también llovió al principio. La cuestión a dilucidar es si la Feria se hace demasiado larga con este formato, teniendo en cuenta que la Preferia ha sido asumida ya como Feria, hasta el punto de que el propio Ayuntamiento ofrece estadísticas del día del ‘alumbrao’ cuando oficialmente la fiesta no empieza hasta la jornada siguiente. Por tanto, en la práctica la Feria está durando realmente no siete, sino ocho días y medio si se cuentan la tarde del viernes y el sábado de Preferia.

El pasado sábado, 21 de abril, y en comparación con el viernes precedente el número de personas que accedieron al Real por la portada cayó en un 28%; el de viajeros transportados por Tussam, en un 38%, y el de kilos de residuos recogidos por Lipasam, en un 52%.

 

¿Qué ocurrió el año pasado, con el mismo formato de Feria larga? Tussam transportó un 9,46% más de viajeros, y el Metro, un 1,84% más, pero Lipasam (nos atenemos a los datos ofrecidos día a día en aquel entonces, en “caliente”) recogió un 24% menos de residuos.

Veamos ahora lo acaecido en el último día de la Feria de 2016, la del formato tradicional (un día menos de fiesta y también un festivo en medio). Entonces Tussam transportó un 7,43% menos de viajeros y Lipasam recogió  un 32,66% menos de basura.

Aunque sería necesario disponer de datos de Ferias anteriores para poder analizar series más largas, posiblemente se produzca un mismo efecto psicológico de cansancio para el último día, tanto en una Feria corta como en una larga con un día más, por lo que si a la postre no varían en demasía las circunstancias y la Feria es considerada por el Ayuntamiento también como un negocio para el sector turístico de la ciudad, aquél sale ganando con el actual formato implantado por Espadas.

 

DÍAS PUNTA

Por el momento parece claro que una Feria corta o tradicional y con un festivo en medio, como fue la de 2016, propicia días con indicadores de mayor magnitud, de los que se coligen días de mayor afluencia de personas. Así, Tussam todavía no ha podido batir el registro de los 213.216 pasajeros que transportó durante el jueves de la Feria de aquel año, ni el Metro los 150.240 viajeros de ese mismo día. Unicamente Lipasam, con 293.610 kilos de residuos recolectados el pasado miércoles (festivo) ha batido este año el récord de los 286.360 kilos retirados el jueves de 2016.

 

En la comparación entre las tres últimas Ferias hay que tomar la media diaria como referencia, al ser de distinta duración. Por ahora se ha notado un incremento del orden del 16% en el número de viajeros transportados por Tussam en las de formato largo (se necesitan más datos estadísticos del Metro para obtener un promedio fiable) y del 2% en números redondos en los kilos de residuos recogidos por Lipasam.

Los datos también revelan que mientras que en la Feria de 2016 la mayor afluencia de público se registró no el miércoles festivo sino al día siguiente, en la de 2017 cayeron todos los indicadores a continuación del día de fiesta (lunes) y en la de 2018 el miércoles festivo ha tenido un mayor impacto como gran día central y de afluencia en todos los indicadores, salvo en el Metro.

—————————————————————————————–

Evolución del número de viajeros en Tussam a la Feria

Día                                   2016                    2017               2018

Alumbrao                      97.194              106.912            119.817

Domingo                             –                      206.283            160.525

Lunes                                   –                      192.244            127.271

Martes                            138.799            140.630            198.623

Miércoles                     160.442            178.829            205.285

Jueves                             213.216            180.933            171.359

Viernes                          148.455 *         129.512           183.736

Sábado                          107.459            141.772           113.225

Domingo                          99.483                  –                         –

TOTAL                            965.048         1.277.115      1.279.841**

Promedio/día             137.864            159.639          159.980

(+15,79%)         (+ 0,21%)

NOTAS.-  El miércoles de 2016 fue fiesta local, al igual que el miércoles de 2018.  El lunes de la Feria de 2017 (1 de mayo) fue fiesta en toda España.

*El dato del Viernes en la Feria de 2016 es el que se dio en su momento. Un año después, sin embargo, el Ayuntamiento da la cifra de 207.940. Tendemos siempre a mantener los números que se ofrecen en caliente, en el día a día, y que resulten homogéneos durante la serie, porque en los balances posteriores se suelen incluir otras variables que pueden adulterar la perspectiva. De admitirse la cifra posterior, el promedio/día de 2016 ascendería a 146.361 personas.

**El Ayuntamiento da para la Feria de 2018 un total de 1.280.441 viajeros, pero esa suma no se corresponde con la del acumulado ofrecido cada día, que es de 1.279.841 y a la que nos atenemos.


      Evolución Número Viajeros del Metro durante la Feria

 

 

Día                                   2016                    2017               2018

 

Alumbrao                      80.165                85.878            113.729

 

Domingo                             –                      133.073            107.635

 

Lunes                                   –                      120.996              97.493

 

Martes                            99.981              103.716            143.446

 

Miércoles                   133.934              128.564            133.464

 

Jueves                          150.240              125.065            122.463

 

Viernes                        134.971              100.701            129.964

 

Sábado                               ¿?                  102.559                 ¿?

 

Domingo                        71.247                     –                          –

 

Promedio**                  83.829              113.999            121.170

 

NOTAS.-  El miércoles de 2016 fue fiesta local, al igual que el miércoles de 2018. El lunes de la Feria de 2017 (1 de mayo) fue fiesta en toda España.

Ante la falta de datos para los sábado de las Ferias de 2016 y 2018, el promedio en cada una de ellas se ha realizado contando la cifra total de viajeros hasta cada Viernes, aunque sólo sea a título indicativo.


 

Evolución de los kilos de basura recogidos por Lipasam en la Feria de Abril

 

 

Día                                   2016                    2017               2018

 

Alumbrao                      75.000                74.922              92.790

 

Domingo                             –                      156.360            265.030

 

Lunes                                   –                      268.280            208.300

 

Martes                            127.080            249.600            196.180

 

Miércoles                     216.340            194.680            293.610

 

Jueves                             286.360            233.460            261.730

 

Viernes                          264.530*          231.060           221.090

 

Sábado                          245.150*          176.220           105.980**

 

Domingo                       165.090*                 –                         –

 

Total                             1.379.550        1.584.582        1.644.710

 

Promedio                      197.078             198.072          205.588

 

(+0,50%)         (+3,89%)

 

 

NOTAS.-  El miércoles de 2016 fue fiesta local, al igual que el miércoles de 2018. El lunes de la feria de 2017 (1 de mayo) fue fiesta en toda España.

 

*Los datos del viernes, sábado y domingo de Feria de 2016 son los facilitados por el Ayuntamiento un año después y no en las ruedas de prensa diarias de aquel entonces, que siempre nos ofrecen más credibilidad.

** La cifra del Sábado de la Feria de 2018 es deducida a partir de la cantidad total ofrecida en primera instancia por el Ayuntamiento para el conjunto de la Feria (1.644.710 kilos). A pregunta específica, posteriormente dio la cifra de 198.480 kilos sólo para ese día, pero en tal caso su suma total estaría equivocada, ya que debería ascender a 1.737.210 Kilos.

Por otra parte, mantenemos las cifras totales como resultado de la suma día a día de los años 2016 y 2017, aunque ahora el Ayuntamiento las estime globalmente en 1.302.180 y en 1.607.710 kilos, respectivamente.


Indicadores de la Feria de Abril de 2018

 

 

Día       Tussam           Metro                Parking            Lipasam    Carruajes              Portada

(viajeros)        (viajeros)        (vehículos)    (Kilos res)                      (personas)

 

 

Alum.  119.817           113.729               ¿?                     92.790              ¿?              83.888

 

DOM    160.525           107.635            5.800              265.030             ¿?              99.911

 

LUN     127.271             97.493          14.332              208.300             656              80.098

 

MAR     198.623           143.446          33.967             196.180             772     104.518

 

MIE        205.285         133.464            50.000            293.610             806              136.691

 

JUE         171.359         122.463            32.500            261.730             818              108.607

 

VIE          183.736        129.964            40.860             221.090            731              105.211

 

SAB         113.225            ¿?                    36.562             105.980            ¿?             75.689

 

TOT     1.279.841                                                              1.644.710           *              794.113

 

MEDIA    159.980                                                                                                              99.264

 

 

NOTA: La cifra de 105.980 kilos de basuras recogidas por Lipasam el Sábado resulta de la deducción del acumulado hasta el Viernes y de la cifra total dada por el Ayuntamiento (1.644.710), que posteriormente cifró en 198.480 los kilos recogidos en esa jornada, pero en tal caso su Total estaría equivocado, ya que debería ascender a 1.737.210.

*El Ayuntamiento contabiliza un total de 4.772 carruajes, pero sin un desglose final de cifras diarias.

 

 

 

 

Sines-trategia

Nuestro Gobierno, por acción y omisión, ayuda a convertir Sines en el gran puerto atlántico peninsular

Sevilla se ve obligada a reaccionar ante los planes de Huelva de crecer a costa del resto de puertos andaluces

 

 La apertura de una conexión ferroviaria entre el puerto de Sevilla y el portugués de Sines para el transporte de hasta 10.000 contenedores de mercancías  ha provocado una nueva bronca entre las autoridades portuarias y la clase política y empresarial de Sevilla, Algeciras y Huelva. Hagamos un viaje en el tiempo para tratar de comprender por qué ocurre lo que está ocurriendo.

El puerto de Algeciras, primero de España con un tráfico superior a los 100 millones de toneladas/año, data prácticamente del inicio del siglo XX y como un humilde muelle pesquero. Su origen como gran puerto hay que buscarlo en el año 1964, cuando las empresas del Polo químico que se instalan en la bahía (sus principales exponentes son la refinería y la factoría de Acerinox) construyen instalaciones portuarias para el trasiego de petróleo y sus derivados y de productos industriales (acero).

El complejo portuario se extendió a municipios limítrofes, y al tráfico de hidrocarburos se unió, merced a su situación estratégica junto al Estrecho de Gibraltar, el de mercancías en contenedores al ubicarse allí grandes navieras internacionales.

Algeciras es clave para el corredor mediterráneo de la UE, pero tiene un talón de Aquiles: su pésima conexión ferroviaria a través de Bobadilla hasta la Andalucía interior, el Centro y el Levante españoles y el continente. Se trata de una línea de sinuoso trazado y sin electrificar, por lo que los trenes circulan a velocidades muy bajas. Desde 1994 se planificó dotarla de al menos doble vía electrificada, con un presupuesto inicial de 1.300 millones de euros que se ha ido reduciendo a tan sólo 350 millones y de los que el Gobierno únicamente consignó 20 millones en los Presupuestos de 2017 y 31,8 millones en los de 2018.

EL PUERTO DE HUELVA

Al contrario que Algeciras, Huelva ha tenido puerto desde la Antigüedad, tanto para dar salida a la riqueza minera de su provincia como a la pesquera y para sus conexiones con África, las islas atlánticas y América (Alonso Cano, precursor de Colón). Su importancia creció en el siglo XIX, cuando las grandes compañías mineras extranjeras tendieron sus propias líneas ferroviarias para exportar sus concentrados (Riotinto, Tharsis, El Buitrón, Cala..) y construyeron muelles en la ría del Odiel.

Su expansión hasta el término de Palos, el denominado puerto exterior, se debe, como en Algeciras, a la creación en 1965 del Polo químico, más la refinería de La Rábida, proceso que culmina en 1981 con el dique Juan Carlos I.

Pero, al igual que Algeciras, el puerto de Huelva tiene un gran hándicap: sus malas conexiones. Debiendo ser la salida natural al mar de Extremadura, la línea ferroviaria Zafra-Huelva no lo favorece por su trazado y velocidades propias del siglo XIX. En el Plan Estratégico 2012-2017 con visión a 2022 del puerto onubense aparecen como pendientes las tres vías de comunicación demandadas: la línea férrea a Extremadura, la carretera nacional 435 (ruta de la Plata) y el AVE a Sevilla.

Por su escasa conectividad, en el Plan Estratégico puede leerse (página 50) que en 2012 el 98% del origen y destino del tráfico portuario está en la propia provincia de Huelva (20,6 millones de toneladas), mientras que de la provincia limítrofe de Badajoz sólo llegan 42.142 toneladas, seis veces menos que de la lejana Madrid (273.598).

EL PUERTO DE SINES

El gran puerto de Sines, como el de Algeciras y el de Huelva, también está ligado al petróleo. Portugal necesitaba un moderno puerto en aguas profundas y relativamente alejado de las grandes urbes para el atraque de los petroleros, metaneros y cargueros de carbón, y donde almacenar también en tanques y tinglados en los muelles esos productos para su abastecimiento energético.

El sitio elegido fue Sines (hasta 28 metros de calado, frente a 13 de Huelva) y la primera fase de su construcción fue adjudicada en 1973, nueve y ocho años, respectivamente, después que los Polos petroquímicos que propiciaron las ampliaciones de los puertos de Algeciras y Huelva.

¿Y qué ha ocurrido?  Los redactores del Plan Estratégico del puerto de Huelva hicieron en 2012, con una metodología holandesa, un estudio comparativo del puerto onubense con el de Cartagena (por sus similares características) y el de Sines (por su proximidad geográfica y por ser competidor) basándose en siete criterios: características generales, características portuarias, geografía, hinterland, clima de inversión, mercado laboral y calidad de vida.

COMPARATIVA

El resultado fue demoledor. Huelva no ganaba en ningún aspecto y Sines, en cuatro. Los operarios del puerto portugués hasta hablaban idiomas para entenderse con las tripulaciones de los petroleros y mercantes internacionales.

Constataron que el puerto luso estaba operando con el mayor volumen de tránsito, que disponía de mayor superficie y, aún más importante, de más espacio explotable en el futuro. Además, con el curso del tiempo un puerto inicialmente sólo para hidrocarburos ha acabado operando en los cuatro tipos de cargas: graneles líquidos, graneles sólidos, carga general y contenedores.

La conclusión del análisis fue taxativa: “Se observa una clara ventaja competitiva en general del puerto de Sines sobre el de Cartagena y, en mayor medida, con respecto al de Huelva”.

Mientras el Gobierno de España no invierte en la modernización de las líneas ferroviarias que deben conectar los puertos de Algeciras y Huelva con sus hinterlands, abandono que ha echado a Extremadura en brazos del puerto de Sines (Badajoz está a 194 kilómetros en línea recta, y a 180 kilómetros de Huelva), el de Portugal aprovecha las cumbres ibéricas y los encuentros bilaterales de ministros para comprometer a España en la conversión de Sines en el gran puerto del Oeste  peninsular. Recuérdese que mientras España gasta miles de millones en llevar el AVE hasta estaciones sin pasajeros, Portugal renunció a la línea de alta velocidad Madrid-Lisboa, pero sí apuesta por sus regiones del Sur.

CONEXIÓN FERROVIARIA

Así, este año ha iniciado la construcción de la nueva línea entre Sines y España en el tramo entre Elvas y Caya, junto a la frontera con Badajoz. La inversión ascenderá a 422 millones, de los que Portugal aportará 264 (cómparese con la inversión de España en la Algeciras-Bobadilla y la Huelva-Zafra) y la UE, 158 millones de euros.

Ya en febrero de 2017, los ministros de Fomento de ambos países, Íñigo de la Serna y Pedro Marques, declararon en Madrid que se iba a mejorar las conexiones con el puerto de Sines merced a la modernización de la línea férrea entre Badajoz y Puerto Llano (Ciudad Real), punto éste de enlace con el AVE, porque según nuestro ministro “lo que beneficia a Portugal beneficia a España”.

Y el pasado 5 de marzo, Rajoy dijo que la inversión estimada para el tramo Plasencia-Mérida-Badajoz asciende a casi 1.500 millones, de los que ya se han ejecutado más del 66% (990 millones). Cómparese de nuevo con las inversiones ferroviarias en Andalucía.

Con la raya portuguesa cada vez más orientada a Sines y con un hinterland casi exclusivamente provincial, los redactores del Plan Estratégico del puerto de Huelva tomaron el luso como modelo, especialmente en el tráfico de contenedores. Sines pasó de mover 20.000 contenedores en 2005 a 1,5 millones en 2016, y según un informe de la Autoridade da Mobilidade e dos Transportes de Portugal, mientras este tipo de tráfico cayó en los puertos de Leixoes y Lisboa un 1,2% entre 2012 y 2015, en Sines ha crecido en un 30% en números redondos.

En el Plan del puerto onubense puede leerse: “La baja cuota de mercado de este tráfico (mercancía general) viene dada por la escasa especialización del puerto en este tráfico de contenedores. El puerto debe impulsar este tráfico de manera prioritaria para aumentar cuota de mercado”.

MIRANDO AL ESTE

Item más, en el análisis DAFO, se señala como una de las amenazas “puertos del entorno con alta especialización en mercancía general, tráfico contenerizado y cruceros”, rasgos reconocibles en Algeciras y Sevilla.

Atendiendo a su Plan Estratégico y a una de las fortalezas que se le reconoce (“situación financiera saneada, contando con una significativa liquidez y un endeudamiento nulo”), el puerto de Huelva “invadió” la retaguardia del endeudado puerto de Sevilla (por las obras de la nueva esclusa) y se hizo con la terminal ferroviaria de Majarabique para desviar hacia sus muelles todo lo que pudiera del tráfico de contenedores que circulaba por tren entre Sevilla y el Centro-Norte de España. Resultado: a noviembre de 2017, el puerto de Sevilla había movido 33.200 contenedores menos y el de Huelva, 37.611 más.

La conclusión es obvia: Huelva crece arrebatando cuota de mercado no a Sines, sino a Sevilla, e incluso tiene a Algeciras en su punto de mira. Así, en la página 89 de su Plan se dice: “Aunque no represente un porcentaje importante frente al movimiento de graneles líquidos del Puerto, estimamos que podría llevarse a cabo una captación de más de 53.000 toneladas en grasas y aceites vegetales, que actualmente están siendo movidas por los puertos de Sevilla y Algeciras. También se podrían captar tintes y pinturas (unas 14.000 toneladas anuales) y bebidas, líquidos alcohólicos (unas 6.000 toneladas anuales)”.

También aspira a quitarles a los puertos cercanos más de 400.000 toneladas de mercancías derivadas a la construcción.

Ante esta ofensiva, la reacción del puerto de Sevilla ha sido abrirse una ventana en Sines para mover 10.000 contenedores, diez veces menos que los 114.008 que según la Administración portuguesa salieron en 2015 desde Algeciras con destino a ese mismo puerto luso.

Mientras los puertos andaluces se pelean entre ellos y hacen cada uno la guerra por su cuenta, con la Junta de Andalucía mirando hacia otro lado, pasito a pasito, con la inestimable colaboración, por acción y omisión, del Gobierno de España, Sines se está convirtiendo en el gran puerto atlántico de la Península ibérica.

Monteseirín se cree sus propias mentiras y se inventa otras nuevas

 

Diario de Sevilla, en su campaña de lavado de imagen para que le pongan de una vez la calle por la que viene implorando y por las razones que todos sabemos, le ha dedicado una nueva entrevista a doble página al ex alcalde Monteseirín, con el título “Se paró el traslado de la Feria, no valía la pena por 200 casetas más”.

En esta entrevista, Monteseirín se cree sus propias mentiras y se inventa otras, confiando en la interesada desmemoria y el fariseísmo reinantes, en otro intento más de reescribir la historia de sus mandatos y de su gestión, tal como ya he puesto de manifiesto anteriormente:

http://www.manueljesusflorencio.com/2017/12/reescribir-la-historia/

 

Veamos algunas. El periodista le recuerda que en su etapa de alcalde estuvo en la final del campeonato del mundo de fútbol que se disputó en Suráfrica y en el que la Selección española se proclamó campeona. El ex alcalde responde lo siguiente:

“Con un grupo de amigos de particular en un vuelo barato…”.

Recordemos lo que publicó en su día el diario El Mundo al respecto, informaciones que nunca desmintió:

 

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/07/19/andalucia_sevilla/1279527470.html

 

 

 

 

 

 

 

 

 

POLÉMICA | Se valió de su cargo para pedir entradas ‘gratis total’ de la final

Monteseirín cuelga en su blog una foto suya con ‘sus amigos’ en el Mundial de Sudáfrica

Gómez de Celis, Monteseirín y Marchena, en las gradas del estadio de la final.

  • Manuel Marchena, Gómez de Celis y el contratista municipal Jiménez Riquelme
  • El alcalde había evitado ser fotografiado con ‘sus amigos’ en Sudáfrica
  • Monteseirín ilustra con esta foto un bando de Tierno Galván de junio de 1982

ELMUNDO.es | Sevilla

Actualizado martes 20/07/2010 23:00 horas

  • Disminuye el tamaño del texto
  • Aumenta el tamaño del texto

Comentarios 27

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, se fotografió en el Mundial de Sudáfrica con los amigos con los que viajó y para los que solicitó entradas gratuitas para asistir a la final entre España y Holandaal Consejo Superior de Deportes (CSD).

Como ha venido informando EL MUNDO, sus “amigos” no eran otros que el secretario general de la COnsejería de Obras Públicas y Vivienda de la Junta, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, el vicepresidente de la Asociación de Interés Económico DeSevilla, Manuel Marchena, y el contratista Antonio Jiménez Riquelme.

En la fotografía, colgada durante su viaje por el propio alcalde en su blog personal para ilustrar una entrada sobre el bando que publicó en junio de 1982 quien entonces era alcalde de Madrid, Enrique Tierno Galván, con motivo del Mundial de Fútbol organizado por España aquel año, aparece Sánchez Monteseirín, flanqueado por Marchena (a su izquierda) y Gómez de Celis (a su derecha), sus dos más íntimos colaboradores en el Ayuntamiento, al menos hasta la salida de este último del gobierno local para asumir responsabilidades en la Junta.

No aparece en la fotografía Antonio Jiménez Riquelme -probablemente, el autor de la instantánea-, a quien Manuel Marchena tiene adjudicada la elaboración de la revista e-Sevilla+, que edita la AIE DeSevilla.

El MUNDO ha publicado que el alcalde Alfredo Sánchez Monteseirín, en el que era su sexto viaje en 2010 -el quinto al extranjero- viajó a Sudáfrica en viaje privado y que hizo valer su condición como alcalde de Sevilla para solicitar cuatro entradas, una para él y y otras tres para sus “amigos” para la final del Mundial. Incluso pidió que éstas fueran de protocolo, es decir, ‘gratis total’.

Monteseirín se desplazó el sábado hasta Sudáfrica en un vuelo charter de la agencia Halcón Viajes acompañado, entre otros, por sus ‘tres amigos’. El alcalde había evitado fotografiarse con ellos y, de hecho, EL MUNDO publicó una fotgrafía suya, tras el Mundial, en el aeropuerto de Madrid, con la camiseta de la selección española de fútbol, que se había proclamado campeona del mundo.

MARCHENA, RAMOS Y NAVAS

Continúa el periodista recordándole que había tres sevillanos en la selección: Marchena, Ramos y Navas.

Respuesta de Monteseirín: “La cosecha de las muchas instalaciones deportivas que hicimos. Nuestro eslogan era que los barrios tuvieran lo que tenían muchos pueblos que contaban con un polideportivo, con una piscina”.

Deducimos, porque si no no tendría sentido o habría que apuntárselo a otra más de sus innumerables fantasías, que se refería a que esos deportistas se forjaron en las muchas instalaciones deportivas que según él se hicieron durante su mandato como presidente de la Diputación Provincial de Sevilla (1995-1999) en los pueblos, ya que ninguno de esos futbolistas son naturales de la capital y por tanto no salieron de los barrios de la misma a los que el ex alcalde alude. Hagamos salvedad también de que los futbolistas no se forjan ni en las piscinas ni en los polideportivos, sino en los campos de fútbol. Veamos qué dicen las biografías de esos futbolistas sevillanos que fueron campeones del mundo en Suráfrica:

-Carlos Marchena: Nació en Las Cabezas de San Juan en el año 1979 y con tan sólo 10 años (1989) pasó a formar parte de las categorías inferiores del Sevilla F. C. Por tanto, Marchena ya jugaba en los equipos del Sevilla F.C. en la capital seis años antes de que Monteseirín llegara a la Presidencia de la Diputación (1995) y en su mandato se hicieran, según él, en los pueblos (habría que ver en cuáles) esas piscinas y polideportivos donde supuestamente se formó como futbolista.

-Sergio Ramos: Nacido en Camas, en 1986, su biografía es similar a la del anterior, ya que se formó en las categorías inferiores del Sevilla F.C., club que lo incorporó cuando aquél contaba 7 años, o sea en 1993, dos años antes de que Monteseirín fuera presidente de la Diputación.

-Jesús Navas: Los Palacios (1985), se unió a la cantera sevillista a los 15 años (año 2000), pero no parece que su fútbol naciera precisamente de unas instalaciones financiadas por Monteseirín y de las que éste pudiera sentirse orgulloso. Así recordaba El Correo de Andalucía su trayectoria tras su regreso al Sevilla F.C. como hijo pródigo. Se reproduce el texto original hasta con las erratas:
“Lo ha conseguido en su retorna al club e Nervión, el que sin duda era su gran deseo desde el mismo día que dejó el Sevilla FC para marcharse al Manchester City, con la clara idea de que quería regresar algún día al club que le dio la oportunidad de jugar en Primera y alcanzar la selección española absoluta. Algo que no podía imaginar aquel niño delgado y enclenque en el que se fijó Pablo Blanco, al ver como regateaba a corpulentos rivales en su localidad de Los Palacios, en un terreno de alero totalmente embarrado. Lo que sin duda provocó la atención de Pablo Blanco, que ese día curiosamente iba a ver a un portero”.

El relato coincide con declaraciones de Pablo Blanco en diversas ocasiones y a diversos medios: “Navas driblaba hasta los charcos”. Y jugaba, pues, en un campo de albero embarrado, no en esas supuestas idílicas instalaciones deportivas que Monteseirín se atribuye para, de paso, atribuirse también el éxito de los mundialistas sevillanos. Ya se sabe: él quiere ser el niño en el bautizo, el muerto en el entierro y hasta Iniesta en la final España-Holanda del Mundial.

Sigamos con la entrevista. El periodista se cree la historia que le cuenta el ex alcalde y la asume al plantearle esta cuestión: “Su trayectoria es la historia (autonómica) de una amapola. Le ganó las primarias a Borbolla. Llevó a Susana Díaz en su lista, Griñán insinuó que lo dejara….”.

Respuesta de Monteseirín: “Yo tenía más que decidido no seguir….”.

Trata de hacernos creer la versión que se ha inventado ahora y que una y otra vez le compra Diario de Sevilla de que fue él quien decidió irse y no que el PSOE, harto de sus escándalos y tratando de frenar la catástrofe que se avecinaba y que no pudo evitar Espadas (los 20 concejales de Zoido), decidió echarlo. Me remito al artículo “El Retroscopio”:

http://www.manueljesusflorencio.com/2018/02/el-retroscopio/

 

EL TRASLADO DE LA FERIA

Con la celebración de la Feria de Abril de 2018 como coartada para tratar de justificar esta nueva entrevista a doble página por las razones que todos sabemos, le plantean a Monteseirín si él no pudo ser el alcalde Juan Fernández del siglo XXI.

Esta ha sido su respuesta: “Ya teníamos los planos, los presupuestos y el acuerdo con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para el traslado de la Feria de los Remedios a la Vega de Triana, al Charco de la Pava. Pero cuando vimos que sólo se aumentarían doscientos módulos, aquello se paró……”.

Me remito al artículo “Ciudad de la Justicia, 17 años perdidos”

http://www.manueljesusflorencio.com/2018/04/ciudad-de-la-justicia-17-anos-perdidos/

 

en que informo de aquel disparato y megalómano (otro más de su lista) de Monteseirín de tratar de pasar a la posteridad como justamente su antecesor Juan Fernández con un nuevo traslado de la Feria.

En su intento de reescribir la historia, Monteseirín dice ahora que el traslado de la Feria se paró cuando se vio que sólo se podían conseguir doscientos módulos más. Mentira. El ya sabía que sólo se podía conseguir esa cifra cuando presentó el proyecto, que estaba directamente vinculado a la futurible Ciudad de la Justicia, ya que sin liberar los terrenos de la Feria en Los Remedios mediante el traslado de aquélla al Charco de la Pava no se podría construir el complejo judicial, proyecto que se ha mantenido en el tiempo hasta que lo han desestimado, por inviable, el alcalde Espadas y la consejera de Justicia Rosa Aguilar.

Tiremos de hemeroteca y leamos la noticia publicada por el querido e infortunado compañero Fernando Carrasco al respecto en ABC el 13 de enero de 2004:

http://sevilla.abc.es/hemeroteca/historico-13-01-2004/sevilla/Sevilla/el-ayuntamiento-preve-trasladar-la-feria-al-charco-de-la-pava-en-2007-y-ampliarla-con-300-casetas_182805.html

 

 

El Ayuntamiento prevé trasladar la Feria al Charco de la Pava en 2007 y ampliarla con 300 casetas

Gonzalo Crespo, que presentó el Plan Director de Fiestas Mayores 2003-2007, anunció igualmente que se potenciarán las Fiestas de San Miguel

FERNANDO CARRASCO

Actualizado 13/01/2004 – 12:14:43

SEVILLA. Un total de catorce grupos de trabajo estudiarán, a partir de este primer trimestre del año, y a través de la creación de una Oficina Municipal para tal efecto, el traslado de la Feria al Charco de la Pava, que podría ser efectivo a finales del actual mandato o a principios del siguiente. Así lo anunciaron ayer el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, y el delegado de Fiestas Mayores, Gonzalo Crespo, en la presentación del Plan Director de esta Delegación.

Estos grupos abordarán el traslado desde distintas ópticas con el fin de que «la Feria del siglo XXI responda a las necesidades de una sociedad moderna sin que ello suponga un menoscabo a la raíz histórica y cultural de la fiesta», según explicó Sánchez Monteseirín.

Los grupos, conformados por expertos, en los que habrá un relator, y en los que participarán los ex delegados de Fiestas Mayores de la era democrática del Ayuntamiento hispalense, estudiarán el traslado desde la visión de los consumidores, el empleo (sindicatos, empresarios), la seguridad pública, los sistemas sanitarios, la ordenación del Real de la Feria (el urbanismo, la arquitectura, el modelo de caseta), el parque de atracciones de «la calle del infierno», el paseo de caballos y carruajes, los accesos y el tráfico, los ex delegados de Fiestas Mayores, la presencia de los distritos, la infraestructura del nuevo recinto (electricidad, agua), la imagen de la ciudad: la Feria y el periodismo, la Feria como elemento cultural y la Feria como elemento turístico.

Trescientas casetas más

Paralelamente, estos grupos trabajarán coordinadamente, de forma que los debates y estudios que vaya realizando cada uno de ellos conllevará exposiciones divulgativas, conferencias públicas y la edición de publicaciones que vayan recogiendo todo el proceso, por lo que el alcalde animó a que se involucre el mayor número de ciudadanos posible.

Es por ello que la página web del Ayuntamiento también servirá para abrir foros de participación no sólo de los sevillanos, sino desde cualquier lugar del mundo desde el que se quiera opinar «cómo puede ser la Feria de Abril del siglo XXI».

Sánchez Monteseirín hizo hincapié que el traslado de la Feria al Charco de la Pava seguirá los criterios de comodidad y responderá a las exigencias de seguridad actuales, así como en lo referente a los accesos y a la contemplación de una Feria abierta y participativa.

En este sentido, la nueva Feria de Abril contará con 300 nuevas casetas, para lo que el Ayuntamiento ha estimado se destinen 200 de ellas a instituciones y entidades y que tendrán carácter abierto, esto es, de libre acceso, y las restantes, unas 100, serán adjudicadas a familias y grupos de amigos.

El Área de Fiestas Mayores tiene intención además, dentro de este Plan Director, de estudiar la reforma de las ordenanzas de Feria; adecuar la presencia de las casetas de distritos con la nueva ordenación territorial de la ciudad; mejorar el concurso de baile por sevillanas; colaborar en la organización del Pregón Taurino y reorganizar el paseo de caballos y carruajes para así conseguir una mayor calidad y compatibilidad….

Así pues, esa rueda de prensa suya demuestra que él ya sabía del número limitado de casetas que se podían conseguir con el traslado de la Feria, pese a lo cual se lanzó a impulsar un loco proyecto que habría costado a la ciudad 30 millones de euros, y lo mantuvo hasta al menos 2010, tal como cuento en el artículo citado:

http://www.manueljesusflorencio.com/2018/04/ciudad-de-la-justicia-17-anos-perdidos/

 

Y ahora, como la zorra en la fábula de las uvas, que cuando vio que no las podía alcanzar dijo que estaban verdes, Monteseirín dice que es que sólo iban a ser 200 módulos. Los mismos que iban a ser desde el principio, pero un despilfarro económico más (las Setas, la biblioteca del Prado, el tranvía…), que sólo frenó el estallido de la crisis en 2008.

ESTADIO DE LA CARTUJA

En la entrevista le preguntan por el estadio de la Cartuja, mal llamado Olímpico (todavía no se han celebrado en Sevilla unos Juegos Olímpicos para merecer tal título) y donde no juegan ni Betis ni Sevilla. Respuesta de Monteseirín: “Cuando llegué Al Ayuntamiento había una deuda de 17.500 millones de pesetas por el estadio con Florentino Pérez…. La terminamos pagando. Ahí está la gran mentira, la gran falacia de la deuda heredada, el despilfarro y las corruptelas”.

Si había una deuda de 17.500 millones de pesetas por el estadio de la Cartuja, Monteseirín oculta que él, y no sólo las corporaciones locales anteriores que dirigieron Soledad Becerril y Alejandro Rojas Marcos, fue corresponsable de la misma en su calidad de presidente de la Diputación y del Comité Organizador del Campeonato del Mundo de Atletismo de Sevilla 1999, para el que se construyó el coliseo deportivo con el acuerdo y participación de todas las Administraciones Públicas y no sólo del Consistorio sevillano, como demuestra el reparto de la propiedad del estadio: Patrimonio del Estado (30,5%), Junta de Andalucía (28,4%), Ayuntamiento de Sevilla (17,8%) y Diputación de Sevilla (15,2%).

Así pues, Monteseirín también tuvo arte y parte en el estadio de la Cartuja antes de llegar al Ayuntamiento, pero cuenta la historia como si él no hubiera tenido nada que ver y se hubiera encontrado la deuda al llegar a la Plaza Nueva y fuera responsabilidad única de sus antecesores.

MANDÓ A LOS SEVILLANOS A LA PLAYA EN FERIA

“¿Cuál fue el tenor de su frase sobre los sevillanos y la playa?”, le pregunta el periodista. Respuesta de Monteseirín: “No existió. Se sacó de contexto. Fue un acto con la Policía Local. Era una Feria con puente del 1 de mayo y les dije que habría que hacer un doble esfuerzo, no íbamos a decirle a los sevillanos que se fueran a la playa para que vinieran los madrileños. Hicimos una campaña con pegatinas del No a la guerra y el PP manipuló mis palabras con el No a la Feria. Me dijeron que nos iba a costar miles de votos, pero sacamos más”.

El gran manipulador y mentiroso compulsivo que es Monteseirín intenta de nuevo reescribir la historia, pero carece de credibilidad. Como director de Diario de Sevilla en aquel entonces puedo dar fe de que los hechos ocurrieron tal como los contamos. Un redactora y un fotógrafo del periódico fueron los únicos representantes de los medios de comunicación que acudieron a aquel acto municipal y a su regreso a la Redacción ambos me informaron de la frase que había dicho el entonces alcalde de invitar a los sevillanos a que se fueran a la playa a partir de mitad de semana para dejar sitio a la avalancha de turistas que se esperaban (como siempre, el Ayuntamiento subordinando la Feria al turismo).

Así lo publicamos y las palabras del alcalde, que quizás pensó que no había nadie presente de los medios de comunicación porque no podía conocer a todos los periodistas, provocaron un enorme revuelo. En vez de pedir perdón y/o haber dicho la típica excusa de que sus palabras se habían malinterpretado, él y su equipo se lanzaron en tromba cuando la inocente periodista le dijo a alguno de los suyos que ella había estado presente pero que no había grabado el discurso.

Entonces, Monteseirín y su equipo de manipuladores  vieron el cielo abierto y montaron una campaña de desprestigio contra mi redactora, a la que acusaron de haberse inventado su frase, sin tener en cuenta (eso da idea de la bajeza moral del personaje) que así la ponían en riesgo de despido como supuesta mentirosa e incumplidora del deber de deontología profesional. Este individuo sin principios ni escrúpulos y que va de humanista cristiano por la vida, no sabe cómo hizo sufrir a aquella periodista, una persona honesta y de trayectoria intachable, simplemente por haber transcrito lo que dijo, tratando él de echar por tierra su prestigio y sus años de trabajo en la profesión.

Y, las vueltas que da la vida. Quien quince años después le ha hecho la entrevista en el Diario de Sevilla ha sido Francisco Correal, el mismo que en aquel entonces dijo en la Redacción que la Historia se basaba también en el testimonio oral  transmitido de generación en generación y recogido por cronistas e historiadores, y que si hubiera que limitar la historia sólo al periodo de la existencia de los magnetófonos y las grabaciones para acreditar los testimonios, entonces no se podría dar validez ni a Herodoto ni a la inmensa mayoría de los historiadores posteriores.

 

Blindados

Espadas pone de ejemplo al Maestranza pero allí no se cierra el ambigú para que no venda bebidas en el entreacto

La diferencia radica en que el público del Teatro sabe cómo comportarse y el de las cofradías hace tiempo que no

 

El pasado lunes se produjeron comparecencias del delegado de Cultura, Antonio Muñoz, y del alcalde, Juan Espadas, que tuvieron como trasfondo un denominador común: el vandalismo/incivismo que está condicionando nuestra vida cotidiana  y frente al cual desde el Ayuntamiento se trata de paliar sus consecuencias pero se ve en la incapacidad de abordar su causa más profunda, la falta de educación y de lo que antiguamente se llamaba urbanidad (etimológicamente, saber comportarse en la urbe y, por extensión, en cualquier ámbito).

Muñoz presentó ante los medios de comunicación convocados en el parque de María Luisa la tercera fase de la restauración del magnífico monumento en honor a Bécquer, esculpido por Coullaut-Valera. Desde el año 2016 el Ayuntamiento ha destinado 101.534 euros a, en palabras del delegado, “la recuperación de la imagen original y el esplendor de principios del siglo pasado”, que tenía el conjunto escultórico, afectado por: el crecimiento del tronco del taxodio al que abraza, las inclemencias meteorológicas y los vándalos, que incluso rompieron un dedo a una de las esculturas tras la primera restauración, sin contar a lo largo del tiempo episodios como pintadas y robo de piezas.

Esta no es la primera vez que, por las causas citadas, ha habido que restaurar el monumento. Sin ir más lejos, en 1988, con la Expo-92 en lontananza, el entonces gerente de Urbanismo y posterior presidente de El Monte, Isidoro Beneroso, firmó en nombre del Ayuntamiento un convenio con el Banco Vitalicio por el que éste patrocinó el proyecto de restauración que redactó el arquitecto Víctor Díaz López por valor de 9.485.000 pesetas, que hoy serían el equivalente a unos 120.000 euros.

Tras presentar los trabajos en curso de los restauradores, el delegado anunció que para evitar en lo posible la acción de los vándalos se reforzará la vigilancia del conjunto escultórico, especialmente de noche, y se impondrá un horario propio de visitas (en principio podría ser de 10 a 20 horas) al margen del general del parque de María Luisa y aprovechando la verja perimetral que hubo que construir en derredor del monumento.

Así pues, los vándalos han conseguido que se imponga una restricción más, en un intento de proteger nuestro patrimonio histórico, como ya consiguieron que se enrejaran los jardines de Murillo en el mandato de Soledad Becerril y los de las Delicias en el de Monteseirín. La ciudad va alzando rejas y blindándose ante la imposibilidad de frenar a los incívicos porque en una ciudad narcisista como la nuestra, cuyos habitantes la califican como la más hermosa del mundo, una parte de los mismos se dedican a destrozarla o afearla con reiteración, luego algo está fallando colectivamente.

El incivismo no se erradicará con vallas ni rejas, sino con una labor educativa redoblada, con programas específicos de educación ambiental y patrimonial.

 

METÁFORA MUSICAL

 

La otra comparecencia fue la del alcalde, que se felicitó por el éxito del plan de seguridad de la Semana Santa, que evitó que se repitieran las masivas avalanchas de la Madrugada del año pasado y que empezaron en la del año 2000.

Como se recordará, entre las medidas de blindaje de la Semana Santa se impuso a los bares de medio centenar de calles del Casco Antiguo la obligación de cerrar un par de horas antes de lo habitual para evitar que el posible consumo de alcohol en la calle derivara en altercados que desembocaran en estampidas, conforme a la versión de que una pelea a las puertas de un bar de la calle Arfe degeneró en el pánico de la Madrugada de 2017.

En este sentido, el alcalde expresó que la mal llamada “ley seca” es una medida “que ha llegado para quedarse” en el futuro. E hizo la siguiente comparación: “Lo mismo que en el Teatro de la Maestranza no se pueden comer palomitas ni beber refrescos mientras se asiste a la representación  de una ópera, las hermandades por la calle tienen derecho a que respetemos y generemos confianza y la convivencia y el respeto suficiente por el que va a transcurrir. Y ello es incompatible con personas bebiendo alcohol en la calle durante horas previas, con el vidrio o el cristal en lugares por los que pasan nazarenos”.

Espadas omitió un detalle esencial en su comparación con el Teatro de la Maestranza: allí, al contrario que con el decreto municipal sobre los bares en la Madrugada, no se cierra el ambigú, por lo que los espectadores pueden comprar y consumir libremente en los entreactos cualquier tipo de bebida y de productos alimenticios, pero no se les ocurre consumirlos en el interior  de la sala por respeto a los artistas y a los demás. A la dirección del teatro no se le ha pasado por la cabeza clausurar el ambigú porque todo el mundo sabe cómo comportarse.

 

El problema, por tanto, no radica en la existencia de un local que expida bebidas, refrescos, tapas, pasteles y palomitas, sino en el civismo/incivismo del público. El Maestranza no necesita blindarse cerrando el ambigú porque los espectadores constituyen un público culto y educado que ha asumido de forma natural cómo ha de estar en el teatro. Ese es el factor diferencial y el que desde hace tiempo falla en el público que acude a contemplar las cofradías.

APRENDIZAJE INNATO

 

Hasta no hace mucho se decía que los sevillanos eran los únicos que de forma natural sabían comportarse y moverse en medio de la bulla de la Semana Santa, porque habían mamado desde niños ese saber estar, que se transmitía de generación en generación.

Ese mito se derrumbó en la Madrugada del año 2000 con las “carreritas” y con la aparición de nuevos hábitos, impensables otrora, como el de la acotación del espacio de todos mediante las sillitas, que impiden la circulación y son un factor de riesgo ante cualquier acontecimiento imprevisto.

Hay que preguntarse si el Ayuntamiento no está confundiendo las causas con las consecuencias con el cierre anticipado de los bares, a los que otorgó licencia de apertura y de actividad, y si esa imposición no sólo coarta la libertad empresarial sino que también supone de alguna manera un traslado de responsabilidad a terceros de lo que pueda acontecer en la vía pública con la ingesta de alcohol, cuando justamente es competencia del Ayuntamiento impedirla, en virtud de la ley Antibotellón.

 

Hay que preguntarse si no es contradictorio que el Ayuntamiento autorice a esos establecimientos a vender bebidas para luego obligarles a cerrar en vez de actuar contra quienes infrigen la ley sacándolas a la calle y si en el fondo no resulta más cómodo y barato imponer la clausura anticipada en vez de desplegar  una dotación policial a las puertas de cada uno de ellos para controlar y sancionar a quienes salgan fuera copa en mano.

 

Obviamente, los propietarios de los bares con cierre anticipado en esas 49 calles del Casco Antiguo han perdido facturación, aunque sea exagerado por su parte hablar de un 20,3% por tan sólo un par de horas de inactividad. Para más irritación de aquéllos, han visto cómo los vendedores ambulantes, legales o no, han aprovechado la ocasión para vender todo lo que pudieron en la vía pública.

 

FUNCIÓN SOCIAL

El Ayuntamiento tampoco ha tenido en cuenta lo que podríamos denominar “función social” que realizaban los bares obligados al cierre anticipado sirviendo refrigerios al público y poniendo los aseos a su disposición para paliar la manifiesta insuficiencia de los habilitados por el Consistorio.

Curiosamente, el gobierno local no impuso restricciones a los locales existentes junto a los palcos de la Carrera Oficial, donde al contrario que en el Teatro de la Maestranza, se comen palomitas, pipas y demás cuando pasan las cofradías, como demuestran los restos que quedan tras su paso, pero parece que del millón de kilos de residuos sólidos que recoge Lipasam durante la Semana Santa no tenemos que avergonzarnos y sí sólo de la ingesta de líquidos.

 

Hemos de reflexionar como sociedad si los blindajes de nuestro patrimonio material e inmaterial son la respuesta adecuada al incivismo o más bien la expresión de un fracaso colectivo y si no sería mejor dedicar muchos más medios y esfuerzos en la educación cívica desde la escuela.

Ciudad de la Justicia: 17 años perdidos

Monteseirín liquidó el proyecto del PA de Ciudad de la Justicia

en suelos de la Junta en la Cartuja

Cambió a los Gordales pese a ser en su mayoría del Estado

y obligar a un inviable traslado de la Feria

La consejera de Justicia, Rosa Aguilar, y el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, han renunciado a la idea concebida en 2003 por Monteseirín y Carmeli Hermosín de ubicar la Ciudad de la Justicia en los Gordales, después de que Patrimonio del Estado se negase a un desarrollo parcial de la Unidad de Ejecución.

Ha de recordarse que Monteseirín, en complicidad con la Junta, tuvo la ocurrencia de proyectar el complejo judicial sobre una parcela, los Gordales, de 39.308 m2, en gran parte de la cual se celebra la Feria de Abril y de los que 32.075 m2 (el 81,59%) pertenecen a Patrimonio del Estado y tan sólo 7.233 (el 18,41%) al Ayuntamiento y ni un solo metro al Gobierno andaluz, la Administración responsable de su construcción.

Las dos Administraciones socialistas  tenían la pretensión de edificarla por fases, empezando por levantar un primer inmueble en el suelo municipal, para así forzar a Patrimonio del Estado, con el que han mantenido diferendos tanto ante el Tribunal Superior de Justicia como ante el Supremo, a sumarse, o al menos a no obstaculizar, la erección del campus judicial.

Rosa Aguilar y Juan Espadas han tenido al menos la precaución y sensatez de preguntar antes de disparar. He aquí lo declarado por el alcalde al respecto: “El Estado confirmó que no podía autorizar una ejecución parcial de la parcela, la relativa a donde iría la Ciudad de la Justicia, sin saber cuál sería la urbanización total en su conjunto. Les expliqué que no era posible acometer en su totalidad la ejecución material de la parcela porque el traslado de la Feria de Abril al Charco de la Pava no está sobre la mesa, ni se le espera”.

ERRADICAR AL PA

Todos estos años perdidos han sido la consecuencia de la política urbanística de Monteseirín, encaminada, como con las Setas de la Encarnación, a exterminar cualquier idea o proyecto emanado del Partido Andalucista, con el que estuvo coligado en su primer gobierno municipal (1999-2003), y a tratar de aparecer ante la posteridad como el artífice del supuesto advenimiento de la modernidad a Sevilla, con iconos arquitectónicos faraónicos y sin importar su coste, tales como la torre Pelli, la biblioteca en los jardines del Prado y la Ciudad de la Justicia en los Gordales.

El Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Sevilla fue aprobado por la Junta el 19 de julio de 2006, pero obviamente un texto de tal magnitud y complejidad no se prepara de un día para otro, sino que su redacción se prolonga durante años.

El PGOU empezó a redactarse durante el primer mandato de Monteseirín, en que la Delegación de Urbanismo, con su brazo ejecutor, la todopoderosa Gerencia, siguió en manos de los andalucistas del PA. Pues bien, la Oficina del PGOU, que dirigía el arquitecto jerezano Manuel Angel González Fustegueras, ya empezó a proyectar en 2001 la construcción de la Ciudad de la Justicia en la banda Oeste del antiguo recinto de la Exposición Universal de 1992, en la isla de la Cartuja, entre el helipuerto sito enfrente del antiguo monasterio de Santa María de las Cuevas y el apeadero del AVE.

RAZONES A FAVOR

La elección de este emplazamiento no fue baladí. En primer lugar, los suelos eran propiedad de la Junta de Andalucía, la Administración competente en materia judicial. En segundo lugar, ya habían sido urbanizados por la Expo, por lo que se ahorraba ese coste. En tercer lugar, estaban cercanos y bien comunicados con el resto de la ciudad a través de una vía rápida y de varios carriles como era la avenida de Carlos III, y del apeadero del AVE para el tren de cercanías y su futurible prolongación por el muro de defensa creando un anillo ferroviario conectable con el Metro.

Y, en cuarto lugar, con la construcción de la Ciudad de la Justicia en paralelo al río Guadalquivir se crearía una nueva fachada arquitectónica tanto para la isla de la Cartuja como para Sevilla por el Oeste, en línea con las ideas de arquitectos como Antonio González Cordón y Carlos García Vázquez de dotar de más vida a la isla con nuevos usos y no sólo administrativos (aquéllos preconizaban una zona complementaria comercial e incluso residencial, tema casi tabú éste desde el final de la Expo-92 porque no se quería propiciar la especulación y que “a posteriori” se trató de soslayar sobre el papel con la idea de que se levantaran sólo residencias para uso de investigadores del Parque Tecnológico).

Este era, pues, el proyecto andalucista de Ciudad de la Justicia, como también era andalucista el proyecto de mercado encargado al arquitecto José Antonio Carbajal para acabar con el provisional que duraba más de 30 años en la Encarnación (véase el artículo “Reescribir la historia”, publicado en esta misma sección), pero el PA fue desalojado del poder municipal tras las elecciones locales del 25 de mayo de 2003. Monteseirín prefirió pactar con la Izquierda Unida de Torrijos y desembarazarse de la molestia vigilancia y el contrapoder que suponían los andalucistas.

TABLA RASA

Obviamente para su mentalidad, tenía que hacer tabla rasa de todo cuanto se hubiera proyectado bajo el mandato del PA en Urbanismo, de ahí el abandono, con un elevado coste en pago de indemnizaciones, del proyecto de “modesto” mercado en la Encarnación, que tenía un coste estimado de 30 millones de euros, por el faraónico de las Setas, al precio de 138 millones, y el total olvido de la Ciudad de la Justicia en la isla de la Cartuja.

Una de las primeras decisiones que adoptó Monteseirín apenas tomar posesión como alcalde por segunda vez fue el anuncio de la eliminación de la Comisión de Seguimiento del PGOU el mismo día (26 de junio de 2003) en que nombró a su valido, Manuel Marchena, como gerente de Urbanismo, a fin de imponer un nuevo relato urbanístico en la ciudad, como si se partiera de cero y no se hubiera hecho nada anteriormente, nada pues que mereciera seguimiento alguno.

Y tras el tiempo muerto del caluroso verano sevillano, el 7 de octubre el alcalde firmó con la entonces consejera de Justicia, Carmeli Hermosín, un protocolo para construir la Ciudad de la Justicia en los Gordales, el suelo que Patrimonio del Estado había cedido a la ciudad en 1967 para la Feria de Abril al haberse quedado ya pequeño el Real en el Prado de San Sebastián. De esta manera se liquidaba definitivamente el proyecto andalucista en la Cartuja y la Ciudad de la Justicia pasaba a ser exclusivamente socialista, impulsada al 100% por dos gobiernos del PSOE, el del Ayuntamiento y el de la Junta de Andalucía.

Monteseirín y Hermosín declararon entonces que la parcela de la Feria de Abril era la “más idónea y conveniente en función de la organización urbanística de la ciudad y dejando al margen cuestiones como el uso del terreno (para el festejo) y su propiedad (el 81,59%, del Estado)”.

EL CHARCO DE LA PAVA

El entonces alcalde trató de justificar la elección de los Gordales con el argumento de que el Consistorio proyectaba el traslado de la Feria (“no es un capricho, sino una necesidad”, decía) al Charco de la Pava, con lo que así se liberaría el terreno del campo de Los Remedios para construir allí la Ciudad de la Justicia. Monteseirín también quería pasar a la historia como el artífice de un nuevo recinto feria,l amparándose en que había 1.200 solicitudes de caseta pendientes. Y aunque sus técnicos le prepararon dibujos de casetas de hasta varias plantas, como si fueran los autobuses de Londres, con el traslado de la feria al Charco de la Pava sólo se podrían haber ganado 255 módulos, esto es unas cien casetas más (en Los Remedios había 1.047).

El coste de construcción de las nuevas infraestructuras para el Real y de una pasarela sobre el río para acceder a la Calle del Infierno, en la otra orilla, se estimó en el menos 30 millones de euros. Repárese en el disparate económico: gastar 30 millones de euros para a la postre disponer de tan sólo un centenar más de casetas, con lo que el coste de cada una para las arcas municipales habría sido de 300.000 euros.

A ello había que añadir otro factor del que no se hablaba: los terrenos del Charco de la Pava eran y siguen siendo inundables, como cuatro años después de la Expo-92 volvió a recordar el Guadalquivir al cubrir con sus aguas la Vega de Triana.

EL CONVENIO CON LA CHG

Y en el colmo de los despropósitos, al año siguiente del protocolo firmado con la consejera para la sede judicial en los Gordales, Monteseirín firmó (2004) un convenio con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para la ejecución de trece proyectos urbanísticos, de los cuales nueve iban a ser parques periurbanos. Uno de ellos, en el Charco de la Pava, ¡con lo cual no se podría trasladar allí la Feria ni por tanto liberar el suelo de los Gordales para la Ciudad de la Justicia!

Un dislate tras otro que (pleitos aparte del Estado contra la Junta por el aprovechamiento lucrativo del suelo de los Gordales) obligó a ir retrasando el anunciado traslado de la Feria al Charco de la Pava, hasta que en 2010 la delegada de Fiestas Mayores, Rosamar Prieto, reconoció que el coste de la implantación de la Feria a orillas del río era inasumible para el Ayuntamiento.

Lo mismo que ahora ha ratificado Espadas al liquidar los disparatados proyectos de Monteseirín (la Ciudad de la Justicia al campo de la Feria y la Feria al Charco de la Pava), que con tal de que no se hiciera en la Cartuja el proyecto concebido con el PA en Urbanismo ha condenado durante 17 años ( y los que aún quedan) a Sevilla sin Ciudad de la Justicia.

El efecto Semana Santa sólo deja en Sevilla 561 parados menos

La cifra supone casi la mitad del descenso que hubo en la anterior Semana Santa en marzo, la de 2016

Mínimo impacto también en la provincia, con 220 desempleados menos

El número total de parados queda en 73.241 en la capital y en 204.659 en la provincia

 

El mes de marzo de 2018 ha terminado casi al mismo tiempo que la Semana Santa (el Domingo de Resurrección se celebró el 1 de abril), pero el impacto de la fiesta religiosa en el empleo ha sido menor de lo que se esperaba: tan sólo 561 sevillanos salieron de las listas del paro en la capital y 220 en el conjunto de la provincia, según los datos oficiales recabados en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo (antiguo Inem) y que han sido difundidos por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que dirige la onubense Fátima Báñez. La estadística refleja ahora 73.241 parados en Sevilla capital y 204.659 en toda la provincia.

En vísperas de la Semana Santa, la empresa de trabajo temporal Adecco realizó un informe en el que preveía que Sevilla y su provincia coparían casi la cuarta parte de los contratos laborales que estimaba se firmarían en Andalucía con motivo de las fiestas religiosas: 5.260 de un total regional de 21.000, con un incremento del 9% respecto al año 2017, fundamentalmente en hostelería y restauración por el esperado tirón del turismo.

Según dicho informe, la duración de los contratos se alargaría en Sevilla más que en el resto de España por la cercanía de la Feria de Abril, merced a la cual se incrementarían las probabilidades de su prórroga hasta ese momento y, en algunos casos, enlazar con la campaña de verano.

El Consorcio de Turismo de Sevilla abundaba en esa línea con su previsión de un incremento del 5% de la ocupación hotelera y por el ascenso de Sevilla al tercer puesto del podio turístico en Semana Santa, sólo superada por Madrid y Barcelona como destinos preferidos en esas fechas.

Ni siquiera el riesgo de una bajada de las temperaturas era visto como un obstáculo. Así, Borja Hernández, uno de los propietarios de la confitería La Campana, confesaba a ABC que pese al recorte de veladores hay más turismo que nunca en la ciudad y que con las bajas temperaturas se incrementa el consumo de dulces: “Que haga frío aumenta el consumo -aseveró- de pasteles, torrijas y café”, de lo que se infería que con más ventas sería lógico que aumentaran las contrataciones en el sector.

NI SIQUIERA UN PUNTO

Han aumentado las contrataciones en general, pero menos de lo esperable al albur de tan optimistas previsiones. Respecto del mes de febrero han salido de las listas del paro 561 personas en Sevilla capital, lo que supone un 0,77%, sin llegarse siquiera a un punto porcentual.

Mejor es el dato interanual, el periodo comprendido entre marzo de 2017 y marzo de 2018, en que se ha pasado de 77.604 parados hace un año a los actuales 73.241, con una reducción de 4.363 desempleados (-5,63%).

Ahora bien, la Semana Santa supone un factor distorsionador porque la fecha de su celebración es variable y no fija en el tiempo. Por eso, en buena lógica, deberíamos comparar este marzo de 2018 con otros marzo en que también se hubiese celebrado la fiesta religiosa, para comprobar meses similares.

En lo que va de decenio, sólo ha habido otros dos meses de marzo en que se ha celebrado íntegramente la Semana Santa: los de los años 2013 (del 24 al 31) y 2016 (del 20 al 27). Si comparamos la estadística de cada marzo se observa que en 2013 el paro se redujo en 361 personas (-0,40%); en 2016, en 1.022 (-1,21%), y en este 2018, en los citados 561 (-0,77%).

Por tanto, en la Semana Santa del año de la recuperación económica sólo han salido del paro 200 sevillanos más que en el mes equiparable de hace cinco años, aún en plena crisis económica, y casi la mitad menos que hace dos años, cuando todavía estábamos en la recta final de la crisis. Así pues, puede decirse que este mes de marzo ha quedado lejos de las expectativas en cuanto a creación de empleo en Sevilla capital, y también en la provincia.

Y no hace falta remontarse a años anteriores, sino a la reciente campaña de Navidad hace tan sólo tres meses, que tuvo un impacto tres veces superior sobre el empleo que esta Semana Santa: 1.490 parados menos frente a los 561 de este marzo.

Aun así, en lo que va de mandato de Espadas se ha pasado de 84.470 sevillanos inscritos en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo a 73.241, con una reducción de 11.299 (-13,30%).

POR SEXOS Y SECTORES

Si en febrero el incremento del paro afectó tanto a hombres como a mujeres, en marzo la disminución ha beneficiado a unos y a otras. Hay 345 varones desempleados menos (en total, 31.085) y 216 féminas que han encontrado un trabajo (el número de desempleadas queda ahora en 42.156).

Por sectores económicos, el mayor descenso del paro se registra en los Servicios, que es donde se concentra la fuerza laboral sevillana, mientras que hay un repunte en el colectivo Sin empleo anterior y en la agricultura, motivado este último probablemente por el mal tiempo y las intensas lluvias de marzo, que han impedido el normal desarrollo de las faenas en el campo.

La evolución queda como sigue: Agricultura, 1.511 parados (+ 32); Industria, 3.978 (-24); Construcción, 5.625 (-15); Servicios, 52.102 (-643), y colectivo Sin empleo anterior, 10.025 (+89).

Por edades, el paro ha subido entre los de menor edad y que buscan su primer empleo y los de mayor edad, que están al final de su vida laboral, mientras que ha bajado en todos los demás grupos. A destacar que en la franja de entre 45 y 54 años radican los dos grupos donde hay más de diez mil parados. En general el grueso del paro entre los sevillanos sin trabajo se concentra entre quienes tienen más de 40 años, mientras que la proporción es menor entre quienes aún no llegan a esa edad, que hace como de frontera.

La distribución por edad queda de esta forma: menores de 20 años, 1.086 parados (+31); de 20 a 24 años, 4.303 parados (+11); de 25 a 29 años, 7.002 (-58); de 30 a 34 años, 7.258 (-110); de 35 a 39 años, 8.133 (-99); de 40 a 44 años, 9.051 parados (-116); de 45 a 49 años, 10.126 (-46); de 50 a 54 años, 10.551 (-103); de 55 a 59 años, 9.161 (-78) y mayores de 59 años, 6.570 (+7).

DATOS DE LA PROVINCIA

En el conjunto de la provincia el impacto de la Semana Santa ha sido aún menor que en la capital, ya que sólo 220 personas han hallado un empleo en marzo, con lo que el número total de parados se sitúa ahora en 204.659. La disminución es del 0,11%, casi dos veces y media inferior a la de la capital.

El desempleo crece entre los hombres y se reduce entre las mujeres, cuando habitualmente suele ocurrir al revés. Hay 590 varones más en desempleo, hasta un total de 86.615, y 810 mujeres menos: en total, 118.044.

Por sectores económicos se observan algunas significativas diferencias con la capital. Por ejemplo, pese al temporal de lluvias, ha bajado el número de parados en la agricultura, cuando todo habría parecido indicar que ocurriría al revés. Por el contrario, se ha disparado el paro de forma un tanto sorprendente, habida cuenta la buena evolución de los últimos meses, en la construcción, que de esta forma casi compensa los buenos resultados del sector servicios.

La distribución queda de la siguiente manera:  Agricultura, 13.168 parados (-75); Industria, 14.111 (-127); Construcción, 20.448 (+ 873); Servicios, 134.893 (-1.226), y colectivo Sin empleo anterior, 22.039 (+335).

El Consultorio de la Energía: paneles fotovoltaicos en una casa ahorran 364 euros/año en electricidad

Su instalación es perfectamente legal en España, donde no hay impuesto al sol, y rentable a partir del quinto año

En una vivienda de tipo medio pueden generar 1.560 kWh anuales

Valeriano Ruiz, padre de la energía termosolar, lanza una iniciativa para acabar con los bulos energéticos

 

En España no existe ningún impuesto al sol, pese a la extendida falsa leyenda al respecto, por lo que es legal y técnicamente posible instalar paneles fotovoltaicos en las viviendas para producir electricidad con la que independizarse hasta cierto punto de las compañías eléctricas y rentabilizarlos en un plazo de cinco años si se utiliza toda la electricidad generada; si no fuera así el plazo de amortización sería un poco mayor pero inferior a 10 años.

Así puede leerse en un informe de El Consultorio de la Energía, una iniciativa que, para combatir los bulos en materia energética y asesorar mediante especialistas en la materia, ha lanzado Valeriano Ruiz, uno de los padres de la energía termosolar en España, antiguo catedrático de la Universidad de Sevilla, ex presidente de Protermosolar y ex presidente y director del Centro Tecnológico Avanzado de Energías Renovables de Andalucía (CTAER).

El impulsor de El Consultorio de la Energía responde de manera rotunda con un sí a la pregunta que tantas personas, confundidas por las informaciones contradictorias que reciben o leen, se hacen sobre si es posible y rentable una instalación fotovoltaica de autogeneración de energía.

“Evidentemente, como en cualquier otra actividad -afirma Valeriano Ruiz-  hay que cumplir la normativa vigente, que es especialmente compleja y confusa,  por lo que hay que explicarla poco a poco y de manera que sea bien entendida incluso por personas no especialistas. Empezaremos por el caso más sencillo que, por otra parte, puede ser el más extendido: las instalaciones con potencia inferior a 10 kW, que se corresponden con las necesarias para un hogar normal”.

El impulsor de El Consultorio de la Energía pone como ejemplo una instalación fotovoltaica de 1 kW, que puede ser un caso frecuente para viviendas unifamiliares de tipo medio. Esa instalación puede generar 1560 kWh al año y costar del orden de 1500 euros. Es obvio que si la instalación es de otro valor de la potencia, los números que ofrece sólo hay que multiplicarlos por esa cantidad.

SU PROPIA CASA COMO EJEMPLO

Valeriano Ruiz analiza tres casos a partir de su propia experiencia y de los datos obtenidos en los nueve años de funcionamiento de los módulos fotovoltaicos que instaló en su vivienda sita en Mairena del Aljarafe (Sevilla):

1.- El usuario utiliza toda la electricidad generada en su vivienda y, por tanto, la electricidad que aprovecha reduce su factura de la empresa comercializadora. Es decir se ahorra 1560 kWh x 0,1889 €/kWh = 294,7 euros al año.

Con ese ahorro anual compensa el gasto inicial de instalación de los paneles en un plazo de 5 años, a partir del cual ya no tiene que pagar nada a la compañía comercializadora, ni a la distribuidora, de electricidad; salvo el consumo que no cubre su instalación fotovoltaica.

2.- El usuario utiliza el 75 % de la electricidad generada y el 25 % restante lo regala al sistema a través de la empresa distribuidora.

En este caso, el dueño de la instalación ahorra 221 euros/año y tiene que pagar a la distribuidora 0,195 euros por el peaje de estar conectado a la red. Es decir, este usuario amortizaría su inversión en 6,8 años.

3.- El dueño de la instalación  aprovecha el 50 % de la electricidad que genera su instalación. Veamos los números en este caso:

Ahorro en la factura, 147,3 euros/año y tiene que pagar por peaje, 0,39 euros.

Tiempo necesario para rentabilizar económicamente su instalación: 10,2 años.

La primera conclusión y evidencia es que la instalación es tanto más rentable cuanto mayor es el porcentaje de la electricidad generada que es consumida en la propia vivienda. No es fácil conseguir aumentar ese porcentaje pero no es imposible, según Valeriano Ruiz, para el cual es cuestión de planteárselo y poner en práctica una serie de medidas, incluida tener algún nivel de almacenamiento energético en baterías u otras aplicaciones.