Archivo de la etiqueta: Facua

El primero

Como el gato escaldado del agua huye, Espadas no ha osado de nuevo a señalar el primer error de Zoido, que parece evidente: restringir la participación de los consumidores en las empresas municipales y, en particular, de Facua, presente en Tussam desde 2007. Aquí, mucho hablar de la sociedad civil y de la participación ciudadana, pero no salimos de la partitocracia. Facua tiene el enorme mérito de haberse convertido desde Sevilla en el referente nacional de los consumidores. Si salta un caso que afecta al bolsillo o a la salud pública, la prensa de Madrid y las grandes cadenas de Tv conectan con Sevilla para que Rubén Sánchez siente cátedra en materia de consumo. ¿Qué entidad local tiene tal proyección? De nada ha servido que Facua sea identificada en todo el país como la asociación de consumidores por excelencia para quitarla del medio en beneficio de Híspalis. ¡Con lo fácil que habría sido mantener al menos dos puestos para los consumidores en las empresas públicas! Por no ocurrírsele, al Ayuntamiento no se le ha ocurrido ni siquiera una solución salomónica.

 

Bicis de palo

Torrijos, en una bicicleta de Sevici

Torrijos, en una bicicleta de Sevici

El Ayuntamiento saliente ha hipotecado a los próximos cuatro Consistorios –no uno ni dos, sino cuatro, por la política de tierra quemada del (sin) alcalde- con un acuerdo con Sevici según el cual el alquiler de las bicicletas públicas se irá incrementando a razón de 2,50 euros anuales hasta llegar a los 62,50 euros en el año 2026 para los abonos de larga duración y 25 euros para los demás. En vez de limitarse a gestionar el día a día en los cuatro meses y pico que quedan para las elecciones, Monteseirín trata de dejarlo todo atado y bien atado -como decía el innombrable- y a su sucesor sin libertad de maniobra. No sólo éso. Facua también denuncia que pidió a Torrijos que le diera participación en el control de calidad del servicio de Sevici y que el primer teniente de alcalde ni siquiera le ha contestado. Aquí está la prueba del nueve. IU, mucho hablar de presupuestos  participativos y de participación ciudadana, pero a la hora de la verdad, si le tocan la parcela de poder al líder supremo, nada de nada. Cuando se trata de Torrijos, bicicletas de palo.

Contramano

Fran Fernández

Fran Fernández

Hubo un tiempo en que era imposible coger un taxi los fines de semana por la noche. Los taxistas decían que no salían por la inseguridad, pese a que las estadísticas policiales indicaban lo contrario. Bastó que Fran Fernández les aprobara una subida por bajada de bandera o cualquier otro concepto sacado de la manga para que Sevilla pasara a ser  una ciudad segura para los taxistas. Con el dinero se les acabó el miedo. Ahora, el gremio, al que siempre le ha importado una higa el IPC a la hora de exigir incrementos, invoca el índice para instar al Consistorio a que triplique el coste del bus del aeropuerto, porque les parece excesivamente barato. El Defensor del Pueblo, que se llama Rubén Sánchez y no Chamizo y cuya sede es Facua y no Reyes Católicos, ha puesto el dedo en la llaga al decir que el problema no es lo barato del bus, sino que los taxis son demasiado caros. Y tanto: tomar un vuelo a Mallorca puede costar hoy casi como una carrera al aeropuerto. En la era en que triunfa el bajo coste los taxistas sevillanos van contramano pidiendo  el ‘high cost’.

Vista gorda

El Defensor del Pueblo ha condenado, según Facua, la (falta de) actuación del delegado de (in)Movilidad, Fran Fernández, por hacer la vista gorda, nunca mejor dicho, cuando los parkings de Plaza de Cuba, Avenida de Roma y Paseo de Colón aplicaron ilegalmente subidas de hasta el 53% pese a que la entrada en vigor de una nueva ley les obligaba a cobrar por minutos. Facua recuerda que el delegado dijo que no sancionó a las empresas de los parkings (Martín Casillas y Sando, ¿les suenan?), “porque son bastante colaboradoras con la ciudad” ¿Y hasta dónde llega ese grado de colaboración con el Ayuntamiento como para eximir a estas empresas del ladrillo de cumplir la ley y cobrarles una demasía del 53% a los usuarios? ¿No será ésta una nueva versión del ‘urbanismo bajo sospecha’ del que hablaba Monteseirín sin ver la viga en el ojo propio? Esto tiene cierto olor a podrido, por no decir bastante. Un delegado que se pone al servicio de las grandes corporaciones en vez de velar por los intereses de los sevillanos no merece estar ni un minuto más en el Ayuntamiento.

El volcán de Tussam

Dicen que es la primera huelga durante la Feria en la historia de Tussam, si bien creo que muchos tenemos la sensación de que siempre había habido huelga de autobuses por las fiestas de primavera, de tanto como amenazaban en vísperas con el conflicto laboral. Y gracias a la primera huelga que ha existido realmente –lo otro fueron  percepciones de huelga, meros engaños de nuestros sentidos- nos hemos enterado de que en el Real no sólo hacen sus negocios los empresarios  entre copa y copa de fino, sino que también dan sus pelotazos los sindicatos. Guillermo Gutiérrez ha revelado que de los 65,2 millones de masa salarial de Tussam, dos tercios (43,4 millones) son pluses, complementos, incentivos, mamandurrias y chollos obtenidos durante la Noche del Pescaíto. Que tome nota Rubén Sánchez, el de Facua: si este año vamos a pie a la Feria porque por fin no hay bajada municipal de pantalones ante Tussam, ya no habrá motivo para subir el bonobús. Pero verán cómo lo suben, incluso más que el IPC, aunque tengan que echarle la culpa a la OPEP o al volcán de Islandia.