Archivo de la etiqueta: Jesús Aguirre

La recuperación del Hospital Militar avanza a buen ritmo

A este paso podrían ponerse en servicio 150 camas y 25 puestos UCI antes de fin de año o principios de 2021

El 12 de marzo de 2019, el consejero de Salud y Familias del denominado “Gobierno del cambio” andaluz (PP-Ciudadanos), Jesús Aguirre, anunció en el Foro de la Fundación Cámara de Comercio de Sevilla que el nuevo Ejecutivo autonómico recuperaría el antiguo Hospital Militar, que habían dejado abandonado a su suerte los Gobiernos socialistas de Chaves, Griñán y Susana Díaz, al igual que dejaron de invertir lo suficiente en la sanidad pública (ésa fue una de las razones de que el PSOE perdiera la Junta de Andalucía), por más que Susana Díaz tratara de disimularlo al calificarla continuamente en sus discursos como la “joya de la corona”.

http://www.manueljesusflorencio.com/2019/03/la-junta-de-andalucia-recuperara-el-hospital-militar-de-sevilla/

Pues bien, en las últimas semanas he podido comprobar “in situ” que la primera fase de los trabajos de recuperación del antiguo hospital, sito enfrente del centro de salud de Los Bermejales, avanzan de forma acelerada tras su encomienda a la empresa Sacyr.

Cartel de la Junta de Andalucía anunciando las obras de recuperación del hospital

Donde antes sólo se veía un inmenso edificio mostrando los efectos del paso del tiempo y de los saqueos y unos desiertos aparcamientos a su alrededor, ahora emergen las grúas y los andamiajes y apenas hay sitio donde estacionar, por la cantidad de vehículos de los albañiles, electricistas, fontaneros y demás operarios que están allí trabajando con todo tipo de maquinaria y moviendo enormes ruedas de cables para las instalaciones.

Gran parte de la fachada delantera ya ha sido rehabilitada y los andamios siguen instalados en los laterales

Por ende, los aparcamientos delanteros han sido acordonados y reservados para la realización de pruebas relacionadas con el coronavirus, por lo que ahora bulle la actividad en todo el complejo sanitario y a este ritmo no es descartable que parte del edificio pueda ser reabierto antes de final de este año o a principios de 2021.

Al consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, le preguntaron el 19 de noviembre de 2020 en el Parlamento de Andalucía por el estado de las obras y por cómo se organizará el hospital cuando se terminen. El consejero recordó que en esta primera fase se están invirtiendo más de 8 millones de euros, lo que permitirá contar con 150 camas de hospitalización (en la situación actual de pandemia se dedicarían en principio a pacientes con Covid) y 25 camas para cuidados intensivos (UCI).

Aguirre también confirmó que en los Presupuestos de la Junta de Andalucía habrá una partida de 26 millones de euros destinada a sufragar la segunda fase de los trabajos, con la que se espera culminar la completa recuperación del edificio, el cual quedará adscrito a la ciudad sanitaria Virgen del Rocío y, según el consejero, será dotado de personal “suficiente”.

Grúas junto al antiguo Hospital Militar en una perspectiva desde el centro de salud de Los Bermejales

El consejero respondió en tales términos a una pregunta de Ismael Sánchez Castillo, diputado de Adelante Andalucía, el cual expresó su temor de que pudiera seguir el ejemplo de la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, la cual dijo que el Hospital de Valdebebas se dotaría de recursos humanos tras la reorganización de otros hospitales de la comunidad, lo que, a su juicio, sería “catastrófico”. Sánchez Castillo afirmó que “no puede dotarse un hospital (como el Militar) con personal sanitario desatendiendo a otro hospitales de la provincia, ya que el personal está exhausto y una remodelación de estas características sería muy grave”.

CONCENTRACIÓN SINDICAL

Por otra parte, miembros del Sindicato Provincial de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Sevilla se han concentrado el viernes 20 de noviembre de 2020 a las puertas del Hospital Militar para exigir que la próxima reapertura anunciada por la Consejería de Salud y Familias sea 100% pública.

“A menos de dos meses de la fecha de apertura anunciada, la Junta de Andalucía no ha informado a la opinión pública, al Parlamento o a los sindicatos de sus planes para el centro, ni de cómo se van a cubrir las plantillas, ni de si esa apertura va a suponer nuevos procesos de privatización”, explicó el secretario de Acción Sindical del Sindicato Provincial de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Sevilla, Luis González.

A juicio de CCOO, Sevilla necesita un nuevo hospital público, dada la falta de camas en la sanidad pública: “La provincia tiene una cama por cada 663 habitantes, cuando la media de la Unión Europea es una cama hospitalaria por cada 192 habitantes y la de España una cama por cada 415 habitantes. Andalucía está a la cola de España con una por cada 595 habitantes y Sevilla está a la cola de Andalucía, de España y de Europa”, lamenta González.

Concentración de miembros de Comisiones Obreras ante el antiguo Hospital Militar

En este sentido, “el sindicato siempre ha defendido la necesidad de la reapertura del Hospital Militar y celebra que por fin se vaya a abrir, aunque sea parcialmente. Pero hay serias sospechas sobre cómo se va a hacer. Por eso, la Junta tiene que dar informaciones precisas sobre sus planes para estas instalaciones sanitarias”.

CCOO exige que el nuevo centro que se va a abrir “sea un hospital público al 100%, del Servicio Andaluz de Salud, que se oferten los puestos en primer lugar al personal que trabaja en otros hospitales de Sevilla y que todos los servicios, tanto asistenciales como de apoyo, sean de titularidad pública. En particular, exigimos que las cocinas, el mantenimiento, la limpieza y los servicios administrativos sean prestados por personal público, así como que cuente con laboratorio y servicio de radiología propios”, apunta González.

La reapertura del antiguo Hospital Militar, abandonado durante tres lustros, ha sido un clamor de la sociedad civil sevillana. Hace tres años, numerosos ayuntamientos de la provincia y el de la capital (éste con la abstención del grupo socialista, liderado por el alcalde, Juan Espadas) aprobaron, a demanda de la plataforma Marea Blanca, mociones en las que se instaba a la Junta y al Parlamento de Andalucía a incluir en los Presupuestos de la Comunidad Autónoma las partidas necesarias para rehabilitar el inmueble y ponerlo al servicio de los ciudadanos.

Así maltrata el Servicio Andaluz de Salud a sus pacientes (el caso del Centro de Salud de Los Bermejales)

Nadie va a un centro de salud por placer ni por hacer turismo, sino por enfermedad. Elemental, querido Watson, digo Jesús Aguirre, consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía.

También es de Perogrullo -y por razones humanitarias- que debe facilitarse de la forma más directa, corta y sencilla posible el acceso de los enfermos (personas debilitadas, mayores que suelen sufrir problemas de movilidad, niños febriles en brazos de su madre o padre…) a los centros sanitarios, ¿verdad, señor consejero?

Jesús Aguirre, consejero de Salud y Familias

Esto es lo que dicta el sentido común, que entre los políticos suele convertirse en el menos común de los sentidos.

Hacia la mitad del mandato de Zoido como alcalde de Sevilla, el Ayuntamiento hispalense construyó un no muy estético pero sí eficaz camino de cemento por la mitad de la terriza calle Santa María de la Cabeza, para facilitar el acceso de los usuarios al Centro de Salud de Los Bermejales, sito enfrente del antiguo y abandonado (por los Gobiernos socialistas de la Junta de Andalucía, que hay que darle a Susana Díaz, a Griñán y Chaves lo que es de Susana, Griñán y Chaves) Hospital Militar.

El camino de cemento para el acceso peatonal al Centro de Salud de Los Bermejales

Se llegaba al final del camino de cemento, se giraba a la derecha por otro enlosado y en un periquete estaban los pacientes en la puerta del edificio sanitario, tras un recorrido inferior a los 200 metros desde la parada de Tussam (líneas 34 y 3, entre alguna más).

En rojo sobre el mapa, la ruta peatonal directa al Centro de Salud de Los Bermejales

Así se ha podido acceder de forma peatonal al Centro de Salud durante los últimos siete u ocho años, hasta que sin previo aviso ni cartel indicador con la suficiente antelación para ahorrarle la ahora inútil caminata al enfermo, a -supongo- algún presunto (i) responsable de la Junta de Andalucía o servicio o empresa afines o que trabaja para aquélla se le ha ocurrido cortar al final de la calle Santa María de la Cabeza esa ruta de los demandantes de salud con malla de alambre, siembra de tuyas y hasta macetones en plan antiterrorista.

Obstáculos para impedir el paso por la ruta peatonal que llevaba hasta el Centro de Salud de Los Bermejales

Los enfermos que se habían acostumbrado a este itinerario peatonal, más corto y directo, se dan de bruces ahora con la malla y deben desandar el camino andado (casi 400 metros entre ida y vuelta) para volver al punto de partida y reemprender la marcha por la única ruta alternativa posible: la estrecha acera de la calle María Galiana (Sargento Manuel Olmo Sánchez), la carretera interior de acceso al antiguo Hospital Militar y sus aparcamientos y la puerta del Centro de Salud. En total, unos 430 metros que más de uno suele recorrer en su particular calvario hacia el Gólgota mermado de fuerzas, acordándose del árbol genealógico de mandamases de la Junta, cuya única culpa consistiría en haber designado al presunto (I) responsable último de haber cortado el camino tradicional.

La nueva ruta, mucho más larga, que obliga a seguir ahora la Junta de Andalucía hasta el Centro de Salud
Puerta del Centro de Salud de Los Bermejales

Y es que muy probablemente el susodicho presunto (I) responsable estará ricamente instalado en su despacho climatizado y no conocerá lo que supone ir andando en el tórrido verano o en el crudo invierno hispalenses al Centro de Salud de Los Bermejales tras cruzar la peligrosa Avenida de Jerez; en todo caso, iría allí cómodamente a bordo de un coche oficial, en contraste con el sufrido pueblo llano, enfermo, impedido y/o desvalido.

Y, para colmo, cuando el paciente sale del interior del Centro de Salud con sus males a cuestas ve de frente un cartel que reza así: ‘C.S. Los Bermejales. Salida peatonal’. ¡Y el cartel le indica la dirección del camino que ya han cortado con las alambradas, las tuyas y los macetones! ¡Qué contrasentido! Esto no tiene ni pies ni cabeza. ¿Tiene malaje o no tiene malaje el presunto (i) responsable que ha actuado de esta manera, señor consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía?

Cartel que dirige a los enfermos a la ruta peatonal ya cortada,. con lo que carece de sentido.

El señor Aguirre y Juanma Moreno Bonilla deberían atender a esa canción de Simon & Garfunkel titulada ‘Keep the customer satisfied’ (´Mantén satisfecho al cliente’),

en vez de  mantener indignados y cabreados a los sufridos pacientes del Servicio Andaluz de Salud, simbolizados en este caso en los del Centro de Salud de Los Bermejales.

La Junta de Andalucía recuperará el Hospital Militar de Sevilla

FORO DE LA CÁMARA

El consejero de Salud anuncia su inclusión en el próximo Presupuesto del Gobierno andaluz
NUEVO USO

Jesús Aguirre confirma que se dedicará a enfermos de mediana y larga hospitalización

ANACRONISMO

También acabará con las camas triples en el hospital Virgen Macarena

 

El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre Muñoz, aprovechó ayer el Foro de la Fundación Cámara de Comercio de Sevilla para despejar las dudas suscitadas en las últimas semanas y anunció el compromiso de su Departamento de recuperar el Hospital Militar, al que se dedicarán partidas específicas en los primeros Presupuestos del nuevo Gobierno de coalición PP-CS.

Aguirre respondió a una pregunta en tal sentido que le fue planteada en el coloquio del Foro, celebrado en el hotel Alfonso XIII, y aseguró que el Hospital Militar sería incluido en los Presupuestos de la Junta de Andalucía, actualmente en elaboración. La razón es, según el consejero, porque cuadra con el modelo sanitario del nuevo Ejecutivo. Dentro de ese marco será dedicado a enfermos de media y larga hospitalización y no a hospital de agudos como pueden ser los dos grandes hospitales sevillanos, el Virgen del Rocío y el Virgen Macarena.

El consejero cifró en 37 millones de euros el coste para la sanidad andaluza de adquisición del complejo hospitalario sito entre las barriadas de Pineda y de Los Bermejales y afirmó que se dejaron de invertir en el mismo 25 millones de euros que se habían presupuestado para su remodelación. No sólo eso: también fue desmantelado y sus equipos se enviaron a otros hospitales andaluces.

Jesús Aguirre lamentó haberse encontrado a su llegada a la Consejería de Salud “más papeles que ladrillos”, en el sentido de numerosas promesas incumplidas sobre la dotación de equipamientos hospitalarios o la construcción de nuevos centros, realizadas por razones de interés político antes que por criterios estrictamente técnicos o sanitarios, de ahí que una de sus primeras decisiones haya sido la creación de una comisión compuesta exclusivamente por técnicos (médicos y arquitectos) para que guiándose por criterios estrictamente sanitarios evalúe cuáles son las auténticas necesidades dotacionales en cada una de las ocho provincias de Andalucía. A partir de esa evaluación se redactará un Plan de Infraestructuras Sanitarias con un horizonte de un decenio: 2020-2030.

Por otra parte, Aguirre también hizo otro anuncio específico relacionado con Sevilla: el compromiso de eliminar las habitaciones con tres camas aún existentes en el hospital Virgen Macarena, si bien precisó que ya no son muchas las de este tipo que quedan en los centros sanitarios de nuestra comunidad: unas 255 en total.

El consejero de Salud afirmó que no iba a caer en la demagogia de prometer camas individuales en todos los hospitales públicos porque se necesitaría una gran cantidad de dinero y no habría dotación presupuestaria para poder sufragar tal medida. Es un objetivo al que no renuncia pero que no es posible a corto o medio plazo, si bien consideró que las habitaciones individuales sí son necesarias para determinados tipos de pacientes, como los enfermos infecciosos o los de carácter terminal.

Anuncio del consejero de Salud: prioridad a los 30.000 pacientes con más de un año en lista de espera

PLAZO

La Consejería quiere afrontar las intervenciones quirúrgicas en los tres próximos meses
TRANSPARENCIA

Las listas se publicarán a partir de ahora de forma trimestral o incluso mensual para que todos conozcan su situación

DURACIÓN

Se harán contratos anuales a los médicos porque los hospitales están “bajo mínimos”

 

El consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha anunciado durante el Foro de la Fundación Cámara de Sevilla que el plan de choque para reducir las listas de espera quirúrgicas se centrará en los 30.000 andaluces en números redondos que llevan más de un año de demora y que planea hacer contratos con una duración mínima de un año a los médicos con el fin de darles estabilidad y de animar a regresar a los que se fueron.

Jesús Aguirre desgranó en su conferencia en el Foro cameral el rosario de problemas que se ha encontrado en la Consejería de Salud a modo de diagnóstico -dijo- para poder recetar luego el tratamiento, y aunque recordó la “gran sorpresa” de las 840.000 personas en lista de espera, 506.000 más de las oficialmente reconocidas por el anterior Gobierno de Susana Díaz, no quiso buscar culpables ni hacer más sangre con este polémico asunto, pensando en el pacto que propone a todos los partidos para sacar la sanidad de la lucha política al tratarse de un tema que afecta a todos y que a todos interesa que funcione de manera óptima. “Hay un problema y tenemos que afrontarlo. Esto es lo que hay”, añadió para pasar definitivamente página en busca de un futuro consenso sanitario.

Aclaró que hay 20.000 andaluces que llevan esperando más de un año una intervención quirúrgica y que los hay -sin especificar número- que se encuentran en una demora superior incluso a los cuatro años. A ellos hay que añadir 8.000 ó 9.000 fuera ya del decreto de garantías. Estos 30.000 pacientes en números redondos serán los primeros beneficiarios del plan de choque para reducir las listas de espera en el plazo de los tres próximos meses.

Se empezará por las listas de los grandes hospitales, ya que sus componentes están todos perfectamente identificados y en aquéllos se concentra el 75% de los afectados por esta situación. Aguirre confió en que al menos durante un año no se incremente el número y anunció la mayor transparencia posible para que los pacientes conozcan en qué puesto están en las listas y cuánto tiempo llevan, bien a través de Internet mediante firma digital, bien a través de su médico de cabecera. Además, las listas se publicarán no anualmente como antaño (incluso se llegó a tardar bastante más tiempo), sino trimestralmente y, luego, mensualmente.

“Tenemos los hospitales bajo mínimos por falta de médicos”, se quejó el consejero, el cual señaló el Algarve (Portugal), Castilla-La Mancha y Murcia como el destino preferente del éxodo de muchos profesionales (la sanidad andaluza ha perdido 7.700 efectivos desde el año 2012 a la fecha), a los que tratará que retornen ofreciéndoles mejores retribuciones y mayor estabilidad.

En esta línea de actuación, aseguró que ya ha eliminado 13.783 contratos eventuales, que se firmaban anteriormente por días o semanas, y que los sustituirá por otros de un mínimo de seis meses. Espera poder incrementar la duración mínima a un año, lo cual redundará a su juicio también en beneficio de los pacientes, que se desconciertan cuando les cambian continuamente de médico.

Jesús Aguirre desmintió una vez más que vaya a privatizar la sanidad andaluza y aseguró que la Consejería cumplirá escrupulosamente los contratos firmados con los laboratorios por el Gobierno de Susana Díaz, no sin recordar que los últimos para las subastas (sistema ya desechado) lo fueron el 21 de diciembre, con el Ejecutivo en funciones.