Archivo de la etiqueta: María Jesús Montero

Ser o estar

Dicen que el gran ausente en el Pleno del Parlamento andaluz donde Griñán pronunció su discurso de investidura presidencial fue su antecesor y excompañero de butaca en los cines del fin de semana, Manuel Chaves. Para compensar tan significativa ausencia y chupar cámara en su defecto, allí estaba él, Alfredo Sánchez Monteseirín. El enchufado por cagalástima de María Jesús Montero en el Instituto de Salud Carlos III de Madrid se aplicó a sí mismo el lema del proyecto docente que desarrolla (o desarrollaba, vete a saber) en la capital de España, ‘Salud en todas las políticas’, y, haciendo de tripas corazón, acudió a aplaudir en el antiguo hospital de las Cinco Llagas al que lo defenestró de la Alcaldía de Sevilla mediante el famoso teletipo de Europa Press. Hay que tener poca dignidad y estar mendigando un carguillo para ir a rendir pleitesía a tu verdugo, por si te premia con una migaja y dejas así de ser un cesante, un mero ‘ex’. Y con su habitual torpeza política, apareció en la foto de los periódicos junto a Ramón Díaz. El que a un mal ERE se arrima…..

Telonero

Monteseirín ha vendido la burra en su altavoz marchenero, el único que le da pábulo tras comprarlo en su día por un plato de lentejas, de que el PSOE lo ha reclamado como salvador ante su posible debacle electoral. En realidad es él, que primero quiso ser en la radio y no le siguieron el juego, quien no ha dejado de ofrecerse, casualmente siempre desde el mismo medio, para ver si captaban su mensaje. Un articulito para recordar sus raíces cristianas (¿será fariseo?), fotos hasta debajo del agua o colándose entre los intelectuales (¿?) en el acto con Griñán en el teatro Quintero, y hasta una página ‘ad hominem’ presentando su regreso como si fuera el hijo pródigo y un referente del partido equiparable a Alfonso Guerra. Tanto por saco ha dado pidiendo una oportunidad, como El Platanito o Camarena cuando se encadenó a la Catedral, que el PSOE por fin lo metió ayer en sus convocatorias. La historia recogerá que el doce años alcalde de Sevilla debutó en la campaña del 25M en el barrio de Palmete y no como cabeza de cartel, sino como telonero de María Jesús Montero.

‘Violencia de género’

La izquierda se solivianta por que la ministra Ana Pastor y Javier Landa no hablan de  ‘violencia de género’ en los asesinatos de mujeres, sino de ‘violencia en el entorno familiar’. Torrijos le montó un numerito a Landa; Susana Díaz dice indignada que “a las cosas hay que llamarlas por su nombre”, y la consejera de Salud, Mª Jesús Montero, proclama que “el lenguaje importa”. De acuerdo al 100% con la consejera. Y como cuando enfermamos vamos al médico, que es el que sabe, en materia de lengua yo la remito a la máxima autoridad, la Real Academia, que ya hizo un esclarecedor dictamen -accesible en Internet- sobre la cuestión. Resumo sus argumentos y la conclusión: la expresión ‘violencia de género’ es una traducción (una más, como ‘piso piloto’ y tantas otras sin ton ni son) del inglés, sin sentido en nuestra maravillosa lengua que todos deberíamos defender y donde las palabras tienen género (y no sexo), mientras que los seres vivos tienen sexo (y no género). Por tanto, lo correcto es decir ‘violencia doméstica’ o ‘por razón de sexo’. Roma locuta, causa finita.