Archivo de la etiqueta: micropolítica

Chapapote

El informe del Defensor del Ciudadano se hace eco de los parcheos que aplica el Ayuntamiento en calles de la ciudad, donde ataca baches y socavones (impresionante el que para mi sorpresa me encontré en una esquina de la Plaza de la Gavidia) esparciendo asfalto no sólo sobre los adoquines donde éstos aún perviven, caso de la calle Cuna, sino también sobre las aceras, allí donde hasta ahora se reponían las losetas desaparecidas o rotas. He visto extenderse el chapapote municipal por sitios tan distintos y distantes como las aceras de la calle Baños, la Plaza del Duque y la avenida de Holanda, aunque no sé si las continuas lluvias habrán tenido un efecto disgregador sobre estas tortas de capa asfáltica. Mientras que durante la Transición Queraltó liberó del asfalto con que, para uso y abuso del automóvil, habían sido sepultadas plazas como la de San Francisco y les devolvió su aspecto original, con Zoido ha resurgido la marea negra como efecto colateral de su Plan Centro. Al final va a resultar que la micropolítica no eran más que unas cuantas manos de alquitrán.

Gol

A pesar de que, según José Antonio Bosch, el Real Betis Balompié ha obtenido en su último ejercicio económico unos beneficios ordinarios, “sin maquillaje”,  de 2,4 millones de euros más 30,8 millones de extraordinarios,  la entidad verdiblanca y el Sevilla F. C. son dos de los grandes morosos de la ciudad: entre ambos adeudan al Ayuntamiento, por diversos conceptos tributarios, unos 4 millones de euros. Y, sin embargo, Espadas ha descubierto en los Presupuestos municipales para 2013 que el Ayuntamiento ha reservado 340.000 euros para un convenio con estas dos sociedades anónimas deportivas, que no clubes a la antigua usanza. El portavoz socialista va a presentar una enmienda a las Cuentas para que el Consistorio suprima esta partida y la dedique a programas de apoyo al deporte base y a compensar el efecto que está teniendo sobre las entidades deportivas la subida de tarifas decretada por el gobierno local. Creo que Espadas, con esta iniciativa, le ha metido al populista Zoido, el mismo de las visitas a los barrios y la micropolítica, un gol por toda la escuadra.

 

Micropolítica

Con Zoido se demuestra que es posible un giro a la izquierda que, paradójicamente, era inviable con Monteseirín. No me refiero a cuestiones ideológicas, sino de ordenación vial. Monteseirín, el (sin) alcalde que presumía de la contaminación evitada con la pseudopeatonalización de la Avenida, fomentaba las emisiones de CO2 en Los Remedios con la prohibición de que los automovilistas que circulaban por el puente de San Telmo giraran hacia el Paseo de Colón. Así, durante estos años, los miles de conductores procedentes de Triana y  República Argentina eran obligados a dar un rodeo por el Paseo de las Delicias y cambiar de sentido en la glorieta de los Marineros Voluntarios para poder embocar el Paseo de Colón, con el consiguiente gasto de gasolina y emisiones de gases de efecto invernadero. Ahora, Zoido ha acabado con esta prohibición ilógica y autorizado el giro a la izquierda en el puente de San Telmo, una simple medida de micropolítica que ahorra atascos y contaminación a Sevilla. ¿Que qué es esto de la micropolítica? Pues la aplicación del sentido común.