Archivo de la etiqueta: Plan de Movilidad Urbana de Sevilla

El Gobierno de Pedro Sánchez retuerce la interpretación de la normativa para que Espadas pueda hacer su tranvía

Sostiene que en la fase de solicitud de la subvención no hace falta que el tranvía figure en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS)

El Real Decreto estipula que la ampliación de la línea debe derivar de un PMUS, y no está incluida en el vigente, de la época de Zoido

La norma obliga a que la solicitud se justifique documentalmente “ex ante” y no “a posteriori” en un PMUS reelaborado como pretende el Ejecutivo

Si Moncloa dice que no hace falta el PMUS, ¿por qué le exigió a Espadas que subsanara su falta y aportara al expediente el de Zoido?

Los diputados Íñigo Errejón e Inés Sabanés, del grupo político Más País, elevaron el pasado 13 de septiembre una pregunta al Gobierno de Pedro Sánchez en el Congreso de los diputados, en la que planteaban si el Ayuntamiento de Sevilla, regido por el socialista Juan Espadas, ha aportado “el correspondiente Plan de Movilidad Urbana Sostenible, con la verificación de su aprobación en el pleno y los procesos de información y participación previos al mismo”, en su solicitud de subvenciones estatales para la primera fase del proyecto de ampliación del tranvía hispalense.

Íñigo Errejón e Inés Sabanés, de Más País

El Gobierno de España ha respondido ahora a la pregunta en los siguientes términos, según informaciones de agencia:

-“Actualmente, la solicitud (de subvenciones) se encuentra en fase de evaluación de la documentación presentada, tanto de la presentada junto con la solicitud como de la presentada en las subsanaciones e información complementaria solicitada de conformidad con las bases que rigen la convocatoria”.

-El Gobierno invoca las citadas bases, precisando que “en la fase de solicitud no resulta imprescindible que la actuación planteada se encuentre integrada, a la fecha de la solicitud, en un Plan de Movilidad Urbana Sostenible existente, pudiendo la misma recogerse en la reelaboración del plan existente”. Empero, el Gobierno aclara que el proyecto objeto de la petición de ayudas “sí deberá estar recogido en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible en la fase de ejecución y certificación del proyecto”.

– A tal efecto, el Gobierno central explica que tras la “última subsanación requerida”, el Ayuntamiento hispalense ha aportado el plan de movilidad urbana sostenible actualmente “vigente” en Sevilla y fechado en julio de 2012, toda vez que el Gobierno local socialista promueve desde hace años un nuevo documento de esta naturaleza. El plan de 2012, según recuerda el Gobierno, “no recoge aún” el proyecto de ampliación del tranvía, que “deberá ser objeto de inclusión en la reelaboración del plan de Sevilla, de conformidad con lo establecido en las bases del programa” de ayudas estatales a la que concurre la iniciativa.

Juan Espadas, abrazado a Pedro Sánchez, de quien depende la financiación de su proyecto estrella, el tranvía

La respuesta del Gobierno es un escándalo más en su línea de retorcimiento a la hora de interpretar las normas con tal de conseguir sus fines políticos o, como en este caso, los de su correligionario Espadas. En resumen, la tesis del Ejecutivo central es que da igual que la ampliación del tranvía no esté amparada por un Plan  de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), tal como exige el Real Decreto regulador de las subvenciones europeas,  porque el IDAE va a esperar el tiempo suficiente para que Espadas redacte un nuevo Plan en que ya figure la ampliación y así se le pueda justificar la financiación con fondos Feder.

Analicemos la respuesta “a la carta” de las necesidades de Espadas que ha dado el Ejecutivo “amigo” en Moncloa de Pedro Sánchez:

1.-“En la fase de solicitud no resulta imprescindible que la actuación planteada se encuentre integrada en un Plan de Movilidad Urbana Sostenible”: Una vez más, como he explicado en diversas ocasiones, aquí la trampa de trilero de ambas Administraciones, la local de Espadas y la central de Sánchez, es tomar la parte (el tranvía) por el todo (el Plan de Movilidad) y jugar, según convenga, con el PMUS de Zoido (descalificado en su día por Espadas pero al que ahora da validez jurídica para que le sirva de pantalla), que no incluye la ampliación del tranvía, hasta que a Espadas le dé tiempo a tener redactado otro (con el que, como en las bolitas del trile, darle sobre la marcha el cambiazo al de Zoido) en el que sí pueda incluir la prolongación de la línea para que el IDAE le conceda el dinero europeo.

La normativa reguladora de estas subvenciones se compone de dos Reales Decretos, el 616/2017, de 16 de junio:

https://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2017-6897

y el que lo modifica en parte, el 316/2019, de 26 de abril

https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2019-6350

En este último, Medida Nº 8 del Anexo, referida a Implantación de Planes de Movilidad Urbana Sostenible, se especifica sin género de dudas que lo que se debe subvencionar no es una medida aislada, como sería la ampliación del tranvía, sino la implantación de un Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) en el que se incluyan actuaciones que deriven del mismo  y que evalúen la reducción de emisiones y los ahorros energéticos. El Real Decreto insiste en que “no se apoyarán actuaciones aisladas que no sean de ejecución de un Plan o estrategia global de movilidad urbana”. Y atención al punto 5 de esta Medida Nº 8. Dice así: “Justificación documental de la actuación a realizar «ex ante». La justificación se realizará mediante la presentación de la documentación que, con carácter general, se establece en el artículo 12.4 de este real decreto.

Ex ante” es una locución latina que significa “antes del suceso”. Por tanto, la norma exige claramente (y remito al artículo 12.4 del Real Decreto 616/2017, de 16 de Junio) que el Ayuntamiento justifique documentalmente y previamente que la ampliación del tranvía (“el proyecto singular subvencionable”) es acorde al procedimiento regulado, o sea, que deriva de un Plan de Movilidad Urbana Sostenible.

La petición municipal al IDAE en la que se miente sobre la inclusión de la ampliación del tranvía en el vigente PMUS

Y el Ayuntamiento falsea la información al decir en la solicitud que la ampliación del tranvía está incluida en el PMUS vigente, el de Zoido, cuando no lo está. Sólo por esta falsedad e incumplimiento de lo dispuesto en la norma, la solicitud de subvención tenía que haber sido rechazada, porque el segundo Real Decreto es concluyente al respecto: lo que se debe evaluar es el contenido del PMUS existente, no la aislada ampliación del tranvía (que no figura en el mismo) ni su inclusión en un futurible Plan de Movilidad (el que ahora prepara Espadas), tal como a la medida del alcalde de Sevilla interpreta el Gobierno de Sánchez.

Zoido tuvo que aportar previamente de forma urgente un PMUS para poder solicitar subvenciones para Tussam

Que la existencia de un Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) en el que se incluya la actuación prevista es condición previa “sine qua non” lo ha entendido todo el mundo hasta ahora. Fue el propio caso de Sevilla durante el mandato de Zoido, como se ve en el expediente de elaboración: “Habiéndose aportado el Plan Municipal de Movilidad Urbana Sostenible por la empresa Tussam y siendo un documento cuya disposición ha de acreditarse en la solicitud de la subvención al transporte colectivo urbano interior, iníciense las actuaciones correspondientes para su aprobación por vía de urgencia”. http://www.acontramano.org/dmdocuments/plandetrafico.pdf

Así lo vimos también en el caso del Ayuntamiento de Benalmádena, en el que el delegado responsable explicó que lo elevó al Pleno por la vía de urgencia “porque las subvenciones en materia de transporte a percibir por el Ayuntamiento están condicionadas a la aportación de un Plan de Movilidad“. http://www.manueljesusflorencio.com/2020/06/no-es-el-tranvia-sino-el-plan-de-movilidad-estupidos/

2.- “Tras la última subsanación requerida, el Ayuntamiento hispalense ha aportado el plan de movilidad urbana sostenible actualmente “vigente” en Sevilla y fechado en julio de 2012, toda vez que el Gobierno local socialista promueve desde hace años un nuevo documento de esta naturaleza. El plan de 2012, según recuerda el Gobierno, “no recoge aún” el proyecto de ampliación del tranvía…”: Atención a la flagrante contradicción del Ejecutivo de Sánchez: si según su tesis en esta fase no hace falta que la ampliación del tranvía figure en un Plan de Movilidad Urbana Sostenible, pese a que su implantación es la figura jurídicamente subvencionable, ¿por qué le exige al Ayuntamiento de Sevilla una subsanación? Subsanar, según el Diccionario de la Real Academia Española, significa “reparar o remediar un defecto”. ¿Y cuál era el defecto que debía reparar o remediar el Ayuntamiento de Sevilla? Presumiblemente, la no presentación de ese Plan de Movilidad Urbana Sostenible, un PMUS que debía acreditar aquello de lo que carece, carencia que sin embargo queda acreditada y que reconoce el propio Gobierno: el actualmente vigente, el aprobado en la era Zoido, no incluye ningún proyecto de ampliación del tranvía (“no recoge aún”, afirma la respuesta parlamentaria del Ejecutivo central). ¿Cómo que aún? O hay PMUS del que derive la ampliación del tranvía o no lo hay, y si no hay proyecto que derive de un PMUS, tal como estipula el segundo Real Decreto, no se puede dar validez a la solicitud municipal, pero como…..

El Ayuntamiento tuvo que cumplimentar los requisitos del artículo 12.4

3.- “…pudiendo la misma (la ampliación del tranvía) recogerse en la reelaboración del plan existente“. Imaginen que alguien presenta solicitud de licencia para un proyecto arquitectónico pero que no existe todavía y que el Ayuntamiento le concede la licencia de obras a la espera de que presente aquél cuando la obra ya esté en ejecución. Mutatis mutandis, a esta aberración jurídica se presta el Gobierno de Sánchez con el Ayuntamiento de Espadas y el ignoto nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible con tal de que meta, aunque sea a la remanguillé, la ampliación del tranvía.

4.- “el proyecto de ampliación del tranvía, que “deberá ser objeto de inclusión en la reelaboración del plan de Sevilla, de conformidad con lo establecido en las bases del programa” de ayudas estatales a la que concurre la iniciativa”. Otra flagrante contradicción. El Gobierno de Pedro Sánchez reconoce que las bases del programa de subvenciones europeas exige la inclusión de la ampliación del tranvía en un PMUS, en el PMUS vigente en el momento de solicitar la subvención, un PMUS en el que no existe nada referente al tranvía, pese a lo cual el IDAE admite la solicitud como admitirá también (ya lo ha anunciado el Gobierno) “la reelaboración del PMUS” con el tranvía incluido. O sea, que cuando conviene, vale el PMUS de Zoido con tal de aparentar que hay uno, y cuando no, el nonato y futurible de Espadas. Se cumple así el famoso dicho de Marx (Groucho) respecto de los principios pero aplicado al tranvía: “Este es el PMUS de Zoido, pero si no le convence, señor IDAE, en la chistera tengo otro, nasciturus”.

5.- “el proyecto objeto de la petición de ayudas “sí deberá estar recogido en el plan de movilidad urbana sostenible en la fase de ejecución y certificación del proyecto”. Y como el plazo de ejecución regirá hasta el 30 de septiembre de 2023, el Gobierno de Sánchez está dispuesto a darle a Espadas hasta ese trienio más de tiempo para que acabe de redactar con total tranquilidad el nuevo Plan de Movilidad con “su” línea de tranvía ampliada incorporada.

Así se las ponían a Fernando VII, perdón, quería decir a Juan Espadas.

Espadas acaba reivindicando a Zoido

El gobierno de Espadas (PSOE) ha acabado reivindicando la obra del alcalde del PP (partido al que los socialistas sevillanos suelen referirse de forma despectiva como “la derecha” o “la derechona”) Juan Ignacio Zoido, martillo del gran despilfarrador Monteseirín, al asumir como suyo el pseudo Plan de Movilidad (PMUS) de este último, como vimos anteriormente

http://www.manueljesusflorencio.com/2020/09/espadas-quiere-que-se-admita-pulpo-como-animal-de-compania-da-validez-al-pseudo-plan-de-movilidad-de-zoido-con-tal-de-ampliar-el-tranvia/

y presentarlo ante el IDAE con el fin de obtener subvenciones europeas (fondos Feder) para la ampliación del tranvía, el proyecto-estrella del actual alcalde para este mandato, y aunque el pseudo PMUS de Zoido no incluya la prolongación del tranvía.

Así riza el rizo Espadas, en la confianza de que el gobierno de su correligionario Pedro Sánchez no tenga en cuenta ese “pequeño detalle” de un tranvía sin Plan con tranvía y redactado para colmo por la “derechona” sevillana y le libere los fondos europeos a través del IDAE. Queda demostrado que para Espadas el fín sí justifica los medios, en plan Groucho Marx, el humorista que dijo aquello de “estos son mis principios, pero sí no le gustan tengo otros”. Espadas decía tener su PMUS, pero a la hora de la verdad no ha tenido el menor reparo en apropiarse del clandestino pseudo PMUS de Zoido y hacerlo suyo, olvidándose de forma interesada de todo cuanto en contra del mismo dijo en su día para descalificarlo.

Juan Espadas, alcalde socialista de Sevilla

Atención a la paradoja: mientras el propio gobierno de Zoido no consideraba siquiera un PMUS el documento que redactó sobre la marcha con tal de solicitar unas subvenciones para Tussam y lo calificaba de un mero “borrador”, Espadas le ha dado carta de naturaleza, lo ha elevado de categoría a Plan de Movilidad con todas las de la ley, se ha apropiado del mismo y lo ha presentado al IDAE ¡con la misma finalidad que le reprochaba a Zoido: obtener subvenciones, en este caso para “su” redundante tranvía!

Así pues, Espadas hace suyo el pseudo PMUS de Zoido, el que ratificó el fin del Plan Centro de tráfico, la medida estrella socialista durante el mandato del gran despilfarrador Monteseirín; el documento con que se justificó la extensión de la zona azul por doquier y donde no se hacía alusión alguna a la ampliación del tranvía.

http://www.acontramano.org/dmdocuments/plandetrafico.pdf

El alcalde socialista ha acabado asumiendo la política de movilidad de Zoido sin escrúpulo alguno al servir a su propósito de ampliar el tranvía. Demuestra así su doble moral. ¿Qué habrían dicho Espadas y el PSOE si Zoido hubiera actuado de esta manera asumiendo el programa de movilidad socialista? ¿Qué credibilidad merece Espadas si es capaz de traicionarse a sí mismo y a sus líneas programáticas de movilidad y de renegar de sus críticas al pseudo PMUS de Zoido, redactado de espaldas a los ciudadanos y sin debate ni participación públicos? Y ¿qué no estaría dispuesto a hacer Espadas en política tras esta impostura con tal de lograr sus objetivos?

La aprobación por parte del gobierno de Espadas del informe de calificación ambiental del proyecto de redundante ampliación del tranvía y su apropiación del pseudo PMUS de Zoido para presentarlo ante el IDAE ha merecido las siguientes reacciones:

Partido Popular: A Beltrán Pérez, en declaraciones a Diario de Sevilla, el uso de este plan de movilidad de Zoido le produce “vergüenza”. “Nos provoca auténtica vergüenza que la administración Espadas reconozca cinco años y medio después que no tiene un plan de movilidad sostenible. Esto ratifica que lo que presentaron en enero de 2020 era un diagnóstico erróneo y desfasado y con datos que ya obraban en poder del Ayuntamiento”, ha señalado.

Beltrán Pérez, portavoz del grupo municipal del PP

Pérez acusa al gobierno local de “chapucero”, de estar “sumido en una política chapucera de constante improvisación con un alcalde centrado en el marketing y que está dedicado a anunciar desbloqueos de asuntos que él mismo bloqueó como Altadis o Gavidia. O a someter retrasos a proyectos por pura incapacidad como Artillería o a ser incapaz de llevar a buen término proyectos propios como el tranvía”.

El portavoz del PP lamenta que “han pasado cinco años en blanco en políticas sostenibles de movilidad” y sin “un solo avance en movilidad eléctrica”. Añade que a pesar de esta ausencia “se toman decisiones vitales como el cierre del centro al tráfico o se planifica la ampliación del tranvía sin un estudio de movilidad aprobado”.

Adelante Sevilla: Daniel González Rojas, portavoz municipal de Adelante en el Ayuntamiento de Sevilla, cree que el informe favorable de calificación ambiental que ha aprobado la Comisión Ejecutiva de Urbanismo “es un auténtico galimatías, que pretende justificar lo injustificable con datos contradictorios o directamente falsos”. Rojas señala “numerosas contradicciones” y apunta que “este informe, elaborado por el propio Ayuntamiento, niega la pérdida de espacio para los peatones, a pesar de que la propia Oficina de Accesibilidad del Ayuntamiento de Sevilla afirma que esa pérdida es más que evidente”. El edil apunta a que “otra contradicción más evidente es que este nuevo informe niega el aumento de la intensidad media del tráfico, cuando el propio proyecto de construcción sí la reconoce”

Daniel González Rojas, portavoz de Adelante Sevilla

González Rojas lamenta que “en otros apartados de este informe se utilizan directamente mentiras para justificar la calificación ambiental” y señala que “quien ha redactado este documento no tiene ningún rubor en afirmar que los datos de explotación del tranvía han crecido, cuando es un hecho constatable que desde 2016 la caída es constante y permanente”.

El portavoz de Adelante Sevilla afirma que “en este informe se está mintiendo directamente cuando se afirma que el PGOU ampara la ampliación, cuando lo cierto es que en el PGOU no se plantea en ningún momento el tranvía más allá de San Bernardo”.

El portavoz de Adelante Sevilla señala que “respecto al arbolado, lo único que nos dicen es que añadirán un anexo en el futuro, pero no se analizan las alegaciones que hemos formulado”. “La realidad”, apunta Rojas, “es que Espadas quiere realizar sí o sí la ampliación del tranvía hasta El Corte Inglés y no va a permitir que un centenar de árboles se lo impidan”.

Daniel González Rojas considera que “es un auténtico disparate que el gobierno municipal se acoja ahora al Plan de Movilidad de Zoido de 2012, que fue duramente criticado por Espadas y que era un powerpoint chapucero realizado con el objetivo de ampliar la zona azul y donde en ningún momento se habla de ampliar el Metrocentro”. Rojas explica que “en la solicitud de financiación al IDAE que realizó Espadas se hace referencia a unas páginas concretas y a unos capítulos de un supuesto Plan de Movilidad Urbana Sostenible que no se corresponde con las páginas y capítulos del Plan de Movilidad de Zoido de 2012”. “Esta es una de las mayores chapuzas que jamás hemos visto”, sentencia Rojas.

Tranvía Verde Sevilla: Hoy, martes 15 de septiembre, hemos conocido que la comisión ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo ha aprobado el informe favorable referente a la calificación de impacto ambiental de la ampliación del tranvía por Nervión tras el período legal de información pública.

Ante tal hecho, en primer lugar, queremos señalar que no nos sorprende, pues se trata de un trámite propio dentro del mismo Ayuntamiento de Sevilla, cuyo alcalde ha mostrado en numerosas ocasiones su personal interés en dicha obra. Sin embargo, sí nos resulta llamativo que tal aprobación se produzca sin que Tranvía Verde, u otras asociaciones personadas, hayamos recibido la contestación oficial a las alegaciones presentadas el pasado junio, lo que constituye una irregularidad más en este procedimiento lleno de opacidades durante su tramitación.

Manifestación contra la tala de árboles en Nervión por la ampliación del tranvía

En segundo lugar y tras la información dada por el Ayuntamiento de Sevilla en la que se apunta a que el proyecto de reorganización de Luis de Morales y San Francisco Javier con sendos bulevares arbolados se encuentra inconcluso, apuntamos una vez más la evidente improvisación del gobierno municipal en este punto (prometiendo plantaciones de árboles en lugares hoy imposibles debido a canalizaciones existentes) y que, de ningún modo, aceptamos que la promesa de plantación de nuevos árboles sea justificación para la tala de un mínimo de 128 árboles de gran porte y sanos en unas avenidas caracterizadas por su alta contaminación.

En tercer lugar, nos resulta triste y frustrante ver cómo Juan Espadas se niega a escucharnos, y cómo vuelve a repetirse una historia habitual en las últimas décadas de la política española, por la que una obra pública innecesaria (y de presupuesto exorbitante), se vende como la panacea de todos los problemas, en un entorno connivente con políticos mediocres que, sin atender a los problemas reales de los ciudadanos, están muy lejos de hacer de Sevilla una ciudad más próspera y con futuro, perjudicando la movilidad, las arcas públicas, el medio ambiente y la salud de los sevillanos.

Los árboles que serán talados por la ampliación del tranvía, amortajados

Por último, desde Tranvía Verde queremos trasmitir nuestra intención de seguir oponiéndonos al proyecto hasta sus últimas consecuencias, recurriendo a la vía judicial dado el caso. La exitosa manifestación del pasado 24 de junio solo nos dio más fuerzas y respaldo social, y en los días que nuestros árboles han amanecido amortajados como si de una performance artística se tratase, la campaña en change.org supera las 3.500 firmas, estamos en continuo contacto con diferentes colectivos y asociaciones, y estudiamos futuras acciones siempre prudentes con el escenario pandémico actual.

Arrancan las 47.000 encuestas Para el Plan de Movilidad de Sevilla

ESCENARIOS

Once mil, a domicilio, otras tantas en los transportes y veinticinco mil, en los accesos a la ciudad

OBJETIVO

Establecer un diagnóstico real de los desplazamientos que realizan los sevillanos

PARTICIPACIÓN

Los ciudadanos podrán contribuir a la redacción del Plan a través de la Mesa de la Movilidad

 

Unos 47.000 sevillanos en números redondos serán encuestados a partir de hoy por los técnicos contratados a tal efecto por el Ayuntamiento para conocer sus usos y costumbres a la hora de desplazarse por Sevilla y establecer así un diagnóstico real que sirva de base para la redacción del Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Sevilla (PMUS).

 

Las encuestas técnicas se distribuirán de la siguiente forma: once mil se realizarán en domicilios particulares, otras tantas tendrán lugar en los medios públicos de transporte (autobuses, tranvía, taxis…) y veinticinco mil se llevarán a cabo en los principales nodos y accesos a la capital de Andalucía.

 

A través de los cuestionarios se pretende analizar dónde están las principales zonas de generación y atracción de viajes, cómo se acometen los desplazamientos (tiempo, frecuencia, tipo de transporte, etcétera), los principales viarios de penetración a la ciudad, el movimiento interno y otros detalles. Todo ello teniendo en cuenta, además,  la estructura territorial y urbanística del municipio, los equipamientos existentes y los datos socioeconómicos de la población.

 La realización de esta ingente cantidad de encuestas fue decidida por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento a mediados de septiembre de 2016, cuando se sacó a licitación el contrato para redactar el PMUS por un importe básico de 363.000 euros (IVA incluido) y un plazo máximo de preparación de dieciséis meses.

 En el Plan se definirá la estructura de movilidad de Sevilla para los próximos diez años a partir de su aprobación. El gobierno local tiene como prioridades la movilidad activa (peatón y bicileta) y la potenciación del transporte público.

PLANIFICACIÓN ESTRATÉGICA

Según dijo entonces el delegado de Movilidad, Juan Carlos Cabrera, este documento será el de mayor envergadura para la planificación estratégica de Sevilla en la última década y partirá del diagnóstico “técnico y detallado” sobre las pautas de comportamiento de la movilidad en esta ciudad y las necesidades de sus vecinos y de quienes acceden al municipio.

 Juan Carlos Cabrera recordó que la redacción del PMUS responde a los compromisos en materia de movilidad sostenible adquiridos por el actual equipo de gobierno al comienzo del mandato, así como con la Mesa de Movilidad y con el grupo municipal Ciudadanos, y subrayó que, a grandes rasgos, el plan habrá de establecer un determinado reparto modal conforme a objetivos medioambientales y de reducción de las emisiones de los gases de efecto invernadero. En suma, una mejor calidad de vida para los ciudadanos (menos contaminación medioambiental y acústica, mejor salud y más ahorro).

 

Tras el diagnóstico, se establecerán los objetivos, se plantearán las propuestas y se ejecutará el Plan con un programa de actuaciones concreto, al tiempo que se abrirá a la participación ciudadana a través de la Mesa de la Movilidad de Sevilla y otros entes previstos en los pliegos de contratación.

 Se propondrá nuevo modelo de movilidad basado principalmente en el transporte público y en el fomento de los modos más sostenibles: caminar y bicicleta, así como el transporte con vehículos eléctricos, potenciando también los planes de movilidad para los trabajadores, apostando por la intermodalidad y mejorando desde el punto de vista de la seguridad vial y también medioambiental el reparto de mercancías.

 “Y en todo momento, esta movilidad más sostenible para nuestra ciudad tendrá que ser compatible con el crecimiento económico, la cohesión social y la seguridad vial”, agregó  el delegado. El PMUS habrá de coordinarse con el PACES (el Plan de Acción por el Clima y la Energías Sostenibles) ya aprobado y en ejecución y que se adelantó a la legislación autonómica al respecto.