Archivo de la etiqueta: Presupuestos Sevilla 2018

Paradoja presupuestaria

Espadas afirma que pedirá al nuevo Gobierno el desbloqueo de inversiones pendientes en Sevilla

La petición del alcalde sólo sería posible de atender si el PP modificara los Presupuestos en el Senado

 

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha declarado tras la asunción de la Presidencia del Gobierno por su correligionario Pedro Sánchez que retomará rápidamente con el nuevo Ejecutivo de la nación asuntos como la ampliación del Metro, la comisaría de la Policía Nacional en el Polígono Sur (o más bien fuera del mismo, conforme al proyecto aprobado por el Departamento de Interior bajo el mandato de Zoido como ministro) y las inversiones pendientes en el Museo de Bellas Artes y en el Arqueológico, después de que, según sus palabras, “el PP haya sido incapaz de avanzar en inversiones o de desbloquear asuntos”.

Espadas no parece haberse percatado de que para “avanzar” en esas inversiones o desbloquear otras pendientes depende, paradójicamente, del propio Partido Popular al que le hace tales reproches, ya que las partidas aprobadas están cerradas dentro de los Presupuestos Generales del Estado y sólo el PP del ya interino Mariano Rajoy podría instar a una revisión de las Cuentas del reino merced a su mayoría absoluta en el Senado.

La situación política en nuestro país se ha tornado tan volátil y contradictoria, con todos los partidos obligados a revisar su estrategia, que el PSOE, la formación ahora en el Gobierno y que votó en contra de los Presupuestos elaborados por el exministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quiere mantenerlos intocables para así seguir gozando del apoyo del gran beneficiario de los mismos, el Partido Nacionalista Vasco (PNV), mientras que el PP desea revisarlos y modificarlos en la Cámara Alta para retirar las concesiones que hizo a los nacionalistas euskaldunes a cambio de su voto favorable e introducir enmiendas con las que destinar más gasto a otras comunidades autónomas y a asuntos sociales, para ver si el PSOE, que se intitula progresista, es capaz de oponerse a este digamos giro a la izquierda.

 

ESQUIZOFRENIA

 

La situación esquizofrénica la han retratado magistralmente los humoristas Idígoras y Pachi en una viñeta publicada en el diario El Mundo y en la que el nuevo presidente y su antecesor mantienen este surrealista diálogo:

-Pedro Sánchez: “Los Presupuestos que tú elaboraste y que yo voté en contra, ahora los voy a sacar adelante a pesar de mi voto en contra.

-Mariano Rajoy: “Los Presupuestos que yo aprobé y que tú votaste en contra, ahora tú los quieres sacar adelante y yo los votaré en contra para que tú no los saques adelante.

En el dibujo contiguo, dos de los hermanos Marx, ante un papel con el título sobre su famoso enrevesado diálogo “La parte contratante”, se dicen el uno al otro: “Después de esto ya nos podemos retirar, ¿no?”.

Veremos qué hace finalmente el Partido Popular, porque su plana mayor en el País Vasco, encabezada por el ex alcalde de Vitoria y ex ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, ha lanzado el mensaje de que pese a las manifestaciones de algunos dirigentes nacionales que pedían vengarse del PNV por su apoyo a la moción de censura contra Rajoy, su grupo en la Cámara Alta no va a poner en peligro ninguna de las inversiones comprometidas para Euskadi.

 

UN MERCADO

 

La mercantilización de la política ha llegado a tal extremo que mientras el PP ha mantenido en el conjunto de España el discurso de que no había más recursos para, por ejemplo, invertir en infraestructuras, en el último minuto su entonces ministro de Hacienda, el andaluz Cristóbal Montoro, era capaz de sacarse de la chistera más dinero para las Vascongadas o para vincular la subida de las pensiones al IPC conforme a las exigencias de los votantes vascos y con tal de “comprar” el voto favorable del PVN.

Así, en los Presupuestos Generales del Estado remitidos al Senado y que éste, merced a la mayoría absoluta del PP aún puede modificar y devolver al Congreso, hay una inyección de 540 millones de euros para el País Vasco.

De este dinero, más de 330 millones de euros se destinarán, salvo cambio sobre la marcha, a infraestructuras, especialmente para el tren de alta velocidad (306 millones); 40 millones a rebajar la factura energética de las industrias norteñas; 65 millones para Investigación más Desarrollo (I+D), con especial atención a la implantación de los vehículos eléctricos; 4,2 millones para mejorar el puerto de Pasajes; 3,5 millones para modernizar la terminal del aeropuerto de Foronda, en Vitoria; otras partidas para mejorar el aeropuerto de Sondika (Bilbao) y dinero incluso para arreglar las barandillas de la playa de la Concha, en San Sebastián.

 

REGATEO

 

Así pues, mientras se pueden destinar 306 millones a la Y vasca de alta velocidad, el Ministerio de Fomento redujo a una mera conexión (el denominado “bypass”) de tan sólo 32 millones de coste en Almodóvar para reducir el tiempo de viaje ferroviario entre Sevilla y Málaga porque según el mensaje oficial no había recursos para más, un trazado que obligaría a los trenes a reducir por la curva de este enlace la velocidad a tan sólo 80 kilómetros por hora, por lo que la asociación sevillanomalagueña Civisur dijo que sería mejor no hacer nada y ahorrarse ese dinero.

Esos 306 millones de euros concedidos por el PP para el tren de alta velocidad vasco superan en 86 millones el coste estimado de construir el tramo de la línea 3 del Metro entre Pino Montano y el Prado de San Sebastián; en 251 millones los 50 previstos para continuar las interminables obras de la ronda de circunvalación SE-40 y en 288 millones los 18 con que se ha presupuestado el desdoble de la carretera Nacional IV entre Dos Hermanas y Los Palacios y cuya paralización desde hace tiempo ha provocado la presentación de una pregunta en el Congreso de los diputados por parte de Izquierda Unida.

 

IRRISORIOS

 

En fin, que mientras el Gobierno de Rajoy encontró dinero hasta para arreglar las barandillas de la playa de la Concha, en San Sebastián, no halló ni un céntimo en los Presupuestos Generales del Estado para el Museo de Bellas Artes de Sevilla, la segunda pinacoteca del país y en plena celebración del Año Murillo, y tan sólo 130.000 euros para seguir estudiando qué se puede hacer en el Museo Arqueológico, pero nada más.

Dado que el PSOE sevillano calificó los Presupuestos de “irrisorios” para Sevilla y de “mazazo” a nuestra cultura porque a este ritmo inversor se tardarían 208 años en rehabilitar el Museo Arqueológico, el socialista Espadas sería el primer interesado en que el PP de Beltrán Pérez introdujera en el Senado enmiendas para su modificación, y no sólo pensando en castigar al PVN, ya que el alcaldable popular ha recordado que la posición de su partido y la institucional de la ciudad (en virtud de un acuerdo plenario) respecto del Metro no es defender “media línea” entre Pino Montano y el Prado de San Sebastián, sino “la construcción continuada, ininterrumpida y sucesiva de las tres líneas pendientes”.

 

Una magnífica oportunidad, pues, para que el PP sevillano demuestre su fuerza en Madrid instando a modificar los Presupuestos en tal sentido a su grupo en el Senado.

Abrazos (casi) gratis

El pacto presupuestario con el PP sólo tiene un impacto de 4 millones y a partir de 2019

Espadas hasta ha desvinculado la reclamación de la Patrica de inversiones del PP

Si para Enrique IV París bien valía una misa y por eso, para poder tomar pacíficamente la capital de Francia ante la imposibilidad de hacerlo por la fuerza debido a la resistencia de los parisinos ante un hugonote como él, hubo de abjurar de su fe y convertirse al catolicismo, para Espadas los Presupuestos municipales de 2018 pueden valer una reelección a cuenta de las inversiones previstas en los mismos, de ahí que haya aceptado el abrazo del PP para sacarlos adelante, máxime si el abrazo de Beltrán Pérez le sale prácticamente gratis y no le provoca el temor de que se convierta en el abrazo del oso.

El portavoz del PP ha vendido por muy poco, casi nada (como decía el Beni de Cádiz), su abstención, que ha permitido la aprobación de las Cuentas pactadas por el PSOE y Ciudadanos y que, paradojas de la política, llevan incorporadas las enmiendas de Participa Sevilla e Izquierda Unida pese a que estas dos formaciones acabaron votando en contra. Así pues, nos hallamos ante unos Presupuestos de la izquierda que salen adelante merced al apoyo y/o el no rechazo de la derecha.

Aunque Beltrán Pérez ha publicitado que su abstención se ha debido a un ejercicio de responsabilidad y de altura de miras para no dejar a la ciudad sin nuevos Presupuestos (técnicamente, como dice el PP nacional, se puede gobernar 150 años con los Presupuestos antiguos prorrogados), ello ha sido la consecuencia de su decisión política, pero no la causa, ya que su motivación principal habría sido no aparecer ante sus votantes

en particular y los sevillanos en general alineado con las fuerzas radicales de la izquierda en su rechazo al proyecto de Espadas.

 

ERROR DE ESTRATEGIA

 

Y una vez más se pone de manifiesto el error estratégico del PP por su empecinamiento en la política del todo o nada con su denominado Presupuesto alternativo y su negativa a negociar y presentar enmiendas al proyecto redactado por el gobierno conforme a los cauces reglamentarios. Ni siquiera tras el dictamen jurídico negativo emitido por el secretario y el interventor municipales el PP se avino a razones, y se quedó voluntariamente en fuera de juego, por lo que al final no ha colocado ninguna enmienda a los Presupuestos definitivos, ha tenido que negociar la abstención renunciando a su supuestamente innegociable Presupuesto alternativo que tanto trabajo le costó elaborar y ha acabado permitiendo que se aprueben unas Cuentas que incorporan las enmiendas por valor  superior a 8,5 millones de euros de esa izquierda radical (Participa e IU) a la que tanto descalifica.

Veamos qué supone para Espadas la aceptación de las condiciones “light” de Beltrán Pérez, que en cualquier caso nunca se podrán aplicar durante este año sino, en la mejor de las hipótesis, en 2019.

 

1.- Reclamación de la red completa de Metro: Antes de que la negativa de Participa e IU a los Presupuestos provocara el giro del PP y su decisión de abstenerse para facilitar su aprobación con sólo los votos de PSOE y Ciudadanos, Espadas ya declaró públicamente que no tenía inconveniente alguno en suscribir cualquier pacto sobre el Metro que propusiera Beltrán Pérez para que éste “saliera en la foto” del desbloqueo de la línea 3 del Metro en el tramo Pino Montano-Prado de San Sebastián. Y es que Espadas nunca ha renunciado al resto de líneas ni a la posible ampliación de aquélla a San Jerónimo y a Bellavista (sin esos dos posibles nuevos tramos el coste de todo lo pendiente ya asciende al menos a 3.700 millones de euros en un escenario con un Gobierno nacional, éste sí, sin Presupuestos aprobados), pero tiene muy claro que sólo tras el inicio del primer tramo de la línea 3 será posible continuarla hasta Los Bermejales y empezar a activar las restantes.

 

Recordemos la estrategia del Gobierno de Felipe González con la línea ferroviaria de alta velocidad que se construyó con motivo de la Expo-92. La lógica económica invitaba a que la primera línea española de AVE se tendiera entre Madrid y Barcelona, para así conectar a través de su prolongación a Francia con el resto de la alta velocidad europea.

 

Cuando a Alfonso Guerra, con la acusación implícita de favoritismo a Sevilla por la condición de sevillanos tanto de él como de Felipe González, le preguntaron la razón de empezar el AVE entre Sevilla y Madrid, Guerra explicó sin complejos de que ésa era la única forma de garantizar que algún día el tren de alta velocidad llegara a la capital de Andalucía, porque si se hubiera elegido Madrid y Barcelona no habría habido ninguna seguridad de su prolongación futura hacia el Sur. De la otra forma se acabaría imponiendo la presión por conectar las dos grandes capitales españolas, como así acabó ocurriendo (el AVE llegó de Madrid a Barcelona en el año 2008, más de tres lustros después de inaugurada la línea a Sevilla).

 

En el Metro pasa lo mismo: la única forma de que algún día se complete la línea 3 y toda la red es al menos empezar el tramo Pino Montano-Prado de San Sebastián, porque hoy por hoy no hay dinero para todas las líneas a la vez ni es viable poner patas arriba con obras toda la ciudad.

 

2.- Reclamación de la actualización de la participación de Sevilla en los tributos distribuidos por la Junta de Andalucía (la Patrica). El pacto con el PP obliga a Espadas a “iniciar los trámites” institucionales operativos con el objeto de remitir petición formal a la Junta de Andalucía para que se reconozca la cantidad que corresponde al Ayuntamiento de Sevilla en concepto de Patrica…”.

Mandar una carta a la Junta con esta reclamación (recuérdese las que enviaba Zoido a Griñán cuando aquél era alcalde y éste presidente) no le supone coste alguno a Espadas (si acaso, el del franqueo) porque la decisión de ese reconocimiento de cantidad, estimada por el PP en 14 millones de euros, no está en sus manos sino en las de Susana Díaz.

Es más, Espadas ha conseguido que esta reclamación genérica sea sólo eso y no, como pretendía el PP cuando en diciembre ofreció un pacto basado en su Presupuesto alternativo, vincular una serie de inversiones en la ciudad al potencial dinero que pudiera librar el Gobierno andaluz, un dinero que en tal hipótesis sería administrado por el alcalde y en función de sus prioridades políticas, no de las del PP, luego todavía más en su beneficio.

 

3.- Revisión de las Ordenanzas Fiscales, con el pequeño, o gran, matiz de que como ya está todo el pescado fiscal y económico vendido para el año en curso, las exigencias del PP no podrían ser satisfechas hasta 2019. Los populares han exigido a cambio de su abstención a los Presupuestos que el IBI se reduzca en un 5% y el ICIO al 3,25% (está en un 3,5%), la supresión de la tasa que grava los convenios urbanísticos y otras medidas menores.

El impacto de estas exigencias ha sido estimado por el gobierno socialista en unos 4 millones de euros (dos millones y pico por los dos puntos adicionales de rebaja del IBI a los tres ya acordados con Ciudadanos y, el resto, por el ICIO y demás medidas).

 

4.- La Gavidia: Según el pacto, se debe iniciar durante el primer semestre del año en curso “los trámites para la modificación puntual del PGOU a fin de calificar la Gavidia como edificio terciario para su enajenación de acuerdo con los usos específicos que prevé el Plan General y para que la reducción fiscal acordada en el punto anterior no impida el desarrollo de inversiones públicas efectivas durante el próximo ejercicio presupuestario 2019”.

Este texto es la mejor demostración de que el pacto con el PP no tiene ninguna consecuencia para el año en curso. Independientemente de otras consideraciones sobre las que no es el momento de extenderse (incumplimiento del acuerdo del Pleno sobre la antigua comisaría, pérdida de un equipamiento para el Casco Antiguo) ¿recuerdan quién fue el primero que en este mandato planteó la venta/demolición del edificio y reabrió así el debate sobre su uso y destino futuro? ¿Recuerdan quién fue el que trasladó a los grupos municipales varias ofertas para la enajenación de la Gavidia? Pues, por más señas, el mismísimo Juan Espadas, al que la exigencia del PP (¿o la habrá metido él?) en el pacto le sirve de perfecto  camuflaje para ese mismo propósito, ya que se encontraría así con 10 millones de euros más para invertir en 2019 en proyectos que llevar al balance con el que se presentará ante los sevillanos en las elecciones municipales de mayo del año próximo.

Pero no sería ése el dinero importante, ya que con la tramitación que exigiría la aprobación del Presupuesto de 2019 apenas le quedaría margen temporal para gastarlo antes de las elecciones municipales  del 9 de junio del año próximo, sino el del Presupuesto para este 2018, gracias al cual Espadas va a llenar de obras los barrios y materializar todo el gasto social que repercute en aliviar tantas necesidades en una ciudad con 73.000 parados, su mejor aval para aspirar a la reelección.

Estos Presupuestos, los del tercer año, son la clave de todo el mandato, de ahí el afán del alcalde en ofrecerse a pactarlos con quien fuera, con la izquierda o la derecha, porque conforme a la máxima de Deng Xiao Ping, gato negro o blanco no importa con tal de que cace ratones.  Y sí, Sevilla para Espadas bien valía el abrazo de Participa por la izquierda o del PP por la derecha, abrazo que en este último caso le ha salido (casi) gratis.

La prórroga del Presupuesto de 2017 impediría nuevas inversiones municipales en Sevilla

AFECTADOS

No se podría acometer ninguna porque los Capítulos VI y VII no se podrían prorrogar

NULOS

También se perderían todos los incrementos o nuevas partidas incorporadas al proyecto

CONVENIOS

Tampoco se podrían ejecutar los convenios acordados por el gobierno de Espadas

 

El alcalde Espadas, que ha pasado los últimos días en Iberoamérica atendiendo diversos compromisos internacionales, anunció antes de su partida su intención de convocar para esta semana el Pleno para la aprobación del Presupuesto del Ayuntamiento para el año en curso. Mientras se despeja la incógnita sobre la fecha, el equipo de gobierno ha elaborado la lista de programas y actuaciones que se verían afectados por un hipotético rechazo de la oposición al proyecto de nuevas Cuentas y, en tal caso, por  la forzosa necesidad de prorrogar el Presupuesto del año pasado.

Están programadas las siguientes actuaciones, que quedarían afectadas en caso de no haber Presupuesto:

-Inversiones de la Gerencia de Urbanismo: 21,4 millones de euros. Entre otras medidas:

-3 millones de euros para rehabilitación de patrimonio.

-3,4 millones para  viviendas y accesibilidad.

-5,2 millones de euros para inversiones en distritos.

-1.000.000 euros para mejoras en movilidad.

– Actuaciones afectadas del ICAS: Año Murillo, Casa Bellver y Bienal de Flamenco.

– Actuaciones afectadas del Instituto Municipal de Deportes: Inversiones por valor de 3 millones de euros.

-Inversiones afectadas del Ayuntamiento. Inversión total prevista: 27,4 millones de euros, conforme al desglose de, entre otras, las siguientes magnitudes:

-Inversiones en los distritos: Se han destinado 4,8 millones de euros a obras a través de los distritos.

-Comercio: 950.000 euros para convocatorias destinadas a modernización,eliminación de barreras arquitectónicas, autónomos y jóvenes y mujeres empresarias.

-Mercados de abastos: 850.000 euros para proyectos como las cubiertas del mercado de Triana (ya licitadas) y mejoras previstas en Tiro de Línea y San Jerónimo.

-Parques Empresariales: Se mantiene la estrategia de inversión plurianual en los parques empresariales de la ciudad. En este caso se han presupuestado 1,3 millones de euros, más 500.000 euros que se arrastran del año pasado. Están previstos con estos recursos actuaciones en los siguientes polígonos industriales y parques empresariales de la ciudad: Calle Automoción (Calonge), Calle Nivel (Store), Calle Rafael Beca Mateos (PICA) y Chaparrilla, amén de reparación de los monopostes.

-Nuevo programa instalación de ascensores en edificios : 2 millones de euros

-Colegios: La inversión en colegios prevista en el proyecto de Presupuesto de la ciudad para el año en curso  es de 5,3 millones de euros, a los que hay que sumar 500.000 euro,s que se arrastran de remanentes. En total, por tanto, se podrán alcanzar casi los 6 millones de euros. Se fijan además medidas para climatización de los patios.

 – Movilidad: Se prevé una partida de 1 millón de euros de inversión destinada a  iniciar la línea de transporte público rápido (BTR) de Sevilla Este y el tranvía (pendientes ambas de su tramitación administrativa).

-Parques y Jardines: 1 millón de euros en inversiones en parques yen  mejora  del medio ambiente.

-Modernización e innovación: 4,5 millones de euros para modernización de la administración local y actuaciones en la Gerencia de Urbanismo.

-Transferencias para inversiones en las empresas municipales  Lipasam (limpieza pública)  y Tussam (transporte público): 9 millones de euros en total.

CONVENIOS

La lista de convenios y acuerdos que decaerían en distintas áreas municipales en caso de que no se apruebe el proyecto de Presupuestos y se tengan que prorrogar los vigentes supondría una pérdida de inversión del orden de 3 millones de euros.

 

Aparte de los afectados en Servicios Sociales, especialmente los firmados con entidades que trabajan con personas sin hogar, en el área económica quedarían sin efecto el firmado con la Federación Artesanal de Sevilla, por valor de 60.397 euros; el acordado con la Cámara de Comercio, por 20.000 euros, y con la Fundación Goñi y Rey, cifrado en 40.000 euros.

Tampoco se podrían materializar los convenios con UGT y Comisiones Obreras, de 11.500 euros cada uno, en materia de siniestralidad laboral.

En el área cultural, no podrían materializarse los acuerdos con Circada (60.000 euros), Muestra Internacional de Danza (75.000), Fest (95.000), Monkey Week (50.000), Orquesta Barroca de Sevilla (85.000), Nocturama (50.000), Interestelar (50.000) y Juventudes Musicales (5.000).

Convenios que decaerían en Servicios Sociales

 

Convenio                                Dotación

CONVENIO REALIDADES. PROYECTO DE PERSONAS SIN HOGAR

45.000,00

CENTRO ESPAÑOL DE SOLIDARIDAD “PROYECTO HOMBRE”

120.000,00

ASOCIACIÓN ALCOHÓLICOS REHABILITADOS “ANCLAJE”

20.000,00

HIJAS DE LA CARIDAD DE SAN VICENTE DE PAUL

3.000,00

CONVENIO CON ADHARA (VIH)

62.130,36

FAMSI

40.000,00

CONVENIO CRUZ ROJA

300.000,00

CONVENIO PROYECTO “AMIGO” CÁRITAS DIOCESANAS

150.822,46

CONVENIO RAIS PROYECTO PISOS TUTELADOS (personas sin hogar)

175.000,00

CONVENIO ASOCIACIÓN FAMILIA VICENCIANA

500.000,00

CONVENIO ASAENES UNIDAD DE DIA PARA PERSONAS SIN HOGAR

40.000,00

CONVENIO ACCEM PISOS TRANSICIÓN

62.500,00

CONVENIO FUNDACIÓN HISPALENSE DE TUTELA

40.000,00

CONVENIO OBLATAS

6.000,00

AUXILIARES DIOCESANAS DEL BUEN PASTOR “”VILLA TERESITA””

12.000,00

ASOCIACIÓN SEVILLANA DE ONG (ASONG)

6.500,00

SECRETARIADO GITANO

30.000,00

CONVENIO ATA. PUNTO DE ATENCIÓN A PERSONAS TRANS

26.000,00