Archivo de la etiqueta: Tussam

Un queo

El salto a la modernidad que supuso el AVE hace 20 años con motivo de la Expo implicó, como prueba de confianza en el nuevo medio de transporte, el compromiso de puntualidad de Renfe, aún vigente. Si, salvo por causa de fuerza mayor, se producía un retraso superior a cinco minutos en el viaje entre Sevilla y Madrid, la compañía devolvía el importe íntegro del billete. A medida que el AVE se ha ido extendiendo, el compromiso de puntualidad se ha ido renovando, aunque sin la fiabilidad otorgada a la línea inicial. En las nuevas líneas la demora ha de ser superior a los 30 minutos para obtener la devolución completa del coste del viaje, y de más de 15 minutos para que la devolución sea del 50%. El compromiso no rige para el AVE Barcelona-Sevilla, no sé por qué. ¿Será por el denominado hecho diferencial catalán?

Ahora, los gestores de Tussam han imitado al AVE y anunciado durante la presentación de una aplicación para los teléfonos ‘inteligentes’ que devolverán el dinero a los usuarios si el autobús llega a una parada cinco minutos después del tiempo indicado por la ‘app’ que han desarrollado los ingenieros de la compañía pública y que ha merecido el padrinazgo del alcalde, al que tanto gustan estos ‘gadget’ tecnológicos.

El sistema no es tan revolucionario como lo pintan. De hecho, sin ninguna alharaca previa, los usuarios ya podíamos consultar desde hacía años los tiempos de espera del autobús conectando con la página web de Tussam, algo ‘chupado’ para los ‘smartphones’, o bien mediante un SMS, llamando a un número específico o por los paneles informativos en las paradas donde existan.

La mayor novedad, pues, consiste en el compromiso de puntualidad con el que se trata de aparentar que el autobús es como un AVE en pequeñito al anunciarse la devolución del precio del billete en caso de retraso. Ahora bien, Tussam se aplica a sí misma -nunca mejor dicho, ya que nos están hablando de aplicaciones- tantas cláusulas de salvaguarda en los casos de demora, que cuando ésta se produzca prácticamente nunca será por causa imputable a la compañía y no habrá motivo de devolución.

Además, impone un sistema tan burocratizado -fotos acreditativas del retraso, desplazamiento a la oficina del Prado o de la Avenida de Andalucía para exigir la devolución-, que es disuasorio para los usuarios: tantas molestias no compensan para cobrar 1,40 ó 1,60 euros que vale el billete.

Por éso, a mí lo de Tussam más que a aplicación me suena a, como vulgarmente se dice en nuestra tierra, un queo.

Línea 3

Mucho antes de que Zoido se hiciera la foto populista subido a un autobús de la línea 3, ya la había utilizado yo como usuario, valga la redundancia, y auguré que sería un éxito, por el que felicito al alcalde y al gerente de Tussam, Manuel Torreglosa. Es tan elemental que exista una conexión directa entre el Norte (San Jerónimo) y el Sur (por ahora hasta Heliópolis) de la ciudad por el camino más corto (Torneo-Paseo Colón-La Palmera-Reina Mercedes) en vez de andar dando rodeos por el Prado (mediante la línea 34) y Los Remedios (por la línea 6), más sucesivos transbordos a circulares y compañía, que lo que hay que preguntarse es cómo no se puso en servicio en el antiguo régimen de Monteseirín, experto en inventarse líneas deficitarias y sin demanda, sólo por fines clientelares y electoralistas. Y la segunda obviedad, en la que ya ha reparado el alcalde, es la necesidad de prolongar esta línea 3, aunque se convierta en la más larga de toda la red, hasta Bermejales y Bellavista, como señal de que en Sevilla el Sur también existe y es algo más que un punto cardinal.

 

Cobardía

Ante la amenaza de huelga en Lipasam y Mercasevilla, el Ayuntamiento amaga con divulgar los abusos en las empresas municipales. Y filtra algunos botones de muestra: desde horarios laborales que acaban a las 13 horas los viernes hasta el derecho (¿?) de que un pariente ‘herede’ el empleo de un jubilado en Lipasam, en plan feudal, como si se tratara de una monarquía sindical hereditaria. De Juzgado de Guardia. Y, sin embargo, el gobierno local dice que no va a revelar estos privilegios, a costa de los contribuyentes y pese a la que está cayendo,  “por responsabilidad y por facilitar el diálogo”. ¿Responsabilidad? ¡Cobardía!,  para no enfrentarse a los sindicatos, cómplices de este régimen contrario a la igualdad de derechos de todos los ciudadanos para optar a un empleo público, como ya dictaminó el Defensor del Pueblo  en el caso de Tussam. El gobierno de los 20 concejales no tiene el valor de acabar con estos abusos y prefiere seguir haciendo la vista gorda. ¿En qué consistía el cambio de Zoido? Como en ‘El Gatopardo’, de Lampedusa, en que todo siga igual.

 

Los parados también votan

El presidente del Banco de Alimentos de Sevilla, Juan Pedro Alvarez Giménez, ha declarado hace unos días que la demanda de comida en la capital se ha disparado desde principios de año y que su organización registra casi 2.000 personas más mensualmente como demandantes de auxilio alimenticio, con la particularidad de que se está creando otro tipo de pobre: “la persona que nunca había estado en esta situación, que incluso no la había visto cerca y que ahora la está padeciendo”.
Con 90.000 parados en números redondos, muchísimos de ellos de larga duración y sin esperanza de encontrar trabajo a corto plazo, y con miles de familias sin ingreso alguno, estamos en una situación de auténtica emergencia social en que toda ayuda parece poca. Y, sin embargo, el Ayuntamiento parece que no se entera y que da la espalda a los desfavorecidos cuando, con ‘nocturnidad y alevosía’, ha suspendido el bonobús solidario de tapadillo, confiado en que esta decisión impopular no trascendiera a la opinión pública y cometiendo una torpeza tras otra en la gestión del problema.
Y es que, una vez dejado en evidencia por las informaciones de Viva Sevilla, ha añadido a su error político inicial el de haber presentado a los parados beneficiarios del bonobús como unos defraudadores, responsables del 95% de las irregularidades detectadas en los títulos de viaje de Tussam, sin más matizaciones.

ARGUMENTARIO DE ZOIDO

En esta línea argumental insistía Zoido una y otra vez tras estallar la polémica y surgir un clamor en contra de la decisión municipal en los partidos de la oposición, las centrales sindicales y organizaciones de consumidores como Facua. El alcalde, en rueda de prensa, abundó en ese mensaje a la opinión pública de que “han existido grandes irregularidades”, para contradecirse a sí mismo cuando añadió: “No sé cuántos casos de fraude habrá habido”. Pero volvió a la carga: “Habrán sido muchos y de circunstancias muy diversas. Se presupuestó el mismo dinero que en ejercicios anteriores a pesar del aumento del paro porque se creyó que se podría controlar el fraude”. Y más vuelta de tuerca a la misma idea: “Se está comprobando la situación para documentar las irregularidades y realizar una nueva normativa que evite el fraude”. Según Zoido, es lamentable que se hayan cometido estas “irregularidades” cuando se ha de “atender a personas en estas situaciones”.
Asociar los términos “fraude” e “irregularidades” al bonobús solidario ha sido la línea de defensa argumental del Ayuntamiento, pero se le ha derrumbado como un castillo de naipes cuando el PSOE difundió a continuación un documento firmado por el director-gerente de Tussam, Manuel Torreglosa, el pasado 27 de junio, en el que afirmaba que el nivel de fraude detectado en esta modalidad de tarjeta de viaje hasta mitad de año era de un 2% en números redondos; y en el conjunto de todos los bonobuses de Tussam sólo representaban el 0,07% del total.

UNAS CIFRAS MÍNIMAS

Carente ya por completo de esa coartada, el gobierno local tiró de estadística actualizada hasta septiembre para tratar de incrementar las cifras del fraude. Al final, según sus cuentas, como en el ínterim se ha pasado de 8.000 bonobuses a 12.000, los 450 retirados por irregularidades suponen un 3,75% del total de los solidarios, no del total del conjunto de títulos expendidos por Tussam.
No hay, pues, fraude masivo ni mucho menos, y estas cifras le han dado pie al líder de la oposición, Juan Espadas, a decir que por tanto la suspensión se basa “en una mentira como un piano”. Tampoco ha explicado con detalle el Ayuntamiento dónde radica el fraude, aunque parece que alude a su intento de utilización por otros familiares distintos al titular o a su uso más allá del período de seis meses para el que es concedido, unas circunstancias ‘a priori’ fácilmente detectables por los conductores de los autobuses y que en el segundo de los casos denota que el periodo de validez es demasiado corto y que sería conveniente plantearse ampliarlo a un año.
Así pues, en un error tras otro, el gobierno local ha tratado de ‘criminalizar’ al 96,25% de parados con bonobús solidario que lo usan correctamente,  al meterlos en el mismo saco con el 3,75% restante autores de las irregularidades, cuando señalaba que el 95% de los fraudes en Tussam eran por este tipo de títulos de viaje. Nunca fue más apropiada que a esta situación la frase de justos pagando por pecadores.

SE AVISÓ EN EL CES

Si el Consistorio ha tratado de escaparse por la tangente del supuesto fraude masivo es porque políticamente era indefendible la evidencia de que pese a que con el ‘alcalde del empleo’, tal como se presentó a sí mismo Zoido a los sevillanos antes y durante la campaña electoral, el número de parados en Sevilla ha seguido incrementándose, el gobierno local reducía el presupuesto para el bonobús solidario en nada menos que un 10,7%: de 2.800.000 euros a 2.500.000. Y ello también pese a la advertencia o premonición de los agentes sociales, expresada en el seno del Consejo Económico y Social de la ciudad, de que no parecía la decisión más adecuada, habida cuenta de la gravísima situación económica y de que no había visos de que la situación pudiera cambiar a corto plazo.
Los peores temores de los sindicatos se han cumplido y a Zoido se le ha acabado el dinero para el bonobús solidario este verano, justo en paralelo a dos polémicas que implicaban una generosa asignación de recursos para otras iniciativas mucho menos perentorias: 180.000 euros para alicatar con azulejos la zapata de Triana y 230.000 euros para teledirigir propaganda a los distritos a través de Internet. Dicho de otro modo: el 73% de la suma de estas dos iniciativas equivale a los 300.000 euros detraídos al bonobús solidario.

DINERO HAY

¿Cuál es el orden de prioridades del Ayuntamiento? ¿Puede defenderse que en una situación de emergencia social el Consistorio reduzca la partida destinada a la protección social que supone el bonobús solidario y que no la amplíe cuando se agota? Máxime cuando demuestra tener fondos para otras actuaciones perfectamente aplazables, cuando no ya prescindibles.
A Zoido le han faltado reflejos políticos para revertir la situación por propia iniciativa o incluso recogiendo el guante lanzado por los partidos de la oposición municipal y los agentes sociales de que recurriera a modificaciones presupuestarias para mantener este programa que facilita la movilidad de los parados en busca de trabajo, sobre todo cuando todavía le queda un as en la manga: los 3 millones de euros sobrantes o aún no gastados del acuerdo al que llegó con el Ministerio de Hacienda.
En vez de reaccionar sobre la marcha, como ha hecho al restablecer a última hora los premios de jubilación para los pensionistas, y dotar financieramente el bonobús solidario para ya tan sólo los tres meses que le quedan para la finalización del ejercicio, fue y se enrocó en el falso argumento del fraude masivo. Ha proyectado así ante la opinión pública la imagen de que se desentiende de los 90.000 parados de la ciudad y de que los abandona a su suerte.
Ni siquiera  ha sabido corregir la situación por un mero cálculo electoralista al margen de una cuestión de humanidad: esos 90.000 parados también votan y arrastran con sus votos el de muchos de sus familiares y amigos. Ahora, de una forma incomprensible por la sucesión de torpezas en la gestión del asunto, Zoido se ha señalado ante ellos como el alcalde que les quitó el bonobús.

(in)solidario

El híper concejal Goro Serrano, chico para todo de Zoido, dice sobre la suspensión del bonobús solidario, oficialmente por falta de dinero, que la partida presupuestaria que se le ha destinado en 2012 era “prácticamente coincidente” con la de 2011. El salto (ya que hablamos de viajes, como en los tramos del Metro) de 2,8 a 2,5 millones de euros supone una diferencia del -10,72%. Por bastante menos que eso con la gasolina este verano, ha convocado el ministro Soria a los mandamases de las petroleras a su despacho y les ha leído la cartilla. En cifras absolutas, el recorte al bonobús solidario ha sido de 300.000 euros. Teniendo en cuenta que al Consistorio se le ha acabado el dinero justo después de adjudicar por 230.000 euros una web con la inocente intención de trasladar digitalmente (nunca mejor dicho) la información municipal a los distritos (Marchena era más burro y lo hacía buzoneando los barrios con revistas plagadas de fotos de Monteseirín), la conclusión es obvia: le ha quitado dinero al bonobús solidario para destinarlo a propaganda. Robin Hood al revés.

Colores

En pleno siglo XXI, la única opción que nos da la empresa municipal de transportes, Tussam,  para distinguir entre un bonobús con transbordo y otro sin transbordo es pintarles encima  con bolígrafo o rotulador una señal diferencial que, dadas las características del plástico con que están fabricados, acaba emborronándose con el tiempo para dejarte las manos (y por extensión la ropa) manchadas de tinta. Protesté por el ‘teléfono rojo, volamos hacia Moscú’ que sólo uso para casos de emergencia  y me contestaron que era técnicamente inviable hacerlas bicolores. Pero hete aquí que ahora Juan Ignacio Zoido ha presentado junto a José María Del Nido y Miguel Guillén un bonobús verdiblanco y otro rojiblanco, destinados a los hinchas de los dos equipos futboleros de la ciudad, que así no tendrán necesidad de pintarraquearles encima una señal con el rotulador además de no utilizar el coche. Mientras el ciudadano de a pie ha de fastidiarse, está claro que para este Ayuntamiento, como para los anteriores y los que vendrán, el Sevilla y el Betis tienen un color especial.

El nudo gordiano de Zoido

Ahora que para la Feria la Policía Local amenaza con una huelga de celo, y hasta puede que algo más, se puede decir que con Zoido se cumplen las tradiciones de las fiestas primaverales al igual que con sus antecesores: los sindicatos de las empresas y/o servicios municipales convocan huelgas o protestas en las estratégicas fechas de Semana Santa y Feria y el Ayuntamiento, tras amagar una resistencia numantina a ceder a las pretensiones de los huelguistas, acaba claudicando.
La última vez que se intentó romper esta tradición fue durante la penúltima Feria de Monteseirín, el cual, incapaz de mantenerle el pulso a los sindicalistas de Tussam respaldados por Susana Díaz y el PSOE de Sevilla, se les rindió con armas y bagajes y dejó desautorizada a la plana mayor de la empresa municipal, con la consiguiente dimisión de Guillermo Gutiérrez “por dignidad”.

BAUTISMO DE FUEGO

Zoido ya ha sufrido su bautismo de fuego con la convocatoria de huelga de Lipasam en Semana Santa, y cumpliendo el guión habitual, tras tensar la cuerda hasta el límite, en el último minuto plegó velas y los sindicatos volvieron a salirse con la suya. En esta ocasión las circunstancias eran aún más críticas que en años precedentes, con el Ayuntamiento en estado de excepción económica (“intervenido”, según Espadas) tras acogerse al Plan de Ajuste para poder pagar los casi 60 millones de euros dejados como deuda con los proveedores por Monteseirín, amén de 600 millones con los bancos.

Este Plan obliga al Consistorio a reducir gastos al máximo. En síntesis, iba a recortar en un 5% los salarios en Tussam, Lipasam, IMD, Emvisesa y Emasesa; incrementar la jornada laboral a 37,5 horas semanales conforme al acuerdo de la FEMP; ‘congelar’ las plantillas, sin reponer las plazas que pudieran quedar vacantes por jubilaciones; reducir las horas extra y revisar los calendarios laborales.
Como el Plan ha sido aprobado por el Pleno, jurídicamente debe ser de obligado cumplimiento en todos los ámbitos municipales, pero…. Pero el comité de empresa de Lipasam se declaró en rebeldía y le convocó a Zoido huelga en su primera Semana Santa como alcalde. El final de la historia es
conocido: el presidente de la FEMP ha sido incapaz de cumplir en su Ayuntamiento el ajuste comprometido con el Gobierno, y en Lipasam se mantendrá vigente el último convenio colectivo de la era Monteseirín, firmado para el periodo 2009-2011 y que irritó al equipo del nuevo alcalde tras poner las empresas municipales bajo la supervisión de Jesús Maza.

PRECARIEDAD O EXCESO

Mientras que los sindicatos de Lipasam sostenían que el Plan de Ajuste les suponía un retroceso de 26 años en los derechos laborales adquiridos, para el equipo de Zoido Monteseirín les había hecho tan generosas concesiones que les había dotado de un estatus poco acorde con la imagen de precariedad que el comité de empresa ha divulgado en los días previos al Miércoles Santo.
Así,  la tasa de reposición cero será imposible de aplicar en Lipasam, porque en virtud del convenio prorrogado de facto la empresa debe mantener el nivel de empleo estable, con una plantilla mínima de personal fijo indefinido de 1.372 operarios, mediante la inmediata ocupación del número de plazas que queden  vacantes. Todo trabajador jubilado anticipadamente será sustituido por otro contratado al efecto y la empresa se obliga a aceptar cuantas solicitudes de jubilación a tiempo parcial se le formulen, contratando en su lugar a otro trabajador a tiempo parcial y por la jornada restante.
Las retribuciones de los trabajadores se incrementan con doce complementos salariales distintos. Al gobierno le sorprendió que existiera hasta una prima de compensación por no pedir anticipos. Al salario base se le añade un 20% en concepto de plus de convenio y, por cada día trabajado, otro 20% como plus de penosidad. También se paga una prima de actividad en las fiestas primaverales que asciende a unos 634 euros, amén de pluses de transporte por acudir al trabajo en coche (0,25 euros/Km) o en moto (0,15 euros/Km).

LA PAGA ANTIABSENTISMO

Además de tres pagas extra (primavera, verano y Navidad), el equipo de Zoido comprobó que Monteserín, para combatir el elevado absentismo y que llegó a ser del 9,5%, aprobó una cuarta paga extra de carácter lineal para todas las categorías, conocida como ‘Incentivo de no absentismo’ y que asciende a 1.400 euros. O sea, que en vez de controlar y sancionar al absentista, se le prima con más dinero por cumplir con su mera obligación. El dinero detraído por faltas al trabajo no se lo ahorra la empresa ni le revierte, sino que se reparte proporcionalmente entre toda la plantilla a modo de hucha común.
Lipasam paga además 5,61 euros por día laborable que coincida con las vacaciones del personal, concede 25 días naturales de permiso por matrimonio y 5 para preparar exámenes finales en caso de estudios, y hasta paga las tasas, el montaje y el desmontaje de la caseta de la Feria, entre otras ventajas.
Por todo ello, el equipo de Zoido creía que tenía fuerza moral para exigir a la plantilla un sacrificio del 5% en sus retribuciones, pero al final al alcalde le entró el mismo miedo escénico que a sus antecesores y frenó el ajuste para evitarse la primera huelga. Aunque Espadas diga que Zoido está atado de pies y manos por Rajoy, en realidad todos los alcaldes de Sevilla están atados por los sindicatos cuando llega la Semana Santa y la Feria de Abril, y ninguno se atreve a desatarse o a romper ese nudo gordiano.

Escándalo

Yo creía que era una inocentada, porque el acuerdo lo llevaron a una Comisión Ejecutiva el 28 de diciembre, pero al final va a ser cierto que la quebrada Tussam, con 70 millones de euros de deuda, 40 de déficit y más agujeros que un queso gruyère firmó un patrocinio de la Davis, asunto de Estado para el alcalde, por  63.500 euros, más dinero que nadie. El objeto de tal dispendio pese a sus arcas vacías fue el transporte de los tenistas, los directivos o quien indicasen. Y, cuchillo de palo, ¡subcontrató los conductores y los vehículos a un tercero! ¿Dónde, pues, el retorno publicitario para (in)justificar la operación? Se trataba, claro, de no cantar la gallina mientras preparaba el plan de saneamiento y el recorte en un 5% de los sueldos del personal. Estas trampas en el solitario y camuflajes a través de la AIE se ve que no eran exclusivas de Marchena y Monteseirín y que, enchufados aparte, éstos ya están tan viciados como sus predecesores en sólo 8 meses. Zoido prometió un cambio y luces y taquígrafos, pero ahora sí pienso que se trataba de una inocentada.

Tussam: que el lector juzgue

La publicación, el 4 de diciembre en el diario El Mundo, de mi artículo ‘El peaje de Tussam’, ha provocado una virulenta reacción por parte de, supuestamente, miembros de la empresa municipal de transportes que, en un lenguaje insultante, me acusan de mentiroso y de manipulador. Curiosamente, mi pretendida manipulación de la información consistió en citar unas declaraciones de un sindicalista de la propia Tussam, Miguel Pereira (CCOO), recogidas por el periódico ‘Viva Sevilla’, y otras del consejero delegado de Emasesa y futuro responsable del Consorcio de empresas municipales que proyecta crear el alcalde. Asimismo, recogía la propuesta lanzada por sindicalistas de Tussam de cobrarle, en beneficio de la empresa municipal, un peaje a los sevillanos por acceder al Centro, y recogía los privilegios que a mi juicio han conseguido las centrales sindicales en el convenio colectivo durante la era Monteseirín mediante el recurso a huelgas sufridas por los usuarios y por la debilidad del ex-alcalde.

Dado que Internet permite disponer de un espacio que no da el papel, voy a reproducir en el blog tanto el artículo de la controversia como la más extensa de las contestaciones recibidas, pese a su tono insultante, que califica a quien lo emplea. Además de aclarar alguna cuestión derivada de esa carta (ni hay tiempo para más ni voy a eternizarme en polémicas), voy también a remitirme al informe que publiqué en abril de 2010 en El Mundo, con el que traté de ofrecer una visión global de la situación de Tussam y de comprender (pese a las dificultades para obtener información, nunca facilitada por la empresa municipal, pese a su carácter público y por tanto propiedad de los ciudadanos) cómo era posible que una compañía que había alcanzado una situación de equilibrio financiero al dejar Soledad Becerril la Alcaldía en 1999, se había convertido en un pozo sin fondo de pérdidas a lo largo del mandato de Monteseirín. Pérdidas que, no se olvide, sufragan los contribuyentes año tras año con sus impuestos, aunque por lo visto en todos estos años y se sigue viendo ahora con estas airadas reacciones, hay gente dentro de Tussam a las que le trae sin cuidado. En condiciones de libre mercado y sin el paraguas municipal, ¿cuánto tiempo haría que Tussam estaría cerrada por quiebra?

Cuelgo en el blog también tanto el convenio colectivo de Tussam publicado en el Boletín Oficial de la Provincia como varios documentos sobre los salarios, pluses y las subidas por encima del IPC que divulgó la propia empresa durante el conflicto laboral desatado en la penúltima Feria de Monteseirín como alcalde. Con todos estos datos, creo que los lectores tienen elementos de juicio más que suficientes para formarse su propia opinión.

***************************************

EL PEAJE DE TUSSAM

El consejero delegado de Emasesa, Jesús Maza,  alertó en el Colegio de Ingenieros sobre la “muy delicada” situación de las empresas municipales y en especial de Tussam,  que tiene problemas de tesorería “alarmantes” porque sufre una deuda “desproporcionada” y sus costes son “altísimos”.
El panorama en Tussam, con al menos 70 millones de deuda, es tan crítico que las nóminas de octubre se pagaron el 7 de noviembre y tras rebuscar el dinero “hasta debajo de las piedras”, en expresión de un líder sindical.
Hasta que Zoido no anunció otro crédito, de 11 millones, los sindicatos se han mostrado muy nerviosos al ver en peligro las nóminas de noviembre y diciembre y la paga extra de Navidad, y algunos de sus representantes han roto un silencio de meses.

RAPTO DE LUCIDEZ

Miguel Pereira (CCOO) declaró que el nuevo Ayuntamiento “conocía los problemas de liquidez que se iban a plantear en octubre y, en vez de actuar con previsión, ha aprobado  medidas populistas con un elevado coste económico sabiendo que no había dinero para pagar al personal”.
Casi medio año ha tardado Comisiones en opinar sobre estas actuaciones populistas del alcalde: “La ampliación de la red de líneas para contentar a los comerciantes y de la gratuidad a todos los pensionistas, así como la contratación de los compañeros de la bolsa (de trabajo), a pesar de que siempre hemos defendido la creación de empleo, ha sido una irresponsabilidad por parte de Zoido”.
Así se las ponían a Fernando VII: si por fin, en un rapto de lucidez, CCOO estima que en la situación crítica de Tussam es una irresponsabilidad incrementar plantilla y costes, el alcalde debería tomar buena nota y obrar en consecuencia.

PAGAR POR IR AL CENTRO

Temiendo que no hubiera crédito e inspirados quizás por el peaje implantado para circular por el Algarve, los sindicalistas de Tussam lanzaron la propuesta de que el Ayuntamiento aplicara una medida similar en Sevilla.
Como las cámaras del Plan Centro aún funcionan, propusieron que el Consistorio cobre un peaje por acceso al Casco Antiguo en horario comercial, a razón de 30 céntimos la hora. Este dinero contribuiría a multiplicar los ingresos de Tussam de forma directa;  e indirecta por el efecto disuasorio sobre el tráfico privado y el trasvase de usuarios al transporte público.

PRIVILEGIADOS

Por si los sevillanos no tuvieran bastante con sostener con sus impuestos la ruinosa empresa municipal, ahora tendrían que soportar un peaje (que quieren también se repercuta en el sello del coche) para mantener los privilegios en Tussam, desde donde los sindicalistas exigen sacrificios a la ciudadanía sin apretarse el cinturón, como demuestran su vigente y prorrogado convenio colectivo (publicado el 1-2-2006 en el BOP de Sevilla) y los pactos internos en la empresa:

-Salarios que suben un 3% más que el IPC.
-Cada año, al margen del IPC, la masa salarial se incrementa en un 0,7%
-Así los conductores cobran de media unos 27.000 euros, 10.000 más que sus colegas del sector privado.
-Aparte cobran infinidad de pluses, pese a que trabajan una media de 31 horas semanales, diez menos que en la empresa privada: 15,37 euros por cada hora en que rebasen el turno (con 25 minutos de descanso), 56 euros por festivo trabajado (99,66 en Nochebuena y Nochevieja, y primas similares en Reyes, Año Nuevo y Domingo de Ramos) y 31 por los domingos.
-Tussam les tiene asignados un autobús gratis, conductores incluidos, desde la Florida a las cocheras, con frecuencia de paso cada media hora.
-Derecho a 360 viajes/año gratis en los autobuses para sus familiares.
-Viajes gratis a los centros docentes para sus hijos de entre 3 y 25 años.
-Parking gratuito las 24 horas en las cocheras de Tussam, que no puede rentabilizar ese espacio alquilándolo.
-Por cada día trabajado les regalan 16 minutos, con lo que al final de año acumulan un tiempo que pueden compensar en días de descanso adicionales (suponen una semana más de vacaciones), o una combinación de días libres más dinero: 815, 506 ó 308 euros, según los casos.
-Tres días de asuntos propios. Por cada uno que no disfruten, cobro de 102,98 euros aparte.
-Prima de 250 euros por flexibilizar las vacaciones.
-Una paga extra a los 25 años de servicio.
-Tres pagas extra a los 35 años de servicio.
-Por jubilación a los 60 años, 19 pagas extraordinarias; a los 61, 13 pagas extra; a los 62 años, 10 pagas extra; de los 62 a los 65 años, 6 pagas extra.
-Con sólo un año de trabajo en la empresa pueden solicitar 8 de excedencia.
-Anticipos de hasta dos mensualidades sin intereses.
-Con dos años de antigüedad, préstamos sin intereses para compra de pisos.
-La caseta de la Feria la monta la asociación cultural, pero la paga Tussam.
-Ayudas escolares de hasta 380 euros y de 1.100 euros si el hijo sufre una minusvalía.
-Abono del 75% de los gastos para sacarse el carné ‘D’.
-Una hora de libranza por la lactancia de un hijo menor de 9 meses, tiempo acumulable para disfrutarlo como días completos en los 12 meses siguientes.
-Tussam se obliga a planificar el trabajo con un año de antelación. Cualquier incidencia que altere el calendario (por ejemplo, el plan especial para la Copa Davis) supone el cobro de horas extra. Esta inflexibilidad obliga a sobredimensionar la plantilla para cubrir bajas de cualquier tipo (el absentismo es del 7%, aunque casi desaparece en Feria y Semana Santa, donde abundan las horas extraordinarias).

Esta es una muestra de las concesiones de Monteseirín para comprar la paz social en Tussam. La pregunta es si Zoido seguirá pagando similares peajes además del que quieren cobrarles a los sevillanos por llegar al Centro.

 

* El convenio colectivo de Tussam en el Boletín Oficial de la Provincia:

Convenio colectivo Tussam

 

* Costes salariales máximos, medios y mínimos por categorías profesionales en Tussam:

Tussam 1. Costes salariales máximos, medios y mínimos por categorías profesionales

 

* Sistemáticas subidas salariales por encima del coste de la vida:

Tussam 2. Sistemáticas subidas salariales por encima del IPC pese a las multimillonarias pérdidas de la empresa, sostenida por el dinero de los contribuyentes

 

* Desglose de gastos de personal, con la gran cantidad de pluses y gratificaciones:

Tussam 3. Desglose de gastos de personal, con la gran cantidad de pluses y gratificaciones

 

* Las pérdidas de Tussam con Monteseirín, como tres estadios ‘olímpicos’:

http://www.manueljesusflorencio.com/2010/04/las-perdidas-de-tussam-con-monteseirin-como-tres-estadios-olimpicos/

 

A continuación, el escrito remitido por correo electrónico por, supuestamente,  José Antonio Gallardo Jiménez. Para no eternizar la polémica, voy a aclarar antes sólo un par de cuestiones a las que se refiere:

1) Yo me titulé como periodista por la Universidad Complutense de Madrid al tiempo que trabajaba como auxiliar de Redacción en un periódico. Por tanto, sé mucho más de trabajar y de estudiar que, probablemente, este individuo, porque he trabajado durante todo el día y he estudiado luego por las noches, los fines de semana y las vacaciones, y con mi trabajo me he pagado los estudios, porque soy hijo de un obrero al que además ayudaba cuando podía en su trabajo y en el campo. Y echo cada día jornadas de 16 horas desde hace 35 años en mi profesión. Y a este individuo que intenta prejuzgarme y descalificarme ideológicamente sin conocer ni mi trayectoria ni cómo pienso (aparte de que toda ideología que esté en el marco de la Constitución es igual de respetable, por lo que la descalificación de quien piense de forma pretendidamente diferente ya trasluce el totalitarismo de quien así se expresa), además de remitirle a mi trayectoria profesional he de significarle que he sido represaliado estando en lo más alto de mi profesión por no plegarme a mentir ni a escribir al dictado ideológico de terceros. ¿Sería él capaz de hacer lo mismo? Porque lo más fácil habría sido decir amén y conservar mi ‘status’ profesional, al precio de caer en la indignidad. También le digo que, salvo en el medio al que solicité prácticas como becario de verano, en todos los demás donde he estado han venido a ficharme a mí. Yo no he movido un dedo. Por lo tanto, jamás he recurrido ni a tráfico de influencias, ni a recomendaciones, ni a entrega de curriculum.

2) Los colocados por Zoido en Tussam son los únicos que llaman a su incorporación una “oposición”. Empleaban este equívoco durante su protesta en la Plaza Nueva: pedían firmas a los sevillanos diciéndoles que apoyaran que se les diera la plaza que se habían ganado en una “oposición”. Este proceso nunca fue tal, sino una presión más en el famoso conflicto durante la penúltima Feria de Monteseirín, cuando se sabía ya que no iba a ser el candidato del PSOE. Desde el partido, Susana Díaz desautorizó a los directivos de Tussam que resistían las presiones sindicales y Monteseirín, una vez más y como era habitual en él, se plegó y obligó a que se firmara un papel por el que la empresa municipal de transportes se comprometía a convocar unos exámenes para crear una bolsa de posibles sustituciones.

Fue lo único que se aprobó: un sitio en una bolsa de trabajo, por si fuera necesario contratar a alguien. Pero la dirección de Tussam, quien mejor conocía la empresa, estimaba que no hacían falta más contrataciones de personal, e incluso cerró líneas inútiles y mucho más deficitarias aún que la inmensa mayoría, por no decir todas. Y por eso los ahora colocados por Zoido para, una vez más, comprar la paz social en Tussam con el dinero de todos los sevillanos al margen de su ruinosa situación y la del país, se echaron a la calle y montaron la acampada en la Plaza Nueva: querían por esas medidas de presión conseguir (como finalmente ha ocurrido) lo que no conseguían por el Derecho. Ni eran opositores, ni hubo unas Oposiciones como lo que se entiende por tales, ni ganaron por Oposición una plaza en Tussam. Claro que, cuando se consiguen prebendas, sea cual sea la vía utilizada, y se les da carta de naturaleza luego se convierten internamente en normas de obligado cumplimiento. Pero, como dijo un miembro del equipo de Monteseirín, éso no las convierte ni en razonables ni en convenientes.

He aquí el correo electrónico remitido:
Desde
hace mucho tiempo, desde casi todos los medios de comunicación, se
intenta utilizar cualquier noticia de Tussam como ariete contra los
trabajadores de esta empresa.(TUSSAM)

No
sabemos si es odio, si es envidia o si simplemente se trata de la
típica sumisión del perro hacia el amo, aunque bien puede deberse a que
los dueños de los medios tengan intereses comerciales en empresas
privadas del sector transportes.

Antes
de ayer, en el periódico “El mundo”, un tal Manuel Jesús Florencio,
autodenominado “periodista” por el mero hecho de tener, suponemos, un
título universitario, se permite el lujo de manipular la información…Sí,
decimos manipular la información, para que queda claro y con todas las
letras.

En
primer lugar y antes de entrar en la manipulación en sí, sujeto deja
claras muestras de su ideología con acusaciones llamando loco al alcalde
por….!!crear empleo!!….Vaya tela señor “periodista”….

Unos
de los primeros síntomas de su exquisita profesionalidad es el hecho
que no sepa distinguir entre crear empleo y dar a los opositores el
empleo que se ganaron estudiando, si D. Manuel Jesús, se lo ganaron
estudiando (quizás usted no sepa lo que es eso porque seguramente entro
en ese periódico gracias a su capacidad de convicción o por un extenso
currículo que presento a algún conocido suyo) y antes de la llegada a la
alcaldía del señor Zoido dado que el actual Alcalde solo cumplió lo que
otros, de la misma ideología que usted, que a lo mejor no del mismo
partido, D. Manuel Jesús, se negaban a aceptar.

Se da la casualidad que gracias a la entrada de estos compañeros se puede ofrecer ese servicio de calidad que hace que la empresa vuelva a crecer en número de viajeros
¿sabe lo que supone eso? Pues nada más y nada menos que darle a los
ciudadanos lo el transporte que demandan…eso es responsabilidad
política.

Además, el actual Alcalde, no pretende como usted dar un servicio de poca
calidad, no. Lo quiere ofrecer desde el seno de Tussam es un servicio
de calidad, con autobuses de calidad, con trabajadores sobradamente
cualificados, con formación continua y, si es cierto, con trabajadores
que tienen una remuneración por encima, no mucho,  de los
de la privada, pero que además no trabajan diez horas seguidas, con el
consiguiente riesgo para los usuarios, como en la privada y que tienen
la mala costumbre de exigir que se cumplan sus derechos, cuestión que en
la privada suele brillar por su ausencia…¿acaso en este país los
trabajadores somos ahora esclavos? ¿este periodista no sabe que existen
leyes de obligado cumplimiento? ¿o es que acaso las leyes solo se deben
cumplir según interese?..seguimos..

¿Somos
privilegiados señor Manuel Jesús? Tenemos el sueldo congelado desde
hace dos años y aun así dice que somos privilegiados…¿respecto a
quien?….¿respecto a Lipasam?…¿respecto a Emasesa?…¿a Emvisesa
quizás?…ilústrese querido Manuel Jesús, ilústrese. Si de verdad
ejerciese de periodista comprobaría que cuanto yerra con sus
afirmaciones, si D. Manuel Jesús, no somos privilagiados, al menos no lo
somos respecto a las empresas del Ayuntamiento y además no lo somos
respecto a las EMT´s (Empresas Municipales de Transporte, por si
desconoce el significado) de las principales ciudades de España….¿o es
que acaso quiere decir que esos trabajadores también son privilegiados?
Claro que de ser cierto tendríamos que aplicarles un superlativo que
podría dejarles ante la opinión pública como “Los causantes de la crisis
a nivel mundial”…!!!dios mio!!! Trabajadores que tienen mejores
condiciones que los de Tussam por hacer el mismo trabajo….eso sería es
una desfachatez ¿no, D. Manuel Jesus?

Pero mire usted D. Manuel Jesús, permítanos una pregunta desde el máximo de los respetos ¿es usted un mentiroso?….

.-Demuestre,
usted que acusa, que desde el vencido convenio colectivo publicado el
1/02/2006 al que hace la referencia nuestros salarios han subido, no
solo el 3%, sino que además ese porcentaje ha sido por encima del
IPC?…demuéstrelo si es periodista y no un mentiroso.

.-Demuestre,
usted que acusa, la vigencia de una subida del 0,7% de la masa salarial
por encima del IPC, es más, demuestre usted en qué año dejo de
aplicarse y que conceptos ese porcentaje…. demuéstrelo si es periodista y
no un mentiroso.

.-
Demuestre, usted que acusa, que la diferencia entre un sueldo de la
privada y uno de Tussam es de 10.000€, que publique los certificados de
retenciones de ambos trabajadores… demuéstrelo si es periodista y no un mentiroso.

.-
Respecto a las horas de trabajo ¿de verdad que no es un mentiroso?
¿Acaso un mal periodista cuando hace referencia a que los colegas del
sector privado trabajan diez horas semanales mas, nosotros al parecer 31
y ellos 41, una más que lo que recoge la legislación laboral ¿acaso no
la conoce? ¿o es que acaso acostumbra a no respetarla? lo que parece
claro es que no se ha leído ni siquiera lo que recoge el convenio al que
alude en referencia de la jornada, otra vez…. Demuestre lo que dice si
es periodista y no un mentiroso.

.-
Se extraña usted que tengamos 25 minutos de descanso…léase el Estatuto
de los Trabajadores y verá porque, no manipule. Además léase la
jurisprudencia en relación al terma de las horas extra, ilústrese… y
demuestre lo que dice si es periodista y no un mentiroso.

.-
Entérese y pregunte por la lanzadera y su razón de ser, es más,
pregunte si está o no está en funcionamiento, además….demuéstrelo si es
periodista y no un mentiroso.

.-  Entérese
porque Tussam no rentabiliza los aparcamientos, cuestión que el
anterior gobierno ya intento solo para putear a los trabajadores,
pregunte y entérese de todo lo relacionado con la actividad legal de la
empresa….¿acaso no conoce los públicos estatutos de Tussam?…pues
entérese y no manipule mas…. si es periodista y no un mentiroso.

.-
Entérese y pregunte de donde salen los 16 minutos que usted afirma que
nos regalan….eso es tiempo de trabajo (para liquidar, recoger el
servicio y atender las reiteradas llamadas de la empresa en el tiempo
libre de los trabajadores, etc ) que se saco de la jornada ordinaria
para que se condujese más horas en cada servicio, flexibilidad al
servicio del ciudadano, además si es tan listo y sabe un poco de
matematicas haga cuentas….si es verdad que cobramos 15.37€ la hora…¿no
falta dinero en la cantidad que usted pública (815 €)? ¿y no cree que
si, como dice usted, fuera cierto trabajásemos esa media de 31 horas
semanales se generarían por este concepto casi 10 días de descanso y no
una semana?….. no manipule,  si es verdad que es periodista y no un mentiroso.

.-
Del tema de permisos, pagas, premios, excedencias, etc., compare con
los convenios provinciales del sector…y no manipule mas…¿o es que ahora
no le interesa la comparativa? Hágalo y demuéstrelo si es periodista y no un mentiroso.

.-
Si hablamos de la lactancia y las minusvalías, esta clara, por su
interesada critica, su ideología fascinante y que además ni siquiera
conoce que, hasta usted, tendría derecho a permiso por lactancia….eso es
una ley que afecta a todos los que quieran acceder a ese derecho…no
solo a los de Tussam… entérese si es periodista y no un mentiroso.

.-  ¿La
caseta de feria?…eso sale a concurso y a la empresa no le cuesta el
dinero, pero es más, ¿de qué Asociación cultural habla?… entérese si
es periodista y no un mentiroso.

.-
La flexibilidad de los trabajadores de Tussam para prestar el mejor
servicio está más que demostrada. Un calendario que recoge los descansos
como a todo el mundo ¿o es que acaso no saben todos los trabajadores
los días que descansan en el año? Pues pregunte en la inspección de
trabajo a ver que le dicen. Las vacaciones en periodos a los que la
empresa le interesa y no a criterio del trabajador, fuera del verano….no
manipule si es periodista y no un mentiroso.

.- Y por último, entérese que el absentismo en Tussam está por debajo de la media nacional, en la pública y en la privada,  ¿o
es que quiere usted decir que los médicos dan bajas que no están
fundadas clínicamente? ¿Está acusando a los medico de fraudulentos?
Porque no conocemos la manera que un trabajador este en I.T. sin que lo
certifique un medico ¿o es que acaso dice que los trabajadores
falsifican la documentación?….en cualquier caso la empresa y la mutua
disponen de lo que se viene llamando “inspección  reservada”
y que sepamos, nada que destacar, a no ser que los “inspectores”
también estén compinchados con los trabajadores…o es que los
trabajadores están verdaderamente enfermos ¿podría ser esto último
verdad? … entérese si es periodista y no un mentiroso.

Como
ve, D. Manuel Jesús, es fácil desmontar las mentiras y muy difícil
hacerla llegar, no tenemos un periódico. Solo tenemos internet y el boca
a boca…aunque suficiente. Con estos escasos medios conseguimos
trasladar, no solo la verdad contrastable sino dejamos en evidencia a
los que como usted, D. Manuel Jesús, se consideran, o lo que es peor, lo
consideran un periodista…demostrado queda que no es así, al menos es un
periodista titulado que no contrasta las noticias y que encima manipula
los datos no contrastados….sino échele un vistazo al resto de convenios
de las empresas municipales y de cualquier trabajador vinculado
salarialmente con el presupuesto del consistorio…hágalo…a lo mejor
resulta que hasta un peón del Ayuntamiento o barrendero de Lipasam tiene
mejores condiciones laborales, en todos los sentidos, que los
conductores de Tussam…no por ello son privilegiados ni pedimos que se
les criminalice por tener unas condiciones laborales dignas….claro que a
usted este pensamiento proletario le coge lejos y además le viene
grande…tenga usted muy buenos días, “Sr. Periodista”.

 

 

Osadía

Mientras que la dirección de Tussam llevaba buscando desde hacía más de un mes, como Diógenes con el candil, un crédito -que ningún banco le dabsa salvo, al final, el Sabadell por intercesión expresa de Zoido- de 11 millones de euros con el que poder pagar las nóminas, una veintena de conductores que fueron destinados al tranvía le ponía un pleito porque querían dejar de ser calificados como chóferes de autobús y que se les creara una categoría nueva, la de maquinistas, con un salario mensual de entre 4.835 y 5.868 euros. Total, han dicho, si esta demanda supone sólo un aumento de 5.000 euros anuales de media en sus retribuciones, a la empresa qué más le da.  Bien, compare usted, amigo lector, su nómina con las que, de estas cifras manejadas en el pleito, se deduce existen en la arruinada Tussam que sostenemos con nuestros impuestos (el bonobús no da ni para la mitad de los ingresos) y saque sus propias conclusiones. Supongo que serán las mismas a que ha llegado el Juzgado de lo Social Número 10 para desestimar las elevadas pretensiones -con la que está cayendo-  de estos frustrados maquinistas de la General: es una “osadía”.

elfrancotiradordesevilla@gmail.com