El conseguidor

El comité de empresa de Mercasevilla asegura que los dos intrusos que habrían cobrado prejubilaciones sin haber trabajado allí nunca no figuraban en la lista cerrada para los dos expedientes de regulación de empleo y que, por consiguiente, como diría Felipe González, debió de haber listas paralelas: la que el comité cerró y la que pasaron (desde la Junta) al Banco para el pago de las pólizas. ¿Y quién hizo la lista paralela? ¿Ven como hay motivo para hablar de una Administración paralela en Andalucía? ¿O será que ha vuelto la ‘mano negra’? Pero esta vez para blanquear pasta, que a estas horas puede estar hasta en algún paraíso fiscal. Dicen que ya se han evaporado 282.000 euros, pero nadie se acuerda de que un conseguidor de Jaén, de Jaén tenía que ser, cobró 143.145 (y ya van 425.000) por asesorar en el expediente de regulación de empleo. ¿Asesorar? ¿Pero es que acaso la Consejería de Ídem no sabe hacer un ERE? Según la Academia, la palabra ‘conseguidor’ no está en el Diccionario. No estará en el suyo. Aquí abajo todos sabemos su significado: Mercasevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *