Cuarto a Espadas

Ha tardado casi el tiempo que dura un embarazo, pero al fin parece que Espadas, con la inestimable ayuda de Antonio Muñoz y del resto del equipo ya sin el abogado de Marchena a bordo, le ha cogido el tranquillo al Ayuntamiento y al palomar y ha empezado a meterle goles al también alcalde de Sevilla, el pluriempleado y confiado Zoido de los 20 concejales. Camarón que se duerme…. Espadas y sus galácticos independientes se han apuntado ante la opinión pública un doble tanto a domicilio al revelar el enchufismo en los talleres de Distrito y los 150.000 euros de sueldo que, para que el hombre llegue a final de mes en esta ciudad con más de 83.000 parados, le ha puesto Zoido al gerente de Fibes, amén de una directora de Operaciones (término éste de cuya existencia nos enteramos en la Expo, con Francisco Rueda mandando en la sombra) para que le cubra las espaldas cuando se vaya de tournée. Azorín dijo de Ignacio Agustí tras ‘Mariona Rebull’ aquello de “tenemos novelista”. Ahora, tras los dos éxitos de Espadas, bien podemos decir “habemus Oposición”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *