Los viajeros nacionales y sus pernoctaciones en Sevilla superaron en febrero a las del último mes preCovid

Aún queda por recuperar un tercio del turismo de origen internacional

El turismo nacional sigue siendo el sostén del sector en Sevilla capital, con datos que en febrero de 2022 y gracias al impacto de la festividad por el Día de Andalucía han superado a los registrados en febrero de 2020, el último mes normal antes de la aparición del coronavirus, ya que la mejora respecto del mismo periodo del año pasado, cuando aún se vivía bajo la psicosis de la pandemia, se daba por supuesta.

La encuesta de ocupación hotelera del INE correspondiente a febrero de 2022 tenía el interés añadido de que era comparable a la de febrero de 2020, el año en que surgió el coronavirus, ya que el primer confinamiento general de la población no se decretó hasta mitad de marzo y todavía se vivía en la «vieja normalidad», mientras que febrero de 2021 estuvo marcado todavía por la enfermedad y el del año en curso aún hemos sufrido los efectos de su sexta ola, si bien ya bastante mitigados.

Pues bien, los datos reflejan que los turistas españoles alojados en hoteles de la metrópolis sevillana han superado en número (114.007 frente a 106.791) a los que lo hicieron en febrero de hace dos años, con un crecimiento del 6,75%.

También lo han hecho sus pernoctaciones en establecimientos de la capital (196.006 frente a 185.386) en comparación con el mismo mes de hace dos años, lo que ha supuesto un crecimiento del 5,72%.

La cruz de la moneda sigue siendo el turismo internacional. Se alojaron en los hoteles de nuestra ciudad 69.069 extranjeros frente a los 104.155 del febrero pre-Covid, y sus pernoctaciones han sido 363.385 frente a las 437.595 de entonces.

Esto ha significado un 33,68% menos de turistas foráneos alojados en hoteles y un 33,63% menos de pernoctaciones por su parte.

Aun así, aunque el balance general sigue siendo negativo, se va acercando progresivamente a una cifra positiva a medida que pasan los meses, con tan sólo un 13,21% menos de turistas y un 16,95% menos de pernoctaciones, salvo que acontecimientos inesperados, como la evolución de la invasión de Ucrania por la Rusia de Putin y los efectos de la huelga de transportistas acaben invirtiendo esta tendencia hacia la recuperación de la antigua normalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.