Las obras de ampliación del tranvía van dejando sin árboles la mediana de avenidas de Nervión

Comerciantes de la zona denuncian que los trabajos les están llevando a la ruina

La mediana del tramo de la avenida de San Francisco Javier desde la confluencia por el Sur con Enramadilla y por el Norte con la avenida de Eduardo Dato, simbolizados en uno y otro punto cardinales por los edificios Catalana Occidente y Galia Nervión, ha perdido ya gran parte de sus árboles como consecuencia de las obras para la ampliación del tranvía, contestadas ahora también por los comerciantes de la zona, que las califican de ruina para sus negocios.

En el proyecto de ampliación, con el que el Ayuntamiento ha hecho oídos sordos a las protestas de diversos colectivos ciudadanos y partidos políticos, se prevé la erradicación de unos 250 árboles de al menos medio siglo de antigüedad existentes en la mediana de las avenidas San Francisco Javier y Luis de Morales para llevar el tranvía hasta las puertas prácticamente de El Corte Inglés.

Comerciantes de la zona denuncian que las obras de ampliación de la línea del tranvía, cuya demanda de viajeros se hunde año tras año, les están llevando a la ruina por falta de clientela debido al corte de la avenida de San Francisco Javier en una primera etapa y a la de Luis de Morales en una segunda, cortes que impiden el normal tránsito de vehículos y de personas.

Paradójicamente, mientras comerciantes de Nervión, los más directamente afectados, claman por las consecuencias económicas que ya les está suponiendo, en apenas dos semanas, las obras del tranvía, el presidente de su patronal (Aprocom), Tomás González, ha querido significarse dando su apoyo al Ayuntamiento con unas declaraciones en las que defiende «al cien por cien» el proyecto municipal.

En estas declaraciones, González, cuyos negocios se hallan fuera de Nervión, ha acabado dando la razón a los colectivos opositores a la ampliación al decir que con la misma «se unirán los dos principales ejes comerciales de la ciudad».

Por tanto queda claro una vez más que el objetivo de la prolongación del tranvía es ampliar la conectividad de las dos zonas más comerciales y turísticas de Sevilla, cuando hay numerosos barrios, sobre todo los periféricos, con problemas de accesibilidad y falta de suficientes servicios de transportes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.