Urbanismo mantendrá todas las viviendas de los ingenieros en el complejo fabril de Altadis

Retira la propuesta de demoler una para ganar más espacio hacia el río  

La Comisión de Patrimonio no permitirá un edificio de 8 plantas adosado al almacén Rama 2

La Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sevilla ha decidido finalmente que se mantengan en pie todas las viviendas que se construyeron para los ingenieros en el complejo industrial tabaquero de Altadis, adquirido por el fondo de inversión KKH Property Investor y que permanece cerrado desde finales de 2007. Así se desprende de la ‘Modificación Puntual Nº 54 del Plan General de Ordenación Urbanística de Sevilla. Ordenación Pormenorizada de la Antigua Fábrica de Tabacos de Los Remedios’, con aprobación inicial de fecha 24 de febrero de 2022, que ha sometido al dictamen de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico. Por su parte, este organismo, dependiente de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, ha advertido sobre la incompatibilidad de construir un edificio de ocho plantas adosado al almacén Rama 2, como se dejaba entrever en el documento remitido por la Gerencia.

Aunque en la documentación gráfica elaborada para justificar la recalificación de la antigua fábrica de tabacos (modificación puntual número 54 del Plan General de Ordenación Urbana de Sevilla) se reflejaba la posible intervención sobre las viviendas de los ingenieros y la eliminación de la situada en uno de los extremos para abrir más hacia la dársena del Guadalquivir el espacio singular de la plaza situada entre la capilla y el edificio de talleres ahora denominado el Cubo, finalmente la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sevilla la ha eliminado del texto presentado ante la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico. Así pues, los edificios de las viviendas se mantendrán con su dimensión actual.

Las viviendas de los ingenieros, marcadas en rojo en la foto satélite del complejo de Altadis

No ocurrirá igual con varias de las edificaciones auxiliares, cuya demolición se plantea con el fin de liberar espacio entre edificios y permitir una mayor apertura hacia el río, tal como vimos anteriormente: https://www.manueljesusflorencio.com/2022/03/la-recalificacion-de-altadis/

Asimismo, serán demolidos los actuales cerramientos que aíslan el complejo industrial de su entorno urbano, el barrio de Los Remedios.

A juicio de Urbanismo, la disposición y altura de las nuevas edificaciones propuestas se integra de forma armónica con el entorno y no limita ni desfigura la perspectiva del borde hacia el río. Las edificaciones existentes en el frente fluvial se mantendrán con su altura actual. Conforme al texto analizado en el seno de la Comisión, el espacio fluvial de carga y descarga de la antigua fábrica de tabacos presenta dos tramos muy diferenciados en cuanto a su tratamiento e imagen:

-El tramo Sur, de unos 200 metros de longitud, claramente productivo, al que se abren los muelles de los almacenes de Rama 1 y 2 y el edificio de Talleres y Almacén de elaborados (el Cubo). Estos edificios son considerados los más interesantes del complejo industrial y la fachada de gran escala que se abre a este espacio, una de las más representativa de todo el conjunto.

Vista aérea del complejo de Altadis en Los Remedios

– El tramo Norte, al que abre la fachada trasera de las viviendas de los ingenieros. Pese a tener la misma anchura, unos 14 metros, el arbolado existente y la escala doméstica de la edificación lo configuran como un espacio íntimo muy diferente al tramo Sur.

“Se trata del espacio de carácter productivo de mayor valor arquitectónico de la fábrica, por su posición relativa respecto a la dársena y su configuración por la edificación. Del mismo modo es valorable que se trata del espacio desde el que se genera el conjunto de la fábrica.

Este espacio debe considerarse merecedor de ser protegido -afirma la Comisión de Patrimonio- en cualquier intervención, siempre diferenciando entre el tramo Sur, el industrial, y el tramo Norte, el doméstico”.

La singularidad, que le concede un alto valor patrimonial, se produce fundamentalmente en el tramo Sur, “mientras que en el tramo Norte -prosigue la Comisión- su carácter doméstico con imagen de ciudad jardín tiene un cierto valor, aun cuando más por la escala de la edificación residencial y el ajardinamiento del espacio que por el valor de la arquitectura en sí”.

Las directrices de protección propuestas por la Comisión para los edificios son:

• Proteger los frentes al espacio fluvial de carga y descarga de los edificios Rama 1 y Rama 2, permitiendo obras de reforma hasta 3 plantas (baja + dos) pero sin alterar su altura métrica ni el volumen edificado.

En el plano de determinaciones urbanísticas modificadas, se observa que en el ámbito delimitado para el uso de “servicios terciarios compactos”, detrás de esta parte protegida se permite un volumen adosado de 4 plantas y otro de 8 que se puede prolongar hasta el lindero con los jardines Manuel Ferrand, extenderse hasta el río y abrazar el almacén de Rama 2, posibilitando la construcción de 8 plantas adosadas al almacén de Rama 2 por el Sur, “cuestión -advierte el organismo de Cultura- incompatible con la protección de la fachada del frente fluvial contenida en el documento del IAPH”.

• Proteger los frentes al espacio fluvial de carga y descarga del edificio de Talleres, permitiendo obras de reforma que no alteren su altura y volumen edificado. El edificio de Talleres debería ser respetado globalmente, no solo en su frente fluvial, de forma que se permita la comprensión de su función fabril, para la que resulta clave las relaciones espaciales.

Por último, la Comisión de Patrimonio aboga por proteger la volumetría del edificio de viviendas de ingenieros, permitiendo su adecuación interior y exterior a los nuevos usos públicos previstos. Refleja que la alteración de forma y volumen contenida en el borrador para el trámite ambiental se ha corregido en el documento de aprobación inicial.

Los miembros de la Comisión Provincial de Patrimonio acordaron por unanimidad informar favorablemente el documento presentado por la Gerencia de Urbanismo, con la condición de que se tengan en cuenta las observaciones realizadas, y en especial la corrección del plano modificado de determinaciones urbanísticas.

El complejo de Altadis al borde de la dársena

Tal como se ha presentado ante la Comisión, permite construir ocho plantas en el frente fluvial adosadas al almacén de Rama 2 por el Sur. Esta posibilidad es incompatible con la protección de la fachada del frente fluvial contenida en el documento (previo) del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH).

Por todo ello, en el documento de aprobación provisional debe delimitarse el área de movimiento de las ocho plantas de forma que se respete el carácter de dicho almacén y el equilibrio de volúmenes del frente fluvial del conjunto fabril.

Tras el dictamen de la Comisión de Patrimonio debe abrirse un periodo de alegaciones, aprobar definitivamente la modificación del PGOU y también la nueva ficha del Catálogo de Protección. Sólo a partir de entonces se podrá tramitar la licencia de obras para la nueva Altadis.

SÍGAME EN LINKEDIN:

https://www.linkedin.com/in/manuel-jes%C3%BAs-florencio-caro-919b0225/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.