González Rojas deja en evidencia al alcalde de Sevilla con el aparcamiento de la plaza de la Concordia

Muñoz quiere mantener su carácter rotatorio cuando expire la concesión a pesar de que lo prohíbe el Plan General

El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, ha demostrado que en nuestra ciudad se puede ser, como ha sido su caso, delegado municipal de Urbanismo (Hábitat Urbano) durante seis años y medio sin conocer el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Se lo ha tenido que recordar, en relación con el aparcamiento sito en la plaza de la Concordia, el portavoz del grupo municipal Adelante Sevilla, Daniel González Rojas. Éste sí ha puesto de manifiesto que al menos se lo ha estudiado.

El aparcamiento subterráneo de la plaza de la Concordia, en pleno Centro de Sevilla, tiene carácter rotatorio y dispone de 653 plazas de estacionamiento repartidas por cuatro plantas, con conexión directa con el vecino centro comercial de El Corte Inglés de la plaza del Duque de la Victoria. Tanto por este hecho como por su estratégica ubicación cerca de las calles más comerciales de la capital de Andalucía se considera que la demanda de este aparcamiento, explotado por la empresa Saba -vinculada al grupo de La Caixa-, está garantizada hasta el año 2025, cuando expira la concesión.

El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, que antes de serlo fue delegado de Urbanismo durante 6,5 años, expresó el pasado 26 de julio (2022) su deseo de «licitar de nuevo» este aparcamiento subterráneo rotatorio pese ( o quizás por) al proyecto de reurbanización y peatonalización de ese enclave coincidiendo con la rehabilitación, a su vez, de la antigua comisaría de La Gavidia para su conversión en un hotel de cinco estrellas, una zona de ‘coworking’ y un espacio dedicado a la memoria democrática.

El alcalde ha asegurado que la reurbanización prevista tendrá en cuenta la existencia de este aparcamiento subterráneo rotatorio y que el Ayuntamiento está «muy interesado» en su mantenimiento.

Entrada al aparcamiento subterráneo de la Concordia, con El Corte Inglés al fondo

«Mi opinión es que el Centro debe seguir contando con un aparcamiento de estas características. Será uno de los elementos a tener en cuenta a la hora de configurar este espacio, que a la vista está que es bastante mejorable», ha añadido Muñoz.

El alcalde ha afirmado, además, que el Centro «deber contar con un aparcamiento como éste por ser deficitario, independientemente de que haya que remodelar algunas cuestiones para adaptarlas a la normativa actual».

Muñoz lleva en el Ayuntamiento desde el año 2011, cuando, de la mano de Espadas, fue elegido edil dentro del grupo del PSOE que tuvo que liderar la oposición al PP de Zoido, éste con su mayoría absolutísima de 20 concejales. Ya en aquella época, antes de ser nombrado por Espadas delegado de Urbanismo (Hábitat Urbano) cuatro años más tarde cuando los socialistas recuperaron el poder, vivió desde dentro del Consistorio las polémicas por el proyecto de Zoido de construir un aparcamiento rotatorio en la Alameda de Hércules o, en su defecto, en la plaza de la Gavidia/Concordia ligado a la conversión de la antigua comisaría en un centro comercial.

También cuando su por entonces -y ahora- jefe político, Juan Espadas, denunció desde la Oposición que Zoido había abandonado «por completo» las necesidades de aparcamientos para residentes, ya que  en los pliegos de adjudicación de los dos «únicos» proyectos de parking que había en marcha (agosto de 2013), «sólo» se reservaba un 15 por ciento para residentes. Asimismo, Espadas alertaba de que el aparcamiento de la calle Crédito, gestionado por el Instituto Municipal de Deporte (IMD) y situado al lado del Centro Deportivo (CD) La Fundición, iba a ver «reducido» su número de plazas para vecinos en «un 50 por ciento, que pasarán a ser rotatorias», al ser vinculado a la «privatización» del citado centro.

Espadas expresó que Zoido había «abandonado» un plan «coherente de aparcamientos para residentes y que los proyectos presentados hasta aquel entonces «sólo están orientados a una rentabilidad económica para el inversor privado», que, efectivamente, «gana más con el sistema rotatorio».

Espadas, cuya mano derecha era Muñoz, también recordó por entonces que ya en la plaza de la Encarnación no se pudo construir un aparcamiento rotatorio porque el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que data de 2006, prohíbe este tipo de parking dentro del casco histórico.

Espadas ya sabía en 2013 que el Plan General prohíbe los aparcamientos rotatorios en el casco histórico con el fin de evitar su efecto llamada para el tráfico privado, como han visto infinidad de sevillanos con las colas de coches que se formaban en la calle Baños para acceder justamente al aparcamiento de la plaza de la Concordia. Espadas ya lo sabía hacía nueve años, pero por lo visto y oído su sucesor en la Alcaldía, Antonio Muñoz, todavía no se ha enterado en 2022, pese a haberse pasado seis años y medio al frente de la Delegación de Urbanismo y como máximo responsable de la aplicación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Antonio Muñoz, a la izquierda, en la presentación del proyecto de reordenación de la Gavidia

Ha demostrado que no se ha enterado cuando ha hecho esas declaraciones sobre su voluntad y la de su equipo de gobierno (los mismos o los sucesores de aquellos que se ponían las manos en la cabeza cuando Zoido propugnaba aparcamientos rotatorios en el Centro) de volver a licitar como aparcamiento rotatorio el aparcamiento de la plaza de la Concordia, pese a lo dispuesto en sentido contrario en el PGOU y en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, que Muñoz trata de convertir en papel mojado después de tanto dar la tabarra con el Plan Respira y el corte al tráfico del Centro y de parte de Triana, con videocámaras de vigilancia de matrículas incluidas.

Ha tenido que ser el portavoz del grupo Adelante Sevilla, Daniel González Rojas, el que le recuerde al señor alcalde y delegado de Urbanismo durante seis años y medio el contenido del artículo 6.5.35 de las Normas del vigente Plan General de Ordenación Urbana, que reza así: «En el recinto intramuros del Conjunto Histórico se prohíbe la implantación de Aparcamientos de Rotación. Los existentes quedan en régimen de fuera de ordenación; se respetarán las condiciones establecidas en la concesión de los actuales que se implantan en suelos públicos, debiendo tras finalizar esta, transformarse en aparcamientos de residentes. Para los existentes de titularidad privada, se aplicará el régimen de fuera de ordenación previsto en el apartado
4 del artículo 1.1.13″.

Reproducción de las Normas del Plan General de Ordenación Urbana de Sevilla

«Es asombroso y una auténtica temeridad que el mismísimo alcalde plantee en público incumplir el PGOU, insistiendo en el urbanismo a la carta para que los de siempre sigan haciendo negocio», ha afirmado el portavoz de Adelante Sevilla.

Para González Rojas, «detrás de esta ocurrencia de Muñoz está evidentemente la operación especulativa de la antigua comisaría de la Gavidia: los compradores del edificio y promotores de la iniciativa privada querrán un aparcamiento cueste lo que cueste».

A juicio de González Rojas, «el PSOE está obsesionado en vender el patrimonio histórico y cultural al mejor postor, convirtiendo el centro de la ciudad en un mero decorado para turistas». En este sentido, ha lamentado las «evasivas» de Muñoz cuando el asunto le fue ya planteado en mayo de 2021.

«En aquel momento -ha afirmado- nos preocupaba que El Corte Inglés o el futuro propietario de la comisaría de la Gavidia estuvieran por encima del ordenamiento urbanístico, y ahora Muñoz ha venido a confirmar esas sospechas».

González Rojas ha exigido al gobierno local «que recapacite sobre el asunto y haga valer un articulado del PGOU que fue defendido con uñas y dientes por el PSOE e IU» cuando el popular Juan Ignacio Zoido estaba en la Alcaldía y «pretendía hacer nuevos aparcamientos rotatorios en el Centro».

Si Muñoz, pese a los once años que lleva en el Ayuntamiento y a los puestos de responsabilidad que ha ocupado y ocupa, no conoce el PGOU que debe aplicar como alcalde y se columpia con declaraciones como la del aparcamiento de la Concordia, malo; y si aun conociendo el PGOU (viendo lo que ha autorizado en La Palmera….) ha hecho esas declaraciones, mucho peor todavía, porque en tal caso está anteponiendo intereses privados a los intereses de los vecinos del Centro en particular y de la ciudad en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.