El Consultorio de la Energía: paneles fotovoltaicos en una casa ahorran 364 euros/año en electricidad

Su instalación es perfectamente legal en España, donde no hay impuesto al sol, y rentable a partir del quinto año

En una vivienda de tipo medio pueden generar 1.560 kWh anuales

Valeriano Ruiz, padre de la energía termosolar, lanza una iniciativa para acabar con los bulos energéticos

 

En España no existe ningún impuesto al sol, pese a la extendida falsa leyenda al respecto, por lo que es legal y técnicamente posible instalar paneles fotovoltaicos en las viviendas para producir electricidad con la que independizarse hasta cierto punto de las compañías eléctricas y rentabilizarlos en un plazo de cinco años si se utiliza toda la electricidad generada; si no fuera así el plazo de amortización sería un poco mayor pero inferior a 10 años.

Así puede leerse en un informe de El Consultorio de la Energía, una iniciativa que, para combatir los bulos en materia energética y asesorar mediante especialistas en la materia, ha lanzado Valeriano Ruiz, uno de los padres de la energía termosolar en España, antiguo catedrático de la Universidad de Sevilla, ex presidente de Protermosolar y ex presidente y director del Centro Tecnológico Avanzado de Energías Renovables de Andalucía (CTAER).

El impulsor de El Consultorio de la Energía responde de manera rotunda con un sí a la pregunta que tantas personas, confundidas por las informaciones contradictorias que reciben o leen, se hacen sobre si es posible y rentable una instalación fotovoltaica de autogeneración de energía.

“Evidentemente, como en cualquier otra actividad -afirma Valeriano Ruiz-  hay que cumplir la normativa vigente, que es especialmente compleja y confusa,  por lo que hay que explicarla poco a poco y de manera que sea bien entendida incluso por personas no especialistas. Empezaremos por el caso más sencillo que, por otra parte, puede ser el más extendido: las instalaciones con potencia inferior a 10 kW, que se corresponden con las necesarias para un hogar normal”.

El impulsor de El Consultorio de la Energía pone como ejemplo una instalación fotovoltaica de 1 kW, que puede ser un caso frecuente para viviendas unifamiliares de tipo medio. Esa instalación puede generar 1560 kWh al año y costar del orden de 1500 euros. Es obvio que si la instalación es de otro valor de la potencia, los números que ofrece sólo hay que multiplicarlos por esa cantidad.

SU PROPIA CASA COMO EJEMPLO

Valeriano Ruiz analiza tres casos a partir de su propia experiencia y de los datos obtenidos en los nueve años de funcionamiento de los módulos fotovoltaicos que instaló en su vivienda sita en Mairena del Aljarafe (Sevilla):

1.- El usuario utiliza toda la electricidad generada en su vivienda y, por tanto, la electricidad que aprovecha reduce su factura de la empresa comercializadora. Es decir se ahorra 1560 kWh x 0,1889 €/kWh = 294,7 euros al año.

Con ese ahorro anual compensa el gasto inicial de instalación de los paneles en un plazo de 5 años, a partir del cual ya no tiene que pagar nada a la compañía comercializadora, ni a la distribuidora, de electricidad; salvo el consumo que no cubre su instalación fotovoltaica.

2.- El usuario utiliza el 75 % de la electricidad generada y el 25 % restante lo regala al sistema a través de la empresa distribuidora.

En este caso, el dueño de la instalación ahorra 221 euros/año y tiene que pagar a la distribuidora 0,195 euros por el peaje de estar conectado a la red. Es decir, este usuario amortizaría su inversión en 6,8 años.

3.- El dueño de la instalación  aprovecha el 50 % de la electricidad que genera su instalación. Veamos los números en este caso:

Ahorro en la factura, 147,3 euros/año y tiene que pagar por peaje, 0,39 euros.

Tiempo necesario para rentabilizar económicamente su instalación: 10,2 años.

La primera conclusión y evidencia es que la instalación es tanto más rentable cuanto mayor es el porcentaje de la electricidad generada que es consumida en la propia vivienda. No es fácil conseguir aumentar ese porcentaje pero no es imposible, según Valeriano Ruiz, para el cual es cuestión de planteárselo y poner en práctica una serie de medidas, incluida tener algún nivel de almacenamiento energético en baterías u otras aplicaciones.

 

Un pensamiento en “El Consultorio de la Energía: paneles fotovoltaicos en una casa ahorran 364 euros/año en electricidad

  1. Miguel Angel

    Una puntualización: el impuesto al sol sí existe, lo que pasa es que no es un “impuesto al sol” en el sentido literal. El fallo ha sido de la parte recurrente desde luego, que se ha dejado llevar por una nomenclatura popular en lugar de hacer una buena argumentacion juridica. Una vez más, cuando hay algo de movimiento social, suele pecar de inocencia.
    No existe un impuesto al sol porque usar el sol es gratis. Lo que está gravado es el el autoconsumo de energía eléctrica generada por uno mismo. Y esto es independiente de que esa energía se genere con la luz del sol, con el viento o con la biomasa. Por lo tanto es cierto que no hay “impuesto al sol”. Hay impuesto al autoconsumo, llamado oficialmente peaje de respaldo.
    Eso si, para crear división, cosa que la casta sabe hacer tan bien, ha creado distintas categorias para ese impuesto, y ha determinado que las instalaciones de menos de 10 kW tengan un impuesto de cero euros. Es un impuesto de valor numérico igual a cero, pero el impuesto existe. Es como el IAE, que tambien está a tipo cero, pero tienes que darte de alta en hacienda. Si no lo haces, te multan. Con el peaje de respaldo sucede lo mismo: Te tienes que dar de alta, tramitarlo, y luego hacer tu liquidacion mensual de cero euros. Si no la haces, multita. Para hacerlo bien, claro, lo mejor es contratar una gestoria, lo que encare el precio final de la instalación. Por otra parte, el trámite en si es complejísimo. Por cierto, no tramitar el alta en el impuesto conlleva la misma sancion que la que le pusieron a Vandellos por su escape radioactivo. Lo mismo da, no rellenar un papelote, que verter a la ciudadania un buen chute de radiacion.

    El problema no es el “impuesto al sol”/peaje de respaldo, ni son los galgos ni los podencos. Es la maraña que te impide llegar al final. Muchos usuarios, tras esperar cinco trimestres sin obtener la autorizacion final, deciden conectarse ilegalmente, lo cual supone un riesgo para los operadores de las redes de distribucion. Algún día habrá un muerto, y la culpa será oficialmente de “los populistas que instalan plaquitas para piratear a las eléctricas, y eso que no hay impuesto al sol”. Y eso es lo que quieren, vaya. Así podrán criminalizar al autoconsumo.

    El porqué han actuado así es porque estaban obligados por directiva europea a permitir el autoconsumo. Así que la estrategia ha sido “vale, lo permitimos, pero lo enmarañamos”. Oficialmente, ante la UE, España ha cumplido permitiendo el autoconsumo. Oficialmente, si no se instalan más paneles es porque los españoles no quieren invertir si no hay subvenciones y paguitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *