El efecto Semana Santa sólo deja en Sevilla 561 parados menos

La cifra supone casi la mitad del descenso que hubo en la anterior Semana Santa en marzo, la de 2016

Mínimo impacto también en la provincia, con 220 desempleados menos

El número total de parados queda en 73.241 en la capital y en 204.659 en la provincia

 

El mes de marzo de 2018 ha terminado casi al mismo tiempo que la Semana Santa (el Domingo de Resurrección se celebró el 1 de abril), pero el impacto de la fiesta religiosa en el empleo ha sido menor de lo que se esperaba: tan sólo 561 sevillanos salieron de las listas del paro en la capital y 220 en el conjunto de la provincia, según los datos oficiales recabados en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo (antiguo Inem) y que han sido difundidos por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que dirige la onubense Fátima Báñez. La estadística refleja ahora 73.241 parados en Sevilla capital y 204.659 en toda la provincia.

En vísperas de la Semana Santa, la empresa de trabajo temporal Adecco realizó un informe en el que preveía que Sevilla y su provincia coparían casi la cuarta parte de los contratos laborales que estimaba se firmarían en Andalucía con motivo de las fiestas religiosas: 5.260 de un total regional de 21.000, con un incremento del 9% respecto al año 2017, fundamentalmente en hostelería y restauración por el esperado tirón del turismo.

Según dicho informe, la duración de los contratos se alargaría en Sevilla más que en el resto de España por la cercanía de la Feria de Abril, merced a la cual se incrementarían las probabilidades de su prórroga hasta ese momento y, en algunos casos, enlazar con la campaña de verano.

El Consorcio de Turismo de Sevilla abundaba en esa línea con su previsión de un incremento del 5% de la ocupación hotelera y por el ascenso de Sevilla al tercer puesto del podio turístico en Semana Santa, sólo superada por Madrid y Barcelona como destinos preferidos en esas fechas.

Ni siquiera el riesgo de una bajada de las temperaturas era visto como un obstáculo. Así, Borja Hernández, uno de los propietarios de la confitería La Campana, confesaba a ABC que pese al recorte de veladores hay más turismo que nunca en la ciudad y que con las bajas temperaturas se incrementa el consumo de dulces: “Que haga frío aumenta el consumo -aseveró- de pasteles, torrijas y café”, de lo que se infería que con más ventas sería lógico que aumentaran las contrataciones en el sector.

NI SIQUIERA UN PUNTO

Han aumentado las contrataciones en general, pero menos de lo esperable al albur de tan optimistas previsiones. Respecto del mes de febrero han salido de las listas del paro 561 personas en Sevilla capital, lo que supone un 0,77%, sin llegarse siquiera a un punto porcentual.

Mejor es el dato interanual, el periodo comprendido entre marzo de 2017 y marzo de 2018, en que se ha pasado de 77.604 parados hace un año a los actuales 73.241, con una reducción de 4.363 desempleados (-5,63%).

Ahora bien, la Semana Santa supone un factor distorsionador porque la fecha de su celebración es variable y no fija en el tiempo. Por eso, en buena lógica, deberíamos comparar este marzo de 2018 con otros marzo en que también se hubiese celebrado la fiesta religiosa, para comprobar meses similares.

En lo que va de decenio, sólo ha habido otros dos meses de marzo en que se ha celebrado íntegramente la Semana Santa: los de los años 2013 (del 24 al 31) y 2016 (del 20 al 27). Si comparamos la estadística de cada marzo se observa que en 2013 el paro se redujo en 361 personas (-0,40%); en 2016, en 1.022 (-1,21%), y en este 2018, en los citados 561 (-0,77%).

Por tanto, en la Semana Santa del año de la recuperación económica sólo han salido del paro 200 sevillanos más que en el mes equiparable de hace cinco años, aún en plena crisis económica, y casi la mitad menos que hace dos años, cuando todavía estábamos en la recta final de la crisis. Así pues, puede decirse que este mes de marzo ha quedado lejos de las expectativas en cuanto a creación de empleo en Sevilla capital, y también en la provincia.

Y no hace falta remontarse a años anteriores, sino a la reciente campaña de Navidad hace tan sólo tres meses, que tuvo un impacto tres veces superior sobre el empleo que esta Semana Santa: 1.490 parados menos frente a los 561 de este marzo.

Aun así, en lo que va de mandato de Espadas se ha pasado de 84.470 sevillanos inscritos en las oficinas del Servicio Andaluz de Empleo a 73.241, con una reducción de 11.299 (-13,30%).

POR SEXOS Y SECTORES

Si en febrero el incremento del paro afectó tanto a hombres como a mujeres, en marzo la disminución ha beneficiado a unos y a otras. Hay 345 varones desempleados menos (en total, 31.085) y 216 féminas que han encontrado un trabajo (el número de desempleadas queda ahora en 42.156).

Por sectores económicos, el mayor descenso del paro se registra en los Servicios, que es donde se concentra la fuerza laboral sevillana, mientras que hay un repunte en el colectivo Sin empleo anterior y en la agricultura, motivado este último probablemente por el mal tiempo y las intensas lluvias de marzo, que han impedido el normal desarrollo de las faenas en el campo.

La evolución queda como sigue: Agricultura, 1.511 parados (+ 32); Industria, 3.978 (-24); Construcción, 5.625 (-15); Servicios, 52.102 (-643), y colectivo Sin empleo anterior, 10.025 (+89).

Por edades, el paro ha subido entre los de menor edad y que buscan su primer empleo y los de mayor edad, que están al final de su vida laboral, mientras que ha bajado en todos los demás grupos. A destacar que en la franja de entre 45 y 54 años radican los dos grupos donde hay más de diez mil parados. En general el grueso del paro entre los sevillanos sin trabajo se concentra entre quienes tienen más de 40 años, mientras que la proporción es menor entre quienes aún no llegan a esa edad, que hace como de frontera.

La distribución por edad queda de esta forma: menores de 20 años, 1.086 parados (+31); de 20 a 24 años, 4.303 parados (+11); de 25 a 29 años, 7.002 (-58); de 30 a 34 años, 7.258 (-110); de 35 a 39 años, 8.133 (-99); de 40 a 44 años, 9.051 parados (-116); de 45 a 49 años, 10.126 (-46); de 50 a 54 años, 10.551 (-103); de 55 a 59 años, 9.161 (-78) y mayores de 59 años, 6.570 (+7).

DATOS DE LA PROVINCIA

En el conjunto de la provincia el impacto de la Semana Santa ha sido aún menor que en la capital, ya que sólo 220 personas han hallado un empleo en marzo, con lo que el número total de parados se sitúa ahora en 204.659. La disminución es del 0,11%, casi dos veces y media inferior a la de la capital.

El desempleo crece entre los hombres y se reduce entre las mujeres, cuando habitualmente suele ocurrir al revés. Hay 590 varones más en desempleo, hasta un total de 86.615, y 810 mujeres menos: en total, 118.044.

Por sectores económicos se observan algunas significativas diferencias con la capital. Por ejemplo, pese al temporal de lluvias, ha bajado el número de parados en la agricultura, cuando todo habría parecido indicar que ocurriría al revés. Por el contrario, se ha disparado el paro de forma un tanto sorprendente, habida cuenta la buena evolución de los últimos meses, en la construcción, que de esta forma casi compensa los buenos resultados del sector servicios.

La distribución queda de la siguiente manera:  Agricultura, 13.168 parados (-75); Industria, 14.111 (-127); Construcción, 20.448 (+ 873); Servicios, 134.893 (-1.226), y colectivo Sin empleo anterior, 22.039 (+335).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *