Monteseirín se cree sus propias mentiras y se inventa otras nuevas

 

Diario de Sevilla, en su campaña de lavado de imagen para que le pongan de una vez la calle por la que viene implorando y por las razones que todos sabemos, le ha dedicado una nueva entrevista a doble página al ex alcalde Monteseirín, con el título “Se paró el traslado de la Feria, no valía la pena por 200 casetas más”.

En esta entrevista, Monteseirín se cree sus propias mentiras y se inventa otras, confiando en la interesada desmemoria y el fariseísmo reinantes, en otro intento más de reescribir la historia de sus mandatos y de su gestión, tal como ya he puesto de manifiesto anteriormente:

http://www.manueljesusflorencio.com/2017/12/reescribir-la-historia/

 

Veamos algunas. El periodista le recuerda que en su etapa de alcalde estuvo en la final del campeonato del mundo de fútbol que se disputó en Suráfrica y en el que la Selección española se proclamó campeona. El ex alcalde responde lo siguiente:

“Con un grupo de amigos de particular en un vuelo barato…”.

Recordemos lo que publicó en su día el diario El Mundo al respecto, informaciones que nunca desmintió:

 

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/07/19/andalucia_sevilla/1279527470.html

 

 

 

 

 

 

 

 

 

POLÉMICA | Se valió de su cargo para pedir entradas ‘gratis total’ de la final

Monteseirín cuelga en su blog una foto suya con ‘sus amigos’ en el Mundial de Sudáfrica

Gómez de Celis, Monteseirín y Marchena, en las gradas del estadio de la final.

  • Manuel Marchena, Gómez de Celis y el contratista municipal Jiménez Riquelme
  • El alcalde había evitado ser fotografiado con ‘sus amigos’ en Sudáfrica
  • Monteseirín ilustra con esta foto un bando de Tierno Galván de junio de 1982

ELMUNDO.es | Sevilla

Actualizado martes 20/07/2010 23:00 horas

  • Disminuye el tamaño del texto
  • Aumenta el tamaño del texto

Comentarios 27

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, se fotografió en el Mundial de Sudáfrica con los amigos con los que viajó y para los que solicitó entradas gratuitas para asistir a la final entre España y Holandaal Consejo Superior de Deportes (CSD).

Como ha venido informando EL MUNDO, sus “amigos” no eran otros que el secretario general de la COnsejería de Obras Públicas y Vivienda de la Junta, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, el vicepresidente de la Asociación de Interés Económico DeSevilla, Manuel Marchena, y el contratista Antonio Jiménez Riquelme.

En la fotografía, colgada durante su viaje por el propio alcalde en su blog personal para ilustrar una entrada sobre el bando que publicó en junio de 1982 quien entonces era alcalde de Madrid, Enrique Tierno Galván, con motivo del Mundial de Fútbol organizado por España aquel año, aparece Sánchez Monteseirín, flanqueado por Marchena (a su izquierda) y Gómez de Celis (a su derecha), sus dos más íntimos colaboradores en el Ayuntamiento, al menos hasta la salida de este último del gobierno local para asumir responsabilidades en la Junta.

No aparece en la fotografía Antonio Jiménez Riquelme -probablemente, el autor de la instantánea-, a quien Manuel Marchena tiene adjudicada la elaboración de la revista e-Sevilla+, que edita la AIE DeSevilla.

El MUNDO ha publicado que el alcalde Alfredo Sánchez Monteseirín, en el que era su sexto viaje en 2010 -el quinto al extranjero- viajó a Sudáfrica en viaje privado y que hizo valer su condición como alcalde de Sevilla para solicitar cuatro entradas, una para él y y otras tres para sus “amigos” para la final del Mundial. Incluso pidió que éstas fueran de protocolo, es decir, ‘gratis total’.

Monteseirín se desplazó el sábado hasta Sudáfrica en un vuelo charter de la agencia Halcón Viajes acompañado, entre otros, por sus ‘tres amigos’. El alcalde había evitado fotografiarse con ellos y, de hecho, EL MUNDO publicó una fotgrafía suya, tras el Mundial, en el aeropuerto de Madrid, con la camiseta de la selección española de fútbol, que se había proclamado campeona del mundo.

MARCHENA, RAMOS Y NAVAS

Continúa el periodista recordándole que había tres sevillanos en la selección: Marchena, Ramos y Navas.

Respuesta de Monteseirín: “La cosecha de las muchas instalaciones deportivas que hicimos. Nuestro eslogan era que los barrios tuvieran lo que tenían muchos pueblos que contaban con un polideportivo, con una piscina”.

Deducimos, porque si no no tendría sentido o habría que apuntárselo a otra más de sus innumerables fantasías, que se refería a que esos deportistas se forjaron en las muchas instalaciones deportivas que según él se hicieron durante su mandato como presidente de la Diputación Provincial de Sevilla (1995-1999) en los pueblos, ya que ninguno de esos futbolistas son naturales de la capital y por tanto no salieron de los barrios de la misma a los que el ex alcalde alude. Hagamos salvedad también de que los futbolistas no se forjan ni en las piscinas ni en los polideportivos, sino en los campos de fútbol. Veamos qué dicen las biografías de esos futbolistas sevillanos que fueron campeones del mundo en Suráfrica:

-Carlos Marchena: Nació en Las Cabezas de San Juan en el año 1979 y con tan sólo 10 años (1989) pasó a formar parte de las categorías inferiores del Sevilla F. C. Por tanto, Marchena ya jugaba en los equipos del Sevilla F.C. en la capital seis años antes de que Monteseirín llegara a la Presidencia de la Diputación (1995) y en su mandato se hicieran, según él, en los pueblos (habría que ver en cuáles) esas piscinas y polideportivos donde supuestamente se formó como futbolista.

-Sergio Ramos: Nacido en Camas, en 1986, su biografía es similar a la del anterior, ya que se formó en las categorías inferiores del Sevilla F.C., club que lo incorporó cuando aquél contaba 7 años, o sea en 1993, dos años antes de que Monteseirín fuera presidente de la Diputación.

-Jesús Navas: Los Palacios (1985), se unió a la cantera sevillista a los 15 años (año 2000), pero no parece que su fútbol naciera precisamente de unas instalaciones financiadas por Monteseirín y de las que éste pudiera sentirse orgulloso. Así recordaba El Correo de Andalucía su trayectoria tras su regreso al Sevilla F.C. como hijo pródigo. Se reproduce el texto original hasta con las erratas:
“Lo ha conseguido en su retorna al club e Nervión, el que sin duda era su gran deseo desde el mismo día que dejó el Sevilla FC para marcharse al Manchester City, con la clara idea de que quería regresar algún día al club que le dio la oportunidad de jugar en Primera y alcanzar la selección española absoluta. Algo que no podía imaginar aquel niño delgado y enclenque en el que se fijó Pablo Blanco, al ver como regateaba a corpulentos rivales en su localidad de Los Palacios, en un terreno de alero totalmente embarrado. Lo que sin duda provocó la atención de Pablo Blanco, que ese día curiosamente iba a ver a un portero”.

El relato coincide con declaraciones de Pablo Blanco en diversas ocasiones y a diversos medios: “Navas driblaba hasta los charcos”. Y jugaba, pues, en un campo de albero embarrado, no en esas supuestas idílicas instalaciones deportivas que Monteseirín se atribuye para, de paso, atribuirse también el éxito de los mundialistas sevillanos. Ya se sabe: él quiere ser el niño en el bautizo, el muerto en el entierro y hasta Iniesta en la final España-Holanda del Mundial.

Sigamos con la entrevista. El periodista se cree la historia que le cuenta el ex alcalde y la asume al plantearle esta cuestión: “Su trayectoria es la historia (autonómica) de una amapola. Le ganó las primarias a Borbolla. Llevó a Susana Díaz en su lista, Griñán insinuó que lo dejara….”.

Respuesta de Monteseirín: “Yo tenía más que decidido no seguir….”.

Trata de hacernos creer la versión que se ha inventado ahora y que una y otra vez le compra Diario de Sevilla de que fue él quien decidió irse y no que el PSOE, harto de sus escándalos y tratando de frenar la catástrofe que se avecinaba y que no pudo evitar Espadas (los 20 concejales de Zoido), decidió echarlo. Me remito al artículo “El Retroscopio”:

http://www.manueljesusflorencio.com/2018/02/el-retroscopio/

 

EL TRASLADO DE LA FERIA

Con la celebración de la Feria de Abril de 2018 como coartada para tratar de justificar esta nueva entrevista a doble página por las razones que todos sabemos, le plantean a Monteseirín si él no pudo ser el alcalde Juan Fernández del siglo XXI.

Esta ha sido su respuesta: “Ya teníamos los planos, los presupuestos y el acuerdo con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para el traslado de la Feria de los Remedios a la Vega de Triana, al Charco de la Pava. Pero cuando vimos que sólo se aumentarían doscientos módulos, aquello se paró……”.

Me remito al artículo “Ciudad de la Justicia, 17 años perdidos”

http://www.manueljesusflorencio.com/2018/04/ciudad-de-la-justicia-17-anos-perdidos/

 

en que informo de aquel disparato y megalómano (otro más de su lista) de Monteseirín de tratar de pasar a la posteridad como justamente su antecesor Juan Fernández con un nuevo traslado de la Feria.

En su intento de reescribir la historia, Monteseirín dice ahora que el traslado de la Feria se paró cuando se vio que sólo se podían conseguir doscientos módulos más. Mentira. El ya sabía que sólo se podía conseguir esa cifra cuando presentó el proyecto, que estaba directamente vinculado a la futurible Ciudad de la Justicia, ya que sin liberar los terrenos de la Feria en Los Remedios mediante el traslado de aquélla al Charco de la Pava no se podría construir el complejo judicial, proyecto que se ha mantenido en el tiempo hasta que lo han desestimado, por inviable, el alcalde Espadas y la consejera de Justicia Rosa Aguilar.

Tiremos de hemeroteca y leamos la noticia publicada por el querido e infortunado compañero Fernando Carrasco al respecto en ABC el 13 de enero de 2004:

http://sevilla.abc.es/hemeroteca/historico-13-01-2004/sevilla/Sevilla/el-ayuntamiento-preve-trasladar-la-feria-al-charco-de-la-pava-en-2007-y-ampliarla-con-300-casetas_182805.html

 

 

El Ayuntamiento prevé trasladar la Feria al Charco de la Pava en 2007 y ampliarla con 300 casetas

Gonzalo Crespo, que presentó el Plan Director de Fiestas Mayores 2003-2007, anunció igualmente que se potenciarán las Fiestas de San Miguel

FERNANDO CARRASCO

Actualizado 13/01/2004 – 12:14:43

SEVILLA. Un total de catorce grupos de trabajo estudiarán, a partir de este primer trimestre del año, y a través de la creación de una Oficina Municipal para tal efecto, el traslado de la Feria al Charco de la Pava, que podría ser efectivo a finales del actual mandato o a principios del siguiente. Así lo anunciaron ayer el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, y el delegado de Fiestas Mayores, Gonzalo Crespo, en la presentación del Plan Director de esta Delegación.

Estos grupos abordarán el traslado desde distintas ópticas con el fin de que «la Feria del siglo XXI responda a las necesidades de una sociedad moderna sin que ello suponga un menoscabo a la raíz histórica y cultural de la fiesta», según explicó Sánchez Monteseirín.

Los grupos, conformados por expertos, en los que habrá un relator, y en los que participarán los ex delegados de Fiestas Mayores de la era democrática del Ayuntamiento hispalense, estudiarán el traslado desde la visión de los consumidores, el empleo (sindicatos, empresarios), la seguridad pública, los sistemas sanitarios, la ordenación del Real de la Feria (el urbanismo, la arquitectura, el modelo de caseta), el parque de atracciones de «la calle del infierno», el paseo de caballos y carruajes, los accesos y el tráfico, los ex delegados de Fiestas Mayores, la presencia de los distritos, la infraestructura del nuevo recinto (electricidad, agua), la imagen de la ciudad: la Feria y el periodismo, la Feria como elemento cultural y la Feria como elemento turístico.

Trescientas casetas más

Paralelamente, estos grupos trabajarán coordinadamente, de forma que los debates y estudios que vaya realizando cada uno de ellos conllevará exposiciones divulgativas, conferencias públicas y la edición de publicaciones que vayan recogiendo todo el proceso, por lo que el alcalde animó a que se involucre el mayor número de ciudadanos posible.

Es por ello que la página web del Ayuntamiento también servirá para abrir foros de participación no sólo de los sevillanos, sino desde cualquier lugar del mundo desde el que se quiera opinar «cómo puede ser la Feria de Abril del siglo XXI».

Sánchez Monteseirín hizo hincapié que el traslado de la Feria al Charco de la Pava seguirá los criterios de comodidad y responderá a las exigencias de seguridad actuales, así como en lo referente a los accesos y a la contemplación de una Feria abierta y participativa.

En este sentido, la nueva Feria de Abril contará con 300 nuevas casetas, para lo que el Ayuntamiento ha estimado se destinen 200 de ellas a instituciones y entidades y que tendrán carácter abierto, esto es, de libre acceso, y las restantes, unas 100, serán adjudicadas a familias y grupos de amigos.

El Área de Fiestas Mayores tiene intención además, dentro de este Plan Director, de estudiar la reforma de las ordenanzas de Feria; adecuar la presencia de las casetas de distritos con la nueva ordenación territorial de la ciudad; mejorar el concurso de baile por sevillanas; colaborar en la organización del Pregón Taurino y reorganizar el paseo de caballos y carruajes para así conseguir una mayor calidad y compatibilidad….

Así pues, esa rueda de prensa suya demuestra que él ya sabía del número limitado de casetas que se podían conseguir con el traslado de la Feria, pese a lo cual se lanzó a impulsar un loco proyecto que habría costado a la ciudad 30 millones de euros, y lo mantuvo hasta al menos 2010, tal como cuento en el artículo citado:

http://www.manueljesusflorencio.com/2018/04/ciudad-de-la-justicia-17-anos-perdidos/

 

Y ahora, como la zorra en la fábula de las uvas, que cuando vio que no las podía alcanzar dijo que estaban verdes, Monteseirín dice que es que sólo iban a ser 200 módulos. Los mismos que iban a ser desde el principio, pero un despilfarro económico más (las Setas, la biblioteca del Prado, el tranvía…), que sólo frenó el estallido de la crisis en 2008.

ESTADIO DE LA CARTUJA

En la entrevista le preguntan por el estadio de la Cartuja, mal llamado Olímpico (todavía no se han celebrado en Sevilla unos Juegos Olímpicos para merecer tal título) y donde no juegan ni Betis ni Sevilla. Respuesta de Monteseirín: “Cuando llegué Al Ayuntamiento había una deuda de 17.500 millones de pesetas por el estadio con Florentino Pérez…. La terminamos pagando. Ahí está la gran mentira, la gran falacia de la deuda heredada, el despilfarro y las corruptelas”.

Si había una deuda de 17.500 millones de pesetas por el estadio de la Cartuja, Monteseirín oculta que él, y no sólo las corporaciones locales anteriores que dirigieron Soledad Becerril y Alejandro Rojas Marcos, fue corresponsable de la misma en su calidad de presidente de la Diputación y del Comité Organizador del Campeonato del Mundo de Atletismo de Sevilla 1999, para el que se construyó el coliseo deportivo con el acuerdo y participación de todas las Administraciones Públicas y no sólo del Consistorio sevillano, como demuestra el reparto de la propiedad del estadio: Patrimonio del Estado (30,5%), Junta de Andalucía (28,4%), Ayuntamiento de Sevilla (17,8%) y Diputación de Sevilla (15,2%).

Así pues, Monteseirín también tuvo arte y parte en el estadio de la Cartuja antes de llegar al Ayuntamiento, pero cuenta la historia como si él no hubiera tenido nada que ver y se hubiera encontrado la deuda al llegar a la Plaza Nueva y fuera responsabilidad única de sus antecesores.

MANDÓ A LOS SEVILLANOS A LA PLAYA EN FERIA

“¿Cuál fue el tenor de su frase sobre los sevillanos y la playa?”, le pregunta el periodista. Respuesta de Monteseirín: “No existió. Se sacó de contexto. Fue un acto con la Policía Local. Era una Feria con puente del 1 de mayo y les dije que habría que hacer un doble esfuerzo, no íbamos a decirle a los sevillanos que se fueran a la playa para que vinieran los madrileños. Hicimos una campaña con pegatinas del No a la guerra y el PP manipuló mis palabras con el No a la Feria. Me dijeron que nos iba a costar miles de votos, pero sacamos más”.

El gran manipulador y mentiroso compulsivo que es Monteseirín intenta de nuevo reescribir la historia, pero carece de credibilidad. Como director de Diario de Sevilla en aquel entonces puedo dar fe de que los hechos ocurrieron tal como los contamos. Un redactora y un fotógrafo del periódico fueron los únicos representantes de los medios de comunicación que acudieron a aquel acto municipal y a su regreso a la Redacción ambos me informaron de la frase que había dicho el entonces alcalde de invitar a los sevillanos a que se fueran a la playa a partir de mitad de semana para dejar sitio a la avalancha de turistas que se esperaban (como siempre, el Ayuntamiento subordinando la Feria al turismo).

Así lo publicamos y las palabras del alcalde, que quizás pensó que no había nadie presente de los medios de comunicación porque no podía conocer a todos los periodistas, provocaron un enorme revuelo. En vez de pedir perdón y/o haber dicho la típica excusa de que sus palabras se habían malinterpretado, él y su equipo se lanzaron en tromba cuando la inocente periodista le dijo a alguno de los suyos que ella había estado presente pero que no había grabado el discurso.

Entonces, Monteseirín y su equipo de manipuladores  vieron el cielo abierto y montaron una campaña de desprestigio contra mi redactora, a la que acusaron de haberse inventado su frase, sin tener en cuenta (eso da idea de la bajeza moral del personaje) que así la ponían en riesgo de despido como supuesta mentirosa e incumplidora del deber de deontología profesional. Este individuo sin principios ni escrúpulos y que va de humanista cristiano por la vida, no sabe cómo hizo sufrir a aquella periodista, una persona honesta y de trayectoria intachable, simplemente por haber transcrito lo que dijo, tratando él de echar por tierra su prestigio y sus años de trabajo en la profesión.

Y, las vueltas que da la vida. Quien quince años después le ha hecho la entrevista en el Diario de Sevilla ha sido Francisco Correal, el mismo que en aquel entonces dijo en la Redacción que la Historia se basaba también en el testimonio oral  transmitido de generación en generación y recogido por cronistas e historiadores, y que si hubiera que limitar la historia sólo al periodo de la existencia de los magnetófonos y las grabaciones para acreditar los testimonios, entonces no se podría dar validez ni a Herodoto ni a la inmensa mayoría de los historiadores posteriores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *