La inmobiliaria Defensa

El Ministerio de Defensa ha ingresado como mínimo más de 100 millones de euros por venta de cuarteles y suelo en Sevilla

Aún tiene pendiente convertir en dinero la edificabilidad lucrativa obtenida en diversas recalificaciones

 

El Ministerio de Defensa ha exigido al cabo de veintinueve años una indemnización de 30 millones de euros en números redondos (2.500 millones de pesetas de las de entonces más una cantidad equivalente por efecto de la inflación) por la expropiación de suelos de su propiedad en Tablada para la construcción de la ronda de circunvalación SE-30.

El Ayuntamiento ha recibido con estupor esta exigencia y la amenaza de ser llevado a los tribunales en caso de no pagar (algo que  ha decidido no hacer), ya que a juicio de los cinco grupos políticos municipales el Consistorio no expropió los terrenos para una carretera que forma parte de la Red estatal, por lo que la impresión reinante es que Defensa sólo quiere hacer caja a costa de Sevilla.

Y es que no es la primera vez ni probablemente será la última, ya que desde hace bastantes años el Ministerio opera con una mentalidad de empresa inmobiliaria que trata de sacar el máximo dinero posible de sus antiguos cuarteles e instalaciones sin importarle las formas ni ponderar contrapartida social alguna.

Vamos a tratar de recopilar aquí las veces que Defensa ha convertido en dinero o en recalificaciones lucrativas pensando en futuros pelotazos inmobiliarios sus activos en Sevilla:

Cuartel del Carmen de la calle Baños: Antiguo convento carmelita, tras la Desamortización de 1835 fue convertido en cuartel de un regimiento de Infantería hasta el año 1978. En 1983 fue comprado por el Ayuntamiento, el cual lo transfirió a la Junta de Andalucía para su adaptación como conservatorio superior de música. Hemos pedido al Consistorio el dato de la compraventa, pero no ha facilitado la información.

 

Cuartel de la Puerta de la Carne: El antiguo cuartel, primero de Ingenieros y luego de Intendencia y establecido en un edificio del siglo XVIII, fue desocupado por Defensa varios años antes de que en 1993 se lo vendiera a la Diputación Provincial para su nueva sede. La Corporación adaptó el inmueble original y levantó dos edificios de nueva planta en el patio de cocheras del acuartelamiento. Aunque hemos solicitado el dato de la transacción económica, la Diputación no lo ha ofrecido.

 

Atarazanas y Cuartel de la Gavidia: En el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía de 2 de agosto de 1993 apareció una resolución de la Dirección General de Patrimonio por la que se hizo pública la adquisición a la Gerencia de Infraestructuras de la Defensa de las Atarazanas Reales de la calle Temprado y el cuartel de la Plaza de la Gavidia, número 10, por 810 millones de pesetas (en la cantidad se “comieron” un cero) y por “peculiaridad de la necesidad a satisfacer”. Esa cantidad equivaldría a 4.868.198 euros, aunque si se aplicaran los mismos criterios de Defensa (efecto de la inflación) para el caso de los terrenos de la ronda SE-30, la cifra sería el doble (9.736.396 euros).

El cuartel de la Gavidia fue convertido en sede de la Consejería de la Justicia mientras que las Atarazanas siguen a la espera de un nuevo proyecto de reutilización que está redactando el arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra tras el acuerdo entre Cultura y Adepa.

 

Dehesa de Tablada: El rey Alfonso X el Sabio donó en el siglo XIII esta dehesa a la ciudad de Sevilla. En 1914, el Ayuntamiento le cedió al estado un trozo de 24 hectáreas “por tiempo indefinido al servicio de la aeronáutica, sin derecho alguno demanial”, cesión gracias a la cual se pudo crear la base aérea de Tablada.

Veinte años después, en 1934, el Ayuntamiento vendió los terrenos cedidos al Ramo de la Guerra, el cual adelantó 8 millones de pesetas. Hubo que esperar otros doce años (1946) para culminar la transacción y fijar un precio de venta definitivo en 16.305.432 pesetas.

Aunque el Ayuntamiento habría prometido dedicar la mitad al menos del dinero obtenido a comprar otros terrenos para uso comunal de los ganaderos sevillanos, no se tiene noticia del cumplimiento de tal supuesta promesa. Quien siguió comprando o expropiando suelo en Tablada fue el Estado con fines militares hasta conformar una finca de unas 356 hectáreas.

En julio de 1997, Defensa vendió 160,9 ha a las Cajas de Ahorros sevillanas, El Monte y Caja San Fernando, por más de 5.000 millones de pesetas. En el año 2000, el Ministerio vendió a las mismas entidades financieras otras 150 ha, por más de 8 millones de euros. Así pues, podría estimarse que por los terrenos comprados en su día al Ayuntamiento Defensa obtuvo el equivalente a 3 millones de euros (el doble considerando el efecto de la inflación).

 

Pirotecnia Cross: El Boletín Oficial del Estado del 14 de septiembre de 1999 publicó el anuncio de subasta por parte de la Gerencia de Infraestructura y Equipamiento de la Defensa de dos parcelas en Pirotecnia Cross (la antigua Pirotecnia Militar). Por la primera, de 6.139 m2 de superficie, pedía una cantidad mínima para participar en la puja de 2.951.000.000 pesetas (17.735.867,20 euros). Por la segunda, de 8.946 m2, pedía una cantidad mínima de 3.043.200.000 pesetas (18.290.000,36 euros).

El Ministerio de Defensa hizo oídos sordos a un acuerdo del Pleno del Ayuntamiento, adoptado ese mismo mes por todos los grupos políticos, con excepción del PP, en que le pedía la suspensión de la puja por los terrenos, en el entendimiento de que si se llevaba a cabo se contribuiría a incrementar el precio de la vivienda en la ciudad por la mayor repercusión en los precios de venta por parte de los promotores inmobiliarios que se los adjudicaran.

A la subasta se presentaron ocho empresas y la ganó Edamar, que ofertó 3.575 millones de pesetas por la primera parcela y 4.775 millones por la segunda. En total, pues, Defensa recaudó por esta primera operación en Pirotecnia 8.350 millones de pesetas (50.184.510 euros).

Tras este “pelotazo”, y dijera lo que dijera el Ayuntamiento, la Gerencia de Infraestructura  de la Defensa volvió a la carga y en el BOE del 27 de octubre de 1999 anunció la subasta de otra parcela, con una superficie de 11.716 m2 y una edificabilidad de 35.500. Fijó una cantidad mínima para participar en la subasta de 2.437.500.000 pesetas (14.649.670,04 euros). No hemos podido averiguar en qué precio se adjudicó.

No acabó ahí la historia, porque en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía del 5 de febrero de 2000 apareció publicada otra resolución del mismo organismo anunciando una tercera subasta pública en Pirotecnia-Cross: una parcela de 4.292 m2 con una edificabilidad de 18.300 m2 y una cantidad mínima para participar en la puja de 1.647.782.524 pesetas (9.903.372,42 euros).

 

Hospital Militar: El antiguo hospital Vigil de Quiñones, un edificio de doce plantas de altura, con 750 camas, 240 habitaciones individuales y cinco quirófanos, fue traspasado por el Ministerio de Defensa a la Junta de Andalucía en el año 2003 a cambio de una valoración de unos 34,5 millones de euros. Verosímilmente, como la Junta no quería pagar más de 6 millones de euros, la solución complementaria habría consistido en otorgarle al Ministerio edificabilidad lucrativa (vulgo recalificación urbanística) por valor estimado de mercado de 28,4 millones de euros en la zona de Villanueva del Pítamo.

 

Cuartel de San Fernando y Fábrica de Artillería: En el año 2007, el Ayuntamiento se quedó con la Fábrica de Artillería (unos 20.000 m2) y el antiguo cuartel de San Fernando (adonde se trasladaron las cocheras de Tussam), con unos 110.000 m2 de superficie. La primera tenía un valor catastral de 8,5 millones de euros, y el segundo, de 12 millones de euros.

Como contrapartida, el Consistorio le otorgó recalificaciones urbanísticas para construir 1.344 viviendas en los antiguos cuarteles de Artillería, 376 viviendas en Monterrey (zona de San Bernardo), 900 viviendas en los cuarteles de Daoiz y Velarde (carretera de Cádiz), 78.076 m2 para uso terciario (oficinas, comercios y hoteles) y más de 41.000 m2 para uso de interés público y social en el cuartel de caballería de Alfonso XIII, colindante con los anteriores.

 

Cuartel de Intendencia: Sito frente a Bami, en la carretera de Su Eminencia, Defensa lo sacó a subasta en el año 2013 por 8,3 millones de euros y fue rebajando el precio a medida que las pujas iban quedando desiertas en plena crisis económica. Finalmente lo adjudicó por 6,01 millones de euros a Inmobiliaria del Sur (Insur) para la construcción de 238 viviendas (28.915 m2 de edificabilidad).

Local y terrenos: En abril de 2016, el Ministerio de Defensa sacó a subasta un local en la calle Guillermo Jiménez (zona de Tablada) y los terrenos del centro de emisiones del Ejército del Aire en Alcalá de Guadaíra por un precio global de 993.386 euros.

Así pues, sin contabilizar lo que no hemos podido averiguar por las venta de los cuarteles del Carmen y de la Puerta de la Carne, ni por dos de las tres subastas de suelo en Pirotecnia Cross, estimamos que El Ministerio de Defensa ha obtenido de sus activos en Sevilla al menos 104.424.292 euros, quedando pendiente lo que pueda ingresar por la venta de la edificabilidad lucrativa obtenida en diversas recalificaciones, máxime ahora que  repunta el mercado inmobiliario y por el nuevo atractivo de la zona Sur (entorno del Hospital Militar) por los nuevos desarrollos en el cercano Palmas Altas.

Y pese a este dineral, Defensa es incapaz siquiera de mantener en condiciones dignas sus viviendas en Tablada y en Pineda en su estrategia de que cuanto más abandonadas las tenga, más ganas tendrán los inquilinos de esas casas de comprárselas y así el Ministerio podrá seguir haciendo caja en Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *