El Ayuntamiento de Sevilla rehabilitará el pabellón de Telefónica en la Expo de 1929

LUZ VERDE

La Comisión de Patrimonio ha autorizado el proyecto para este inmueble

sito en el parque de María Luisa

COSTE

El presupuesto básico de licitación es de 226.773 euros y los trabajos durarían unos cinco meses

USOS

Podría volver a sus orígenes y pasar de escuela de jardinería a de formación en telefonía

 

El histórico pabellón de Telefónica en el Parque de María Luisa, que fue proyectado por el arquitecto regionalista Juan Talavera con motivo de la Gran Exposición Iberoamericana de 1929, se unirá a la lista de inmuebles que serán rehabilitados por el gobierno del socialista Juan Espadas tras haber obtenido el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio de la Junta de Andalucía.

Los trabajos de recuperación del inmueble tendrán un presupuesto base de licitación de 226.773 euros y un plazo de ejecución de cinco meses y consistirán en la construcción de dos rampas para hacer accesible la planta sótano y la galería; la pavimentación de las dependencias perimetrales al patio central interior; el recubrimiento con albero de los espacios exteriores ajardinados delanteros; el revestimiento de pavimentos; la limpieza y reparación de cubiertas; la revisión y adecuación de instalaciones de saneamiento, electricidad, iluminación exterior, fontanería, telecomunicaciones, climatización, ventilación mecánica de la planta sótano y protección contra incendios; la restauración de carpintería de puertas y ventanas y el pintado completo del edificio, tanto interior como exteriormente.

El pabellón, tal como su nombre indica, sirvió tanto de sede de la compañía Telefónica en la Expo del 29 como de edificio de comunicaciones para la misma, y de hecho allí fue donde se establecieron las primeras conexiones telefónicas con países iberoamericanos como Uruguay y Argentina. Arquitectónicamente, Juan Talavera se inspiró en elementos de conventos andaluces, como Santa Paula (para la portada) y San Isidoro del Campo (de cuyo claustro tienen reminiscencias las galerías porticadas).

El edificio se mantuvo con tal uso hasta el decenio de los ochenta del pasado siglo, cuando fue dejado por Telefónica y pasó a manos del Ayuntamiento sevillano, propietario a la postre de todos los inmuebles de la Exposición. Posteriormente fue cedido a la Fundación Forja XXI, que lo convirtió en la Escuela de Jardinería Romero Murube, hasta la quiebra de la misma en el año 2014.

El portavoz del  equipo de Espadas, Antonio Muñoz, declaró tras una de las primeras juntas de gobierno celebradas después de la toma de posesión de aquél como alcalde que el Ayuntamiento recuperaría el edificio con los mismos usos. “Teniendo en cuenta la cercanía del parque de María Luisa, con la variedad de especies que posee, lo más lógico es que las prácticas de los alumnos se desarrollen en él. Será un centro para formar a futuros jardineros. No se utilizará como sede administrativa”.

Sin embargo, el inmueble podría volver a sus orígenes y no continuar como sede de una escuela de jardinería, sino albergar una escuela de formación en telefonía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *