Un jurista sevillano del Tribunal de Justicia Europeo dirá si el Brexit es reversible

MARCHA ATRÁS

Eurodiputados escoceses pidel al Tribunal que avale un

posible arrepentimiento británico

 

ABOGADO GENERAL

Sánchez-Bardona propondrá una solución jurídica al

TJUE el  martes 4 de diciembre

ANTELACIÓN

Su criterio, aunque no sea vinculante, condicionará al

Parlamento británico y al TJUE

El jurista sevillano Manuel Campos Sánchez-Bardona, en calidad de abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, será el encargado de proponer una semana antes de la decisiva votación en el Parlamento británico sobre el Brexit si la salida del Reino Unido de la Unión Europea es reversible en caso de que Londres se arrepintiera y quisiera mantenerse al lado de sus hasta ahora socios europeos.

Un grupo de eurodiputados pertenecientes al Partido Nacional Escocés (SPN) y contrarios a la salida del Reino Unido de la UE (de hecho en Escocia hubo mayoría de votos negativos al Brexit en el referéndum) ha solicitado, y conseguido, que el Tribunal de Justicia de la Unión
Europea (TJUE) aborde por el procedimiento de urgencia la cuestión de si sería viable jurídicamente que Gran Bretaña se mantuviera dentro de la Unión Europea si se arrepintiese en el último minuto, aunque la primera ministra, Theresa May, ya haya firmado las condiciones de salida y le hayan dado el visto bueno los jefes de Estado y/o de Gobierno de los restantes veintisiete países miembros.

Conforme al procedimiento jurídico establecido, un abogado general deberá proponer con absoluta independencia una solución jurídica al Tribunal de Justicia Europeo. El jurista elegido para pronunciarse sobre tan importante cuestión, sin precedentes, es el sevillano Manuel Campos Sánchez-Bordona, el cual deberá emitir su informe el próximo martes, 4 de diciembre, una semana antes de la decisiva votación de ratificación, o no, en el Parlamento británico al acuerdo firmado por Theresa May con el resto de socios de la Unión Europea.

Aunque la solución que proponga Manuel Campos Sánchez-Bordona no es vinculante para el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, tendrá suma importancia porque marcará una orientación a los jueces del alto organismo y condicionará en cualquier sentido el debate en el Parlamento británico, previsto para el día 11.

No es lo mismo que los parlamentarios británicos emitan su voto sabiendo que existe la posibilidad de mantenerse dentro de la UE porque el Brexit sería reversible, o todo lo contrario, en función de la interpretación orientativa del abogado general del Tribunal de Justicia Europeo, aunque éste tendrá la última palabra y emitirá su veredicto en el plazo más breve posible de tiempo, dada la urgencia del procedimiento abierto.

Nacido en el año 1950, Manuel Campos Sánchez-Bardona es licenciado en Derecho por las Universidades de Sevilla y Granada (1967-1972) y ha sido fiscal en las Audiencias Territoriales de Palma de Mallorca y Sevilla (1977-1982); magistrado de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, de la Audiencia Nacional y del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (1982-1989); presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (1989-1994); letrado del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas (1995-1999); miembro del Consejo de Administración de la Asociación de Consejos de Estado y Jurisdicciones Administrativas Supremas de la Unión Europea (ACA-Europe) (2006-2014); vocal de la Junta Electoral Central (2012-2015) y magistrado de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo (1999-2015). Es  abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea desde el 7 de octubre de 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *