Archivo de la etiqueta: Ramón Carande

Inmobiliaria del Sur (Insur), favorita en la permuta por el solar de Ramón Carande

OFERTA

Ofrece a Emvisesa 63 viviendas ya construidas, locales comerciales, suelo y 3 millones en efectivo

VALOR

La valoración de su oferta supera en más de un millón de euros a la segunda más alta

ANOMALÍAS

Podría haber errores invalidantes en las ofertas de dos de las cinco empresas aspirantes al solar

 

 

Inmobiliaria del Sur (Insur) ha presentado la que “a priori” parece la oferta más alta y ventajosa en el concurso convocado por la Empresa Municipal de la Vivienda (Emvisesa) para la permuta del solar de ésta en la Avenida Ramón Carande, al que aspiran un total de cinco compañías del sector inmobiliario. No obstante, serán los técnicos los que evalúen todos y cada uno de los aspectos de las ofertas para que la dirección de Emvisesa adopte la decisión final.

Insur ofrece a Emvisesa por el solar de Ramón Carande 63 viviendas y tres locales comerciales ya construidos -por tanto, podrían ser de ocupación inmediata por los demandantes inscritos en el Registro de la empresa pública-, amén de suelo para equipamiento social y 3.385.000 euros en metálico.

La mayor parte de esas viviendas están en la calle Cátodo, cerca de la Avenida de Andalucía, y la parcela dotacional para equipamiento público y con un valor de 896.221 euros, en la Vereda Pozo del Aceite. En total, estas viviendas, locales, suelo y dinero en metálico tienen una valoración de 11.059.807,75 euros.

Por su parte, Vía Célere ofrece tres parcelas por un valor conjunto de 6.441.094,80 euros, más 3.485.000 euros en metálico, lo que suma 9.926.094,80 euros. Las tres parcelas están en el sector 5 y 13 del Polígono Aeropuerto. Habrían pertenecido anteriormente a Inmobiliaria Osuna e incluso habrían salido a una subasta que quedó desierta. Si los técnicos comprueban que aún están inscritas en el Registro Municipal de Solares, la oferta podría quedar invalidada conforme al pliego de condiciones.

Salvo Global Property ha ofrecido suelo en la calle Clavellinas, Castellar (antigua fábrica de sombreros Fernández y Roche) y Heliotropo por valor de 4.900.000 euros, a lo que añade 2.166.000 euros en metálico, lo que suma en conjunto 7.016.000 euros.

La cuarta oferta en valoración económica es la de Urbanismo y Promoción Meridional, que se compone de suelo en San Nicolás Oeste por valor de 5.762.083,32 euros, pero no se añade ninguna cantidad en metálico.

Por último, hay un quinto concursante, ABU, pero sin propuesta económica conocida por error al incluirla en el sobre equivocado (el número 1 en vez del número 2), circunstancia que podría ser descalificante. En efecto, en el pliego del concurso, página 11, al citarse los contenidos de los sobres se indica lo siguiente: “La documentación correspondiente a cada sobre no puede incluirse entre la que corresponda a otro sobre”.

Y en el párrafo final relativo al contenido del sobre nº 1 se lee: “En esta documentación no se hará referencia alguna a la proposición económica, que se deberá introducir en el sobre Nº 2; el incumplimiento de lo establecido en este apartado dará lugar al rechazo de la oferta”.

Emvisesa permuta su joya de la corona

Una parcela en Ramón Carande valorada en 7 millones de euros

Quiere convertir las 68 viviendas edificables en 400 en otras zonas

Admite a cambio inmuebles ya edificados, suelo y solares de empresas

 

La Empresa Municipal de la Vivienda (Emvisesa) abre oficialmente a partir de hoy, 25 de julio, y hasta el 6 de octubre un plazo de dos meses y medio en números redondos para que las empresas interesadas le presenten ofertas de entrega de viviendas ya construidas, suelos y solares en distintos sectores del término municipal a cambio del que se considera su activo de mayor valor: una parcela de uso residencial cercana a la milla de oro de Sevilla.

El terreno en cuestión está situado en la Avenida de Ramón Carande, cercano por tanto a uno de los campus de la Universidad Hispalense, la línea del Metro y la del tranvía, la estación de San Bernardo y otros equipamientos importantes de la ciudad.

Tiene una superficie de 1.838,09 m2 y una edificabilidad de 7.352 m2, que permite la construcción de 68 viviendas en un máximo de siete plantas de altura sobre rasante. Está valorado en los libros de Emvisesa en 7.003.865,30 euros, si bien fuentes del sector inmobiliario estiman que su valor comercial es muy superior, por su estratégica ubicación y, especialmente, por el repunte que está experimentando el sector tras casi nueve años de crisis económica, como demuestra el creciente número de licencias otorgadas por la Gerencia de Urbanismo y la promoción de nuevos conjuntos residenciales.

Con la convocatoria de este concurso, Emvisesa pretende dotarse de inmuebles ya edificados, suelos y solares en distintos sectores de la ciudad que le permitan, por una parte, obtener un mayor número de viviendas terminadas que satisfagan la demanda existente actualmente en el municipio y, por otra, hacerse con suelos destinados a la construcción de viviendas en el menor tiempo posible.

La idea de la empresa pública es pasar de las 68 viviendas que podría construir en la parcela de la calle Ramón Carande a unas 400, repartidas por distintas zonas de la ciudad: casi seis veces más.

DEPÓSITO

El conjunto de inmuebles y suelos a entregar en permuta (en principio se barajó también la posibilidad de aportaciones en metálico, hasta un máximo de 3.485.000 euros, si bien este extremo podría ser revisable) debe estar valorado en, como mínimo, esos 7 millones de euros de referencia, impuestos aparte. La empresa municipal no abonará ninguna cantidad en metálico.

Las compañías interesadas en participar en el concurso de la permuta deberán acreditar como garantía una cantidad de 350.193,27 euros.

Emvisesa lleva meses preparando esta operación y sondeando el mercado inmobiliario para comprobar el grado de receptividad del mismo. El significativo número de empresas “a priori” interesadas ha despejado cualquier tipo de duda al respecto y se espera que se presenten bastantes ofertas, especialmente de firmas locales con larga trayectoria en el sector y con recursos propios, que no dependan en último extremo del grifo de la banca.

Este es, probablemente, el concurso más complejo redactado por los técnicos de la empresa municipal, ya que no se trata de una simple permuta de un suelo por otro. En la operación pueden entrar de todo, desde inmuebles ya edificados hasta suelo y solares y, eventualmente, dinero en metálico.