Una sevillana lanza una ‘startup’ de agricultura vertical en Lisboa

Producirá verduras de cercanía en módulos sitos en espacios urbanos infrautilizados

Lucía Salas de la Pisa, una sevillana antigua alumna del colegio San Francisco de Paula, es la cofundadora de la ‘startup’ Raiz Vertical Farms, cuyo objetivo es el cultivo de verduras frescas en espacios urbanos infrautilizados mediante «granjas verticales». La primera muestra de esta iniciativa se está construyendo en Lisboa, concretamente en el barrio periférico de Beato. Para financiar el proyecto, Raiz Vertical Farms ha lanzado una campaña de captación de fondos en la plataforma digital Indiegogo.

Combinando la hidroponía (sin suelo, utilizando sólo agua y nutrientes) con la agricultura vertical y la energía solar, Raiz Vertical Farms ha desarrollado un sistema modular basado en los principios de circularidad, comunidad y escalabilidad para cultivar verduras frescas y limpias.

El proyecto consiste en crear un sistema interconectado de granjas verticales en espacios urbanos infrautilizados que permita poner la producción al alcance de los consumidores de la forma más cercana posible y reduciendo por tanto el impacto ecológico del transporte y de la generación de residuos.

La primera granja se está construyendo en el barrio lisboeta de Beato tras un acuerdo con el Ejército de Salvación, lo que facilitará el cultivo de al menos 9.600 plantas anualmente. Las primeras cosechas se han vendido en mercados de agricultores y restaurantes locales que comparten la visión de Raiz Vertical Farms y que buscan productos de alta calidad y ambientalmente responsables.

Mediante la implementación de sistemas de control ambiental, los emprendedores regulan la temperatura, la humedad, la luz y el CO2 del ambiente de cultivo y crean las condiciones óptimas para el desarrollo de las plantas.

Reduciendo el consumo de energía de fuentes no renovables, integrarán paneles fotovoltaicos translúcidos (agrivoltaics) para alimentar la demanda de energía de la granja. 

Con la población humana creciendo a la velocidad actual, con el cambio y la incertidumbre del clima y las condiciones meteorológicas, existe según Raiz Vertical Farms la urgencia de desarrollar mejores sistemas de producción de alimentos que superen estos desafíos, junto con el alivio de las emisiones de gases de efecto invernadero, un desafío general e intersectorial. 

Esquema de la granja vertical y forma de producción de verduras de la ‘startup’

La agricultura de precisión urbana ofrece oportunidades únicas para abordar algunos de los principales desafíos ambientales a los que nos enfrentamos actualmente. En comparación con la agricultura tradicional basada en tierra, la agricultura vertical urbana requiere: 

  • Aproximadamente 12 veces menos agua.
  • Hasta un 95% menos de espacio.
  • Aproximadamente un 50% menos de fertilizante.
  • 100% menos pesticidas. 

Indirectamente, esto significa evitar la degradación de los ecosistemas, el agua, el suelo y la calidad del aire, con impactos reducidos en la economía, la biodiversidad y la salud humana. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.