Sevilla, fuera del mapa

Nuestra ciudad no figura entre los destinos de la red de trenes nocturnos europea de los Verdes alemanes

El partido que forma parte del nuevo Gobierno alemán sí ha incluido a Málaga entre las 60 del continente

La denominada “coalición semáforo” (por los colores corporativos de los partidos que la componen: el rojo, de los socialdemócratas; el verde, de los ecologistas, y el amarillo, de los liberales) sustenta el nuevo Gobierno de Alemania que sucede al de la democristiana Angela Merkel al cabo de dieciséis años de permanencia de ésta en el poder.

Los socialdemócratas, partido al que pertenece el nuevo canciller Olaf Scholtz, se han hecho con siete carteras del nuevo Ejecutivo, por cuatro de los liberales y cinco de los Verdes. Los ecologistas tendrán ministerios clave, como Economía y Clima, Exteriores, Medio Ambiente, Alimentación y Agricultura y Familia.

Representantes de los tres partidos alemanes el día del anuncio del acuerdo de Gobierno

Aunque en el reparto no les ha correspondido la cartera de Transportes, desde Medio Ambiente y desde Economía y Clima tratarán de influir en la política de movilidad no sólo de su país, sino del conjunto de la Unión Europea, cuya Comisión ya preside una alemana, Ursula von der Leyen.

De hecho, el nuevo canciller, Scholtz, ha declarado que este Gobierno tripartito no se va a echar a un lado y a limitarse a enviar comentarios a Bruselas, sino que quiere “contribuir a hacer posible una Europa fuerte y soberana”.

LA RED FERROVIARIA

En este sentido, los Verdes alemanes tienen en su programa un plan denominado ‘Euro Night Sprinter. Nietz Vision 2030+’, lanzado en coincidencia con la celebración (condicionada por la pandemia del coronavirus) en 2021 del Año Europeo del Ferrocarril.

Consiste en la creación de una red europea de trenes nocturnos a precios económicos para competir con las contaminantes líneas aéreas y con trayectos que duren un máximo de entre nueve y catorce horas.

La propuesta inicial de los ecologistas germanos incluye 39 rutas que permitan conectar de noche más de 60 ciudades europeas desde los cuatro puntos cardinales mediante una flota de trenes modernos, dotados de todas las comodidades (como los de alta velocidad), rápidos, silenciosos y, por supuesto, eléctricos y no contaminantes, que permita a los ciudadanos europeos disponer de una alternativa eficaz al transporte aéreo en la lucha contra el cambio climático.

El mapa de la red de trenes nocturnos europea propuesta por los Verdes alemanes

Y es que según un informe de la Comisión Europea con datos de 2018, el transporte por carretera fue el responsable del 71,8% de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) o gases de efecto invernadero; el transporte marítimo, del 14,1%; el aéreo, del 13,2%, y el ferroviario, de tan sólo el 0,4%.

Bruselas mantiene como objetivo estratégico una reducción del 90% de las emisiones de CO2 de los sistemas de transporte, responsables de la cuarta parte de todos los gases de efecto invernadero que se generan en Europa.

LA IDEA SE EXTIENDE

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Gobierno español, Raquel Sánchez, ha declarado que la idea de implantar un modelo de trenes nocturnos es “interesante” y está siendo analizada por el Ejecutivo.

El plan de los Verdes alemanes ya se está practicando a escala nacional en algunos países de la Unión. El Gobierno francés, cuya política de transporte pasa por evitar que los vuelos de los aviones cubran trayectos que se puedan realizar en tren en menos de dos horas y media, ya ha impulsado trenes nocturnos entre París y Niza y París y Hendaya.

El Ejecutivo de Macron tiene en proyecto veinte líneas nocturnas nacionales más y cinco internacionales, entre las que se han incluido una París-Barcelona y otra París-Madrid.

Siemens ha diseñado los ultramodernos trenes nocturnos austriacos, que entrarán en servicio en 2022

La compañía ferroviaria austriaca ÖBB ya ha demostrado la viabilidad económica de la explotación de las líneas nocturnas que, paradójicamente, abandonó hace años su homóloga alemana Deutsche Bahn. Le compró sus coches-cama y vagones-litera y los derechos sobre sus líneas nocturnas. Empezó con una cartera de 750.000 viajeros al año. Un trienio después ya eran un millón y medio. En cinco años más espera llegar a los tres millones.

Gestiona 28 líneas nocturnas en solitario o en alianza con compañías de otros países y sus trenes llegan hasta Alemania, Suiza, Francia, Italia, Hungría, Eslovaquia y República Checa, entre otros. Algunas de las conexiones de su servicio ÖBB Nightjet ( https://www.nightjet.com/en/angebote/automotorrad ) permiten incluso transportar en el mismo tren el coche o la moto del pasajero.

La ministra austriaca de Protección Climática, Leonore Gewessler, ha anunciado una inversión de 500 millones de euros en trenes nocturnos en el acto de presentación de las nuevas unidades, ultramodernas, diseñadas por Siemens Mobility dentro de un acuerdo-marco de suministro de 33 convoyes a ÖBB.

HASTA MÁLAGA

Si se echa un vistazo al mapa de la red de las líneas ferroviarias nocturnas europeas propuesta en el horizonte 2030 por los Verdes alemanes, partido que ya gobierna en el país más poderoso de la Unión Europea, se observa que han pensado en sólo dos grandes rutas por la Península Ibérica: una Norte-Sur, que conectaría París con Burdeos, San Sebastián y Madrid y se extendería hasta Málaga; y otra Este-Oeste, que uniría Marsella con Barcelona y Madrid, para desde la capital de España ramificarse en Portugal hasta Oporto, Lisboa y Faro.

Aeropuerto de Málaga

Es obvio, pues, que es Málaga y no Sevilla la que tiene importancia para los Verdes alemanes como nudo ferroviario en el Sur de Europa a pesar de no ser la capital de Andalucía, con lo cual la urbe de la Costa del Sol vería compensada una hipotética merma del tráfico de su aeropuerto en este cambio de política penalizadora del transporte aéreo en favor del ferroviario (en 2019, el año previo a la pandemia, utilizaron el aeropuerto malagueño, cuarto de España por volumen de tráfico, 19.858.656 pasajeros, por 7.544.357 el de Sevilla, es decir casi el triple).

BOTÓN DE MUESTRA

Tomemos como ejemplo la estadística de viajeros extranjeros que se alojaron en hoteles sevillanos en octubre de 2021. De los 98.154 registrados, 18.539 procedían de Francia; 9.612, del Reino Unido; 8.549, de Estados Unidos; 7.868, de Italia, y 7.101, de Alemania, quinto país en el escalafón.

Así pues, vinieron a Sevilla menos turistas alemanes que de Estados Unidos, pese a que un océano y varios miles de kilómetros más que de Alemania separan al país americano de nuestra ciudad.

Una turista alemana muestra su pasaporte

Incluso después del Brexit llegaron más turistas de origen británico que germanos, cuando Alemania es el país más poderoso y rico de la Unión Europea y marca, junto con Francia, la política de los Veintisiete. Ya estamos viendo cómo ahora los Verdes alemanes han lanzado este plan de una red de trenes nocturnos europea, que no pararía en Sevilla, sino en Málaga, de lo cual se infiere el interés que debería tener nuestra ciudad en mantener el denominado eje Sevilla-Málaga/Málaga-Sevilla, siquiera por beneficiarse al menos indirectamente de esa puerta de entrada a Andalucía que constituye la otra gran urbe andaluza.

Si Sevilla no ha sido considerada para esta red europea será en parte porque nuestra ciudad no “está” en Alemania, no se la “ve” en Alemania, no se promociona lo suficiente en Alemania y, por lo tanto, cuando en Alemania se piensa en Andalucía no se percibe a Sevilla.

Llevamos años oyendo hablar de las negociaciones de las autoridades sevillanas para tener un vuelo directo con Nueva York, una conexión que se considera estratégica. Sin embargo, no se da ninguna prioridad a que exista una conexión directa con Berlín, que es donde se cuecen (por expresarlo gráficamente) las políticas europeas.

Y si para Sevilla Berlín no tiene más interés que Nueva York no es de extrañar que en Alemania la acaben dejando fuera de sus mapas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.