Abril deja 1.779 parados menos en Sevilla capital

El número de desempleados se queda en 85.196

 El paro cae en todos los sectores y grupos de edad

 El mandato de Zoido se cierra con 8.507 desempleados más

 La provincia tiene ahora 5.330 parados menos, con un total de 241.799

 El ‘efecto primavera’, con la Feria de Abril (festejo de diez días en la práctica, por el fenómeno sociológico conocido como la Preferia), se ha notado mucho más en abril que en marzo en las estadísticas del paro registrado en las oficinas del antiguo Inem, donde 1.779 personas han salido de las listas del desempleo el mes pasado, según los datos oficiales del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que dirige la onubense Fátima Báñez. Ahora, el número de parados en Sevilla capital es de 85.196. La reducción es cuantitativa y prorcionalmente mayor en el conjunto de la provincia: 5.330 parados menos, para un total de 241.799.

 

De marzo a abril se ha pasado en Sevilla capital de 86.975 parados a 85.196, cifra que supone un descenso del 2,04%, ligeramente menor que la reducción registrada en la provincia, donde se llega al 2,15%. No obstante, la capital aporta el 33% del número de personas que abandonan las listas del paro: uno de cada tres del total provincial.

 Dentro del drama que siguen suponiendo los 85.196 desempleados en la ciudad (uno de cada ocho habitantes), todos los indicadores han arrojado datos positivos para el descenso del número de desocupados en el pasado abril.

 El cómputo interanual, es decir de abril de 2014 a abril de 2015, refleja un descenso en 4.374 parados (se ha pasado de los 89.570 existentes hace un año a los 85.196 de ahora).

 

Con el dato de abril de 2015 se cierra el balance del mandato de Zoido, ya que el próximo día 24 de mayo se celebrarán las elecciones municipales. El regidor no ha podido cumplir su promesa de convertirse en el alcalde del empleo, ya que en estos cuatro años se ha pasado de los 76.689 existentes en junio de 2011, cuando tomó posesión, a 85.196, es decir 8.507 más (un incremento del 11,09%).

 Auguramos al analizar los buenos datos de marzo que probablemente el número de parados seguiría reduciéndose cuando acabara abril, gracias al tirón que para el sector servicios supondría la Feria y el habitual crecimiento del turismo por estas fechas. Efectivamente, la estadística ha registrado un comportamiento predecible de nuestra economía, muy sometida a procesos cíclicos, con buenos datos asociados a las grandes fiestas anuales y al buen tiempo y peores en ausencia de grandes eventos y con estaciones lluviosas y frías.

 Abril es el segundo mes consecutivo en que baja el desempleo, tras las subidas de enero y febrero. El año pasado ocurrió prácticamente lo mismo, salvo que la subida del número de ocupados empezó en abril en vez de en marzo. Entonces, la mejoría se prolongó hasta el mes de julio inclusive. En 2013, los buenos datos se prolongaron hasta agosto. Conforme a las tendencias de los últimos años, es muy probable que el nuevo gobierno municipal que se forme tras las elecciones del 24 de mayo goce de unos meses de bonanza en materia de empleo, siempre en término relativos, ya que con cifras entre 80.000 y 90.000 parados y más en que nos hemos movido los últimos años hay que relativizar descensos que a la postre son de ida y vuelta.

 

Centrándonos en la estadística del pasado mes de abril,  todos los indicadores han sido favorables.  Por sexos, hay 38.204 hombres en desempleo ( – 1.071) y 46.992 mujeres (- 708).

 El paro cae en todos los sectores de actividad, especialmente en los Servicios, el termómetro de nuestra economía, que acumula el 75% de los nuevos ocupados en este mes. Los datos concretos son los siguientes: Agricultura, 1.493 parados( -64); Industria, 5.211 (-134); Construcción, 7.826 (-191); Servicios,  58.137 (-1.335) y el colectivo Sin Empleo Anterior, 12.529 (-55).

 Por edades, el desempleo se ha reducido en todos los grupos, especialmente en la franja de 25 a 39 años, que acumula el 55% de los nuevos ocupados. La distribución es la siguiente: Parados menores de 20 años, 1.442 (-4); de entre 20 y 24 años, 6.502 (-124); entre 25 y 29 años, 8.339 (-306);  entre 30 y 34 años, 9.204 (-356); entre 35 y 39 años, 10.767 (-322); entre 40 y 44 años, 10.841 (-291); entre 45 y 49 años, 12.078 (-127); entre 50 y 54 años, 10.958 (-139); entre 55 y 59 años, 9.317 (-45) y más de 59 años, 5.748 (-65).

 Si desglosamos el número de parados por grandes franjas de edad, hay un total de 16.283 desempleados menores de 30 años, cantidad que supone el 19,11%, ligeramente inferior a la existente en el mes de marzo (19,22%). Esta gran franja, que ahora se engloba bajo la denominación de paro juvenil, casi equivale a una quinta parte del total de los desocupados de la ciudad.

 La franja más lastrada por el desempleo es aquella en la que se incluyen las edades comprendidas entre 30 y 49 años, las personas en plena madurez, los mayores sufridores de la crisis económica. La situación va empeorando a medida que la edad es mayor, hasta llegar a los 12.000 parados entre aquellos con 45-49 años. No existe ninguna otra cohorte de edad tan afectada como ésta. En conjunto, la franja entre los 30 y los 49 años aporta 42.890 parados, que suponen algo más de la mitad del total (el 50,34%).

 Por último, el tercer gran segmento es el de los mayores de 50 años. En este conjunto, el grupo más afectado y segundo en la clasificación general es el de quienes se hallan entre 50 y 54 años: en total aportan 10.958 desempleados a las listas del paro. Todo el colectivo de parados mayores de 50 años  está compuesto en Sevilla capital por 26.023 personas y suponen algo más de un tercio de todos los parados (el 30,54%).

 DATOS DE LA PROVINCIA

 Al contrario que en otros meses en los que los datos de la capital eran mejores que los del conjunto de la provincia, en abril ha ocurrido al revés, al registrarse un descenso de 5.330 parados (un 2,15% menos que en marzo), con lo que el número total es ahora de 241.799.

 Hay menos hombres y mujeres desempleados que el mes pasado, con la siguiente distribución: Hombres, 110.576 (-3.606); mujeres, 131.223 (-1.724).

Por sectores, el único pero a la estadística provincial es el dato negativo (subida del paro) que se registra en el colectivo Sin empleo anterior, ya que en el resto baja el número de desocupados en todos, como se aprecia en el siguiente desglose: Agricultura, 14.838 parados (-1.072); Industria, 17.740 (-686); Construcción, 28.303 (-986); Servicios, 150.086 (-2.680) y colectivo Sin empleo anterior, 30.832 (+94).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *