El Ayuntamiento de Sevilla ha destinado 24 millones de euros a 3.147 contrataciones

El gobierno local, que preside Juan Espadas, también está haciendo su particular balance de sus dos primeros años de mandato, especialmente en materia económica y social, tanto por las exigencias de sus acuerdos de investidura con los hoy muy descontentos Participa e Izquierda Unida, como por tratarse de una prioridad en su acción, ya que inmediatamente antes de su toma de posesión en junio de 2015 había en la ciudad más de 85.000 parados.

En estos dos años, el equipo de Espadas estima que sólo a programas de empleo directo ha destinado 24 millones de euros -bien mediante convenios con otras Administraciones, bien con recursos propios- que han permitido la contratación de 3.147 personas.

Los programas más importantes en este sentido han sido el Emplea Joven y el Emplea 30+, dotados en conjunto con 14,7 millones de euros y que han permitido contratar a 1.022 sevillanos. También destacan tres ediciones del Pacas, con una dotación conjunta algo superior a los 5 millones y que permitieron 1.565 contratos.

Además, hay que incluir el Andalucía Orienta, el Integra 2016, el Codired para el Polígono sur, el Profea, el Vives Emplea y otros.

Otra de las políticas del gobierno local, dentro de las limitaciones impuestas por el Ministerio de Hacienda, ha sido tratar de reponer en lo posible las vacantes existentes en el Ayuntamiento y/o las empresas municipales y elaborar programas específicos. En este sentido se han realizado 1.106 contratos con medidas como la limpieza y mantenimiento de colegios (tres programas para 90 personas cada uno), programas para zonas con necesidades de transformación social y plan de choque de tramitación de licencias, entre otras medidas.

En su balance económico-social, el equipo de Espadas subraya que ha entregado en estos dos años 486 viviendas, de las que 146 lo fueron en venta y 340 en alquiler o en alquiler con opción a compra. Además del inicio de las obras para la regeneración de la barriada de Los Pajaritos, recuerda la bonificación del IBI para las viviendas sociales en alquiler, de las que se benefician 2.602 hogares (una reducción media de 220 euros anuales), la adecuación de las rentas a los ingresos de familias inquilinas de la empresa municipal Emvisesa (467 hogares), la negociación con los bancos para la cesión de viviendas y la reciente convocatoria de viviendas privadas para el alquiler social.

En esta línea se inscribe la apertura de la Oficina Municipal por el derecho a la Vivienda Digna, con el fin de evitar desahucios en la ciudad por causa de la crisis económica y que ha tramitado 570 expedientes en un año.

Se ha elaborado un Protocolo de actuación ante casos de desahucios en coordinación con los Servicios Sociales y otro de intervención y de informes de excepcionalidad, amén de la firma de un acuerdo de colaboración con los juzgados.

Asimismo, se han comprado 20 viviendas a través de Servicios Sociales para destinarlas a pisos de transición y se han otorgado 2.274.165 euros en ayudas al alquiler (2.306 beneficiarios) y 1.106.058 euros en ayudas para el pago de la comunidad de propietarios (1.853 beneficiarios).

Por otra parte, se han firmado convenios con compañías suministradoras de servicios básicos (agua, luz, gas) para evitar cortes de suministro y se han concedido para evitarlos ayudas por valor de 682.174 euros a 3.592 hogares en el caso del gas y de la electricidad y de 328.931 euros para el recibo del agua, con 4.261 hogares beneficiados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *