Mira quién baila

El alcalde envió con su firma el 7 de julio una carta-tipo a los sevillanos que han cumplido 65 años a lo largo del presente 2014 y en la que aprovecha la ocasión para, tomando como percha la clausura del programa municipal ‘Mayores de Sevilla, mucho que participar’, les invita a una Gran Gala de Música y Baile en la Plaza de España el día 25 de septiembre, “al son de numerosas actuaciones musicales”. Zoido se despide esperando contar ese día con la presencia de los destinatarios de la misiva, “para disfrutar de este reconocimiento público que la Ciudad de Sevilla le ofrece desde su más sincero agradecimiento”.

En relación con la ‘Gran Gala del Baile’ anunciada por el alcalde y/o el programa ‘Mayores de Sevilla, mucho que participar’, el Area de Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos, que dirige Beltrán Pérez, convoca aparentemente tres concursos a lo largo del verano, según se refleja en el Perfil del Contratante al menos hasta el 10 de septiembre:

1) Para la organización de un baile de mayores en la Plaza de España, por valor de 20.000 euros, con fecha 8 de agosto de 2014.

2) Para la organización, gestión y dinamización de un baile de mayores en la Plaza de España, por valor de 21.000 euros, con fecha 5 de septiembre.

3) Para el suministro de 10.000 lupas con funda para las actividades del programa de mayores que organiza el Area de Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos, con fecha 8 de septiembre y por valor de 3.388 euros.

LA LICITACIÓN

Tras oírse las primeras críticas a esta iniciativa, el concejal responsable del Area, Beltrán Pérez, ha declarado que se está dando una información “absolutamente inexacta, pues hay una licitación por importe de 20.000 euros para la contratación de varios artistas y de un presentador de primer nivel”.

Según el edil, hay que aprender a consultar correctamente el Perfil del Contratante, ya que se trata de la misma licitación que no puede sumarse por tanto dos veces, al haberse retirado una “en el mes de julio por errores en el expediente”.

Cabe exigirle al concejal que sea él quien aprenda a usar correctamente el Perfil del Contratante, ya que en el mismo han convivido como plenamente vigentes en la pestaña de Licitaciones hasta el 10 de septiembre las tres citadas y  ha inducido así a la confusión, ya que quien haya visto durante algo más de un mes los tres concursos como plenamente vigentes jamás podría haberse imaginado que uno de ellos había sido anulado.

Y no lo fue en el mes de julio, como afirma Beltrán Pérez, ya que el primer pliego se dio a conocer el 8 de agosto; el segundo, el 5 de septiembre, y el tercero, el 8 de septiembre, luego difícilmente pudo retirarse alguno antes de haberse convocado siquiera.

RENUNCIA

El 8 de agosto, casi un mes después de que Zoido enviara su carta a quienes cumplen o han cumplido 65 años a lo largo de 2014, el Area de Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos convoca un concurso para la organización de un baile de mayores en el que se requiere un presentador de reconocido prestigio, tres grupos musicales que amenicen el baile, la colocación de al menos 600 sillas y una larga serie de medios técnicos de sonido y demás.

Verosímilmente, dadas las características del mes de agosto en Sevilla y del riesgo de que la convocatoria no alcance el eco deseado, el concejal se percata de las limitaciones de los términos en que se ha redactado el contrato y, según hemos comprobado luego a raíz de sus palabras, con fecha 14 de agosto renuncia “al procedimiento de adjudicación del servicio de organización de un baile de mayores a realizar en la Plaza de España” y acuerda elaborar un nuevo pliego de prescripciones técnicas en el que se excluyan las prestaciones comprendidas en el contrato tramitado anteriormente (medios técnicos de sonido y demás) y se incluyan nuevas.

Así se inicia un nuevo procedimiento de licitación con nuevo pliego de prescripciones técnicas, reajustando el importe de licitación a las nuevas prestaciones y procediendo a su publicación en el Perfil del Contratante, con fecha 5 de septiembre.

ERRORES

Por tanto, ni se retira en julio ni se hace por corrección de errores, como puede comprobarse tanto en el nuevo expediente, donde no se dice nada al respecto, como en la práctica administrativa habitual cuando se detecta un fallo. Así, por ejemplo, en el BOE del pasado 10 de julio, se publica una corrección de errores observados en el Real Decreto sobre Medidas Urgentes para la Competitividad. Se subsanan citando el Real Decreto, los fallos detectados en el mismo y cómo quedan los textos una vez rectificados.

Nada de ésto se produce en el contrato que se licita el 5 de septiembre, que ve la luz en el Perfil del Contratante como si se tratara de uno distinto, incluso con diferente número de expediente, al convocado el 8 de agosto. Y como éste no se retira del Perfil del Contratante, Participación Ciudadana comete el error de mantener como vigentes dos convocatorias aparentemente distintas sobre el mismo tema del baile de la Plaza de España, con números, fechas y hasta cantidades también diferentes, induciendo a la confusión. Sólo después del 10 de septiembre, cuando sale a la luz el tema, es retirado el primer contrato, el de los 20.000 euros, para dejar como únicamente válido el de los 21.000, al contrario de lo dicho también por Beltrán Pérez.

EDAD EQUIVOCADA

En el pliego del 5 de septiembre hay tantos cambios que difícilmente puede hablarse de una mera corrección de errores, a la que nunca se alude. El título ya pasa a ser  además de “gestión y dinamización” del baile, se piden seis grupos musicales en vez de tres, la captación de mayores mediante la difusión del evento entre los colectivos que tengan relación con ellos (la denominada población ‘diana’) y actividades de dinamización, como un reconocimiento a las mejores parejas de baile, en línea con el concurso televisivo ‘Mira quién baila’.

Curiosamente, no se corrige el auténtico error existente: decir que el baile está destinado a los mayores que cumplen 85 años a lo largo de 2014, cuando el alcalde había enviado su carta a los de 65 años. ¿Están los mayores de 85 años en disposición de aguantar un baile de tres horas en la Plaza de España?

Beltrán Pérez también ha afirmado que “el Ayuntamiento está perfectamente facultado para informar a los ciudadanos de cuantas actividades realice” y que “el proceso de envío de las cartas ha estado perfectamente supervisado por los funcionarios”.

SIN NOTA OFICIAL

Se puede estar de acuerdo con su primera aseveración si no fuera porque en este caso no se trata de una información de tipo genérico que haya sido divulgada en nota de prensa por el Ayuntamiento, pese a que la iniciativa empieza a tomar cuerpo el 10 de julio y a la fecha sólo faltan diez días para la celebración del baile – un silencio hartamente llamativo-,  sino de una carta personal del alcalde dirigida sólo a quienes cumplen 65 años en 2014.

Y ¿cómo sabe el alcalde quiénes son los sevillanos que cumplen 65 años exactamente y puede así enviarles una invitación personal, como si les hablara en exclusiva a todos y cada uno de ellos? ¡Qué gran detalle! ¿Ha utilizado acaso la información contenida en el Padrón Municipal de Habitantes o en cualquier otra base de datos, arriesgándose así a una intervención de la Agencia de Protección de Datos? ¿Está en condiciones Beltrán Pérez de decir qué  funcionarios han supervisado y dado el visto bueno al envío de estas cartas personalizadas y comprobando de dónde han salido las direcciones y las fechas de nacimiento de los destinatarios?

DESTINO DEL DINERO

Durante estos tres años los sevillanos no han dejado de recibir desde el Ayuntamiento el mensaje de la necesidad de todo tipo de recortes en los servicios públicos debido a la falta de dinero por la crisis. Así, por ejemplo, no había dinero para ayudar a las cabalgatas de los barrios o para abrir las bibliotecas públicas por las tardes. Y, sin embargo, a tan sólo ocho meses de las elecciones municipales sí hay fondos (que sean 44.000 ó 23.000 es, en el fondo, lo de menos) para organizar un baile claramente populista en la Plaza de España como “reconocimiento público” a quienes cumplan 65 años.

¿ Y qué? ¿Cuál es el mérito en un país en el que la esperanza de vida según el INE es de 82 años? ¿Por qué no gastar dinero también en reconocer a los que cumplen 60 años, 50, 70, 83 e incluso 18 años por alcanzar la mayoría de edad? ¿Cuáles son las prioridades para el uso de los fondos públicos?

Curiosamente, nunca antes en los tres años del mandato el gobierno municipal se acordó de esta manera de los mayores, salvo ahora, con las elecciones en lontananza. Las intenciones se traslucen demasiado.

La iniciativa, por otra parte, parece más propia de épocas pretéritas y de núcleos menores de población que de una gran ciudad como Sevilla, capital de Andalucía y que aspiró a serlo del Sur de Europa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.