Hacienda podría usar drones para rastrear 109.000 inmuebles en Sevilla

CATASTRO

La regularización catastral afectará a once municipios de la provincia

PLAZOS

La inspección empezó con el nuevo año y durará hasta el 30 de noviembre

ONCE MUNICIPIOS

Alcalá de Guadaíra, Tomares, Aznalcóllar, isla Mayor y Estepa están en la lista

 

El Ministerio de Hacienda ha incluido a once municipios de la provincia de Sevilla, que en conjunto tienen 180.000 habitantes y en los que hay construidos unos 109.000 inmuebles, en la lista de 1.280 de toda España en los que desde principios de año aplicará una regularización catastral para la que incluso se está valiendo últimamente de drones para comparar desde el aire la concordancia entre la realidad física y la declarada.

Los técnicos del Ministerio se valdrán desde visitas a pie de calle hasta la comparación de fotografías aéreas e inspecciones más detalladas mediante el uso de aviones no tripulados o drones para revisar de oficio la situación de las viviendas, garajes y posibles construcciones de cualquier tipo que existan en los municipios sevillanos de Alcalá de Guadaíra, Aznalcóllar, Castilblanco de los Arroyos, El Cuervo, Estepa, Fuentes de Andalucía, Isla Mayor, La Luisiana, Lora del Río, Tomares y Villaverde del Río. La inspección se inició con la entrada del nuevo año 2017 y durará hasta el 30 de noviembre.

Se revisarán los inmuebles para verificar si están registrados de forma completa y correcta en el Catastro de la Propiedad y para ver si en el tiempo transcurrido desde la última revisión se han añadido nuevos elementos como cierres de terrazas, trasteros, garajes y hasta piscinas en las parcelas o jardines.

Si los inspectores hallan irregularidades, las regularizan y cargan a los propietarios responsables una tasa de 60 euros.

Además, si la vivienda ha sido ampliada de forma irregular y tiene por tanto más metros cuadrados que los declarados oficialmente, eso significará que aumentará su valor catastral, con otras consecuencias.

El Ayuntamiento incrementará el importe en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles o IBI y reclamará al propietario el pago por ese incremento del valor no declarado en los años anteriores.

Por ende, los propietarios descubiertos sufrirán la actualización de los valores catastrales que para el año 2017 aprobó el Gobierno de la nación mediante un Decreto Ley el 2 de diciembre del año pasado.

HASTA PISCINAS

Por las inspecciones realizadas en otros municipios españoles en campañas anteriores de revisión se estima que podría haber entre un 8% y un 10% de obras nuevas no declaradas. A título de ejemplo, en el municipio valenciano de Segorbe, Hacienda detectó irregularidades en 892 de los 11.150 inmuebles revisados, de las que 153 correspondían a piscinas que no figuraban en los Registros oficiales.

En las notificaciones que haga Hacienda a los propietarios se incluirá un Código Seguro de Verificación que permitirá consultar a través de Internet cómo era el inmueble antes y después de la revisión efectuada.

Ahora bien, Hacienda no es infalible y se han dado casos en que ha contabilizado como ampliación irregular de superficie de viviendas lo que no eran más que toldos, sombrillas, muebles de jardín, viseras y otros elementos, por lo que los propietarios harían bien a su vez en supervisar detenidamente las notificaciones que reciban, por si fueran erróneas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.